AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 7 de junio de 2012

AA. URIEL autresdimensions con audio 5 Junio de 2012



Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn Núñez
 
 audio
http://www.yakitome.com/data/6785485299/yak_nrsYl0XQh5vKLcGwIA8mf8_5ujm5nZOuBCfLvJaQvcrM9ffsjQMg2xvcfjxSCN9JlgGgqeo35MbeSy_fD3YopgPKWSf0Knvy.mp3

Soy URIEL, Angel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Hijos del Uno, Libres y, Liberados, Realizados en Luz, viviendo un momento de Comunión y de gracia, en cada uno de nosotros, en cada Doble. Por el Sonido de la Gracia y el Sonido de la Eternidad, me dirijo a ustedes y a nosotros.

… Compartir del Don de la Gracia…

Amados del Amor y Amores del Amado, oigan el Sonido de la Creación, más allá de toda propagación, sosteniendo y martillando el Canto de la Vida Una, en la Eternidad de la Presencia, en la Última Presencia, hasta el fin del final, llevando al principio de la Creación, más allá del Creado. Vivan en la Vibración del Momento, en la Vibración de la Eternidad, en el Sonido del universo, apareciendo en ustedes y, dándoles a vibrar el Sonido sin propagación, el que Es, y el que se instala, permitiendo la Creación, más allá de toda noción de creación, recreándose sin cesar para que no cese nunca el Canto del Amor, el Canto de la Eternidad. Sonido de Eternidad, presente en todo universo como todo Multi-universo, dándoles a Vibrar y cesar la Vibración, a establecerles en vuestra Morada, donde Vibra el Sonido de la Eternidad, el del Amor y la Verdad, dándoles a instalarse en lo que Son, en Verdad, más allá de todo efímero, más allá de todo limitado, más allá de todo limite. Cantemos juntos, resonemos el Canto, el del Sonido del universo, el que trabaja a vuestro lado, con el fin de forjar la Eternidad en perpetuo redevenir.

Hijos Amados, Amados del Amor, Amores del Amado, ustedes son lo que Son, más allá de todo Ser. Son el Aliento, el que anima el Sonido y que Es el Sonido. Ustedes Son el Sonido Vibrante e infinito de los Mundos, Vibrante en la infinidad de las Presencias, más allá de todo matiz y toda separación. Hijos del Uno, Unificados al Uno, Unificados a la Verdad, Unificados a ustedes mismos, Unificados en el Sonido. El que canta más allá de toda canción, y más allá de toda historia, más allá de toda propagación, más allá de toda Fuente, y más allá de toda forma. Son el Sonido, el Canto de la Vida que se despliega en este mundo, dándoles a oír, más allá de toda escucha, la Vibración de la Eternidad, la Vibración del Absoluto. Sonido infinito y finito dónde ninguna fuente puede existir, dónde ningún puede aparecer. Sonido sosteniendo la Vida. Sonido sosteniendo el Canto, el de la Eternidad viniendo a anclar y viniendo a Liberar, en vosotros, por el Canal Marial, en esta Cuerda celestial, conectándoles a todo Doble, iniéndolos con el fin de poner fin a todo lo que es doble, rencontrando el Absoluto, rencontrando la Claridad y la Pureza. Sonido de Pureza, Sonido de Elevación, Sonido anunciando la Trompeta, anunciando ella misma el despertar del Eterno, el despertar de vuestra Eternidad.

Abran lo que se abre por todas partes: en esta Tierra, como en ustedes, en cada ser, en cada Conciencia (consciente o no), se despliega el tiempo de la Onda de Vida, Onda de Canto, Onda de Gracia, viniendo a devolverlos a la Eternidad de vuestra Presencia, a la infinidad del Absoluto. Más allá del límite que conocen, más allá de este cuerpo, más allá de este alma, más allá de este Espíritu, más allá de esta Presencia. Desembocando en la Última Presencia. La infinita Presencia del Sonido, dándoles a vivir la Vibración de la Esencia, más allá de todo sentido, sin tener que desplazarse, sin tener que moverse, en la inmovilidad de todo centro y en la expansión de todo centro. Retorno al centro, Retorno al Uno, retorno al Infinito, retorno (más allá de toda posibilidad presente en esta vida, tal como la viven) con el fin de darles y restituirlos a vuestra Libertad. Más allá del Sí, más allá de toda Sombra, más allá de toda Dualidad. Fusionen en la Eternidad. Fusionen en la Morada donde la Paz Suprema esta instalada, “ad vitam aeternam”(para siempre hasta el fin de los días), en todo Sonido; en todo Sonido y en todo Canto. Llevándoles a ser tocados por el Sonido de la Eternidad, viniendo a vibrar más allá de la Vibración, entrando en fase, poniendo fin a la resonancia, abriéndoles a la Eternidad y abriéndoles al centro: allí donde están, allí de donde nunca han desaparecido.

El Sonido del universo, Matriz de Libertad, Matriz de Alegría, dándoles a danzar en el Sol, como en todo sistema, dándoles a vivir lo Ilimitado de vuestra Presencia, más allá de toda Presencia, más allá de todo límite. El Sonido es Libertad. El Sonido es Liberación. Más allá de la propagación, más allá de La Fuente, más allá de una finalidad que no existirá jamás. Ya que son el principio y el final, el ALFA y la Omega, el Camino, la Verdad y la Vida, expresándose en la misma estrofa, la del Canto de la Libertad. Ese Sonido, a nada parecido, los lleva a vuestra Eternidad, devolviéndolos a vuestra Libertad, sin desplazarse una pulgada, sin desplazarse un momento, sin desplazarse a algún lugar. La Luz viene a ustedes ya que ella es lo que Son. Nosotros Arcángeles, venimos en ustedes ya que nosotros, siempre hemos estado invitados al banquete, el de las Bodas Místicas. Reunificando en ustedes, con el fin de hacer callar la desarmonía de otros sonidos que, él Sonido. Dándoles a instalarse en la Vibración de vuestra Esencia, Esencia de cada Conciencia, Esencia existente antes de toda conciencia. Trama de los universos, Matriz de Libertad, Matriz de Amor, más allá de todo boceto, más allá de todo bien, en la Libertad más total, exultante y cantando el Canto del Corazón Liberado, el Canto del Centro, el que emana de todas partes y retorna en cada lugar a sí mismo. Hijos de la Belleza, Belleza Eterna del Canto de la Vida, más allá de este mundo, viniendo a despertar lo que creía estar muerto, lo que creía no ser posible. No existe ningún imposible en el Sonido del universo.

En ese momento, ahí, todos Unidos en la Libertad del Uno, irán hacia allí de donde Son, allí donde nunca dejaron el Sonido del Amor y de la Libertad, abandonando toda lección, abandonando toda propagación, abandonando toda proyección, llevándoles a ser el Ser, más allá de todo ser, para que ninguna carta permanezca como historia, a fin de que el sueño no venga, para que el Despertar se convierta en cada tiempo como en cada espacio, la única cosa posible, acogiendo el Sonido, fecundándolo en sí mismo. Dándole a ser el tiempo de vuestra Eternidad donde el tiempo no existe. El espacio de la Libertad donde no existe ningún espacio y ninguna Dimensión. Llevándoles a recorrer la Eternidad del Canto de la Vida, la Eternidad de toda Presencia estando presente o que estarán presentes.

Son el Sonido de la Creación, son el Canto de la Eternidad, entrando en resonancia consigo mismo. Dándoles a vivir, más allá de toda proyección, más allá de toda expansión. Trayendo a vuestro seno el conjunto de los sentidos separados, el conjunto de los sentidos perdidos. Llevando a restablecerles en el sentido Último, el de la Paz Suprema, existiendo en ninguna otra parte que por todas partes, en ninguna otra parte que en ningún lugar no pudiendo subsistir sin el Sonido. El Sonido de la Creación, el Sonido sin propagación que sostiene los mundos, las Dimensiones, más allá de La Fuente. Esa es nuestra naturaleza. Eso es nuestra evidencia.

Entonces, cuando el Sonido del Cielo y la Tierra será dado a oír, cuando el Sonido del Canal del Éter y el Canal Marial se reúnan por fin en la misma Verdad y Unidad, entonces los tiempos se cumplirán, los tiempos finales finalizarán, con el fin de dejar vivir el Infinito, con el fin de dejar establecerse el Sonido del Infinito, el Sonido de los universos. Aquél que reúne, en la Libertad de la Alegría, en la Libertad de la Presencia, en la Libertad misma de la ausencia, dando a vivir lo pleno y el vacío, donde ninguna plenitud y ninguna nulidad puedan aparecer sin distancia y sin tiempo, en cada universo, en cada rincón y en cada recoveco, allí donde no existe ningún ángulo, ni existe ninguna separación. Lo lleno y lo redondo les da la perfección, el retorno a lo que Son, el retorno a lo que nunca han dejado. Son el Sonido, el Sonido del Eterno y de la Eternidad, cantando a vuestras orejas como en cada una de vuestras células transfiguradas y Despiertas a la Luz Una. La que Vibra más allá de la Vibración. La que Es más allá del Ser. Dándoles a hacer desaparecer toda historia, toda memoria, y todo sufrimiento.

No existirá nada más que la Verdad de la Belleza. Nada será más que el Absoluto y la Presencia, en la Alegría y la danza. Dándoles a vivir el tiempo de la infinidad, el tiempo de toda Belleza, el tiempo de toda danza, dándoles a danzar el Sonido del universo, el que viene a resonar en vuestras oidos, a resonar en vuestra alma y en vuestro Espíritu. Con el fin de liberar del encerramiento. Con el fin de liberar el Canto de la gracia viniendo de vuestro Corazón, el Canto de la Eternidad viniendo de vuestra Presencia, el Canto de la Belleza viniendo del Absoluto infinito que nosotros Somos. Entonces, Amados del Uno, unidos en el Amor, Amados del Uno, unidos hacia la Verdad, universo de Sonidos, universo de danzas, universo más allá de toda forma, tomando forma, tanto, en todos ustedes como en cada uno, permitiéndoles borrar lo que es sufrimiento, y borrar todo lo que pudo ser efímero y limitado, dándose a sumergirse en el sentido del Sonido, en el sentido de la expansión, en el sentido de la propagación que no necesita ningún movimiento, que no tiene necesidad de amplificación.

El Sonido llega: viene a golpear a la puerta del alma, a la puerta del Espíritu, a la puerta de sus células, a la puerta de vuestra vida, volviéndoles a la Vida, la que no sufre ningún límite y ninguna excepción. El Sonido del universo recorre los mundos como recorre vuestros Canales (Canales del Éter, Canal Marial, Canal de Vida, Canal de Verdad). Rindiéndolos a la Transparencia, en estado Cristal y KI-RIS-TI. Dándoles a establecer, en cada esquina y en cada recoveco, en cada uno como en cada una, el tiempo de la Libertad, el tiempo de la Paz. Allí donde está instalada la inefable Presencia, más allá de toda Presencia. Allí donde se encuentra el tiempo pleno de Luz y de Canto. Aquél que es vuestra Danza, en el Sol como sobre esta Tierra. La Ondulación de Vida viene a recogerles con el fin de hacerles redescubrir lo que nunca ha desaparecido, en Verdad. Amados del Amor Uno y Unidos en el Amado y en el Amor, más allá del Doble, más allá de toda Conciencia dándoles a vivir la plenitud dónde nada es vacío, el vacío de la plenitud, el vacío que no es vacío, lo pleno que no es lleno.

Hijos de la Libertad, la hora llegó de cumplir lo que se ha cumplido. La hora llegó de terminar lo que se termina. Para que el Sonido los trasporte, sin moverse, en los espacios de encantamiento, de la infinita Presencia de la Paz, en la infinita Presencia de la Alegría, en las estrofas de la Eternidad que es OD, oda a la Vida, OD, a fin de que se eleve el Canto del Fuego, el Canto de AL, trayéndoles, en HIC y NUNC, a establecerse en el Éter de la Eternidad. El aire y el Sonido son llevados por el mismo ER, el de la Eternidad: el ALFA y la Omega, más allá del centro, en el cruce de cada Cruz, de cada movimiento como de cada inmovilidad, se despliega, y se extiende lo que debe manifestarse. El Sonido, el del universo, el de la Presencia, el del Absoluto, restableciendo, en ustedes, el Amor total, el Amor Uno, el que libera y hace Libre, el que hace de ustedes Hijos de la Libertad, los Hijos de la Verdad, los Niños de la Unidad, en la Absoluta Infinita Presencia, más allá de la Presencia. Están Presentes, ausentes a la ilusión, ausentes a la historia, ausentes al sufrimiento, para que viva la plenitud del Sonido, apoyándose en el ER, apoyándose en la Respiración, apoyándose en el Éter. Ustedes Son el Éter porque son la Eternidad, en el AQUÍ y AHORA, como en otra parte y después, como en otra parte y antes, en que no existía ninguna parte, y de hecho, están inscritos solamente en el Sonido. Aquél que es vuestra Esencia y que bate en el Templo, en el Centro del Templo. Dándose a percibir, más allá de la percepción. Dándose a ver, más allá de toda VISIÓN. Dándoles a Ser, más allá de todo parecer y de todo ser, para que desaparezca lo que no es Verdadero, lo que es dual.

El Doble les devuelve a vuestro androginado, para que la Unidad no se convierta un proyecto más, sino sea la única Verdad, la de vuestra Eternidad, la del Éter, vuelto a sí mismo, llevado a su Libertad, a su integridad, para que viva la Transparencia. Pasen a ser lo que siempre han sido. Sean lo que siempre han pasado a ser. Amados del Uno, unidos hacia la Libertad, unidos en el Universo, unidos en los Multi universos más allá de toda Dimensión, el Sonido está allí. Él anuncia la Presencia, más allá de toda presencia. Es la vibrancia de KI-RIS-TI, de la nueva Alianza, por fin realizada, la de la Ascensión. El Sonido es el testigo, en la Onda de Vida, en el Canal del Éter, en el seno la Gracia, que es la última Verdad, que es la última Presencia, conduciendo a la Morada de Paz Suprema.

El Arcángel URIEL realiza, en este tiempo, la última Reversión, dándoles vuelta en el sentido no invertido, donde el Sonido es Verdad, donde ustedes mismos están instalados en vuestra Belleza y en vuestra Eternidad. Entonces, en este espacio de Comunión donde me expreso con ustedes, dejo en ustedes, expresar el Sonido. El que unifica, el que construye el conjunto de las Dimensiones, el conjunto de los Universos y el Multiuniverso. Son el conjunto de eso. Son la totalidad de la Eternidad, sin límite, sin limitación, más allá de todo sufrimiento, más allá de toda ilusión. Entonces, el Fuego del Éter puede encender el Fuego del Corazón, para que el Fuego del Espíritu se convierta en vuestra única Verdad, para que redescubran lo que Son, en Eternidad: Seres ardientes, ardiendo de un Fuego ininterrumpido de Amor y de Belleza, de Unidad y Transcendencia. Ustedes Son la Transparencia. Lo que transparenta va más allá de todo parecer, va a darles a Ser más allá de todo ser, va a darles a vivir el Sonido, el de las Trompetas que hacen derrumbar todos los muros de la separación, todos los muros del sufrimiento, todos los muros de los encierros. Ustedes Son la Libertad. Son la Verdad. Son la Belleza. Más allá del Camino, más allá de la Vida, más allá de la Verdad, más allá del ALFA y la Omega, se desarrolla el misterio, el del Ser ardiendo que se consume en la Alegría del Amor, que Es lo que ustedes Son, más allá de toda forma. La Llama y el Fuego se elevan como agentes abriendo el Sonido de la Eternidad, abriendo el Éter a la Gracia infinita, más allá de toda presencia, más allá de todo sentido.

Entonces, en el tiempo de nuestra Comunión, les propongo vivir la Vida, Vibrar el Sonido del Éter, el que se abre y que es acogido en el pabellón de vuestras orejas, en el pabellón de la cabeza, en la antecámara del corazón y en el tabernáculo del centro, el que acoge la ley del Uno, la ley del Amor donde todo es Libertad, donde todo es Sonido, más allá de toda propagación. Amados del Uno, Amados del Amor, en este tiempo más allá del tiempo, en este espacio más allá de todo espacio, abolimos juntos eso que jamás ha existido, sino en el seno de una proyección, y de lo efímero. Juntos, somos Uno. Juntos, somos Absolutos, más allá de muy límite, como de toda forma. El Sonido nos reúne y nos unifica en la misma Alegría, en la misma Paz, en el mismo Último. Más allá de la escucha, más allá del entendimiento, abramos las puertas y Vibremos juntos, el Canto de la Eternidad, más allá de La Fuente, más allá, incluso, de lo que Son, aquí y en otra parte. Penetremos juntos, el santuario del Sonido. Porque el Sonido está presente en cada templo, en cada creación, en cada átomo, en cada luz, en cada partícula, en cada conciencia, como en la ausencia de todo eso. Él es el que unifica, él es el que reunifica, él es el que vivifica a cada respiración, que se reanima a cada movimiento.

Ustedes Son el Sonido del Universo. Son el Sonido del Multi universo. Son el Sonido de la Eternidad. Son el Sonido de la Vía. Son el Sonido de la Vida. Son el Sonido de la Verdad. El ALFA y la Omega. Acojamos el Sonido del Infinito. Acojamos el Sonido del Llamado, el de vuestra Resurrección. Acojamos el Sonido de la Llamada, el de la Madre de esta carne. Hagamos silencio para, que nunca más, el silencio del Amor no perezca, para que el Amor sea el Canto permanente de vuestra Eternidad. Juntos, ahora, más allá del momento, más allá de mi Presencia, más allá de vuestra presencia, escuchemos y oigamos el Canto de la Llamada, el Sonido del ALFA y la Omega a fin de Ser el Camino, la Verdad y la Vida. KI-RIS-TI. Hijos ardientes del Sol (principio de Vida, principio de Eternidad), abramos el espacio más allá de todo espacio, obremos en el tiempo que no es más un tiempo, allí donde hay tanto de Alegría y de Paz. Abramos eso. Nosotros lo somos.El Sonido del Fuego. Bautismo de las Aguas de lo Alto. Bodas Místicas. Unión de Libertad. Del dos en Uno, del tres en Uno y de todos en el Uno. Aquí. En nosotros se realiza la alquimia de todo Doble, unificando las sílabas sagradas, en el mismo Sonido, en la misma Alegría, en la misma Pureza. Acojamos el Sonido del Sol, la Puerta de la Libertad. La danza del Fuego, que más allá de este mundo, viene a alumbrar, para que ningún recoveco y esquina puedan subsistir, para que nada pueda ser privado del Sonido del Universo, el Sonido de Vida, el Sonido de Alegría. Acojamos, escuchemos y oigamos, en nuestras antenas, en nuestros canales, el Canto del Ardiente: Sonido del Corazón, sonido del Universo, Amor cantándose a él mismo, resonando al infinito. Niños de Libertad, el Sonido que viene es Libertad, acompañando el Fuego de la Resurrección, de vuestras Bodas Místicas. Escuchemos y acojamos el Canto del Uno, retransmitiendo el Sonido del Absoluto.

… Compartir del Don de la Gracia…

URIEL, en la Luz Blanca de la Fusión de los Éteres, del azul al blanco. El Sonido de la Vida está allí. Es la Clave. Es la Puerta. Es la Aliento que viene a animar, viniendo a amar y a resonar en la materia efímera y llevarles a vuestra Libertad. Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. El Sonido del Universo nos acoge en su Paz.

… Compartir del Don de la Gracia…

Somos Uno, en Amor, Absoluto.

… Compartir del Don de la Gracia…

Soy URIEL, Sonido del Éter, el de vuestra Eternidad. Estoy en ustedes y a vuestro lado, como están a mi lado y en mí. Como cada uno ustedes está en cada uno ustedes, en el Sonido del Amor.

… Compartir del Don de la Gracia…

Vibración y Sonido. URIEL los bendice, en la Gracia.

… Compartir del Don de la Gracia…

URIEL saluda en ustedes la inefable Belleza del Amor Luz, en el Sonido.

… Compartir del Don de la Gracia…

HASTA pronto. Permanezcan así en nuestra Comunión, en nuestra reunión: Absoluto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada