AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 9 de julio de 2011

PHILIPPE DE LYON 5 julio 2011 con audio

   
Original  en francés
http://www.autresdimensions.com
Canalizado:  Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milan
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
 Para escuchar el audio haz clic aquí
NDR : aquellos que nos acompañan desde otros planos Dimensionales nos transmiten, del 4 al 11 de julio, las informaciones sobre el despliegue del Cubo Metatrónico a través de los 12 Senderos. Estas correspondencias de puntos del cuerpo, en resonancia con el despliegue de la Luz y las 12 Estrellas son el objeto de la quasi totalidad de canalizaciones de estos periodos. Se nos ha pedido difundir la integridad de los protocolos de aplicación práctica que están asociados después de la intervención de METATRON del 11 de julio próximo. Encontraréis pues (sea el 12 o 13 de julio) en la rúbrica “protocolos / reconstrucción del Cuerpo de Resurrección” del sitio. De aquí a entonces, os damos las gracias por no preguntar acerca de estos procesos, ya que nosotros los descubrimos al mismo tiempo que vosotros y respetamos lo que se ha demandado, es decir la difusión global de los protocolos después de la intervención de METATRON.
Mis Hermanos y mis Hermanas encarnados, yo soy el Maestro PHILIPPE DE LYON. Yo os transmito todo mi Amor y todos mis saludos. Vengo a vosotros, esta tarde, como Melchizedek de la Tierra, para expresarme acerca de las nociones que, hoy y más particularmente en los tiempos que vivís, y que hay que vivir, me parecen, de alguna forma cruciales para realizar esta última etapa. Vengo pues mandado por el grupo de los Melchizedek, porque yo soy ciertamente aquél de entre ellos que mejor puede explicar, por  mi última vida y otras vidas aquí, sobre este mundo, ciertos elementos en resonancia que os permiten entender mejor y si es posible aplicarlos, las dos Virtudes cardinales que son la Humildad y la Simplicidad.
Acordaros primero, que la palabra Humildad tiene la misma raíz que la palabra Humanidad, Humano y humus. Es decir, en definitiva, esta frase importante, que sin embargo ha sido mal comprendida: “tú eres polvo y volverás al polvo”. Es decir este cuerpo, esta vida que lleváis, esta persona que habitáis, no es nada más que el humus de la Tierra, con el que cada uno de nosotros que ha penetrado este mundo ha sido formado. Incluso si al inicio, no estaba previsto que hubiera separación alguna con La Fuente y con el Espíritu. La característica esencial de este mundo en el que todavía estáis, es que para vivir, es necesario existir. Es necesario combatir, es necesario trabajar. Hay que manifestar una voluntad, un deseo. Brevemente, todo lo que hace la vida, en el mundo de la encarnación aquí, separa de LA FUENTE. Es necesario hacerse un sitio, como cualquiera podría decir, vivirlo, experimentarlo. Por supuesto, el ser humano no ha podido ser separado totalmente, del Espíritu, si no, yo no estaría aquí hablándoos. Siempre ha existido y subsistido una forma mínima de impulso que viene tanto del alma como del Espíritu. Pero manifestándose únicamente por un vago recuerdo de ese Espíritu y un vago recuerdo de querer volver a algo diferente de lo que sois simplemente aquí, ese humus.
Por supuesto, el ser humano en todos sus periplos aquí abajo, intentará encontrar de alguna forma, su origen, sus explicaciones, ciertos datos que le llevan a una comprensión de su propia experiencia, de su propia vida. Buscará a menudo, en el Interior de sí o en los libros algunos signos que le recuerdan de algún modo, su origen de Espíritu. Entonces, el ser humano va a pensar y esperar evolucionar en esta matriz, para acercarse a un ideal, para acercarse a algo que le parece justo, en función de las ataduras que tiene, de los afectos que tiene, con tal sistema o tal otro sistema. Por supuesto, la mayoría de esto se efectúa según el reino de la creencia, en donde vais a abrazar los principios que os seducen de alguna forma, y que os parecen justos, verdaderos y aplicables (en cualquier caso, en la vida de cada uno aquí abajo). Algunos seres, desde todos los tiempos, a través de ciertas creencias, han conseguido tocar con el dedo del Espíritu, yo diría, otras cosas llamadas Invisible o Más allá, según las épocas. Y después algunos seres han manifestado también de manera mucho más rara, una memoria concreta, tanto de lo que habían vivido, en lo que se llama otras vidas, pero sobre todo se acordaban quizá más que otros, de su propia conexión a LA FUENTE, al Espíritu. 
Y en esto, por supuesto, hay un problema. Es que cuando os hacéis Conscientes del Espíritu, totalmente, en Verdad (y no como simple creencia o simple proyección), os dais cuenta muy rápidamente, de que hay una distancia considerable entre lo que creéis, lo que manifestáis en vuestra vida de todos los días (cualquiera que sea el camino que habéis elegido), y lo que es la realidad del Espíritu.  Durante mi vida, siempre he insistido con palabras sencillas, cuando me preguntaban por qué carisma manifestaba, cómo tal curación podía ser tan rápida, tan inmediata. Siempre he dicho que yo no hacía absolutamente nada que, era el CRISTO el que actuaba en mí. Y yo decía, sobre todo, que era el más pequeño de todos vosotros,  los que estabais encarnados al mismo tiempo que yo, para poder realizar, aparentemente tan grandes cosas. Pero yo no hacía nada. Y cuando decía esto, era la absoluta Verdad. Porque yo tenía esta Consciencia,  aunque en esta época, no fuera tan clara como la de hoy. Yo tenía la lucidez perfecta de que no era ciertamente yo, el que podía actuar en ese proceso de curación, sino otra cosa que me superaba de muy largo, en mi pequeña conciencia. Me daba cuenta también que cuanto más me suprimía, más no reivindicaba algo, más esta Luz crecía en mi. Y más la acción en ese momento, podía producirse por el CRISTO, para la oración, por la Presencia real y eficiente de  la Luz. Por supuesto yo era humano, como todos vosotros y esto no me impedía en mi vida privada (si lo puedo decir así) tener el mismo comportamiento que todos y cada uno. Pero yo tenía esta Consciencia y esta lucidez  muy frecuentemente,  de que en la mayor parte de mis ocupaciones, no era absolutamente el que actuaba. Sino que, algo mucho más grande actuaba en mí. Y ese algo mucho más grande no podía aparecer más que si yo desaparecía, de alguna forma, suficientemente.
Por supuesto en los que concierne a los Melchizedek que han vivido en los mundos orientales, han formulado esto de manera mucho más adecuada (entre el ego, los juegos de la personalidad y las experiencias ciertamente mucho más completas en sus descripciones que la mía). La paradoja es que vosotros sois efectivamente, a la vez (y es esto lo que hay que resolver de alguna forma, como una ecuación), que vosotros sois a la vez el todo, la Totalidad y al mismo tiempo, aquí, en esta Dimensión encarnada, para manifestar ese Todo, hace falta efectivamente, no ser nada en absoluto. No nada, en el sentido de un ego (como decís vosotros) que podría ser negativo, siendo negligente consigo mismo, castigándose a sí mismo. Sino más bien como un acto de Consciencia real que permite Ver con el Corazón y con el sentimiento del corazón que eso que expresa, lo que se juega en vosotros (y sobre todo en este periodo que se abre) es, de alguna forma un juego. Que algunos podrán llamar un combate, y otros, movimientos muy importantes, entre algo que reivindica y algo que no reivindica. Entre algo que quiere y algo que no quiere.
Digo esto porque, con en el despliegue de la Luz que precede el retorno total de CRISTO,  es evidente que muchas cosas van a apareceros, desde el instante en que llegáis a serenar, todo lo que es del orden de las actividades, que están en relación con, yo diría, la vida ordinaria (lo que llamáis los deseos, las necesidades, los funcionamientos ordinarios del ser humano, aquí sobre esta Tierra). Y que es en esos momentos de silencio, donde nada más puede expresarse, tanto en las relaciones como en el Interior de sí mismo, que pueda parecer la Verdad de la Luz. Pero no antes. Por supuesto, los orientales, por eso, practican las meditaciones, los ejercicios llamados Yogas. Es una Vía. Y es mucho más fuerte que las simples palabras que yo empleo, porque cada uno encuentra sus propias resonancias, y los medios de aplicárselos. Es en esto en lo que me quiero apoyar y hablar, es sobre todo una noción de Humildad (de lo que ya he dicho algunas palabras) y de Simplicidad.
La Simplicidad es esencial porque, efectivamente, la Luz es como decís, Inteligencia y sobre todo Simplicidad. Ella jamás es complicada. Cuanto algo se hace complicado, podéis estar seguros de que eso no tiene nada que ver con la Luz, la Verdad. Ya sea en vuestra vida, en las circunstancias de vuestra vida. Ya sea en las decisiones que tomáis. O en lo que manifestáis en todas vuestras relaciones, en vuestro interior como en el exterior de vosotros. Hay incluso expresiones que permiten traducir la Simplicidad de la Luz, en su acción en vosotros. Lo llaméis Acción de Gracia, Fluidez de la Unidad, Sincronicidad, poco importa. Puede haber muchas expresiones para traducir el hecho de que cuando uno se somete a la Luz, todo se hace muy simple. Mientras que sabéis todos que la mente, las emociones, son algo horriblemente complicados, porque os llevan a vivir las cosas que no deseáis verdaderamente. Por supuesto, ¿quién puede decir que está contento cuando sus actividades mentales toman la delantera y le impiden incluso, parar su propia mente? Esto quiere decir que hay algo en el interior de vosotros que sabe muy bien que lo que se  manifiesta no es la Paz, no es la Verdad. Sino una actividad que embrolla, de alguna forma, las cartas y la propia Luz.
Ciertamente, vosotros tomáis Consciencia también que las ataduras, las emociones, son fuentes importantes, tanto de satisfacción como su opuesto. Y que por lo tanto, las emociones por esencia, os van a llevar en vuestra vida a vivir las cosas agradables como las desagradables. Por supuesto, es preferible y deseable no vivir más que cosas agradables. Pero esas cosas agradables, lo sabéis, no duran jamás, porque requieren su reproducción para ser satisfechas. Aquellos que os habéis acercado a la Merkabah Interdimensional colectiva (por vuestros alineamientos, por el encendido de uno u otro de vuestros Fuegos), sabéis que sois capaces de vivir en ciertos momentos, la manifestación de  estados de Paz Interior o el silencio mental, el silencio de las emociones. Permitiendo entonces, experimentar los estados no ordinarios, que podéis llamar la Unidad, la Alegría. Esos estados no ordinarios, ya que  no son conscientes en la consciencia ordinaria, os son cada vez más accesibles. Y además, en estos espacios concretos es donde  podéis sacar de alguna forma, la energía o la consciencia o la Luz, que os permitirá si es posible, traducir esto en los momentos que precisamente antes, eran calificados de ordinarios. Esto requiere ante todo, yo diría, hacerlo fácil. Hacerlo fácil quiere decir sobre todo, aceptar el flujo de la Luz que os va a proponer la vida. Porque no tenéis nunca los medios para saber en el momento,  si un acontecimiento que va a ocurrir, es verdaderamente bueno o malo para vosotros (como siempre hacen la mente y el ego) sino acoger todo lo que se manifiesta en vosotros (sobre todo en este periodo) con, yo diría, el mismo humor, el mismo estado de desapego. Intentar permanecer lo más que se pueda, en esta Simplicidad que acoge igual, un acontecimiento de naturaleza desagradable que un acontecimiento de naturaleza agradable, la misma reacción, sea lo que sea, aunque parezca lógico para el ser humano. Si  alguien quiere daros un bofetón, evidentemente lo esquivaréis, es un reflejo. Y este reflejo por supuesto, es un condicionamiento y una reacción. No llegaré a decir que haga falta poner la otra mejilla. Diré simplemente, que si estáis en la Simplicidad, simplemente no hay razón de que llegue hasta vosotros un bofetón. Y no hay tampoco, razón para poner la otra mejilla a algo que no existe.
Porque en Verdad, el estado de Espíritu y el estado de humor en el que vivís, hará llegar a vosotros de manera ineludible, todo lo que sea necesario (agradable como desagradable) para realizar lo que hay que realizar. Por supuesto, lo que hay que realizar es la satisfacción personal, aunque haya ciertos obstáculos en general, el ser humano ha sido muy obstinado y va a conseguir sus fines. Todos sabéis esto. Sea por medio de una satisfacción afectiva, la satisfacción de conseguir cualquier cosa, a menudo, el ser humano, cuando entra en la reacción o en la obtención de un objetivo, despliega en general, tesoros de ingenuidad (de inteligencia, se dice, parece) para llegar a sus fines. La Luz no procede en absoluto así. La Luz actúa desde el instante en que aceptáis no reaccionar. Desde el instante en que aceptáis no querer ir hacia esto o aquello, desde el instante en que dejáis y observáis actuar a la Luz en vuestra vida. Porque, ahora más que nunca, está en cabeza para actuar totalmente, en vuestra vida. Y proveeros por sí misma, de todo lo que sea necesario para realizar vuestro Espíritu y, no vuestro ego.
A veces algunos factores pueden parecer en un primer momento, totalmente lo opuesto de lo que habéis hecho como relax, o como esfuerzo para no actuar. No juzguéis tampoco eso que os ocurre en ese momento. Contentaos con observar aun más qué pasa, cuando dejáis  actuar la Luz. Esto no quiere decir por supuesto, permanecer en un sillón y esperar a ver qué pasa. Quiere decir simplemente, poner una forma de atención, de lucidez particular, en cada instante de vuestra vida. Esta atención concreta puede ser llamada también: estar totalmente en el presente, en el Aquí y el Ahora.  Porque si entráis en el Aquí y el Ahora, dais menos cebo a vuestra mente, a vuestras emociones, para poder salir de ese estado. Por supuesto, no es algo que, antes hubiera podido obtenerse así, de un día para otro. Pero las circunstancias hoy (ndr: O.M.AIVANHOV), ya desde el mes de marzo, entrados en el periodo Ascensional en que muchas cosas pueden ser más fáciles por vuestra propia conducta, por vuestra propia aceptación de lo que viene, sin por ello, saber lo que viene. Sino simplemente, dejando ya actuar en vosotros, esta Luz. Y la Luz no actuará en vosotros más que si permanecéis en la Humildad y la Simplicidad.
La Humildad y la Simplicidad en el periodo que vivís, dan grandes facilidades. Como constataréis en vosotros y en torno a vosotros, por toda la Tierra, que cuanto más la Consciencia resista a lo que va a desplegar, más manifestará algo que no tiene nada que ver con la Luz pero que será simplemente reacción, resistencia. Entonces, ¿se puede decir visto desde el exterior, que es la Luz la que provoca esto? En absoluto. Es la aceptación o la no aceptación de la Luz, lo que condiciona y condicionará cada vez más, todo eso que tendréis que experimentar, sin ninguna excepción. La Gracia vivida en la Humildad, en la Simplicidad, como os diría Teresa (ndr: TERESA DE LISIEUX) en la pequeña Vía, os demostrará de manera mucho más rápida que antes, la eficacia de un funcionamiento. Pero hace falta adoptarlo. Esto requiere, repito, situarse más y más en el Instante Presente. Situarse cada vez más, en el instante que vivís. Entonces, ayudaos por las frases que repetís (“yo soy Aquí y Ahora”), por la respiración, por gestos, por muchas cosas que se os han dado por las corrientes que yo calificaré de orientales. Pero cada uno debe encontrar un método que le permita instalarse cada vez más fácilmente, en ese famoso Abandono a la Luz y dejar actuar en sí mismo, la Gracia, la Simplicidad, la Facilidad. No es una palabra vacía y no es algo difícil de obtener, sino al contrario. Yo diría que es tan simple que no se ve. Entonces, haceos ya las preguntas, no de saber lo que vais a hacer de vuestra vida o lo que hay que decidir, sino haceos la pregunta de saber si queréis ver realmente la Luz, cada vez más en acción en vuestra vida, o no.
Por supuesto tenéis marcadores. La Vibración es Consciente, entonces percibiréis, lo que nuestros amigos orientales llaman los chakras, las energías, las ruedas de energía, los Fuegos, las Coronas (los nombres son muy variados). Pero tenéis marcadores presentes en vuestro cuerpo y también en el discurrir de vuestra vida, que va a probaros que estáis o no, en la Simplicidad y en la Humildad. Comprended también que algunas actitudes, algunos comportamientos, no son de Humildad o de Simplicidad. Desde el instante en que se da la expresión de querer tomar un ascendiente en una relación, sea la que sea, desde el instante en que se da necesidad (lógica, para el humano, os lo aseguro) de reconocimiento, evidentemente en ese momento, no estáis ya en Humildad y Simplicidad, sino en la necesidad o el deseo de ser reconocido. En ese momento, por supuesto, la Luz no puede rivalizar con tanta ingeniosidad y complejidad, y la Luz se aleja. Y por cierto, si estuvierais atentos a ese momento, percibiríais que las Vibraciones (incluso tenues, experimentadas en el Corazón), simplemente, desaparecerían. Cada vez más, la respuesta del Corazón (como se ha descrito, hace ahora algún tiempo), va a ser un testimonio privilegiado de vuestro estado de Consciencia y de vuestro estado también, de Humildad y de Simplicidad.
Constataréis también, que cuanto más entréis en esta Luz, en el Abandono a ella, en la Humildad, en la Simplicidad, menos cosas hay que reivindicar, porque todo se establece de manera natural. Como decía el CRISTO: “¿se preocupa el pájaro de lo que va a comer mañana?”. Ciertamente, es la estricta Verdad, desde el instante en que estáis totalmente sumergidos en la Luz. Nada puede faltar cuando estáis en la Luz. Solo la personalidad, la mente, las emociones, os dirán que os va a faltar esto o aquello. Es siempre el mismo principio. Mientras que penséis esto, llamáis irremediablemente, por el principio de Atracción y de Resonancia, a la carencia. Es decir que el miedo atrae sistemáticamente, a vosotros, eso de lo que tenéis miedo. Todos nosotros, durante nuestra vida hemos verificado esto, sin ninguna excepción. Es una ley que permite al observarla, comprender como funciona y poder alejarse, gracias siempre a esta Humildad y a esta Simplicidad. Y verdaderamente, aceptar y asentir de alguna forma, a todo lo que debe manifestarse a vosotros. Porque cuanto más entréis en esa Simplicidad, esa Humildad, constataréis vosotros mismos, que os haréis cada vez más felices, cada vez más serenos. Y que, más y más la mente no podrá ya tomar las riendas, igual que las emociones. Lo que no impide por supuesto, tener aun emociones y mente. Pero las tomaréis por lo que son, es decir, actividades que no escapan a vuestro control. Porque en ese momento, ¿Qué es lo que va a tomar el control de todo esto? No es ya la personalidad, sino por supuesto, es el acceso a lo que se ha llamado el Êtreté, y la Consciencia des-compartimentada de la que os hablaba mi Hermano, que vosotros llamáis HERMANO K.
Así pues, entráis en la era de la experimentación. Esta experimentación, está por vivir con el despliegue de la Luz desde ahora, día a día. Es esto lo que va a llevaros poco a poco, a vivir ese Despertar de los Senderos simplemente por la propia Consciencia, la reconstrucción de vuestro Cuerpo de Resurrección. A vivir los efectos y los potenciales espirituales, aquí mismo, en esta vida más ordinaria. Entonces, es totalmente posible aplicar magnetismo de las manos, dirigir la Consciencia y colocar Cristales. Es totalmente posible también, ir de la forma más simple, hacia la Simplicidad  Humildad. Repito, lo que os digo no es mejor, que lo que os dicen otros Melchizedek. Atraigo simplemente vuestra atención  sobre el hecho de que existen y siempre han existido, los recorridos. Más que nunca hoy, el despliegue de la Luz puede hacerse de manera muy simple, por un recorrido directo o por, no los meandros, sino las vías un poco más complejas que dependen por supuesto, de vuestra propia individualidad y también, de vuestra propia necesidad de experimentar ese despliegue a vuestra manera.
Ninguna manera, repito, es mejor que otra. Yo diría incluso que  aplicar el total de maneras y de medios, os permitirá desarrollar las oportunidades de vivir este periodo de despliegue, verdaderamente, sin vivir ninguna de las resistencias, o ninguno de los inconvenientes. Porque tenéis dudas cuando observáis lo que pasa en la Tierra, al menos sobre este Plano, que el despliegue de la Luz no se realiza sin ocasionar ciertas modificaciones importantes, incluso de la Tierra (que no son, os lo recuerdo, más que sus primerísimos inicios, desde el inicio de este año). No desconocéis, tampoco (y esto se os ha dicho), que las cosas, los acontecimientos y vuestra Consciencia, van a ir más y más deprisa. Esto no es una Ilusión, sino un mecanismo que es muy lógico con el despliegue de  la Luz. Con el Switch de la Consciencia y del Pasaje de la Tierra a un estado Vibratorio profundamente diferente del que ha conocido hasta el presente (y también, para vosotros, por supuesto). Todo esto pasa de manera absolutamente paralela y sincrónica, en cada uno de vosotros, como en el conjunto de la Consciencia colectiva, como en toda la Tierra. Este no es un mecanismo aislado, aunque algunos humanos experimentan cosas que les acercan mucho más rápido y mucho más intensamente a su Liberación que otras. El fin, recordad, es la Liberación total de la Tierra, incluso si los Futuros en esta Liberación, no coinciden en absoluto, para todos.
Yo os puedo asegurar, y vais a tener la demostración muy rápido, si tratáis (no olvidéis que es el momento de la experiencia, y no de las creencias): si experimentáis, no de hacer esfuerzos, sino observar simplemente, la acción de vuestra personalidad, vais a daros cuenta cada vez más rápido, por la claridad de la Luz (y es exactamente lo que se ha dicho ya, me parece, con la intervención de los otros Melchisedec), vais de alguna forma a veros actuar. ¿Qué es lo que se ve actuar si no es la Consciencia Ilimitada? Quien ve actuar la Consciencia limitada. No para juzgarse, ya que la Consciencia Ilimitada no juzga. No para condenar, porque ella no condena tampoco. No para querer, sino simplemente para permitir a la Luz corregir de alguna forma por sí misma, lo que hay que corregir, en cada uno. Y está claro que cualquiera que sea el grado de avance, vais a daros cuenta de que tenéis todos, sin ninguna excepción, pequeñas correcciones que efectuar en lo que concierne a la Humildad y la Simplicidad. Nadie puede escapar a esto. Además, el hecho de desplegar el segundo Sendero, de pasar la segunda Puerta y necesariamente, vivir la Resurrección, no puede hacerse si todo lo que es zona de Sombra no ha sido aclarado totalmente. Repito, sin juzgar, simplemente asintiendo. Simplemente aceptando ver,  no apartar el Corazón de lo que hay que ver. En ese momento, habréis dado un gran paso hacia la Humildad, hacia la Simplicidad.
Recordad también que en todas las relaciones, sin ninguna excepción, incluso las más detestables que puedan aun ocurriros (porque por supuesto, asentar la Luz en sí mismo puede ocasionar en aquél que no la instale, reacciones muy violentas), pero aun en lo que viviréis, habrá siempre algo que comprender. Porque incluso eso no ocurre por casualidad. Cuanto más entréis en el Abandono a la Luz, más iréis hacia esa Simplicidad, esa Humildad, más constataréis que algunas cosas van a estallar (de cierta forma) en la cara. Como una evidencia, que hasta el momento no podía verse o no era aceptada. Todo esto va a ir muy rápido. No seréis confrontados por así decir, a cosas que duren meses o años. Pero se puede cifrar de ahora en adelante en horas o en días, nunca más. Si algo dura más tiempo, en el dominio de lo que os ha confrontado, entonces haceros otras cuestiones más fundamentales, sobre vuestra capacidad de Abandonaros, real y totalmente a la Luz.
La Inteligencia de la Luz es cuando menos, yo diría, capaz de hacer desaparecer en vosotros cierto número de problemas. A nivel de esta envoltura corporal, como en el seno de vuestra propia Consciencia, o de vuestras propias ataduras, que os son personales o colectivas, como sabéis (ndr: ver en nuestro sitio la rúbrica “Protocolos a practicar – Liberación de las Ataduras Colectivas”). Comprender las ataduras no es para diseccionarlas, sino simplemente verlas por lo que son. Y pasar a otra cosa, simplemente. Así, la Consciencia Unificada no os dicta un castigo, no os dicta una condena de uno mismo o de otro, más bien, estar en una situación total de neutralidad. Permitiendo justamente, transcender y superar lo que se manifiesta en vosotros, como en una relación, sea la que sea.
Acordaros también (como se ha dicho) que aquél que está en Unidad, y que Vibra en el Amor, no puede en ningún caso ser alterado, de una manera u otra, por el despliegue de la Luz. Lo que es alterado es, justamente lo que es del orden de la Luz. Entonces, de igual forma que no tenéis que juzgar o condenar en el exterior de vosotros, no juzguéis tampoco, o no condenéis tampoco, en vuestro Interior. La Luz se desplegara más fácilmente y de manera más serena, en vuestra Consciencia.
El despliegue del segundo Sendero, acercamiento posterior de la Luz Vibral (entre KI-RIS-TI y vuestro Sacro) es un elemento mayor de Transmutación. Que corresponde totalmente, a partir de lo que acabo de decir, a la Humildad y a la Simplicidad. Pero también es un Fuego. Un fuego intenso, que viene a sumarse al acercamiento anterior, que también se termina más o menos, en la misma región de vuestro cuerpo. Lo habéis entendido, lo que se despierta en vosotros hoy en su totalidad es el Fuego de la Tierra, el Fuego del Éter, que se suma al Fuego del Corazón. Que, en el pasaje, y pasando, destruye totalmente el Fuego del ego. Es en esos momentos cuando hace falta vigilar, permanecer en la Humildad y en la Simplicidad. De forma que el ego o el fuego del ego, no sea mantenido por ese Fuego de la Tierra y del Éter, que sube hasta el Corazón. No debe pararse a mitad de camino. El Pasaje de la segunda Puerta, que os lleva a vuestra Resurrección, permite vivir esto.
Los despliegues ulteriores de la Luz, que os serán anunciados y experimentados, corresponden a comprensiones más finas, yo diría, observar en lo que concierne, por ejemplo, a la forma de alimentarse, de nutrirse. Por supuesto, no hablo aquí, lejos de ello, de los alimentos. Sino de todo lo que vuestros ojos miran, de todo lo que vuestras manos tocan. De hecho, de todo aquello hacia lo que vuestra Atención y vuestra Intención están dirigidas. Porque, aquí también va a hacer falta estar conforme a la Unidad, estar conforme a la Humildad y a la Simplicidad. Comprenderéis esto a medida que estos Senderos se vayan abriendo y estas Puertas se desplieguen. Pero estad seguros que si lo aceptáis, esto será cada día (ya que efectivamente, será cada día) más y más fácil. O si no, cada día será más difícil, si resistís. Pero comprended que tampoco la Luz, está en absoluto para nada. El despliegue de la Luz viene a poner fin a la Ilusión. Os corresponde a vosotros reconocer donde están las Ilusiones. Las ilusiones para vosotros, estarán únicamente ahí donde resistís. Esto es muy simple y muy lógico. Y la forma de abrir lo que resiste, es efectivamente lo que os pueden decir algunos Ancianos. Y es también aportando más que un pellizco de Humildad y de Simplicidad. Es con esta condición que el último viaje, que completáis, se desarrollará en la Alegría, en la Paz y sobre todo, lo que yo os deseo, en la más grande de las facilidades.
He aquí los detalles. Ahora si tenéis preguntas o cuestiones suplementarias en relación a esto, me daría Alegría permanecer un instante con vosotros. Y por lo tanto, os escucho.
Pregunta: ¿qué significa estar Transfigurado?
Un Ser Transfigurado, esto casi lo habéis vivido todos, aquí como más allá (en cualquier caso, los que leéis estas líneas), es el primer reencuentro con la Luz. Que es ilustrado por el primer pasaje de la Puerta Estrecha, la activación del 8º Cuerpo, y de todo el conjunto de las Nuevas Frecuencias Vibratorias, como decía METATRÓN, que os conducen de alguna forma, a una Coronación, que es la Corona Radiante de la Cabeza y las dos Coronas Radiantes de la Cabeza, cuando el Cubo Metatrónico se ha depositado. Eso es lo que significa.
A continuación, vienen los tiempos que vivís ahora, lo que se ha llamado Crucifixión. La Crucifixión es posible desde el instante en que la Luz ha sido revelada (por enderezamiento de la Luz que había sido oblicuada) desde la instalación de la Cruz de la Redención (que se ha hecho, hace casi un año), desde la activación de las Cruces Mutables. La última prueba puede entonces encadenarse y esta es estrictamente vertical: es vuestra Ascensión. La Transfiguración por analogía, es también el momento (de manera bíblica, para poner un ejemplo a este nivel), donde Moisés se encuentra ante la zarza ardiente, cara a METATRON, y se Transfigura e Ilumina. Abrasado, de alguna forma, por la Luz de LA FUENTE.
No tenemos más preguntas, os damos las gracias.
Bien. Entonces, me permito desearos un excelente retorno a la Luz. Esta se despliega, para vuestro gran beneficio y vuestra más grande Alegría. No olvidéis jamás esto. Todos los Melchisedec y yo mismo, os transmitimos todo nuestro Amor, a vuestro Amor. Os digo ciertamente hasta la próxima vez, porque hay todavía uno o dos Circuitos donde yo tendré, verdaderamente algo que añadir a mis Con-Hermanos, si los puedo llamar así. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada