AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 20 de abril de 2012

HERMANO K la Otra Orilla y de la noción de travesía. 14 abril 2012


 

Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milan
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

audio
http://www.yakitome.com/data/6785485299/yak_GbqghKhozwN6riI_pQfsoCzhTQ1T2djRejKkiumLsoqmxvGWwJYYrxoFDiWLVmVI1WZDJLQwfll0i4JU17boiZwRc9B.mp3

Yo soy HERMANO K. Hermanos y Hermanas encarnados, os presento mis homenajes y os saludo. El marco de mi intervención se inscribe en la continuación lógica de lo que ha comunicado UN AMIGO, relativo al Yoga de la Eternidad y, también, a ciertos elementos que os ha comunicado con fuerza, el que se hace llamar BIDI. Lo que tenía que deciros se inscribirá también, en la continuación lógica de lo que haya podido decir relativo a lo conocido y lo desconocido (la famosa Otra Orilla) y algunos elementos que están vinculados también a esta noción de Libertad y, sobre todo, su relación y su independencia y su dependencia del Absoluto. El Absoluto es lo que es desconocido, ilimitado, incognoscible, no perceptible y no concienciable. Todo lo conocido corresponde a lo que la conciencia ordinaria es capaz de reflejar, de integrar, de percibir y de concebir. Lo Desconocido es lo que efectivamente, en un momento dado, no os es conocido, ni percibido, ni concebido, ni accesible. Se puede efectivamente, hablar de la Otra Orilla y de la noción de travesía. Esta travesía es independiente de la presencia de un puente o de cualquier esfuerzo para nadar en el agua, sino más bien un pasaje que yo calificaría, de misterioso, en el sentido de que no existe medio de pasaje hablando propiamente. No existe (tal como he dicho) solución de continuidad, del uno al otro. Se podría asimilar a nivel de la conciencia, que lo que es desconocido puede ser conocido. Pero si se hace conocido, no es la Otra Orilla: solo es una extensión de la conciencia de este lado de lo conocido, que hace que experimentéis campos de experiencia, cada vez más grandes, pero que, en ningún momento y en ningún caso, puede permitiros ir hacia ese Desconocido. Se os ha dicho, de otra forma también, que lo Desconocido no es cualquier parte adonde ir (aunque lo haya llamado la Otra Orilla), más bien es esa Otra Orilla, ese Desconocido que viene a vosotros, cuando el total de lo conocido se disuelve y desaparece.

BIDI (como otros participantes) os han significado que existían unos procesos particulares que poner en función. Que estos se han llamado, procesos de la refutación, el proceso de la investigación o encuesta, esos son los procesos que os llevan, de alguna forma, a desembarazaros del conjunto de lo conocido, para dejar lugar (es exactamente el término), a ese Desconocido. Ese Desconocido que eclosiona, de alguna forma, en la conciencia, de manera natural, desde el instante en que todo lo que es conocido desaparece de la conciencia. Lo conocido es también la historia de la persona, la memoria de la persona, como el conjunto de los afectos, de las emociones, de las ideas, de las concepciones y percepciones existentes, en un momento dado, en el individuo. Yo he sido llamado también a desarrollaros cierto número de elementos relativos a la Libertad, para haceros reflexionar. La Libertad es desconocida, en lo conocido, porque la Libertad solo puede expresarse a través de un cierto número de marcos y de límites que os son perfectamente comprensibles (como a todos nosotros, cuando estamos encarnados).

La Libertad de la que yo he hablado y volveré a hablar hoy, es esa que va a llevar a vivir, en conciencia (y más allá incluso de la conciencia), la noción de no estar ya limitado, enmarcado, en cierta forma, por un tiempo, por un espacio, por un cuerpo, por una historia, por una concepción y también, por una percepción. La Libertad no está, contrariamente a lo que se podría pensar, desde hace ya varios años, en el conocimiento. La Libertad no está tampoco, en la exploración de lo que se llama la energía, aunque hoy, en este mundo, muchas técnicas, muchas enseñanzas están ligadas a la comprensión y la vivencia de la energía, por diferentes técnicas que fueron antiguas, o más recientes. Es excepcional que la práctica de lo que se llama energía, termine en la Liberación. Esto lo han realizado ciertos seres, en el curso de la historia, pero es una vía que está lejos de ser la más evidente, la más fácil porque, en definitiva, cualquiera que sea la Vía (aunque ésta sea la de la energía), mientras que no exista en la conciencia, un elemento que os hace eliminar todo lo que conocéis, no podéis penetrar (o dejaros penetrar), por los Cantos de la Libertad y los Cantos de lo Desconocido o, si lo preferís, del Absoluto.

Es extremadamente difícil, para una conciencia humana ordinaria (y normal), representarse el Absoluto puesto que, de todas formas, el Absoluto está totalmente desnudo de cualquier representación, de cualquier forma, de cualquier asociación y de toda percepción. Por supuesto, desde el instante en que la conciencia no puede referirse a lo que es conocido, a lo que ya ha sido experimentado (o a las propias percepciones que se han desarrollado o a las concepciones que se han mantenido), se hace muy difícil intentar entender. Y, por cierto, en ningún momento, el Absoluto como la Libertad, pueden ser entendidos. Puesto que no son (como se os ha dicho), ni etapas, ni estados sino más bien (si se puede decir), otra realidad, otra Verdad que no es ya relativa sino Absoluta, también. Por supuesto, en un primer momento, la conciencia ordinaria va a preguntarse permanentemente, sobre el sentido de nuestras palabras. Es, por cierto, el objetivo: no de hacer volver lo que vosotros llamáis mente, sino más bien de poneros cara a una ecuación, de alguna forma, que no ofrece espacio de resolución, en lo conocido. Y es justamente, el hecho de que esta ecuación no encuentre solución en lo conocido, lo que puede de alguna forma, llevaros a la Transcendencia. Por supuesto, a nivel del ego, esta marcha siembre va a ser considerada estúpida, puesto que el ego no puede reflexionar más que a través de la percepción de cierto número de datos, de cierto número de elementos, perfectamente representables, perfectamente identificables. Pero esto no será jamás lo Desconocido porque, este Desconocido, este Absoluto (lo que confiere la Libertad), no corresponde a ninguna ley que os sea conocida, en este mundo.

Esto se ha llamado de diferentes formas pero, lo que podéis retener, es que existe una ley de causalidad, de acción/reacción, que concierne exclusivamente a este mundo y que existe una Ley de Acción de Gracia que no representa y no corresponde, en absoluto, a este mundo, pero que se sitúa más allá. Este más allá tiene la particularidad de no estar alejado, de no poder ser concebido como otro espacio u otro tiempo, sino más bien ser clasificado (como decía BIDI) detrás de cualquier cosa, en emboscada. Algo que esperaría, sin ser consciente, sin ser manifiesto, su momento y su hora. Su momento y su hora son las circunstancias particulares, en que la famosa investigación y el famoso posicionamiento en lo que es necesario refutar, os va a conducir a ese espacio particular de vacío, de nada. Ese espacio de vacío o de nada, puede manifestarse en vuestros momentos de Alineamientos, como una fase de adormecimiento, como una fase en que al contrario, las Vibraciones se hacen tan intensas que se convierten (como ha dicho GEMMA) en un mecanismo de temblor interior extremadamente poderoso. Pero todo esto pertenece a lo conocido (aunque os fuera desconocido antes) puesto que se manifiesta, aunque la conciencia se modifique en ese momento, de manera perceptible (y por tanto, de manera consciente), pudiendo incluso terminar en lo que se busca, es decir el establecimiento en el Sí y en la conciencia Turiya. Pero esta conciencia Turiya, el conjunto de Samadhis que se os han descrito, no son más que etapas e ilusiones en su momento, desde el instante en que vuestro punto de vista y vuestra mirada salen de ese condicionamiento, salen de esta noción de evolución, de camino, de objetivo o de evolución incluso espiritual.

Por supuesto, es extremadamente delicado si se puede decir, para el ego (para el Sí, aun más) osar desembarazarse de todo lo que se ha conquistado, de todo lo que se ha experimentado, de todo lo que se ha manifestado, en la medida lo que lo habéis descubierto. No obstante, no existe otra alternativa ni otra posibilidad. Os recuerdo, toda vez que el Absoluto no se concibe obligatoriamente, como vuestro objetivo porque no será jamás, un objetivo. Es un Estado (más allá de cualquier estado) que se realiza verdaderamente, desde el instante en que estáis vacíos de vosotros mismos, vacíos de todo lo que se ha construido, vacíos de toda historia y también, de cualquier percepción y de cualquier concepción. Indudablemente, se han desarrollado ciertos elementos (desde hace un poco más de dos meses, en esta Tierra), en resonancia con el Manto Azul de la Gracia que se ha depositado y que, de alguna forma ha favorecido la Onda de Vida de la Tierra. Os es por tanto, accesible vivir ciertos mecanismos en la conciencia (que son conocidos, aunque hasta el presente, os fueran desconocidos), nuevos (si se puede decir), pero que os van a llevar gradualmente, a vivir ciertos estados. Estados que desde el instante en que son vividos, se hacen conocidos, estaréis de acuerdo. Pero se acercan de manera indiscutible, a la noción de Libertad. Esta Libertad que no puede concebirse desde el instante en que estáis agarrados y atados a un cuerpo, agarrados y atados a una historia, a un escenario, a conjuntos de manifestaciones que hacen que lo llaméis: la vida.

La Verdadera Vida no es de este mundo, esto se os ha dicho de diferentes formas, en numerosas ocasiones, hoy como en cualquier tiempo. Siempre han existido seres en la Tierra, que en un momento dado (a menudo después de un traumatismo), fueron capaces de acceder a esta Transcendencia y vivir esta transcendencia, poniendo fin al observador y al testigo. Recordad siempre que ese Último, este Absoluto, no es cualquier cosa que deba ser considerada por todos aquellos que viven los procesos Vibratorios ligados al Sí, como algo que necesariamente hay que transformar. Se os ha dicho, por otras voces, que la Tierra estaba Liberada desde hace un año. Esto es la estricta verdad. Esta Liberación está en curso en estos momentos, incluso donde os hablo. Esto se manifiesta por supuesto, por vuestra Libertad nueva: esa de poder Casaros con vuestro Doble, vivir estados místicos, que no tienen nada que ver con lo que se experimentaba hasta el presente.

El Éxtasis Místico no es un Samadhi. El Éxtasis Místico no es una relación de tipo personalizado, entre dos seres, sino que desborda ampliamente ese marco, puesto que este Éxtasis, es (finalmente, yo diría) lo Último posible de lo conocido, en este mundo. Y es además, el Éxtasis (como se os ha dicho) que es un testigo indirecto del acceso al Absoluto. Este acceso, sin ser vosotros los que accedéis al Absoluto sino el Absoluto el que accede a vosotros, desde el instante en que estáis vacíos de todo lo que estaba ligado a la personalidad e incluso al Sí, en sus concepciones, en sus percepciones, en sus afectos, en su sociabilidad. Mientras que permanezcáis en lo conocido, lo que se llama el Absoluto os aparecerá como imposible, como ilusorio, como algo inalcanzable. Mientras que en definitiva, si fuerais capaces de quedaros (como han dicho algunos Ancianos) tranquilos, en paz, el Absoluto se desplegaría naturalmente, y os haría dejar el mundo de lo conocido, y entrar en espacios de Libertad donde la conciencia no existe más (donde la conciencia no está ya ligada a un cuerpo, ni a una historia, ni incluso a un entorno). Hay verdaderamente una transcendencia a ese nivel. Quizá habéis notado en torno a vosotros, que esta sed del Absoluto está omnipresente.

La Libertad efectivamente, no os es conocida. La Libertad, es no estar ya localizado, no estar más, dependiente de lo que sea y de quién sea, y sobre todo de este mundo. Esto por supuesto, no hace de vosotros alguien que no está en este mundo, sino que está plenamente y que sin embargo, no forma parte de él porque sabe (sea por vivirlo, sea porque viene de muy lejos) que este mundo es lo que aleja de lo que Es, en Verdad. La Libertad es algo que tampoco puede existir en lo conocido. La Libertad aflora desde el instante en que vosotros vivís vuestra propia Transparencia y cuando salís de lo que se ha llamado, la persona (con su historia, con su físico, con su memoria, con sus proyecciones). Lo vuelvo a decir, porque es importante volver a precisarlo, que desembarazarse de la personalidad no es poner fin (de cualquier manera), no es tampoco decidir separarse de tal cosa o de tal persona (esto fue válido en un momento dado para liberar en vosotros lo que debía ser liberado). Pero la Liberación que está en causa hoy, en nuestras charlas, es una Liberación que no tiene nada que ver con lo que vosotros podéis conocer. Los atributos de la Libertad, seguro (y que dan acceso a este Absoluto de manera más formal), son ante todo, no estar ya limitado a este cuerpo, no estar ya limitado a los propios pensamientos, a las propias percepciones, la capacidad de establecer comuniones con otras personas que las que son habituales, en vuestro entorno. Este proceso de deslocalización, es también una pequeña muerte (puesto que justo después, sobrevienen los fenómenos de la Disolución) haciéndoos vivir etapas, donde nada parece existir. Entonces, muchos de vosotros os sumergís en el sueño en ese momento, muchos de vosotros no tenéis ya recuerdo de lo que pasa durante lo que llamáis, sueño.

Así actúa el Absoluto cuando se despliega en vosotros. Mientras que encuentre un elemento discursivo, mientras que encuentre un elemento de pensamiento, de acción o reacción, de emoción, va a provocar en vosotros, los mecanismos directamente de acuerdo con estas problemáticas, a fin de dejar espacio (si lo podemos decir así). Desde el instante en que entráis en un estado intermedio (lo llaméis sueño o de cualquier otra forma), la puesta en funcionamiento de la energía, la puesta en funcionamiento de la Luz Vibral, de una forma o de otra, va a colorear la experiencia de aquél que lo vive y a permitirle también, hacer una suerte de gran paso. Ese gran paso no corresponde a la circulación de la Onda de Vida, cualesquiera que sean las circunstancias. Esto corresponde al inicio de los mecanismos de Liberación, es decir la des-engramación de la localización en un cuerpo, en una fecha, en esta Tierra, en un espacio preciso. Una vez más, este proceso que se vive, cualesquiera sean las palabras que queráis ponerle, no seguirán siendo más que palabras porque lo más importante es evidentemente, la experiencia o el conjunto de experiencias que van a aproximaros al Absoluto.

Entendéis igualmente, que hay un proceso de Reversión donde la conciencia debe cesar, de una manera como de otra, de proyectarse al exterior de sí misma. Lo que se ha realizado (por ese proceso de decantación) va a llevaros gradualmente, a otra realidad que puede ser conocida pero que sin embargo, os evoca de manera fuerte, lo que yo llamaría, una Orilla o Ribera. Es decir que, la Orilla o Rivera evoca un cambio, una partida, un cambio de nivel, un cambio de estado de la materia, y es muy exactamente lo que pasa en el Espíritu que se aproxima, de alguna forma, a esos espacios de lo Desconocido.

Los encuentros con el Doble se hacen cada vez más frecuentes. Cualquiera que sea el nombre (como sabéis) que pueda tomar ese Doble (lo nombréis CRISTO, lo llaméis Buda, lo llaméis un ser amado), esto no tiene ninguna importancia. Solo cuentan, no la experiencia vivida en sí misma, sino las consecuencias de la experiencia que acaban en la fusión con el Doble, que termina en lo que se ha llamado: el Matrimonio Místico. De ese Matrimonio místico deriva una cierta forma de completitud. Esta completitud concierne al conjunto del cuerpo, al conjunto de pensamientos, al conjunto de los límites que se había puesto, hasta el presente, por la encarnación (cualquiera que sea esta). Vivir esto, os va a permitir abrir, yo diría, ciertos vanos, ciertos circuitos en vosotros.

De igual forma que para el despliegue de la Onda de Vida, existen circuitos privilegiados (que no os hemos dado para no saturaros), sabed que existen también circuitos diferentes, que se ponen en funcionamiento en lo conocido, desde el instante en que el Matrimonio místico está cercano, desde el instante en que ese Matrimonio con el Doble se acerca a lo que tú Eres. Durante este periodo es cuando vais a concienciaros si se puede decir, de que nada se desplaza, si no es vuestro propio punto de vista y que es precisamente, el desplazamiento de vuestro punto de vista lo que va a permitir dejar todo el espacio, al Absoluto. Así, siguiendo los preceptos que os ha dado BIDI y otros Ancianos (así como ciertas Estrellas), tenéis en vuestro poder todos los medios que os son útiles, necesarios y suficientes para acceder a esta finalidad, que de hecho accede a vosotros. No lo consideréis una obligación. Habéis realizado cierto número de ejercicios prácticos que, en el espacio de 9 meses han acabado en la creación de una Merkabah interdimensional colectiva.

No podéis mantener esos estados si vuestro deseo más importante no es sentir el Fuego del Corazón, sino instalaros en el Absoluto. Recordad también que vivir la Libertad, vivir el Absoluto y vivir lo Desconocido, requiere por vuestra parte una forma de infancia, es decir, permanecer neutro, también (no querer comprender, no querer tomar): simplemente estar aquí, presente en el instante. Estando presente aquí, en el instante, se despliegan y revelan muchas cosas. Lo que se ha vivido por muchos de vosotros, desde hace años, se realizaba si se puede decir, a fuerza de puños, a fuerza de mente. Cuando todos los participantes que os hablan, os dicen que no hagáis nada, no os piden que reposéis en un sillón esperando lo que sea: os piden sobre todo, dejar a la Vida fluir a través de vosotros. La Onda e Vida, el Manto Azul de la Gracia favorecen esto. Entonces, aprovechad los momentos que se os ofrecen para vivir lo que tenéis que vivir, sin plantearos la más mínima culpabilidad, la mínima cuestión. Nosotros concebimos que es muy difícil para el ser humano encarnado (en este siglo, como en cualquier siglo), creer o suponer incluso, que todo lo que está llamado a la esfera sexual, en su sentido más arquetípico, participa de este Matrimonio místico. Pero entended bien que con esto, no hablo de la relación física, sino de la acción del Doble Etérico, a través de una alquimia muy particular, que de alguna forma, va a preparar ese famoso salto a lo Desconocido, esa famosa Transparencia y Transcendencia (que os va a llevar a otra cosa).

Recordad también, que el Absoluto no será jamás una búsqueda sino la antítesis de la búsqueda. Es el momento que se os ha definido, muy precisamente, como el momento en que sabéis que no tenéis nada que buscar, nada que encontrar, nada que esperar. Es el momento en que se plantea en vosotros, lo que se ha dicho: el por qué y la duda. El por qué y la duda no son para haceros dudar, no son para haceros renegar de lo que habéis vivido, sino para aportar esta Transcendencia particular, que debe llevaros a estableceros en esta nueva Verdad, en esta nueva realidad. Por supuesto, muchísimas enseñanzas han basado esta nueva realidad como nueva Dimensión de vida, inscribiendo una solución de continuidad, inscribiendo también, una forma de perennidad. Vais a daros cuenta enseguida de que esto es absolutamente imposible. Todos aquellos de vosotros que se acercan (el Absoluto se acerca) y, aquellos que lo viven, saben pertinentemente, para verlo claramente, que el juego de la acción/reacción no está destinado más que a una sola cosa: a mantener la Ilusión de que todo va bien. Entonces, os corresponde definir dónde queréis situaros: a nivel de vuestra conciencia, de vuestras percepciones y de vuestras concepciones. ¿Queréis ir hacia la Disolución? ¿Queréis ir hacia el combate? Lo uno como lo otro os van a conducir a estados totalmente opuestos, diametralmente opuestos. El uno, pertenece a la realidad del Amor. El otro, corresponde a la realidad de la acción/reacción. Una vez más, son dos mundos que se escrutan, que pueden sonreírse pero cuyos objetivos de vida no son los mismos en absoluto.

Aquél que ha realizado el Sí no se planteará jamás, la cuestión del Absoluto. Solo aquél que se plantea la cuestión del Absoluto (sea en el ego, o en el Sí) gradualmente, pacientemente, va a construir lo que le va a llevar a de-construir todo, haciéndole vivir (en el espacio de un instante, referido a cualquier vida) el acceso a lo Ilimitado, el acceso a la Otra Orilla (ahí donde no existe ninguna causalidad, ningún cuerpo, ninguna función). Cosa de la que no se puede hablar, seguro, porque el Absoluto no será jamás un estado o una etapa: no representa más que la quintaesencia de un camino espiritual, de aquél que ha caminado largo tiempo y que descubre la insatisfacción de no tener sus respuestas.

El conjunto de los elementos que os he dado, está destinado a haceros acercaros (si se puede hablar así) del Absoluto. Porque por supuesto, la personalidad e incluso el ego, van a buscar siempre (en lo que les es conocido) esta noción de Absoluto. Y por tanto, amputan ese concepto de su realidad intrínseca. Es por eso que yo intervendré en otros momentos, a fin de daros los elementos que podríais siempre, calificar de mentales, pero que serán para vosotros, como balizas y referencias relativas al establecimiento en el Absoluto. Este establecimiento en el Absoluto (como se ha dicho), grabaros que no es ni una etapa, ni un estado ni una localización. Es simplemente, el instante en que la conciencia se a disuelve ella misma, para vivir la conciencia. El estado que se aproxima más, es el sueño, pero las consecuencias del sueño no son las mismas que las consecuencias del acercamiento del Absoluto, a vuestra vida. Sea lo que pase en vuestro sueño, surgís por la mañana con los recuerdos, las emociones, sueños a veces más o menos importantes que otros, hasta que se pruebe lo contrario, esos sueños incluso si son significativos, tienen poca acción sobre lo real o en todo caso, un periodo de latencia muy largo. Las condiciones de la Tierra ya no son las mismas. Que sea a través de los Ancianos o a través de BIDI (ndr: canalizaciones del 8, 9, y 13 abril 2012) aparecen muchos elementos Vibratorios. Son una invitación a terminar un proceso, a ir cada vez más hacia ese Abandono a la Luz, hacia esta transparencia total de vosotros mismos, que permitirá cuando llegue el momento, realizar lo que hay que realizar.

La Onda de Vida, el Manto Azul de la Gracia, así como el Absoluto que comienza a vivir alguno, induce ciertamente un número considerable de modificaciones. Sería extremadamente fastidioso pasarles revista, porque cada uno de vosotros reconocería muchas y otros muchas menos. El más simple (y esto se ha dicho por diferentes vías y diferentes acometidas) es que el Absoluto está ya aquí, es que no puede ser expresado ni siquiera atrapado por la conciencia. Esto no quiere decir por cierto, que debáis parar de comer, sino más bien, que el alimento mismo no será ya un obstáculo a lo que emerge de vosotros, lo que hasta el presente, os mantendría ocultos. La más grande de las paradojas, en este nivel, es aceptar a la vez, total y plenamente vuestra encarnación, sabiendo que ésta, está destinada a transformarse de manera radical. Mientras que exista un proceso de negación de lo que sea que se vive, no podéis acceder real y concretamente, al Absoluto.

El Manto Azul de la Gracia, al desplegarse hace resonar la Onda de Vida, os acerca a la Onda de Vida. Hay por supuesto, elementos que están ligados a la historia personal que pueden interferir, manifestarse en esos momentos. Pero esto en definitiva, no tiene ninguna importancia porque el reencuentro con el Absoluto (incluso para aquél que está encerrado en lo relativo) es suficientemente turbulento para conduciros a Ser y manteneros delante de la Puerta Estrecha. No hay por tanto, ninguna voluntad que se exprese a través de aquellos que viven el Absoluto. Es simplemente un estado particular donde la conciencia es transcendida y superada, donde no existe ninguna conciencia, ningún obstáculo. La Transparencia y la Espontaneidad son efectivamente, la Verdad de aquél que se ha establecido en esto. Si vosotros no lo vivís, ni la Onda de Vida, ni el Manto Azul de la Gracia, no busquéis obtenerlo por cualquier medio, porque no se puede obtener. La única forma de trabajar es vaciarse a sí mismo de todo lo que hasta el presente, podía representar un sentido del honor, un sentido del deber, un sentido de servicio. Os corresponde a vosotros elegir, pero si la Luz os llama, tenéis que saber hacia dónde queréis ir: la Luz Vibral o si no el mantenimiento de cierta ilusión con una búsqueda perpetua del Amor Vibral. Todo esto está perfectamente calculado y ordenado.

Todo lo que sois aquí, cada vez más, está puesto en relación con planos mucho más sutiles. Durante este tiempo que pasáis aquí, y durante el acercamiento de este tiempo, muchas cosas nuevas aparecen en vosotros, sea a nivel de vosotros mismos, a nivel de vuestras creencias, de vuestras experiencias. Yo no he podido decir jamás otra cosa, que lo que os repito ahora, aunque la palabra Absoluto no formara parte de mi vocabulario, en el tiempo de mi encarnación pasada. El Absoluto va a aportar algo que está más allá del Sí, más allá de la Realización, ilustrando totalmente, eso que hace dos años, se ha llamado simplemente el Juramento, la Promesa y el Juramento por la misma Fuente. Cuanto más permanezcáis en la neutralidad, más acogeréis lo que viene a vosotros, más rápidamente habréis acabado con la personalidad, la individualidad. Por supuesto, el que se sitúa irremediablemente en el Ego, cuando oye hablar de esto, va a hablar de desaparición de la vida. No es en absoluto el caso, aunque pueda ser entendido y comprendido así, por la personalidad. El Absoluto: esa palabra que se ha empleado, independientemente de cualquier connotación histórica o de escritura, es ciertamente una de las palabras más adaptadas para permitir concienciaros de este Absoluto. Desde el momento en que lo hagáis, constataréis vosotros mismos, que se hace perfectamente fácil establecer las comunicaciones, las Comuniones y los actos de Amor, independientemente de cualquier presencia (lo más frecuente, al principio en forma de sueño o si no, de manera totalmente consciente, de forma inopinada), donde os ponéis a Vibrar, os ponéis a fusionaros con otra conciencia. Una vez más, no existe diferencia fundamental entre el Cristo, el Doble, Buda o cualquier Hermano o Hermana que se dirigen al mismo estado.

Todo lo que habéis conocido hasta el presente, todo lo que os ha oprimido hasta el presente, está llamado a desparecer. ¿Es que por eso hace falta parar? ¿Es que por eso hace falta anticipar la Llamada de eso que os hablará? No. Lo más importante durante este periodo, es intentar permanecer centrados. Que estéis instalados en el Yo, instalados en el Sí, o instalados en el Absoluto, lo más importante es no maltratar este cuerpo, lo más importante es otorgar la naturaleza, concederle tiempo para él. Si estáis de acuerdo con esto (la Onda de la Vida que ha nacido en vuestros pies, que para algunos de vosotros, ha comenzado a propagarse o ir hacia la corona radiante de la cabeza o del corazón), os va a ocurrir de forma cada vez más fácil, cada vez más simple, estableceros de manera definitiva, en este Absoluto. En lo que ha dicho UN AMIGO en el Yoga de la Eternidad (ndr: canalización de UN AMIGO del 12 abril 2012), comprenderéis muy fácilmente, al experimentarlo, que el peor de los obstáculos a ese estado (que no lo es) es y sigue siendo, Eternamente, la Mente, la necesidad de conocer, la necesidad de reflexionar, la necesidad de alimentarse. Todo lo que hay que vivir es pues, una revolución. Esta revolución no es simplemente un paso de un estado a otro, sino que para cada uno de vosotros, durante este periodo, es el medio inesperado de realizar que Sois, más allá del Sí, más allá de todo Sí, inscrito en una realidad mucho más amplia y mucho más vasta que lo que vosotros habéis podido creer hasta el presente. Cuando algunos movimientos y algunos representantes de los movimientos orientales os dicen que no sois este cuerpo, que no sois este pensamiento, que no sois estas emociones y que no sois incluso esta vida, eso requiere, por lo que es expresado, un cambio radical de punto de vista, pero también la realización de ciertas experiencias en vosotros, previas también, para estableceros directamente en lo que Sois.

Todos los elementos que acabo de daros ahora, van a traer vuestras propias preguntas. Si hay necesidad de avanzar más adelante sobre lo que he dicho, y si tenemos la oportunidad, vamos a hacerlo. La interdependencia de la Libertad, del Absoluto, de lo Desconocido, son extremadamente importantes para representarse, aunque si desde luego, habéis comprendido que el Absoluto no puede ser representable de ninguna forma, porque desde el instante en que es desvelado a vosotros, en el instante preciso en que se desvela, no sois ya nunca jamás el mismo. No sois más este cuerpo, no sois más esta historia y no sois más tampoco, este mundo en su totalidad. Esto no os impide por supuesto, continuar riendo, continuar viviendo y amando, sino al contrario. Pero vuestro punto de vista definitivamente ha cambiado. No podrá jamás volverse atrás, no podrá jamás funcionar como antes. El despliegue del Absoluto en lo relativo (que es este cuerpo) se hace de forma extremadamente precisa. Como han dicho ciertos Ancianos, no es cuestión de desarrollar las percepciones o las no percepciones de lo que se produce. Es importante dejar vivir, por vosotros mismos, lo que hay que vivir, sin ninguna avidez, sin ninguna reivindicación. Y efectivamente, como lo entenderéis en el momento en que lo viváis, la Paz, la Tranquilidad son los elementos mayores para vivir este reencuentro con el Doble, ese cara a cara más allá de este mundo. Mi exposición fue corta. Os dejo, ahora, la latitud de plantearme las cuestiones que tengáis, planteármelas, de sometérmelas. Yo responderé lo mejor que pueda. Y no me separaré de lo que son las palabras más simples y más explícitas para vosotros, que os permiten no concienciar, sino cambiar de mirada, a fin de no ser ninguna mirada. Yo os dejo pues, experimentar lo que tenéis que preguntar. Retened también mientras que reflexionáis, que desde el instante en que tengáis la oportunidad de encontrar a un Ser que haya vivido esta Transcendencia, constataréis vosotros mismos, que algo resuena en vosotros y va a modificar los diferentes síntomas que percibíais hasta el presente. Vuestro Sí se va a ampliar de alguna forma, a la escucha de ese Hermano o Hermana que, cada vez más son más numerosos, en la superficie de esta Tierra, los que comienzan a comulgar en sí mismos con el Doble, con el Cristo y a despertarse en el Absoluto. 

…Silencio…

El hecho de sentiros en ese estado particular es muy exactamente lo que sobreviene justo antes de que el Absoluto tome lugar. Si aceptáis hacer silencio, como es el caso de todo lo que normalmente podría aflorar al consciente, constataréis muy fácilmente, el cambio de mirada a punto de operarse, el cambio de punto de vista. El tiempo de esta Tierra os llama, de todo corazón, a esto. Aquellos de vuestros hermanos y hermanas que, de una manera o de otra, viven el Absoluto, os llaman también, silenciosamente, a esto. Hay, efectivamente un contagio extremo del Absoluto. Hace algunos años, entre los primeros Ancianos en intervenir entre vosotros, ya en esa época, Maestro RAM (ndr: canalización, entre otras, del 23 agosto 2008) os comunicó por Vibración y por el Silencio y por las palabras. Hoy, es mucho más fácil, si se puede decir, entrar en Comunión por el Silencio, más allá de la Vibración. Y es exactamente lo que se desarrolla en vosotros, ahora. Que durmáis o no, que tengáis la impresión de no poder reflexionar, de ser vosotros también, llevados por la Onda de Vida, el resultado es innegable. La particularidad de la Onda de Vida o del Manto Azul de la Gracia es que (en la medida que pasa el tiempo, de manera lineal) no podréis ni renegar o negar, de ninguna forma, lo que se despliega en vosotros, como en vuestra vida. Sea lo que sea que os proponga la vida, necesitaréis ir en el sentido de la corriente, porque toda resistencia es vana, sean los que sean los acontecimientos, porque concurren todos a estableceros en la Belleza, en la Verdad. No puede haber error, ni presentarse error para el Absoluto. Así como os hemos dicho (unos y otros), nuestras intervenciones se desarrollarán cada vez más, en esta quietud. Más allá de las palabras que nosotros pronunciamos y pronunciaremos, constataréis vosotros mismos, la instalación del Absoluto.

…Silencio…

Continúo escuchándoos. Si nada germina en vosotros, si nada eclosiona, entonces podéis concluir que lo que se desarrolla es muy exactamente lo que debe desarrollarse. ¿No hay cuestiones?

No tenemos cuestiones. Os damos las gracias. 

Entonces me propongo acompañaros durante el alineamiento, en la recepción y la Comunión del Manto Azul de la Gracia y también la Onda de Vida. Recordad que este tiempo ya no es el tiempo de un conocimiento cualquiera exterior. Es el tiempo de la urgencia absoluto, sin precipitación, permaneciendo tranquilo, de descubrir los espacios de Paz más absolutos, con nuestra Presencia o sin nuestra Presencia. Hay en vosotros, la misma capacidad que esa del Absoluto. Desde el instante en que entenderéis, de manera más profunda, el sentido de lo que os ha comunicado UN AMIGO, sobre el Yoga de la Eternidad, más penetraréis en ese silencio, en ese estado que precede a lo Último, llegará un momento en que toda noción de conciencia desaparecerá: no os perteneceréis más. Nada más de la persona o de la individualidad existirá. La Verdad está ahí, y solamente ahí. Todo lo demás, todo lo que hemos dicho (a través de este mensajero, como en nuestra vida) ha estado destinado, en definitiva, a llevaros a este instante y a este tiempo, muy precisamente. Acordaros de que cada cosa está en su lugar y en su mejor lugar, como para vosotros. Vosotros estáis estrictamente en el mejor lugar. Es tiempo ahora, para mí, de saludaros y de dar Gracia en el Don de la Gracia. Así como espero que lo hayáis vivido, las palabras pierden incluso su sentido original y os será cada vez más difícil, seguir solamente las palabras porque la Onda de Vida las precederá. Y cabalgando, si se puede decir, la Onda de Vida, la palabra desaparece, el sentido mismo desaparece. Alcanzáis entonces, la conciencia, un elemento importante. Yo soy HERMANO K. Os amo. Os digo entonces, hasta el Don de la Gracia, dentro de unos instantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada