AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 21 de julio de 2011

HERMANO K 6 julio 2011 con audio

   
Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Para escuchar el audio haz clic aquí
HERMANO K os saluda. Hermanos y Hermanas en humanidad, vuelvo de nuevo a ustedes, en este espacio, con el fin de hablarles de un Eje particular de despliegue de la Luz, llamado el Eje Anterior Lateral Izquierdo. En este Eje se sitúan una serie de Sendas, sobre las cuales voy a intentar darles ciertas informaciones. Recibid, en primer lugar, mi gratitud por vuestra escucha. Se les indicó ya, lo que representaba la Atracción, otro nombre para lo que se llama también el Bien (en oposición al Mal), pero mantendremos, si les parece bien, el concepto de Atracción ya que el Bien, en cualquier caso, es una Atracción. La Atracción está pues, vinculada al lado izquierdo del cuerpo y, preferentemente, a una zona situada exactamente debajo del diafragma, que se llama el Bazo, o el centro energético del Bazo.
La Atracción se realiza en este mundo, a través de un determinado número de elementos que se les ocultan. En efecto, ¿quién es capaz de determinar de manera fiable, por qué es atraído por tal o cual cosa, más que por tal o cual otra? Esta Atracción se deriva, en general, de una serie de condicionamientos, de una serie de leyes que existen en la encarnación, en este mundo, traduciéndose entonces, en mecanismos que van a poner en marcha una serie de acciones, de comportamientos, que van a llevarlos a satisfacer esta Atracción. Voy a tomar un ejemplo muy simple. Así pues, cuando cada uno está en este mundo, se manifiesta, sea a partir del impulso de los padres o por sí mismo, una Atracción hacia tal actividad profesional o sexual, por ejemplo. Esta Atracción no está condicionada por algo que nos aparece pero en cualquier caso, se vive esto como tal. La Atracción pues, no es encendida hasta cierto punto, por una cognición real y muy presente de lo que representa esta Atracción. Si cada uno de entre ustedes se plantea la cuestión de estas Atracciones, sería difícil definir la causa principal de esta Atracción. Sin embargo, se constata que existe. Y la totalidad de la vida va a ser, generalmente, para satisfacer esta Atracción. De la misma forma que en el par llamado Atracción/Repulsión, en este mundo, la Repulsión va a procurar que eviten todo lo que les repugna, por definición. Por ejemplo, si tienen miedo de esto o aquello, van a hacer cualquier cosa para evitar esto o aquello.
Comprendéis perfectamente que la Atracción actúa como una ley particular de este mundo y que va a expresarse, independientemente de toda cognición o todo reconocimiento formal de porqué esta Atracción existe. Por supuesto, existen Atracciones que son perfectamente explicables por la persona, donde va a encontrar elementos de respuesta, sobre el por qué de esta Atracción, pero nunca tendrán la causalidad primera de la Atracción que se manifiesta en vuestra vida. Por supuesto, hay una serie de elementos que van a jugar en esta Atracción. Estáis quizá más a gusto haciendo música que escribiendo un texto. Ahí también, existen una serie de condicionamientos que vienen de la educación, de la herencia, incluso de lo que se pueden llamar los karmas (o la experiencia de las últimas vidas), que van a traducirse en esta vida, por una necesidad de ir hacia tal o cual cosa, tales o cuales personas, más que hacia tal otra cosa. Y esto es una constante en el comportamiento del ser humano. En realidad, el conjunto de las acciones que están vinculadas a la Atracción, como a la Repulsión, no están asociadas generalmente, a un acto cognoscitivo, sino a juicios de valor, vinculados al Bien y al Mal, que se producen incluso antes de que la cognición pueda emitir su dictamen sobre esta Atracción. Algunos participantes os han dicho que la Atracción estaba ligada enteramente, por ejemplo, a las Atracciones electro-gravitatorias o electromagnéticas, asociadas a la gravitación terrestre, de esta realidad Tridimensional. En la que están todos incluidos y en la que se incluyen aún, por poco tiempo.
Entonces, una serie de elementos se pusieron en marcha en el ser humano. La mayoría vienen de impulsos completamente inconscientes, que se sitúan en Dimensiones intermedias, controlados por otra cosa que la propia Conciencia del humano (en cualquier caso, la Conciencia individual o la Conciencia colectiva). En efecto, la mayoría de las Atracciones son dictadas por condicionamientos que escapan completamente al ser humano, que escapan completamente a la propia sociedad y que están insertos, diría, de una determinada manera, en Dimensiones intermedias que pertenecen (de la manera más amplia posible que pueda expresar) a sistemas de creencias. El conjunto de las creencias, se quiera o no, va a condicionar al ser humano en una gran parte de su vida, mientras no se haya liberado de estas creencias, que corresponden (lo han comprendido, según lo que dije) a todo lo que se conoce, o en cualquier caso se adhiere, debido a lo conocido en la Conciencia Colectiva. Así pues el ser humano, desde su nacimiento se somete, hasta cierto punto, a distintos acondicionamientos, queridos o no por la sociedad. Pero sobre todo a un sistema de condicionamientos o creencias, propios de en una Dimensión que se llama la 4ª Dimensión. Dimensión intermedia donde se expresa hasta cierto punto, toda la mente humana y todos, si lo preferís, los arquetipos del pensamiento humano en esta matriz (situados a Niveles invisibles, pero que tienen una eficacia muy real en la vida objetiva, tal como se percibe en esta matriz).
¿Por ejemplo, quién sabe por qué cree en CRISTO? ¿Quién sabe por qué se adhirió a tal historia, más que a otra? Para algunos será BUDA, para otros será el CRISTO, para otros será nadie. ¿Pero qué puede explicar, más allá incluso de los conceptos intelectuales, cuál es el principio que rige la adhesión a tal concepto? Sobre todo teniendo en cuenta que, generalmente el ser humano, con carácter individual, no tiene ninguna reminiscencia relativa a este período de la historia. Por lo tanto se incorporó, inconscientemente, a una historia tal como se le propuso. La historia que se conoce, la historia que se da a ver, no es la historia ciertamente del humano, tal como se la puede concebir en una escala de tiempo mucho más larga que lo que es propuesto por los datos habituales, convencionales (y a los cuales toda la humanidad se ha suscrito, independientemente de sí mismo, con carácter individual). Este principio de condicionamiento se conecta directamente al cerebro reptiliano. Que está vinculado a eso que se podría llamar el pasado, que está vinculado a lo que se podrían llamar condicionamientos. Por lo tanto, a historias que no les pertenecen y que sin embargo, someten a toda la humanidad, como si fueran reales.
Todo lo que se llama moralidad, todas las leyes sociales, económicas, morales, familiares, emocionales, son la resultante de estos condicionamientos. Un ser humano se comportará de tal manera, porque eso es así. Porque lo vio, porque lo oyó, porque ha creído y porque se ha sometido. Obviamente, este principio es regulado por el mundo de los egregores que se sitúan a distintos niveles. Este mundo de los egregores no tiene ninguna realidad espiritual y es por lo tanto esa reserva de fuerza en que el ser humano (con carácter individual y colectivo) va a encontrar, hasta cierto punto, todos sus condicionamientos y todas sus fuentes de inspiración, cualquiera que sean, en cuanto a su pensamiento y a su mente. Esto lo han llamado otros Participantes, un sistema de control de la mente del humano, donde las entidades insertan en esta cosa invisible llamada egregor (o Plan mental, si lo prefieren, o también 4ª Dimensión), una serie de elementos destinados a orientar la creencia de la humanidad, en un sentido más que en otro. Comprenderán fácilmente que los que dirigen esto, crean elementos a los cuales se van a asociar, que van más bien en su sentido que en vuestro sentido.
Lo que subyace en todo esto es lo que se llama, el principio de aprendizaje y condicionamiento del humano. De la misma forma que aprenden a conducir un vehículo automóvil, a través de una serie de mecanismos de aprendizaje. Este mecanismo de aprendizaje va a conducirles a realizar automatismos y os concederán el permiso de conducir en cuanto satisfagáis los aprendizajes condicionados, en ese momento, porque volvéis a ser completamente automáticos, sin hacer intervenir lo más mínimo vuestra Conciencia (o vuestra Conciencia en la práctica de esta conducción del automóvil), llamando solamente a la vigilancia. En efecto, cuando, por ejemplo, ponéis una velocidad, hay unas señales que os dicen que paséis de velocidad (vinculadas a la velocidad, al ruido o de otras señales) que se hacen, en ese momento, automáticamente y que crea una secuencia de gestos perfectamente sincronizados, consiguiendo el cambio de velocidad: desembragar, utilizar la mano para pasar de velocidad, liberar el embrague, acelerar. Todo esto se hace de manera enteramente automática. La Conciencia del ser humano evoluciona generalmente (e independientemente de la conducta), incluso en los actos diarios de la vida, e incluso a Nivel espiritual, según ese principio.
Este principio de robotización corresponde, enteramente, a lo que se ha llamado, por los participantes anteriores, las Fuerzas Ahrimanianas. Estas Fuerzas Ahrimanianas no son ni Bien, ni Mal. Pero dirigen, hasta cierto punto, al humano hacia sus propias profundidades, donde no puede existir la menor Unidad ya que la Atracción va a desembocar, de manera inexorable, en un principio de Dualidad, puesto que la elección será siempre y exclusivamente Dual. En efecto, si retomo el ejemplo del automóvil, estáis a tal velocidad, según la caja de velocidades, y en un momento dado, ustedes sólo tienen dos elecciones: pasar a la velocidad superior o permanecer como están (y retroceder eventualmente). Pero esto se hace de manera enteramente automática. No pueden, por ejemplo, pasar la marcha atrás automáticamente cuando ruedan a 180 a la hora. Si no, rompen por ejemplo, su vehículo o la caja de velocidades o el motor o ustedes mismos, en esa ocasión. Es necesario comprender y aceptar que todos estos mecanismos de robotización que se producen por debajo de vuestra Conciencia, por debajo de vuestra cognición (sin intervención, ni de vuestra voluntad, ni de vuestro libre arbitrio, ni de ninguna Libertad), se hace para obedecer a leyes que son específicas del mundo en el cual hemos evolucionado, unos y otros. Mientras se someten a este principio de robotización, confían hasta cierto punto, su Conciencia, a mecanismos automáticos. Ciertamente alivian el Espíritu, pero sin embargo, no les permitirá nunca preguntarse sobre la finalidad y la causalidad de toda acción que emprenden.
Entonces, este principio que llaman a Ahrimaniano o de robotización, vinculado al cerebro reptiliano, permanentemente condiciona toda la vida del ser humano (y no solamente por lo que se refiere a la conducción de un automóvil, lo habrán comprendido). A este respecto van a sumarse una serie de miedos llamados ataduras, llamados de distintas maneras, pero que, en cualquier caso, van a traer estrategias al ser humano. Estas estrategias vienen dictadas por estos miedos y no por el Consciente. Así pues, por ejemplo, el miedo a la carencia va a procurar que se aseguren automáticamente, contra este miedo o evitarlo. En cualquier caso, no tendrán inicialmente, ninguna lucidez ni ninguna Conciencia, de cómo escapar a este condicionamiento. Toda la estrategia de estas Fuerzas Ahrimanianas va a hacer de forma que os dará respuestas con relación a una pregunta. Si, por ejemplo, hay algo en vuestra vida que juzgáis como desestabilizador (un proceso de pérdida, un proceso de enfermedad, aunque sea breve, todo lo que rompa hasta cierto punto, el equilibrio de vuestra vida, tal como lo habían establecido), esta ruptura de equilibrio va a implicar una búsqueda de un nuevo equilibrio. Y para acceder a este nuevo equilibrio, en general, el ser humano va a buscar una causa a esta ruptura de equilibrio, que os ocurre. Esta ruptura que puede darse tanto en una psicología del momento, como en una psicología del pasado, qué más da. En cualquier caso, frente a lo que os ocurre, buscáis como todo ser humano, un sentido y una causa, pero la causa que aparece no es la primera causalidad, es siempre resultante de algo que es automático y completamente inconsciente.
Obviamente, el ser humano, cuando comienza a querer hacer Consciente lo que es Inconsciente, indiscutiblemente en alguna parte, las Fuerzas Ahrimanianas, que evolucionaban hasta ahora, sin plantearse cuestiones van a cosquillear. Estas Fuerzas Ahrimanianas, hasta cierto punto, van a proponer, en las profundidades (y no la verdadera Profundidad de la Visión Unitaria, sino la profundidad de la visión Dual), elementos causales de acción/reacción que satisfacen precisamente, la propia Conciencia, para que ésta no se plantee más cuestiones que la primera causalidad encontrada que es sugerida, sea por la psicología del momento, o por la psicología del pasado. Todos habéis vivido eso, en este mundo (y desde mi partida, por cierto): nacieron muchas corrientes para buscar causalidades en un karma, es decir, en sus últimas vidas, que explicaban la insuficiencia del presente. El conjunto de estas técnicas son técnicas Ahrimanianas porque consiguen sistemáticamente, una impresión de conocimiento, de poseer algo que, en realidad os posee, enteramente. A partir del momento en que se encuentra una causalidad, las Fuerzas Ahrimanianas se apoderan, para hacerlas automáticas, también.
El problema de estas Fuerzas Ahrimanianas, es que os orientarán siempre hacia una polaridad descendente, es decir hacia las profundidades. Profundidades, diría, sin ningún juego de palabras, cada vez más profundas y cada vez más distantes de la Unidad. Entonces, tal como lo he desarrollado, existen sobre este Eje tres Puntos, tres Puertas muy precisas. La Puerta de la ingle izquierda, llamada Profundidad. La Puerta Ahrimaniana o del Bazo, vinculada precisamente con la Atracción. Y por fin, la Puerta que está en espejo, situada muy arriba, situada en lo que se llama el Chakra de Arraigo del Espíritu, del lado izquierdo: el Punto Unidad, o la Puerta Unidad. Veis pues que las Fuerzas Ahrimanianas hacen cualquier cosa para evitar que la Profundidad desemboque en la Unidad. Puesto que, si orientáis este Eje sobre una causalidad interior, incluso espiritual (y no más allá de lo que es perceptible y más allá de lo que se pueda encontrar), vais a insertaros, cada vez más, en una lógica Ahrimaniana, alejándoos, enteramente, de vuestra Unidad.
La Unidad, como ya se sabe, no corresponde ni a una persona, ni a una causalidad, en la matriz, sino precisamente una salida de la causalidad matricial, de la acción/reacción, para haceros volver a entrar en la Acción de Gracia. Las Fuerzas Ahrimanianas representan uno de los aspectos que os alejan cada vez más, de vuestra Libertad y llevándoos, permanentemente, a la ley de acción/reacción. Porque ésta sólo funciona así, según un método numérico, tal como lo observaron en la electrónica, tal como apareció desde hace cincuenta años y a través incluso de fuerzas del fuego nuclear. Todas estas causalidades corresponden solo, a una comprensión de la materia (sea esta materia o una materia inerte, o la materia de su cuerpo y su psiquismo). Es el mismo principio exactamente, el mismo funcionamiento, obligándoles escapar a la Unidad. Las Fuerzas Ahrimanianas bloquean pues, la totalidad de este circuito, establecido entre Unidad, Ahriman o el Chakra del Bazo y el pliegue de la ingle (en relación con otra función que se revelará un poco más tarde, pero que corresponde al concepto de Puerta de las Profundidades). Entonces, no existe comunicación posible entre la Unidad y la Profundidad, porque la profundidad que se somete a Ahriman es la Profundidad de este mundo, que no tiene ninguna profundidad en los Mundos de la Unidad.
Captan, espero, un poco mejor, el papel de lo que se llama a este Chakra del Bazo que, sin embargo, distribuye la energía Vital, Étérica (y no la energía Vibral), en vuestras estructuras, permitiendo establecer, permanentemente, esta ley de acción/reacción. El conjunto de la fisiología humana se expresa, por otra parte, por esta ley de acción/reacción, en todos los funcionamientos orgánicos humorales, químicos y otros. Un ejemplo entre tantos otros: tenéis una insuficiencia de azúcar en la sangre. Si todo funciona bien, va entonces a desencadenarse un proceso de reacción, haciendo secretar una hormona que liberará el azúcar, para recuperar el equilibrio: acción, reacción. La Conciencia humana Ahrimaniana funciona siempre según este principio y nunca de otra forma. La problemática esencial, es que las leyes de la Dualidad (así como esperamos que lo vivan) no son las leyes de la Unidad. La Unidad no tiene nada que hacer con las leyes de la Dualidad. La Dualidad, se puede decir también, no tiene nada que hacer con las leyes de la Unidad. Es uno u otro. Habéis experimentado, así lo espero, desde hace algún tiempo, los pasajes que os acercan a la Unidad (o haciéndoselo vivir, bajo algunos aspectos) y ciertos balanceos de la energía entre la Unidad y la Dualidad. Este proceso de aprendizaje es, hasta cierto punto, una desincrustación de vuestros propios condicionamientos, permitiéndoos a largo plazo (y es eso lo que voy a desarrollar), distanciaros de estas Fuerzas Ahrimanianas, verlas como lo que son y ya, no identificarse con este tipo de juego, para penetrar, por fin, enteramente, la Unidad.
Existe, por supuesto, otra vertiente, que es la imagen en espejo y contraria (que se desarrollará, yo pienso, mañana), refiriéndose al desarrollo y el despliegue de la Luz (lateral, anterior), del lado derecho que, no se refiere ya a este tipo de fuerza, sino a las Fuerzas Luciferinas, que juegan de acuerdo para aislaros de vuestra Unidad, vuestro Espíritu y vuestra alma. Así pues, la personalidad se encuentra, a sí misma, encerrada en un determinado número de mecanismos resultantes de la acción/reacción, se sitúe a nivel espiritual (como el Karma, la ley de acción/reacción, en su acepción más amplia), como en las normas sociales, económicas, morales, emocionales, por lo que se refiere al conjunto de lo que el ser humano intenta vivir o vive en este mundo. Así pues, Ahriman es el factor que bloquea, hasta cierto punto, el Paso de la Unidad a las Profundidades.
¿Qué va a pasar con el despliegue de la Luz Vibral, en este circuito particular existente en la parte anterior, lateral, izquierda? Va a pasar que las Fuerzas de la Unidad van a intentar verterse en Ahriman, en el Chakra del Bazo. Esto corresponde, muy exactamente, a lo que se llamó el Fuego del Éter, es decir el fuego falsificado del Bazo va a convertirse en un Fuego del Éter, o Fuego del Espíritu, que va a penetrar la estructura Vibratoria física, sustituyendo progresivamente a las Fuerzas Etéricas de la matriz por Fuerzas Vibrales. Es exactamente lo que se está viviendo, en la Conciencia humana, con carácter individual y colectivo. ¿Ahora, qué va a hacer Ahriman? Va, por supuesto, a someteros en la personalidad, al miedo a lo desconocido. Quiere tranquilizarles a través de lo conocido. Todo lo que se conoce es tranquilizador. Obviamente, algunos seres experimentan la necesidad de liberarse del conocido pero, generalmente, es para volver a entrar en otro conocido, o para crear otro conocido y no para escaparse a los condicionamientos. Esto es una transferencia de condicionamientos y no una Liberación de los condicionamientos.
Así pues, el despliegue de la Luz Vibral, en la Unidad (y en la Corona Radiante de la Cabeza, os acordáis, inicialmente, para las Cruces Mutables), va a hacer resonar, entre la a cabeza y el Chakra de Arraigo del Espíritu, situado del lado izquierdo, en el Punto Unidad, un primer impulso del Espíritu. Este primer impulso del Espíritu va a encontrar, en su camino, las Fuerzas Ahrimanianas, en el Chakra del Bazo. En ese momento, aun estáis condicionados. El objetivo de la Unidad, inicialmente (y primeros pasajes en Unidad), va a permitir, si lo aceptáis, haceros ver cómo funcionan estas Fuerzas. Una vez que hayan percibido claramente cómo funcionan estas Fuerzas, habréis dado un gran paso en el descondicionamiento final de la ley de acción/reacción. Ya que, en ese momento, se vive un proceso de distanciamiento (y no, como se les dijo, de despersonalización), donde van a comprender los pormenores de cualquier situación. ¿Eso qué quiere decir? Que van a ver claramente. En ese momento, vais a pasar hasta cierto punto, de la Atracción a la Unidad, y a la Unidad de la Atracción. Es decir vais a poder, profundamente, superar y Transcender las Fuerzas Ahrimanianas, que os encerraban en lo conocido.
Obviamente, las Fuerzas Ahrimanianas no deben desplazarse a la Unidad, sino Transcenderse por la Unidad. Y solo se pueden Transcender por la Unidad y por nada más. Todos los condicionamientos del ser humano están tan inscritos en el sistema de control de la mente humana (y no hablo ni siquiera de las emociones), que es extremadamente difícil deshacerse de todos los condicionamientos, por sí mismo y por la voluntad. Lo habéis comprendido, el hecho de querer hundiros en vuestras propias profundidades, de esta vida y de esta matriz, os implica más aún en Fuerzas Ahrimanianas, aunque tengáis exactamente la impresión contraria. No podéis nunca encontrar la Unidad conociéndola exteriormente. No podéis encontrar la Unidad hasta que hayan Abandonado toda pretensión, toda voluntad personal de conocer cualquier otra cosa que la Unidad, haciendo eco a la frase del CRISTO: “buscad el Reino de los Cielos y el resto se os dará por añadidura”. El Reino de los Cielos no es de este mundo. No está tampoco fuera ustedes pero no está en vosotros, en vuestro pasado. No está en vosotros, en vuestro futuro. Está en vosotros, en vuestra Unidad. Como diría el Arcángel URIEL: en vuestra propia Presencia, de vuestra propia Presencia Total, en el Momento que vivís, desnudos y desembarazados de todos los condicionamientos, precisamente, y de todos los afectos o emociones que vienen a perturbar esta Libertad.
Entonces, las Fuerzas Ahrimanianas forman parte de la falsificación, en el mismo concepto que las Fuerzas Luciferinas. Son fuerzas de compartimentación, fuerzas de encerramiento (y les hablé ayer de lo que llamé la apertura). Esta apertura va pues a permitir dar un impulso Cristico, difundiéndose en el Chakra del Corazón, en la Unidad, en vuestra Presencia. Haciendo posible una parte del cara a cara, que permite desenmascarar, desalojar en vosotros, como en toda manifestación, las fuerzas involutivas Ahrimanianas (llamadas también fuerzas de fosilización o, si prefieren, de robotización). En efecto, el libre arbitrio, tal como se concibe en la humanidad, no es más que una concepción falsificada de la Libertad, directamente resultante de la propia Falsificación, llamada acción/reacción. Entonces, desenredar la acción/reacción no les permite salir de la acción/reacción, ya que permanecerán siempre al mismo nivel de la Conciencia, teniendo la impresión de progresar, desenredando la madeja de estas profundidades ilusorias que representa la encarnación.
El despliegue de la Luz, en el Chakra de Arraigo del Espíritu y en consecuencia en este Punto Unidad del que hablamos, va a permitir desplegar la Unidad dentro de la matriz. Eso se llama el Eterización de vuestro cuerpo, del planeta y de vuestra Conciencia. Abriendo la Puerta al paso de la 3ª Dimensión a la 5ª Dimensión. Probando así que por vosotros mismos borráis, hasta cierto punto, no por voluntad, sino por la acción de la Luz encontrada en vosotros, y por la dimensión CRISTO, todas las fuerzas de condicionamientos, todas las creencias. Y en consecuencia, os liberáis de lo conocido para penetrar en lo desconocido. Así está la Acción de este despliegue Lateral Anterior Izquierdo de la Luz, a través de estas Tres Puertas y de esos dos a tres circuitos. Obviamente, comprendieron que el Chakra del Bazo supone un obstáculo a la Unidad y a la Profundidad de la Unidad. No encontraréis, si aceptáis la corriente Ahrimaniana, que las profundidades, os sitúan siempre e inexorablemente, dentro de esta matriz, pero jamás fuera.
He aquí los algunos elementos de reflexión que quería facilitar a vuestra sagacidad. Si, ahora, eso no les parece suficientemente claro, y no evidente para comprender, incluso con vuestro intelecto, entonces quisiera intentar entrar más allá en las Profundidades de la Unidad, y no de Ahriman.
Cuestión: ¿al hacer protocolos, se llega a la Unidad sin ser Consciente?
Hermano mío, es como si me dijeras que te conviertes en perro sin ser Consciente (o cualquier otro animal). Es imposible alcanzar la Unidad sin ser Consciente. Por el contrario, es tan fácil engañarse y creerse en Unidad, sin estarlo. Es fácil ligarse a textos, es fácil aceptar esto que digo, pero es mucho más difícil vivirlo, en Verdad. No porque prediquen la Unidad, van a estar en la Unidad. ¿Cuál es la única manera de saberlo? Es ver aparecer los estigmas, hasta cierto punto, de vuestra Unidad. Se refiera al Fuego del Corazón, a una de las Coronas Radiantes, que revelan un proceso en curso de instalación y sobre todo, la capacidad para verse, realmente, con un distanciamiento de lo que son. Toman Conciencia, en ese momento, que todo lo que expresan en el Yo (incluso la pretensión de su propia Unidad), no es más que un señuelo. Ya que la Unidad no tiene que decirse. Se vive por la Vibración de sí mismo, dentro sí, y no hay nada que probar fuera sí. Así pues, cuando se vive la Unidad, no puede ser, entre comillas, silenciosa sino bien más, la expresión de algo real, en el plano de la Conciencia. Dónde cesa precisamente, lo que llamé la compartimentación. En ese momento, vivís realmente (y no lo afirmáis simplemente), que no hay diferencia entre vosotros y el otro. CRISTO les decía: “lo que hacen al más pequeño de vosotros, es a mí al se lo hicieron”. Y era la Verdad absoluta. Y llegar a eso requiere pasar algunas Puertas. Los garantes de estas Puertas son la Humildad y la Simplicidad, como les dijo el Maestro Philippe ayer (ndr: PHILIPPE DE LYON). La Humildad y la Simplicidad son los garantes del Amor, y también de vuestro acceso a la Unidad. Y no de un amor encerrado en la ilusión matricial, condicionado por la voluntad de Bien, o condicionado por la voluntad de no hacer más que el Bien y de oponerse al Mal, de una forma o de otra. Así pues, vivir la Unidad no es el objetivo de hacer el Bien, sino, más que eso, Transcender el Bien y el Mal, Transcender las Fuerzas de compartimentación. Abrirse uno mismo, vivir la Unidad, cuyo marcador es la Alegría, en sus distintas expresiones.
Así, no pueden ignorar cuando alcanzáis la Unidad, porque la Conciencia, en ese momento, es muy diferente, totalmente al contrario de la conciencia ordinaria, que no podéis dudar en ningún momento, del estado en el que están. Ahriman puede haceros creer que estáis en la Unidad pero, ¿en ese momento, que pasa? Implica lo que se llama el fuego del ego, la pretensión de un título, de una función, de un papel. Dónde toda la importancia se va a manifestar, no por el Abandono a la Luz sino, al contrario, por un ego predominante e inflado, hasta cierto punto, tomando el protagonismo de la escena y haciéndoos creer que habéis llegado porque habláis de Unidad. La Unidad es un estado Vibratorio, no es una pretensión de cualquier cosa. Ahora bien, cuando vivís este estado Vibratorio, no podéis escaparos, de ninguna manera. Hacer la experiencia, una vez, basta a saber si lo vivís en las experiencias siguientes, o no, aunque no vivís más que las primeras capas de esta apertura. Ahora, a la hora del despliegue total de la Luz, en vuestra Conciencia fragmentada como este mundo, por supuesto, las percepciones Vibratorias van a intensificarse, de tal forma que nadie podrá decir, muy pronto, que no sabía. Es decir, ustedes mismos no podrán ya engañarse, ni engañar otros, si ya no es el caso.
Cuestión: ¿cuándo las 3 Coronas (Cabeza, Corazón, Sacro) se despiertan, pero no se vive la Unidad, por el Abandono a la Luz se puede alcanzar?
Sí, porque por al otro lado de Ahriman está Lucifer, y Lucifer es otro problema. No hablo del Arcángel Lucifer, por supuesto, sino de Fuerzas Luciferinas en el hombre, que son fuerzas también, de separación y división, pero que están vinculadas sobre todo, a lo que se llama la anticipación y una especie de proyección en la expectativa de un futuro, cualquiera que sea, que os llevará también, a su manera, fuera del Momento Presente. Entonces y como os dijimos, es totalmente posible vivir el Fuego del Corazón, en sus primeras etapas (traduciéndose entonces en Vibraciones, presiones, o distintos tipos de manifestaciones de la Corona Radiante del Corazón, la Cabeza y el Sacro), vivir ciertas experiencias de alineación, que os permiten rozar con el dedo el Espíritu la Unidad, sin por ello establecerse, enteramente, en Unidad. Es ahí donde intervienen las Fuerzas de la Ilusión, llamadas Luciferinas, pero que se os explicarán mañana, si os parece bien.
Cuestión: ¿la Fusión de los 3 Hogares soluciona el problema que acaba mencionarse?
Enteramente. Pero queda por pasar, por última vez, la Puerta de vuestra Resurrección y, para eso es necesario ser crucificado. ¿Y qué es ser crucificado? No es la vida, al contrario, sino la personalidad. Lo que no quiere decir que la personalidad desaparezca. Eso quiere decir qué se crucifica y qué se pone al servicio del Espíritu. Para eso, es necesario realizar lo que siempre se ha dicho, es decir, el Abandono a la Luz. Pero el proceso de despliegue de la propia Luz, hasta cierto punto les va a poner ante este Abandono a la Luz, identificando (lo que era difícilmente posible hasta ahora) las fuerzas presentes, en el individuo como en el mundo. El conjunto de estas manifestaciones Ahrimanianas y Luciferinas remite sistemáticamente, al Cuerpo de Deseo, que les impide penetrar el Cuerpo de Êtreté, y en consecuencia la Resurrección. La Fusión de los 3 Hogares va a hacerse cada vez más fácil. Es por ello, que vais a experimentar cada vez más fácilmente, los 3 Hogares. No quedará ya, en ese momento, más que dejar hacer a la Luz y no querer hacer uno mismo. Por supuesto, los ejercicios propuestos sólo tienen un objetivo, finalmente: es desviar la Conciencia, precisamente, del futuro o del pasado, es decir, extraerles (por un artificio, hasta cierto punto), por la propia Vibración de la Luz Vibral, que es ahora omnipresente, de esas Fuerzas que os alejan de vuestra propia Unidad. Ella os lleva lo más cerca de la Puerta.
Cuestión: ¿la Fusión de los 3 Hogares es causada por el Abandono a la Luz o hay protocolos concretos para causarlo?
Nada lo causa más que el Abandono a la Luz, y esto se ha dicho en múltiples ocasiones. Sólo vosotros podéis cruzar la última Puerta. Nadie puede hacer el camino en vuestro lugar. Este camino, en realidad, no debe concebirse como una distancia, ni un tiempo. Es un momento simplemente llamado el Switch de la Conciencia final, o Reversión de la Conciencia, ligada y en perfecta sincronía con el Abandono a la Luz. Pero el Abandono a la Luz no puede forzarse, puesto que es precisamente un Abandono, excepto algunos seres capaces de vivir esta tensión hacia el Abandono que hoy, no es ya necesario. No estamos en el siglo XIV.
Cuestión: ¿podría mencionar el concepto de Profundidad, en sus 2 aspectos?
Existen en efecto, dos aspectos de Profundidad: una profundidad que se somete a Ahriman, que priva de la Profundidad de la Unidad. Ésta siempre se volverá hacia lo que llamaré los abismos, el Ángel de los abismos, o el Ángel de las profundidades, que les hará creer que llegaron a alguna parte, pero no llegaron a ninguna parte. Esa profundidad, la comprendieron, no es la profundidad de la Estrella PROFUNDIDAD de la cabeza, sino la falsificación, introducida por ATRACCIÓN/VISIÓN, en la profundidad. La Luz que está rectificada, así como saben, el Eje AL-OD está ahora en su sitio. El Triángulo Luciferino está dado la vuelta, en la mayoría de los seres que han vivido estas Transformaciones Vibratorias y de la Conciencia. Ahora, es necesario comprender la Profundidad, precisamente, en sus dos acepciones. La Profundidad, así como la Precisión se sitúan, lo habéis visto, en el plano inferior del cuerpo, por lo que se refiere a su despliegue de la Luz. Corresponden a todo lo que está vinculado a los condicionamientos, bajo la influencia directa de las Fuerzas Ahrimanianas (aún presentes, incluso en la última Redención), y que van pues a privarles de su Unidad. Es decir esas profundidades son falsificadas, salidas de la propia matriz, que les llevan permanentemente a vivir la acción/reacción, incluso en cualquier planteamiento espiritual. La Profundidad ahora, la que se sitúa después de la Cruz de la Redención, les hace descubrir las zonas en alto, es decir en ese momento, la Puerta de la Unidad se os abre. Les basta revisar el emplazamiento de PROFUNDIDAD y UNIDAD para comprender este circuito, llamado Cruz Cristica Posterior (ndr: ver el sitio de estas Estrellas en la rúbrica “Protocolos que deben practicarse/Finalización del Cuerpo de Êtreté”). Esta Cruz Cristica Posterior va a llevarles, poco a poco, a desplegar, hasta cierto punto, esta visión de la Profundidad, no como una Ilusión inscrita en la Dualidad, sino como una verdadera Profundidad. Haciéndoles penetrar en la Humildad, en la Simplicidad, mientras que antes, todo esto sólo era mantenido por las Fuerzas Luciferinas en vosotros, llamado el conocimiento exterior, que no tiene estrictamente nada que ver con el verdadero conocimiento que, es Interior y no puede venir sino del Corazón y la Unidad. Así pues, existen efectivamente, como dices, dos profundidades: la que está alterada y bloqueada, hasta cierto punto, por las Fuerzas Ahrimanianas de robotización. Y otra, que se abre a la Unidad y que es profundamente diferente, porque en ese momento, la Humildad y la Simplicidad se hacen presentes, la voluntad de Bien se aleja, hay realmente una posibilidad de Abandono a la Luz, al CRISTO, y en consecuencia a la Crucifixión. Ahora, explicar la Profundidad, de manera más amplia, para eso, Hermano mío, permíteme remitirte a lo que dijeron las Estrellas mismas, en lo que se refiere a su atributo y su función, en la Puerta situada en su Estrella. Hoy ya no hablamos más de Estrella sino de Puerta, a nivel del Cuerpo y nivel de la Conciencia.
Cuestión: ¿qué sería el Chakra del Bazo Transfigurado?
En ese momento (este centro energético que, como dudáis que sea una Puerta que exista en todas las Dimensiones), no habría más condicionamientos, habría una Liberación de vuestra Tierra, es decir, de vuestro cuerpo, tal como lo tomáis prestado en otras Dimensiones, de densidad temporal y espacial diferentes. En ese momento, finaliza la compartimentación y el Bazo se convierte en el Impulso de la propia Luz y, no en el impulso de las Fuerzas Electromagnéticas. El Chakra del Bazo, os lo recuerdo, está conectado directamente, por un Triángulo Radiante de energía, a lo que se llama el segundo chakra y el tercer chakra, que es llamado el centro electromagnético de entrada de las energías Etéricas en el Cuerpo. Cuando las Fuerzas Ahrimanianas y cuando el Plexo Solar se dan la vuelta completamente y son Transcendidos por el Corazón, en ese momento, el Bazo no alimenta más el segundo y el tercer chakra sino exclusivamente el chakra del Corazón.
Cuestión: ¿si el chakra del Bazo permite el descondicionamiento, qué pasa en la medida en que el chakra del Hígado está activo?
Bien, eso forma parte de lo que se dirá mañana. Sólo hablé del lado izquierdo, y seguiré con este lado izquierdo. Tienen una parte de la ecuación. El Bazo, tal como funciona actualmente, os lo he dicho, es pues, simbólicamente, Ahriman. Ahriman que les encadena a los alimentos terrestres. ¿Qué es lo que os nutre, cuándo llegáis a esta Tierra? El seno materno, vuestra madre, que no es la Madre del Cielo sino la madre de Tierra en la cual residís (y todos hemos residido, por otra parte). El encerramiento matricial, en las aguas matriciales, en la matriz, de la maternidad, donde se sitúan los procesos de la manifestación memorial, siempre la misma raíz.
Cuestión: ¿el páncreas, que está cercano al Bazo, está bajo la influencia Ahrimaniana?
Entonces, lo que se describe como el Chakra del Bazo corresponde, efectivamente, al Bazo y al páncreas, enteramente.
Cuestión: ¿a qué se deberían algunas patologías que afectan al páncreas, como formas de diabetes?
A una disfunción de este Chakra del Bazo, generalmente acoplado a una disfunción del primer Chakra que está en la misma línea, precisamente, que Profundidad. Generalmente, existen también factores de alimentación terrestre, y en consecuencia la alimentación, a fin de cuentas. Sea por un desequilibrio alimentario, o por lo que se llama comúnmente, un envenenamiento de la alimentación. Eso se conoce, por ejemplo, en los principios del hinduismo. En el Ayurveda, existen distintas clases de alimentos: los que son neutros, los que sobrecargan, y los que elevan.
Cuestión: ¿toda forma de rezo es inútil?
Yo no diría que un rezo es inútil, sino que una vez más, ¿dónde les lleva el rezo? Existen seres (y, en particular, bajo la influencia de algunas corrientes) que han sido seres que se podrían calificar de orantes, pero os recuerdo que estos seres eran místicos, antes de ser seres de oración. Tenéis seres de oración que seguirán siendo asnos toda su vida. ¿Creer (es también, un sistema de creencias), que la oración va a conduciros a una Unidad, o creer que la oración les permitirá afectar los Ámbitos Etéricos, más allá de este mundo, es eso la Verdad? Es la Verdad si la persona ya está en Unidad. Es la Verdad si la persona ya es un místico que ha abierto algunas Puertas. ¿Quién puede realmente afirmar que las plegarias se conceden? En sentido científico, lo oigo, y no científico cartesiano, sino en el sentido de reproductividad. El Abandono a la Luz es lo contrario exactamente del rezo, puesto que en ese momento, sabéis que la Luz está allí, que es Inteligencia y que actuará. Mientras que el rezo es una demanda, o una razón, qué más da, la forma. Dais gracias a algo que es exterior a vosotros. Pero ahora también, cada uno debe tener su experiencia, y plantearse la cuestión de por qué ruega, o de por qué no ruega. De por qué medita, o de por qué no medita. ¿Y por qué algunos seres que meditan alcanzan inmediatamente, estados de consciencia particulares, mientras que otros meditarán, durante vidas, sin obtener nada? Lo mismo ocurre con el rezo. Generalmente, la mayoría de las religiones utilizan rezos como un elemento que les permite aportar un consuelo, ante una demanda. O, en cualquier caso, eso puede ser también, si no es una oración, una forma de alabanza. ¿Qué alabáis? ¿A qué demandáis Gracia? ¿Qué pedís? ¿Qué recibís? ¿Es la Unidad o es Ahriman? No olvidéis que la plegaria es un egregor, cualquiera que sea la religión. ¿Qué es lo que hay en ese egregor? ¿El condicionamiento o la Libertad? ¿Lo conocido o lo Desconocido? ¿El pasado o el Presente? Es esta cuestión la que es necesario plantearse, en sí, ya que nunca, desde el exterior podría decirles si el rezo es Bueno malo, sin volver a caer en una especie de Dualidad. ¿El rezo es útil o inútil? La problemática no está ahí. La problemática es saber, cuál es la causalidad y cuál es la finalidad. El ser humano se ha condicionado tanto por ponerse en estado de sumisión (y ahí, yo desbordo al otro lado, sobre el otro adversario, haciendo un juego de palabras), que es Lucifer, que es el principio de la sumisión.¿A qué se someten? Pero es aún otro elemento, que será desarrollado, yo pienso, mañana.
Cuestión: ¿cuál es el impacto de las Fuerzas Ahrimanianas en los países?
Existen países más marcados por las Fuerzas Ahrimanianas: todos los países donde se desarrolló, no un cartesianismo, sino una tecnología de naturaleza extremadamente avanzada. Dónde se viven, entre estos pueblos, ritos (cualesquiera que sean, hasta los más refinados) que remiten a una historia, remiten a un pasado, remiten a una tradición y remiten a una certeza de lo conocido. Afortunadamente, existen seres capaces de escapar a los condicionamientos culturales o raciales. Porque os recuerdo que Ahriman es también, como elemento de matricial, todo lo que está vinculado (y esto es, por otra parte, una de sus funciones fisiológicas, a filtrar la sangre), que lo remite directamente, a Adán o Adam Kadmon, es decir, el hombre rojo, que no es el hombre verdadero. El hombre rojo es el que se somete a sus ataduras, a sus pasiones, a sus impulsos, cualquiera que sean. Es la traducción de Adam, eso no tiene nada que ver con un color de piel. La humanidad, enteramente, es el hombre rojo. No sois aún el hombre azul. El hombre azul, que hace referencia, por supuesto, para los que conocen algunos conceptos, a KRISHNA, a CRISTO, a la nueva raza liberada de los condicionamientos y de Ahriman y Lucifer.
Cuestión: ¿podría hablarnos de lo que se llaman las jerarquías?
Hermano mío, te pido precisar lo que llamas una jerarquía. ¿Qué pasa detrás de este contenido semántico en tu boca? Respondería ya, de manera muy simple. En el Yo, no puede existir otra cosa que él Yo y el Uno. ¿Qué tendría que hacer una jerarquía dentro? Quien dice jerarquía, dice principio, por esencia Luciferino. Y ausencia de Libertad. Por supuesto, soy perfectamente Consciente (y por haber estado confrontado muy pronto, en mi vida, durante mi última vida), cuando se descubre el Yo, uno se aleja muy rápidamente de ese principio.
Cuestión: ¿el principio de distanciamiento se vincula con el Abandono a la Luz?
Está vinculado al despliegue de la Luz, que se producirá, enteramente, si se Abandonan a la Luz. Mientras no haya Abandono a la Luz, no puede desplegarse enteramente y en consecuencia, no podéis vivir este proceso, llamado Distanciamiento. Recuerden, no obstante, que el despliegue de la Luz puede hacerse de distintas maneras y ya se les ha dicho: por los Yogas (cualquiera que sean), con gestos, eventualmente las posturas, los movimientos. Por cristales, ¿por qué no? Por rezos también, ¿por qué no? Pero que en definitiva, es la propia Conciencia la que dirige todo, por la Vibración.
Cuestión: en su último mensaje, MARIA propuso supervisar nuestros sueños. ¿En la medida en que se expresan por símbolos, cómo podemos interpretar estos símbolos?
¿Quién dijo que era necesario interpretar? Porque, en cuanto hay interpretación, hay suposición, puesta en movimiento de mecanismos, en el cerebro reptiliano, incluso si son resultantes de un símbolo que, no está absolutamente en esta parte Ahrimaniana. ¿Por qué querer interpretar un símbolo? El sueño habla de sí mismo. Los sueños con significado, incluso si hablan en imagen, os cuentan una historia que debe tomarse tal como es. Ciertamente, puede existir una interpretación igual que puede existir una multitud de interpretaciones. Ahora, pienso que MARÍA les habló ahí, no de sueños simbólicos, sino de sueños totalmente reales, por lo que se refiere a lo que pasa en la Tierra. Y no de los sueños ordinarios.
No tenemos más de cuestionamientos, les agradecemos.
Hermanos y Hermanas, les transmito todo mi Amor. Les agradezco su paciencia y su escucha, y tendremos la ocasión de volvernos a ver muy, muy rápidamente. Les digo pues a muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada