AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 9 de junio de 2012

GEMMA GALGANI autresdimensions 7 junio 2012 compartir!!!

  
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Amparo Iribas
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
audio
http://www.yakitome.com/data/6785485299/yak_rqBD3EvdTI50uL377Q7BZ8qTrQ7NicGKgjmLhqkuimO8k3x5fqsXZm4pqHXw69uFKhT7v5Q2RzRhaGqxloxT5dnP5OYnS8PUfe3gddqI.mp3

Yo soy Gema Galgani. Hermanos y hermanas presentes, saludo lo que ustedes son. Y antes de expresarme como Estrella Unidad, vivamos, si lo quieren, un espacio de comunión, en nuestra presencia común.
 Compartir del Don de la Gracia... 


Hace muchos meses, yo les hablé de la corta experiencia de mi corta vida. Les expresé (sin nombrarlo, en esa época), a través de la Unidad, a través de la fusión con el Cristo, un estado que llamé Unidad y que era, por ese matrimonio que había vivido con el Cristo, un acceso si se puede decir al Absoluto (Nde: ver intervención de Gema del 23 de agosto 2011)

Desde algunos meses, las circunstancias de vuestra Presencia, del Sí, han cambiado, llevándolos a vivir espontáneamente, ustedes también, las brasas de Amor del Encuentro con la Onda de Vida, con el Cristo, con María, con el Doble. En cualquier caso, a un momento donde (del encuentro de dos conciencias) se establece una Fusión, Disolución, llevándolos, por el Andrógino Primordial, a establecerlos y ser Absoluto. En la Unidad existe todavía el sentido de una Presencia, la conciencia de la Presencia. La Fusión con vuestro cuerpo de Êtreté, así como los estados de comunión que pudieron quizá vivir de Hermanos a Hermanas, fueron los preparativos a lo que nosotros llamamos sus Bodas místicas. Esta unión mística, que se les manifestó y la cual, detenidamente, todas y todos, tratamos de explicitársela a ustedes pero también invitarlos por nuestras Presencias. A través de nuestra reunión, nosotros, Estrellas, así como los Ancianos, en cónclave, comenzamos a realizar, entre los Ancianos y las Estrellas, el proceso de Disolución, acompañando de alguna manera, lo que ustedes son todavía, la Tierra, el sistema solar, en lo que nosotros llamamos, con ustedes, la Ascensión o translación dimensional.

A medida que pasan los años, los unos y los otros, así como los Arcángeles, los invitamos a abolir la distancia, a poner fin a la separación, abriéndose a la acogida de la Luz, al abandono a la Luz, y a la vivencia de la Unidad, a través de la conciencia que es Vibración. Todo un conjunto de Vibraciones los condujeron a experimentar, a cada uno de ustedes, en diversos grados, su propia transformación. Todo eso pudo representar las condiciones previas, pero también, quizá (y ese es el caso para muchos de ustedes) una meta y una finalidad. Y eso ustedes lo saben, fue realizado con gracia y perfectamente, habiendo permitido la fusión de la Tierra, la fusión de los éteres, la Liberación del Sol y de la Tierra y la posibilidad de vivir, ahora, lo que les fue a la vez, enunciado y manifestado.

La reunión de sus polaridades (a través del Matrimonio místico con el Cristo o con cualquier Doble de Luz) les hizo descubrir la posibilidad de superar la polarización, la polaridad, misma, expresada por este cuerpo en el cual ustedes están (masculino o femenino). Habiéndolos invitado a realizar esta alquimia del Andrógino Primordial, en primer lugar, en ustedes, a fin de no manifestar más ninguna expectativa, ningún deseo, en una forma de permanencia del Sí, en el establecimiento de ese Sí, de la Unidad, de vuestra Presencia. Eso ya es una meta, eso es ya una finalidad para muchos de nuestros Hermanos y Hermanas que están encarnados. Y después, entre ustedes, un gran número de ustedes, por experiencia, más allá de todo deseo, han sido llevados progresivamente a encontrar la Onda de la Gracia, por la intercesión del Manto Azul de la Gracia, lo que fue ustedes lo saben, por mi acción, como Estrella Unidad, con mis Hermanas Ma (Nde: Ma Ananda Moyi) y María. Nosotras obramos, juntas, para, en cierto modo, aproximarlos lo más cerca de un Último.

A través de estos meses Terrestres que acaban de transcurrir, algunos de ustedes tomaron conciencia de la presencia del Doble. Y, como lo saben, ese Doble es múltiple pero él es el Doble, de vuestro lado. Sea yo misma, sea un Arcángel, sea una consciencia con la cual ustedes se separaron durante vuestra primera encarnación, el resultado en lo que se puede producir, hoy en ustedes: es el Absoluto, permitiéndoles poner, de una cierta manera, un toque final a la expresión de la dualidad, a la expresión de este mundo. Si superan, de algún modo, los últimos miedos (el de la muerte, el de sus últimos límites), entonces la reintegración en el cuerpo ascensional de la Merkabah (que ya estaba facilitada por la nueva tri-Unidad, colectivamente), se les vuelve accesible, individualmente.

La aceptación de la desaparición de la conciencia (o el abandono del Sí) los pone en contacto, si se puede decir, con ese Doble, poniendo fin, de manera definitiva, al aislamiento, a título individual, anticipando el despliegue final de la Luz para el colectivo de la Tierra. Así pues fueron invitados, por la Onda de Vida, a volverse ésta, a realizar esa alquimia de la Onda de vida y del supra mental, en vuestro Templo, a colocarse más allá de ese Templo que es el pecho y el corazón, a realizar esta Disolución con ese Doble en una hoguera y unas brasas de Amor donde se volvieron, justamente, ustedes mismos, esa hoguera y esas brasas. Eso ha sido calificado por una expresión: “Morada de Paz suprema”, o “Shantinilaya”, “Absoluto”, “Parabrahmán”, “Matrimonio místico”. Los calificativos son incontables. Corresponden todos, y todos son la base, de la misma finalidad de toda experiencia, el mismo estado de Amor que es nuestra esencia, a cada Uno.

Desde luego, las circunstancias de su vida y de su conciencia en este mundo, no están en el mismo espacio/tiempo para cada uno. Eso no tiene nada que ver con una noción de evolución, de edad o de algo como una circunstancia exterior sino que está solamente en resonancia directa con vuestra capacidad, o vuestra incapacidad, como viene de decirlo Hermano K (Nde: ver la intervención de este día), a desaparecer, a volverse totalmente Transparente, a fin de que los dos se vuelvan Uno y a fin de que ese Uno, realizado a través de los dos, desaparezca él también. Es esta puesta en resonancia del Matrimonio místico que los establece más allá de todo estado. Es el momento donde como lo había llamado mi hermana Hildegard (Nde: ver intervención de Hildegard de Bingen del 25 de octubre 2010), esta tensión hacia el Abandono, deja lugar a otra cosa, más allá de toda conciencia, más allá de todo límite donde nada más existe que eso. Algunos de ustedes ya lo realizan, otros son llamados a realizarlo en los días y las semanas de este tiempo Terrestre que se desarrolla todavía. 

De la Unidad al Absoluto, no hay más que un solo obstáculo: ustedes mismos. De la Unidad al Absoluto, no hay más que una sola distancia: aquélla que ustedes ponen entre lo que ustedes llaman el miedo y lo que llaman el Amor. Algunos elementos les fueron comunicados sobre esta noción “de estar tranquilo y de quedarse tranquilo”, sobre dejar de “ser un observador”. Incluso de no buscar alguna cosa: ni el Doble, ni algún estado. Mostrando y demostrando, por consiguiente, esta forma de aptitud a la Transparencia, al Abandono del Sí, a la desaparición, mismo, del ser. De donde deriva esa Alegría, más allá de la alegría, donde no hay más búsqueda, donde no hay más pedido, donde no hay más pregunta, donde todo está, en cierto modo, cumplido, a título individual y ya no colectivo.

Aquéllos entre ustedes, mis Hermanos y mis Hermanas, que realizan este Último son, en cierto modo, las antorchas de este mundo, en la Humildad y la Simplicidad. Simplemente, por este Absoluto que está aquí, ustedes mueven montañas, mueven este mundo, lo aproximan, cada día un poco más, a su propio Matrimonio místico, de esta Tierra llamada de tercera Dimensión a la Tierra de la quinta Dimensión: porque ustedes lo realizan en lo que son, eso se realiza también sobre la Tierra. Hay, realmente, desde el instante donde la Onda de Vida nació de la Tierra, la posibilidad de estar sincrónico con la Tierra porque ustedes acogieron la Tierra en ustedes, en su canto y en su llamado que es la Onda de Vida. Pues ustedes quizá le permitieron encontrar el Supramental y se volvieron por tanto, no un Anclador ni un Sembrador de Luz, sino la antorcha del Absoluto. De lo que ustedes decrearon, de lo que ustedes deconstruyeron, en el Abandono a la Luz y en el Abandono del Sí, en este Matrimonio místico que hayan vivido o que vayan a vivir (si esa es vuestra elección, si puedo decirlo), entonces, van a irradiar, sin ninguna decisión y sin ninguna voluntad, ese Absoluto, permitiendo por ese despliegue final de la Luz, en ustedes, porque ustedes se volvieron esa Luz sobre este mundo. El despliegue último de la Luz, y final, pone fin a toda ilusión, a toda separación, a toda fragmentación. Vuestro Matrimonio místico para aquéllos de ustedes que se volvieron esas antorchas, prefigura el Matrimonio místico de la Tierra, su regreso a la Luz, su regreso a su multidimensionalidad, el fin del encierro.

Recuerden también (y yo vengo a respaldar, también, eso) que, fundamentalmente, la Unidad es una meta y una Realización. Que el Absoluto no puede ser considerado como una meta o una finalidad pero que aquéllos de ustedes a quienes se les propuso (desde algunos meses ya) la posibilidad del Matrimonio místico, son realmente las antorchas. Ese matrimonio es una Libertad. No lo conciban como un matrimonio humano, ni vean ninguna alusión a otra cosa que no sea la desaparición.

El contacto por el canal Marial (sea con uno de nosotras, con uno de los Arcángeles, uno de los Ancianos o con vuestro propio doble monádico, encarnado o no) no deja ninguna duda posible sobre la realidad de lo que es vivido. Desde luego, para aquél que no lo vive, puede existir un sentimiento, en el Sí, de frustración o de incompetencia. Pero, yo les repito, como eso se dijo: KI-RIS-TI llega, María llega, en ese canal. Eso no es, para aquéllos que están en el Sí, ni un castigo, ni una incompetencia. Sino una finalización diferente, una ascensión diferente. Sea a través de las Estrellas, los Ancianos, los Arcángeles o, más recientemente, Bidi, les hemos dado la gama de posibilidades, el conjunto de potenciales: cada uno de ustedes, viviendo y Vibrando lo que es justo para él. Así pues, en estos tiempos particulares de la Tierra, que hayan vivido el Sí, que estén Absoluto, o que se manifieste todavía (de manera que les parezca exagerada) la persona, la personalidad, no juzguen nada y no se juzguen. Porque la Luz no será nunca un juicio, porque cada uno de ustedes encarnado ha tenido su lugar, su rol, su establecimiento. Cada uno de los lugares, cada uno de los roles, debe ser ahora ampliamente superado.

Recuerden que, ocurra lo que ocurra, la confianza, el Abandono se van a volver cada vez más evidentes. Esos son los elementos que van a ser cada vez más importantes. En la gama de testimonios que les hemos dado, las Estrellas, como los Ancianos, como los Arcángeles (aunque los Arcángeles son más una Radiación que un testimonio), ustedes tomaron lo que era bueno para ustedes. Entonces, no cambien ahora. Lo más posible, intenten acallar los cuestionamientos porque, como ha sido dicho, donde ustedes se sitúen, hoy, cualquiera sea vuestro lugar o vuestra ausencia de lugar, la liberación concierne el conjunto de este sistema solar, el conjunto de conciencias que están allí presentes. Más que nunca, no se hagan la pregunta de cualquier devenir. Más que nunca, estén en la acogida y en la aceptación. Es una de las maneras de no dar motivo a cualquier miedo que sea, de no dar motivo al entorno, cualquiera que sea, aunque éste les aparezca como hostil. De vuestra capacidad de Abandono, de vuestra capacidad de no cuestionarse, se desarrollará la capacidad, colectiva e individual, de trascender todo esto.

Si yo me atrevo a expresarme así, es que en las puertas de la muerte, ustedes no llevan estrictamente nada, en las puertas de la resurrección, no llevan nada, tampoco, excepto lo que ustedes Son. Entonces, que ustedes vivan la Unidad, el Sí, que estén todavía debatiéndose en la personalidad, que vivan la Vibración, en cualquier parte de este cuerpo, que estén Absoluto o que no hayan llegado a situarse, a medida del tiempo que el tiempo transcurra, esto les parecerá alejarse de ustedes. Y esto es de suma importancia. Los que llevan la antorcha, los que son Absoluto, irradian sobre el mundo porque esta Fusión mística, posibilitada por la Onda de Vida (y que antes no se encontraba más que en un cierto número muy restringido de Hermanos y Hermanas: a lo sumo una decena o quincena, sobre la Tierra, al mismo tiempo) hoy, se abre a centenas de millares. Esas centenas de millares de antorchas son aquéllas que abrasan al mundo, al mismo tiempo que la Tierra se abrasa y que el cielo se abrasa. Así pues, como el Comendador (Nde: O.M.AÏVANHOV) se los dijo desde hace más de un año, todo está consumado y eso se actualiza ahora.

Recuerden que toda cuestión, toda duda, toda pregunta, toda interrogación sólo puede venir de lo que es llamado efímero, es decir, este cuerpo, estos pensamientos, que ustedes tienen o que los tienen. Pero ustedes van a descubrir que no son nada de todo eso y las antorchas que están alrededor de ustedes son el testimonio y la prueba. Ellos son ustedes, como nosotros les hemos dicho que nosotros estábamos, nosotros, Estrellas, Ancianos, Arcángeles, en ustedes. Esos que se volvieron antorchas, a través de su Matrimonio místico, son también ustedes y ellos tienen una ventaja notable sobre el canal Marial (cualquiera sea la presencia que se sitúe o se situará), y ellos poseen un cuerpo de carne, como ustedes, por el momento. Ellos son pues los testigos. Ustedes, pues, sólo tienen que dejarse ganar por su Resplandor. Este Resplandor los tocará inexorablemente, como el Fuego del Cielo y de la Tierra los tocarán, en un intervalo de tiempo que, como ustedes lo saben, ahora, es muy corto. Nosotros estamos aquí, con ustedes, estamos a sus costados, estamos en ustedes, pero también algunos de sus Hermanos y de sus Hermanas han llegado (manteniendo esta forma) a su eternidad, al Absoluto. Ellos están entre ustedes. Ellos son ustedes.

Entonces, cada vez más, ustedes van a tomar conciencia que, si no son Absoluto, su Sí y su Yo abrevarán también de esta fuente, como de la Onda de Vida, como del Canal Marial, como de Corazón a Corazón, o de conciencia a conciencia. Esta unificación de la conciencia, previa a su ascensión, es un hecho realizado que va a realizarse, de manera cada vez más evidente, desde el instante donde ustedes dejen las resistencias, los miedos, las interrogaciones. Más que nunca eso va a aparecerles como posible y como evidente.

Incluso para aquellos de ustedes, Hermanos y Hermanas, que no llegan a comprender (y es normal porque no puede ser comprendido) ese Absoluto, yo diría simplemente: no se preocupen. Sean simplemente lo que ustedes son, donde ustedes estén, donde la vida los sitúa. Y más ustedes acogerán eso, más la vida se volverá cada vez más fácil, independientemente de toda circunstancia exterior. Porque no estarán más en la fe sino que descubrirán la certeza y la evidencia de todo lo que, quizá, por el momento, les plantea un problema y, en particular, a través de lo que dijo Bidi, Absoluto. Como él se los dijo: el calentamiento, el fuego, pone a la personalidad o al Sí (a través de las resistencias que ustedes pueden sentir si no están en Absoluto), a contribuir, ellas mismas (Nde: las resistencias), a establecer la hoguera y el abrasamiento.

Como María se los dijo: el llamado que ella realizará concierne al conjunto de la humanidad. Ninguna persona podrá sustraerse, ni a lo que será visible en sus cielos y sobre la Tierra. Entonces, más que nunca, vayan hacia esta Simplicidad, hacia esta Humildad de aceptar lo incomprensible, de aceptar lo que para ustedes, quizá, no le es evidente, porque, cuando la Luz está ahí, con su Inteligencia (y eso será cada vez más en su despliegue final), todo es evidencia, todo es simple y todo se realiza no por la inteligencia de ustedes sino por la Inteligencia de la luz. Es por eso que todas las palabras que han sido empleadas, como “quedar tranquilo”, van a tomar cada vez más su pleno sentido porque vendrá un momento donde, efectivamente, ustedes no podrán más, como decía HERMANO K, aunque ustedes lo quieran, interactuar o reaccionar (Nde: ver intervención de este día)

Y recuerden, en esos momentos, que sólo la Luz Es (cualquiera sea el espacio o el tiempo en el cual ustedes se sitúen). Esto es válido para el conjunto de la humanidad. Hagan desaparecer todo cuestionamiento, hagan desaparecer todo camino y descubrirán la evidencia y la simplicidad. Sabemos que esto les va a aparecer cada vez más claramente y cada vez más fácilmente. Aunque las fuerzas de resistencia existen, en ustedes como alrededor de ustedes, dentro de poco esas fuerzas de resistencia no tendrán ningún poder, ni ninguna posibilidad de limitar la Luz y es eso lo más importante. Apóyense en MIGUEL, él se los dijo (Nde: ver intervención MIGUEL del 5 de junio 2012). Apóyense sobre las antorchas de esta Tierra que están en un cuerpo de carne y la Luz será vuestra Morada de Eternidad. Lo que quiere decir también que, hasta la fecha que les ha sido dada por el Arcángel Anael (el solsticio de verano de este año), más ustedes inviten a dejar obrar la Luz, más la Luz los ganará.

Los Alineamientos, los conclaves, el Manto Azul de la Gracia, la Onda de Vida, el descenso del supra mental, todo ha sido preparado desde hace muchísimo tiempo, más allá de la memoria de esta humanidad. No podía ser de otra manera. Yo podría decir también que esta Liberación está inscrita desde el comienzo mismo del encierro y no podía ser de otra manera. Pero la conciencia del humano se alejó tanto, por las vicisitudes de la encarnación, por sus hechos establecidos, que a ella le costó trabajo, a veces, tanto en el Yo como en el Sí, , a ir, de algún modo, hasta el final, en este período (que puede parecerles como la última vuelta o la última costa). No se dejen tomar por cualquier desaliento. No se dejen tomar por lo que sea que se manifieste. Entonces, la Unidad, el Absoluto, esta vida misma que viven, no podrá ser un obstáculo o una resistencia sea cual fuere a lo que es. Y como lo dijo Bidi, que ha estado siempre acá: estén unificados, unifíquense ustedes mismos, aún en el yo y constatarán ustedes mismos que todo es fácil porque la Luz es fácil, más allá de ser simple, más allá de la Inteligencia. Ella es sobre todo fácil porque, recuerden, aunque no la hayan vivido todavía, ustedes Son eso, como lo dijo Bidi.

El acceso a la multidimensionalidad (por el canal Marial, por los dobles, por las antorchas y por ustedes mismos) va a volverse cada vez más manifiesto y evidente. Entonces, a nivel de la persona misma, estén en la confianza: no en la creencia sino en la confianza de lo que se desarrolla. Y la confianza comienza ya por no interrogarse, comienza por dejar obrar. De la misma manera, se puede decir que así como dejan este cuerpo respirar, este corazón latir, sin ocuparse ustedes (lo hace totalmente solo), de la misma manera, la Tierra asciende. Ustedes la ayudaron, de diferentes maneras, eso se lo hemos dicho y nosotros en su momento, los felicitamos. Hagan exactamente lo mismo para lo que se despliega. Sea el que sea el nivel de ustedes, están en el lugar justo porque, cualquiera sea el nivel que les es perceptible, o imperceptible, nosotros somos todos Amor, somos todos Absoluto.

He aquí lo que como Estrella Unidad, tenía, en cierto modo, para completar sobre la Unidad y sobre Absoluto. Hermanos y Hermanas encarnados, permítanme, a mi turno, antes de retirarme, de estar en ustedes y con ustedes, de manera más íntima. Yo les digo hasta pronto y vivamos esto.

... Compartir del Don de la Gracia...
Yo soy Gema. Yo los amo porque ustedes son Amor y porque yo soy Amor. Hasta pronto


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada