AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 26 de julio de 2013

Varuna Agnimitra 6 de agosto de 2012

audio
http://www.yakitome.com/YAKiToMe/en/static/data/audio.name/84/audio.name.84b96ae760a56f3d.617564696f2e6d7033.mp3?attachment

Saludos Hermanos y hermanas.

Me llamo Varuna, y vengo del Retiro intraterreno de Ibez. Vengo esta noche representando el Centro Planetario Iberah

Iberah es el fuego de la Transubstanciación. Iberah es este Fuego que enciende el Corazón, como también se enciende en su sacro, en la base de las estructuras, físicas.

Iberah, éste fuego tiene entonces el papel de remodelar esta materia, pero mucho más que eso, es una remodelación que: ¿cuál es la palabra que ustedes usan? Es una transformación, una transmutación, ¿no es así? Pero más allá de esta transmutación, que aún es superficial, ya que sólo representa un cambio de forma, Iberah como Fuego Sagrado, es Transubstanciación.

Esto, en la experiencia de ustedes representa; que esta materia que se cree separa es completamente disuelta y renace en un estado completamente diferente. Incluso en una forma diferente, en un modo de funcionamiento completamente diferente. Este fuego está en acción hoy más que nunca, y sólo tendrá sentido para la mente de ustedes que siempre transita de un pasado a un futuro, ¿no es así?

Este fuego de Transubstanciación es también su verdadera Esencia, si ustedes necesitan poner palabras sobre eso.

Iberah, es este aspecto de vuestra Esencia.

lberah es ese aspecto del Espíritu Planetario, donde acontece la transubstanciación, donde el campo de percepción separado es disuelto, completamente disuelto. Y renace, resurge en un modo de funcionamiento completamente diferente, y completamente desconocido de lo que era experimentado durante la separación, o separación aparente.

Así que este es un aspecto de Iberah muy físico, muy objetivo.

Vamos a tratar ahora de aproximarnos de Iberah, según la frecuencia y la vibración de los hermanos del Cisne, que también estuvieron con ustedes pasándoles la misma enseñanza, a través de otra forma de perspectiva.

Segundo, de acuerdo a aquel que nadie sabe qué es o quién es, pero que se presentó cómo Velador, o Pensamiento Creador, es quien construye un perceptor para hacer la experiencia en el campo de la materia que se cree separada. Entonces, este Perceptor es un átomo, un núcleo de esta materia que se cree separada. Y la única función, la única misión, si nos atrevemos a usar esa palabra, es que el Pensamiento Creador a través de este Perceptor realiza su Deidad, realiza su Eternidad en cuanto ocupa este núcleo de materia que se cree separada.

Este núcleo de materia que se cree separada no es este cuerpo físico, ni estas estructuras sutiles que ustedes le dan el nombre de emocional y de mental. Este núcleo de materia separada, es el mismo Perceptor que está por detrás de esto, ¿no es así?, de estos velos de la materia que fueron construidas por el propio Perceptor, a lo largo del experimento de éste mismo, a medida que este Perceptor daba forma, color, y olor a este experimento.

Este núcleo de la materia que se cree separada será redimida en este momento por la realización de la conciencia de su Eternidad, su Deidad. Esta redención es el proceso de Transubstanciación que acontece en el Fuego de Iberah.

En otra oportunidad en que estuve entre ustedes, creo que traté un poco de esto, del papel de Iberah como un punto sin circunferencia, un completo vacio para los ojos de la mente, una completa nada para el intelecto humano, el Absoluto.

Iberah es esta frecuencia, que no es más una frecuencia, donde la conciencia accede al Absoluto, que está más allá de la misma, está más allá de todo. Y en este momento, los Fuegos de Iberah ya en acción, a lo largo de este proceso de despertar, de acordar, incluso de realizar el Ser, Iberah enciende y aumenta la potencia de este Fuego, transformando este núcleo de materia (que ahora se haya dado cuenta de su Unidad, pero que todavía percibe formas y límites y pone esta materia en otro estado), y la coloca en su debido lugar, coloca esta materia de vuelta al Corazón del Universo.

A partir de ahí esta materia, este núcleo que fue asumido por este Pensamiento Creador, lo que ustedes llama Espíritu, este núcleo de materia está totalmente libre, está totalmente conectado y lúcido de esta conexión con el Corazón de la Danza, con el Corazón de los Mundos. Y es completamente libre en esta conexión, precisamente, lo que esta conexión le permite, que es estar dentro del flujo de la propia danza y servir a esta Danza.

Para ustedes esta visión, que parecer muy abstracta y muy distante, está siendo experimentada en este momento, tanto como representaciones físicas y objetivas, que son estos fuegos que suben desde la base de la columna vertebral a la parte superior de su cabeza, y por los colapsos del campo de percepción, los accesos a estados inusuales de conciencia y este conocimiento tratado hoy en medio de ustedes, no es lo mismo. Este conocimiento silencioso del Corazón, esa visión del Corazón que no se sirve de imágenes, que no se sirve incluso de palabras, que les habla íntimamente, ese hablar que no permite que se mantengan dudas y cualquier cuestionamiento.

Este Fuego de Iberah se presenta de varias formas en este último aspecto de transubstanciación, en este aspecto penúltimo de realización, de trascendencia, y hasta este aspecto último, Iberah es el Fuego es su inspiración, el Fuego discreto, o Fuego suave, pero un fuego a veces extremadamente violento, tan violento que el poder de este vacío es capaz de mover el campo de percepción y mover el campo de percepción incluso colectivo. Y esta aspiración es capaz de mover su campo de percepción, y mover incluso el campo de percepción colectivo.

Y esta inspiración es capaz de abrir una puerta directa de acceso y de contacto con la verdadera realidad, y es tal vez en este impulso de inspiración que vengo a transmitirles estas palabras y, más allá de eso, ésta Vibración respeto a Iberah para que en ustedes surja la lucidez y claridad con respecto a esta inspiración, con respecto a esta tensión al Ser, para que su atención se vuelva y entre en contacto con eso, se embeba de eso y permanezca en él, y sea llevada por este flujo hasta su propio Centro.

Los fuegos de Iberah están sueltos por la Tierra, los Fuegos de Iberah tienen su representación en los cuatro elementos, tienen su repres3eentacion en loa Cuatro Ángeles de los Elementos que en este momento circulan por la Tierra preparándola para su liberación final, preparándola para su instante último de transubstanciación.

Estos cuatro Elementos, aspectos de Iberah, se hallan y residen en ustedes, en todos los niveles materiales y de consciencia porque todo hace parte del mismo Uno. Depende de ustedes relacionarse con estos cuatro elementos, con estos cuatro aspectos en Iberah en ustedes, acercándose a estos cuatro aspectos de Iberah, para reunificarlos en su Corazón, para que se den cuenta y realicen que el Éter ya está ahí, ya que los cuatro Elementos en la Tierra, como en ustedes ya están reunificados. Solo falta que quiten la venda de sus ojos y para eso nosotros ofrecemos el Fuego de la Inspiración, no para que se saquen la venda de los ojos, sino para que quemen los ojos y la venda también. Porque mientras haya ojos para ver algo, habrá posibilidad de estar ciegos, pero si ustedes no tuvieran más ojos, no podrían ser ciegos y ninguna venda podría colocarse sobre ellos.

Acepten silenciar su percepción.

Acepten silenciar su percepción en el núcleo de su Corazón, en el Fuego de esta inspiración, en el contacto con el Espíritu, en el Amor de su Divina Madre y su Divino Padre Divino, que Son su Esencia Última.

Acepten o rechacen no hace diferencia, todos serán conducidos el seno del Padre, esto es cierto.

Estas son las palabras que tengo que transmitir con la vibración de Iberah, en este momento les pido que hagan silencio, que se recojan hacia el interior de sí mismos para recibir la transmisión vibratoria de Iberah a través de Ibez, que es el núcleo catalizador de este Fuego y lo transmite a su conciencia para que puedan soportar la impetuosidad de este Fuego.

Acojan en silencio y receptividad la bendición de su propia Esencia.


Transcripción: Maryam
Comentario: Agnimitra. Antena-protecao.blogspot.com.br
Traducción al español: H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada