AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

miércoles, 6 de marzo de 2013

MARIA REINA DE LOS CIELOS Y DE LA TIERRA 4 DE JULIO DE 2009 CON AUDIO

4 de julio de 2009



Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Veronique Loriot
Traducción: Pierre Diaz

audio

Soy María, Reina de los cielos y de la Tierra. Muy amados niños, en primer lugar, les pido acoger en vuestro corazón la Presencia y la Radiantes de la Fuente con la cual estoy acompañada. Acojan de su Esencia, en el seno de su eternidad, la Presencia de la Alegría. Esto es ahora, con el fin de que nosotros todos, podamos, juntos, realizar la Unidad, realizar la Alegría. Vengo a vosotros en momentos claves de la historia de vuestra humanidad. Dentro de muy pocos días, en tiempo humano, entraréis en los últimos tiempos, en los tiempos de la abertura a la Gracia, de la abertura a vuestra Eternidad y en vuestra Verdad.

Reencontraréis, la mayoría de entre ustedes, la totalidad de lo que son. Nada más podrá serles escondido, hasta el anuncio de mi Presencia. Esto será realizado en menos de un año de su tiempo Terrestre. Así, muy amados niños, les quedan unos meses con el fin de prepararse a reencontrar su Divinidad en su totalidad en el seno de lo que llama su Eternidad, su vehículo de Luz.

Muy amados niños de la Luz, no deben en absoluto temer lo que viene. lo que viene está del orden de la Luz y de la revelación de la Luz, en usted y en el seno de la humanidad. Esto es ahora, esto no es mañana, esto no es pasado mañana, en término cósmico, sino que corresponde a su realidad de los días que vienen. El anuncio que le hago, a través de la Presencia de la Luz, es una gran Gracia.

Muéstrense dignos en el seno de su humildad, en el seno de vuestra Unidad, de este regalo, de esta Gracia. Llega desde ahora en adelante en momentos importantes, en momentos capitales de vuestra historia, después de mucho, mucho tiempo.

Acojan en la Alegría, acojan en la serenidad, la Luz que viene hacia ustedes.

Ella, no está destinada a cegarlos, y todavía menos a hacerles, lo que llaman dolor. Ella está aquí, y estará aquí, para despertar en ustedes su comunicación con el Cielo, su comunicación con la Verdad, su comunicación con su interioridad más alta.
Esto es ahora. He aquí lo que tenía que decirles.

Los días que viven son días mayores, no solamente para ustedes, aquí, pero para el conjunto de la humanidad. En estos días mayores, numerosas cosas se les revelan, numerosas comprensiones les son dadas, revelados, identificados. Dios es Amor, Dios es Luz, la Fuente es Amor, la Fuente es Alegría, la Fuente se revela en el seno de la Alegría.

Deben de dejar los hábitos de vuestros sufrimientos y endosar los hábitos de la Luz. No sólo esto le son permitido pero esto le son pedido. Deben reunir la paz, debe reunir lo que sois, no lo que creen haber sido en esta densidad. Pero deben revestir vuestro vestido de Eternidad, vuestro adorno de Luz.

Ésto viene a vosotros. Es eso, el significado de los signos del Cielo que observarán, dentro de muy pocos días, en el conjunto de vuestro planeta. Esto se manifestará sobre todo dentro de ustedes. No pierdan el tiempo en escudriñar el cielo las 24 horas, escudriñen, en su ser interior, la chispa que se va a manifestar. Ella viene para despertar, en el seno de vuestras estructuras, al nivel de vuestro corazón físico y de vuestro Corazón sutil, al nivel de vuestra cabeza física y de vuestra cabeza sutil, un cierto número de partículas de Luz que estaban dormidas hasta ahora, van desde ahora en adelante revelarse.

Es un anuncio importante que les hago.
Éste debe de ser re-enlazado lo mejor que puedan, porque es importante y les prepara, de manera esencial, a vuestra undécima Boda. La undécima parte de vuestras Bodas Celestes corresponde a la integración de la Unidad en el seno de vuestra multiplicidad. El establece, de manera definitiva, el puente de conexión a vuestro Espíritu Solar. Vuestro Espíritu Solar se revela a vosotros, en el seno de su Gloria, en el seno de su Majestad.

Los períodos de sufrimiento que vivieron desde tanto y tanto tiempo tocan a su fin.

Muy amados niños de la Luz, les pertenece, de acoger, de recoger esta Luz, esta chispa que viene a vosotros. Piensen en la Luz, piensen en la Alegría, piensen en vuestra interioridad. Crezcan en Luz, muy amados niños, esto es un aprendizaje. Les guío y les acompaño a lo largo de este camino del aprendizaje, a lo largo de este camino de revelación. La revelación llega, la chispa se manifiesta en ustedes y se manifestará en los próximos días. La realización de la undécima partes de la Gracia Céleste de la Luz del Arcángel Mickaël, en el seno de su densidad, revela en vosotros algo majestuoso, algo que corresponde a una esperanza importante: la esperanza de la humanidad, la esperanza del Cielo, la esperanza de los mundos ultra sensibles, la esperanza del conjunto de vidas en el seno de los Universos que desean y que esperaban este momento. Este momento es ahora, una vez más. Les incumbe de acogerlo y de vividlo, en el seno de vuestra serenidad, en el seno de su ser interior, en la más grandes de las Humildades y Sencillez.

No hay sitio, en el seno de este acontecimiento, a cuestionamientos. No hay sitio, en el seno de este acontecimiento, a la interrogación y a la duda. Solo hay sitio, simplemente, a la aceptación de la Luz y de la chispa que viene a vosotros. Esto está en marcha, esto esta despierto, esto esta despertando. Entonces, quiero, en el seno de este espacio preciso, en este lugar de mi Gracia, acoger vuestras preguntas. Pero les propongo en primer lugar, participar, con anticipación, a la efusion de la Fuente, de la radiación, de la presión del Ultravioleta, durante unos minutos, y en el silencio.

Entonces, acojamos juntos, con anticipación, lo que viene y después trataré de responder a sus preguntas. Entonces, en primer lugar, acojamos.

... Efusion de energía..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada