AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 7 de marzo de 2013

MARÍA Primera parte 21 noviembre 2009



Canalización: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Veronique Loriot
Traducción: Pierre Diaz

audio

Soy María, reina del Cielo y de la Tierra.
Muy amados humanos en encarnación. Vengo a vosotros con el fin de precisar un cierto número de nociones que, en este fin de año que se acerca, me parecen capitales, para vuestra comprensión, para vuestra aceptación y para vuestra transformación, si lo desean. María es mi nombre, tal como ha sido conocido sobre esta Tierra cuando recorrí las sendas de la encarnación. Mi nombre del Cielo, no es María. Mi nombre del Cielo está ligado a lo que Soy, y a que soy Reina del Cielo, porque, al nivel de este Cielo, como en otros Cielos, soy yo quien creó y que dio Vida a una Dimensión, he aquí hace mucho mucho tiempo. Y, como todo Creador que interviene en las Dimensiones del Padre o de la Fuente, este Creador debe llevar a cabo un proyecto y una evolución, de acuerdo con el Amor y con la Fuente. De eso hace ya mucho tiempo. 


Reina de los Cielos, Reina de la Tierra, de esta Tierra, como de tantos otros, donde di a luz formas de Vida en el seno de lo que llaman la Dimensión donde viven (tercera Dimensión), como Creadora, en el seno de estos multi-universos y de esta dimensión específica. Lo mismo que otras entidades creativas (que le son conocidas con el nombre de Elohim, Néphilim, Gigantes) que se manifestaron en los momentos precisos de la historia de la Humanidad, sobre esta Tierra o en otros lugares, fueron unas Almas o Conciencias que acompañaron hasta el final vuestra Creación, quedándose aquí, con el fin de ayudarles. Más allá del papel histórico que me ha sido atribuido, mi papel se sitúa, sobre todo para vosotros hoy, como Madre del Cielo. Pronto, vengo a ustedes y vengo del Cielo. Más allá de este nombre, otras manifestaciones de mi Presencia se efectuaron, en el mismo seno de esta Tierra, en el mismo seno de esta civilización. Numerosas Conciencias Humanas se encarnaron bajo mi resonancia y bajo mi Vibración. Muy numerosos emisarios surcaron vuestros pasos, vuestros países y vuestras comarcas, desde tiempos inmemoriales. 


Yo Soy la Creadora de esta Dimensión y, como tal, ustedes que toman prestado los hábitos de esta Dimensión, son también mis niños. Pero, más allá de ser mis niños, son ante todo los niños de la Fuente, niños de Luz y Seres de Luz, en totalidad y de pleno derecho. Sois también, así como les dijo el Arcángel Mikael, Semillas de Estrellas, correspondiendo, en esto, a lo que decía mi Hijo cuando fui María: «están sobre este mundo pero no son de este mundo». Y también, así como él lo decía: «hay numerosas moradas en la casa del Padre». Hoy se acercan al último instante de la Revelación. Revelación en lo que les conciernan, en lo que Sois. Revelación también sobre datos importantes concernientes a un cierto número de cosas que estuvieron, por lo menos, deformadas, falsificadas, en relación justamente con lo que llaman religiones. Vuestra Humanidad me atribuyó cosas que nunca pronuncié. Mi corazón de Madre es la de una Madre que quiere a todos sus niños, sin excepción y que nunca castigará a ninguno de sus niños, por una simple razón, que es que los concebí y cree libres, en totalidad. Sin embargo, la libertad que les otorgué y creé en el seno de esta Dimensión ha sido, he aquí mucho tiempo, desviada de la Fuente y transformada por entidades de Conciencia muy elevada, que decidieron librarse de la Luz y llevar a cabo un cierto número de experiencias particulares, haciendo que Conciencias libres, que unas Conciencias de Estrellas penetrasen esta densidad donde están, perdiendo todo recuerdo y toda memoria del recuerdo de la Fuente y de la Eternidad. 


Así, todos ustedes, todos, aquí presentes sobre esta Tierra, fuisteis cogidos en la trampa y encerrados en el seno de una prisión. Esta prisión, hoy, algunos de ustedes comienzan a percibir las paredes y los barrotes. Otros finalmente, y son más numerosos, en número y en frecuencia, son los que hasta ni se imaginan que existe una prisión, que existen unas paredes o unos barrotes. Para ellos, es la única Verdad, no existe otra realidad posible, otra posibilidad de Vida, en otra parte. En este sentido, estas Conciencias superiores que les privaron voluntariamente de la Fuente, se titularon ellos mismos Creadores y crearon leyes (que llamáis karma, acción, reacción, electromagnetismo, el bien, el mal), total, todo lo que conocéis en el seno de esta densidad, para algunos de ustedes desde centenares de miles de años. 


Entonces, evidentemente, hoy, cuando los Arcángeles vienen a anunciarles de que sois mucho más que lo que creen, de que no sois este cuerpo en el que vivís, que hay en ustedes una Dimensión de Luz escondida y velada, tienen, evidentemente, dificultad en aceptarlo. Mientras no tengan acceso a lo que el arcángel Mikaël llamó el cuerpo de “Êtreté”, el Cuerpo de Eternidad, esto, puede parecerles una bella historia, y sin embargo es la estricta Verdad. Y es esta la Revelación, hoy, que se hace a ustedes. El arcángel Mikaël anunció, hace numerosos meses ahora, que venía para desconstruir, y derribar los velos de vuestras propias ilusiones, de lo que llaman esta matriz, porque se trata bien de una matriz. Y una matriz es lo que permite empezar una gestación. Esta gestación era una experiencia como otra pero, hoy, esta experiencia debe acabarse; ella no tiene más razón de ser en el seno de lo que es la Vida no limitada, en el seno de lo que es la Vida, más allá del bien y del mal. ¿Entonces, para volver a lo qué les decía, cómo pueden creer que pude venir, en un momento dado u otro, bajo una forma de aparición, darles mensajes de castigo o de pena a mis niños? Nada de esto es verdad. Nada de esto existió, sin embargo, deben comprender que no deben juzgar o condenar a los que se cortaron voluntariamente de la Fuente.
Estos creadores, estos chicos malos (como los llama el gran Melquisedec), son también niños de la Fuente, aunque no lo reconozcan por el momento. Entonces, ellos, tampoco tienen que ser juzgados. ¿Cómo quieren escapar de la acción, reacción si, ustedes mismos, mantenéis la acción, reacción? Mi Hijo, muchas veces, expresó este concepto, explicando la diferencia entre la Ley del Talión (que prevalecía de su vida) y la Ley de acción de Gracia que vino instalar e instaurar. Sin embargo, hoy, las circunstancias mismas de vuestra Vida (a través de la sociedad que edificaron, a través de las reglas sociales que elaboraron, a través de los lazos familiares que fueron creados, a través de las multitudes de lazos que los encadena) nunca los liberarán porque no hay libertad en el mundo que exploran, hay sólo ilusiones de libertad. La verdadera liberación, la verdadera Libertad, está más allá de su prisión y sin embargo esta prisión les permitió, a algunos de ustedes, crecer en Luz, a pesar del velo del olvido. 


Hoy, la Fuente decretó (el Cónclave Arcangélico y el conjunto de los 24 Ancianos, permiten, por su trabajo, y por vuestro trabajo, también, Bien-Amados Niños) devolverles vuestra libertad. Entonces, evidentemente, numerosas fuerzas y numerosas Conciencias presentes en el seno de vuestra Tierra, no les quieren libres; ellos quieren mantenerlos encerrados, esclavizados. ¿Esclavos de qué? De vuestros acondicionamientos, de vuestros miedos, del conjunto de factores que hace que, para vosotros, la única realidad es la que viven y qué nada existe más allá, y que nada de lo que existe más allá del velo de la muerte y de la encarnación, es real, ni sensato, ni tangible. Hoy, esto debe cesar. Hoy, deben redescubrir vuestra dimensión de Amor y de Eternidad. En esto, el Arcángel Mikaël (y los que ustedes realizaron) permite, a un número cada vez más importante, reconectar y revivir esta dimensión de Eternidad. 


¿Y qué descubren? Para los de ustedes que acceden a este nuevo estado de Conciencia, pues comprueban que todavía están encarcelados, pero que, sin embargo, saben que están encarcelados y que más allá de esta prisión existen mundos de Belleza, mundos de Unidad, donde el bien y el mal no tiene fuerza, donde la Vida es baile permanente y expansión permanente, en Luz y en la Alegría, donde la Sombra no existe; he aquí la paradoja. Deben hoy subir la montaña, acceder a este estado de Êtreté, con el fin de aceptar la consistencia y la Conciencia. Y, para esto, deben de dar un paso. 


El Arcángel Anaél les expresó largamente desde el principio de la deconstrucción del año Micaélico. Dar un paso hacia la Luz es aceptar dar un paso más allá de las creencias que los encierra, que esto sea en el seno de un modelo familiar, en el seno de un modelo religioso o de un modelo educativo. Deben vencer. Deben ir hacia la Luz y esto debe de ser para vosotros una búsqueda esencial. Esta búsqueda no es una palabra vana, no es una Luz imaginada o fantaseada detrás de vuestros ojos cerrados. Es, ante todo, Vibración y la Vibración es la Conciencia. Y si vuestra Conciencia vibra más allá que vuestra prisión, comprobarán muy fácilmente que vosotros mismos accederán a otros estados, mucho más libres, mucho más grandes y mucho más luminosos. Estos estados de ustedes mismos (en otros Espacio-tiempo, llamados otras Dimensiones) son privados del miedo, están privados de la Ilusión y sobre todo privados de toda acción y reacción. Jamás pude hablar de otro modo a mis niños. 


Vengo a aportarles la libertad y la liberación. No vengo a castigarles, ni condenarles. Lo mismo que el Maestro de la Luz, mi Divino Hijo, a quien llaman Cristo, viene a liberarlos. Él los libera por la Luz. Él los llama a él, muy pronto. Sin embargo, para responder a la llamada, hay que tener, como él decía, vuestra casa limpia. ¿Qué es una casa limpia? Es una casa donde el miedo se disolvió delante la Alegría. Es una casa donde comprobaron de que existían varios pisos y que vuestra Conciencia puede ir de un piso a otro y no tener que quedarse en el piso de abajo. Es también entregarse a la Inteligencia de la Luz y a la Inteligencia de la Creación, más allá de esta Ilusión, creada por el que se nombró a sí mismo, Dios o Diablo. La misma entidad que, bajo múltiples caras, los esclavizó cada vez más a la dualidad, a la Ley de acción-reacción, al bien y al mal, a algo que los encierra y que ya les encierran y que, si fuera continua, los encerraría totalmente hasta apagar, en ustedes, la menor veleidad de Luz, la menor veleidad de Alegría y de felicidad, cortando definitivamente los puentes. 


Esto, la Fuente Una no lo aceptará nunca. Yo, como Divina María, vengo para cumplir lo que la Fuente decretó. El Cónclave Arcangélico me entrego las llaves. Pronto, me dirigiré al conjunto de la Humanidad, por la puerta del Corazón, porque no puede ser de otra manera. Solo puedo tocarles por el Corazón. No puedo tocarles a través de apariciones. No puedo tocarlos a través de palabras, sino únicamente a través de la Vibración del Corazón. Esto es, para pronto. Sin embargo, existen un cierto número de fenómenos particulares en relación con la deconstrucción total de la Ilusión. Esta deconstrucción total de la Ilusión comenzó en Abril de vuestro año. Ella seguirá más allá del fin de este año. Pero, sin embargo, durante estas últimas semanas de su año Terrestre, muchos cambios deben venir en el seno de vuestras Vidas, en el seno de vuestro mundo. Éstos no son ni pena ni castigo, de ninguna entidad de la Luz, solo están ligados a las resistencias a la Luz. El punto de vista no es en absoluto el mismo. 


Evidentemente, algunas entidades les dirán que es el castigo por la falta de Amor de la Humanidad. Una vez más, la culpabilidad. Una vez más, la dualidad. Pero sepan y díganlo, no sois culpables de nada. Esto no es vuestro juego. Los forzaron a jugar un juego y habéis sido encerrados en este juego. Crean bien que, nosotros, Fuerzas de la Luz, nosotros, los de la Confederación Intergaláctica en el seno de los multi-universos, buscamos el medio de romper este sortilegio y de sacarlos de vuestra prisión, respetando sacrosanto al libre albedrío, tal como fue definido por la Fuente, ella misma, habiendo permitido esta experiencia de manifestarse en el seno de lo que llamáis encarnación. Esto fue realizado este verano. 

Hoy, el ser humano, si él lo desea, si abandona el miedo para entrar en el Amor, si abandona las limitaciones para entrar en lo ilimitado, si acepta que esto sea posible, entonces, le es realmente posible viajar en el seno de estos espacios, desde hace poco tiempo. La Radiantes del Arcángel Uriel, que debía manifestarse solamente a partir del año 2011, se manifiesta a vosotros, anticipadamente, con el fin de hacerlos vivir, en el mismo seno de esta densidad, la experiencia de la Luz, sin dejar este cuerpo, y de ir en Êtreté, en vuestro cuerpo de Eternidad, en el mismo seno de este cuerpo fragmentado, dividido en el que viven (que fue falsificado, les recuerdo, y que no es mi culpa). Tienen la posibilidad, ahora, de reencontrar totalmente, vuestra Unidad. En este sentido, el Esplendor Arcangélico, así como la Radiantes del Arcángel Uriel, les permite vivir esto. Esto les será propuesto, acompañado de mi Presencia, al final de esta intervención.
Bien-Amados niños de la Luz, Bien-Amadas Semillas de Estrellas, así como les dijo Mikaël, sois libres, de toda Eternidad. El avasallamiento se acabó. Pueden, si lo quieren, liberarse. ¿Cómo liberarse? Pues, esto es muy simple: no hay que resistir, no hay que entrar en oposición a lo que sea. Hay que ser simplemente, manifestar la Presencia, manifestar la Vibración de la Luz, en el seno de vuestro cuerpo, aquí mismo. En esto, educarán sus Vibraciones y penetrarán progresivamente, paso a paso, o de manera fulgurante, según vuestro camino de alma, los dominios de lo ilimitado, los dominios de la Eternidad. Esto está abierto a cada uno de ustedes. No existe ninguna limitación de ningún orden (que esto sea de edad, o que sean enfermedades). Solo los límites que ustedes pondrán, al nivel de vuestras propias creencias y vuestras propias dudas. Que pasan en este fin del tiempo y de fin de año, es verdaderamente una Revelación. No tienen que temer nada, sino, todo lo contrario, todo a confiar y a acoger porque es la Luz que desemboca hacia vosotros. Entonces, ciertas entidades les dirán que esto es castigo. No los crean nunca. El único castigo estaría allí para los que habrían mantenido esta dualidad y que se negarían de ir hacia la Unidad. Ir hacia la Unidad, no quiere decir perder la materialidad sino transformar esta materialidad en algo más ligero, donde la Sombra no tiene más el mismo peso, donde la acción-reacción no tiene más este peso que yo calificaría de demonio, que les esclavizó cada vez más y cada vez más profundamente, en el seno de esta Dimensión, privándoles de toda Luz y de todo acceso a la Fuente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada