AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

miércoles, 21 de marzo de 2012

PHILIPPE DE LYON 17 COMO RECIBIR LA ONDA DE VIDA Marzo 17 del 2012



La única potenciación posible es lo que vino a ser anunciado, este mediodía, es decir de conectarse en la Comunión, en la Nueva Alianza, todos juntos, donde estén, a las 19:00 horas, hora francesa, desde el 2 de Abril, para acoger el Manto Azul de la Gracia y la Onda de Vida, sin hacer nada, sin pedir nada. 


Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com


Audio

Yo soy el Maestro Philippe de Lyon, Hermanos y Hermanas en humanidad, les transmito todo el Amor de CRISTO. Estoy aquí, con vosotros, como el Melquizedec de la Tierra. He tenido pocas veces la ocasión de expresarme, a menudo en relación con el concepto de CRISTO, de Pequeñez, de Humildad, de Simplicidad.  Mi enfoque se inscribe sobre todo en lo que está para observar como conducta, si puede así decirse, concerniente a la etapa de la Tierra que está abierta desde la recepción del Manto Azul de la Gracia y el nacimiento de la Onda de Vida.

Como lo han constatado, quizá, hasta el presente, muchas cosas han estado implementándose (a través de diferentes cosas) que eso sean las energía que descienden, la Conciencia Vibral, la Luz Vibral, que necesitan de vuestra parte, yo diría, un trabajo particular (que algunos de ustedes han hecho desde hace muchos años y que otros descubren solo ahora). Si han estado atentos, la Onda de Vida, el Manto Azul de la Gracia, son exactamente a la inversa, yo diría, de lo que se les pedía hasta el presente, es decir de dejar hacer.  Lo que está realizándose, esta famosa Obra al Blanco u Obra final, no necesita, paradójicamente, ninguna intervención de vida de vuestra parte, ninguna atención, otra que de Estar Presente en el Instante.  En efecto, no se les ha dado, ni se les será dado prácticas, ejercicios específicos, permitiendo potencializar, si se puede decir, lo que pasa. Como máximo se les ha sugerido caminar con los pies desnudos para dejar más fácilmente, diría, remontar esta Onda de Vida. Esto es ya cualquier cosa que debe cuestionarles. Mi objetivo no es hacerlos reaccionar, aun menos de hacerles trabajar su mental sino, simplemente, de poner vuestra Intención sobre esta diferencia mayor.  La Luz ha pedido de vuestra parte, un proceso (cualquiera que sean las técnicas, las formas de proceder). Ha habido los mecanismos, las técnicas de Integración, si se puede decir, de la Luz, en este vehículo llamado cuerpo. Más que nunca, hoy, les pedimos de dejar ir todo eso. Algunos, entre nosotros, incluso les han hablado de la Ilusión total. Esto no está destinado a desorientarlos o para perderlos, sino mas bien, para hacerlos entra nuevamente en lo que llamaría una cierta forma de normalidad (más allá de todo mecanismo ascensional que está en curso, individual y colectivamente, sobre la Tierra como sobre el Sol). Lo que es pedido, hoy de vuestra parte, es sobre todo de colocarse en esta Humildad, en esta Simplicidad, eso ha sido dicho ya que es necesario, al máximo, en alguna forma evitar lo que llamamos conciencia (que ella sea la limitada del ego, o la más amplia del Si) que pueda interferir con la normalidad de lo que se desarrolla.

La Onda de Vida, lo han comprendido, es la restitución de este Mundo a su Verdad, al Éter que había sido enrarecido por la Ilusión y por la Falsificación misma de este Plan de Realidad.  Ustedes han trabajado, muchos entre vosotros, han trabajado enormemente, al sentido el más noble: han buscado, han acogido la Luz, han realizado el famoso despliegue de la Luz.  Nosotros los hemos invitado, a lo largo de estos años, a realizar diferentes cosas y después de algunas semanas, los unos y los otros les han pedido parar todo. No parar todo para meterse en una cama y esperar cualquier fin, sino más bien de parar todos los procesos que utilizaba la Conciencia (una vez más, que ella sea colocada en el Ego o en el Si) para dejar hacer lo que es natural. ¿Qué es lo natural? Lo que es natural es justamente buscar esta reconexión al Cielo y a la Tierra, a lo que era nombrado las raíces Intra-terrestres del núcleo Intra-terrestre, y de la cabeza a nivel de las raíces dichas Extra-terrestres, colocándose en vuestra posición normal como humano, para el momento, intermediario, en cierta forma del Cielo y de la Tierra. Siempre la reconexión al Cielo, si se puede decir así, necesitaba una acción de vuestra parte, tanto como la Tierra necesita una no-acción y dejar trabajar, si se puede decir, lo que debe pasar.  Cuando yo digo “lo que debe pasar”, hablo, a la vez (porque es el mismo proceso, si es vuestro devenir, el acceso al Absoluto.  El devenir de la Tierra siendo, como lo saben, establecerse en una Dimensión de una octava diferente de la que ella ha conocido hasta el presente.

Hemos insistido sobre el hecho que hay numerosas Moradas, que cada uno irá según su Vibración, según su elección Vibral, de alguna forma.  Eso fue extremadamente importante y lo es siempre, por supuesto.  Pero en el desarrollo de lo que es esperado  (individualmente, en vosotros, colectivamente) no hay mejor actitud que dejar a la vida desarrollarse según su propia Inteligencia, según su propia Luz, que eso sea sobre la Tierra como en vosotros.  Una serie de manifestaciones, están en curso sobre la Tierra, amplificándose. Ellas llaman de vuestra parte una cosa fundamental: esto es una no-reacción, una no-participación a cualquier cosa que pueda parecer, terrible, para la personalidad.  De la misma manera que en la vida ordinaria, cuando un humano pasa por las puertas de la muerte, viene un momento donde el capitula, en alguna forma, ya que no hay nada que hacer, cuando el cuerpo desfallece, que capitular, por supuesto.  De la misma forma, el proceso de transformación final que vive la Tierra y que ustedes viven, se establecerá, diría y se los han dicho, no importando que hagan, o que rechacen.  Y la mejor forma de vivir lo que está a vivirse, es sobre todo dejar establecerse lo que debe hacerlo, en vosotros como por todas partes.  Una vez más, como lo han dicho mis colaboradores Ancianos, no tienen que ponerse en un lugar, en la cama, o ante una televisión y esperar que todo esto se haga tranquilamente: Tienen que estar Lúcidos. Pero estar Lúcido quiere decir acoger lo que pasa, sin querer actuar de alguna manera, que eso sea en vosotros o al exterior de vosotros. Continúen a pesar de esto viviendo vuestra vida.  Si la Luz los llama de manera muy intensa, vivan lo que tienen que vivir con la Luz.  Si la Luz no los llama, continúen haciendo lo que tienen que hacer.  La Onda de Vida, más allá de la Inteligencia de la Luz, hace muy exactamente lo que ella tienen que hacer, y ella lo hace  tanto mejor si ustedes no intervienen.  La única potenciación posible es lo que vino a ser anunciado, este mediodía, es decir de conectarse en la Comunión, en la Nueva Alianza, todos juntos, donde estén, a las 19:00 horas, hora francesa, desde el 2 de Abril, para acoger el Manto Azul de la Gracia y la Onda de Vida, sin hacer nada, sin pedir nada.  Como eso ha sido dicho, simplemente como espectador de lo que se desarrolla, observador de lo que se desarrolla pero sobretodos de no participar en este espectáculo un poco particular que va ahora a desplegarse de manera extremadamente rápida, a través de vosotros como sobre la Tierra.  La mejor forma de vivir y de pasar, si se puede decir, este período es esta y no hay otra.

Como se los hemos dicho, y como el Arcángel ANAEL se los ha dicho, la Onda de Vida es común a la totalidad de la Tierra, Ancladores de Luz o no, habiendo despertado las Coronas o no.  La Onda de Vida no es un trabajo, no es un servicio, ella es natural, totalmente natural, es el regreso a lo que había sido retirado, quitado de este mundo, de hecho la liberación de los tres sobres aislantes cuyo Comendador (Nde: O.M.AIVANHOV) les habló en numerosas ocasiones.  Puede resumirse de una forma muy simple que es de: “Amen, Amen, Amen, Vivan y hagan lo que les plazca en el Amor”. No es más tiempo de imponerse otra cosa que lo que el Manto Azul de la Gracia decida para vosotros y en vosotros a nivel fisiológico. Eso ha sido mencionado.  No es más tiempo de decidir hacer esto o aquello sino es verdaderamente tiempo de, simplemente vivir lo que viene. Cualquiera que sean las apariencias de este mundo, es exactamente la Vida en su Totalidad y en su Verdad.  Más que nunca, no busquen eventos exteriores, ellos están allí.  No busquen una fecha, solo la Tierra la conoce, ustedes lo saben.  Incluso si nosotros les decimos que eso está en curso, esto está en curso efectivamente, lo perciben a través de las modificaciones de vuestras propias percepciones.  El hecho incluso de que la Onda de Vida los penetre, si no está ya hecho, muy pronto, y les recorre, es muy exactamente la Reconexión final a la Verdad, a la Verdad de lo que Son, más allá de la ilusión.  No se hagan preguntas sobre qué es la Verdad, la ilusión. Incluso si muchos de los elementos que les han sido dados, esos elementos eras los que calificaría de previos.  Pero la mejor forma, ahora de vivirlo, es superar todo eso y estar totalmente Lúcido y Presente en todo lo que hagan, a cada minuto. Si van a comer, coman. Si duermen, duerman.  Si trabajan, trabajen. Lo que sea que hagan, háganlo en cualquier forma totalmente, y con la más grande de las Lucideces y con Amor.  Las circunstancias, no de la Onda de Vida, sino de la Resistencia a la Onda de Vida (para vuestros Hermanos, nuestros Hermanos, nuestras Hermanas que están aún en la duda, en el miedo, en un marco de vida dado), pronto no tendrán ya curso.  La única forma de atravesar y de pasar esta época, en vosotros como fuera de vosotros, sobre este mundo, es muy exactamente dejar hacerse lo que debe hacerse.  Entiendan bien que ninguna oposición, en vosotros y para vosotros, podrá evitar que esto sea. Entiendan bien que ninguna manifestación, de ningún orden, frente a lo que las resistencias humanas y no humanas provocarán sobre esta Tierra, les concierne.  Lo que les concierne, es la Vida.  Lo que les concierne, es la Onda de Vida, es vivir totalmente, de manera Humilde y Simple, haciéndose (y sin ningún juego de palabras) el más pequeño posible.  Esta es la forma la más segura, la más cierta, de atravesar, yo diría, sin dificultad, este período.

Si viven el Absoluto, agradezcan.  Si no viven el Absoluto, agradezcan.  Si viven el Si, agradezcan.  Si no viven el Si, agradezcan también.  Si viven el Ego, agradezcan.  Si viven solamente el Ego, agradezcan de la misma forma. No se angustien de cualquier retraso, de cualquier incapacidad a la Onda de Vida.  La Onda de Vida es natural, ella no tiene necesidad de vida porque ella concierne a toda Vida.  Es el regreso a la Vida, no amputada, no cortada, no limitada.  Por lo tanto es un proceso enteramente natural, enteramente espontáneo y que, una vez mas no necesita de vuestra parte más que una simple Benevolencia, una simple Lucidez.  Todo debe devenir extremadamente simple.  De la misma forma que la Luz es Inteligencia y Simplicidad, la Onda de Vida les pide simplemente acogerla, dejarla, en alguna forma, recorrerlos sin preguntas.  Si aceptan estas recomendaciones, encontrarán de manera muy rápida que lo que hemos nombrado, durante años, la fluidez de la Unidad, la Sincronicidad, la alegría, el Absoluto mismo, se manifestarán, de manera evidente en vuestra vida.

El período es intenso, es intenso sobre el plan de la Conciencia, es tan intenso sobre el plan de la Tierra, es intenso, por supuesto, sobre el plan de los cambios.  Estos cambios no dependen de vosotros, de la misma forma que en la vida ordinaria, cuando van a morir, cuando morimos todos (salvo si nosotros ponemos fin a nuestros días), la muerte no depende de nuestra voluntad en un sentido o en otro. Es eso que llega a este cuerpo que es perecedero. Digan bien que lo que llega es justamente el regreso de la Eternidad, de lo Imperecedero, el regreso a la Eternidad. No hay nada más natural que la Eternidad. Lo que no era natural, por supuesto, eran las condiciones de vida sobre este mundo. No es el mundo que no es natural, es lo que ha sido retirado de este mundo lo que no es natural.  El regreso de lo natural se acompaña de marcadores: esos marcadores se los han dicho durante mucho tiempo y no hablaré sobre ellos.  Más allá de vivir o no esos marcadores, lo más fundamental, es de hacerlo simple y corto.

Como otros intervinientes se los han dicho, es necesario verdaderamente felicitar al conjunto de las Conciencias, la Unidad, la FUENTE, la Obra que ha sido realizada y que ha permitido tener, en alguna forma, alargado y diluido muchos elementos que habían sido vistos por los profetas, dados por el CRISTO, o por otras tradiciones, concernientes a este tiempo particular que se realiza. Ustedes están, en cierta forma, más allá de la participación, ahora, a los procesos colectivos. Mucho tiempo ha sido dicho: “Los primeros serán los últimos”. Si hasta hoy, ustedes no tienen nada percibido de lo que ocurría, díganse que es su lugar adecuado y que también de la misma manera que los Coronados, son bendecidos. Entiendan sin embargo que lo que puede ser lo más invalidante, lo mas incapacitante, durante este período es exclusivamente la actividad del Mental ya que de el se deriva todo el resto: los Apegos, las Creencias, las Emociones incluso.  Recuerden que no tienen ningún medio de hacer parar el mental ni de obligarlo.  Solo el trabajo de la Luz Vibral (y ahora de la Onda de Vida), que no es ya un trabajo, permitiendo trascender ese Mental y establecerse en lo que nuestros Hermanos orientales han nombrado la Morada de la Paz Suprema.  La Morada de Paz Suprema no es un estado de fuga de este mundo, de la misma forma que el Éxtasis (la manifestación del Manto Azul de la Gracia, la acción y la manifestación del Absoluto), no es, en ningún caso, como les han dicho otros Ancianos hoy, un rechazo de este mundo sino más bien una Trascendencia de este mundo.  No pueden transcender este mundo, individual y colectivamente ahora, si rechazan este mundo. No tiene que ser rechazado. Tiene, una vez más, que ser Transcendido.  Y la única forma de transcender, es verdaderamente ser pequeño, de hacerse pequeñito.  De la misma forma que un estudiante quien ha sido advertido en una clase de escuela, a quien le han pedido hacerse pequeño o se haga olvidar. No hay mejor manera de proceder hoy. Una vez más, lo que sea que hayan vivido, lo que sea que viven, o que no viven aún, no se preocupen, serán  rescatados por la Onda de Vida, donde quiera que estén, lo que sea que piensen, lo que sea que decidan.  Es obligatorio, no hay absolutamente nada que pueda sustraerse al Núcleo Cristalino de la Tierra que está vinculado, les recuerdo a su origen estelar, es decir Sirius.

La conjunción de las tres partes de la Luz Vibral que conocen, la subida de la Onda de Vida, los restituye al Éter de la Eternidad, los invita a lo que hemos nombrado Bodas de Luz, el regreso al Absoluto, estableciéndose en vuestra elección Vibratoria.  Y todo eso se realiza verdaderamente sin ninguna implicación de ustedes mismos.  Sea lo que decida la Luz, sea lo que decida la Onda de Vida, en vosotros, ustedes no pueden escaparse a uno como a lo otro. Solo la ilusión del Mental puede hacérselos creer.  Ningún ser humano sobre este planeta podrá escapar al instante colectivo de la Tierra. Hay por supuesto, en alguna forma (durante este regreso a la verdadera Vida, si uno puede nombrarla así), una ineludibilidad que nada tiene que hacer de vuestro libre albedrío, si tanto es que aún lo creen.  La Acción de Gracia está estrictamente opuesta al libre albedrío. La que tiene el libre albedrío, es el Alma. Lo que es la Acción de Gracia, es lo que está más allá de todo lo que es efímero (como se los hemos dicho y repetido por los Ancianos y por las Estrellas). Finalmente, la mejor forma de estar confortable en lo que se desarrolle, es de mirarlo desarrollarse: esto no es de la pasividad sino de una comprensión total de los mecanismos en curso, que los vivan o no, por el momento.

La Humildad, la Simplicidad, son las claves mayores: borrarse ante el barullo del mundo, borrarse ante los conflictos, no para refutarlos o alejarse, sino porque no son ustedes nada de todo eso.  Borrarse incluso ante su propio dolor. Y constatarán que si la Onda de la Vida los penetra, llegarán cada vez más fácilmente, a no estar identificados a cualquier dolor, a cualquier implicación de vuestra vida.  Esto no es una indiferencia.  Es realmente una Transcendencia que es realmente vivida como eso. De ahora en adelante y cada día,  y muy pronto dentro de dos semanas, constatarán, si no está ya hecho, las modificaciones fundamentales de los mecanismos de funcionamiento. Entonces, si las palabras empleadas, desde hace poco tiempo, les han apresurado, obstaculizándolos, pues bien, olviden esas palabras y permanezcan simplemente allí, sin implicación, sin querer, justo en vosotros colocados como intermediarios del Cielo y de la Tierra que acogen, en sí, con la misma evidencia, la Luz y la Onda de Vida. Las dos están destinadas a encontrarse: Ustedes son el lugar del Encuentro. La Tierra, el Sol, son el lugar de la Alineación con la Ola Galáctica. Lo que viven (o aún no), en vuestros pies como en el cuerpo, es la Ola Galáctica, es la transformación, a la vez de la oruga en Mariposa, dándoles algunas veces esos inconvenientes que les han sido comunicados.  ¿Es que la oruga se preocupa de convertirse en una Mariposa o de negar la Mariposa? ¿Es que la Mariposa se preocupa de haber sido una oruga o de ser una Mariposa? ¿Es que ustedes conciben lo que eso significa? La Mariposa vuela sin hacer la pregunta de saber cómo volar. Ustedes son por lo tanto, como eso ha sido dicho, la Eternidad.  No tienen que preguntar para saber cómo Ser la Eternidad, porque como eso se les ha dicho y repetido, es vuestra Naturaleza, es nuestra Naturaleza, para todos. Solo lo que ha sido evocado hace muchos años (el principio de encerramiento de la tercera dimensión dicha disociada), es justamente lo que no es normal. El regreso a la normalidad necesita de vuestra parte, simplemente estar Conscientes, pero  en adelante no tienen ningún modo de acción, sobre este regreso a la normalidad. El Es y el está inscrito en la lógica misma de la Vida, más allá de todo acondicionamiento, de todo concepto Dimensional.

En resumen, crean o no lo que pasa, eso sucederá y está sucediendo.  Y la mejor manera de pasarlo: Humildad, Simplicidad, ser muy pequeño, ser espectador y observador de lo que se desarrolle. No tienen que anticipar.  No tienen que proyectar. No tienen, tampoco, que manifestar cualquier temor o, en todo caso de no darle el menor crédito porque efectivamente, van a recobrar lo que es natural, incluso si este Desconocido, como lo decía HERMANO K, no tiene nada que ver con lo conocido. No olviden que sobre este mundo, todo ha sido invertido: lo que (desde este punto de vista donde están) la llamada nada, el vacío, es exactamente lo Pleno, y el inverso de la nada.  Vuestra mirada, la ubicación de vuestro punto de vista, no puede cambiar la evidencia de ninguna forma. No pueden más que manifestar las resistencias o las contradicciones que van, de manera inútil, a arriesgarlos a sufrir por nada, estrictamente para nada. Pensar que cualquier cosa sea del exterior como Interior, ahora, no será de ninguna ayuda. La única ayuda viene de la neutralidad benévola de quien tiene confianza, la Fe total en la Eternidad, en la Luz porque esta es la única Verdad, como ustedes lo saben, o como lo suponen. Incluso si aún lo rechazan hoy.

Entiendan que lo que somos todos es totalmente natural, que lo que es recobrado es este aspecto natural y Eterno y que lo que desaparece solo es una ilusión a la cual un cierto peso ha sido acordado.  El que muere, como humano, poco a poco se despoja de lo que ha sido de su vida y renace totalmente libre de lo que existía en su memoria de su vida pasada. Lo que son hoy, lo que recobrarán (esta Eternidad) no se inscribe, por supuesto, en la ley de acción y reacción, en un Karma cualquiera: es la justa retribución de vuestra naturaleza y restitución. La Fe y la Confianza participan en vuestra tranquilidad y en vuestra Paz.  De la misma manera que cuando un tsunami llega sobre vosotros con una ola de cien metros, no sirve de nada querer huir, de la misma manera, cuando la hora de partir haya llegado (para el que va a partir) el puede siempre resistir pero, en definitiva partirá.

Lo que viene no es ni la muerte, ni el sufrimiento.  Lo que viene es la Libertad, la Alegría, la Eternidad. Solamente si no están tranquilos, si no están en Paz, el mental va a susurrar exactamente lo contrario. Va a querer llevarlos sobre todo si la Onda de Vida no los ha recorrido, a dudar, a rechazar, a resistirse, a alejarlos de esta noción de Pequeñez, de Humildad, de Simplicidad.  Y todo, efectivamente, devendrá, en ese caso, demasiado complicado, menos evidente y menos sereno. La cuestión no es proyectar cualquier cosa que va a llegar o que no llegará, sino saber en definitiva, si están listos.  Y lo están seguramente porque están allí. No hay por lo tanto que cuestionarse, solo hay que vivir lo que la Luz y la Onda de Vida les den a vivir. Entre más acepten de vivir lo que va a vivirse, lo que la Vida les propone, más estén atentos, y estarán atentos a lo que se desarrolle, mas todo será extremadamente fácil.  El mental les hará la vida difícil.  Estén convencidos. Esta es precisamente la razón por la que no se debe, ni obligar ni ofender, sino interesarse en otra cosa que este mental.  La inteligencia consiste en no escuchar la mente sino actuar o Ser con Inteligencia. Todo eso les es dado de manera cada vez más accesible, de manera cada vez más simple. Es la acción de la Onda de Vida en vosotros, es el Don de la Gracia a la Gracia, es la acción del Manto Azul de la Gracia. Pregunten alrededor de ustedes, a los que viven la Onda de Vida, sobre sus efectos, sobre lo que ella desencadena, y en qué estado observado están estas personas por relación a vosotros, si no lo viven aún.

No sirve de nada preguntarse sobre cuando aparecerá: hablo también de la Onda de Vida que los eventos mayores de esta Tierra, ellos están allí.  Por supuesto, un cierto número de plazos cósmicos, galácticos han sido dados hace muchos años.  Todo eso no debe desviarlos del Instante. Entre menos escuchen lo que  les sugiere el mental, mejor irán sobre la primera intención que se manifieste, mas estarán seguros de estar en la exactitud porque no hay el mental que aún tergiversa. La Verdad no tergiversa nunca: ella está allí, como lo saben, quizá, de toda eternidad.  Ella no tiene nada que ver de la reflexión del mental para saber si eso es correcto o no. Eso Es. Toda vuestra vida, si permanecen tranquilos, devendrá (en todos sus compartimientos incluso si ella está compartimentada) cada vez más simple.

Una vez más, entiendan también que cada uno de ustedes, aquí sobre la Tierra es diferente y que el llamado de la Luz para uno va a ser repentino y que el mismo llamado de la Luz para el otro, va a hacerlo hiperactivo. Todo es posible.  Simplemente respeten la primera intención y el primer impulso porque esto es siempre lo que viene de la Simplicidad.  No se hagan preguntas. Ni entren en el juego de saber porqué.  No entren en la duda, ni el análisis porque todo análisis, en definitiva los pondrá siempre cara a dos opciones, mientras que todo ya está elegido. La Onda de Gracia no pide nada más que se pongan en este estado de Éxtasis que les ha sido largamente descrito, también.  Pero antes del Éxtasis es necesario adoptar la Simplicidad. Hay en efecto, un principio que llamaría de vasos que comunican el uno con el otro: Entre más acepten el Aquí, mas sean pequeños, aquí (y por pequeño, entiendo humilde y no borrado, y no encerrado en un cuarto a doble vuelta para ver a nadie), mas vuestras conexiones, vuestras relaciones, se harán según la regla de la transparencia y de la evidencia. Y más se beneficiarán de la Acción de la Gracia y por lo tanto del Amor que devendrá cada vez más Lúcido y consciente en vuestra vida, permitiéndoles, por otra parte, de no ser afectados, de ninguna manera por lo que pase sobre la Tierra.

Benefíciense, como eso ha sido dicho, de esos momentos en Occidente (Europa y América) que les han sido ofrecidos para establecerse, cada vez más en la Paz.  Por otra parte, vuestras condiciones de vida, cualquiera que sea su duración para algunos de ustedes, son de lejos, ideales, en relación a otros Hermanos y otras Hermanas en otros lugares. Nada de lo que llegará, de lo que ha llegado, es el fruto del azar. Todo es el fruto de la resolución de la acción y reacción por la Acción de la Gracia.  Sin ninguna excepción. Incluso si un evento de vuestra vida, de vuestro medio ambiente, les parece difícil, hay una razón que no es vuestra razón.  Pero es una razón esencial en vuestro devenir.  Si aceptan este principio, constatarán muy pronto que es efectivamente el caso.  Si dejan al mental apoderarse, no habrá problema.  En esos casos aparecerá el sufrimiento.

La Onda de Vida u Onda del Éter o el Don de la Gracia es cualquier cosa (si uno puede decir cualquier cosa) que es la esencia misma, como se los hemos dicho, la estructura misma del conjunto de las Dimensiones, del conjunto de los procesos llamados la Vida. No hay nada más que hacer que galopar lo que la vida les proponga galopar. Si hacen intervenir la voluntad, como eso ha sido dicho, o a vuestro mental, irán sistemáticamente (y no una vez sobre dos) a la inversa de lo que está previsto para vosotros. Lo constatan ya en los actos cotidianos de vuestras vidas. Si descuidan la primera intención o el primer impulso, estarán sistemáticamente a la inversa y tendrán los problemas o las preocupaciones. Esto no es el objetivo.  La Luz es Amor.  La Gracia es Amor.  Ella los hace lo que son, es decir Amor, y no a vivir los problemas.

Así por lo tanto, si se colocan deliberadamente, con confianza, con Fe, con Humildad, Simplicidad y Pequeñez, en vuestra vida, pueden estar seguros que, muy pronto, tendrán la demostración de esta eficiencia. Por el contrario, si van en el otro sentido, constatarán (también muy pronto) que hay algo mal. Esto no es, una vez más, ni un castigo, ni una retribución, más bien la Acción de Gracia, ella misma en acción, en vosotros: a ustedes les corresponde verla, adoptarla o no. Están en ese nivel, como decía HERMANO K. Enteramente responsables porque son enteramente libres y autónomos: a ustedes les toca rehusar o aceptar.  Pero ni el rechazo ni la aceptación deben desarrollarse en el campo del mental y en una actividad incesante de pesar el pro y la contra.  Porque no saldrán jamás. La única respuesta a obtener es ciertamente de saber que Son, más que nunca, la Acción de la Luz, la Acción de la Onda de la Gracia, los lleva a esta pregunta: ¿Qué Son? Ella puede hacerla de diferentes formas, como un cuestionamiento en las diferentes funciones u otros roles que tienen en vuestra vida. Eso no es, una vez más, ni un castigo, ni una retribución sino poner en plano lo que debía ser puesto en plano.

La resistencia a lo que está allí, es sufrimiento. La aceptación de lo que está allí, es regocijo.  En un caso hay heridas y rechinar de dientes.  En el otro hay beatitud. ¿Qué es lo que prefieren vivir?  ¿Qué es lo que prefieren Ser? ¿Qué es a groso modo, podría decirse, vuestra Verdad? ¿Es la angustia y el miedo o es la Beatitud?  La respuesta está en vosotros.  Incluso si, a veces como seres humanos, tenemos tendencia a proyectarnos al exterior, eso no depende únicamente de las circunstancias exteriores, porque las circunstancias exteriores no hace que conformarse a la verdad que viven. Esta es la demostración, de algún modo, de la potencia de la Ley de Atracción.  Si piensan guerra, vivirán la guerra. Si ves la guerra, habrá la guerra.  Si la guerra tiene lugar, pero ustedes no están, ni en el pensamiento ni en el hecho de ver las guerras, no vivirán la guerra en ustedes.  Como lo dicen nuestros hermanos orientales, solo piensen cosas bellas, no experimenten que cosas bellas, rodéense de cosas bellas.  Eso, el Comendador lo ha dicho en muchas ocasiones, cuando vivo, y aún hoy.  Hoy, los resultados de tal tipo de comportamiento o tal otro no son ya desplazados en el tiempo, el resultado es instantáneo. Y lo será cada vez más, haciendo entendible vuestra propia posición en el proceso en curso.

¿Están participando en vuestra Eternidad? Si están participando en el juego del mental, no hay nada a condenar, pero observarán la agitación. Si hacen el juego de la Eternidad, vuestro comportamiento será la manifestación de la Paz, de la Alegría, de la Unidad.  En definitiva, no hay más que dos posiciones sostenibles, todas las otras son intermediarias en el período que se abre, que está abierto: aceptación o rechazo.  Ya no pueden negociar.  Por otra parte, ¿Qué hay que negociar? Esto está terminado. Miren en su vida.  Miren este cuerpo que habitan.  Miren lo que pasa y tendrán la respuesta.  No tienen que cuestionarse. Eso es evidencia, desde el instante donde ustedes miren objetivamente lo que se desarrolla.  De esta manera pues, el tiempo de la Gracia, la Onda de Vida, simplifica aún más las cosas.  En resumen, y de manera humorística, diría: o pasa o se rompe. No hay ningún responsable exterior, no hay más que ustedes frente a ustedes. Por supuesto  no hay ningún  culpable, ninguna víctima, ningún verdugo, eso lo saben. Por lo tanto, no haría ningún bien culpar a otros que a sí, y el si no puede jamás estar en falta. Lo que aparecería como una falta no es más que el resultado, sin ninguna culpabilidad, de lo que ustedes han llevado a cabo, como actitud, en la vida.  Una vez que hayan comprendido esto, resta a aplicarlo porque todo es instantáneo.  Tanto el ladrón o el asesino no recibían su retribución inmediatamente: ella podría ser reportada a un tiempo ulterior o a una vida ulterior. Pero no hay tiempo ulterior, no hay vida ulterior, solo el tiempo presente, inscrito en la Eternidad y por lo tanto la inmediación de lo que es puesto en  marcha y de lo que se manifiesta.  Entonces resulta lógico, en el ser humano encarnado, de buscar el origen para aportar una solución (de un trastorno, de un dolor, de un estado). No es ya tiempo de todo eso. Hay de alguna manera, urgencia.  Esta urgencia es una urgencia de Amor, es una urgencia a la cual ustedes llaman la Onda de Vida, urgencia a la cual ustedes responden o no, más allá de saber si la viven, si la perciben y si el Éxtasis está allí. Si el Éxtasis está allí, no hay ningún problema, porque el Don de la Vida que es el Don de la Gracia los hará vivir el Absoluto, a cada minuto, independientemente de toda circunstancia exterior e Interior e independientemente de todo encuentro exterior o Interior.

Entiendan que el movimiento de la conciencia está estrictamente a la inversa de lo que era el caso hasta ahora (la encarnación de la Luz), hoy la recuperación de la Gracia. Si entienden estos dos movimientos sucesivos y complementarios, si les dejan ahora obrar tranquilamente todo será para mejor.  Por otra parte, ¿Cómo podría ser de otra forma? La Onda de Vida es restablecimiento de la Verdad y todo lo que se restablece en vosotros, se restablece también en vuestra vida.  Con facilidad, si no se resisten, si no se oponen.  Por supuesto, el que evoluciona en sus propios límites puede verse llevado a ver en ustedes un indolente, alguien que no entiende.  De hecho  pueden decir que no tienen nada comprendido porque no hay nada a comprender: hay solo a Ser.  Pero eso escapará totalmente para el que está en la persona.  ¿Es que eso les importa? Si eso les importa, entonces, allí también no están en el Absoluto. Es tan simple como eso: no pueden actuar o Estar en el Absoluto, si el Absoluto no está allí.  Eso no debe implicar, por lo tanto, una culpabilidad, de algo más, sino más bien de estar lúcido, transparente, cara a cara con ustedes mismos, sobre lo que se produce, o se está produciendo o se producirá en vuestra vida, en esto tiempos precisos.

La Onda de Vida, esta Gracia, es indudablemente Amor, indudablemente Verdad, sin la sombra de una sospecha o de una duda. Lo que hará la duda y la sospecha solo es lo que es limitado en vosotros y que tiene un miedo horrible de lo Ilimitado.  A ustedes les corresponde ver eso a lo que dan crédito, eso a lo que  conceden intención. Miren a su alrededor a los que les han precedido en la Onda de la Gracia. Háganles preguntas.  Vayan más allá de lo que puedan percibir como  temor, en vuestro ego, y vean con objetividad lo que ha devenido su vida. Comprendan también que no pueden engañar, ni a ustedes ni a los demás: es decir que  el que afirma estar en la Alegría y que no lo está acabará por llorar. Y el que verdaderamente vive el Absoluto, seguirá siendo Absoluto. No puede existir caída y recaída porque este Pasaje es definitivo. Por lo tanto las cosas están claras, evidentes  y se volverán cada vez más evidentes en ustedes como a su alrededor ahora. He aquí las generalidades que tenía que expresar sobre este período.  Si existe, en relación a todo eso, preguntas, por supuesto, las tomaré con gran placer. No duden.

Pregunta: ¿El Pasaje del que nos vino a hablar, es el de la garganta?
La Onda de vida, cuando ella transciende la carne (haciendo definitivamente salir los límites de la carne de vuestra conciencia) va, en alguna forma, a difundirse, dispersarse, con las zonas efectivamente privilegiadas que son el punto OD del tórax (entre el plexo solar y el plexo cardiaco) por una parte y por otra parte, efectivamente, el chakra de la garganta que era un lugar de Pasaje, en Navidad del 2010. Entonces, todo el cuerpo, no solamente los pies y las manos.  Y a continuación esta especie de revestimiento alrededor de su cuerpo, que no es, esta vez, el cuerpo de Êtreté (que era una estructura de resonancia manifestándose sobre una Puerta) sino el doble.  Este doble no es el cuerpo de Êtreté: es el cuerpo transfigurado que deben desposar. Es el cuerpo sin cuerpo. Es la forma sin forma que viene a calcarse sobre una forma, la del cuerpo.  La Onda de Vida es una canción de éxtasis cuando se instala, totalmente: una felicidad y una beatitud absoluta, también conocido como el goce y el éxtasis permanentes. Cuando lleguen a eso, ¿qué puede permanecer como interrogación como  pregunta, como duda, como el miedo? Absolutamente ninguna. Eso no es ustedes  que han decidido separarse de sus temores, de combatir lo que sea. Es la acción directa de la Gracia cuando se instala, de manera  definitiva e inalterable.

¿Pregunta: A qué hace referencia el concepto de Manto Azul en el Manto azul de gracia?
El Manto Azul es la vibración estricta, habiendo sido realizada el año pasado y nombrada la Fusión de los Éteres, visibles en distintos lugares de este planeta, en el cielo de la tierra o, si lo prefieren, en la atmósfera de la tierra. Este Manto Azul de la Gracia se deposita: es una Onda Vibratoria, de color azul, traída por el Maestro de los Éteres, el que vio el Éter, el bien amado SRI AUROBINDO y que se despliega como el manto azul de María y ustedes revisten de  esta gracia. Esta gracia le da la beatitud. Ella desencadena la Onda de Vida.  Ella viene a través de su densificación, sobre lo que es nombrado el bazo y el hígado, a impulsar el Pasaje de la puerta OD que ustedes solos pueden realizar.  Pero ella pone la energía o si lo prefieren lubrica, de algún modo, la puerta OD.  Todo eso se realiza de manera concomitante.  El Manto Azul de la Gracia es una estructura Vibratoria cuya eficiencia es ponerlos en Beatitud, de hacer nacer la Onda de la Gracia que les permitirá pasar la Puerta Estrecha de la Resurrección, de la Crucifixión. Una vez más, eso se hace sin ninguna intervención de vuestra parte.

Pregunta: ¿Si nosotros solos podemos pasar la Puerta Estrecha, que hay que hacer?
No, precisamente, no hay estrictamente nada que hacer. La crucifixión del ego es justamente la de desviarse, no de negarlo. Precisamente no haciendo nada, en definitiva, ¿quién es lo que ha hecho hasta el presente, si no es el ego? Incluso la activación de las Coronas Radiantes, incluso el Fuego del Corazón trabajando ustedes en el Si, no es realizable ni se puede concientizar porque el ego lo ha realizado.  Y ustedes no son el ego. Y por lo tanto concebir que haber alguna cosa a hacer, es querer actuar. Solo ustedes son quienes realizan el Pasaje.  Y este Pasaje es muy precisamente el Abandono a la Luz pero más bien el Abandono del ego y el Abandono del Sí.  El Manto Azul de la Gracia y el Don de la Gracia los ayudarán a vivirlo. Pero son ustedes quienes lo viven.  No hay ninguna contradicción. Creer que van a liberarse es una ilusión.  Están Liberados de toda Eternidad.  Simplemente no lo sabían.  De la misma manera que, con humor, el Señor Jordán hacía la prosa, ustedes hacen la prosa sin saber. Cuando descubran vuestra naturaleza, el Absoluto, ¿qué lugar puede quedar para el ego o para el Si? Ninguno.  Solo el ego cree que el hace nacer la Luz, o que el capta la Luz.  Solo el ego cree que hay un camino, cualquier cosa a recorrer.  Solo el ego cree que hay un trabajo.  Y nosotros, por otra parte, hemos jugado sobre esta creencia. Como eso ha sido dicho, hace poco tiempo, si incluso MARIA lo hubiera dicho de golpe hace diez años: “ustedes son el Absoluto”, no habrían preguntado, lo habrían tomado como cualquier cosa que no comprenden pero que no necesitaba ninguna pregunta porque es tan abstracto.

Hoy el Absoluto no es abstracto, es una Verdad, habitable más allá de la conciencia.  Pero vivir el Absoluto, es no vivir el ego y no vivir el Sí. No rechazándolo o enterrándolo, sino transcendiéndolo, y no es el ego que pueda transcender el ego. Creer que hay una solución de continuidad entre lo que es conocido y lo que es desconocido es muy satisfactorio para el ego.  Pero eso no puede existir. Cuando pierden vuestro cuerpo por la muerte ¿es que se lo llevan consigo? ¿Es que se llevan consigo lo que poseen sobre este mundo?  Reflexionen dos minutos. ¿Es que parten con sus vestimentas, con su dinero? Es el ego el que incansablemente les hace creer que poseen la Luz, que están convertidos en Luz.  El ego mentirá siempre al Absoluto, porque como ha sido dicho, el Absoluto para él representa el temor más terrible. Como eso se les ha dicho hoy, el ego solo puede negar el Absoluto. Mientras que persistan a creer que son ustedes quienes trabajan, que son ustedes quienes transforman,  no pasa nada.  El ego puede ir hasta un cierto nivel de Luz, eso se llama el Si, el Despertar o la Iluminación. Pero el Despertar y la Iluminación no son la realización, y aún menos la Liberación, incluso si el conjunto de la Tierra es Liberada. Estar Liberado, es tomar consciencia de la Liberación y del Absoluto.  Eso es un hecho adquirido en favor del conjunto de la Humanidad. Pero, ¿qué quedará después de esta experiencia? ¿Será un ego, un Si, o quedará más que el Absoluto? Lo resumiría de otra manera.  La persona que ustedes son no podrá jamás vivir la Liberación.  La otra noticia es que están liberados de toda Eternidad. Esto es una paradoja magistral para el ego, pero es una evidencia para el absoluto. Es normal que el ego esté encolerizado, se calienta con este tipo de sentencia: ese es el objetivo. ¿Eres la cólera? ¿Eres esta persona inscrita entre el nacimiento y la muerte? La estratagema más maravillosa de lo que se llama el ego (sin ninguna noción peyorativa o mal), es precisamente creer que él es eterno, es poderoso y que es sólo él. O el ego, la persona, nunca conocerá el Absoluto. La buena nueva es que no son el ego, que son el absoluto. Y ser el Absoluto, no les impide absolutamente  explorar este mundo.  Simplemente, la forma en que lo recorran no tiene nada que ver.  Como decía, yo creo, al principio de la tarde uno de los Ancianos: hay un antes y un después. Mientras que no tengan consciencia de un antes y un después, morarán en el ego.  De la misma manera que una experiencia mística, que ella sea incluso el Despertar al Si, o una experiencia de muerte inminente, conducen inexorablemente a concebir (porque es la verdad) que hay un antes y un después.  Mientras que tengan el sentimiento de una continuidad, no puede haber Absoluto.  El Pasaje, es eso. Y solo ustedes  pueden realizarlo, pero esto no es absolutamente un hacer, es justamente y exactamente a la inversa. Es el ego que cree lo contrario: que el puede hacer allí donde el no tienen nada que hacer.

No tenemos más preguntas, les agradecemos.

Queridos Hermanos y Hermanas en esta carne, les rindo Gracia por haber prestado atención a mis palabras y los amo infinitamente e indefinidamente. El Melquizedec de la Tierra, PHILIPPE DE LYON, les dice hasta una próxima vez.  Y no olviden de poner en algún lugar lo que les he dicho, incluso si por el momento no evoca nada o no hace resonar nada en ustedes.  Cuando llegue el momento que será el vuestro, comprenderán y  entenderán lo que les he dicho.  Los otros Ancianos les han dicho en otros momentos ciertas cosas, en los momentos donde los han oído, donde les parecía comprender, si lo recuerdan hoy, se darán cuenta que el significado no es el mismo.  Ciertas cosas han sido dadas desde hace años y les parecían lógicas, Vibrantes pero no transmiten la misma Vibración si las leen hoy.  El texto es el mismo, la Vibración es la misma, ¿qué es lo que cambió?   A este respecto les digo hasta pronto.  Sean colmados de gracias.

http://hallegadolaluz.blogspot.com/ 
http://groups.google.com/group/ha-llegado-la-luz
http://www.actiweb.es/numerologias

BESITOS DE LUZ, ALICIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada