AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 14 de abril de 2012

HERMANO K Es necesario de verdad que vayan hacia la Libertad. 10 de abril




Es necesario de verdad que vayan hacia la Libertad. En realidad, deben liberarse de ustedes mismos, de eso que creen. No habrá más  razón, válida para que la expansión no se produzca

Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn Núñez
  
Audio

Soy HERMANO K. Hermanos y Hermanas presentes, les saludo, en el Amor y en la Verdad. Desearía hablarles del concepto de percepción, y de la no percepción. Al mismo tiempo en una relación de continuidad de uno al otro, y también para quienes, precisamente, no perciben lo que se desarrolla. Recuerden que toda conciencia es el medio de percibir, por la distancia existente entre el sujeto y el objeto. Es precisamente la distancia que crea la percepción (o su ausencia de percepción). Esta percepción, por supuesto, sobrepasa largamente el marco de los sentidos habituales. Ella se apoya, por supuesto  en el soporte que es el cuerpo, y sobre un soporte que es nuestra naturaleza misma, es decir, antes del Absoluto: la conciencia. La percepción es, hasta cierto punto, la base misma de la conciencia. En otro tiempo, se les dijo que la conciencia era Vibración, eso es Verdad. Y la Vibración permite, también, concientizar la Luz, vivir el Despertar, vivir la Realización (según la permanencia, o no, de la Luz).

 La percepción, es pues resultante de una distancia, es también algo que es discriminante en su propia manifestación, dando a sentir, o a experimentar, cualidades particulares. Esta cualidad, cualquiera que sea, puede resolverse, en realidad, en dos movimientos, y solamente dos movimientos: un movimiento que dilata y un movimiento que retrae. El movimiento que dilata es, una forma de extensión. El movimiento que retrae es una contracción. Eso se les indicó, en cuanto a la retractación del alma ante el Absoluto. Nuestra Hermana GEMA GALGANI expresó esto, en otras palabras, aquí hace algunos momentos (en  su intervención del 10 de Abril de 2012), y también, en múltiples ocasiones, por otras Estrellas. La percepción puede también ser similar a un cambio de gama de frecuencias (abriendo o cerrando, yendo hacia arriba o hacia abajo, en la expansión o en la contracción) de lo que se percibe. Y en consecuencia, de alguna forma, puede llamarse vista, aunque, en este caso, lo que se ve no tiene nada que ver con los ojos.

La percepción es la base del cambio, que hace pasar, se puede decir, de un estado a otro estado, de una fase a otra fase. Podemos decir que la percepción, en el límite, crea el mundo, y que la no percepción hace desaparecer el mundo. Es lo que pasa en las fases en que se despiertan en la mañana, y en las en que duermen en la noche. Siempre este mismo movimiento, en un sentido o en otro, de la propia conciencia, y en consecuencia, es corolario, de la concepción y de la propia percepción. Efectivamente, en este concepto de percepción y de no percepción, hay una dinámica, un movimiento, algo que cambia. Algunos cambios les son habituales (y nos son habituales, en encarnación), como la alternancia víspera/sueño. Otros son más inusuales y corresponden quizá a esto que percibieron y vivieron durante estos años, en que su conciencia pasó de un estado separado, dividido, a una Conciencia no separada, no dividida (que eso sea en el marco del Despertar o de la Realización). Siempre en este concepto de movimiento, de lo que expande o de lo que se contrae  y se retracta. La retracción, la contracción, es pues también una percepción. Pero una percepción que no va en el sentido idéntico de lo que (y que quizá es opuesto) es la expansión. Todos los Estados de Luz (ya sean experiencias o Estados estabilizados) son expansiones de la Conciencia llevando a vivir una Conciencia diferente, Unificada o Unitaria. Hasta un momento dado, en el espacio o en el tiempo, donde va a vivirse una expansión que no depende más de sí, sino del universo, del medio ambiente, o de otra Conciencia. Por lo menos, es la impresión que se da, en lo que se ha descrito como el Matrimonio Místico: un elemento considerado como exterior (o diferente) viene a jugar, con la percepción, que puede entonces oscilar en un sentido o en otro, de contracción o de expansión. Son los distintos enfoques que ha descrito nuestra Hermana GEMA.

Se ha descrito también, durante estas últimas semanas, la posibilidad de convertirse en Absoluto y ya de no poner distancia (por lo tanto de percepción diferencial) entre este cuerpo, la conciencia de este cuerpo, y la Conciencia de la Onda de Vida. Vivir el Absoluto les lleva a reconsiderar las percepciones, como un elemento relativo, cualesquiera que sean las fases de expansión o de contracción. Estas fases participan, innegablemente (que eso sea en una distancia o una definición) o en un movimiento. Siendo este movimiento, el que sea, la característica de lo que se llama la Vida. Y son ustedes quienes observan y viven este movimiento, permanentemente, sobre este mundo. Si aceptan realizar las investigaciones que les han sido indicadas, y propuestas  por distintos participantes, van a darse cuenta que en un momento dado, por vuestra propia experiencia, que la no percepción que está más allá, simplemente, del paro de un movimiento. Es un mecanismo (si puedo decir) donde van a concientizar, más allá de toda conciencia, y en consecuencia más allá de toda percepción, que existe algo que es inmutable. Que no es más una percepción, que no es más una conciencia, sino que es, de algún modo, la trama que contiene todo el resto. Entonces ahí, lo que elija vuestra vida para hacerles vivir, la Unión mística o el Éxtasis (que les haga pasar a ser este Éxtasis o esta Unión con esta Conciencia), definirán, claramente, que existe algo que nunca se ha movido, que siempre ha estado allí. Que no ha sido ni una contracción, ni una expansión y que es por lo tanto, una no percepción. Pero que no es realmente de la misma naturaleza, de la no percepción de ese que nunca ha percibido un movimiento (la Onda, la Vibración, la energía, de la conciencia). Y con todo, los dos no están tan distantes uno del otro.

Por supuesto, para el que nunca ha percibido, hay quizá una frustración, el sentimiento de no ser como los que viven eso que él mismo busca. Invito a todos estos seres a sobrepasar, precisamente, todo lo que se ha descrito. Sobrepasar todo lo que se describió, si no se ha vivido, es necesario también aceptar superar sus propias emociones, sus propias vivencia, más allá de la percepción. Y eso abrirá la puerta, a lo que llamé la no percepción, de lo que está siempre allí, y ha estado siempre allí, y nunca me ha movido. Y que, hasta cierto punto, está a la vez presente en la Onda de Vida, en el Absoluto, y también en el relativo que ustedes son. Si no viven nada, y ninguna percepción, esta interrogación va a tomarles, en algún momento o en otro. Simplemente, la interrogación de porqué no viven la Vibración (o la Onda de Vida, o las Coronas Radiantes): les parece, de manera a veces penosa, haber permanecido en el ego, sobre el hangar de la estación, en la misma orilla y nunca conocer  la otra orilla. Las circunstancias muy particulares de la Tierra, hacen hoy, que no pueda existir diferencia, básicamente, entre el que recorre la otra orilla, que se establece en el Absoluto, y el que no vive nada. No porque no crea, ni porque lo rechace, sino simplemente porque esta capacidad no nació en él: no tiene posibilidad de percepción, y en consecuencia de cambio. Para estos seres, tengo deseo de decir (más que para otros): de aceptar que no son diferentes, y que no están en el mal lugar. Y que, precisamente, esta no percepción puede representar un activo, en el sentido en que son vírgenes, precisamente, de percepciones diferentes.  O entonces, son tributarios simplemente, de períodos de contracción, miedos, angustias, y dudas. Les pido, si les parece ser tributario de eso, de entender y aceptar que no Son eso. Es el sentido de las conversaciones que propone quien se nombra BIDI, de hacerles descubrir el punto de Oscilación, dentro de vuestra propia interrogación y de vuestra no percepción. Es decir, en vuestro  propio mental, de vuestra propia vida, independientemente de toda voluntad espiritual. Ustedes no son  ni amputados, ni más pequeños, ni más grandes. Consideren simplemente que son diferentes, por el momento. Pero que la finalidad (si se pueda expresar así) es y permanece siempre la misma. Esta oportunidad de no percepción crea, efectivamente, lo que llamé frustración, y al mismo tiempo, un  deseo. Entonces, les pido olvidar el deseo, y la frustración, también. Y más que nunca, para los que están en la no percepción, de seguir estando tranquilos y en Paz. Y de plantearse la única pregunta que valga la pena, en este caso, que no es de decir: ¿“por qué no vivo eso? ” O de buscar cualquier causa, sino más bien preguntarse quienes Son. Porque lo que los auto-limita, es ciertamente creerse, este cuerpo, esta búsqueda, esta vivencia.

A partir del momento en que depositan, a vuestros propios pies, todas las interrogantes relativas a la no percepción, sin buscar percibir alguna cosa (puesto que son, a priori, incapaces), simplemente, preguntándose quienes Son, no aceptando ser simplemente esta persona (no abandonándola  o descuidándola) sino plantearse la pregunta que se les somete, es decir, de reflexionar, realmente, en  lo que es permanente y lo que es efímero. Así como pude hacerlo BIDI, van a crear zonas que no son zonas de agitación mental, sino más bien, zonas de fricción o resistencia, que como se dijo, son de algún modo,  propicios para ir más allá de vuestra no percepción. Hicieron, una especie de camino inverso, pero no están a la inversa. La Unión mística les está abierta. Las modalidades, simplemente, les son diferentes. No hay  en eso ningún juicio de valor, ni de superioridad, ni de inferioridad. Si puedo expresar, vuestro tiempo aún no ha llegado. Y con todo, vino ahora, o va a venir de manera inmediata. En cuanto paren de plantearse la pregunta de la no percepción, salen del círculo vicioso de la interrogación, y de una forma de culpabilidad, y en alguna parte, de la puesta en duda de lo que viven los otros, porque ustedes no lo viven (o porque lo buscan, a la inversa). Recuerden que la Onda de Vida no hace diferencia entre un árbol, un humano y un pájaro: es la misma estrictamente para toda la vida, aunque esta vida la reconozca o no, la viva o no. Todos se bañan, sobre esta Tierra, en el mismo baño, en la misma Onda. Que les sea perceptible o no, que la rechacen, la acepten, la busquen, o no, eso no cambia estrictamente nada. Es más bien, su propia conciencia que se desplaza, hasta cierto punto, en la Onda de Vida, o no, dándoselo a percibir, o no a percibir. Se les dijo que la Onda de Vida, aunque nació de manera mucho más presente, por la Liberación de la Tierra, ha estado siempre presente. Simplemente, el Anclaje de la Luz y la Enjambrazón de la Luz, por los que fueron llamados Sembradores de Luz, permitió de hacerla más estable, y más evidente. Si aceptan, en la no percepción, imponer vuestras propias condiciones (es decir, de no ser este cuerpo, no ser estos sufrimientos, ni incluso, la persona que está allí, sino más que eso), no hay ninguna razón válida para que vuestra conciencia no se desplace en la Onda de Vida.  Por supuesto, di el concepto de tiempo exacto, o de tiempo que no había venido, pero si no hacen la experiencia, ¿cómo sabrán que vuestro tiempo no ha venido? La Onda de Vida es pues una invitación (para los que lo viven como para los que no los viven) a superar la percepción de la contracción o la expansión, o la no percepción. Recuerden que lo que se percibe es exterior, aunque eso se viva al Interior. Recuerden que si no perciben (entando en la no percepción), se colocan ustedes mismos, al  exterior, y si aceptan no ser este exterior, todo se desarrollará. No les pido, por supuesto de creerme, sino simplemente, intentar la experiencia. Ya que es una experiencia, aunque esta experiencia desborda sobradamente el marco de lo que se vivirá (o no) en la experiencia, porque hay una instalación de lo que se produce, en una duración, en una Eternidad.

Recuerden lo que dije: que los únicos obstáculos, final y en definitiva, no son ustedes, sino (por supuesto) lo que han creído ser, el conjunto de creencias, que están aún presentes: lo que creen, a lo que adhieren, que no es el Infinito, ni el Absoluto. Todo lo que aceptaron poner como marco, como límite o como condicionamiento, es precisamente lo que se ve, ahora, como no siendo ustedes. Sin ninguna culpabilidad, sino con una mirada lúcida y justa sobre ustedes, sobre eso que creen y que no han experimentado. Observen, calmadamente, eso en que creen, y que no experimentaron. Si, simplemente, aceptando deshacerse de eso, entonces, verán, por si mismos, que se desarrollarán cosas muy diferentes, en ustedes y fuera de ustedes. La Liberación comienza por encontrar la Libertad. En efecto, no puede existir Liberación sin Libertad reencontrada. Y la Libertad, es ser Libre de todo dogma, de todo límite, de todo pasado. Más que nunca, para quienes no perciben nada, deben aceptar que no son  en ningún caso ese pasado que vivieron. Cualquiera que sea la impresión que pueda dar, y afectarles, deben deshacerse de vuestras propias percepciones pasadas. Porque estas percepciones del pasado les impide vivir la percepción del Presente. Es necesario de verdad que vayan hacia la Libertad. En realidad, deben liberarse de ustedes mismos, de eso que creen. No habrá más  razón, válida para que la expansión no se produzca. No tienen que trabajar sobre el porqué no perciben, ni a desarrollar (o querer desarrollar) cualquier percepción, sino a extraerse de las percepciones de todo pasado y toda creencia. Deben, aligerarse de todos los pesos, de todo lo que los condicionó, de todo lo que vivieron, y que no es ya la experiencia de vuestro presente. Ya que ninguna experiencia del pasado puede serles de alguna utilidad, para percibir lo que se vive, hoy, sobre la Tierra. Allí reside, el secreto de vuestra propia transformación. Es necesario pues liberarse  de todo lo que se conoce, porque lo que se conoce pertenece al pasado o a la creencia. Deben deshacerse de cualquier creencia o de cualquier esperanza en la Onda de Vida, en las Coronas Radiantes, si no los viven. Deben ser como un niño: virgen de todo prejuicio, de todo acondicionamiento. Si se preocupan solamente de eso, no habrá más obstáculo válido a la Onda de Vida. No tienen que buscarla, ya que no nacerá (como se dijo) de alguna búsqueda, sino de la desaparición de toda organización, de toda creencia y límite en ustedes. Pero son responsables de su organización, sus límites, sus creencias, de vuestras experiencias pasadas. Y solo ustedes, son capaces de aniquilarlos.

Deben, efectivamente, tomar una forma de distancia y en consecuencia observar lo que, hasta el presente, vivían (que estén en el recuerdo, o en la memoria). Se han apropiado, de algún modo, de vuestros propios sufrimientos, haciéndolos revivir en el presente. Y es eso, solamente eso, que les impide vivir lo que debe vivirse. Nada más. Y en consecuencia, si aceptan deshacerse, real y concretamente, si aceptan no ser el resultado de vuestro pasado o condicionamiento, no habrá nada más que hacer. Nada que querer percibir. Y salen, efectivamente, de la no percepción.  Eso se realiza. Rápidamente, si son lucidos y honestos sobre lo que los condiciona, que hoy los hace sufrir: que son sólo creencias. De la misma forma que muchos de entre nosotros, hablamos de Maya; este mundo Ilusorio. Este Maya nunca ha impedido al Brahman estar allí, al Parabrahman estar allí, y el Atman tampoco: es de verdad una cuestión de mirada y localización. Y simplemente, si la Onda de Vida no nace y si, ninguna percepción se hizo día en ustedes, es justo una cuestión de localización, de emplazamiento. ¿Dónde estás tú? ¿Y el dónde estás tú? no puede definirse que a partir del momento en que se planteó la cuestión de: ¿Quién eres? Salgan de todo idea de ser un humano, de ser un cuerpo, de ser una historia. Y verán, entonces, que los campos de la percepción se abren a ustedes. Habrá un mecanismo, que va a desarrollarse en ustedes, desencadenando  y produciendo  una clase de expansión. Recuerden que es siempre la mirada hacia ustedes mismos que los condiciona: el peso de las creencias, el peso de las experiencias pasadas, que les priva de la experiencia presente. Hay, en ustedes, absolutamente todas las capacidades para realizar esta Obra, simplemente aceptando soltar lo que no son. No están ya, como eso se dijo, en el tiempo de las enseñanzas (tal como se los dimos, y sobre todo UN AMIGO, sobre los distintos Yogas). Están en el tiempo de la actualización de ustedes  mismos.  Si aceptan eso, no hay ninguna razón válida que puede oponerse a la Onda de Vida, al Absoluto.

Recuerden, que es muy fácil y muy simple. Que no están en las etapas de construcción del Sí, sino que tienen, realmente, la posibilidad inmediata, de derivar todo eso. De no tener que poner en pie o  construir alguna cosa. Volverse virgen, y todo se producirá. Y lo que se producirá, es independiente de vuestra voluntad, deseo, o aspiración. Por supuesto, podrán imaginar tener la posibilidad de crear esta Tensión hacia el Abandono, y que es necesaria un alma muy fuerte y, en cierto modo, predestinada. Y no tienen que culpabilizarse, tampoco, si no son un alma fuerte o predestinada. Porque, finalmente, estamos todos destinados a lo mismo, lo queramos o no. Si adhieren a estos preceptos de su propia Liberación, y sobre todo, de su propia Libertad (con relación a todo lo existente, todo conocido, y a todo vivido), serán, efectivamente, como el niño, desnudo y virgen, y podrán pasar del otro lado. En realidad, no son ustedes quienes pasan del otro lado, es el otro lado  que viene a ustedes, espontánea y naturalmente. Ustedes no se desplazan, desplazaron simplemente la mirada. Se puede decir también, para ustedes quienes no lo viven: no juzguen. De la misma forma que se dijo no juzgar a quienquiera, o cualquier cosa, para los que vivieron el Sí. Ustedes que no lo viven, tampoco se juzguen. Si son capaces de ser suficientemente Simples, y estar suficientemente Presentes en ustedes, Libres de todo prejuicio, todo condicionamiento, todo pasado, de toda historia, la Onda de Vida se desplazará hasta ustedes. Y harán el camino inverso, de la no percepción a la percepción. Sabiendo que en definitiva, el Absoluto les da también a trascender el conjunto de las percepciones y de las no percepciones. Puesto que están limitados ya a la Onda de Vida que ustedes pasaron a ser, sino que recorren todas las Ondas de Vida, en los universos que eso esté, en la forma que sea. Ya más nada, ni más nadie, puede tener secreto para ustedes. Y sobre todo ustedes mismos. Liberarse de todo  conocido es, de verdad, realmente para esos que no perciben, la Vía de la Evidencia. Recuerden que no existe enemigo, ni combate a llevar. Aunque todo, en este mundo, parece probarles lo contrario, e incluso numerosas enseñanzas espirituales hicieron tanto hincapié en este combate, del bien contra el mal. Todo esto no es (como  se lo dijeron algunos Ancianos, y BIDI), más que es una farsa, una estafa, una mascarada, una ilusión.

A los que no viven la percepción, tengo deseo de decirles: no se ocupen de la percepción. Precisamente, ocúpense en ustedes, de lo que se percibe con relación a vuestro pasado y que viene a obstaculizar lo que debe vivirse. Que siendo  honestos con ustedes mismos, verán que es el conjunto de las prácticas y creencias que no hace más que obstaculizar. Y que al ser honestos, no hay ninguna circunstancia exterior (familiar, profesional, emocional) que represente un obstáculo. Pero las construcciones que pusieron sobre esta situación, sobre sus prójimos, son el obstáculo. Nunca es el otro el obstáculo, sino siempre ustedes mismos, sin ninguna culpabilidad. Es necesario mirar con ternura, con Amor, y estar lúcido de eso. Entonces, la percepción vendrá a ustedes. He aquí algunos elementos, en resumen muy simples, que quise darles. Porque completa, diría, de manera evidente, lo que pudo decir nuestra Hermana GEMA sobre este Matrimonio Místico (intervención de GEMA GALGANI del 10 de Abril de 2012) que es, efectivamente, la cosa más impresionante que deba vivirse. Porque es la Liberación, total, de toda ilusión. Si tenemos tiempo, y si tienen preguntas, y solamente si tenemos tiempo, les escucho.

No tenemos preguntas, le agradecemos.

Agradezco humildemente, vuestra escucha. Regreso en algunos instantes, para acompañarlos en el compartir del Manto Azul de la Gracia, y de la Onda de Vida. Les digo por lo tanto, hasta ahora. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada