AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 24 de mayo de 2013

Todo lo que sucede en cualquier lugar de la Tierra tiene un aspecto espiritual

 
 
Jesús a  través de Juan

Todo lo que sucede en cualquier lugar de la Tierra tiene un aspecto espiritual en sí mismo, proporcionando oportunidades para expresar compasión, para compartir las necesidades, y para aprender las lecciones que te ayudarán a participar con otros en cooperación y armonía.

Esperar siempre es agotador, cuando no se sabe en qué momento o en qué día el evento que estás esperando va a suceder.

Quieres estar listo, pero no estás seguro de qué esperar, y así no sabes cómo prepararte. Bueno, cuando se produzca tu despertar a la plena conciencia estarás totalmente listo.

Es casi imposible para ustedes el no estar listos, porque han estado en el camino de ese momento a través de toda su actual vida en la Tierra, cuando se te presentaba lección tras lección en el proceso de enseñarte a liberar los bloqueos, y cualquier cosa que reduzca de cualquier manera tu capacidad de ser sólo Amor.

Y has estado haciendo enormes progresos en este frente porque este es el punto en tu evolución espiritual donde tu despertar se convierte en inevitable.

Suelta cualquier preocupación o ansiedad que puedas albergar, porque, como se te ha dicho, el despertar es un hecho. Nada puede evitar que ocurra precisamente lo que Dios quiere.

Dios no se preocupa, y tú tampoco debes preocuparte! La preocupación utiliza energía que podría ser utilizada más eficazmente en otra cosa.

Y, sin embargo, cuando ves las noticias de accidentes, conflictos, terremotos, condiciones climáticas extremas, y los incontables sufrimientos en todo el mundo, es difícil para ti no verte inmerso en el “canal de preocupación.”

Todo lo que sucede en cualquier lugar de la Tierra tiene un aspecto espiritual en sí mismo, proporcionando oportunidades para expresar compasión, para compartir las necesidades, y para aprender las lecciones que te ayudarán a participar con otros en cooperación y armonía.

Preocuparse y juzgar socava las oportunidades o las oculta detrás de la pantalla de retórica que promete mucho y da muy poco.

Una pequeña ofrenda personal a alguien en problemas – una palabra amable, un momento de puro escuchar, un regalo apropiado a la necesidad inmediata – crea una onda de energía, una ola de amor, mucho más grande de lo que puedas imaginar, que ondula en todas direcciones desde su fuente y surte efecto en áreas que tu, el donante, no puedes ni siquiera concebir.

Cada palabra, pensamiento amoroso o acción tiene maravillosas consecuencias imprevistas más allá del lugar en el que se produjo.

Si pudieras ver los efectos increíblemente poderosos que los pensamientos de amor, las palabras, y acciones ponen en marcha, te decidirías a participar en ellos con mucha más frecuencia.

De hecho, con la intención de hacerlo más a menudo amplias tu conciencia sobre los efectos que estás teniendo y te abres a la constante retroalimentación que se ofrece, que te hace sentir bien acerca de tí mismo inspirándote y motivándote a hacer aún más.

El servicio es un aspecto inseparable del amor, como sabes muy bien, pero a menudo sientes que has servido bastante.

La razón de esto es simplemente que en lugar de centrarte en la felicidad que proporciona tu servicio a aquellos a los que sirves, y en la satisfacción que el ofrecer servicio proporciona, a menudo tiendes a centrarte en lo mucho que has hecho, tal vez incluso más que ninguna otra persona, y en el cansancio resultante de ello.

Cuando mides tus esfuerzos y haces un recuento de lo mucho que has dado, la energía de la alegría y la felicidad enviada por el destinatario te elude al igual que el incremento de energía que te ofrece.

Así que da libremente y no repares en el costo. No lo necesitas porque tu Padre ve cada acontecimiento amoroso que tú creas y lo almacena para ti donde será eternamente honrado, nunca olvidado, y cuando despiertes del sueño profundo en el que la ilusión te ha anclado, tus creaciones se te darán a conocer en su verdadera magnificencia.

Ustedes son seres de, -como verían si fuesen conscientes de ello-, capacidades creativas infinitas, porque esa es la forma en que fueron creados.

Tu Padre te creó a semejanza de El para que también pudieras tomar parte en la alegría de la creación, la alegría de servir a los demás, que por supuesto es también servicio a sí mismo, porque no hay otro, no hay separación, ya que todos somos uno.

Has ocultado la verdad de esto, la realidad de tu conciencia, participando con entusiasmo en una forma muy limitada de conciencia de la que has excluido tus capacidades sensoriales infinitas cambiándolas por las muy limitadas que posee tu cuerpo físico de vista, oído, tacto, gusto y olfato, que te confirma tu sentido de la individualidad, de separatividad.

Estos sentidos limitados parecen operar de forma eficiente para ti, al extremo de que la mayoría niega la posibilidad de la existencia de otras personas que de alguna manera puedan ampliar su campo de conciencia o conocimiento.

A pesar de que la existencia de otras formas de sentir han sido claramente demostradas por muchos individuos talentosos que están plenamente comprometidos en ayudar en su proceso de despertar, la mayor parte de la humanidad opta por no reconocer nada que no sea percibido por los cinco sentidos.

La humanidad prefiere la aparente seguridad de un entorno limitado y restringido en el que piensa que está seguro.

Ustedes tienen una expresión “fuera de la sartén al fuego” para describir un salto a lo desconocido, pero lo desconocido – en este caso, la Realidad – es desconocido sólo porque has optado por desconocerlo. Y no es sin duda “el fuego”.

El miedo a lo desconocido es un aspecto de la ilusión, pero en la Realidad de Dios nada es desconocido, oculto o disfrazado.

Todo conocimiento, toda sabiduría, todas las posibilidades están disponibles para ti, proporcionando interminables campos de energía amorosa en las que vuelas, flotas o nadas (o, de hecho, cualquier otra forma de movimiento que decidas crear!) mientras te regocijas en las maravillas de este estado divino.

Vas a despertar en esos reinos emocionantes donde la alegría infinita te espera, ninguna otra posibilidad se ha previsto.

Tu hermano que te ama, Jesús.

Traductor: Rossana Carmona
WebSite: http://despertando.me
http://anclajedeluz-rayma.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada