AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 22 de septiembre de 2012

MENSAJE DE LA MADRE MARIA canalizado por BoheneUrber


Canalizado por BoheneUrbe a las 17.15 minutos de Francia el 22 de Septiembre en el momento que estábamos recibiendo a la Madre María

Amados hijos acordaos de las bienaventuranzas, tenedlas presentes, esto alimentará vuestra parte interna y encontraréis en ellas algunas cosas que han permanecido olvidadas.

Vuestros hijos son mis hijos. Me refiero a los hijos de vuestra familia. Orientadlos, amadlos y compadecedlos. Brindadles ese amor de Madre que siempre se manifieste.

Las estrellas de María están presentes para irradiar a la humanidad y a todos sus hijos para brindarles orientación.

Se manifiestan los mares, se moverá la tierra, pero estaré acogiéndoos en mi seno. Yo estoy siempre con vosotros, no desfallezcáis os tengo siempre en mi corazón.

No olvidéis los preceptos que el maestro Jesús os ha dado, aplicándolos.

Estáis en un momento decisivo mis amados hijos, pero tened presente que siempre mi corazón está abierto para vosotros y tenéis un lugar en él.

Tratad de dejar las cosas que no os pertenecen. Aplicad lo que hace mucho tiempo se os ha dicho con respecto al amor, la paz y la bienaventuranza.

Este ciclo en el que estáis, es sumamente importante- No desfallezcáis. Aferraos a mi amado corazón. Siempre estaré presente cuando me llaméis.

Cuando salgas a la calle, cubrid a la madre tierra con el amor de vuestro corazón. Brindadle armonía, luz y amor a todos los seres a todos los que puedan estar receptivos. Salid a los campos, hablad a las flores y recibid el aire de la mañana. El agua cristalina que corre en los ríos tiene un misterio y un mensaje para vosotros.

Cuando podáis, acercaos a una fuente e imaginariamente penetrad en ella para recibir bendiciones y que el agua os penetre en los misterios de la vida.

Tomad las flores en vuestras manos y percibid su perfume.

Amados hijos siempre he estado con vosotros, escucho vuestras interrogaciones, vuestros lamentos, pero también siento el amor que tenéis en vuestros corazones. Así establecemos una comunicación directa con estas vibraciones, para que vuestro espíritu se eleve cada día más, porque el contacto con la naturaleza es la manifestación de la creación de Dios.

No desfallezcáis hijos míos. Adelante, os amo, os bendigo.

Os habló vuestra Madre María.

Luz, bendiciones.

Hasta un nuevo amanecer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada