AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 6 de septiembre de 2012

HERMANO K. 31 de Agosto de 2012. Autres Dimensions.





Hermano K. "¿Quién eres tú?” ¿Quién soy yo? "Autonomía y Libertad. Bodas Celestiales. 31-08-2012. ¡Compartir!!!

Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

 
 Mi nombre es HERMANO K. Instalémonos, si lo desean, en la Paz. Vengo a proseguir, de alguna manera, mis dos anteriores intervenciones, concernientes a las estrategias y a las organizaciones. Y vamos, si lo desean, a aplicar esta pregunta fundamental de estos tiempos: "¿Quién eres tú?”O, si prefieren," ¿Quién soy yo?" Los elementos que pueden aportar como respuesta a esta pregunta, les concierne, y pueden con objetividad, deducir lo que pueda quedar a descubrir en eso que ustedes Son o lo que creen Ser.

No volveré, por supuesto, sobre todos los principios de investigación y de refutación, sino más bien, en este momento presente en el que viven, de ver, de la manera más clara posible, lo que existe en ustedes, en relación con el contenido de esta pregunta y las respuestas concernientes a quiénes Son.

La época actual, especialmente la que se despliega ahora, los llama a reconsiderar lo que podría ser un Encuentro, entre lo que es efímero y mortal, y lo que es de naturaleza duradera, y yo diría, Eterna e Infinita. Ya que es en definitiva, de eso que se trata: un Encuentro entre lo Efímero y lo Infinito. Este Encuentro pasa, por supuesto, por una especie de interacción con la conciencia, ya sea ésta, la de un individuo separado, como la de un individuo Unificado, presente en un cuerpo perecedero. Ser llevado a hacerse esta pregunta, es llegar precisamente a definirse a sí mismo más allá de todo finito, más allá de toda definición.

Para llegar, en última instancia, eso sería mentalmente, a descubrirse en lo Infinito. Como lo he expresado hace unos meses, el que no conoce la otra Orilla, desde el lado donde está, no puede pretender hablar de la otra Orilla. Y, efectivamente, sólo la experiencia de la otra Orilla, les da la visión y el conocimiento de lo que trata. Mientras permanezcan en la misma orilla, y se definan con relación al contenido de esa Orilla donde se encuentren, de ninguna manera, pueden vivir, conocer, entender o definir, lo que es la otra Orilla. Estoy hablando del Encuentro en la Orilla en la que encuentran, y de la otra Orilla.

Por supuesto, como en cualquier Encuentro, hay un elemento sorpresa, más o menos importante. Y noten, que yo no llamo a eso una buena o una mala sorpresa, sino solamente, una sorpresa. Es decir, algo que irrumpe en un espacio determinado (definido por vuestra posición dentro de un cuerpo, en un país, una nación, una familia, o un papel cualquiera), que de alguna manera hace irrupción.

Llevándolos a considerar casi de inmediato o al instante, cuál es vuestra situación, para redefinir, ya sea para permanecer en lo finito, o para insertarse en un infinito que (cualquiera sea el aspecto perceptible, a nivel de los sentidos como de la conciencia) puede parecer, en un primer momento y tendrían razón de llamarlo una intrusión.

Pero más allá de esta intrusión, hay un cambio de equilibrio, que conduce a una nueva adaptación. El problema con esta adaptación es que ella no puede satisfacerse con ninguna referencia, con ningún marco, de lo que conocen de este lado de la Orilla. Ustedes pueden responderme, que es aparentemente imposible tener conocimiento previo de esta intrusión (si no es, en el momento que esto sucede). Yo les responderé (como se ha dicho, en toda tradición, desde hace mucho tiempo), que el reino de los Cielos está dentro de vosotros, que es lo que debe buscarse y encontrar primero. Si no está dentro, no puede manifestarse allí dónde están, en vuestro exterior.

Esto me llevó a especificar también un número de elementos, concernientes al exterior e interior, de acuerdo a lo dicho por otros Ancianos. Toda la problemática viene de esta delimitación entre Interior y exterior. Por supuesto, cuando estamos encarnados (y mientras la conciencia, no haya abandonado esta idea, esta manifestación de estar en un cuerpo separado, encerrada en algo que está separado de toda otra conciencia), no puede haber un mecanismo, para que esta distancia y separación desaparezcan, como por arte de magia. Tuve la oportunidad, hace unos meses, de explicar, por la experiencia de mi propio camino encarnado, que el sentimiento de pérdida y la pérdida en sí, de lo que sea, más allá de la conmoción inicial, es la oportunidad de rendirse a la evidencia y superar los límites impuestos por este cuerpo, por este mundo, o en todo caso, por esta Orilla. También hemos dicho que sería deseable que ustedes realicen, de alguna manera, la Liberación por sí mismos, con el fin de participar activamente en la Liberación de la Tierra. No como una expresión de voluntad, sino como una expresión total de Abandono, a lo que es, precisamente la otra Orilla. Así, llego a donde quería llegar: que es de hacerse esta pregunta a ustedes mismos ("¿Quién soy yo?"), Y en función de las respuestas que sean capaces o incapaces de aportar, podrán definir mejor vuestra ubicación en relación a lo que viene.

Miren, claramente, (incluso antes de refutar algo), cuáles son los elementos que surgen en la conciencia. También hay otro elemento que les permitirá apreciar, yo diría, la intensidad de vuestro Abandono, ya sea en la Luz, y como lo saben, del Sí: si les llegan momentos (ya sea vinculados a vuestra meditaciones, alineamientos o cualquier otra actividad), en el que parecen desaparecer, en un momento dado, que les parezca imposible definirse como persona o definirse en un espacio, o en una actividad (que ocurra durante el despertar, en la mañana o en el transcurso del día), yo les diría que lo que se produce es sólo para ustedes, y de manera anticipada, la irrupción del exterior en vuestro Interior, o lo que se llama como tal. Esta confrontación tiene lugar ya en ustedes. Por supuesto, esta confrontación puede poner a la Luz las últimas resistencias, y los últimos temores, llevando a comportamientos a veces extraños, incluso en las definiciones como personalidad o conciencia separada. Todo esto no debe llevarlos, a preocupación alguna, sino más bien, a la comprensión y a poner en Luz lo que se desarrolla.

De vuestra capacidad para extraerse de un marco definido (no como escape, sino en los momentos en que la Luz ha decidido, o en los que hayan decidido por sí mismo), de vuestra capacidad de aniquilarse de toda la existencia o presencia en ustedes mismos, o en el "Yo soy", resultará vuestra capacidad para vivir la confrontación, y asegurarse de que ésta no encuentre, una distancia significativa entre lo que creen ser y lo que Son en Verdad. Y lo que ustedes Son en verdad, yo diría que lo hemos repetido suficientes veces, pero si eso no es suficiente: no basta con saber una cosa para considerar que, ésta se adquiere. No estamos en un sistema de conocimiento intelectual, donde el que tiene la maestría, es el que controla los elementos de un campo, profesión, o una relación. Yo diría que es exactamente lo contrario: es precisamente la falta de maestría que facilita de alguna manera este Encuentro y confrontación.

Como fue dicho por BIDI, el conocimiento, no es más que ignorancia. Porque el conocimiento puede sólo dirigirse a lo que les es conocido, ya que lo que puede ser conocido, no pertenece en última instancia, sino a esa Orilla, a ese mundo y a esa persona. Este tipo de conocimiento, por supuesto, desaparece en el instante, en el momento preciso en que desaparecen de este mundo. No puede ser, en ningún caso, un apoyo a un futuro, que se sitúa en alguna parte de la misma Orilla, sino más bien en la otra Orilla. Existe, por tanto, a este nivel, una forma de distancia significativa. Esperamos (las Estrellas, nosotros, y los Arcángeles) haber permitido que vuestra conciencia se amplíe, se expanda, y aspirar a vivir lo que es la otra Orilla.

Por supuesto, como no pueden apoyarse en ningún conocimiento de sí mismos, ni sobre ningún antecedente, ni experiencia alguna, no pueden definirse en relación con todo lo que viene de vuestro pasado, todo lo que viene de vuestras experiencias e incluso diría, de vuestras Vibraciones y de vuestras Conciencias Unificadas.

Entonces, ¿cómo resolver la ecuación?, ¿cómo asegurarse de que la confrontación y el Encuentro se produzcan en las mejores condiciones? La primera es, de hecho, ver si hay en vosotros, momentos o instantes en los que desaparecen por completo del tiempo y del espacio, de vuestra identidad, u ocupaciones, lo que refleja de manera significativa, y siendo el marcador de que existe, en vuestra conciencia, manifestaciones que no tienen nada que ver con lo ordinario de la conciencia (ya sea ésta separada o unificada). Al hacerse esta pregunta, observando y viendo lo que puede ocurrir, o manifestarse, van a poder, de alguna manera, ver lo que les queda por recorrer, o más bien abandonar, para lograr este aspecto particular que hemos llamado: permanecer tranquilo. De hecho, de vuestra capacidad a mantenerse tranquilos (es decir, extraerse de vuestra acción - reacción, como de la acción - reacción del mundo), resultará la facilidad o dificultad con la que podrán realizar este Ultimo Pasaje.

Otro elemento importante, que no tiene nada que ver con esta observación, es de ver como ustedes viven vuestra vida cotidiana, no tanto para ver si es moral, ni para saber si son sociables, o si son humildes, sino para ver comportamientos y actitudes. Si llegan, de alguna manera, a tomar el momento presente y vivir vuestra vida de manera más serena, a pesar de los acontecimientos que tienen lugar, pueden en gran medida sentir que están realmente listos para vivir esta Reunión. De vuestra capacidad de no participar, emocional o mentalmente, incluso en relación con un problema que requiera una solución: vuestra no implicación y toma de distancia de la acción (es decir, realmente despegarse del fruto de sus acciones), demuestran, una vez más, una fuerte señal de vuestra preparación para el Encuentro. De hecho deben aprovechar las circunstancias que se ofrecen, en vuestra vida individual, donde sea que estén en el mundo. Si ustedes tienen la oportunidad de leer lo que digo, es obvio que están cómodamente sentados en una sofá, en una casa y por lo tanto vuestro cuadro de vida (sean cuales sean vuestros medios) está ampliamente preservada.

Por supuesto, no voy a dar una conferencia sobre un niño que se muere de hambre y, que por supuesto, no tiene la posibilidad de acceder a las cosas que para ustedes, parece completamente normal y habitual. No estamos aquí para eso. Pero es interesante, en circunstancias, más perfectas, en la que tienen un techo, y en la que tienen comida, de hacerse la pregunta, de qué pasaría si todo desapareciera para ustedes, de la noche a la mañana, no por catastrofismo, sino para ver el nivel de reacción de vuestra conciencia, y una vez más, donde se sitúan.

De vuestra capacidad de cumplir lo que la vida les pide hacer (sea cual sea ese trabajo o lo que sea el reposo), por supuesto, cada uno de ustedes, se enfrenta a situaciones, que son estrictamente personales y que en última instancia son el resultado de una cierta forma de preparación, más a menudo inconsciente que consciente. De todos modos, esta cuestión de "¿quién soy yo?" va a llevarlos, a redefinirse a reposicionarse, y es precisamente a través de este nuevo acuerdo consigo mismos, yo diría (al Interior de sí mismo y vuestro entorno), ustedes serán capaces de medir, lo que hay que dejar ir, y lo que queda por Abandonar. Todo lo que se manifiesta de manera violenta, a vuestra conciencia, ya sea temor o se trate de un desequilibrio, como una sorpresa, la sensación de ser sorprendido por alguien que llega por detrás, el hecho de tener miedo (por proyección o vivencia), de un elemento de la naturaleza, un animal, cualquier cosa que sea, les muestra, de manera evidente, que les resta, individualmente, a soltar. No hay que preguntarse si por eso, hay que emprender un trabajo (en el sentido psicológico o energético), sobre lo que queda por soltar, lo que en estos tiempos particulares, sería un error significativo y una pérdida de tiempo. Lo más importante es más bien ver (con la claridad que se aleja), lo que está presente en este cuerpo o que está presente en la cabeza y que puede representar una forma de obstáculo para vuestra liberación.

Obviamente, trabajar su Liberación, no es trabajar sobre los obstáculos a la Liberación, es más bien concentrar vuestra Atención y vuestra Intención únicamente sobre lo que es la Liberación, no como una pregunta, sino como un principio en sí mismo: revertir en sí mismo, esta Liberación, no considerar o proyectar lo que puede ser la otra Orilla, sino dejar venir hacia sí, la otra Orilla, porque como lo repetimos, la otra Orilla ya llegó a buen puerto. Por lo tanto, no se requiere ningún esfuerzo, no hay que trabajar en el que resiste: basta observar lo que resiste, que no es en realidad lo mismo. En un segundo lugar, hay que observar lo que las circunstancias de vuestra vida les señala, y les da a vivir. Debido a que (durante este período, incluso más que antes), lo que se les da a vivir y sea cual sea el evento, feliz o infeliz, dependiendo de la dirección de la persona, está ahí, para en última instancia, facilitar el pasaje a la otra Orilla.

Esta pregunta es importante, no como una interrogación mental sin fin, que da vuelta en permanencia en la cabeza, sino para que tomen algún tipo de distancia en relación a lo que es efímero, lo que creen ser y lo que ustedes Son en la Verdad. Y aunque ustedes no lo viven, se supone que lo saben...

De ahí deriva la secuencia completa que les permitirá, llegado el momento y, de no entrar en conflicto, no expresar vuestros temores y resistencias, y de pasar con mayor facilidad a vuestro vehículo ascensional. Vehículo ascensional que (independientemente de los nombres que se han dado), ha llegado a destinación, lo que también les permite, como lo hemos constatado, de acercarnos de manera más íntima, a vuestro Canal Marial, así como los unos y los otros, acercarnos como Dobles. Esto refleja la transformación final inminente. No hay, como ustedes saben, nada a que temer, aunque vuestra mente y vuestras experiencias mentales pasadas, así como la sociedad, van a inducirlos a una forma de resistencia, a un modo de reacciones, locura y miedos.

Es aquí donde vuestra lucidez será esencial: basta observar lo que sucede, sin participar, de una u otra manera, escuchando lo que solicita el cuerpo en los momentos en los que propone una éxtasis, sin importar la duración de éste, éxtasis. Escuchen lo que les dice el sonido percibido en el Canal Marial. Algunos de ustedes ya han sido llamados. Eso debe de ser para ustedes una certeza interior, que debería conducir a una pacificación mayor en vuestra vida, así como vuestras interacciones en todos los niveles y en el nivel que sea. Por supuesto, el humano en encarnación (y todos hemos estado), nos sentimos tentados a reaccionar a cualquier cosa, es el principio único de funcionamiento de este mundo. Pero, una vez más, el funcionamiento de este mundo no tiene nada que ver con el funcionamiento de la otra Orilla Las leyes, son, yo diría, son antinómicas y antitéticas. No pueden por lo tanto esperar apoyarse sobre algo conocido, para vivir lo desconocido.

De vuestra capacidad para vivir una serie de procesos Vibratorios, pueden desde ya, situar dónde se encuentran con relación a este Encuentro que viene. Y de cómo se hayan establecido en la Presencia Infinita, por vuestra propia acción o por la acción de la Luz, les mostrará también, y les dará un elemento importante que les permitirá situarse con relación a este próximo Encuentro.

Todos estos elementos en conjunto, de un extremo al otro, les darán un panorama, una cartografía de dónde se encuentran. Recuerde que "dónde estén", no es ni para ser juzgado o condenado, o ser alabado, porque, uno como el otro, si es así, induciría a una reacción con relación a vuestro propio estado, Por supuesto, una reacción a vuestro propio estado. Que esta reacción sea del orden de un miedo aún mayor, o de una satisfacción personal, serán elementos agoticos perteneciendo únicamente al ego. Lo más importante será de ver, de manera objetiva, lo que hay ahí y lo que hay en vosotros, lo que se juega en ustedes, como lo que está en juego en vuestro entorno. Recuerden que no hay que reaccionar, sino más bien observar. Hay una diferencia fundamental, porque el que reacciona, mantiene, yo diría, este círculo vicioso y en ningún momento, suelta y Abandona lo que precisamente, debe soltarse o Abandonarse. Sólo aquel que observa, con lucidez y conciencia, que sucede en él, ve ahí una oportunidad para desacoplarse (o de alguna manera desatarse), de lo que, precisamente, podría afectarlo en la actualidad. Y ahí está la Inteligencia de la Luz. Ahí está la Inteligencia de la conciencia que se dirige a su Ultima Presencia.

Si respetan eso, y si lo observan, ustedes constarán rápidamente los efectos, ya sea a nivel de los miedos, ya sea en los apegos, o relacionados con vuestro pasado o vuestras propias construcciones mentales, o proyecciones hacia el futuro. Por supuesto, estar con más frecuencia en el Aquí y Ahora es sin duda importante, ya que reorienta de inmediato a la consciencia y la hace salir de su cuadro agotico, para entrar en la Presencia, en el Sí o en la Infinita Presencia. No hay ninguna otra manera de proceder. Cualquier acción que pueda ser tomada hoy, para eliminar el miedo a través de vías más consensuales, yo diría, que están condenadas al fracaso, porque ya no tienen el tiempo para hacerlo, y ya no es tiempo de hacer este tipo de operaciones, este tipo de trabajo, que son sólo sutilezas que les hacen perder tiempo importante y esencial, les recuerdo: a prepararse para esta Reunión. De la manera como vivan este Encuentro, en cuanto a su duración, derivará, en cierto modo, vuestra capacidad, más o menos importante, para estar en la aceptación y por lo tanto decir "sí" a lo que está desarrolla

Recuerden que el Sí como la Ultima Presencia, son de algún modo los garantes de vuestra Liberación, en condiciones fáciles, pero incluso dentro de esta facilidad, puede haber elementos de miedo y resistencias que están inscritas todavía (cualquiera que sea la experiencia del Sí o de la Ultima Presencia que hayan hecho). Solo el Absoluto con forma evitará de manera total y formal el riesgo de shock, la aparición de todo miedo y cualquier ocurrencia de preguntas cuando llegue el momento.

Las futuras intervenciones de los Principios MICAÉLICOS, así como de Miguel mismo, y como de algunas Estrellas (que se producen en este período y van hasta la fecha en que se anunció, 22 de Septiembre), proporcionarán a ustedes la ayuda necesaria para hacerse esta pregunta: "¿quién soy yo?”. Y especialmente para observar las respuestas. Recuerden que esto no es en absoluto una introspección, o una confesión, sino una mirada lúcida que se centra en lo que puede permanecer dentro de la conciencia limitada perteneciente a este cuerpo y a esta mente, que puede manifestarse de improviso durante esta Reunión.

Este trabajo es por lo tanto una obra de desalojo. Esto no es un trabajo que va a funcionar sobre lo que molesta, sino más bien en lo que facilita. Observen lo que está sucediendo en todos los niveles. Vean si en vuestra vida, hay momentos en los que desaparecen por completo, que dure una décima de segundo o una hora, el resultado es el mismo: esto traduce de manera formal, vuestra capacidad, para cuando llegue el momento, si no se ha hecho, a ser Absoluto.

Muchos sueños pueden manifestarse, o en todo caso visiones particulares, que ocurren preferentemente de noche, y que van a generalizarse, ya que revelan, de forma espontánea, vuestros linajes Estelares. No le den importancia a eso. Tener un sueño o despertarse por la noche viendo un animal, les confirma vuestra filiación estelar. Pero, no es ni investigación ni regalo: simplemente lo viven porque él se revela. Esto se relaciona con la acción de los Jinetes del Apocalipsis en ustedes, que les recuerdo, están ligados a los Hayoth Ha Kodesh, los elementos: hay cuatro linajes estelares, y cada linaje estelar se revela en este momento. Y lo que se observa en este momento, fuerte en este sueño o estando despierto por la noche, les da los elementos de estabilidad al elemento concerniente

Esto refleja, a menudo (si son observadores), por fuertes percepciones a nivel de ciertas Estrellas, agrupadas por triángulo, en la cabeza, ya sea el triángulo del Agua, de la Tierra, del Fuego o del Aire (ver "protocolos -12 Estrellas de María"). Ustedes se darán cuenta, si prestan atención, que en los momentos en que se producen tales visiones, apariciones y esos sueños, uno de los triángulos de vuestra cabeza trabaja más intensamente. No den más importancia, les doy esto como elemento de referencia, porque si uno de vuestros linajes se revela (o los cuatro) esto también es un activo importante para el momento de vuestra reunión.

Les doy las gracias por vuestra Presencia, por vuestra comprensión, y por vuestra aceptación. Hermanos y Hermanas encarnados, les presento mis homenajes y todo mi Amor. Yo digo hasta la próxima vez. La Gracia y el Amor sea la Morada, de todos nosotros. Nos vemos más tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada