AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

domingo, 4 de noviembre de 2012

SRI AUROBINDO Autres Dimensions 2 de noviembre del 2012 con audio

  
Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán

SRI AUROBINDO
2 de Noviembre del 2012
audio

Soy SRI AUROBINDO. Hermanos y Hermanas en humanidad, permitidme Irradiar en vosotros la Luz Azul de mi Presencia.

…Compartamos el Don de la Gracia…

He venido a vosotros, a expresaros las consecuencias particulares de lo que han anunciado MARÍA Y SNOW, relativo a la Fusión de los Elementos en vosotros, y que puede ser alcanzado en vuestra vida cotidiana (ndr: su intervención del 1 noviembre 2012 en la rúbrica “mensajes para leer”). Existe en efecto, durante este mes que se ha abierto, un tiempo particular de Pasaje, de metamorfosis y de Transformación. Esto se desarrolla para cada uno, según lo que os ha sido posible manifestar y vivir, durante estos años pasados: ese mecanismo de metamorfosis, antes de que se haga tan intenso que os obligue a un cierto número de mecanismos particulares, relativo a lo que fue mencionado como la éxtasis o la parada de las funciones del cuerpo.

Durante este periodo, se van a yuxtaponer en vosotros, la conciencia que habéis obtenido y vivido durante vuestros diversos estados y la conciencia más ordinaria. Esta yuxtaposición va a permitiros ver claramente y de manera cada vez más contrastada y neta, los instantes donde se sitúa la acción de la personalidad y los instantes donde se sitúa no la acción, sino la vida, en vuestra nueva Morada. Esto se va traducir, no por una confrontación (y, como os ha dicho MARÍA, no tanto por un Choque, para vosotros que estáis habituados a vivir ciertos estados) sino más bien un sentimiento particular de ser, a la vez, sobre las dos líneas temporales, dos líneas espaciales y dos líneas Dimensionales, totalmente diferentes. Existirá pues, un tiempo de aclimatación a fin de que (gradualmente, o de manera brutal) podáis permanecer establecido en vuestro estado de conciencia que es lo que Sois, ahí donde lo habéis Realizado, ahí donde lo habéis Liberado.

Así pues, las fluctuaciones de vuestras vivencias, las fluctuaciones de las líneas temporales, espaciales y Dimensionales (más allá de las perturbaciones fisiológicas, metabólicas y a veces psicológicas), van a traducirse para vosotros, por un nuevo reajuste. Como todo reajuste, y como todo fenómeno de adaptación, corre el riesgo de existir una forma de latencia y una cierta demora antes de que estéis estabilizados en lo que Sois, en Verdad. Sea durante los Alineamientos y de forma imprevista e inesperada, tenéis el riesgo de vivir las dos líneas temporales, las dos líneas espaciales y las dos líneas Dimensionales, al mismo tiempo. Esto puede traducirse por el sentimiento de ser desestabilizado. E incluso para los más abiertos de vosotros, en la nueva Dimensión, hay el riesgo de que se produzcan los mecanismos de reactivación de la mente, dirigida a plantearse ella misma, las cuestiones relativas a lo que ocurre. Como sabéis, esa mente será vista como externa a lo que vosotros Sois, de manera cada vez más clara. De igual forma, las circunstancias de la vida ordinaria pueden llevaros, como sabéis, a reaccionar, de manera emocional, a ciertas circunstancias de vida. Durante este periodo, tendréis la ocasión, a causa de la yuxtaposición de esas dos líneas Dimensionales, de percibir claramente que el estado emocional os concierne, cada vez menos. Esto os aportará una forma de distancia, pero también una pregunta sobre el sentido de vuestro objetivo, y el sentido mismo de vuestro destino, en la conciencia, como en el Absoluto.

El periodo puede manifestarse, también (de manera a veces más intensa, para vosotros), por las modificaciones fisiológicas de las funciones llamadas centrales: las funciones ligadas al sueño, las funciones ligadas a la alimentación, las funciones ligadas a la regulación térmica podrán presentar dificultades de adaptación que representan la acción directa del efecto de fusión de los Elementos, en el Interior de vuestra conciencia. Cada uno de vosotros, como sabéis, será llamado preferentemente por uno, dos, o tres Elementos, antes de realizar la Fusión de los cuatro Elementos o, si lo preferís, la unión de los cuatro Elementos a escala del cuerpo entero. Más allá de las simples manifestaciones físicas (que os ha dado, por ejemplo SNOW), os recuerdo que el trabajo sobre los Elementos será, para vosotros, la forma más adecuada de dejar que se exprese la nueva línea Dimensional más que la antigua.

Los contactos, cada vez más habituales y frecuentes, que ocurren con las otras líneas Dimensionales, os hacen vivir (y ya os han hecho vivir) la revelación de vuestros Linajes, como los contactos, cada vez más íntimos, con los otros Planos Dimensionales, que esto venga en vuestras noches como en vuestros días. Las modificaciones sensoriales conciernen ante todo, a la capacidad de ver las formas blancas en diversos entornos y no únicamente en vuestros estados de Alineamiento. Sean en la naturaleza, que sean alrededor de vuestra cama, en vuestra casa o en cualquier circunstancia. La ampliación del Sonido, percibido en las orejas, se acerca más y más a su tonalidad final que es esa que hará totalmente permeable el Canal Marial: no solamente a la Presencia de MARÍA, tampoco solamente a la escucha y el acuerdo de vuestro nombre, sino al Anuncio de MARÍA, misma. Las modificaciones de percepción, en resonancia con los sentidos cutáneos y la noción de percepción de vuestro cuerpo, podrán también alterarse y daros distorsiones del esquema corporal, como por ejemplo, el hecho de ver un miembro alargarse o un tronco encogerse. Esas distorsiones derivan directamente de la alquimia, en resonancia con vuestra metamorfosis y la yuxtaposición de las dos líneas Dimensionales de las que os hablo. La calidad de vuestra conciencia, incluso dentro de lo ordinario, sea que se incremente, sea totalmente incapaz de manifestar los hábitos corrientes de vuestra vida. El sentido de interrogación de la acción que está en curso se hará cada vez más evidente, en vosotros. Os parecerá que los pensamientos o las inducciones de vuestros propios pensamientos, concernientes a una acción, parecen diluirse y desaparecer al instante siguiente, dejándoos a veces, con un sentimiento de “perder la cabeza” o de “perder la razón”. Esto deriva directamente de las formas de aprendizaje de más empuje concernientes a la experiencia multidimensional estando encarnado en un cuerpo que había estado hasta el presente, separado y amputado de su multidimensionalidad.

Las manifestaciones Vibratorias, presentes en el cuerpo, más allá de lo que os ha explicado el Comendador (ndr: O.M. AÏVANHOV), concernientes a la anestesia y desaparición de algunas partes de vuestro cuerpo, van a ir amplificándose, dándoos en algunos momentos, la impresión real y concreta de no tener ya ningún cuerpo. Ese sentimiento inédito para muchos de vosotros, de no tener cuerpo ya, paradójicamente os llenará de Paz y de Alegría. Paralelamente a las circunstancias de vuestro mundo, la evolución de vuestra conciencia se hará, yo diría, estrictamente en oposición: más la acción de los Elementos se haga tangible y eficiente (a niveles jamás vistos en la Tierra), cuanto peor éstos, estén activos, mejor esta Fusión de los Elementos en vosotros, os pondrá en una cierta forma de euforia y de Alegría, totalmente desacoplados de lo que ocurre en un plano físico como en vuestro cuerpo. Esto os permitirá verificar por vosotros mismos, la existencia de la conciencia, independientemente de cualquier personalidad y os hará encontrar la realidad esencial de lo que vosotros Sois, además de la encarnación y además de vuestros mecanismos habituales, inscritos en vuestra vida y vuestra historia.

Es, muy precisamente, este periodo de adaptación que hay que vivir lo que os permitirá, si lo aceptáis, dejaros obrar por la Luz y dejar establecerse en vosotros, los Linajes Dimensionales nuevos (temporales y espaciales), con la más grande de las facilidades y con un cierto sentido de interrogación relativo a vuestro humor, que se encuentra en total contradicción aparente con los Elementos que se despliegan en los espacios de vida donde estáis. Esto corresponde totalmente, a los mecanismos pre-ascensionales, que se despliegan en vuestra conciencia como en vuestro mundo. Los Linajes temporales, presentes en la Tierra, están a punto de cambiar. La desvalorización de los Linajes de Depredación, así como su desaparición, hace posible la interpretación de la Merkabah interdimensional de la Tierra, con su nueva Dimensión. No os extrañéis, por tanto, si en el curso de vuestras meditaciones, como en el curso de vuestro sueño y también a veces en el curso de vuestra vida normal, pueden superponerse retazos de elementos que no tienen nada que ver, ni con este mundo, ni con estas manifestaciones, ni con vuestra conciencia habitual. Esos mecanismos están en marcha, como sabéis, por el hecho de vuestra función ocupada de Ancladores de Luz, de Sembradores de Luz o aun, de Liberadores de la Tierra. Vosotros estáis en tasas Vibratorias de vuestra conciencia que os permiten considerar esta superposición, sin ningún desorden, si no es el hecho de adaptaros a esos mecanismos de funcionamiento de la conciencia que son, hasta el presente, para muchos de vosotros, totalmente excepcionales. Lo excepcional tomará pues el lugar de lo racional y la normalidad. Lo excepcional se convertirá pues, en vuestra nueva normalidad, al final de esos diferentes Pasajes y al final de este mes de noviembre.

Os recuerdo también que os es posible llamar a Resplandor y a la Presencia del Arcángel URIEL que gestiona específicamente este Pasaje y esta superposición de la última Hora. Esto os llevará a vivir, tanto en estos tiempos particulares, en este mundo, como a tener ya, la conciencia más o menos instalada en vuestro nuevo Mundo, vuestra nueva esfera de vida ligada a vuestra Ascensión. La cualidad Vibratoria qué vais a alcanzar y vivir va a tener otras repercusiones, por supuesto, quizá más importantes, en vuestros diversos entornos. La calidad de vuestra Radiación, así como la calidad de vuestra conciencia, en esta forma de Transparencia (nueva para vosotros), evidentemente va a inducir ciertas modificaciones de equilibrio, no solamente en vosotros sino dentro de vuestras vidas, sean las que sean vuestras actividades y sean los que sean vuestros modos de funcionamiento anteriores.

Recordad que los Elementos, en estos momentos, os serán de una gran ayuda: sea la naturaleza, sean los minerales de la Tierra, sea la práctica de algunos elementos de yoga que os ha comunicado UN AMIGO (ndr: ver la rúbrica “protocolos para practicar/ Fusión de los elementos”). Todo esto va a concurrir en permitiros fluidificar, cada vez más (a fin de dejar totalmente tomar el relevo a la nueva conciencia) y, finalmente, disolver la antigua conciencia y la antigua realidad. Así, vuestro Choque de la Humanidad, para vosotros que habéis recibido la Luz Vibral de una forma o de otra, será profundamente diferente de lo que será vivido por aquellos que no han experimentado ninguno de los lados, ni ninguna de las facetas. Esto ocurre y ocurrirá, de manera más tangible para vosotros. Recordad que los momentos de Paz hay que privilegiarlos y que llegaréis a la conclusión, al cabo de un tiempo muy breve, que vosotros parecéis ser el observador de vuestra propia vida, que os situáis fuera de la persona, siendo siempre esta conciencia que dirige esta persona. Pero seréis, de alguna forma, no ya solamente deslocalizados, sin des-identificados de esta persona, siempre dejándola vivir su vida normal, hasta el momento deseado y deseable para la Luz, para la Tierra y para la Confederación Intergaláctica de los Mundos Libres.

Todas las modificaciones de las circunstancias de vuestra vida, como de la vida, será para vosotros, la ocasión de crecer en Paz, en serenidad, en tranquilidad y en multidimensionalidad. Los movimientos del humor, de la mente, como de las emociones que puedan sobrevenir con los Pasajes de un estado a toro, serán muy rápidamente regulados desde el instante en que no deis ningún crédito a lo que podrá expresar, en ese momento, la mente o si no, las reacciones de humor o emocionales. El hecho de situaros a distancia y soltar presa, os permitirá recibir mejor las informaciones de esos dos estados de conciencia simultáneos que sin embargo son los vuestros. Esto os permitirá también, realizar un ajuste, cada vez más íntimo, con la Esencia de vuestro ser, un ajuste cada vez más preciso con eso a lo que estéis llamados en el momento de Liberación colectiva de la Tierra. Existirá sin embargo, un anticipo de vuestro destino, un anticipo de vuestro nuevo estado, durante este periodo. Vigilad de no participar en todo lo que pudiera ser contrario a la estabilización de vuestra conciencia. Quiero decir con esto, que muchos Hermanos y Hermanas que no han tenido la oportunidad de vivir vuestros estados, correrán el riesgo de entrar en resonancias y reacciones mucho más fuertes, relativas a la yuxtaposición de esas dos líneas Dimensionales. Recordad que no serán jamás las palabras las que os ayudarán a estabilizar a cualquiera que viva ese desequilibrio sino, simplemente, vuestra Presencia así como vuestra Radiación.

Si tenéis presente que no solamente, los Jinetes pueden hacer nada contra vosotros, igual que los Elementos no pueden alterar de ninguna forma lo que Sois, si tenéis esto presente, constataréis muy rápido, que la Paz se hará entre vosotros y los Elementos, entre vosotros y todos los elementos que penetran en vuestro entorno (sean afectivos, profesionales u otros). La instalación de la nueva conciencia, y la desaparición de la antigua, se traduce por supuesto, por cierto número de mecanismos, visuales, sensoriales y que alcanzan a la vez, el equilibrio del cuerpo, el equilibrio de la conciencia colectiva, como de la conciencia individual. Los mecanismos de resistencia (que se os han descrito y que pueden presentar una interacción, por la propia acción de la Luz, en su fase de penetración final) pueden traducirse por subidas, que no os conciernen ya, a vosotros ( puesto que el trabajo de depuración, lo más frecuente es que haya sido efectuado, desde hace años en que habéis logrado vibrar la Luz y a haceros esta Luz) sino, más bien, en aquellos que verán aparecer sus propias sombras, su propio desorden, con la misma lucidez que los veis vosotros mismos. Éstos cuyo trabajo de Luz se ha realizado, desde hace un cierto tiempo, no tendrán que sufrir con esos mecanismos de eliminación, de sacar a la luz las últimas sombras, que no les pertenecen sino que pertenecen, yo diría, al egrégor colectivo de la Tierra que está en fase de disolución. Esto puede llevar a observar y vivir, a veces, mecanismos brutales o en todo caso, intensos y rápidos.

Acordaros en esos momentos, también, que si tenéis la capacidad de permanecer en vuestro estado de Paz, de permanecer en la Vibración que Sois, en la Vibración de vuestra Presencia, en la Vibración del Corazón, o en la Vibración de la Onda de Vida o del Manto Azul de la Gracia, llamad a lo que está presente en ese momento y constataréis, vosotros mismos, que lo que estaba presente dos minutos antes (y vivido de manera bruta, violenta o rápida), se extinguirá por sí mismo. Concierna a una circunstancia, concierna a un acontecimiento, o concierna a un Hermano o Hermana. Habrá por algún lado, aspectos que os parecerán mágicos, porque la acción y la interacción de la Luz Vibral se hacen, os lo recuerdo, por la Inteligencia de la Luz, por la Fluidez y por la Unidad. Es decir que no pueden existir fases de resistencia, fases de oposición. Cuando aparezca una oposición, se disolverá, de alguna forma, por la acción de la Luz Vibral que irradiáis y que emitís, sin ninguna intención por vuestra parte. El simple hecho de pensar en un Elemento activará en vosotros, el Triángulo elemental correspondiente al Elemento. El simple hecho de pensar en vuestro chakra del Corazón, pondrá en marcha el chakra del Corazón. El simple hecho de pensar en vuestra Onda de Vida (para aquellos que la viven), reactivará la Onda de Vida. Así, llevar su conciencia bajo los pies, o llevar su conciencia sobre el Corazón, o llevar su conciencia sobre el Canal Marial, tendrá un efecto cada vez más rápido y cada vez más inmediato.

Tendréis también la oportunidad de constatar que las Presencias que os acompañan no estarán ya solamente presentes, en vuestros momentos Interiores, en vuestros momentos de Alineamiento o de meditación, sino desde el instante en que lo penséis, la Presencia que os es familiar os será accesible, instantáneamente, a lo largo de vuestro Canal Marial, arriba a la izquierda de vuestro cuerpo. constataréis también que, si pensáis en un ser querido, muerto desde hace poco tiempo, sentiréis de igual forma, su Presencia, instantáneamente, arriba y a la derecha de vuestro cuerpo. Habrá pues, una proximidad sin igual, en relación a lo que habéis vivido ya, y que os reforzará en la certeza de los mundos paralelos, de las otras Dimensiones y que la vida se sitúa por todas partes y no solamente en este lado del Velo donde estáis.

La multiplicación de las experiencias así como el sentimiento de su inmediatez, os confortará (después de los primeros desequilibrios) en vuestro nuevo estado de conciencia, en vuestra nueva vida. Es así como se realiza la Transmutación (o metamorfosis final) de este mundo. Seréis cada vez menos concernidos por los desórdenes aparentes de este mundo, por el hecho mismo de vuestra inmersión en estas nuevas esferas de conciencia. Si os es posible observar lo que se despliega en el cielo (preferentemente, por la noche o por la mañana antes de salir el sol), constataréis que en el cielo humano, hay modificaciones de color muy rápidas y muy intensas, revelando también, en vuestro cielo, la yuxtaposición del cielo de la nueva Dimensión y el cielo de la antigua Dimensión. La Luz Blanca aparecerá en forma de flashes muy intensos, en vuestros Cielos nocturnos, pero a veces, también en vuestros Cielos de día. Esto os confortará también en lo que vivís. Muchos mecanismos no habituales, ocurriendo desde los Elementos, se esperan de la misma forma que lo que ocurre de manera, cada vez más evidente, donde sea en este planeta. Recordad que esos Elementos son para vosotros, los Elementos que actúan en vosotros, sea en vuestra estructura física como psicológica. La acción de los Elementos apunta también, (y concurre a su manera) al establecimiento de la nueva Línea Dimensional.

Si estáis atentos a lo que ocurre, en vosotros (y esto no podrá ser de otra forma, a causa de las percepciones Vibratorias, en particular en las Coronas Radiantes y en particular de la cabeza), el simple hecho de llevar vuestra conciencia, os permitirá salir de los elementos de sorpresa, los elementos de humor alterado, los elementos ligados a una actividad mental o emocional. Si, en lugar de reaccionar o dejar vuestros pensamientos tomar la delantera, en ese momento, pensáis por ejemplo, en el Arcángel URIEL y estará instantáneamente presente a vuestro lado. De igual forma, si pensáis en vuestro chakra del Corazón, sin ninguna voluntad de hacer lo que sea, el Fuego del Corazón o la vibración del Corazón aparecerán por sí mismo, sin ningún esfuerzo. Esto traduce, de manera incontestable (y lo revelará más y más), la realidad multidimensional que habéis vivido, en ciertos momentos. Esos momentos crecerán en duración, en intensidad y, como he dicho, en precisión nitidez. Ahí se sitúa vuestro aprendizaje pre-ascensional. Ahí se sitúa vuestra aclimatación al nuevo espacio de vida no encerrado, no limitante, multidimensional.

Y la conclusión de mi exposición será esta: desde el instante en que existe (en vosotros, como en torno a vosotros) el sentimiento de no estar ya Alineado, el sentimiento de estar con un humor que no es feliz, el sentimiento de tener que reaccionar a un elementos de vuestra vida, el sentimiento de deber afrontar a un Hermano o una Hermana que está en algo diferente de lo que vosotros vivís, no debe necesitar la utilización de los soportes habituales de vuestra comunicación sino que debe, con prioridad, conduciros a reconectaros al Corazón, a los pies, al Canal Marial o a las Presencias multidimensionales. Elegid uno de los elementos que os es más accesible y veréis, por vosotros mismos, lo que pasa en ese momento, que estará más allá de lo esperado. De igual forma, si sentís en este cuerpo, anomalías (sea por ejemplo, el sentimiento de una fatiga, el sentimiento de estar fuera de vuestro cuerpo, o cualquier otro desequilibrio), llamad a uno de los Elementos. Sea de manera directa, sea por los protocolos que se os han dado o comunicado por SNOW (ndr: ver la rúbrica: “protocolos para practicar/ Fusión de los Elementos”). Esto os permitirá constatar el efecto, mucho más rápido, de uno de los Elementos sobre vuestra problemática en curso. Esto concierne tanto a los desequilibrios del cuerpo, como a los desequilibrios del entorno, como a lo que puede producirse en vuestra conciencia. Así, aprenderéis (a través de los cuatro Elementos que, os lo recuerdo, representan también vuestros cuatro Linajes) a manejar, de alguna forma, la conciencia, para obtener directamente (no a través de una demanda o una acción, en vuestra Dimensión), ahí donde estáis, la acción multidimensional de los Elementos, en vuestra vida. Así (y los ejemplos podrían ser innumerables), cara a una manifestación de cólera o de Fuego, en ese momento pensad en el Agua y constataréis que el humor de tipo Fuego (dentro del entorno como en una relación o varias personas) se hará profundamente calmado, desde el instante en que penséis en vuestro elementos Fuego que se traducirá, os lo recuerdo, por la percepción del elemento en cuestión, en una de las partes de la Corona Radiante de la cabeza. Si vivís la llamada de uno o varios Elementos, es decir si no sois vosotros los que lo llamáis sino que se manifiesta a vosotros espontáneamente, sabéis que hará falta poner atención en lo que realiza ese elementos en vosotros. Sea la revelación de vuestro Linaje, sea una manifestación corporal, o si no una manifestación sutil o mística, en torno a vosotros o en vosotros, aprenderéis muy fácil y rápidamente, a qué corresponden las acciones de los Elementos, en vosotros. Esto os dará también, un aprendizaje muy importante de la forma de vivir los desplazamientos multidimensionales y explorar, más allá de toda prisión, lo que es vuestra conciencia, lo que puede manifestar, lo que puede crear y lo que puede resolver por sí misma por la Inteligencia de la Luz, sin ninguna voluntad. En ese momento, comprenderéis que son los propios Elementos, los que actúan en vosotros desde el instante en que se han puesto en resonancia a nivel de la Corona Radiante de la cabeza y por tanto del cuerpo. La acción elemento al es pues directamente en causa en la resolución de todo lo que se puede producir, a vosotros y en vosotros.

Los Elementos os permitirán también explorar las Líneas Dimensionales nuevas, con una gran facilidad, por el hecho mismo de que los Elementos os sitúan de antemano en posición de observador, a distancia de la persona que creíais ser, hasta el presente. Esto concurrirá, para muchos de vosotros (de una manera diferente que por la Onda de Vida), a estableceros, más allá de la Última Presencia, el Absoluto que Son, no podrán ser afectados ya de ninguna manera, por lo que ocurre dentro de este cuerpo, en estos pensamientos, como en vuestras interacciones del entorno. Esto os dará el sentimiento de volver, verdaderamente, a vuestra Casa y a lo que Sois vosotros, en Verdad. Solo la mente (en los momentos en que os alejéis) podrá poner en duda lo que se vive. Pero, en la medida de vuestras experiencias y del acercamiento de los Elementos, esa vivencia llegará a reemplazar sin ninguna dificultad, la antigua vivencia.

El sentimiento extraño de poseer varias identidades (sea en resonancia con las vidas pasadas, o con vidas que no conciernen a este mundo) se hará de alguna forma, cada vez más fácil de vivir y se propondrá a vosotros, independientemente de cualquier curiosidad e independientemente de cualquier voluntad de explorar vuestras propias vidas pasadas o vuestra propia historia. Esto forma parte, muy precisamente de los mecanismos de la Liberación, por los Elementos, que está en curso. Os invito por tanto a estar atentos, no tanto a los acontecimientos de este mundo, no tanto a lo que se puede producir en vosotros, sino sobre todo a lo que se produce por la acción de los Elementos. Los cuatro Pilares, sean los cuatro Pilares de la cabeza ligados a la Cruz Mutable (Aquí y Ahora, Alfa y Omega), sean los cuatro Pilares del Corazón, se convertirán para vosotros, de alguna forma, en una segunda naturaleza, independiente de vuestras propias elecciones, de vuestras propias decisiones, o de vuestros propios intereses. Constataréis esto de forma cada vez más rápida y evidente.

Esto es lo que tenía que daros y que, en cierta medida, es complementario de lo que se ha anunciado y enunciado estos últimos días. Recordad también que la Luz será siempre mucho más inteligente que todo lo que vosotros podríais imaginar o suponer. Ella os dará durante este mes, la ocasión de verificar, si no lo habéis hecho ya, la Fluidez de la Unidad, la Ley de sincronicidad, la Ley de atracción y sobre todo, los que representa ser un Niños del la Ley de Uno, un Niño de Luz. Os doy las gracias por vuestra escucha. Os doy las gracias por vuestro entendimiento. Si en relación a lo que he dicho, tenéis preguntas, entonces me gustaría aportar los elementos complementarios, si es necesario.

Pregunta: ¿cuando se manifiestan al mismo tiempo, tres triángulos elementales de la cabeza, conviene llamar al cuarto?

Las circunstancias Hermana mía, son profundamente diferentes. Puede ser que te sitúes en un instante en que decidas llamar a uno de los Elementos. Puede ser que los Elementos te llamen por sí mismos. En ese momento, es decir en los instantes en que uno de los Elementos o tres de los Elementos te llaman, tú no tienes que obrar por ti misma en cualquier llamada suplementaria o complementaria.

No tenemos más preguntas, os damos las gracias.

Hermanos y Hermanas en humanidad, vivamos un instante de Comunión, en la Luz Azul. Os digo hasta la próxima vez y hasta pronto. Adios.

…Compartamos el Don de la Gracia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada