AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 18 de julio de 2011

URIEL 6 julio 2011 (2o.) con audio



Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Para escuchar el audio haz clic aquí

Yo soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Inversión. En presencia de los Unos y de los Unos, Niños del UNO. Que la Presencia inunde vuestro Corazón. Vamos juntos, a ir hacia el silencio, el de la Presencia y la Unidad, en el despliegue de la Luz, permitiendo ver lo que no debía ser visto, mientras que estabais encerrados. ATRACCIÓN y VISIÓN, os han impedido el acceso a la Unidad, el acceso a AL, al alma y al Espíritu, encerrándoos en la ATRACCIÓN y la VISIÓN, de la densidad, de la Profundidad y de la Precisión. Os han llevado a la falsa Profundidad y la falsa Visión, esa querida por el Ángel Lucifer, esa querida por Arhiman, empujándoos siempre a ir hacia lo pequeño, a ir hacia lo insignificante, a ir hacia la Ilusión. Hoy, el Ángel URIEL, en vuestra Presencia, presentes en nosotros mismos, vamos a desplegar y permitir resolver la ecuación, haciéndoos pasar del ruido al silencio, de la agitación al movimiento de vida, haciéndoos pasar de la falsa Profundidad a la verdadera Unidad, de la falsa Precisión a AL. Redención. El hígado y el bazo, la Atracción y la Visión no podrán ya llevaros a las profundidades de la Matriz, a la precisión de la Matriz donde no puede existir ninguna salida. Es tiempo de elevar el silencio. Porque, en el silencio de vuestras palabras, porque en el silencio de vuestros ojos, aparece la Verdad, totalmente desnuda, que os permite transcender y superar las últimas Ilusiones, los últimos deseos, aquellos que os llevan a la densidad.
Hoy, id hacia la nueva Atracción, esa de AL, esa de la Unidad, la nueva Visión, esa de AL, esa de la Unidad. Ved y percibid, en el silencio de las palabras y el silencio de los ojos, lo que se despliega, en Belleza y en Verdad: vuestro Espíritu. El Espíritu de Verdad, el Espíritu de Eternidad. Canto nuevo, venido del silencio. Silencio de la Ilusión donde ninguna señal puede llegar a alterar el Espíritu desplegándose. La hora del Phenix suena sobre la Tierra. Acogedla. Anuncia el CRISTO, anuncia la Resurrección, en los dominios de la Verdad, en los dominios de la Eternidad. El hígado y el bazo, la Atracción y la Visión, no podrán ya jamás llevaros a las falsas profundidades, a la falsa precisión porque serán penetrados y transfundidos por el Espíritu de Verdad y por el alma de Verdad, en el seno de la Unidad, por la presencia de AL, en el seno de AL, por la presencia de la Unidad.
Ha llegado la hora, Niños del Uno y amados del Uno, de hacer cesar las palabras, en Alegría y Verdad. Ha llegado la hora de hacer callar el alboroto de toda precisión, de todo detalle, que os lleva, cada vez más, a las rondas de la densidad, a las rondas de la Ilusión. Instante. Instante único de la Historia, llevándoos y sacándoos de la Historia, haciéndoos penetrar la Eternidad, ahí donde no existe ninguna densidad, llevándoos a comprimir el tiempo, a comprimir el espacio, a encerraros en un cuerpo de deseo, que jamás está satisfecho, donde jamás es saciada la sed porque el Agua de Vida no se os ha dado más. Él viene a daros el Agua de Vida, el Agua de Verdad porque Él es el Agua del Cielo, el Agua del misterio, que viene a poner fin a las aguas matriciales, las de la falsedad, las de la falsa profundidad. Es Ahora. Preparaos a acogerlo, en el silencio. Que vuestros ojos no vean más la Ilusión. Que vuestra boca no profiera más ninguna palabra si ésta no se hace Verbo. Yo soy URIEL. Yo he abierto el Verbo, en vosotros, en el Espíritu de Verdad y en vuestra Unidad. Entonces, es tiempo ahora, juntos, reunidos en la danza de los Arcángeles y en vuestra danza, la de la Verdad, de volveros hacia el Espíritu, de revertiros de la Matriz.
Vais a cambiar porque es la hora del cambio. Vais a transmutar porque es la hora de la transmutación. Vais a resucitar porque es la hora de la transubstanciación. Esto es ahora. Escuchad. Escuchad el Canto como yo os lo he dicho. Escuchad el Canto del Espíritu, el Canto del Cielo al que responde el Canto de la Tierra, al que el Canto del alma ha respondido y al que el Canto de vuestro Espíritu ha respondido. Todo está cumplido. De la Dualidad a la Unidad, transcended y transformad. Pasad la Puerta Estrecha, la de vuestra Resurrección a las esferas de la Alegría. Transmutad todo lo que es pesado, todo lo que es denso. No abandonéis este cuerpo pero abandonaos a la Luz para que este cuerpo se haga la transparencia de la Unidad, el calor de AL, el Fuego del Corazón y no ya el Fuego de la materia. No ya el Fuego del ego sino el Fuego del Corazón.
Id. Id a lo que sois porque sois esperados y oídos, en el Canto del Espíritu. Nosotros os esperamos, de igual forma que vosotros os esperáis desde hace tanto tiempo, en un tiempo de densidad opresora y comprimida. Niños del UNO, el tiempo ha llegado. Así como os he dicho, la trompeta ha sonado llamando a la Ascensión de la Materia hacia el dominio del misterio, en el Espíritu de Verdad. El Canto del Phenix os llama a vivir la Resurrección. Estad en la Alegría. Estad en Paz. Salid de la Ilusión de las palabras y entrad en el Verbo, que es Canto, elevando la carne, a fin de que ésta no sea más deseo sino completitud, a fin de que ésta no tenga nada que buscar porque todo se ha encontrado, en la Verdad, en Unidad. Y, en el Alfa, reunido por Omega, el Alfa, el principio, lo que está elevado. El Espíritu, lo que es Unidad. El Espíritu.
El hígado y el bazo, Atracción y Visión, no jugarán más el rol de los obstáculos de la verdadera Precisión, de la verdadera Profundidad, Precisión de la Visión de Fuego, no ya en la Ilusión sino en la Verdad del Fuego del Espíritu. Profundidad de la Unidad y no ya profundidad de la materia sino Profundidad del misterio, justo retorno de las cosas al Espíritu de Verdad. Esto es ahora. Entonces, con el despliegue, en los próximos días, que voy a hacer con vosotros, va a ser necesario no ver más y no hablar más, a fin de escuchar el Canto del Espíritu y haceros, vosotros mismos, el Canto del Espíritu, Canto de la Resurrección para que la mirada se haga la Visión del Corazón y la Visión de la Unidad, y Visión de el Alfa, mucho más allá de la Matriz, permaneciendo siempre encarnado. Porque es en la encarnación donde se despliega el Espíritu de Verdad, a fin de que la encarnación se haga cuerpo de Resurrección, cuerpo de Gloria y de Eternidad. Esto es ahora.
Volveos. Volveos y revertiros de lo que es falso. Reunid y comunicad Unidad y AL. Del plano del Espíritu al plano de la carne, en la Profundidad y la Precisión. Suprimid el obstáculo, simplemente aceptando la Verdad, sin querer luchar, sin querer oponerse. Sino simplemente escuchando el Canto de vuestro propio Espíritu, el Canto de vuestra propia Unidad. Ha llegado la hora de comenzar el Alfa, de encontrar AL y de encontrar la Unidad. Nunca más la Atracción y la Visión serán limitadas en el encierro de la Matriz. La hora del Misterio y el reino del Misterio han llegado, revelando a vosotros, en el silencio las palabras y el silencio de los ojos, la Verdad de vuestra Unidad. Esto por 3 veces y 3 días, permitiéndoos, aquí como allí, cuando llegue el momento, con el despliegue del Ángel METATRON, en vuestra carne, volveros hacia el Espíritu, hacer callar la carne, a fin de transcenderla, de iluminar y haceros Espíritu de la carne. Tres días, sin palabras. Tres días sin mirada, a fin de que , tres veces, la Puerta Última sea pasada, el instante de la Verdad, el instante de la Belleza, os hace transcender todas las esferas del miedo, de la profundidad falsificada, de la precisión alterada, retornando a la verdadera Profundidad de la Unidad, a la verdadera Precisión de el Alfa.
CRISTO y MIGUEL son los agentes que reúnen y unifican, que vienen no a combatir sino a iluminar Ahriman y Lucifer, en vosotros, a fin de tomar todo el sitio que les corresponde, es decir el vuestro, en tanto que Hijos Ardientes del Sol, resucitados en el Espíritu de Verdad, en el Verbo, asegurando vuestra creación y vuestro devenir más allá de la re-creación incesante de la Ilusión, por el hígado, más allá de la re-creación incesante de la Ilusión matricial, por el bazo. Ha llegado la hora. Levantaos. En Espíritu y en Verdad. Escuchad. Escuchad el Canto de la Vibración que es el Canto del Phenix, anunciando la Resurrección, el retorno de CRISTO, llevando la Luz en Su Vibración y Su Esencia, a declararse en vosotros, en el espacio sagrado de vuestro Templo, no únicamente en el Corazón sino en el espacio sagrado de este cuerpo, que no ha podido ser cerrado y aislado totalmente.
Gracia de la Alegría, Gracia de la Paz, Gracia del Amor, jamás extinguida totalmente. Osad. Osad Ser. Osad hacer silencio de las palabras, osad hacer silencio de los ojos a fin de acoger a aquél que viene, como un ladrón en la noche para aquél que no lo ha iluminado. Pero vosotros, vosotros estáis iluminados porque habéis transcendido, o vais a transcender, la Dualidad inexorable de la Matriz, a fin de vivir, en Unidad y en Verdad, la Luz de CRISTO. Ella es la puerta. Ella viene a llamar a la puerta porque ha llegado la hora. METATRON, Ángel de la Fuente de vuestra Eternidad. La hora del Espíritu, la hora del alma despierta al Espíritu, ha venido. Entonces, volveros en acto consciente y en acto de Verdad, de toda Ilusión y de todo deseo y de toda atadura. Permaneced presentes, Aquí y Ahora, en esta Tierra, de pié, en este cuerpo para acoger la Verdad y haceros la Verdad. Sed los Pilares de la Luz, los porta estandartes y los estandartes de la Luz. Niños del UNO, despertaos. El Canto del Phenix está aquí. Despertaos y dad la espalda a lo que os atrae y lo que os encadena. Salid de todas las Ilusiones. Esto es ahora.  
Nada más debe romper el impulso del Espíritu, en vosotros. Nada más debe alejaros de vosotros mismos. CRITO llega. No es aquél que castiga. No hay nada que castigue si no sois vosotros mismos. No hay Dios vengador si no es el Diablo. No hay nada más que la Belleza. No hay nada más que la Verdad. No hay nada más que la Unidad. Entonces, osad. Osad ir hacia eso que es lo que vosotros sois, en lo desconocido, la Belleza, la Gloria del Êtreté. Volved la espalda a lo que os encadena. Volved la espalda a vuestros miedos porque vosotros no sois el miedo. Por eso, haced silencio, silencio de las palabras, a fin de que el Verbo se haga carne en vosotros. Silencio de los ojos a fin de que la Visión auténtica, deslumbre la Luz, vuestra Presencia.
Niños, Niños del Uno, ha llegado la hora de crear vuestra Verdad más allá de cualquier creación encerrada. Por eso, escuchad, como os ha dicho, el Canto de la Unidad, el Canto de vuestra Presencia. Salid de las falsas profundidades y de las falsas precisiones de este mundo, que os encierran en una moral que no tiene curso más que en la prisión. Vosotros sois la Verdad, la Vía y la Vida. Vosotros no sois nada más que esto. Y esto es Todo. No hay otra cosa que esto. Todo lo demás, así como os lo han dicho muchos, es sueño, Maya e Ilusión. Escuchad. Escuchad y oíd lo que llama a vuestra puerta porque ahí está la Verdad, porque ahí está el Espíritu, en ninguna parte más.
Levantaos y elevaos. Sed la Verdad, sed la Unidad, sed vuestra Presencia. Transmutad. Así, en la Gracia del Uno, establecido en vosotros, no puede existir cualquier alteración de vuestra alteridad. Así, no hay nada que esperar, solamente Ser. Porque la hora del Ser ha llegado, por el Canto del uno, por la trompeta de METATRON. Habéis llegado porque, en Verdad, no habéis partido nunca. Por eso, el peso del pasado y el peso del futuro no existen. No son más que proyecciones, densidades incorporadas a la Verdad pero jamás habéis caído. Lo único que habéis hecho tropezar y eso no es nada desde la mirada de la Belleza, desde la mirada de la Verdad, porque vosotros no sois por nada, porque esto no es nada.
Niños del Uno, ha llegado la hora de nuestros reencuentros y de vuestros reencuentros, en la Alegría, en el Amor, en la Presencia y en la Unidad. Niños de Verdad, juntos, en la Presencia. Juntos, en la Unidad. Juntos. Más que nunca separados. Más que nunca densos. Libres de bogar, ahí donde os dicte vuestra consciencia, en todos los espacios y todos los tiempos, en todas las Dimensiones y todos los Universos, en todos los Multiversos porque sois la Eternidad. Y la Eternidad no tiene nada que hacer de lo efímero. Así, lo efímero termina porque solo hay un tiempo y no es el tiempo.
Escuchad. Escuchad el Canto de la Verdad, escuchad la Vibración de la Unidad porque sois esto. Y no sois el cando de las sirenas que os empuja a desear lo que sea, porque el deseo es una Ilusión, que os encadena a un círculo de pasiones y posesiones salidas del miedo y de la confrontación. De Ilusión a Ilusión, de miedo a miedo. Esto se ha terminado, si tal es vuestra Esencia, si tal es vuestra Vibración, es este instante de Gracia, abierto a cada UNO y a cada UNA.
Abrid. Abríos a la Eternidad porque lo que viene es el fin de lo efímero. Entonces ¿queréis permanecer en lo efímero? ¿Cómo es posible? Volveos. Giraos. Salid de lo que no es Ahora. Salid de lo que es el pasado, que no tiene otra densidad que la de vuestras creencias. Salid de todo porvenir, que no tiene otra densidad que la de vuestras proyecciones. Todo está ahí. Todo está Aquí y Ahora, totalmente. El Espíritu de Verdad, la Unidad, el Alfa. Todo es Ahora y todo es Aquí, reunido por siempre.
Los Arcángeles se acercan, se despiertan en vosotros y se levantan en vosotros. CRISTO llama a la puerta. METATRON a abierto y abrirá las cerraduras que impedían vibrar a la Unidad. La Presencia se devela. Unidad y Verdad. CRISTO. Niños del Uno, la última llamada va a sonar. Pasad la puerta y cerradla detrás de vosotros. Porque será cerrada de todas formas, por la propia Luz, alejándoos para siempre de esta profundidad, de esta precisión, del deseo y de la atracción, que no tienen nada que ver con el Alfa y la Unidad. Pasad. Llevad todo. Todo lo que es Verdad. Y eso es Ahora.
Yo soy el Ángel URIEL,  yo soy también aquél que anuncia el nuevo reencuentro y la nueva  Presencia en su despliegue, que lo acompaña de diversas formas, reunificando en vosotros, todo lo que debe serlo, haciéndoos superar y transcender, si esa es vuestra elección, Vibratoria y de Consciencia, la Ilusión de la Dualidad, la Ilusión del deseo, todas las Ilusiones de lo efímero. Penetrad el tiempo sin tiempo, el de la Vibración de la Esencia, en el Aquí y el Ahora. CRISTO no está en ninguna parte más. Y no es una historia pasada, no es una historia por venir, es un estado que hay que aceptar y manifestar más allá de la manifestación, a manifestar en el Espíritu y en el misterio, a fin de que la materia, de este cuerpo como de todos los cuerpos, sea llevada a la Luz de la Verdad, a la Verdad de la Gracia. Y esto es ahora.
Escuchad. Escuchad el silencio. Salid del ruido: el de vuestras emociones, el de vuestra mente. No busquéis nada porque todo está aquí, en su totalidad. Porque el instante es hasta la Eternidad. Bendita sea la Gracia que se despliega. Niños del UNO, daos cuenta de lo que sois. Daos cuenta de vuestra herencia, la de vuestra Presencia y vuestra Unidad, esa donde no existen ninguna traza de sufrimiento, ninguna traza de atadura, ninguna traza de privación. Instalaos en la plenitud de la Vibración CRISTO,  que os lleva a decir: “yo soy la Vía, la Verdad y la Vida”.
Acojamos. Vibración. Presencia y Unidad. Despliegue de la Luz Blanca. Despliegue del Espíritu y de la Verdad. Juntos, Unificados, presentes en vosotros mismos, en CRISTO. Presentes en cada uno, sin barrera y sin límite, sin juicio y sin falso semblante, en la verdadera Profundidad del Espíritu, en la verdadera Precisión del alma elevada, sin Atracción y sin Visión, simplemente en el Ser. Así, la puerta se va a abrir.
Espacio de silencio. Porque en el silencio, el de vuestros pensamientos, de vuestras palabras, de vuestras miradas y de vuestras emociones, llega y eclosiona la Unidad. Presencia del Amado. Aquí y Ahora. La verdadera Profundidad y la verdadera Precisión, ligadas a la Unidad y a Alfa, se despliegan durante tres días, etapa por etapa. Respirad la Vida, respirad la Verdad porque sois la Vía, esa de la Verdad y de la Vida. No hay otra alternativa que Ser. No hay ya otra alternativa que la Alegría, si franqueáis la puerta.
Yo soy el Ángel URIEL, yo aporto la buena nueva, acompañando la trompeta. Juntos, en la Luz Blanca, Canto de la Unidad, haciendo callar la Ilusión y la proyección, poniendo fin a Samsara, estableciendo Sat Chit Ananda. Amad, porque esta es vuestra Esencia. Amor Vibral y libre, liberado. La Paz. Respirad la Vida. Haced circular la Vida. No más el Fuego del ego sino el Fuego del Corazón, esta Vibración rápida, que pincha y calurosa, os lleva al Éter de vuestra Resurrección, a vuestra Tierra Nueva, aquella de tantos otros.
Niños del Uno, habéis acogido mi anuncio. Me habéis acogido, así yo os acojo. Verdad. Amor. Ahora. Yo estaré con vosotros y en vosotros, en vuestro alineamiento, en el silencio de mis palabras y de mi Vibración pero, en vuestro Templo, en la Verdad y de la Vida. En el Amor y por el Amor. Hasta luego. Aquí y Ahora. Yo soy URIEL.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada