AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 19 de julio de 2011

AA. URIEL 13 de Julio 2011 con audio


Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun 
Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Para escuchar el audio haz click aquí
http://www.yakitome.com/data/1458055779/yak_a0sD_o5my7J3Q9gn9PvYZBHZNzpF_x36t43G21f_uT0Mqi6bM5oyt67M1Zs8dAfqOzJ9a6bpdXyw_Yy81uZ0E6QK8.mp3

Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien-amados Hijos de la Luz, en la Unidad, por la Vibración del Ángel METATRON, por la Vibración de vuestra Presencia y mi Presencia, vamos, juntos, en Comunión, en la Verdad, a recorrer la Vía del Espíritu, con el fin de ver el Espíritu, y de vivirlo. Más allá de los velos de la Ilusión de la persona, más allá de los velos de la identificación a un rol, más allá de la matriz, juntos, vamos a Trascender y a atravesar el velo de la Ilusión. Poniendo fin a la compartimentación.

El Ángel METATRON ha desplegado, en ustedes, que la acogieron y manifestaron, la magnificencia de vuestra propia Presencia. Abriendo, en ustedes, la Vía a la Luz Blanca. Permitiendo ver el Espíritu de Verdad, CRISTO, apareciendo en vuestro Templo y manifestando Su Presencia. A fin de ver, más allá de la Ilusión. Con el fin de ver, al Interior, que ustedes son el conjunto de todas las Presencias. Entonces, juntos y en la escucha, vamos a Vibrar, en la Unidad de nuestra Presencia, reunidos en Su Presencia, por la Vibración y el Templo de la Puerta del Corazón. Más allá de las velos. Más allá de todo límite.

Vivir la Verdad de Su Presencia, Ver la Verdad de Su Presencia, es vivir la Unidad, rencontrar la Verdad. Y eso les es posible. Al instante en que hace silencio, en ustedes, todo lo que no es Su Presencia, todo eso que no es Vuestra Presencia, en la Unidad.

A
sí pues, vivir la Presencia, Ver la Presencia, es al fin, reunificarse al Todo, acogiendo y viviendo la Vibración LA FUENTE, inscrita al Templo de su Corazón. Unidad. Unidad y Presencia. Vibración, Luz Blanca. En el Corazón donde no existe ninguna interferencia, donde no existe ninguna otra coas que el silencio de la Majestad, el silencio de la Plenitud, la Vibración del Corazón. Unificando las Conciencias, en el mismo Espíritu de Verdad, en la Verdad, haciéndoles salir de todo lo que no es ustedes, en Verdad. En Verdad, ÉL se los había dicho: que Él era la Vía, la Verdad y la Vida. Y eso, es siempre verdadero hoy. Para cada uno, y cada una.

El momento de la Verdad, el momento de la Unidad, a vivir y a ver, en su Corazón. Allí, dónde no existe ninguna distancia, allí, donde no existe ningún tiempo, inscrito en la Eternidad. De la Vibración de la Luz. En la Luz de Amor. Más allá de toda Atracción, más allá de toda seducción, en la Libertad del Espíritu, que se despliega. Ya que el Espíritu es la Verdad, a ver y vivir. Y eso se llama la Unidad. Donde ningún juego de Sombra y de Luz puede existir más. Haciéndoles trascender la apariencia y la Ilusión de la persona, encerrada.

La hora ha venido de vivir la Verdad. La hora ha venido de vivir la Libertad. Para eso, escuchen y oigan. Vibren la Verdad. Ya que la Libertad los liberará, y les libera. Ya que la Libertad los vuelve Libre, en el Espíritu de Libertad.

Entonces, atrévanse. Atrévanse a ser lo que son de toda Eternidad. Más allá de las velos, más allá de las reticencias, más allá de los encierros. Ya que la Verdad no es de este mundo y por lo tanto, es sobre este mundo que viene a ustedes. Ya que es sobre este mundo, y en este mundo, que es necesario declamar, Ver y vivir, la Revelación, vuestra Unidad y vuestra Presencia.

Juntos, yo; el Arcángel URIEL, inscrito en vuestra Vibración, por la Gracia de nuestra Presencia, por la Gracia de nuestra Comunión, juntos, vivamos la Unidad. Vivamos la no separatividad. Espacio fuera del espacio, tiempo fuera del tiempo (como yo ya lo dije). Vibremos la frecuencia del Corazón. La del Canto del CRISTO, la de la Luz Blanca. Más allá de los juegos de Luz, más allá de los juegos de la Sombra. Espacio donde todo es Uno. Espacio donde no existe ningún lugar para la mínima emoción y para el menor pensamiento. Allí donde todo está lleno de Todo. Allí donde Todo es Uno, y Uno es todo. Vibración.

Recepción, en el Templo del Corazón, de la Presencia palpitante del Corazón de los Universos. Vibrando y cantando el Canto de la Unidad. Unidad. De Unidad a Unidad. Realizando el Todo. Reunidos en Su nombre, por la Gracia del Espíritu.

La hora ha venido de vivir, la hora llegó de ver, sin pretexto, sin ninguna Ilusión, y sin ninguna alteración, la Verdad de vuestra Esencia. Unidad y Presencia. Abriendo el Corazón, por la Espada del CRISTO. Abriendo el Templo. Rasgando los últimos velos de la separación. Entonces, penetrando el Templo del Corazón, se abre a ustedes la Alegría Eterna de la Verdad y la Luz. Más allá de los juegos de la Ilusión. Penetren y vivan. Entonces, al vivirlo, la Vibración Una se despliega en ustedes. Lo que el Corazón Ve, es lo que la cabeza no puede ver, lo que los ojos no pueden ver: la Esencia de la Belleza, la Esencia de toda Creación. Más allá de toda forma, más allá de toda entidad, en una sola Presencia, Comunión y comulgante. Vibración.

Abran lo que es, de toda Eternidad, el Templo de vuestra Presencia, haciendo cantar, y oír, el sonido de la Verdad. Donde nada está separado. Donde nada es más bajo. Dónde nada es más alto. Donde todo es Canto y Unidad. Disolución del ego. Disolución de las ilusiones. Disolución de las proyecciones, del juego de los sufrimientos y de las alegrías. Permitiéndoles establecerse en vuestra Presencia del Ser, para siempre establecidos en la Luz Una de la FUENTE, saciados por la FUENTE, saciándose de la FUENTE. Desposando, después de las Bodas Celestiales, después de las Bodas Terrestres, la Unidad: las Bodas del Uno y del Único. Percepción, más allá de toda Ilusión. Visión, más allá de todo eso que puede ser visto, en la Ilusión de este mundo. Vibración, y experiencia de la Vibración.

Unid
ad. Llamada también Comunión, donde ninguna distancia puede alejarnos, ya que la distancia no existe. Donde ningún tiempo puede separarnos, ya que el tiempo no existe. Hijos del Único. Hijos de la Luz. Vibración, en nuestro espacio de Comunión. Donde nosotros somos todos Uno, animados de la pulsación del Único. Donde el Blanco de la Perfección y de la Pureza, sin alteración, se despliega.

Nosotros Somos Uno. Somos la Vibración. Somos la Unidad. Entonando el Canto de Su Resurrección. Resurrección Eterna, a cada tiempo fuera del tiempo. Resurrección a cada espacio, fuera del espacio limitado. Donde todo es Comunión. Donde nada puede ser separado. Donde nada puede ser dividido. Canto del Uno, Verdad del Uno.

Juntos, en la Vibración y en la Presencia, acojamos la Luz Blanca, y Vibremos en la Unidad. De Él, que había dicho, y que dice, a cada respiración: “Reunidos de a tres en mi nombre, yo estaré entre ustedes, ya que seré ustedes”. Revelación. Vibración. En el Templo del Sagrado. En el Templo del Despertar, donde ninguna Sombra puede estar frente a él, y frente a la Unidad.

Vivir
lo, Verlo, y Beberlo en la Fuente de Agua Viva. Vivirlo, en la Respiración del Espíritu, Espíritu de Verdad. En el silencio de mis palabras, y la Plenitud de nuestra Vibración común, como Uno y como Una. En el mismo Uno y en la misma Una, Vibremos la Comunión. Unión de los Unos y de las Unas, unión de Libertad, de Fraternidad. Unidad. Presencia.

Presencia. El Canto del Uno, la respiración del Uno, la Vista del Uno, resuena en el Templo Sagrado. La Consagración a sido vivida. Y se vive ahora, más allá de toda posesión, en la Libertad absoluta del Momento, deteniendo el tiempo, y tomando el tiempo, no estando más sometidos al encierro. Entonces, se despliega la Unidad, vista y Vibrada, con el fin de vivir el Canto de su Presencia, el Canto de la Unidad, en permanencia y al infinito. Juntos. La Comunión vivida, despliega el tiempo de la Gracia, el tiempo de la Libertad. En el espacio de nuestra Presencia, en el espacio de la alineación, sobre la misma frecuencia y sobre la misma Unidad, ya que sólo existe una. Comunión. Soy URIEL y yo Vibro en ustedes, como ustedes viven en mi, en el Amor Absoluto, el que los hace Libre, ya que eso es vuestra Esencia.

Cantando, y Encantados, se despliega la Luz CRISTO de la Resurrección. Canto de Alabanza, sobrepasando el Plano de los Ángeles, trayéndolos al Trono, el de Lo Sagrado. El de vuestra Presencia.

Niños del Uno, Hijos de la Ley de Uno, ningún límite puede afectar CRISTO. Ninguna limitación puede presentarse, en presencia de la Verdad y de la Luz Blanca que es la misma naturaleza, y el mismo sentido, que vuestra Esencia. Niños, Vibremos y comulguemos.

Espacio, donde ningún juego de ATRACCIÓN y REPULSIÓN puede existir, y no puede estar. Ya que solo Es, el Momento de la Unidad. Al firmamento de vuestro Corazón, y al firmamento de su Conciencia. Canto de Verdad. Entonces, al Instante, al Instante de nuestra Presencia aquí, al Instante Presente, vive y Vibra, el Uno. Comulguemos.

… Efusión Vibratoria…

Oigan y Escuchen. Eso que el canta es el Canto de su Presencia. Que es de toda Eternidad.

Unidad. Unidad y Presencia. Allí, en el espacio Consagrado del Templo revelado, y Elevado. Corazón. Allí, donde ninguna interferencia puede alterar el Canto del viviente, de ese que vive la Unidad. En CRISTO, en Unidad. Escuchen y oigan el Canto de su resonancia que viene a establecerse. Hijos del Uno, ustedes son Uno, ya que todo es Uno.

Juntos, despleguemos la Vibración de la vida, y vivamos. Ahora, más allá de toda Ilusión, ustedes son Libres. Y Liberados. Sólo el tiempo contado de este mundo puede aún hacer ilusión en eso que es Liberado. En este tiempo descontado, se eleva, en cada uno de ustedes y en cada uno de nosotros, la Revelación. A ver y a  vivir, en el espacio Sagrado. En el Corazón de lo infinito, viniendo a romper lo finito, como Él rompe el Pan de Vida, el de la Eternidad. Espacio donde se instala la ausencia de sed. Dónde todo es saciedad, ya que todo está lleno. Ya que todo es Verdadero. Hijos del Uno, Comunión y Elevación.

… Efusión Vibratoria…

Bien-amados del Uno, estoy en ustedes, como ustedes están en mí. Sin distancia, y sin apariencia. Amados del Uno, es hora de alinearse con el conjunto de los humanos, aquí sobre esta Tierra. Como el conjunto de las Presencias, aquí, en Unidad, en el espacio Sagrado. Permanezco en ustedes, como permanezco en mí. Ya que yo y ustedes sólo hacemos Uno, en la Vibración de la Esencia, y en la Comunión.

Hagam
os silencio con el fin de llenar el espacio y el tiempo de Su Presencia, y de nuestra Presencia. En el Amor del Uno, en la Vibración del Uno, establezcamos la Unidad. Vibremos. En el Amor y para el Amor de la Vibración, de la Conciencia Una, estableciéndose en Su Morada de Paz Suprema. Ahora (teniendo la mano), más allá del que los tenía, encerrados en la suya, como dice ANAEL: HIC y NUNC. Abramos. Comunión y Silencio. Alineados. Ahora. Más allá de toda referencia a toda Vibración encerrante. Vivamos. Vivamos y Vibremos, el Canto del Uno. Acojamos.

… Efusión Vibratoria…

Traducción: Hedyn Núñez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada