AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 27 de agosto de 2012

BIDI Autres Dimensions 23 de Agosto del 2012

www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Amparo Iribas
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Y bien BIDI está con ustedes. Yo los saludo. En la medida en que este entre-nosotros no es personal, yo hablaré menos fuerte. Podemos comenzar.


Pregunta: ¿si se conecta con usted por la Comunión, hay una acción sobre nuestras resistencias por la simple Presencia del Absoluto o hay que hacer la petición?

Yo responderé que eso es profundamente diferente para cada uno. Pero, de una manera general, eso es totalmente cierto. Los que han escuchado mi voz han podido ser profundamente desestabilizados, en un primer tiempo, hasta que la lógica de la razón y de los sentidos ordinarios hayan sido superados. No es pues necesario hacer una petición. Pero ustedes se pueden beneficiar de la acción Vibratoria, escuchándome, incluso si ustedes duermen, incluso si no comprenden nada, es tanto mejor. Lo que ustedes nombran mi Presencia los remite a lo que yo expresé, sobre la Tierra, en el momento de mi pasaje. Ustedes desembocan pues, llevando lo que ustedes son, en intención, sobre lo que yo fui o lo que yo soy, más allá de toda forma. El Absoluto puede ponerse en una forma de resonancia, apuntando, efectivamente, a empujar vuestras resistencias, a apagar el mental, más allá de toda meditación y de toda voluntad.

Pregunta: ¿es posible pasar de la personalidad al Absoluto, sin pasar por las etapas que llevan a la Infinita Presencia (Comunión, Fusión, Disolución)?

Yo lo hice, en mi vida. Sobre esta Tierra, presente en una bolsa de comida, pasé de una vida ordinaria al Absoluto. Yo no viví ninguno de los estados a los que están quizá acostumbrados durante este período. Yo no viví ninguna iniciación, ningún Despertar de la Kundalini, ninguna Corona Radiante, ningún chakra. Y eso ha sido el caso para numerosos testimonios que ustedes tuvieron, por algunas Estrellas. Más ustedes penetran en la Humildad verdadera, y el Amor (que, yo les recuerdo, no es simplemente servir sea lo que fuere o sea quien fuere, ni dar todos vuestros bienes, sino Ser Amor), desde ese instante, ustedes lo son, Absoluto. Es lo que se ha llamado el Abandono del Sí. Cada vez más, ustedes observarán, alrededor de ustedes, los humanos que pasan de la personalidad al Absoluto, sin conocer nada de lo que sea que ustedes conocen. Yo les he dicho siempre, que en el Absoluto, todo conocimiento de este mundo encarnado es ignorancia. Es por eso que el Absoluto no puede serles conocido. Reconocer eso es la más grande de las sabidurías y necesita una gran humildad. Y sobre todo, darse, a sí mismo, en totalidad, no solamente en el Bhakti Yoga (o en el Yoga de la Devoción), sino, más bien, siendo lo que ustedes Son, en el Absoluto, es decir Amor. Es pues totalmente posible pasar de la personalidad y de encontrarse Absoluto. Como lo dije, el trabajo de la refutación no es un juego mental pero apunta, justamente, a hacer cesar toda ilusión, toda proyección, toda idea. Cuando todo lo conocido es refutado, entonces el Absoluto está ahí.
Pregunta: puesto que todo lo que es exterior a mí es una proyección del centro de mí mismo, ¿mi cuerpo y mi personalidad son también una proyección del centro de mí mismo, lo mismo que una proyección de toda persona real, imaginaria o virtual, cruzada en mi camino?

Sí, en totalidad, mientras creas que tienes un camino, mientras creas ser una persona separada de otras personas. Ustedes participan del mismo sueño, la misma estafa. Este mundo no existe. Lo que lo es, es la bolsa de comida y una excrecencia de la conciencia que se encontró para estar aquí. La justificación de las experiencias es la ilusión del karma, la ilusión de un camino, la ilusión de la espiritualidad. Ustedes no son nada de todo eso pero mientras que ustedes no lo Son, eso les parece inaccesible y eso lo es. Hay que, para eso, refutar todo lo conocido. No hay mejores palabras que Amor y Humildad. Es por eso que no hay diferencia, desde la Infinita o Última Presencia, entre el exterior y el Interior. No puede existir ni Interior, ni exterior, en Absoluto. La palabra que se aproxima es o Parabrahman, o Shantinilaya, poniendo fin a Ishvara. Es decir al juego de las personalidades dentro de una escena de teatro. Y ese juego es sin fin puesto que no hay ninguna perspectiva, mientras ustedes acepten el juego, de poner fin al juego.

Pregunta: ¿cada persona no sería entonces más que un tejido de proyecciones de una multitud de individuos, e incluido él mismo?

Eso se llama un holograma. Mientras que ustedes no están en el centro, en todo punto, sino que vuestro centro está considerado como la persona, como la bolsa de alimento y la bolsa mental, ustedes no pueden ser lo que ustedes Son, Absolutos. No obstante, la comprensión intelectual, la aceptación del principio del holograma, no lo hace desaparecer. La razón y la comprensión, igual que el conocimiento, no les permite estrictamente nada. Hacer cesar el holograma, es estar en el centro, en todo centro: es, de algún modo, el renunciamiento supremo a la ilusión. Viviendo eso, desde luego, la bolsa de comida está siempre ahí. Ella irá hasta su término, o hasta lo que la Tierra haya decidido, pero ustedes no serán más afectados, ni por el estado de este cuerpo, ni por el estado de vuestros pensamientos, porque ustedes no son ni los pensamientos, ni el cuerpo. Comprender el principio del holograma, y afirmar la ilusión, no los hace salir sin embargo. Eso va mucho más allá y necesita, en alguna parte, que ustedes sean Liberados Vivientes, cual un Jnani, es decir que, por la refutación, por el Abandono del Sí, ustedes se establezcan en la Morada de Paz Suprema. El testigo es la Morada de Paz Suprema. El que sale de la Maya (más allá de todos los melindres Vibratorios y energéticos que han sido sin embargo los medios indispensables, para la Tierra), entonces, en ese momento, el “Yo Soy” se establece Absoluto. No se puede de ningún modo dudarlo. Eso no es una suposición, y todavía menos una proposición, porque la particularidad del Absoluto (siendo lo que ustedes Son): desde que ustedes lo son, ustedes lo saben. El testigo es la Morada de Paz Suprema pero sobre todo, ustedes no son más afectados lo que sea. No es un desapego, no es el Sí, ni el Yo Soy, es otra cosa.

Pregunta: ¿el Absoluto corresponde a la disolución dentro de la Fuente y a la afirmación del Cristo: “Yo y mi Padre no hacen más que Uno”?

En Absoluto, hay, en primer lugar, disolución de la creencia en la ilusión. Y disolución de lo vivido de la ilusión, aunque estando inscrito en ella pero sin ser dependiente de sea lo que fuere. Decir: “Yo y mi Padre somos Uno”, es Fusionar y Disolverse en la Fuente. Pero la Fuente no es el Absoluto, como yo tuve la ocasión de decirlo. La Fuente es una emanación del Absoluto, de la misma manera que ustedes son una emanación de la Fuente. En ese pseudo camino de regreso, existe la posibilidad de vivir la disolución en la Fuente, permitiéndoles entonces afirmar: “Yo y mi Padre somos Uno”. Pero queda una etapa: “No hay ni yo, ni Padre”.

Pregunta: ¿después de las refutaciones, hay que afirmar el “Yo Soy” o el “Yo Soy Uno”?

Cuando la refutación ha sido llevada y conducida a su término, ninguna afirmación es necesaria, ni incluso indispensable, ni incluso deseable. Puesto que no estando más sobre la escena de teatro, no siendo más el espectador, no siendo más una de las mondas o de las capas de la cebolla, tú no tienes más necesidad de afirmar sea lo que fuere. Ni de demostrar sea lo que fuere. Y eso, tú lo sabes instantáneamente.

Pregunta: ¿Se puede llamarlo, para nuestra deconstrucción, como a María y Miguel?

La mejor forma de llamarme no pasa por el mismo proceso que les ha sido comunicado para las estructuras todavía, de una cierta manera, individualizadas. O también, Comulgar por ultra temporalidad a lo que yo he sido en un cuerpo de carne. Sírvete de lo que yo he dicho entendiéndolo y leyéndolo. El proceso que se desarrolla entonces es un poquito diferente de lo que les ha sido descrito por las Estrellas y los Ancianos. Porque la resonancia (a falta de mejor término) que tú vas a establecer conmigo, pasa siempre por la ira y luego por el sueño, por el Absoluto: tú desapareces. Los mecanismos que ustedes nombran Vibratorios o energéticos no son semejantes pero desembocan en la misma cosa. El testigo, en ese momento, no es solamente la Disolución, la Comunión, la Fusión o Shantinilaya, pero es lo que tú podrías nombrar la desaparición, a veces precedida, efectivamente, por la Vibración del Supramental (no localizado). Pero nadie puede llevarlos (ni proporcionarles) el Absoluto. Ustedes no pueden volverse lo que ustedes son, imaginando llevar sea lo que fuere de vuestro conocido (en vuestros pensamientos, en esta bolsa, en vuestra historia o en la historia de este mundo). Es en ese sentido que no existe ningún conocido, ningún elemento, sobre el cual apoyarse. Hay que renunciar a todo eso. Desde luego, el ego y el Sí van a decirles, ambos, que no es verdad (como para el ego, como para el Sí). El Absoluto es ausencia total de toda proyección, dentro de un ego o en la contemplación del Sí él mismo.

Pregunta: ¿El Fuego del Cielo basta para hacer emerger el Absoluto?

El Fuego del Cielo hace emerger una forma de reconexión y, una forma de re-identificación a la Fuente, dándoles la certeza de la naturaleza de vuestro “Yo Soy”, que es Luz. El Absoluto puede derivarse (o no) de ahí. Pero el Fuego del Cielo, en sí mismo, no activa lo que ustedes son y no activa el Absoluto. Para el que está en el terror, el Fuego del Cielo, será un terror. El que es “Yo Soy”, el Fuego del Cielo completará el “Yo Soy” en la Infinita Presencia (y, en algunos casos, al Absoluto). Recuerden que el Absoluto no es ni un objetivo ni un destino sino nuestra naturaleza.

Pregunta: ¿Hay que refutar el miedo globalmente o precisar el objeto de este miedo?

No. El proceso no apunta a hacerles llevar la atención o vuestra conciencia (esa del Yo o esa del Sí) sobre los elementos de vuestra vida sino sobre el principio en sí mismo: el miedo a secas, no el miedo de esto o de aquello, porque corren peligro de mantener una identificación. Refutar el miedo se basta a sí mismo. Ustedes no son el miedo: el miedo es una secreción de la bolsa de comida, sustentada por los pensamientos. Nada más. Y además, ustedes no pueden resolver ninguna ecuación mientras persistan en creer que son el resultado de un pasado (que ese pasado sea ayer, en la infancia, o en las otras vidas). Lo más exacto es por supuesto mirar de frente lo que se manifiesta. ¿Cómo lo que no existe podría afectar lo que ustedes Son? Lo que es afectado, es el Yo o el Sí. Nada más. Vamos a proseguir ¿pero? después de cada respuesta, yo les pido simplemente, de llevar el “Yo Soy” sobre el Absoluto que Yo Soy, sin pedir nada (ni Comunión, ni Fusión, ni Disolución, simplemente una atención). Yo dejaré el tiempo necesario y luego, yo diré: “prosigamos”. Podemos empezar: primera pregunta, de esta manera.

Pregunta: ¿qué se vuelve un ser humano que pone fin a su vida sobre la Tierra?

No hay que (y esto no es una conducta moral) poner fin a la ilusión de esta manera. Desde luego, las circunstancias de la Tierra son profundamente diferentes, hoy. Pero, de una manera general, el Absoluto no teniendo que hacer de esta bolsa, hay que dejarla proseguir su vida. El suicidio resulta siempre (cualquiera sea el sufrimiento), necesariamente, de una identificación a la ilusión. Esta identificación es tal que hay, efectivamente, una imposibilidad de continuar. Pero es un acto dual. Y, como todo acto dual, hasta el presente, él mantenía la ilusión. Porque, recuerden ustedes, como dice el Comendador de los Ancianos (ndr. O.M.AIVANHOV), hay dos tarros. Pasar de un tarro a otro, se llama el nacimiento y la muerte, pero de ninguna manera pone fin a la ilusión. Sin eso, haría muy mucho tiempo que no habría más teatro. El sueño colectivo es muy tenaz. El suicidio no aporta nada. No alivia la ilusión, incluso si está justificado, justificable, incluso si no es (y no lo es nunca), condenable. Pero, no es, nunca, una solución definitiva, contrariamente a las apariencias.

… Silencio…

Pregunta: En un momento, la refutación se vuelve repetitiva, porque demasiado general, y parece perder todo efecto. ¿Hay que refutar lo conocido hasta en los actos más anodinos de la vida ordinaria?

Para responder a esta pregunta, yo diría que, para refutar la escena de teatro, hay ya que salir del rol, sino no sirve de nada analizar y ver todos los detalles del decorado (puesto que eso es solo un decorado). Cuando existe un sentimiento que deviene repetitivo, entonces, en ese momento, si no ha habido ira o adormecimiento, conviene (de una manera o de otra) olvidarse a Sí-mismo, en la meditación sin objeto, o en el Don de Sí. El Don de Sí, no es repartir sus bienes: eso ha sido nombrado la Transparencia. Una cosa es cierta: cuando la Refutación es conducida a su término (que es diferente para cada uno), la etapa última de la Infinita Presencia, está presente. Renuncien a eso y, ustedes son Absoluto.

… Silencio…

Pregunta: ¿existen muchas Fuentes? ¿Qué es la Fuente y cuál es su vínculo con el Absoluto?

Yo responderé de esta manera: la Fuente, cualquiera sea la Dimensión, está afectada a un sector de universo y de multiverso. Yo puedo decir, simplemente, que cada Fuente no sería más que la imagen de otra, con una distinción posible. Pero, fundamentalmente, no hay más que una: es la difracción que da esta apariencia de copia.

… Silencio…

Pregunta: ¿qué diferencia hay entre el despertar de la kundalini y la aparición o la subida de la Onda de Vida?

Existe una diferencia esencial. Las descripciones de la kundalini son conocidas, en oriente, desde siglos. La Onda de Vida ha sido muy poco conocida, y por tanto vivida. El canal de la columna es llamado, como ustedes lo saben quizá, Canal del Éter. Ese Canal del Éter, tapizado de Partículas Adamantinas, es la más exacta copia de METATRON, que es una especificidad, u otra copia de LA FUENTE. La Onda de Vida proporciona una cualidad intrínseca, que no tiene nada que ver con las descripciones anteriores de la kundalini. Porque la kundalini no los Libera, solo el Centro, el corazón del Corazón, Libera. La Onda de Vida, como el despertar del Canal del Éter, permeabiliza el conjunto de las esferas Ilusorias, llamadas los diferentes Velos, o los diferentes cuerpos sutiles, o Kosha. Pero eso es siempre un testigo. El despertar de la Kundalini, antes del Canal del Éter, podía enviarlos, o en el 2do. Tarro (es decir en la ilusión astral) y, raramente, en la Última Presencia. Además, en el despertar de la kundalini (que es una estafa) aparecen las imágenes, todo un mundo, que no tiene más realidad que ahí donde está esa bolsa de alimento. Es simplemente más iluminada, hay más colores, hay lleno de conciencias, pero que no existen más que la escena de teatro: es como si ustedes pasaran del teatro a una sala de cine en tres dimensiones, pero que es siempre un espectáculo. La Onda de Vida, y la cualidad de Radiación del Sol Central, aportan una dinámica inédita, que no tiene nada más que ver con las descripciones viejas de varios centenares de años, incluso de millones de años, puesto que las circunstancias de la ilusión no son más las mismas. El Fuego del Éter quema las estructuras ilusorias del astral, poniendo fin a la Atracción del alma en la materia, y fin a todo mecanismo visual, sea la visión astral, la visión de los ojos, la visión Etérica. Y los establece en la Verdadera Visión, que no tiene nada que ver con un órgano, y nada que ver con la percepción de los velos Etéricos. Incluso si, efectivamente, por las razones que el Comendador llamaría pedagógicas o didácticas, ustedes pasaron por ahí, para muchos, para, justamente, Anclar y Sembrar la Luz: hacer todo lo posible para que las conciencias viviendo su sueño no se detengan en el 2do. sueño de la ilusión astral. Eso ha sido Realizado y ustedes lo saben. Era, si se puede decir, una misión o una función. Ser Absoluto, es no ser más afectado, ni por una misión, ni por una función. Eso no quiere decir que lo que haga la bolsa de alimento o la bolsa de pensamientos se detenga, pero la manera de hacerlo ya no es la misma.

… Silencio…

Pregunta: ¿Es el Sí que tiene esta Tensión hacia el Absoluto?

Eso puede ser, también, la personalidad. Pero esta Tensión hacia el Absoluto de la personalidad solo puede existir antes que ustedes sean parte interesada del teatro. Es por eso que los que ustedes nombran místicos, para algunos de ellos, vivieron esta Tensión, esta Infinita Presencia o este Absoluto, jóvenes. Porque, desde luego, más la bolsa de pensamientos se implica en una voluntad cualquiera, en su vida (que eso sean los hijos, la profesión, el hábito, e incluso la búsqueda espiritual), eso crea un casco mental mucho más difícil de traspasar. El Sí puede ser por tanto considerado, a partir de una cierta rigidificación del mental, como, quizá, generalmente deseable.

… Silencio…

Pregunta: ¿el hecho de ser llamado por su nombre, en sueño, es el Llamado? ¿O es necesario que eso pase obligatoriamente en el oído izquierdo?

Como eso ha sido explicado, oír su nombre del otro costado no es el Llamado de la Luz, ni el llamado de la Sombra, además. Es simplemente el llamado de alguien que está en el 2do. Tarro, para conservar la expresión del Comendador. El Llamado se produce, generalmente, en la noche, en el momento donde ustedes duermen, porque el Absoluto y el Canal Marial están presentes. Pero el nombre es oído por la izquierda, sin ninguna excepción.

… Silencio…

Pregunta: ¿Cómo se esparce la Onda de Vida, a nivel de los brazos y de las manos?

Entonces aquí, no puedo más que remitir a lo que había sido explicado, y perfectamente detallado, por algún Anciano, evitando repetir las mismas cosas (ndr: ver en particular las intervenciones de UN AMIGO del 7 mayo 2012 y de O.M.AIVANHOV del 8 junio 2012).

… Silencio…

No tenemos más preguntas, le agradecemos.

Entonces, prosigamos también el Silencio, algunos instantes, en las condiciones que yo les he explicitado.

… Silencio…

Y bien, BIDI va a saludarlos, decirles hasta un próximo entre-nosotros, en el Amor. Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada