AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

miércoles, 18 de julio de 2012

SRI AUROBINDO 15 de julio 2012 Autres Dimensions con audio



www.autresdimensions.com
canalización:Jean Luc Ayoun
Transcripción: Veronique Loriot
Traducción: Amparo Iribas
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

 Audio

AUDIO  APOCALIPSIS DE SAN JUAN




Yo soy SRI AUROBINDO. Hermanos y hermanas en humanidad, que mi Luz Azul colme vuestra presencia en este espacio. Yo estoy con ustedes, como Melquisedec del Aire, para hablarles del Fuego del Amor. Yo contextualizaré ese Fuego del Amor con respecto a dos períodos: aquél (muy lejano) donde fui nombrado, por CRISTO, “JUAN El Bien Amado”, y ese de mi encarnación final como SRI AUROBINDO. 

Hace exactamente tres años, les daba un cierto número de elementos concernientes al Apocalipsis, ese libro del cual nada puede ser quitado y nada puede ser añadido, del cual muchas personas han buscado comprender lo que eso significaba. El conjunto de las descripciones que yo llevaba, entonces, para ustedes, hoy, les aparecen como que transcurren durante un tiempo dado, tiempo medido, por otra parte, por otros profetas de la época, nombrado como: dos tiempos, un tiempo, la mitad de un tiempo. Yo les había dicho, hace tres años, que la lectura del Apocalipsis era Vibratoria, antes que toda cosa, antes que toda significación, antes que todo desarrollo temporal. Yo preciso, hoy, que el conjunto de lo que me fue dado por transcribir siendo Vibratorio, siendo una revelación, esta revelación no se inscribe en una realidad temporal, sino en una superposición de elementos y de acontecimientos que sobrevienen en el mismo tiempo, en sobreimpresión. Lo que ustedes viven en lo sucesivo, es, bien exactamente, la simultaneidad de lo que había sido escrito entonces. No ven, solamente, una sucesión de acontecimientos que se inscriben en un mismo tiempo, sino más bien el Anuncio del Fuego del Amor. Ese Fuego del Amor, que yo había expresado, hoy, en palabras y en Vibración, resultante de las etapas que yo he vivido en mi cuerpo de carne en mi encarnación final. 

Todos los hermanos y hermanas de este planeta que viven o tocan, un día, lo Indecible (este Absoluto, este Último, esta Unidad, este Maha Samadhi), sin ninguna excepción, en los momentos donde nosotros volvemos a una conciencia encarnada, las experiencias, los estados vividos (excepto para el Absoluto) inducen muy lógicamente (e inducían hasta el presente) una sed de esta experiencia y, al mismo tiempo, una marca permanente haciendo que el Amor (vivido como sola realidad última) nos diera a todos la necesidad de compartir, la necesidad de proyectar también un mundo mejor, una Edad de Oro. Porque pensábamos todos, sinceramente (y el Comendador (Ndr: O.M.AIVANHOV) no hace la excepción que vendría un momento o la Edad de Oro, donde la llegada de la Luz, permitiría transformar, de algún modo, por la acción de la Gracia y de la Luz. Y que nada vendría a cambiar la situación si no es por la acción de la Luz que permitiría una forma de continuidad y de continuación, y pues una transformación, por la Acción de la Luz y del Amor. Y no es nada porque lo que viene es una sublimación. Y esta sublimación es una transubstanciación que hace que (como se los ha dicho largamente el Comendador) la oruga se vuelve una mariposa. Pero si hay mariposa, no puede haber más oruga. El Fuego del Amor, la caricia del Amor, es un Fuego voraz. Es una inestabilidad del conjunto de la conciencia que viene radicalmente a cambiar la percepción del mundo, la percepción del sí y el desarrollo de la vida. Los que, en otro tiempo, han sido tocados por el Amor, por la Gracia, se encontraban muy rápido en el medio ambiente ordinario y hay que arreglarse, en este medio ambiente ordinario, para transmitir esta irreprimible necesidad de Amor, esa necesidad de Pureza, dentro de nuestro medio ambiente, que era el nuestro en cada época (ustedes tuvieron numerosos testimonios de las Estrellas, de algunos de nosotros). Algunos de nosotros se soltaron de todo sistema social humano con el fin de llevar un mensaje de Libertad. Otros, como yo, proyectaron la llegada de una Edad de Oro, la llegada de un nuevo mundo, con bases idénticas, no obstante transformadas. Pero lo que viene no es una transformación: lo que viene es una sublimación. Es el pasaje de una forma a otra. Es el pasaje de un lugar a otro, donde no existe ninguna solución de continuidad, porque se debe hacer tabla rasa con lo que pertenece a lo antiguo, con lo que pertenece a sufrimiento. Poner el Amor sobre el sufrimiento no basta. Poner un bálsamo sobre la herida no basta.

La cicatrización no basta. Se necesita, efectivamente, que haya esta especie de transubstanciación, que viene a permitir esta Resurrección, el famoso nacimiento de la mariposa, que yo llamaría hoy, si ustedes lo quieren bien, una Sublimación. Esta Sublimación, numerosos de ustedes la viven o la han vivido. La Acción de la Luz viene a cambiar radicalmente el funcionamiento de todos los componentes de lo que ustedes son en este mundo. El Fuego del amor es un Fuego que consume, pero sólo consume lo que pertenece a las ilusiones, a los efímeros, a lo conocido, a lo que no es durable y Eterno. 

La vida fluye en cada uno de ustedes, ahí donde ustedes estén, como ahí donde nosotros estamos. Pero esta vida fluye, hoy todavía, en algo que no es la Vida y todavía menos la Verdadera Vida. Es extremadamente difícil, mientras que ustedes no tengan acceso a esas experiencias últimas, de concebir, de imaginar o de percibir, que es así. Muchas de las expresiones, empleadas desde años, muchas palabras que han sido empleadas, muchas experiencias que ustedes han vivido, los condujeron a estar a la puerta de algo. Algunos de ustedes han atravesado esta puerta, se salvaron de las leyes de la Matriz con el fin de vivir la Libertad. Que eso sea en otras Dimensiones, en el Cuerpo de Etreté, o todavía, en el Absoluto con forma. El Fuego del Amor los transporta. Él los transporta en lo que ha sido llamado la Morada de Paz Suprema, en la experiencia de un Indecible, de algo que ningún humano, que ninguna forma, que ningún límite de este mundo puede verdaderamente contener, ni puede verdaderamente irradiar, en totalidad. Los elementos concernientes a la Transparencia, la Humildad, la Simplicidad, la Vía de la Infancia (los elementos también dados a nivel de los Cuatro Pilares de la orientación de la personalidad) han sido elementos que les han permitido, para muchos, de acercarse a esta última comprensión, de esta última vivencia. El Fuego del Amor es un Fuego devorador. Se traduce, a nivel del conjunto de lo que ustedes son, por una transformación radical, total, ineluctable, de la conciencia, de vuestras percepciones dentro mismo de este mundo, como de las percepciones más allá de este mundo. Hemos insistido también, y sobre todo los Arcángeles, en decirles que estamos al Interior, que todo, absolutamente todo, estaba contenido en lo que ustedes Son, de toda Eternidad. Por supuesto, estas afirmaciones no bastan a hacerse una verdad mientras ustedes mismos no lo viven. Pero esto, de algún modo, proporcionaba los marcos, las referencias, permitiéndoles dirigirse hacia eso. 

La sublimación de este mundo está a vuestra puerta. Yo les había puesto, hace casi dos años, el cuadro de los diferentes comportamientos posibles y de las diferentes etapas que debían sobrevenir y que habrían de vivir. Los reenvío para eso a lo que había nombrado el Choque de la Humanidad y sus diferentes etapas (ndr: ver en particular las intervenciones de SRI AUROBINDO del 17 de octubre 2010 y del 21 de mayo 2012). Así como MARIA se los dijo, así como yo les digo: ¿dónde están ustedes? ¿En qué etapa están con respecto a este choque? ¿Dónde están ustedes en vuestra apertura? Yo hablo de la apertura la más franca de vuestros contactos con nosotros. Más allá de lo que ha sido dado (las Coronas Radiantes, el Canal del Éter, el Canal Marial, el Despertar de la Kundalini, la transmutación y el encendido de las Puertas y de las Estrellas), ¿cuál es, hoy, vuestro estado final? ¿Están listos? Sabiendo que la mejor forma de estar listo, hoy, es el Abandono total de todo lo que les es conocido, con el fin de vivir la Eternidad. La Sublimación de este mundo es el encuentro entre el Sol y la Tierra, y el encuentro con las otras Dimensiones que se mantienen, hoy, lo más próximo de vuestra realidad física. Dándoles a descubrir el impacto del Amor que es un Fuego de Amor, un Fuego ardiente, un Fuego devorador que viene a consumirlos en el Éxtasis, en la Alegría y en la Paz. El Amor es un Fuego. Ese Fuego no tiene nada que ver con el amor, en el sentido humano. No tiene nada que ver con las emociones, los afectos y las ideas que ustedes se han hecho. Este Amor, es lo que ustedes Son, lo que nosotros somos, sin ninguna excepción. Es de lo que todos nosotros fuimos privados, en encarnación, desde muchísimo tiempo. 

Vivir el Fuego del Amor (mucho más allá de toda localización en este cuerpo, como en vuestras envolturas o Velos) se traduce, ante todo, por lo que yo podría calificar de salto de la conciencia de un estado a otro, en un primer tiempo: lo que yo había nombrado el Supra mental (porque más allá de toda comprensión mental, más allá de todo descriptivo mental). El Supra mental solo puede ser vivido. La Onda del Éter, de la Vida, de la Gracia, sólo puede, ella también, ser vivida, desde el instante, como ha sido dicho, donde no existe más oposición, resistencia, miedo: sea lo que fuere perteneciente a este mundo impidiéndoles, justamente, descubrir, en ustedes, el otro mundo. Las leyes de este mundo no son las leyes de los mundos. Las leyes de la Acción/Reacción, las leyes del karma no son las leyes de la Gracia. Las leyes de la Luz no son las leyes de la luz visible a vuestros ojos, a vuestros utillajes, a vuestros cálculos, a vuestras medidas. Esta Luz, los ojos no la pueden ver. Además, la experiencia mística, verdadera y auténtica, se distingue muy ampliamente de la experiencia astral, justamente por la ausencia de todo lo que podría ser visto, de toda forma, de toda conciencia existente dentro de este mundo, de toda representación visual proyectada tanto sobre la pantalla del tercer ojo como en otra parte. 

La Morada de Paz Suprema, el Amor, ese Fuego que viene en ustedes y de ustedes, se traduce por la ausencia de percepción: no existe más límite, no existe más cuerpo, no existe más identidad, no existe más voluntad, no existe nada que ver, nada que sentir. Justo Ser eso. Y, Ser eso, es la Sublimación. Esta Sublimación (vivida en la conciencia, en el Supra mental y en la no Conciencia), si eso ha sido perceptible para ustedes, se traducirá por un momento, ustedes no lo dudarán, que no será más vivido a título individual, como eso ha sido anunciado, hace muchos años, por el Comendador pero también por otros profetas, hace mucho tiempo. Los reenvío, además, al Apocalipsis, tal como fue escrito, pues les da, muy exactamente, las circunstancias que ustedes están viviendo, desde ese instante, no según una linealidad temporal, sino como una superposición, un encaje de todo lo que había podido ser escrito en ese momento. El Fuego del Amor los regenera, pero esta regeneración es un cambio de forma, un cambio de Vibración, un cambio de frecuencia, que es totalmente incompatible con la prosecución de la oruga. Lo que vienes es la Verdadera Vida, lo que viene es la Verdad, lo que viene es la Vía, la Verdad y la Vida. 

Ninguno de vuestras herramientas, ninguna de vuestras tecnologías, ninguna percepción de la conciencia ordinaria, a nivel de los cinco sentidos, puede darse cuenta de lo que viene. Solo la instalación de quienes son Ustedes, en vuestra Eternidad (tal como lo repitió MARIA, hoy mismo), los coloca en la Morada de Paz Suprema, en la Gracia, en la Comunión, los preparará de manera más auténtica al Fuego del Amor. El Fuego del Amor pone fin a toda identificación, a toda localización, a todo tiempo y a todo espacio, es decir al conjunto de lo que constituía las referencias sobre este mundo.

La desaparición de las referencias les fueron dadas, de diferentes modos, por HERMANO K (concerniendo lo conocido y lo Desconocido), por BIDI (concerniendo al Absoluto: lo que no es y lo que podría ser). Una vez más, lo que yo pude escribir, durante mi encarnación final (sea en forma de poema o en forma de lo que había llamado el Yoga Integral), ha sido adoptado por los occidentales de manera muy mental, porque no existía, hasta estos últimos años, la posibilidad de vivir la conciencia/Vibración sino simplemente de vivir una adhesión a las experiencias que yo había vivido, una adhesión mental a una visión del universo, a una visión de este mundo y a las reglas que habrían debido aplicarse en una nueva Edad de Oro. 

Yo los invito a no seguir otra cosa que la experiencia que tienen que vivir. La experiencia que tienen que vivir, el estado que tienen que vivir, debe depender, cada vez menos, de las palabras, de lo que nosotros les decimos, sino de la realidad última de lo que ustedes tienen que vivir, más allá de todo razonamiento, más allá de toda regla, más allá de todo Pilar: tienen que, efectivamente, quitarse de encima todo, digo bien todo. Comprendan bien el sentido de mis palabras: no es cuestión de huir de este mundo, no es cuestión de huir de quien sea, o de lo que sea, sino de Abandonarse, ustedes mismos, a la Luz. Vivir el Fuego del Amor, esta consumación, apunta a regenerarlos, en totalidad. Es necesario para eso que ustedes acepten los efectos. Es necesario para eso que ustedes acepten morir a ustedes mismos, en toda creencia, en toda percepción, en toda concepción, en toda experiencia, en toda voluntad. Desde luego, eso no es una desaparición, sino una Disolución. La diferencia entre las palabras es esencial, porque lo que desaparece, es lo que es ilusorio. Lo que se disuelve, son las resistencias. Y lo que Es, lo que queda, es el Todo, el Absoluto, la naturaleza de cada uno de nosotros, en la misma Unidad, unidos en la misma Verdad, sin ninguna distancia. La Libertad y el Amor. Todo lo que hay que vivir, durante este período, los hará pasar integralmente por lo que yo describí en el Apocalipsis, llamado de SAN JUAN, y también en el Choque de la Humanidad o los remito a esas etapas: ¿Dónde se sitúan ustedes? No en una introspección de vuestras características de edad, de afectos, de profesiones u otras sino, más bien, en lo que ustedes Son, en Verdad, viéndose claramente, en toda Transparencia. ¿Cuál es vuestro objetivo? ¿Cuáles son vuestros deseos? ¿Cuál es, realmente (más allá de todo “yo”, aunque de la apariencia), vuestro estado de Paz y de Alegría Interior que no dependan de ninguna circunstancia y todavía menos de un parecer, cualquiera sea. Mírense claramente, sin juzgarse, sin condenarse, simplemente, para hacer un punto con ustedes mismos. Este período es el período para realizar eso, sin complacencia y sin culpabilidad, pues es la única manera de situarse, antes de no ser situado, pues es la única manera de ver claro sobre este mundo, antes de descubrir lo que está más allá de la Claridad de este mundo: la Pureza del Absoluto. Todo lo que se expresará en ustedes, todo lo que se expresa en este mundo, no es más que la consecuencia de las resistencias a la Luz, de las resistencias al miedo del Amor, de las resistencias ligadas a vuestros miedos del Amor. Porque el amor, incluso si fue gritado y reivindicado, no tiene nada que ver con el Fuego del Amor tal como es vivido en nuestras Dimensiones Unificadas, como en el Absoluto. Existe una distancia enorme, que yo calificaría de inconmensurable, en todas las manifestaciones del amor del que ustedes pueden hablar, en todas las declinaciones que pueden vivir (en el plano espiritual, en el plano social, en el plano amoroso), y el Fuego del Amor, la Verdad del Amor, fuera de este mundo. Lo que viene es el verdadero Amor. 

Hace muchos meses, yo hablaba de la Fusión de los Éteres. Esta Fusión de los Éteres trajo los Planos Unificados a este Plano de la Tierra. De esos primeros Encuentros nacieron la Fusión de los Éteres y la preparación de lo que les fue dado como el Canal Marial, la Onda de Vida. La liberación de la Tierra y del Sol (que yo había anunciado) se traduce, hoy, exactamente, por lo que ustedes viven, en este cuerpo y al exterior de este cuerpo. Les queda volverse eso, y, una vez más volverse eso no es una transformación común, ordinaria, no es un aprendizaje, tampoco, porque como fue dicho, eso está ya ahí, a nivel individual. Queda simplemente revelarlo a nivel colectivo. El Fuego del Amor viene a realizar esto. Sea el Fuego del Amor que fuere, la solución está en ustedes, y estará siempre en ustedes. Como fue dicho, no podemos realizar el Pasaje en vuestro lugar. No podemos más que estar presentes, responder a vuestros llamados, con el fin de testimoniar nuestra reunión, nuestra Comunión, nuestra Unión. 

La Disolución es la etapa que sobreviene después de la Fusión porque la Disolución los hace pasar de un universo localizado (vuestro cuerpo, vuestra conciencia) a un universo deslocalizado, dándoles a ser el otro, dándoles a ser cada otro, para permitirles comprender, por la experiencia misma, que no existe ningún otro, lo mismo que no existe ningún cuerpo y ningún mundo dentro de los Mundos Unificados. Concebir la vida, únicamente, solamente, según el plano al cual tienen acceso, en la conciencia ordinaria como en el Fuego del Corazón, no da cuenta, de ningún modo, de la Absoluta Verdad. Cuando muchos de nosotros (Ancianos, Estrellas, como Arcángeles) insistieron sobre la naturaleza esencial de lo que ustedes son, hoy, hay que vivirlo. Y depende solo de ustedes vivirlo, porque no existe ningún obstáculo situado al exterior de ustedes mismos, en la medida donde el exterior de ustedes mismos no existe tampoco. No existe pues más que una deficiencia de punto de vista, una deficiencia de mirada, porque mientras que ustedes miren con los ojos de la carne, mientras que miren con la conciencia ordinaria, mientras que vuestras palabras conciernen lo ordinario de la vida, ustedes no pueden llenarse de la Verdad. Porque la Verdad va a volverse cada vez lo que yo nombraría una ocupación de tiempo completo. Dicho de otra manera: el miedo o el Amor. Dicho, todavía de otra manera: la prisión o la Libertad. Conversar sobre los muros de la prisión, conversar sobre el decorado no les permitirá de ninguna manera poner fin al decorado. Muchas expresiones han sido empleadas: tarro, teatro y otras. 

No pueden conocer lo que ustedes no conocen, manteniendo los Velos de la Ilusión, manteniendo la localización, manteniendo los lazos, manteniendo el poder sobre cualquiera o sobre lo que sea. Lo que ustedes tienen, lo que creen tener, los tiene a ustedes y los encierra. Toda acción de cualquier voluntad, útil sobre este mundo, no les será de ninguna utilidad en el Fuego del Amor porque el Fuego del Amor no requiere más que de una cosa: El Abandono de quienes ustedes creen ser, el Abandono total del Sí, el Abandono total del Yo. Eso les fue expresado, por numerosas Estrellas, estos últimos años. Todo eso llegó ahora. Todo eso, ustedes lo viven ya (en grados más o menos intensos), según, justamente, vuestra capacidad a Abandonarse, según vuestra capacidad a no interactuar más con el Amor y la Luz que son (yo les recuerdo) vuestra naturaleza. Porque desde que hay una interacción con el Amor y la Luz, ustedes están en una forma de proyección, en una forma de voluntad que es exactamente lo contrario del Abandono del Sí. La Luz, el Absoluto, son guías infalibles, para este cuerpo, para esta conciencia, para este mundo. No existe, ni existirá, solución de continuidad, para el Mental, para el Intelecto, para los lazos, para las posesiones, para las proyecciones. Sólo, la interrupción total y absoluta de todos esos elementos los volverá Libres porque ustedes Son Libertad. Todo lo que mantengan, los mantendrá. Todo lo que rechacen, los confrontará. Todo a lo que ustedes se opongan, les volverá. 

CRISTO había dicho: “en lugar de mirar la paja en el ojo de tu vecino, mira la viga que está en el tuyo”. Durante este período, todo lo que les aparezca, al exterior de ustedes, como disonancia, como desarmonía, como dificultad, no es, por supuesto, más que de vuestra propia creación. Porque todo lo que ustedes ven, lo que pueden ver, al exterior, no es en definitiva, más que lo que existe al Interior de ustedes. La única manera de resolver esta ecuación es el Abandono del Sí. No existe ninguna regla, ningún marco que podrá hacerlos salir justamente de esas reglas y de esos marcos. 

Creer en estos tiempos que adoptando una conducta moral, social, espiritual, bastará, es una ilusión. Sólo el Abandono del Sí, sólo volver a poner su espíritu en la Luz, en la confianza absoluta en la Luz, permitirá, para aquellos de ustedes que no lo viven, de ser recorridos por la Onda de Vida, de ser recubiertos del Manto Azul de la Gracia, de vivir la Fusión de los Éteres, interna, poniendo fin a la separación, a la localización, al tiempo, al espacio y a la Ilusión. El Fuego del Amor es a ese precio y no hay precio porque es lo que somos todos. 

Lo que ustedes son en la superficie de este mundo no es más que una excrecencia, no es más que algo que ha sido vuelto a añadir, pesado, denso. Las experiencias serán siempre posibles. Ellas no conocerán más los límites desde el instante donde ustedes perciban que esta experiencia, dentro de este mundo, no es la Verdadera Vida, sino es la amputación de la Vida, por el hecho mismo de esta excrecencia, por el hecho mismo de la incapacidad de vivir las otras Dimensiones, los otros estados, los otros tiempos, los otros espacios. Lo que nosotros somos no conoce ningún límite y ningún aislamiento. No hay nada que mejorar, no hay nada que hacer progresar, no hay nada que querer: sólo hay que ser lúcido, totalmente. El Fuego del Amor es una Morada de Paz Suprema. El Fuego del Amor es una Gracia porque esa es nuestra naturaleza de todos, sin ninguna excepción. Simplemente, la elección de cada uno es función, desgraciadamente, dentro de este mundo, ante todo, de sus creencias, ante todo, de su educación, ante todo, de sus propios sufrimientos desgraciados, experiencias desgraciadas. Fuera, ninguna experiencia, desgraciada o feliz, ningún sufrimiento, como ninguna memoria, puede permitirles, apoyándose en ellas, realizar lo que ustedes Son, en la Eternidad. Eso se les dijo, de múltiples maneras, en diferentes simbologías, en diferentes comprensiones. 

El Fuego del Amor no llama más que a una cosa, como sola Verdad, como solo Absoluto (lo que es). Tendrán que concientizarlo y eso les llegará tanto más fácil cuanto que vivan las Comuniones, las Fusiones, la Onda de Vida. Eso de lo que ustedes se tienen (y sobre todo a nivel nombrado espiritual) no puede serles de ninguna ayuda, ni de ningún socorro, en el Fuego del Amor que viene. Solo, la desidentificación de vuestra persona y la identificación, más allá de toda individualidad, a la Luz, al Fuego del Amor que viene, hace posible la ausencia de sufrimiento, la ausencia de separación, la ausencia de ilusión. Yo los invito pues a releer las palabras del Apocalipsis de SAN JUAN, no para ver los acontecimientos desarrollarse en un tiempo lineal, sino como un encaje de circunstancias Vibratorias que corresponden exactamente a lo que nace desde la Liberación de la Tierra y la presencia de la Onda de Vida, desde la acción del Manto Azul de la Gracia, y sobre todo desde estos quince últimos días correspondientes a lo que ustedes están viviendo desde el anuncio de las tres últimas acciones del Manto Azul de la Gracia (ndr: intervención de MIGUEL del 3 de julio). Es durante este período, que corresponde, para ustedes, en un tiempo limitado y corto, que el conjunto de lo que no ha sido realizado, debe serlo. 

La única cosa a realizar, es volverse lo que ustedes Son, de toda Eternidad. Para eso, tienen que soltar totalmente. Para eso, tienen que Abandonarse enteramente a la Gracia, a la Luz, al Fuego del Amor. Los miedos inherentes a lo Desconocido, los miedos inherentes a vuestra historia personal, los miedos inherentes a vuestros apegos (muy lógicos para la personalidad, muy lógicos para aquel que está inscrito en una localización precisa en un tiempo y en un espacio dado), deben dejar lugar a ese Fuego del Amor. Porque el Fuego del Amor (como yo lo dije) viene a consumir todo eso que les impide de ser realmente lo que ustedes son, les impide ser totalmente más allá de todo tiempo, totalmente más allá de todo espacio y de toda Dimensión. 

Mientras que sean sensibles a un acontecimiento de este mundo, como a un acontecimiento de vuestra vida, no son Libres. Mientras que exista, en ustedes, una interrogación, mientras que exista, en ustedes, una incertidumbre, no son Libres. La Libertad es la Gracia. La Libertad es la Morada de Paz Suprema. La Libertad está más allá del Cuerpo de Etreté. La Libertad es vivir, dentro de esta forma, el Absoluto o la Última Presencia o la Infinita Presencia. A través de estas palabras hay, desde luego, lo que h hay que vivir. Ustedes no pueden más contentarse con hablar de oídas. No pueden más contentarse con leer. No pueden contentarse más con vivir y llevar a cabo vuestras actividades. Aquí también, reflexionen: ¿qué es lo más importante para ustedes? Si ustedes responden la Luz y el Amor, entonces séanlo, y el resto no tiene nada más que hacer en vuestra conciencia. Este Llamado se realiza, en ustedes, por nuestras Comuniones, se realiza, en ustedes, con vuestros Dobles, no como una finalidad, sino como el medio de hacer resonar, en ustedes, lo que debe resonar, de hacer desaparecer lo que debe desaparecer, de simplemente dejar aparecer la Eternidad, que vuestra conciencia dentro de esta forma no sea más tributaria de esta forma ni de ninguna ley de este mundo. Esa es la Libertad. Ese es el Fuego del Amor. No hay otra alternativa que esa: aceptar eso o rechazar eso. Los que desean mantener la experiencia de la Dualidad, la experiencia del Bien o del Mal, la experiencia de la creencia en una mejora y una progresión o una evolución; vivirán su deseo, vivirán su Verdad. Porque hay tantas verdades relativas como Hermanos y Hermanas encarnados pero no hay más que una Verdad Absoluta, ella es la misma para todos, puesto que todos somos Uno. He aquí los elementos que tenía que comunicar y que preparan, de algún modo, los elementos (quizá muy finos) que serán expresados próximamente concerniendo la Disolución. Yo quería simplemente poner, ante sus ojos, el cuadro de lo que se desarrolla, darles a ver claramente, si es posible, los elementos que son para tener en cuenta en lo que la vida va a darles por vivir, en este cuerpo, como fuera de este cuerpo. Si, con respecto a lo que he anunciado, y solamente con respecto a eso, tienen preguntas, los escucho. 

No tenemos preguntas. Le agradecemos. 

Hermanos y hermanas encarnadas en humanidad, por la Gracia de la Luz Azul, por la Gracia de las atribuciones que son mías, vivamos un momento de Fusión. Yo rindo gracia por vuestra escucha, por vuestra atención, por vuestro Amor. Hasta pronto. 

... Compartir del Don de la gracia...


http://hallegadolaluz.blogspot.com/
http://groups.google.com/group/ha-llegado-la-luz?lnk=gcamv
https://www.facebook.com/groups/178911858857039/
https://www.facebook.com/groups/190333520998210/
Te invito a visitar mi página web http://www.actiweb.es/numerologias/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada