AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 16 de febrero de 2012

ANAEL 14 febrero 2012 con audio EXPLICACION DEL MANTO AZUL DE LA GRACIA


Original en francés.http://www.autresdimensions.com
 
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

audio

Soy ANAEL, Arcángel. Amadísimos Niños de la Luz y amadísimas Semillas de Estrellas, que la Gracia y el Manto de MARÍA sean en vosotros. Os saludo. Vengo en este espacio, acompañado de otros Arcángeles para establecer la Gracia. Hablaré de ciertos elementos concernientes a este Manto Azul de la Gracia, sin por eso alterar las prerrogativas de MA ANANDA MOYI,  que explicará de manera mucho más precisa, a qué corresponde ese Manto de la Gracia y lo que se puede esperar. Vengo en primer lugar, para responder a vuestras preguntas y dudas relativas a todas las cosas. Yo expresaré, si vuestras cuestiones me lo permiten, algunos elementos que quizá, están a punto de vivirse o que serán vividos, por vosotros mismos, en lo que yo llamaría un cara a cara. Ese cara a cara es el cara a cara de la Luz o de los que yo llamaría el Sí-Luz, en oposición a lo que yo llamaría el Yo de la personalidad o el Yo-Sombra. Lo que se juega hoy, no es ya solamente, una iluminación de ciertas Sombras, sino más bien, el posicionamiento de vuestra Conciencia en el Êtreté o en la personalidad. Y esto, de manera definitiva, en cuanto a vuestras orientaciones, en cuanto a vuestras Vibraciones y en cuanto al estado de quienes sois. Podemos si lo deseáis, comenzar a responder a vuestras preguntas.

Pregunta: ¿por qué la Luz parece a veces agrandar las manifestaciones de la Sombra?

Querida, existe en lo que acabo de enunciar, la característica misma de lo que se ve, o es vivido por unos o por otros. En efecto, durante este periodo, por la adición del Manto Azul de la Gracia, se os han dado varios elementos (sea a través de las enseñanzas progresivas que hemos completado juntos, para aquellos de vosotros que habéis seguido lo que os hemos dicho) para llevaros a esa Puerta Estrecha que algunos de vosotros comenzáis a pasar, que otros entre vosotros dudan de pasar. Esta Puerta Estrecha, como sabéis, representa el Abandono Último de todo lo que constituye la personalidad Ilusoria, es decir, tanto este cuerpo, como vuestras emociones, como vuestra mente, como vuestras ataduras, como vuestras creencias, en definitiva, todo lo que es efímero, por oposición a lo que es eterno, es decir vuestra Dimensión de Semillas de Estrellas. Nadie puede penetrar el Reino de los Cielos si no se vuelve como un niño. A través de esta Puerta, algunos seres percibirán de manera Interior, en adelante (no ya por la Visión Etérica, no ya por la Visión del Corazón, no ya por la percepción, sino directamente en la Conciencia), algunas manifestaciones. Algunas de esas manifestaciones se oponen a la realidad de lo que se puede ver, a la realidad de lo que se presenta para vuestros Hermanos y Hermanas. Así, esto puede inducir una cierta forma de desequilibrio.

Hoy, nadie de vosotros puede hacer trampas. Nadie de entre vosotros puede ocultarse. ¿Dónde vais a ir? Lo que se desarrolla en vosotros corresponde a la estricta Verdad del establecimiento de la Presencia (o del no establecimiento de la Presencia) en vuestra manifestación en este mundo. Así, nosotros los Arcángeles, concebimos totalmente, que esto pueda ser en los primeros momentos, un proceso desestabilizador, darse cuenta de que hay una distancia (a veces inconmensurable) entre la personalidad y el Êtreté. Esto os remite a los elementos que se os han comunicado (hace ya varios meses, o varios años) relativos al Abandono a la Luz y sobre todo, la noción de Autonomía y de Libertad. ¿Qué es la Autonomía? ¿Qué es la Libertad? Ciertamente, no la personalidad. Ciertamente no lo efímero sino simplemente, la Eternidad. Hoy más que nunca, cada día que os trae acontecimientos cósmicos y terrestres ligados a la Disolución en la Luz, os induce a posicionaros.

Algunos de vosotros tenéis la capacidad de ver más allá de las apariencias, de ver más allá de lo que da la Visión del Corazón, de ver más allá de la Unidad misma, en la Esencia misma de la manifestación que sois: en esto se encuentran a veces, elementos desviados. Y lo que se observa al exterior (acordaros) pasa también en vuestro interior. Esto os pone cara a vuestra responsabilidad individual y no personal, llevándoos a reajustar lo más rápido posible, lo que debe reajustado.

El Êtreté no conoce ningún deseo. El Êtreté no conoce ninguna pasión. El Êtreté no conoce ningún fallo. El Êtreté no sabe de ninguna de las inclinaciones de la personalidad. A través del Manto de la Gracia, se os hace la Gracia de vivir la Luz. Vivir la Luz os permite haceros Luz, a condición, no de ignorar las inclinaciones de la personalidad, sino más bien de transcenderlas. Recordad: el Êtreté no tiene ningún deseo, el Êtreté no tiene ninguna voluntad personal. El Êtreté es. En este Êtreté y en esta Presencia, no puede subsistir ninguno de los fallos de la personalidad.

Pregunta: ¿qué hacer en relación a los fallos observados en nuestra personalidad, a diario?

Lo importante es observarlos. La segunda fase queridos, consiste en no alimentarlos. Ahora, en adelante, alimentáis el más mínimo de vuestros fallos, siempre que llevéis vuestra Conciencia sobre él. “Buscad el Reino de los Cielos y el resto os será dado por añadidura”. Vosotros no sois vuestra personalidad. No sois este cuerpo. No sois vuestras emociones. No sois vuestros pensamientos. No sois vuestras creencias. A lo que estáis confrontados (como observador o sufriéndolo) corresponde estrictamente, no a lo que hay que hacer sino a lo que hay que Ser, para no parecer más.

Pregunta: ¿cómo hacer para superar las resistencias que sentimos en nosotros?

Querida, mi respuesta será calcada a la que acabo de dar. Ya no es tiempo de querer hacer. Es tiempo simplemente, de vestiros el Manto de la Gracia y dejar obrar a esta Gracia. Porque la Gracia es vuestra Esencia. Porque la Gracia es vuestra naturaleza. Todo depende del punto de vista. Mientras que tú observes del lado de la personalidad, tus propias resistencias y tus propios fallos, esto en definitiva, no significa más que una cosa: que tu Conciencia está instalada en la personalidad. Desde el instante en que la Conciencia está instalada en el Êtreté, todo lo que aparece como Sombra, como resistencia o como fallo, desaparece instantáneamente. Esto no es cualquier cosa. Esto no es un trabajo. Es exactamente lo opuesto de ahora en adelante. Esos fallos no están ya, como decía el Comendador (ndr: O.M. AIVANHOV), para meterlos bajo la alfombra o para ser iluminados: están simplemente, para ser abandonados también, como vector de la Ilusión y como motor de vuestra propia personalidad. Sin culpabilidad, sin excusas pero con firmeza.

Pregunta: ¿a qué corresponde la sensación de Fuego vivido con la Presencia?

Amada, la Presencia es Fuego. Ese Fuego es el que permite la Disolución total de la personalidad, de sus creencias, de sus deseos y de sus Ilusiones. El Fuego es a la vez, la naturaleza y la Esencia de vuestra Presencia. El Fuego es el elemento purificador que pone fin totalmente, a la Ilusión. Vivir el Fuego, es vivir la Liberación. Vivir el Fuego es hacerse Libre y Autónomo. No hay otra alternativa. Todo lo demás no hace más que mantener la Ilusión de la personalidad, la Ilusión de un hacer, la Ilusión de una acción que en Esencia solo es reacción. Los mecanismos del Manto de la Gracia, así como se derivará en poco tiempo, es la venida del Fuego a este mundo. Este Fuego es un Fuego de Amor y de Luz. Por supuesto, la personalidad no puede considerar esta forma porque está construida precisamente sobre la ausencia de Fuego y, únicamente, sobre esta ausencia de Fuego: el Fuego es el elemento Liberador, por Esencia. Vivir el Fuego, corresponde al Pasaje de la Puerta Estrecha. Esos mecanismos (o más aun, esas experiencias) se van a reforzar y aumentar (en vuestros momentos de Presencia, en vuestros momentos de Alineamiento) hasta un momento en que ese Fuego se haga permanente, en vosotros, permitiendo entonces, asentaros en la Alegría de vuestra Eternidad, en la Alegría de vuestra Presencia. En ese momento, constataréis por vosotros mismos, que no pueden existir ya ni fallos ni Sombras, ni resistencias porque en ese momento, os habréis convertido la Eternidad. El Fuego del Éter corresponde al Fuego del Cielo. Es ese manifestado también por la Tierra, a través de Sonidos, su lava y su expansión que corresponde muy precisamente, a vuestra propia expansión, a vuestra propia Disolución de todo lo que es efímero a fin de instalaros en vuestra Presencia. No puede haber acceso al Ser, a la Presencia sin Fuego.

Pregunta: ¿el Aliento (o la respiración) puede ayudarnos?

Querida, la respiración está destinada a atizar el Fuego. La respiración es lo que podría llamarse respiración consciente, es decir, el instante en que la Conciencia se lleva sobre la respiración misma y sobre nada más (cualquiera que sea esa respiración). Lo importante no es ya la localización en el cuerpo, de la respiración ni de su ritmo, ni su frecuencia, ni de su amplitud sino más bien de hacerse lúcido de esta respiración que, como dijo, hace mucho tiempo, SRI AUROBINDO,  se instalará en el Corazón (Ndr: canalización del 17 febrero 2010 en la rúbrica “mensajes para leer”). La respiración del aire, pasando por los pulmones, se hará la respiración del Corazón y abrazará el Corazón, en su momento, abrazará la personalidad, en lo que quede de deseos, lo que quede de emociones, de creencias, de errores, si tal es vuestro camino.

Pregunta: ¿cómo contactar ese otro espacio que no es más nuestra personalidad?

Querida, eso corresponde totalmente, a lo que yo he llamado el cara a cara que no es ya propiamente hablando, una confrontación, sino más bien, un cara a cara entre el Sí-Luz y el Yo-Sombra. Tomar Conciencia de lo que se juega en este nivel es ya, una etapa importante, para no rechazar esta parte nueva que se instala, de manera definitiva, que es de hecho, la única Verdad de lo que Sois. Por eso, hay necesidad de identificación de esas 2 partes. Esto corresponde exactamente, a la acción del Manto Azul de la Gracia. No hay nada que hacer. Solo hay que Ser. Desde el instante en que cualquier acción de la personalidad, de ahora en adelante, quiera actuar sobre lo que tú te opondrías, esto lo reforzará de forma inexorable. Por lo tanto, no hay nada que hacer en absoluto, sino más bien, dejar hacer. Esto reúne, una vez más, la Autonomía y la Libertad. Esto reúne, una vez más, el principio de Abandono a la Luz.

Pregunta: ¿es útil alertar a una persona sobre los aspectos de su personalidad?

Querida, lo que se ve en el Interior, si se da fuera, de igual forma lo reforzará, no en él sino fuera de él. Ese trabajo (si se puede llamar así) consiste simplemente, para cada Conciencia recubierta del Manto Azul de la Gracia (desde el instante en que éste habrá sido activado por 3ª vez, correspondiendo entonces, a este jueves), decidir con lucidez, Claridad y Precisión, si se establece en su propia Profundidad, es decir en el Estado CRISTO, o si persiste en mantener la personalidad (sus deseos, sean los que sean y todas sus ataduras). Ese mecanismo se desarrollará sin hacer nada. Cada uno, para acceder a la Autonomía y la Libertad, para acceder a la Eternidad, debe vivir su responsabilidad. En cuanto a nosotros, no podemos actuar en relación a esto, porque como se ha dicho, vosotros y solo vosotros podéis pasar la Puerta Estrecha. Ninguna técnica, ninguna acción de la personalidad hará que paséis la Puerta. Mientras que estéis identificados a una de las parcelas de vuestra personalidad (cualquiera que sea la expresión del deseo, de frustración, de cólera, de carencia, o de lo que sea) no podéis realizar este Pasaje porque no sois vosotros los que lo realizáis. Sino justamente, desde el instante en que comprendéis que no sois nada de vuestros deseos, nada de todas vuestras emociones, esto corresponde a lo que ha dicho la persona precedente relativo a las 2 partes: hay efectivamente, 2 partes y 2 caminos y no un tercero.

Es muy importante, no definir o redefinir, sino ser consciente de a qué estáis atados. Cualquiera que sea la Luz presente en el Alma, la Liberación de este plano ocurre, de manera más o menos fácil y evidente, según la presencia o no, de ataduras (cualquiera que sea la atadura). La atadura (sea a una persona, a un cuerpo, a un deseo, a lo que sea que pertenezca a la personalidad) será, cuando llegue el momento, un obstáculo al establecimiento en el Ètreté. En este sentido el Manto de la Gracia, que se os propone, es el medio de vivir esto, de manera serena, yo diría, con anticipación. Los estados de Comunión, de Fusión, de Disolución o de deslocalización de vuestra propia Conciencia, son de alguna forma, las experiencias y un aprendizaje que permiten ver las 2 partes de vosotros: la parte efímera (e ilusoria) y la parte Eterna. Os corresponde saber: ¿Dónde estáis?

Otras frases relativas a esto, se dijeron (pronunciadas e inscritas en vuestros Libros) por CRISTO mismo. Por ejemplo: “deja a los muertos enterrar a los muertos”. Esto no quiere decir no ocuparse de vuestros Hermanos. Esto quiere decir simplemente, dejar morir en vosotros, lo que no es vosotros: en primer lugar, todas las ataduras (sean las que sean). En el momento del Pasaje (cualquiera que sea vuestro devenir), lo que no está aclarado, lo que no está visible, transmutado y transformado, será resistencia. Tenéis la oportunidad mediante el Manto Azul de la Gracia, de ver las 2 partes. Nadie podrá decir que no lo sabía. Vuestros Vestidos van a ser, muy pronto, lavados en la Sangre del Cordero. El retorno de CRISTO (o KI RIS TI) corresponde a esto. Lo que puedo añadir es: “id a lo esencial”. No hay otras formas de realizar que Sois en vuestra Presencia. En este sentido es en el que se os da la Gracia de ver (de percibir) las partes de vosotros. No para luchar en contra, de ahora en adelante, porque ya no es tiempo de luchar en contra, sino más bien de estableceros vosotros mismos en la Gracia. Cuanto mejor y más penetréis en vuestro Alineamiento y en vuestra Presencia, mejor podréis asumir la responsabilidad de que vosotros Sois, a condición, sin embargo de no aprovechar de esos Alineamientos y de sus Interioridades para alimentar incansablemente la personalidad. Plantaros la cuestión: ¿Qué es lo importante? ¿Cuál es vuestro objetivo? ¿Cuál es vuestra finalidad? La Luz podrá, cada vez menos, ser complaciente con la personalidad. Lo que viene es un Nacimiento (o más aun, un Renacimiento), una Resurrección: la oruga se hace Mariposa. ¿Tiene algo que hacer la Mariposa manteniendo a la oruga? Es tiempo ahora, de no tergiversar, de no utilizar coartadas, o si no, de hacer otras elecciones. Como os ha dicho MARÍA: el Manto Azul de la Gracia es la última etapa final, que os permite resucitar.

¿Estáis liberados o no estáis liberados de vuestra personalidad? ¿Habéis respondido a la llamada de la Luz? ¿Os habéis transformado en Luz? ¿Habéis pasado la Puerta? ¿Habéis realizado el Sí? ¿Habéis realizado la Eternidad? o tú has penetrado tu propia Eternidad, aunque este cuerpo esté presente, las cosas serán entonces diferentes porque no existe en este momento, ninguna resistencia, ningún fallo, ninguna sombra. El Ser en ese momento se hace Libre y Autónomo, no antes.

Pregunta: ¿mirar films, nos lleva a la Dualidad?

Querida, como he tenido ocasión de decir, relativo a las imágenes y la informática, desde el momento en que la mirada ser vuelve hacia el exterior, hay obligatoriamente Dualidad. Esto es inexorable porque el eje de la falsificación está basado precisamente, en el eje ATRACCIÓN/VISIÓN. La Visión, todo lo que seduce por el ojo, la satisfacción de un placer por el ojo, es la peor de las trampas. El film te cuenta una historia, esta historia es falsa. Incluye pues, tu Alma, tu psique, tu cuerpo emocional, tus cuerpos ilusorios para mantenerte en la Ilusión, lo quieras o no, tengas la impresión o no. Es lo mismo con todas las adicciones, sean las que sean, sin ninguna excepción. No hay arreglo posible con la Luz: es la Luz o la personalidad. Los tiempos de ajuste correspondiente al encendido de los Hogares, a las Vibraciones, a la activación de los Nuevos Cuerpos, están consumados. Comprended bien que no hay ningún juicio en lo que yo digo, porque cada uno de entre vosotros es totalmente libre y amado de la misma forma, donde vaya.

Pregunta: ¿qué hacer para parar una adicción, sin plantear un acto voluntario?

Por supuesto, esto no debe ser un problema de voluntad porque si es una voluntad, es efectivamente una obligación. Mientras que tu Conciencia está proyectada en un deseo, en una imagen, en una proyección, sea la que sea, tú no puedes estar centrado ni alineado en ti mismo. Es la personalidad que te hará creer indefinidamente que tú tienes todos los derechos, todas las posibilidades, siempre permaneciendo en la Luz. Pero ¿qué Luz? la del ego y no la que tú Eres. Ahora, si tu Ser prefiere el placer de la imagen a la Luz, es tu elección, es respetable pero no puede en ningún caso ser los dos, por razones que son independientes de tu voluntad, correspondiendo también, a las palabras de Cristo: “que te sea hecho según tu fe”. Y decía bien “tu fe” y no: “tus creencias”, es decir el estado Interior de tensión hacia la Luz en la que tú estás. Tú no puedes tender hacia la Luz y tender hacia la imagen. Tú no puedes tender hacia la Luz y tender hacia una adicción. Es imposible. Más ahora.

Pregunta: ¿qué hay de “darse placer”?

Amadísima, darse placer no es vivir la Alegría. Eres tú la que lo debes saber. ¿Quieres darte placer o estar en Alegría? Darse placer es lo opuesto de estar en Alegría porque el placer, por Esencia, es efímero y requiere una reproducción, sea la que sea de ese placer, después de todo lógico en encarnación. Pero no estáis más en encarnación, aunque vuestra Conciencia todavía no se haya dado cuenta.

Pregunta: ¿qué significa: “no aprovechar el Alineamiento para alimentar la personalidad”?

Amadísima, esto forma parte de la diferencia de lo que fue explicado ampliamente por HERMANO K, relativo al fuego del ego y el Fuego de la Luz (Ndr: canalizaciones del 7 julio 2011 y 3 diciembre 2011, en la rúbrica “mensajes para leer”). El fuego del ego es la Ilusión de la Luz. El ego se alimenta también por supuesto, de Luz, pero transforma la Luz en avidez, en deseo, en placeres y da una iluminación de la mente pero no permite el acceso al Sí. Así pues, la Luz Vibral puede ser invertida totalmente por el ego. Esto se llama el fuego del ego, dando la Ilusión espiritual. Los procesos Vibratorios y de fuego son pues transferidos a nivel de lo que se llama el cuerpo de deseo, o el cuerpo emocional, o el cuerpo mental y no alimenta la Esencia de lo que tú Eres (es decir el Sí o tu Presencia) sino que alimenta el complejo inferior. No olvidéis nunca que la personalidad encontrará siempre buenas razones. Ella también tiene sus responsabilidades para alejaros de la Luz. Es por cierto su rol y su función.

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.

Amadísimos niños de la Luz, Amadísimas Semillas de Estrellas, he dicho suficiente relativo al Manto Azul de la Gracia. En pocos días, MA ANANDA MOYI os dará los elementos relativos a vuestra vivencia, en resonancia directa con este Manto Azul de la Gracia y entrará en detalles de localización, de función y de efectos obtenidos, mucho más allá que lo que yo haya podido decir esta tarde. Entended bien esta última frase de Cristo: “nadie puede servir a dos maestros a la vez”. Y, ¿quién es el maestro en este momento, en vuestra manifestación? ¿Son vuestros fallos? ¿Son vuestras Sombras? ¿Son vuestros deseos? ¿O es la Luz? más allá de esto, en tanto que Arcángel de la Relación y de la Comunicación, revestido del mismo Manto Azul que MARÍA y MIGUEL, yo os propongo vivir un momento de Gracia, de Comunión, en el Manto Azul de la Gracia. Y puedo desde ahora, deciros: “Bienvenida a la Eternidad”. Hasta pronto.

…Efusión Vibratoria, Comunión…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada