AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 29 de marzo de 2012

MADRE MARIA- LA MADRE NOS HABLA DE LA GRACIA COMO UN ESTADO DE SER




Yo soy María,  vuestra Madre, ¡Hijos de mi Corazón!, desciendo a ti Hija mía,  niña mía,  desciendo a los corazones de vosotros,  y miro vuestros corazones,  de aquellos que me aman  en verdad.

Cuando subí,  al cielo, salían  a mi encuentro los santos  ángeles y los arcángeles,  y mi amado Hijo,  entraba en la gloria,  para ser Madre de todas las criaturas de todos los tiempos.
Sois mis queridos y amados niños,  y mucho los amos, ,  y en nombre de este amor profundo y en el amor de mi Hijo Jesús, vengo a ti mi niña,  y vengo a todos mis niños, para poder contaros , como se vive la GRACIA .

Este es el tiempo para estar listos y preparados, y por esto las voces de  los Cielos os, llaman,  para el reencuentro,  ya prepararse para vuestra resurrección.

En aquel tiempo,  en mi tiempo,  cuando fui la  Madre de Jesús, tenia las mismas dudas,  los mismos miedos, ¡ Oh. La pasión  de mi Hijo,!,  era como una espina clavada en mi corazón, y mas se acercaba el tiempo , donde moriría en  La Cruz. Era para mi como un mal sueño.

Pero deseo contarles, que el día en que subí al Cielo , tuve un dulce sueño,  mis sentimientos y emociones se prepararon  para ello.

En aquel entonces,  vivía,  con Juan,  después de la resurrección  de mi Hijo Jesús, y como El lo había deseado,  Juan cuidaba de mi,  y yo cuidaba de Juan,  el era como mi Hijo,  y los apóstoles,  también lo eran,  ellos me escuchaban,  y me atendían.
La Humanidad, vosotros sois como mi pequeño Juan. Mis pequeños niños.

Con  Juan, y los apóstoles,  hablábamos del Reino, del Reino de los Cielos, y ese reino esta aquí ahora , mas cerca entre vosotros mis niños, porque Jesus,  habia  hablado de la GRACIA, COMO UN ESTADO DE SER.

Cuando se habla del Reino,  del maravilloso reino  en el que vivo,  junto a Jesús en la luz del Padre, se habla de lugar o de estado de ser.

Los lugares son de la materia, en donde vosotros vivís,, Aquí,  en el Reino, hablamos de estados de ser,  o dimensiones,  como lo conocen mas vosotros.

Los estados del ser,  pertenecen  al mundo del espíritu,  aquí nos movemos con el alma, a imagen de Dios Padre, aquí no hay nada comparado a la materia. La materia se corrompe,  el Ser es incorruptible, y entonces os parece,  difícil,  llegar a entender la Onda de la Gracia,  es vuestra propia esencia, libre de toda imperfección.
Ya habéis pasado, en ese estado,  cuando estabais en seno de vuestras madres, ese nacimiento  puro,  pero en este caso,  seréis Libres en verdad,  porque quedaran libres de todo pasado,  volveréis a ser  como niños,  mis niños.

El estadio de la Gracia,  es un estado de Ser, es un estado,  donde lo eterno perdura en el corazón,  es un estado de unión  íntima con aquello que desea el alma.

Todo lo que desea el alma,  sale del corazón,

Cuando en aquel momento,  en que tuve un dulce sueño, mi cuerpo no podía marchitarse, y mi alma comprendió,  que por mi voluntad y la gracia de Dios Padre, mis sentimientos y mis emociones saldrían  de mi corazón,  que debía permanecer puro.

Mi cuerpo,  ya no era mi cuerpo,  mi cuerpo pertenecía a vosotros.
A veces pensaba, ¿Cómo?. Podría  amar a todos, cuan grande seria mi corazón humano,  para amar a la humanidad,  como así me lo decía mi niño.

Immi! Dios te ha elegido!!!,  y las preguntas me  las hacia una y otra vez. “como es posible que yo haya sido elegida”, soy como las demás mujeres, como las otras mamas. Y el me decia.

Eres mi IMMI,  y yo soy tu Jesús!
  Las palabras de mi niño,  eran  sabias,  era un niño pero hablaba como hombre.

Preparen  sus almas para  permanecer en la Gracia, y entrar en éxtasis del AMOR.

AMADOS HIJOS MIOS, Yo veo sus emociones,  sus pensamientos, sus sensaciones, y deseo ver vuestras rosas, cultivando vuestro jardín  de rosas, cada pensamiento es una rosa que os ofrecéis a vosotros y me ofrecéis a mí.

El estadio de la Gracia es un estado de Ser,  permaneced allí,   encontrareis el Reino de los Cielos.

Mis niños os miro desde mis estrellas, ¡os miro desde el cielo,  recibo como rosas vuestros pensamientos y os bendigo!.  Mis amados Hijos,  mi amada hija.


Gracias mi Santa  Madre,  por tanta luz,

Mensajes de un alma del sur de MARIA RUSO TITO FERRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada