AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 27 de julio de 2013

MADRE (compañera de Sri Aurobindo) 29 de Abril 2011


Original en Francés.
Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera.
Audios

http://www.yakitome.com/YAKiToMe/en/static/data/audio.name/9c/audio.name.9cc0ad5633efc61c.617564696f2e6d7033.mp3?attachment

http://www.yakitome.com/YAKiToMe/en/static/data/audio.name/be/audio.name.be4cd77157dad8b9.617564696f2e6d7033.mp3?attachment


MADRE (compañera de Sri Aurobindo)
29 de Abril 2011

Mi nombre era Madre, yo guardaré ese apodo. Hermanos y Hermanas amados, gracias por vuestra presencia, gracias por vuestra acogida. Vengo a expresarme como Estrella de María sobre la Atracción. La Atracción es lo que permite salir de la Ilusión y de volver a entrar en la Verdad. Eso requiere, de mi parte, en primer lugar de aclaraciones en cuanto a las definiciones de estas palabras. La Verdad de la que hablo no es la Verdad del otro ya que, en efecto, cada uno tiene su propia verdad, que no es la verdad del otro. Yo hablo, obviamente, de la Verdad absoluta, la de la Luz y de sus cualidades. Las cualidades de la Luz siendo la Transparencia, la humildad, la Simplicidad y la Inteligencia. La Inteligencia no teniendo nada que ver con la inteligencia humana.

Como se los ha sido dicho por NO OJOS, el eje VISION-ATRACCIÓN, ha representado el eje sobre el cual se basó el encerramiento, oponiendo la Atracción a la Repulsión. La Atracción de la que quiero hablarles es bien diferente de la Seducción o del impulso. La Atracción de la que hablo conduce a la Intención y a la Atención de la Luz y de la Verdad absoluta. La Verdad absoluta está vinculada a las cualidades intrínsecas de la Luz, del Amor y no tiene nada que ver con vuestra verdad personal, la verdad de cada uno o eso que puede concebirse en cuanto al Amor y a la Luz, o percibido en cuanto al Amor y a la Luz. La Atracción de la que hablo es la del Corazón, directamente conectada a la visión del Corazón, al Fuego del Corazón, viniendo a romper el Fuego Luciferino, el Fuego del deseo.

Esta Atracción no es una acción. Esta Atracción se acerca a lo que se llama Ahimsā, es decir el no-deseo. El no-deseo no es ocultar sus deseos. El no-deseo no es un deseo obligado. El no-deseo es un estado directamente conectado a la Visión del Corazón permitiendo establecerse en la Unidad, en la Profundidad y permitiendo superar la verdad personal y la ilusión personal. La ilusión personal está constituida de la ilusión de la personalidad, de la ilusión del Yo, de la ilusión de los impulsos, los deseos existentes en toda vida humana, a partir de su presencia en este mundo. Este mundo es Ilusión, Maya. El está conducido por el deseo existente en el eje desviado Atracción-Visión. Ese círculo vicioso, ese encerramiento, como lo saben, está roto. El encanto se rompe para algunos habiendo descubierto la Dimensión de la Eternidad, llamada Êtreté, Fuego del Corazón, Fuego del Espíritu. La Atracción de la que hablo es entonces un estado de no-deseo, no confundir con el deseo del ego, el impulso del ego, la seducción del ego. El no-deseo es un estado de espera, es un estado de vacuidad donde la luz puede actuar, donde se revela entonces el Fuego del Espíritu (por la Inteligencia, la Humildad, la Simplicidad) que viene a substituir, diría, cuerpo y bienes, a las acciones de la personalidad.

El Fuego del Corazón, cualquiera que sea su lado ardiente, viene a poner fin al Saṃsāra, a la ilusión y a Ahimsā, el deseo. En este estado predomina eso que es llamado la Alegría, el Samadhí, la Paz. Es un estado de plenitud, llamado también de exhaustividad o perfección, donde nada más puede desearse fuera de sí. La Realización de Sí, nada tiene que hacer de la acción y con todo ella es acción. La Realización de Sí nada tiene que hacer del deseo. Ella vuelve a entrar en la Atracción ineludible de la Luz para el que vive en la Humildad, la Simplicidad y la Inteligencia. La Ilusión está vinculada al deseo, la falsificación de la ATRACCIÓN-VISION habiendo reemplazado el eje AL-OD, habiendo creado, literalmente, la personalidad encerrada, cortada, separada de la Fuente y del estado de Plenitud. La personalidad está, y estará siempre, marcada, por ese principio de encerramiento, por la no-satisfacción de los deseos reproduciéndose ad infínitum, cualesquiera que sean estos deseos. Digo bien cualesquiera que sean estos deseos. Que esos deseos se experimenten al nivel de las inclinaciones llamadas bajas (como las drogas, como el alcohol, como la sexualidad de tipo animal), como los deseos los más elevados (espirituales, entre otros, esotéricos, si lo prefieren).

Muchos de los maestros, de SRI AUROBINDO, habían dicho: El estado de no-deseo es indispensable para la realización del Ser. Aclarar los deseos, cortar los deseos no desemboca sobre el no-deseo sino permite acelerar el proceso de no-deseo manifestándose en el Fuego del Corazón. El no-deseo es el estado donde predomina la Atracción pura de la Luz, no como investigación exterior, no como concepto, no como percepción sino como un estado de Plenitud acompañándose, al nivel de la Consciencia, de un sentimiento de vacuidad, permitiendo el establecimiento, debido a esta vacuidad, del estado Sat Shit Ananda.

La Atracción, cuando ella rompe el círculo vicioso de la Ilusión, de los deseos, va a permitir rectificar el Eje y a volver a poner la Cruz de la Redención existente. Eso pasa por supuesto, por una Virtud esencial pero no suficiente, llamada el Aquí y el Ahora ya que el deseo es siempre resultante de una insatisfacción o de una necesidad de satisfacción y en consecuencia, hasta cierto punto, de una proyección de la consciencia fuera del tiempo presente, fuera del instante. No puede ser encontrado el no-deseo en cualquier proyección, en un futuro o en un pasado. Puesto que el pasado es el impulso del deseo y el futuro es la proyección del deseo para su realización. Ahimsā, no-deseo, necesita de un esfuerzo dentro del Aquí y el Ahora. No un esfuerzo del Aquí y el Ahora en la meditación, sino el Aquí y el Ahora presente a cada instante. Este estado de Presencia a sí mismo, en el Aquí y en el Ahora, es una de las condiciones previas para la desaparición del deseo y no su control, es decir, para la aparición de la Atracción última hacia la Luz, no siendo más un deseo pero de verdad, como lo decía mi Hermana Hildegard, una tensión hacia el Abandono. Esta tensión hacia el Abandono, devuelve a la Repulsión de la Ilusión. No pueden hacer desaparecer la ilusión de la encarnación por un deseo. No pueden hacer desaparecer la ilusión de la encarnación por la muerte puesto que hay reencarnación. La única manera de hacer desaparecer la ilusión de la encarnación es precisamente estar Presente en esta encarnación y ya no estar Presente ni anteriormente ni en el futuro. Es, hasta cierto punto detener el tiempo. Detener el tiempo desemboca sobre Ahimsā, el no-deseo.

El no-deseo los pone en Vacuidad, se vacían de eso que no es el instante presente, de sus propias emociones, de sus propias seducciones, de su propia verdad, generalmente resultante no de sus experiencias sino únicamente de las creencias y los acondicionamientos. La creencia y el acondicionamiento encuentran su fuente en su pasado, llamado educación o mismo experiencias pasadas de su vida, y se traducen por una adhesión alejándoles del instante presente. El instante presente jamás es referenciado por relación a una experiencia pasada y aún menos por relación a un resultante futuro. El no-deseo comienza a aparecer paralelamente a la Visión del Corazón. La Vacuidad permite la instalación, como lo dijo SRI AUROBINDO, el descenso del Supramental en la cabeza y ahora, desde la liberación del Sol, directamente en el Corazón. El Corazón es un estado de Ser más allá de la personalidad, lo que quiere decir que la personalidad no permitirá jamás vivir el no-deseo y el Corazón. La personalidad no es la herramienta conduciendo al Corazón. Es el obstáculo. El cuerpo físico es el receptáculo y el templo de la Luz, cualquiera que sea su ilusión, ya que su Espíritu está encerrado en ese Cuerpo como en el Sol.

Hacer callar la personalidad no puede obtenerse por la restricción, ya que eso a qué se opone, se refuerza. Es una ley general en la dualidad. El Espíritu es libre. El Espíritu es la Vacuidad. El Espíritu es la Supra consciencia. La instalación en el Aquí y el Ahora permite acercarse a la rectificación del eje Atracción-Visión falsificado y reemplazarlo por el AL-OD, la Vía, la Verdad, y la Vida, el Alfa y la Omega. Esta es una condición previa, permitiendo, poco a poco o brutalmente, de hacer cesar la ilusión del yo y de todos deseos. Cuando la Consciencia está centrada en el instante, en totalidad, ningún deseo, ninguna proyección, ningún temor puede manifestarse. Esto se llama volver a entrar en el Presente, que es la etapa previa a la Paz y al Samadhi.

Salir de su Verdad, es salir de las personalidades múltiples del Ser, de las creencias múltiples, de los múltiples acondicionamientos del Ser y por lo tanto de las verdades resultantes no de la experiencia sino de las creencias. El instante presente nada tiene que hacer de vuestras verdades, lo mismo que el instante presente nada tiene que hacer de vuestra personalidad. La personalidad jamás los conducirá a vivir el no-deseo ya que la personalidad es el cuerpo de deseo, llamado cuerpo astral y cuerpo mental. Existe una barrera infranqueable, llamada cuerpo causal, allí donde se inscribe la ley de karma perteneciendo a la Ilusión y a la Verdad de este mundo pero ciertamente no del Espíritu. Necesitan sobrepasarse estos distintos estratos o estas distintas capas, que llamo personalidades múltiples, para instalarse ustedes en el Presente. El Presente no es solamente un estado de meditación o de Vacuidad. La Vacuidad se deriva del momento presente. No es porque hicieron el vacío de sus pensamientos, el vacío de sus emociones, el vacío de su pasado, el vacío de sus proyecciones en el futuro que nazca la Atracción. Es una primera etapa pero no es suficiente. La etapa esencial no se pasa en esos estados Interiores y esos espacios Interiores, sino se pasa definitivamente, en la conducta de su vida exterior.

Salir de la Ilusión, es no mentirse mas ya que a partir del momento donde no se mienten más a ustedes mismos, no pueden mentir a los demás. ¿Qué es lo que significa, no mentirse? Eso significa verse claramente como personalidad portadora de un cierto número de verdades que no son la Verdad pero que son las adhesiones salidas de las creencias, salidas de las heridas, salidas de los acondicionamientos, salidas, de una manera general, de su pasado. Dicho de otra manera, ustedes no son su pasado. Dicho aún de otra manera, ustedes no son su futuro. Ustedes son la ilusión de ese pasado, la ilusión de ese futuro, dándoles la ilusión de sus propias verdades. Desilusionarse, es verse claramente. Los motores son: La humildad y la Simplicidad. Bien más allá de los comportamientos mostrados y dados que deben mostrarse a sus Hermanos y Hermanas pero ya cara a cara a ustedes mismos. Aceptar de verse sin juicio, sin culpabilidad, con alegría y ligereza ya que la ligereza es la primicia de la Alegría. La personalidad no puede conocer alguna alegría, ella no puede saber que la satisfacción de un deseo provenga de una proyección o de una creencia.

La fuente de la Alegría autentica llamada Samadhi consiste ya en salir de sus propias ilusiones relativas a sus propias verdades. Esto es un mecanismo de trascendencia de la Verdad, de aceptación de que el conjunto de eso que ustedes son no es eso que creen, resultante de un pasado, resultante de una persona, resultante de un rol, de una función o de un hacer. Es necesario, hasta cierto punto, convencerse a sí mismos que son nada de todo eso. Es aligerarse del peso de todas las creencias acerca de lo que son, por lo que se refiere al mundo, por lo que se refiere a las apariencias de este mundo, para penetrar en la Verdad. En ese momento, ustedes aceptan hacer luto de sus propias verdades y de su propia ilusión. Comienzan a despegarse de su cuerpo de deseo, de su cuerpo de proyección mental, para dejar lugar a la instalación de la Vacuidad llenándose de Luz, en esta Atracción de la Luz, en esta tensión hacia el Abandono que es una forma de Repulsión de todo eso que no es la Luz, es decir de todo eso que es este mundo, permaneciendo al mismo tiempo en este mundo porque su Cuerpo aquí está, y que es el templo donde se construye lo ilimitado. Esta construcción está presente, de toda eternidad, a pesar de la falsificación. Hay exactamente una ignorancia del Ser. Los factores los más importantes de esta ignorancia del Ser son las propias adhesiones del Ser, el mismo, a sus propias ilusiones y a sus propias verdades, existiendo solamente el tiempo de la creencia, haciéndoles pasar de un marido a otro marido, de una religión a otra religión, de una situación a otra situación, de una emoción a otra emoción.

El no-deseo es previo a la instalación de la Paz luego de la Alegría. Mientras exista el menor deseo, están sometidos al fuego Prometeo de la Ilusión, Fuego Luciferino. Y oscilan de la Atracción a la Repulsión, en amor, en sentimientos, en acciones. Vivir la Atracción de la Luz, es salir de la ilusión de la luz, es aceptar que todo eso que se les da a ver, que todo lo que se les da a percibir en este mundo, no es la Luz. Es también colocar como aceptación, y no como creencia, lo concerniente a la Ilusión de este mundo, sin por ello rechazar la Vida. Sino al contrario, es encontrar la Vida. Salir de su propia ilusión, salir de sus propias verdades desemboca en el final de la Ilusión y la instalación de la Verdad, incluidos los pilares, les recuerdo, son: La Humildad, la Simplicidad, el Aquí y el Ahora. En ese momento, y a causa de la llegada de los tres componentes de la Luz, Verídica, Vibral, entonces, en ese momento, y solamente en ese momento, cualquiera que sea la llamada que hayan vivido, de la Luz (cuyo testigo es la Corona radiante de la cabeza) podrán instalarse en el no-deseo, la Paz y la Alegría. En ese momento, y solamente en ese momento, podrán salir totalmente de sus ilusiones y de sus verdades, ya que se convertirán en la Verdad como Hijo Ardiente del Sol Ki-Ris-Ti. Eso necesita un cierto número de lutos o, si prefieren, de desilusiones sobre ustedes mismos, sobre la conducta de su vida, sobre la conducta de sus relaciones, sobre la conducta de sus apegos, de sus vínculos y sus encerramientos.

Estar lúcido, sin culpabilidad, porque vivir el no-deseo es Alegría y Ligereza y no obligación y pesantez, porque no es la personalidad la que decide, son ustedes quienes deciden colocarse como observadores de su propia personalidad. En ese momento, son conscientes de que cuando hay un deseo o una emoción, constatan que no son ese deseo, que no son esa emoción. Hay entonces una toma de distancia indispensable y previa para eso que manifiesta su personalidad, permitiéndoles darse cuenta que no son eso. Todo esto representa las etapas indispensables para el establecimiento del Fuego del Corazón. Dicho en términos más simples, eso puede llamarse el Abandono a la Luz, hoy desarrollado debido a la revelación y al despliegue de las 12 Estrellas, permitiéndoles, de manera mucho más activa y pasiva, de penetrar el Fuego del Corazón.

No hay nada que desear que no sea ya, concerniente al Êtreté. No hay nada que desear para un futuro, ya que todo se vive en el instante presente. El tiempo, como mucho se los han dicho, es una ilusión total, al cual la creencia a dado cuerpo, haciendo mismo que ese cuerpo envejezca y muera, pero en realidad la Consciencia jamás muere, mismo en su encerramiento. El problema, es su identificación a su encerramiento y en consecuencia a la gravedad, y en consecuencia al deseo, cualquiera que este sea. El establecimiento de la Atracción hacia la Luz y por lo tanto la Repulsión de todo lo que no es Luz, una vez más, no es la negación de la Vida sino, bien al contrario, una aceptación total e integral de la Vida, en todos sus componentes, a condición de no identificarse, de rehusar toda identificación a eso que es ilusorio, efímero y no eterno. En ese momento, estarán listos para vivir el abrasamiento del Corazón. La Ilusión Luciferina, Prometeica, el cuerpo del deseo, el cuerpo de proyección, el cuerpo causal serán quemados por el Fuego del Espíritu, manteniendo al mismo tiempo este cuerpo, por el momento. El cuerpo pues habrá sido el receptáculo físico de la manifestación del Espíritu, de la Eternidad. Esto se facilita tanto más, como lo dije, por la liberación del Sol, y también por la fusión de los Éteres, actualmente en curso. 


El mes de mayo será ciertamente el más propicio para vivir y realizar eso. Al distanciarse de lo ilusorio y de lo efímero, al distanciarse de su personalidad y de sus propios deseos, de sus propias ilusiones y propias verdades, entonces, podrán salir de la Ilusión y volver a entrar en la Verdad y beneficiarse en cuanto a sus efectos. ¿Cuáles son esos efectos? Yo los he desarrollado: No-deseo, Paz, Alegría, exhaustividad (perfección) y plenitud. Esto les permitirá a ustedes des-identificarse completamente de su propia personalidad manteniendo al mismo tiempo la Alegría y la vida de esta personalidad, para el tiempo que queda para recorrer en este mundo.
Hoy se describe mucho, en este mundo, del "Yo soy". "Yo soy" no es el Sí (Sí mismo). "Yo soy" es una afirmación de la personalidad. Vivir el Sí es justamente a la inversa de « Yo soy ». O entonces "Yo soy el que yo soy", que se distancia del "Yo soy". El "Yo soy" o "I am" no tiene nada que ver con la Presencia de la Eternidad. Es la presencia del ego llevada a su paroxismo. Vivir la Verdad de la Luz podría ser eventualmente: "no soy" o "no soy nada", lo que no es verdaderamente la misma cosa. El Sí no puede afirmarse como "Yo soy". El Sí se vive por la Paz, el no-deseo y la Alegría y no por cualquier decreto o cualquier proclamación de un estado ilusorio.

Hoy, muchas de las enseñanzas, tienen por objeto utilizar el Supramental para beneficio del ego. En esos tiempos finales donde, SRI AUROBINDO lo había dicho, habrá muchos llamados y pocos escogidos, es importante colocar los fundamentos de la Verdad, no para acusar a la Ilusión sino para elevarse más allá de esta Ilusión, no para negarla sino para sobrepasarla que no es la misma cosa.

Atracción, actualmente, el paso del Fuego en los Hogares (las coronas), la aparición del Fuego sobre la Tierra y en el Cielo, representados por las radiaciones gamma, va a inducir un despertar profundo del Fuego del Espíritu, al cual se opondrá el Fuego Prometeo o Fuego por Fricción, traduciéndose, sobre la Tierra, por los comportamientos diametralmente opuestos. Ese del Ego es del orden de la reivindicación. Reivindicación de la liberación, reivindicación del "Yo soy", reivindicación de la liberación ella misma pero no liberación, por apego. Y, del otro lado, el Fuego del Espíritu, transcendencia e inmanencia, no-deseo, Alegría. No hay dos maneras de salir de la ilusión, solo hay una. Es esta que acabo de decirles.

He aquí lo que tenía que desarrollar concerniente a la Atracción y su lugar en el triángulo Prometeo redimido, prefigurando su propia redención total, vuestro pasar a ser después del Fuego del Espíritu y el Fuego de la Tierra. Nadie puede escaparse a sí mismo, en eso que cree y en eso que es, en Verdad. Este es el trabajo que, de hecho, se incorpora al no-deseo, que se realiza o no en ustedes. Si tienen preguntas con relación a eso y solamente con relación a eso, entonces respondo.

Pregunta: En caso de remontadas del ego, es justo decirse: « Yo no soy nada ».


En totalidad. Observar, observar lo que remonta al ego pero, sobre todo, de considerar que no son eso. La identificación hacia la remontada del cuerpo del deseo del cuerpo de proyección, salida de sus heridas o los acondicionamientos del humano, los aleja del no-deseo y los conduce hacia el deseo. Dicho de otra manera, ustedes no son el Yo. Ustedes son algo de bien mas grande que no es de este mundo, pero no pueden ser el Yo y ser esa otra cosa. Pueden decir también: "Yo soy el Alfa y la Omega".

Pregunta: Si un deseo aparece, en consciencia, ¿cómo no vivir la frustración? 


El deseo está vinculado, precisamente, a una frustración. Obligar el deseo refuerza la frustración. No hay pues que luchar contra el deseo ya que lo reforzará. No hay tampoco que sucumbir al deseo. Se trata de un proceso de desincrustación del deseo. El deseo está hecho para hacerlos salir del instante, llamando una satisfacción situada en el momento siguiente, cualquiera que sea este momento siguiente. Imaginen que se encuentra delante de ustedes, sobre una mesa, el objeto que desean sobremanera, que les daría el mayor placer absorber, poseer, lo que viene a ser lo mismo exactamente, que eso sea un objeto o un ser humano. Renunciar no quiere decir frustrarse. Es ya salir del deseo, no rehusando el deseo, no aceptándolo, sino tomando consciencia que no son este deseo que pertenece a su cuerpo del deseo, que no es ustedes-mismos. Al reubicarse en el momento, saldrán de la proyección de este deseo que vendrá del pasado, de un acondicionamiento, de una creencia o de una herida. El cuerpo de proyección o cuerpo mental, poco a poco o rápidamente soltará presa. El deseo se desvanecerá por sí mismo. La satisfacción del deseo reproduce el deseo. Si aceptan de verse en todas las partes de ustedes mismos, ilusorias, en los diferentes cuerpos de que les vine a hablar, poquito a poco, el hecho mismo de aceptar verse y aceptar verse, se pondrán en distancia y también en denegación, en des identificación del Yo, para penetrar, a través de la Humildad y la Simplicidad, en la Inteligencia de la Luz y en vuestra dimensión de Eternidad. "Yo no soy nada" o "Yo soy Todo". Eso que no es: "Yo soy". 


Siendo el Todo, no pueden ser una parte expresando un deseo, ya que el todo no necesita de nada más que Ser.

Pregunta: ¿Qué es del no-deseo experimentado en el marco de períodos de depresión? 


Aproveche este período de no-deseo para recorrer la vía del Ser. La depresión es la negación del deseo, eso no quiere decir que no hay deseo. Si esos son frustrados, en el cuadro de la depresión, eso no es el no-deseo. Eso no es el Ahimsā sino el lado opuesto al deseo, no habiendo sido satisfecho, y se manifiesta por la auto-frustración o el auto-castigo. Lo mismo ocurre con un deseo que no puede ser satisfecho. En ese momento, va a aparecer un no-deseo, pero que no es más que una frustración, porque, en el caso de la depresión y la frustración, de hecho hay causa del no-deseo. En la verdad del Ser, hay un no-deseo y plenitud, esto es profundamente diferente.

Pregunta: ¿En la noción de deseo, incluyen las necesidades y deseos esenciales como dormir?

El deseo de dormir no es un deseo sino una necesidad, impresa por el cuerpo. No es necesario confundir el deseo y la necesidad. Por lo que se refiere, por ejemplo, a la sexualidad, van a disfrazar el deseo en necesidad. No existe necesidad, a este nivel, solo existe un deseo.

Pregunta: ¿Al nivel del alimento, al nivel del agua, existe una necesidad igualmente?

Sí, pero a veces esta necesidad puede ser, también, la máscara del deseo.

Pregunta: ¿Cómo hacer la diferencia entre una necesidad y un deseo?


La necesidad es una evidencia corporal. El deseo es una evidencia del cuerpo de proyección o del cuerpo de deseo. Si hay síntomas reales de falta de comida, entonces, probarán el vacio y su cuerpo les dirá, por los síntomas que sean apropiados, que hace falta comer. Si se ponen a salivar, sin tener hambre, delante de un alimento que les es presentado, eso es un deseo y no una necesidad. La necesidad no es expresada por otra cosa que el cuerpo. Traduce la necesidad en sentido fisiológico. Cuando dicen: "Tengo necesidad de respirar", por relación a una situación, o: "Tengo necesidad de aire", ¿es un deseo o es una necesidad? Esta es la misma problemática. La necesidad es fisiológica e inscrita en el cuerpo. El deseo está inscrito en el cuerpo del deseo y no en el cuerpo. Una vez más, a menudo, el deseo se disfraza en necesidad. Pero la diferencia esencial se sitúa en la demanda del cuerpo. Si tomamos el ejemplo de la sexualidad, caso lo más corriente para el humano: Ven a una persona, vuestro cuerpo puede reaccionar sin que tengan el menor deseo, eso llega. Esta es una necesidad. Pero, porque sea una necesidad, ¿será satisfecha? Porque hay una necesidad, de acuerdo. En ese momento, la necesidad va a transformarse en deseo y en frustración. Pueden tener un deseo, en el dominio de los fantasmas, sin ninguna necesidad. Se trata del cuerpo de deseo y no del cuerpo físico. Entiendan que, cuando descubren y viven el fuego del Corazón, el Ahimsā (no-deseo-paz y alegría), pueden comer por placer pero sin deseo. Nada está prohibido. Simplemente, hay que definir el origen y el fin de un acto o de un evento. En un caso, hay un no-deseo, el Ahimsā, entonces las cosas son claras: La consciencia ve claramente la ausencia de necesidad, la ausencia de deseo que nada le impide privarse de un placer que no es un deseo. Poquito a poco, o brutalmente, no tendrán ya mas necesidad de manifestar ese placer, traduciéndose entonces en las modificaciones espontáneas de los comportamientos cualesquiera que sean, alimenticios, sexuales u otros. Esto no es una frustración sino estar literalmente, nutridos por la Luz. En ese momento efectivamente, puede muy bien ya no haber la necesidad de dormir, de comer o mismo de respirar.

Pregunta: ¿Como diferenciar necesidad y deseo en la participación en esta clase de prácticas? 


Eso es personal. Si no hay la necesidad, si no hay el deseo, entonces es un placer. Pero este placer, al igual que el placer, es superfluo. Entonces, efectivamente no necesitan a nadie para realizar el Sí. Pero aún es necesario ser capaz de desincrustar todo por cuenta propia de todo eso que es la personalidad. La dinámica de grupo permite precisamente acercarse a eso, porque los demás son otros tantos espejos que nos devuelven a nosotros mismos y en consecuencia a los Yo que no son del Sí. La solución o la respuesta a la pregunta es simplemente: ¿estás en la Alegría o no estás en la Alegría, con lo que haces?

Pregunta: ¿Eso que puede agradar a la personalidad, desagrada inevitablemente a la individualidad espiritual?

No hay más que la individualidad que pueda responder. Recuerda también que he hablado de personalidades múltiples y que a menudo la supuesta individualidad no es más que el reflejo de otra personalidad presente en el seno de la personalidad. ¿Cómo hacer la diferencia? Esto no es, en ese caso, por el no-deseo (que puede ser sugerido por la individualidad que es, de hecho una personalidad compleja) sino por la Paz y la Alegría y sobre todo la transparencia. En la transparencia, no puede existir el menor conflicto entre una personalidad y una individualidad, que no existe.

Pregunta: Puedo decir: ¿Yo soy la Fuente en búsqueda de sí misma?


No hay la búsqueda. La búsqueda es una ilusión del ego. Hay descubrimiento y revelación. Esta revelación no es una búsqueda, ella es un estado. Buscar, es conceder peso a la personalidad. No hay nada que buscar que no sea ya. Sobre todo ahora.

Pregunta: ¿Podría hablar sobre la noción de transparencia?

La transparencia es dejar pasar la Luz. Ya no manifestar resistencia. Volverse transparente requiere de ya no existir mas, de ya no reivindicar lo que sea. Es volverse, efectiva y concretamente, la Luz. La transparencia de la que hablo es, obviamente, en relación con la transparencia de un cristal. Es exactamente la misma cosa. El ego, vinculado al fuego del ego, es el fuego de la resistencia hacia la transparencia, vinculado al aislamiento y el encerramiento en la ilusión. El ego no existe más que por resistencia ya que si no hay resistencia y hay transparencia total, en ese momento se disuelven ustedes en totalidad en la Luz y viven la Alegría y el Samadhi.

Pregunta: ¿La actividad sexual es sin embargo apoyo de la reproducción, de la creación?

Yo responderé muy simplemente. Si los humanos hubieran parado de procrear, la Ilusión no existiría más. Eso explica el porqué la gran mayoría de los Seres despertados, en totalidad o parcialmente, hombre o mujer, jamás han tenido descendencia, exceptuando el Cristo, por otras razones.

Pregunta: ¿Eso significa que el deseo de reproducirse no está vinculado a la creación original? 


Absolutamente. En los mundos Unificados, ustedes se crean a ustedes mismos. No pasan por una filiación biológica. En los mundos carbonosos libres, la procreación en el sentido como la entienden y conciben y la practican, no existe absolutamente. Cuando Maria les ha dicho que son sus hijos, ¿Es que salieron de su vientre? María no es vuestra madre absolutamente, en Espíritu. Ustedes son los hijos del Uno, los Hijos de la Fuente.

Pregunta: ¿En qué, en los mundos Unificados, uno se crea a sí mismo?

No entiendo la pregunta. Crearse a sí mismo en los mundos Unificados, es no pasar por una filiación biológica. Ser los niños de María corresponde a la carne, eso no quiere decir que María los ha parido, sino que ustedes son portadores de su carne, (ADN) como son portadores de Cristo, de los Arcángeles, de la misma manera. En los mundos Unificados ustedes crean un cuerpo, ustedes manifiestan ese cuerpo, instantáneamente. En los mundos carbonosos dichos Unificados, hay gestación pero esta gestación corresponde a una necesidad. El cuerpo carbonoso tiene una duración de vida que no es eterna, contrariamente a los otros cuerpos. Una Consciencia libre, manifestándose en un cuerpo, decide dejar un cuerpo y volver a investir otro cuerpo. Ese otro cuerpo va a recurrir a los progenitores que lo han aceptado pero que no lo han decidido por deseo, placer o reproducción. Raros son los seres humanos que pueden decir oír a un alma deseando expresarse a su lado. Pero eso nos aleja, mucho de esto que les hablo. Les agradezco de volver a eso de lo que les he hablado.

No tenemos más preguntas, les agradecemos.

Entonces juntos, vivamos nuestra Gracia y nuestro placer de estar juntos. Que las bendiciones del Uno les sigan y los precedan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada