AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 27 de julio de 2013

Serie de Alineamientos con los 4 Elementos de Abril 2013. Agnimitra Om. Abril 2013. Con Audio. ¡Compartir!!!

ALINEACIONES Y ENCUENTROS 1. Mensaje de Agnimitra Om 1 de Abril 2013


http://agnimitra-om.blogspot.com.br/2013/04/alinhamentos-e-contatos-imediatos.html
Traducción: OD
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com

Audio
http://www.yakitome.com/YAKiToMe/en/static/data/audio.name/be/audio.name.befb33cdcf9d26a4.617564696f2e6d7033.mp3?attachment

En respuesta al llamado de la Consciencia Indígena y como parte de preparación para la visita al Estuario de Ibera, hoy iniciamos – Elora, una hermana que irá conmigo en este viaje y yo –una serie de alineamientos con los Elementos. La Fluidez de luz también actuó para proporcionar este movimiento y poco a poco los recursos van surgiendo y las situaciones van siendo aclaradas para que este impulso se manifieste.

Realizamos nuestras prácticas devocionales, como de costumbre, a las 18 horas y a media noche. Cada día comulgaremos con un elemento determinado. Las directrices llegaron esta tarde. El primer alineamiento de hoy – a las 18 horas – fue con el elemento Agua, a través de la clave vibral transmitida por una de las hermanas de Tumaní: Swânlimi Maní Quénsi.

En la práctica devocional de media noche continuaremos comulgando con este elemento, que ya en la alineación realizada al rato nos envuelve en una onda de fluidez y profundidad, atributos que este elemento nos comunica a través de la Consciencia Indígena activa en este momento.

En los próximos días, los otros elementos serán la tónica de los alineamientos diarios, concluyendo el viernes con el Éter. Hasta ahora es lo que hay respecto a la disposición de los alineamientos en relación con los días de esta semana. A medida que estemos experimentando e impregnando de la Presencia de estos elementos, compartiré aquí las experiencias. La Consciencia Indígena está basada en el contacto con los elementos a través de la Naturaleza. La simplicidad y la dulzura (con la fuerza adecuada, muchas veces necesaria) son las vías de este contacto y de fusión de los elementos como es enseñado por los hermanos y hermanas que representan esta Consciencia Indígena al lado de la humanidad de la superficie.

El Agua, matriz de vida, nos enseña que la facilidad con que transponemos los obstáculos aparentes, depende exclusivamente de la flexibilidad con que nos colocamos ante cada situación de la vida. Esta flexibilidad, y la capacidad misma de la entidad humana de ser flexible, nacen de la aceptación. Esta aceptación, sin embargo, no es asimilada inmediatamente por la entidad humana. La individualidad, porción de materia que se cree separada, es conducida a darse cuenta de la Unidad a medida de que el que percibe – el alma – se voltea de la experiencia de la ignorancia para el Conocimiento de Sí, a través de la aspiración, devoción y sabiduría práctica.

Así, a medida que el que percibe voltea su atención para el núcleo de Vida pulsante en su centro, la entidad humana, el “yo” activo en este escenario físico, es bañado por esta aceptación y expresa una posición flexible ante de la vida. La aceptación se revela como una Lucidez que minimiza todo desgaste de resistencia y que ve el principio de Fluidez y Facilidad incluso presentes aún en este escenario físico donde la entidad humana cree existir y actuar.

Simplicidad es percibir y aceptar esta Fluidez y adherirse a ella incondicionalmente. Simplicidad también es la fe que nace de la experiencia directa, de que la Vida, (con todos sus elementos) no está constantemente tramando para “fastidiar”, sino siempre nos ofrece las mejores condiciones para una realización en la materia, del estado de SER. ¿Qué otro estado puede nacer de esta Simplicidad sino la Alegría de ser amado y amar libremente?

Quiero aprovechar este espacio también para responder a una pregunta enviada por una hermana esta tarde.

Su pregunta se refiere a la posibilidad de que entidades –consideradas extraterrestres – como los Vegalianos, por ejemplo, aterricen con sus naves (cualesquiera que sean) y establezcan contacto directo.

Yo entiendo que la mente, cuando no rechaza tal posibilidad por miedo o desdén, anhela una experiencia así. En la imaginación todo es siempre grandioso y maravilloso. Pero la mente desconoce en gran parte los efectos prácticos de tal contacto.

Cuando nos asustamos con un colega o familiar que surge inesperadamente en la oscuridad, al punto de estar enojados y con taquicardia, ¿cuál no serían los efectos de un contacto directo con una entidad biológica o no, extraterrestre?

Nuestros cuerpos físicos, después de la liberación del planeta, están siendo tratados y trabajados cuidadosamente para acoger cada vez más información y despertar las capacidades latentes de expresión multidimensional. Pero hoy en día la mayor parte de los cuerpos es muy frágil y no posee el nivel necesario de transparencia para ser expuesto directamente a una irradiación tan potente por lo que respecta a la que irradian los cuerpos completamente transparentes. Sin considerar los choques psicológicos – para aquellos que todavía tienen una estructura psicológica, risas – los efectos vibratorios, o más bien, moleculares y energéticos, de un contacto directo con cuerpos unificados de otro campo de vida, aún serían atroces para la mayor parte de las entidades humanas.

¿Es posible tal contacto? Si, es posible. Pero solo en la medida en que es viable. Muchos seres hoy están extrayéndose de este campo de vida, la excusa: muerte. En muchos casos, meramente, lo que ocurre es que es permitido que el cuerpo sea golpeado más intensamente o violentamente por esta consciencia multidimensional o completa, y el cerebro, corazón y sistema nervioso no consiguen ajustarse y asimilar la cantidad de Fuego vehiculada, entrando en colapso y permitiendo la extracción o muerte. Si nuestros cuerpos tienen dificultad o resistencia en acoger nuestra propia vibración, la consciencia que somos, totalmente, que decir de un contacto directo, físico, con un cuerpo transparente en términos de irradiación y expresión de la consciencia plena.

El contacto que debería ocupar nuestro tiempo, atención y el mismo deseo es el contacto con lo que somos. La consciencia que somos es la consciencia de todo lo que es. La vida que somos es la vida detrás de todo. Ningún otro encuentro vale la pena de ser vivido sin que primero tratemos de encontrarnos y fundirnos con el Fuego Primordial que somos. Realizar el Sí mismo es dar-se cuenta de lo que se es. Realizar el Sí mismo es hundirse cada vez más hondo en el misterio de nuestra Seidad, en el silencio y en la devoción, en la lucidez y la aspiración. En el centro de nuestra existencia – es decir del Ser iluminado sin límites – encontraremos todas las formas de expresión de la vida, miríadas de hermanos y hermanas, actuando en este campo de vida y en multitudes de otros y viviremos tales experiencias en la misma simplicidad y sentido de servicio-amor con que esta Vida abarca cada expresión suya aquí mismo, en este campo de vida.

La atracción por lo grande es fácilmente comprensible por la mente y toda entidad humana sabe lo que eso es La atracción por lo pequeño, por lo simple, sin embargo, es difícil de entender. Mas el Corazón es simple, silencioso, humilde. A partir de ahí se explican muchas cosas...

Agnimitra, 01 de abril 2013



CLARIDAD Y LENTES ROTAS 2. Mensaje de Agnimitra Om. 2 de Abril 2013

http://agnimitra-om.blogspot.com.br/2013/04/clareza-e-lentes-partidas.html
Traducción: SM
Http://mensajes-interdimensionales.blogspot.com

El caleidoscopio gira rápido, las lentes se están rompiendo, astillándose en mil pedazos.

Hace poco se ha terminado la práctica devocional de las 18 h. El alineamiento fue con el elemento Aire. Este alineamiento, con todo lo que este elemento transmitió, se relacionó de forma muy interesante con algunas experiencias de esta madrugada.

En un momento, ya después de media noche, un Hermano representante de la Conciencia Indígena en Meruêni se aproximo y transmitió un impulso por medio de una única frase: “Procure el lugar que no es perturbado por el barullo de tantas voces”. La frase debía y fue transmitida a una hermana. Minutos después, Azul se manifestó por medio de una intervención (no fue grabada). En su conversación con Elora, entre otras cosas Azul apuntó la urgencia de volverse hacia Claridad en vez de intentar ver las cosas con claridad.

Según Azul, la entidad humana no puede ver con claridad y es inútil debatirse en la tentativa de ver las cosas con claridad, sirviéndose de los instrumentos humanos de percepción. Mucho más simple y lógico, dice él, es realizar la Claridad que se es, entonces se percibirá que toda la danza de manifestación, ocurre en esta Claridad, en este “lugar que no es perturbado con tantas voces”.

En el alineamiento de hoy, el elemento Aire nos envolvió. Su paso fue suave, pero dejó un rastro de destrucción (risas). Muy natural. Los atributos apuntados por la Consciencia Indígena para nuestra comunión con el Aire fueron Claridad y Resonancia.

Ambos atributos parecen transmitir mucho más el aspecto suave y simple del elemento Aire que su lado devastador y desconstructor. Sin embargo, no debemos engañarnos por La comprensión superficial de estos atributos.

Volverse a Claridad puede ser y es un hecho radical. Al final en esta experiencia la entidad humana se acredita algo en relación con otros algos. Bajo esta apariencia de olvido la mente puede considerar, más difícilmente vivir lo que significa suprimir la distancia entre los algos: unidad. Por lo tanto, intentar ver con claridad es el movimiento natural de la mente, que se apropia de un objeto- persona o evento- para comprenderlo racionalmente. Pero si fuéramos lógicos realmente, percibiríamos que “ver con claridad” significa una cosa: La capacidad de comprender y procesar nuestra propia versión o interpretación de los hechos.

Si cuando observamos una situación no conseguimos verla con claridad, indica que no podemos construir la verdad como una interpretación respecto de la situación, o que no conseguimos comprender la interpretación hecha por la mente.

Luego llegamos a La conclusión de que realmente, como entidades humanas, no sabemos nada respecto a que es esa Claridad.

Entonces ¿cómo volverse o darse cuenta de que somos la propia Claridad?

El impulso transmitido por nuestro Hermano representante de la Conciencia Indígena de Merueni responde muy bien a esa cuestión, aunque no es una fórmula para alcanzar lo que parece ser un objetivo. Ella dice: “Procura el lugar que no es perturbado con tantas voces”.

Todos los caminos propuestos a lo largo de La historia humana para La Realización del Ser tienen como base la Auto percepción (o cualquier otro nombre que ese movimiento de volverse hacia Sí reciba). La frase del Hermano de Merueni es una forma muy bella, poética, pero ante todo sencilla, de indicar esta misma Auto percepción.

La entidad humana que en la mayor parte del tiempo acreditamos ser, es un conjunto de voces, usualmente intentando expresarse al mismo tiempo. Hay la voz del bien y del mal, la del deseo, la de la moralidad, la del apego, la de la auto preservación, etc. todas estas voces coexisten en lo que vulgarmente llamamos mente, una capa de materia que se cree separada, constituyente de la personalidad- una capa física, pero menos compacta, sutil.

El lugar que no es perturbado por todas estas voces es el espacio más Allá de La mente. El término “más Allá” en tanto transmite una Idea de distancia, de transcendente. Aunque el que percibe sea transcendental en relación a la personalidad (que es La estructura de su expresión), no se puede decir con exactitud que el que percibe, este más Allá de la entidad humana, sino que es el tronco, el núcleo, el centro de la entidad humana. El que percibe, el espacio donde la percepción ocurre, ninguna voz produce ruido, la única voz en resonar allí es la voz del Silencio. La Auto percepción, en otras palabras, es el movimiento de atención e intención en dirección a Sí, al propio percibidor. El espacio vacío de elementos de conflicto o que atraen, donde todas las voces se resumen en una única Voz, donde La Claridad es consecuentemente donde todo existe claramente, sin sombras, sin distorsiones.

Este movimiento de ir en dirección a Sí, o mejor, el proceso de darse cuenta del Ser que se Es, representa para el que percibe, la sacralización de la porción de materia separada que le anima, la inmortalización de la entidad o además la reunificación (llamada también ascensión).

Hablé mucho sobre este elemento Aire que es la Claridad, y ¿qué es la Resonancia?

Poco se puede decir al respecto de este otro atributo, sino que es la propia acción del que percibe disolviendo la distancia, la separación, que la materia que se cree separada ve entre sus elementos. La Resonancia, cuando se integra conscientemente, permite a la propia entidad humana participar de la Claridad que Es, más allá de volver a la entidad humana leve y receptiva. La Resonancia es el Amor consumiendo las capas de ignorancia de la mente, transformándolas en Sabiduría.

Por hablar de todo eso... La llave de comunión con El Elemento Aire, pasada por las hermanas Del Retiro Intraterreno de Tumaní es: Siliáli Bhuphení Duáli*.

*Bhupheni – *la H se pronuncia de forma aspirada, como en Eckhart

Agnimitra, 02 de abril de 2013.


PAUSA EN EL UTERO DE PIEDRA 3. Mensaje de Agnimitra Om. 4 de Abril 201

http://agnimitra-om.blogspot.com.br/2013/04/pausa-no-utero-de-pedra.html
Traducción: SM.
Http://mensajes-del-espiritu-2013.blogspot.com

Tal vez ustedes ya hayan percibido lo fácil que es adherirse a un movimiento colectivo de furia, frustración, rabia o miedo. Son centenas de nombres para diversos estados emocionales que extienden como fuego en hojas secas.

Cuando los sentidos están inflamados y los cuerpos se agitan en el círculo vicioso de las emociones, la tierra ofrece el mismo soporte que ofrece la vida manifiesta en su superficie: una pausa en el útero de piedra. Cuando hay un incendio en la floresta, el solo acogerse dentro de sí las simientes de vida, resguarda estas simientes en su Quietud y les ofrece Sustento. La vida se recoge y silencia. El reposo es necesario, el recogimiento llama y los elementos de vida obedecen. La Tierra entonces, los acoge, cuidando, alineando y preparando estos elementos para la manifestación del propósito.

Hoy en nuestra práctica devocional la vibración del elemento Tierra no envolvió como solo envuelve una simiente dándole una pausa en el útero de piedra. La Consciencia Indígena acoge a la humanidad en estos días, mediando la intensidad del Fuego de Iberah que engolfa el planeta. Así los atributos del elemento Tierra (Quietud y Sustentación) son esenciales y de gran valor para la propia entidad humana. El conflicto y la atracción por el estado exaltado de los sentidos son aplacados por la acción de este elemento. La comunión con la Tierra nos proporciona alineamiento instantáneo con la fuente de Paz y de Silencio dentro de nosotros.

Como por una madre, somos envueltos por la energía de este elemento y después todo sufrimiento, todo deseo, toda inquietud son olvidados; así queda pulsar el sosiego del Corazón de Gaia, acunándonos, confortándonos.

En nuestro alineamiento con el Elemento Tierra, usamos la llave mántrica pasada por las hermanas del Retiro Intraterreno de Tumaní para la comunión con este elemento: Overón Asílin Órevon.

Agnimitra 4 de Abril 2013


FUEGO DE CHIMENEA 4. Mensaje de Agnimitra Om. 4 de Abril 2013
http://agnimitra-om.blogspot.com.br/2013/04/fogo-de-lareira.html
Traducción: OD
http://mensajes-interdimensionales.blogspot.com

La práctica devocional de hoy fue teñida por el elemento Fuego. Durante todo el día sentí la acción de este elemento de forma muy simple, muy dulce. El Fuego en general es asociado a transformación, destrucción y otros términos que evocan su aspecto violento. Sin embargo, este mismo elemento despierta una devoción y, como es transmitido por la Consciencia Indígena, una devoción que no encaja en los parámetros religiosos a los cuales está palabra generalmente es asociada. Esta devoción se expresa como entrega y una comunión cálida. Aquella entrega simple cuando se está tranquilo al lado del fuego en una chimenea, una comunión donde se vive en el calor del abrazo del que se ama.

La comunión con el Fuego nos despierta para la vivencia de que la entidad humana, ego, personalidad –cualquiera que sea la palabra que se use para denominar este núcleo de consciencia percibida como separada de lo divino, de lo transcendente – no es más que una entidad imaginaria, que somos nosotros, siempre nosotros detrás de todos los nombres que creamos para denominarnos: ego, dios, espíritu, alma, percibidor, divinidad.

No hay nada ni nadie aparte de este Ser que pulsa en nuestro interior. Pero las palabras no permiten comunicar la esencia de esta posición (o a-posición), o incluso dar un vislumbre del sentido de Unidad que permite atravesar el umbral de separatividad y develar la realidad de que somos el Ser, eterno y puro, donde todo acontece, donde todo finalmente se disuelve.

A pesar de las palabras de naturaleza mística del último párrafo, la experiencia de hoy con el Fuego no puede ser descrita – sin distorsionar su sentido – como mística. Al contrario, fue bien humana. En el momento en que nos damos cuenta que el personaje humano es esta burbuja imaginaria y en la quietud del Ser nos abrimos hacia este Fuego, esta burbuja comienza a perder su solidez. Lo que esta burbuja contiene, en lugar de ser descartado, es reunificado con lo que está más allá de ella. El Ser humano, con todas sus gradaciones de color es comprendido y aceptado como es, por lo que es: una forma de expresión del Ser Inconcebible. ¡Ah! La poesía transpira de este humano, la belleza brilla a través de la superficie frágil de la burbuja. ¡Todo es sagrado!

¿Cómo esto no puede resultar en entrega y comunión? Entonces el Silencio está aún más presente, el Amor arde más intenso, la Paz irradia constante. Todo esto en la Alegría nacida de la aceptación de la perfección de todo. Y la entidad humana, una frágil burbuja, es henchida por un sentimiento por un sentido de Completud, de “nada falta”, y la atención se vuelve siempre en el Amor y Gratitud a este Fuego que arde en el centro del pecho.

*La clave mántrica de alineamiento con el elemento Fuego, como fue aprobada por las hermanas del Retiro Intraterreno de Tumani, es: Khalismâni Tanquín. (La ‘h’ es pronunciada aspirada como en Eckhart)

Agnimitra 4 de Abril del 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada