AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

miércoles, 29 de agosto de 2012

"GUARDIANES DE LA ULTIMA ESPERANZA" El Despertar Cuántico por Gillian MacBEth-Louthan

 
EL DESPERTAR CUÁNTICO
Un Pensamiento, Una Forma de Vida,
Un Sitio en la Red y Un Boletín Electrónico Global
AGOSTO 2012
NÚMERO 162
Más de 12 años de publicación y distribución on-line
Creado, Canalizado, Publicado y Registrado con amor desde 1986
por Gillian MacBeth-Louthan
www.theQuantumAwakening.com

EN ESTE NÚMERO:

*** Guardianes de la última esperanza
*** Tot ‘el atlante’
*** Habla la Magdalena ***
*** A veces ‘querer lo que obtienes’ es mejor que ‘conseguir lo que quieres’


GUARDIANES DE LA ÚLTIMA ESPERANZA
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Todos llegamos a una intersección del yo y el alma, materia clara y oscura y gris y todo lo intermedio. Agosto nos ha pedido avanzar hacia los pasillos oscuros del tiempo utilizando sólo la luz que mantenemos en nuestro corazón. Ha envuelto sus energías alrededor de nosotros como una boa que nos aprieta hasta que decimos ‘me rindo’.

Este mes ha exigido toda nuestra atención. Como el cristal, nos hemos destrozado sólo para ser reemplazados por un reflejo solar de lo que es posible. Se nos ha pedido expandirnos más allá de cualquier perímetro de carencia o de limitación, hacia un lugar de libertad sin diluir. Este mes ha enviado a algunos maestros instigadores expertos en forma de cualquier persona o cosa a la que tengamos una fuerte reacción. Nos ha pedido inclinarnos hasta tocar nuestros pies cósmicos y aun así mantener el equilibrio sobre la cuerda floja de luz, a la vez que hacemos malabares con nuestra vida normal.

Las enseñanzas de agosto han sido como un sargento provocador, rompiendo todo lo que no les sirve. No pueden huir, esconderse ni protegerse de estos aprendizajes, ya que se adhieren a uno como una telaraña cósmica. Agosto ha sido siempre un mes de transformación, empujándonos hacia nuevas enseñanzas antes de que cambien los colores en el otoño. Respirar profundamente y pedir continuamente discernimiento divino y claridad los pondrá al borde de su viejo yo. Como un pichoncito, pueden ser empujados del cómodo nido o aprender a volar por su cuenta. La mecánica de la manifestación y creación se está redefiniendo. Las palabras ‘querer y necesitar’ ya no describirán lo que son. Las palabras ‘tener, crear, merecer, recibir’ serán donde aterricen.

La humanidad es la única especie que fue hecha a imagen del Creador, conteniendo todas las credenciales para realizar grandes hazañas. Somos la última Esperanza de un Dios amoroso que ve el futuro de esta esfera verde-azul y depende de la humanidad para avanzar más allá de sus pruebas y tribulaciones autoimpuestas, asegurando finalmente su lugar en el universo. Nosotros, las personas, no podemos dejar de creer en tiempos mejores, en la bondad de la humanidad y en la justicia universal. Nunca podemos dejar de creer en nuestros sueños, para nosotros y aquellos a quienes amamos.

La oscuridad se alimenta de duda y miedo. Quiere que nos rindamos y nos entreguemos a un futuro sombrío, sin esperanza. Somos los Guardianes de la Última Esperanzaalimentada por la creencia y fe del Creador en nosotros; es nuestra misión y nuestro deber mantener en alto esta Luz de Esperanza para que todos la vean. Dejen que su luz brille sobre lo que parece ser el más oscuro de los días. Porque una chispa de Esperanza puede encender un mundo entero. La misma palabra Esperanza (en ingléshope) es una vibración 8, que nos conecta sin fin en una espiral ascendente a los reinos celestiales.

TOT ‘EL ATLANTE’
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Yo soy Aquél que avanza sobre las olas y las complejidades de la sabiduría que se mantiene ensombrecida y oculta del yo que no ve. Yo soy Aquél que se despliega en cada una de las estructuras atómicas de su cuerpo. Yo represento todo lo que está oculto dentro de sus pensamientos, dentro de los ángulos de su corazón y la perspectiva de sus motivos. Yo soy Tot. El Atlante.

Vengo en este día pues veo a cada uno de ustedes extendiéndose para ser más, elevándose a longitudes de conocimiento sobre las que una vez se sentaron. Se sublimarán en niveles de conocimiento, llevando la humedad de su sabiduría a un lugar que ha estado árido y seco de la verdad contrayéndose como un resorte que vibra hacia arriba y luego rebota hacia lugares desconocidos y sin explorar.

Morarán en las cavernas de sus propios pensamientos, de sus propias ideas de lo que será la paz, de lo que será el amor, de lo que será su futuro. Porque, como los pergaminos antiguos que contienen su historia Akáshica, ustedes reescriben la historia de su existencia. Ustedes combinan lo que ha sido estirado y buscado por la Luz interior, condensándolo en una estructura fácil de albergar.

Su cuerpo y sus sistemas energéticos representan un microcosmos de la Gran Pirámide de Giza. La Cámara de la Reina, en el centro, representa el corazón humano y divino. La Cámara del Rey representa el tercer ojo, el Ojo de Ra. La cresta Invisible, la Cúspide representa el chakra de la coronilla. Piensen en esa estructura piramidal divina y todas sus alineaciones celestiales y cámaras de iniciación.

En tiempos venideros habrá un aumento iniciático de frecuencia dentro de su propia biología, así como en las ocultas cámaras latentes dentro de la Gran Pirámide. Habrá una apertura de su Alto Corazón, su Corazón Crístico. Se despertará según las indicaciones de un reloj atómico celular. Al despertar, la Cámara del Hijo/Sol (cámara Crística entre la cámara del Rey y la de la Reina) dentro de la Gran Pirámide de Giza, también experimentará un cambio molecular.

El punto por encima de su corazón humano despierta de un sueño cronometrado y empieza a conocerse a sí mismo de nuevo. Es el lugar que contiene la vibración del ‘Cristo Cuántico’. Es en este lugar que se activa una ‘Segunda Venida’ estelar. Es un punto sagrado, una apertura, una cámara que alberga sabiduría. La sabiduría va más allá de la verdad y cada uno de ustedes es el guardián de estas ‘Cámaras de Sabiduría’.

Ustedes, los de la Tierra, son guardianes/custodios de codificaciones sagradas. Ellas se abrirán como una flor que ha estado en capullo demasiado tiempo tratando de conocerse a sí misma como flor. Sus sueños de antaño se les cayeron como los pétalos arrancados a una rosa, ya no les sirven a quienes están llegando a ser. Esta nueva instrucción molecular le permitirá a su luz tomar una nueva dirección. Ustedes avanzarán naturalmente hacia vibraciones que les instruyen en un conocimiento distinto que sirve al nuevo cambio de conciencia.

Yo, Tot, vengo a despertarlos al bypass cósmico del corazón. Su corazón ha recogido demasiados escombros de su propia creación. Se han deslizado a la parte de atrás de su corazón tratando de mantenerlo todo fuera de su camino. A medida que el Cristo Cuántico se despierte dentro de su alto corazón y la Cámara del Hijo/Sol se despierte dentro de la Gran Pirámide, serán elevados por encima de la acumulación de conflicto terrenal, confusión, y escombros. Es a partir de este punto que podrán disolver las lágrimas y los miedos que les han seguido en una danza de sombras.

Ya no necesitan sentarse a la sombra de lo que pudo haber sido, de lo que debía haber sido. Energías y programaciones de antaño tratan de mantenerlos rehenes en una predicción que ya no existe. Sálganse del tiempo y sigan el ritmo de lo que busca su aprobación. Las imágenes de la vida no revelan todo el rompecabezas. Celebren el nacimiento del Cristo Cuántico dentro de ustedes mismos y vean desde lo alto de su luz lo que es posible. Yo soy Tot, guardián de lo que está por venir.

HABLA LA MAGDALENA
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Yo soy la vibración, la energía y la claridad de la que se conoce como la Magdalena. A medida que el Tiempo escrito se desengancha, busca los cuentos antiguos que ha traído a rastras por demasiado tiempo. Yo, como la vibración de la Magdalena, he esperado este tiempo, este día, este lugar, para anunciar en la plenitud de la Luz ante Dios, país, hombre y religión, lo que verdaderamente significa amar tan profundamente a un hombre que se ha Cristificado y al que se lo ha visto más brillante que un sol. He esperado mucho para ser reconocida como compañera en la Luz. En este reconocimiento de mi unión con Cristo, no deseo desmerecer a otros ni intimidar a ninguna religión, inclinándola hacia mi verdad. No deseo causar controversia en un mundo que ya está lleno de agitación.

Yo represento a todas las mujeres. A aquellas que aman sin motivo ni justificación. Aquellas que lloran por todos los que se niegan a sentir o mostrar dolor. Represento lo que no tiene fundamento y sin embargo es eterno por naturaleza. Aquello que no cesa. Yo soy el texto oculto dentro de la luz que expone lo que está en lo profundo de las entrañas del tiempo. Siempre me han representado como bosquejos en el tiempo para mostrar lo que estaba oculto. Yo también luché contra mis miedos y pesadillas todos los días mientras andaba por un mundo que estaba profundamente dormido. Un mundo que no podía ni puede ver lo que tiene delante.

Todo lo que he representado desde el comienzo del tiempo es una posibilidad femeninaCrística. Yo represento a la Diosa, la madre, lo femenino dentro de todo lo que es humano y femenino. Yo sólo reflejo las habilidades que necesitan adoptar quienes siguen mis enseñanzas, para permitir que por fin se vea este matrimonio sagrado en la plenitud del tiempo y del texto sagrado. He reconocido mi propia divinidad al aceptar al Hijo de Dios dentro de mi propio corazón y cuerpo. Su sagrada presencia, que reflejaba a la mía, me consumió. Yo creé desde un ángulo distinto de luz que él, trayendo nuevos colores al arco iris de la Tierra.

No es que quiera que se me reconozca por los 2000 años de dislocación histórica, pero sí quiero que la Tierra acepte el hecho de que un linaje de sangre Crístico vive físicamente en los cuerpos de muchos en la Tierra. Muchos se han enfocado en la injusticia que se me hizo al barrerme bajo la alfombra del tiempo y recortarme de las páginas de los manuscritos antiguos, pero todo eso para mí es agua vertida en el río, no tiene importancia.

Lo que quiero que reconozcan no es lo duro de mi existencia ni que se la haya ocultado. Lo que quiero sacar a la luz es el linaje sagrado. Un linaje físico que alberga una miríada de capacidades sagradas. Muchas religiones de su mundo han mantenido ocultas las verdades, manteniendo a las masas en tortuosos mecanismos de falsedades. Muchas religiones ven a Cristo, el hombre, tan sagrado, que haber siquiera tocado o amado a una mujer deseándola lo rebajaría, lo haría demasiado humano, demasiado débil, para ser siquiera un dios.

Lo que esto dice alto y claro es que el amor y el matrimonio no son sagrados, no son divinos y es considerado impuro por muchos que visten oscuras túnicas de repulsión. Para la religión, la sola idea de que Jesús realmente ame a alguien, es algo perjudicial para su divina memoria, dañino para su Santidad. El matrimonio es la creación de una trinidad divina. Es cuando dos reconocen el profundo amor que los une y crean un contrato divino bendecido por Dios.

Yo vine a la Tierra como una Hija de la Luz. Una hija de la luz que se extravió durante muchos años, buscando lo que no podía ver. Una Hija de la Luz que buscó en muchos textos sagrados y viajó muchas millas para encontrar lo que era Santo, lo que era verdad y lo que estaba por venir.

En mi humanidad, me extravié y olvidé. Entonces un día me encontré frente a frente con mi Amado. Cuando la oscuridad de mis ojos y el azul de los suyos se encontraron, fuimos como dos galaxias que por fin se tocaban y recordaban que una vez fueron una. La inmensidad de esa conexión creó un efecto expansivo a través del tiempo.

Siempre hemos sido una Pareja Sagrada, casados a través del tiempo sin lugar a dudas. Ocultamos nuestro amor en lo profundo detrás de las miradas, de los contactos, de las verdades que pasaban del uno al otro. El sabía lo que ocurriría, al igual que yo. Yo había soñado su muerte muchas veces y él siempre me consolaba por las noches. Eso fue parte de los demonios que él expulsó ya que yo tuve esos sueños muchos años antes de conocerlo siquiera. El sabía que todas esas pesadillas me tenían encadenada y dolida. Eran mi mortificación y entonces él me liberó. Al hacerlo, me quitó un gran velo negro del corazón, de mis ojos. Vi mi luz y mi destino con tal claridad que nunca dudé ni una vez de ese conocimiento.

No hay palabras que describan lo solo que estuvo en su caminar por la Tierra. Habíamos estado en contacto desde niños, muchas veces en el mismo lugar y, tal como hacen los niños, bromeábamos entre nosotros; de cabello color caoba y muy travieso. Porque, en su humanidad, él iba a disfrutar de la vida mientras buscaba las respuestas a las preguntas que guardaba en lo profundo de su corazón. Sabíamos que nuestras formas humanas terrenales estaban destinadas a encontrarse, pero a los ojos de un niño, eso estaba lejos en el futuro. Trabajamos juntos como una sola luz en los éteres y lugares de ensueño. Siempre estuvimos conscientes de los sacrificios que habían de venir y atesorábamos cada minuto, cada toque, como perlas, preciosas y únicas.

No me presento para que se me vea como una víctima, porque yo nunca, jamás fui víctima de nada ni de nadie. Siempre me mantuve firme en lo que sabía que era verdad y lo que sabía que era el destino. Nosotros sabíamos que nuestro tiempo sobre la Tierra era minúsculo comparado con la eternidad. Yo debía permanecer en el planeta y dar a luz un linaje que sería recordado 2000 años. Cuando los ojos de la humanidad vean a la Magdalena en cualquier forma, se activará un recuerdo profundo. A medida que ese recuerdo brota en el corazón y los ojos de la Tierra, la santidad continúa. Imaginen este ADN Crístico como una ristra de luces de Navidad, que se envuelve alrededor del mundo.

Yo soy la Magdalena – represento al Cristo femenino. Represento aquello en lo que se van a convertir en cada aspecto de su vida. Una mujer que es profetisa, una mujer que puede ver el futuro, una mujer que sabe que cada minuto cuenta, una mujer que reconoce su sacralidad y su capacidad para interactuar con toda la vida y la Tierra. Eso es lo que les doy como regalo.

************************************************** ***

La Magdalena llevó a la niña Crística a la Gran Pirámide para recibir la descarga completa de la semilla Crística. La fuerza de la Gran Pirámide activó a la niña difundiendo a todos los puntos de luz en las estrellas. Un vórtice de amor nació dentro de un vórtice de poder al encontrarse tres y convertirse en Uno. El lugar sagrado avanzó en su propia evolución postergada al tener lugar esta acción desinteresada.

La niña nació prematuramente. Al ser pequeña y de naturaleza delicada, esa descarga aseguró su supervivencia. Entonces se completó la trinidad en obra y destino. La hija Crística del matrimonio sagrado se anticipó debido al estrés de la Magdalena y la pérdida y trasmigración de su más profundo amor. Hubo muchas lágrimas, pero se contuvieron muchas lágrimas más, su cuerpo se volvió tóxico por la emoción mientras llevaba a la hija de la luz en su vientre. La niña llegó prematura e inesperadamente en un lugar que sólo el destino conoce. La tierra misma se movió ese día tal como se había movido la estrella durante el nacimiento del propio Cristo. El menos sagrado de los lugares se volvió sagrado y hasta este día y momento, nadie lo ha visto.

A VECES ‘QUERER LO QUE OBTIENES’ ES MEJOR QUE ‘CONSEGUIR LO QUE QUIERES’
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Un portal de posibilidades existe en cada giro de nuestras vidas. ¿Son lo suficientemente valientes como para entrar en un lugar de santidad y arriesgarse a perderse en una luz mayor? ¿Qué es lo que realmente desean? ¿Están listos para recibirlo?

La energía misma de la palabra “DESEAR” es un Portal, una Entrada y SALIDA. Desear (Want) es una vibración #13, que nos pide ir al borde, saltar y aprender a volar al ir cayendo. Nos pide que caminemos hacia lo invisible y avancemos sin miedo. El 13 se refiere al valor de ‘ser, sólo SER’.

Al sentarse en el centro de todo lo que fueron alguna vez y de todo en lo que están destinados a convertirse, llegan a un punto de claro conocimiento. El anhelo de lo que alguna vez desearon cambia para siempre. En el reconocimiento de la plenitud no hay necesidades, no hay deseos, no hay carencias. Todo se llena automáticamente con sus partes correspondientes de compleción.

Entran en un lugar de vacío puro. Un lugar donde están vacíos y listos para recibir. Se han vaciado por completo de lo que alguna vez pensaron que debían hacer, que debían ser. En el vacío de todo lo que son, hay una total plenitud. Cuando algo está lleno y completo, el siguiente paso es vaciarlo, y el aprendizaje continúa eternamente.

La luz se define a sí misma como luz. La luz contiene el diseño original de todas las cosas que alguna vez han nacido. La luz viene en muchos matices. Piensen en las veces que intentaron hacer coincidir blanco con blanco o negro con negro, en la ropa o en pintura. Hay miles de matices de blanco y hay miles de intensidades de negro.

En este planeta de dualidad, se les da la tarea de diseccionar la materia clara y oscura y gris de su vida mientras buscan la verdad. La humanidad tiende a permanecer cerca de los bordes de la luz y la oscuridad, montados sobre esa cerca afilada.

Ahora se le pide a la humanidad que haga el lavado cósmico y nade a través de todos los blancos deslucidos y se sumerja en el abismo de los oscuros, los grises y los negros sin salir más blancos ni más oscuros que como entraron originalmente. En otras palabras, deben entregarse plenamente a su experiencia de vida, sin juzgar los muchos matices de blanco, ni los muchos matices de gris. Al probar la luz superior, van a saborear desde lo más dulce hasta lo más amargo.

Sería un mundo muy insípido si todo tuviera sabor a vainilla. Los altibajos de quienes saben que son, les han traído las líneas de carácter de su corazón. Transitar el camino de la pobreza y la prosperidad les ha dado el punto de vista tanto del mendigo como del príncipe, y por tanto, los ha sazonado bien. Manténganse en este conocimiento de que todo es perfecto. Somos el Consejo de Luz, somos todos los matices de la luz.

Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@Gmail.com

Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada