AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 8 de marzo de 2012

O.M. AIVANHOV nos explica lo que ha sucedido con el Conclave Arcangélico y más con audio 3 marzo 2012



Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Trascripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com




Y bien, queridos amigos, estoy muy contento de encontraros. Hoy, habéis tenido un conjunto de cosas que os han dado los Arcángeles. Eran elementos que de alguna forma, son para recapacitar y no para conceptualizar ¿no es así? o intentar comprender. Todo lo que os han dicho los Arcángeles está destinado a una cosa y, a una sola. Por supuesto, no es para hacer girar las bicicletas, es decir, la mente. Sobre todo es para que os deis cuenta, de que en un momento dado, en vuestra vida aquí, sobre la Tierra (o quizá en el último momento del asa-planeta) va a ser necesario realizar todo lo que os han dicho. Realizarlo, no quiere decir convertirse ¿verdad? Vosotros sois libres, por supuesto, de estableceros en lo que buenamente os parezca. Pero sin embargo hay elementos Vibratorios muy importantes que están a punto de ponerse en su lugar en la Tierra. Aquellos de vosotros que estáis atentos y que vivís las Vibraciones, sabéis pertinentemente que por ejemplo, los sonidos que percibís en las orejas, se han modificado profundamente. Hay modificaciones de todas vuestras necesidades fisiológicas: los hay que comen más, otros que no pueden comer, otros que duermen todo el día, otros que pueden dormir, etc. etc. Hay muchísimas cosas que se están modificando en vosotros y que corresponden, por cierto (como han dicho los Arcángeles), a los cambios considerables que están a punto de ocurrir en la Tierra.

Dije hace poco tiempo, que había una especie de cohabitación entre la oruga y la mariposa. Pero ahora, la oruga está casi muerta ¿verdad? Algunos de vosotros lo vivís. Y por supuesto, es como el momento de pasaje de la muerte. Cuando se os anuncia que vais a morir, pasáis por ciertas etapas. No lo creéis, por supuesto, porque el ego se siente siempre eterno, esto os lo han dicho los Arcángeles. Aunque hayáis vivido una experiencia que se llama muerte inminente, aunque hayáis vivido transcendencias, aunque accedáis al Sol, incluso si accedéis a algo, con lo que algunos de vosotros comienzan a estremecerse, es decir ese Absoluto, habrá siempre esa noción de algo que se pierde. Pero ciertamente, es el ego el que piensa así, porque no hay nada que perder. Lo que se pierde es justamente lo que os impide ser en Verdad, lo que Sois. Si tenéis cuestiones, os escucho.

Pregunta: ¿podría explicar sobre la Onda de Vida, sobre el Absoluto?

Totalmente. Así que, la Onda de Vida ¿qué es? Todo el año último, los Ancianos os han explicado la diferencia entre la energía que circula en el cuerpo (que se llama energía vital, los pranas que corresponden, tanto a la energía de la materia, como a la energía que vosotros llamáis etérica, o aun, a la energía emocional, sabéis las emociones, lo que os conmueve, desata las lágrimas, lo que da escalofríos) y la energía (mental) que puede desencadenar cosas específicas. Esto sois a nivel de la energía vital. Y después os hemos llamado poco a poco, a concienciaros y a vivir lo que Sri Aurobindo definió perfectamente durante su vida, a saber, el Supramental. La energía Supramental es una palabra inadecuada. Es la Luz Vibral, es decir algo que es una Onda de resonancia, que no circula más sino que se establece (por ejemplo sobre las Puertas, por ejemplo sobre las Estrellas, por ejemplo sobre las Coronas radiantes). Es una energía que no es ya energía, sino una estructura de resonancia que de alguna forma, está ligada a la superposición, a la intrincación, a la imbricación (si se puede decir) entre la estructura etérica, física (todos los que vivís la encarnación), con algo que está más allá del cuerpo causal, que los Orientales llamaban el alma espiritual, el alma divina si queréis, es decir el principio átmico y búdico. Esta energía no tiene nada que ver con este mundo y sin embargo, es esa que se manifiesta en resonancia en vosotros, a través de las Estrellas, a través de las Puertas, a través de los Chakras, a través de las Lámparas, como decimos algunos de nosotros.

Lo que llega es otra cosa, que (a falta de una palabra mejor) la llamamos la Onda del Éter u Onda de Vida, pero se le pueden poner los nombres que se quiera. Y esto ya no es una energía, ni el Supramental. Es algo que no es ni la energía vital, ni el fuego del ego (de alguna forma), el fuego vital, que os permite tener pulsiones, emociones, pensamientos, todo lo que constituye la vida en este mundo, esté la vida, orientada hacia la materia o hacia lo espiritual. Por lo tanto, estáis confrontados a la encarnación del Supramental. Esta encarnación del Supramental, esta llegada del Supramental a la Tierra (como sabéis) se ha hecho en varias etapas, que han penetrado las diferentes capas aislantes de este sistema solar, como las diferentes capas aislantes de lo que se llama la personalidad, que está viva, aquí, en este mundo (es decir el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el cuerpo astral, el cuerpo mental y también el cuerpo causal). El cuerpo causal, que está llamado a disolverse, con el Fuego del Espíritu, por la acción del Supramental. Y cuando se disuelve ese cuerpo causal, accedéis a algo que es lo que los Orientales llaman el cuerpo átmico y el cuerpo búdico.

Más allá de este cuerpo átmico y de este cuerpo búdico, que correspondía a la Fusión de los Éteres, vivida por la Tierra y por vosotros, y también más recientemente, por el manto de la Gracia, aterrizáis, a falta de otros términos, en lo que llamamos el Absoluto, el Todo, lo Ilimitado. Se podrían poner una multitud de nombres. Pero sean los que sean, es también una realidad que está más allá de la energía vital, más allá de la realidad de las Coronas, de las Vibraciones, es un estremecimiento. Este estremecimiento no es de este mundo: es la naturaleza misma de la Verdad que somos todos nosotros, más allá de las diferentes Dimensiones. Ciertamente, me expreso aun, como habéis constatado (y como la mayoría de los Ancianos), con lo que podríais llamar, un resto de personalidad. Porque nosotros nos hemos mantenido (como quizá sabéis) en un plano intermedio, que nos ha permitido estar muy próximos a vosotros, para (desde hace años) tratar de acompañaros lo mejor posible para lo que iba a venir. Hace algunos años hablé del asa-planeta. Habéis visto los efectos que ha tenido esto en algunos: el asa-planeta. ¿Qué quiere decir asa-planeta? Si yo os hubiera dicho, lo más seriamente del mundo: aprestaos a desaparecer. ¿Qué hubierais hecho? Habríais desaparecido de mi presencia para no escuchar lo que tenía que deciros, tan horrible, ¿no es así? Pero ¿qué ha pasado durante este tiempo? Habéis encarnado en grados diversos, el Supramental. Lo habéis incluso, conceptualizado. Si no Vibráis, os habéis adherido a los conceptos, a las ideas a las que os sometemos.

El único objetivo, la única finalidad, era prepararos a vuestra propia Disolución. Y si nosotros os lo hubiéramos dicho hace tres años, jamás lo hubierais aceptado, seguro. Entonces, ha habido de alguna forma, una especie de maduración. Esta maduración se hace por las pruebas (para aquellos que las viven) de lo que nosotros os decimos, por las pruebas de lo que vivís, vosotros mismos. Esos momentos en que estáis en la Luz, en que miráis en la Luz (aunque sea aquí en este cuerpo): estáis fundidos de Amor, fundidos de Luz. Y hay aun otra cosa después, pero no podíamos decíroslo y aun menos, hacéroslo vivir, porque hay muy, muy pocos seres humanos que han logrado vivir esto. El primero de ellos (lo conocéis seguro), Buda, tuvo un acercamiento. Pero aquél que fue hasta el final fue Cristo. Entonces, lo que pasa en la actualidad, a partir del Manto Azul de la Gracia, es exactamente a través de este estremecimiento (a falta de otra palabra) que no es ni una energía, ni el Supramental, sino lo que está más allá del Supramental. Es la Fuente misma de Vida. Se llama la Onda del Éter u Onda de Vida. Esta Onda de Vida es la que os hace, real y concretamente, vivir más allá de la Conciencia de ser una persona o de ser otra persona, o de ser Êtreté. Os hace penetrar en la trascendencia final y total.

Así que, ciertamente, lo que yo digo, lo que os han dicho los Arcángeles, va a provocar en vosotros una especie de retracción, porque es una repulsión terrible para el alma, saber que no existe.  Es una repulsión terrible para el espíritu, saber que en definitiva y finalmente, no existe. Imaginad: por el momento, que tenéis una pelota de lana, habéis tirado del hilo de la pelota de lana. En un momento dado, os hacéis el hilo que tiráis: es la experiencia, son las experiencias, son las Dimensiones. Y después, poco a poco, estáis cautivados por esta pelota de lana de la que tiráis poco a poco. Y después viene un momento en que llegáis ¿a qué? Ya no hay pelota de lana, no hay más hilo, no hay nada de qué tirar. ¿Qué hacéis en ese momento? Entonces, es el estremecimiento de la Onda de Vida, es el acceso  (más allá de la conciencia de la personalidad, más allá de la conciencia del Supramental, más allá del Despertar), al infinito. Es la superación de todo lo infinito. Así que ciertamente, esto no puede expresarse con palabras porque no es una experiencia, como os han dicho los Arcángeles. Nosotros lo hemos vivido. Y por tanto, yo me expreso como Omraam Miguel AIVANHOV.  Paro vosotros ¿lo habéis vivido? Y por tanto es el terror absoluto. Porque esperabais de alguna forma, una perpetuación. ¿De qué? de vuestro cuerpo, de vuestra conciencia. Vosotros esperabais vivir lo Absoluto y cuando llega lo Absoluto, ¿qué es lo que pasa? Y bien, tenéis miedo. Vosotros esperabais vivir el infinito, vosotros morís y tenéis miedo. Pero es normal, porque la construcción misma de este cuerpo, la construcción misma de esta Ilusión, solo existe  porque hay miedo. Por supuesto, el miedo va a ser enloquecedor. Es agradable vivir la Luz, sentado en un sillón, en una cama, bañarse en ese algo que os llena. Sí, pero es necesario vaciaros, también.

La Onda de Vida es lo que os llena, vaciándoos de todas las Ilusiones que habéis sido y que por tanto, os han permitido llegar a este punto. No es más el Supramental, no es más la energía vital, no es más el Fuego del Espíritu. Es lo que ha intentado explicar hace poco tiempo Hermano K, a través de la Autonomía, la Libertad. Porque en la Tierra nosotros reivindicamos todos, la libertad. Pero ¿sois libres, realmente, cuando estáis en un cuerpo? Sí, sois libres de comer o de no comer. Pero ¿sois libres de este cuerpo? ¿Sois capaces de concienciar otra cosa que vuestros pensamientos, que vuestras emociones, que este cuerpo, que vuestros deseos e incluso, que vuestra vivencia de la Luz? Esto es a lo que estáis confrontados. Entonces, los Arcángeles (a través de la Disolución del Cónclave y la puesta en línea de las Vibraciones Arcangélicas) de alguna forma os permiten acercaros a esto. Por supuesto, hay reglas en la Onda de Vida. Podéis intentar calificar La Onda de Vida,  decir: me rasca, me susurra, está caliente, está fría, me hace daño, circula, no circula, hace como el Supramental. No es nada de todo esto, porque jamás lo habéis conocido. Es el momento en que vivís este reencuentro consciente con el Absoluto y el momento en que la Consciencia misma, incluso la más realizada, se borra ante el Absoluto. Y sin embargo, yo os digo que nosotros, Ancianos, Estrellas, lo hemos vivido. Por lo tanto, el terror que vais a tener, es el de perder algo y es ineluctable. Pero desde el instante en que dejáis que la Onda de Vida os recorra, os va a hacer transformaros en ese Absoluto. No hay palabras para describir esto. Entonces, no sirve de nada hablar de todas las experiencias intermedias,  porque si habláis, os vais a fijar en esa experiencia intermedia. Me explico: imaginad que habéis tenido acceso a la creencia en la reencarnación y que se os concede ver todas las vidas pasadas, o eventualmente, ver todas las vidas pasadas de aquellos con los que os vais a cruzar. Pero ¿qué es lo que esto os va a aportar? Os va a encerrar en algo.

De igual forma, cuando vivís el Supramental y cuando penetráis la Luz, cuando la Luz os penetra, vivís momentos (en los Alineamientos, en los sueños, en momentos privilegiados) en que sois esta Luz. Pero incluso esto es una imagen. Es algo que precede la Onda de Vida. Vosotros estáis en el momento de la Onda de Vida, porque la Tierra ha decidido vivir su Ascensión. Está Realizada. Ahora no está, yo diría: “todo cumplido”, como el año pasado. Pero todo está cumplido ahora, en la carne. Y cuando digo esto, como os han dicho los Arcángeles, es inminente. No es en un año, no es en seis meses, es antes. Pero el tiempo no existe. Es decir que si os fundís en la Onda de Vida ¿qué pasará? Habiendo vivido esto, vais a ver que lo que erais (este cuerpo, estos pensamientos, esta construcción, este Supramental) como algo que no es ya, vosotros. No es una negación, no es un rechazo, no es decir: ya está, me meto en un rincón, me pongo un vestido blanco y no hago nada más. Eso quiere decir que tenéis la plena Lucidez y la plena Claridad, no como una creencia, sino que no sois nada de lo os creíais antes. La Onda de Vida os hace vivir la Vida y trascender esta vida. Ella es la respuesta. Es decir que no hay más necesidad de cuestiones, no hay más necesidad de preguntas sobre quién soy. No hay más necesidad de preguntas sobre ¿qué vivo? ¿Qué veo? O ¿dónde voy a ir? ¿Qué va a pasar conmigo? ¿Qué va a pasar en el mundo? ¿Qué va a ocurrir con mis hijos? ¿Qué va pasar con la misión que yo tenía? Vosotros continuáis, pero no sois nada de todo esto. No es un rechazo, es la trascendencia absoluta.

La Onda de Vida es esto. Ha sido liberada. No viene de la Fuente, no viene de Alcyon, no viene de una Dimensión, no viene de vuestro Espíritu, no viene de vuestra alma, no viene de vuestra persona. Viene de (a falta de otra palabra) lo que yo llamaría lo Último. El rizo está rizado. Todo esto para comprender que no hay rizo. La Verdad no es algo que se descubre con anticipación. Se descubre por eliminación. Comprendéis por ejemplo, que no sois vuestras emociones. En un momento dado llegáis quizá, a comprender que no sois vuestros pensamientos. Los miráis pasar: por ejemplo, en los Alineamientos puede llegar un pensamiento, pero no sois ese pensamiento. Después, en un momento dado, el peligro de todo esto es decirse: voy a rechazar la encarnación. No podéis rechazar nada. Por ejemplo, tomar conciencia de que estáis en prisión y querer salir de la prisión. Y bien, la otra Verdad Última, es que jamás ha habido prisión y que jamás ha habido nadie en prisión. Así que intento haceros llegar a esto con ejemplos. ¿Por ejemplo, cuando se rompe un jarrón, (en un jarrón hay aire), el aire que estaba en el jarrón desaparece? No. Simplemente, superáis una identidad de una forma, de un pensamiento, de una emoción, de una vida. Os hacéis la Vida. Y ahí, podéis afirmar (porque no es una proyección): “yo y mi padre somos UNO”. Lo que no os impide hacer la comida, no os impide sonreír, no os impide ser humano. Pero como decía el Melquizedec de la Tierra, Maestro Philippe: “yo soy el más pequeño”. Son vasos comunicantes. Si no aceptáis ser pequeño, aquí ¿Cómo podéis ser el Absoluto? Esto es lo que os han dicho los Arcángeles, en otras palabras más vibrantes: lo efímero, la Eternidad. Lo limitado, lo Ilimitado. Pero ciertamente, cuando estáis en la persona, en el ego, muy bien os pueden decir que sois lo Ilimitado, al que os diga esto, vais a mirarle como a un loco ¿no es así? Vosotros decís: yo, yo me toco, yo sé cuando tengo hambre, yo sé cuando amo, yo sé cuando no amo. Y sin embargo, no podéis aprehenderlo al permanecer limitados. Pero por supuesto, el ego tiene un miedo terrible, el alma tiene un miedo terrible también. Imaginad: algo que es efímero, que se cree eterno (porque el ego se cree siempre eterno) y que, finalmente desaparece. Pero es imposible incluso considerar o suponer. Es lo mismo que para la muerte. Lo que pasa, como ha dicho María, como os han dicho los Arcángeles, es la Resurrección. Mientras que creáis poseer la Luz, no poseéis nada. No podéis poseer lo que Sois, es imposible.

Recordad que ya hace años, cuando el Arcángel ANAEL os habló del abandono a la Luz, era inconcebible. ¿Cómo yo que decido mi vida, voy a abandonarme a la Luz? Y después poco a poco, os habéis percatado de que no era tan desagradable, ¿no es así? Que en los momentos en que estabais en esta Luz y bien, las problemáticas, la mente, las emociones podían desaparecer. Incluso esto hay que abandonarlo. Pero no podíamos decíroslo antes. Porque no sirve de nada decirlo, porque no es una etapa. Habéis tenido varias etapas: la iluminación de las Estrellas, las Puertas, los Chakras, etc.  etc. Pero ahora, está más allá de cualquier etapa. Todo esto no tiene más que un objetivo, aunque no lo viváis ahora, y es que, en el momento en que llegue, os acordaréis de lo que se ha dicho y no seréis, como decirlo, retractados por el Espíritu. Nosotros siempre os hemos dicho que la misión estaba cumplida.

Pregunta: ¿qué es del manto blanco de Cristo?

El manto blanco de Cristo, es lo que se ha llamado el Matrimonio místico. Es lo que han testimoniado sobre todo las Estrellas, durante esos años de su experiencia. El manto blanco de Cristo ¿dónde está? debe llegar pero Él Es, desde toda la eternidad. No llega desde lo alto. No llega de cualquier parte. Ya está aquí. Pero en un momento, ese manto blanco de Cristo se convertirá en el asa-planeta. Es el momento en que, con una imagen, San Juan dijo en el Apocalipsis: « lavaréis vuestras vestiduras en la sangre del cordero ». Ciertamente, aquellos que aun están en la personalidad van a decirse: pero no llega, no pasa nada. Pero no tiene que pasar nada, porque en definitiva, todo lo que habéis construido (las Puertas, las Coronas Radiantes) deber dejar lugar a lo que vosotros Sois: la Onda de Vida, la Onda del Éter. Si queréis, podéis llamarlo el despertar de la Kundalini, pero el despertar de la Kundalini no es estrictamente nada de esto en relación a la Verdad. Son aun los artificios, es aun (cómo decirlo) los espectáculos, es para divertiros. Y sí, el ego no está contento ahí, ¿no? Y lo más maravilloso es que por eso, no tenéis nada que hacer, nada que pedir, nada que esperar, nada que proyectar. Haced lo que hacéis normalmente. Todo se ha construido, todo se ha cumplido. Os lo he dicho desde hace un año. Así que, por supuesto, la personalidad, el alma se va a plantear la cuestión eternamente del libre albedrío. Nosotros os hemos dicho que el libre albedrío no existe. Vosotros estáis totalmente determinados. Y ¿comprendéis lo que quiere decir, esta determinación? Cualesquiera que sean los caminos que emprendéis, no hay ningún camino. Siempre habéis estado aquí, eternamente. Pero para eso, hacía falta para muchos de vosotros realizarais toda esta construcción, exacta al Cuerpo de Êtreté. Y después, para aquellos que no vivan nada, era importante que haya Hermanos y Hermanas que vivan esto, para asentar, Anclar, la Luz. Es por eso también, que los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros.

Pregunta: ¿qué es del devenir del equipo de suelo?

¿Qué devenir? ¿Qué quiere decir devenir? si queréis devenir, quiere decir que no Sois. Si la Onda de Vida os recorre, no tenéis ya esa clase de cuestión. El ego es el que plantea la cuestión, siempre. Es el ego el que quiere saber adónde va. Es el ego el que quiere saber lo que ha sido en otra vida. Es el ego o el alma el que se encuentra almas hermanas, llamas gemelas, un amor exterior, incluso sublime. Pero el Matrimonio que vivís, es el Matrimonio místico. Puede estar encarnado por una brizna de hierba. Si pensáis que es el Cristo, pensad que es el Cristo. Si pensáis que es Buda, pensad que es Buda. Si pensáis que es un brebaje chamánico, pensad que es un brebaje chamánico. Pero en definitiva, no es nada de todo eso. Así que ciertamente, el budista dirá: es Buda y el que es católico o cristiano, dirá: es Cristo. El chamán siberiano, dirá que es la poción, es la seta, etc. etc. Pero todo eso ¿qué es? Son etapas.

La Verdad solo se vive por eliminación de las capas sucesivas. He tomado el ejemplo de la pelota de lana. Se puede tomar el ejemplo también de la cebolla: tenéis una primera capa, la quitáis y hay otra capa. Y cuando habéis quitado todas las capas, ¿qué queda? El ego dirá: la nada. No. Queda Todo. Entonces esto no es un punto de vista, es simplemente algo profundamente nuevo. Pero repito, no podéis explicar, no podéis tener una descripción. Porque como os han dicho los Arcángeles, como os hemos dicho, todos nosotros estamos en vosotros, como vosotros estáis en nosotros. Esto puede ser seductor, porque lo llamaréis amor romántico o no romántico. Y después, en un momento dado, vais a rechazar tal ser o tal cosa o tal situación, porque eso os parece contrario a vuestras reglas y funcionamiento. ¿Cuáles son las reglas de funcionamiento de aquél que está encerrado en sí mismo? No podéis vivir la Libertad estando encerrados en lo que sea.

La Humildad es no ser nada aquí, no como una negación de la vida o como una auto flagelación, como algunos locos furiosos han podido creer en el pasado que bastaba con darse golpes de látigo para acceder a la Unidad. No. O de privarse de esto o de aquello. Simplemente, la Onda del Éter no tiene nada que ver con este mundo, tampoco tiene nada que ver con la Conciencia. Siempre se ha dicho que la Unidad, el punto Último, se había fragmentado hasta el infinito y que en definitiva, debía volver a ese punto Último. Es la mejor imagen que se pueda dar. Si queréis continuar tirando pelotas de lana durante millones de años, podéis hacerlo, eso no cambiará estrictamente nada la Verdad.

 Pregunta: ¿usted siempre ha dicho que los 3 días pasarían durante una noche de mucho frío? Por otra parte, ha dicho que las Bodas de Luz iban hasta julio. ¿Es decir que en julio habrá noches de mucho frío?

Hará un gran frío. Pero si tú vives, no sé, en Tahití, puedes esperar al frío mucho tiempo ¿verdad? El frío corresponde a Europa, por supuesto. Los 3 días son anunciados como algo terrorífico en las profecías (ya en el último siglo) pero vosotros no sois la misma Conciencia que hace un siglo o dos siglos. Los profetas de la época que vieron los tres días, era terrible. Sí, es terrible para el ego. Ahora, si yo os digo que la Tierra se ha despertado, entre vosotros hay quien lo siente: es esa Onda que recorre las piernas, que vuelve al perineo, que sube al corazón, que abraza todo el cuerpo, en el calor, el frío, el aire, en todas las energías, todas las Conciencias. Ellos ya viven sus tres días.

Os remito a lo que decía el Arcángel ANAEL, que ha expresado (hace un año y medio yo creo), algo que estaba vinculado a la verdad relativa y Absoluta. Por ejemplo, te muestro un lápiz. Me vas a decir: “este lápiz existe, veo el color, la textura, puedo tocarlo”. ¿Quién toca ese lápiz? Por supuesto, es este cuerpo físico, etérico, astral, mental y causal. ¿Existe el lápiz más allá, en la Verdad Absoluta? De igual forma, tú estás identificado a tu cuerpo, a tu vida, a tus emociones, a tus posesiones, a tu trabajo, entonces vas a decir: “yo soy esto, yo soy aquello, yo hago esto”. Sí, es una verdad relativa. Y después, cuando mueres, en este mundo, y bien, ya no puedes hacer más lo que decías un día antes. No puedes decir: “voy a tomar mi coche para ir a trabajar”, cuando estás en el otro lado. Pero todo esto, son interpretaciones, con cosas ilusorias. Entonces, los tres días tendrán lugar. Pero recordad que había fechas límite, aunque no sabéis esas fechas límite. ¿Qué es lo que hemos dicho siempre? No sois vosotros los que decidís. No es la Luz la que decide. Es la Tierra. Y la Tierra lo ha decidido porque algunos de vosotros comienzan a vivir sus tres días, no importa cuando. Ya no pueden hacer nada: son legumbres o tienen la impresión de ser una legumbre. Y otros que no viven nada. Vivirán cuando llegue el momento, el último. Pero esto es ahora.

Así que evidentemente, el ego intentará apropiarse de esto y de encontrar deducciones lógicas. Es necesario cesar toda mirada exterior, porque como decía un Arcángel, ahora mismo, el labio es la frontera entre dentro y fuera. Pero no hay frontera no hay dentro, no hay fuera. Habéis eliminado todo lo demás. Pero la Onda de Vida es el testimonio: esta Onda del Éter que abraza vuestro Canal del Éter (que no es ya solamente la Kundalini) porque el Canal Medio (que se llama Sushumna, con Ida y Pingala, de cada lado) se ha fundido en una sola y misma realidad que es alimentada por las partículas Adamantinas. Y si se puede hablar de Elevación ¿qué es? Es la Ascensión.

Ahora si queréis ir a Venus, iréis a Venus. Si queréis permanecer aun, permaneceréis. Pero seréis obligados a reconocer la Eternidad. Es esto lo que os dijo la Fuente, hace dos o tres años, lo que llamó la Promesa y el Juramento. Son las Bodas, la Bodas Místicas, las Bodas de Luz, el Bautismo de la Resurrección, la Onda de Vida y podéis ponerle todavía decenas de epítetos. Para retomar también el ejemplo que he dado hace algún tiempo. Sabéis aquél que tiene la mano en el bote para los cacahuetes y que no puede sacar la mano del bote. Si se continúa la metáfora, no hay bote, no hay cacahuete y no hay mano. Es terrible ¿eh?

Pregunta: ¿cómo dejar el yo sin apuntar con el dedo que de hecho, uno no es ese yo?

No hay forma. Es la Onda de Vida la que lo realiza, no eres tú, ni el Sí. No hay ningún acto consciente que pueda hacerlo. Por el contrario, es evidente que como os han dicho los Arcángeles, el miedo, la duda, son de alguna forma, los venenos de esto. Pero podéis estar seguros: aunque no lo viváis ahora, el asa-planeta os lo hará vivir a todos, sin ninguna excepción. Entonces, no sirve de nada preocuparse en un caso como en otro. Contrariamente al Anclaje de la Luz donde dimos (como ha dicho UN AMIGO, hace quince días) todo un conjunto de cosas: las Puertas, las Estrellas, las Vibraciones, los Alineamientos, el Manto de la Gracia, etc. etc. Nada de todo esto puede conduciros a la Onda de Vida. Pero sin embargo, se puede decir que eran los elementos indispensables para que la Onda de Vida, cuando llegara el momento, se manifestase. Se podría decir también, por ejemplo, como frase: “Ama y haz lo que te plazca”. Yo podría también decirte: “no juzgues a nadie, ni a ti, ni a ningún otro”. Os hemos hablado ampliamente de la dualidad, de la Unidad, de la falsificación, de la Fluidez de la Unidad, de los fenómenos de Sincronicidad. Eran las etapas.

Pregunta: habéis hecho referencia ahora al bote de cacahuetes, el bote y los cacahuetes de hecho, no existen. Igualmente, habéis hecho referencia a la pelota de lana que está dividida entre ir hacia la nada o el todo. ¿Qué hay entonces de los protocolos que han podido ser propuesto hasta ahora, para vivir estas evoluciones?

Son muletas. Cuando habéis integrado en vosotros, las muletas, ¿qué hacéis? Las dejáis. Entonces, los protocolos, los Yogas de la Unidad, todo lo que os hemos dado, han sido etapas de construcción del Cuerpo de Êtreté, de Reconstrucción del Cuerpo de Êtreté y, sobre todo, han permitido un mejor Anclaje y un mejor Anidamiento de la Luz. Ahora, si tú sientes necesidad, hazlos. Cuando tú pasas (de lo que los Ancianos han llamado hace poco tiempo) del yo Sombra, al Sí Luz, eso cambia todo. Porque el Sí Luz es maravilloso, es un estado donde hay Alegría. Todo esto lo hemos desarrollado desde hace muchos años. Es una realidad para aquellos que lo viven, pero también, es todo irreal para aquellos que no lo viven ¿no es así?

Los protocolos, os han conducido a alguna parte. Pero como he dicho, el Absoluto no es ya  alguna parte, es otra mirada. Sea que miréis con vuestros ojos, que miréis con vuestro cerebro, con vuestros sentidos, sea que salgáis de lo que se llama el complejo inferior, el cuerpo de alimento, el cuerpo de deseo, el cuerpo mental e incluso el cuerpo causal. En un momento dado, tenéis la experiencia que vuestra Conciencia no es más esta conciencia limitada. Vivís Turiya por experiencia. Vivís el acceso a estados de Conciencia diferentes, no ordinarios, donde la Alegría se manifiesta. Y después ¿de qué os daréis cuenta? De que incluso el estado en que estabais, que vivía esto, no es el Todo. Pero ¿Os impide eso ser este cuerpo? ¿Os impide eso ser el Sí o el Samadhi? No, pero mientras que no lo hayáis vivido, no quiere decir nada. El Sí no quiere decir nada para aquél que vive el yo. El yo no quiere decir nada para el que vive el Sí. El yo y el Sí no quieren decir nada para el que vive el Absoluto. Pero puede ser también, tanto el yo como el Sí. Hay una trascendencia total. Recordad: no podéis comprender la Onda de Vida. Porque ¿os han dicho que no podéis entenderla? pues porque es lo que vosotros Sois.

 Pregunta: ¿se ha dicho que cuando estemos en otras Dimensiones, no se está ya en estado de hacer sino que, uno se vuelve una función como tal? ¿Es lo mismo con la Onda de Vida?

Sí, se es todas las funciones. No es ya, cómo decirlo, por analogía una Deslocalización. Es una multi-deslocalización: os transformáis en multi-cartas, VRP si lo preferís. Todo está ligado a la identificación porque la Conciencia, cuando está proyectada, tiene siempre necesidad de una identificación. La Conciencia es una identificación. Ella es Vibración. Lo que quiere decir que la Onda de Vida, la Onda del Éter, no es ni energía, ni Vibración, ni Conciencia. No puede estar ya caracterizada porque, caracterizar ya es dar un cierto número de características. Y yo voy a someteros a una proposición: imaginad que hayáis tenido experiencias de acceso a la Unidad (por momentos, en un Alineamiento, en un momento dado, lo que es porque no lo habéis vivido nunca). La cuestión que hay que plantearse, no es: ¿qué soy yo? Porque acabaréis en: yo soy o yo soy Uno, como decía RAMATAN. Sino que es todavía más. Ahora, si queréis permanecer: yo soy Uno, podéis hacerlo. Se plantea siempre la cuestión, más allá de la noción de Verdad, del Absoluto y de lo relativo: ¿puede lo relativo conocer el Absoluto? Es una proposición que no tiene ni cola ni cabeza: es imposible.

Lo más duro (si se puede hablar de dureza) es que la Onda de Vida, la Onda del Éter, el Fuego del Éter (no el fuego del éter del ego sino el Fuego del verdadero Éter, que está en el Canal Medio) no puede recrearse o de-crearse (es lo mismo) que desde el instante en que os abandonáis vosotros mismos, no ya a la Luz, sino que abandonáis incluso, la Luz a la nada. Es el momento en que os decís (de alguna forma, porque esto no se dice verdaderamente, o si no, se puede decir a posteriori): “yo vi la Luz, yo vi los síntomas de la Luz en este cuerpo, en mis mecanismos de pensamiento, en la Alegría”. Es el momento en que os decís: “pero ¿soy yo esto? Sí, porque lo creo y lo vivo”. Y en un momento dado dejáis el bote, los cacahuetes y la mano, donde ya no hay nada. Y ¡OH milagro! cuando ya no hay nada, hay todo. La Onda de Vida en ese momento, es lo que vosotros Sois, más allá del yo Soy, más allá de la Luz. En el límite (pero una vez más, es una reducción), se podría llamar a esto el Amor Vibral, que es un Amor de restitución. No es incluso el Amor incondicional porque decir Amor incondicional es ya considerar, en la conciencia que lo dice, que existe un amor condicional. Yo diría más aun, que es el Amor Incondicional pero, una vez más, nosotros podemos intentar encontrar múltiples nombres. Tanto más fácil es con las Estrellas (porque hay funciones, localizaciones, referencias en el cuerpo). Tanto más fácil es para las Puertas, tanto más fácil para los conceptos (como lo que os ha expresado, por ejemplo, HERMANO K o UN AMIGO). Tanto más aquí, es una trascendencia. Pero es tremendamente simple. Es incluso, yo diría, lo más simple. Pero para las palabras, es tremendamente complicado y para el Sí, también. Acordaros que para aquellos que han seguido desde hace años, el proceso: al principio donde el Arcángel ANAEL os ha hablado del Abandono a la Luz, que es lo que ha generado como pequeñas bicicletas que giraban. Y después, ahora es lo mismo, salvo que aquí no podéis apoyaros en nada conocido, nada experimentado y por tanto, es la naturaleza de todos. Es como el señor Jourdan que hacía prosa sin saber. Se os puede dar también el ejemplo del pez que está en el agua: ¿conoce el pez el agua? No, puesto que está dentro.

Pregunta: ¿qué puede entonces, crear el impulso a la Trascendencia?

Ya no más, ningún impulso. Lo que ha hecho decir a algunos Ancianos y otros Despiertos (GEMMA ha hablado maravillosamente, también): no hay más impulso, no hay más tiempo, más espacio, más nada conocido. Es un estado natural. Pero es tan (cómo decir, expresándose básicamente) enorme, es tan monstruoso y, al mismo tiempo, tan bello que jamás lo que es limitado puede aceptar esto. Por supuesto, el límite dirá que no es verdad, porque tiene miedo, porque duda. Todas las experiencias que habéis tenido, aquellos que las han tenido (la Comunión de Corazón a Corazón, los Alineamientos, los procesos de Deslocalización de Conciencia), para aquellos que han tenido la suerte de vivirlos, no son más que testimonios o pilares, si lo preferís (como los cuatro Pilares del Corazón) que os van a permitir acercaros a esto.

Pregunta: ¿qué es de la inversión, la nuestra y la de la Tierra?

Y bien, las dos se producirán en el momento final. No sois vosotros los que decidís inclinaros. La consecuencia del Absoluto, es la inclinación: inversión de lo limitado a lo Ilimitado. Pero no es el límite que puede decidir volverse lo Ilimitado. Es cuando el límite, precisamente se ha superado. Superado en todos los sentidos del término. Superado porque no comprende ya. Superado porque todo se desmorona. Superado porque es llevado literalmente, por la Onda del Éter. Hay testimonios, por supuesto, de esto. Los testimonios, son ese estremecimiento del que he hablado. En los textos tenéis por ejemplo (¿cómo se llama esto?), la salida astral de la época, por los dedos gordos, la salida en Êtreté también por lo alto del cráneo, por el chakra del Corazón o por el dedo gordo. El pie, ¿Qué es? Un grano, una semilla, es ahí donde nace la Eternidad. Pero es una visión todavía, porque la Eternidad no tiene que nacer: Ella Es. Pero, en este cuerpo que habitáis, en esta Tierra donde estáis, son los puntos más profundos.

Pregunta: nos ha dado cita a final del año, aquí, en el planing. ¿Estará usted aquí y estaremos nosotros para escucharle?

Solo Dios lo sabe. En una perspectiva lineal, vive cada minuto de tu vida como si fuera el último. En una perspectiva del Absoluto, ¿qué importancia tiene? Puesto que tú no tienes una cita ni conmigo ni contigo. Es el ego y la personalidad la que quiere saber. Pero cuando tú vives este Absoluto, este Indecible, este Todo (llámalo como quieras) todo se vuelve superfluo. Y por tanto, tú lo vives pero la perspectiva (si se puede emplear esa palabra) no es ya la misma.

No tenemos más cuestiones. Os damos las gracias.

Entonces, queridos Amigos, os transmito todo mi Amor, todas mis Bendiciones. Yo os doy las gracias por haberme escuchado con tanta paciencia. Vosotros sois la Eternidad. Estad. en Alegría pero sois mucho más que Alegría.  Estad en Paz, pero vosotros sois mucho más que Paz. Y no escuchéis lo que yo digo, vividlo, si no, no sirve de nada. Y os transmito todo mi Amor. Y os digo, en cuanto a mí, hasta muy pronto. Portaos bien.



http://hallegadolaluz.blogspot.com/ 
http://groups.google.com/group/ha-llegado-la-luz
http://www.actiweb.es/numerologias



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada