AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 7 de julio de 2011

HERMANO K (Bodas Celestiales) 3 julio 2011 con audio


Original  en francés
http://www.autresdimensions.com
Canalizado:  Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milan
En Español: http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com

Para escuchar el audio haz clic aquí

Muy queridos Hermanos y Hermanas, llamadme si lo deseáis, Hermano K. Hace algunas semanas, os di ciertos datos concernientes a algunos acontecimientos, diríamos que, debían producirse en un futuro cercano. Os decía, en aquél momento que concebir la Autonomía de la Libertad era algo que hacía falta anticipar (aunque solo fuera haciéndose preguntas más allá de la simple pregunta mental), en lo referente al sentido de vuestra vida, de la vida, de lo que sois, de lo que hacéis. Hoy, puedo al fin deciros que ha llegado el momento de concebir esta Libertad y esta Autonomía. Esta Libertad y esta Autonomía que se os han prometido, implican ciertas condiciones. Me explicaré, si os parece bien, bajo el ángulo exclusivo de la Consciencia, más allá de cualquier consideración concerniente al despliegue mismo de la Luz que está por venir a esta Dimensión y a vuestra propia Consciencia, cuyas modalidades serán definidas en los días que vienen. Llamo vuestra atención simplemente, sobre algunos elementos que deben llevaros a interrogaros. Esta interrogación no es de naturaleza estrictamente mental sino, más bien, deriva directamente de la Atención y de la Intención de la Consciencia, en cuanto a su posición, su emplazamiento y sobre todo, lo que llamaré de alguna forma, su devenir en los tiempos que predominan de ahora en adelante.
La Autonomía y la Libertad, os son profundamente desconocidas en las experiencias que vivís cuando estáis encarnados. Para esto, es necesario desembarazarse, de alguna forma, de todo lo que es conocido porque, nada de lo que os es conocido (sea de este lado del velo estando encarnado o, estando desencarnado), puede ser accesible. En efecto, lo conocido concierne tanto al conjunto del campo de percepciones de vuestra propia Consciencia, el conjunto de vuestras concepciones, el conjunto de vuestras percepciones que se aplican a esta Dimensión (y exclusivamente a esta Dimensión) y esto vale también, para esos instantes en que dejáis el cuerpo y penetráis en lo que se ha convenido llamar clásicamente, el más allá. Ese más allá no es tampoco la Libertad y la Autonomía, ya que como sabéis, cada ser humano se encarna y reencarna esperando pacificar, purificar y depurar lo que vosotros llamáis una característica kármica que, no se podrá realizar jamás. Así pues, la Autonomía y la Libertad no se encuentran en este mundo, ya sea de este lado del velo como del otro lado del velo, llamado la muerte.
 Durante mi vida, he hablado a menudo de lo conocido y de la forma de liberarse, que era ya una interrogación de la Consciencia pura. Evidentemente, mientras que la Consciencia pura no puede acceder a lo que está más allá de lo conocido, es muy difícil para ella en su limitación y su fragmentación, percibir o adherirse a lo que es ciertamente, desconocido. Las circunstancias de la humanidad, desde hace 30 años, son muy diferentes y sobre todo, desde hace algún tiempo, porque se os ha concedido (con lo que se ha llamado Vibraciones, que mi colega Sri Aurobindo llamaba, durante su vida, el Supra Mental), percibir lo que está más allá de lo conocido, más allá de el hábito, más allá de las limitaciones. Así pues, las Vibraciones, las percepciones que pueden sentir vuestra Consciencia y vuestro cuerpo encarnado, son testimonios de algo que viene directamente de lo Desconocido, llamándoos de alguna forma, hacia ese Desconocido.
La problemática mayor de la humanidad, sea la que sea, (en sus culturas, en sus religiones, en sus fundamentos), es que lo Desconocido por esencia, es rechazado porque precisamente, por esencia, no forma parte del campo de percepciones o del campo de concepciones. Hoy (significando ese hoy, algunas semanas), un número importante de seres humanos comienza a modificar su percepción de lo conocido para darse cuenta en Consciencia que, algunos elementos que hasta ahora eran improbables, se hacen cada vez más probables. Esto procede directamente de la activación de las Nuevas Frecuencias y, para aquellos de vosotros, Hermanos y Hermanas que estáis adelantados en el camino, se abren a vosotros percepciones y concepciones totalmente diferentes de eso que es conocido, llevándoos a percibir (en forma de fragmentos, en forma de esclarecimientos), por momentos o intermitentemente (raramente de forma constante), eso que es lo Desconocido que se desvela a vosotros en lo conocido, traduciéndose entonces, por una especie de dilatación temporal, pero también, de dilatación de la trama de la matriz, haciendo que percibáis aquello que está más allá de la matriz y que normalmente, no debía ser percibido jamás (o incluso concebido), por vuestros ojos o por vuestra Consciencia. La percepción por los ojos traduce por lo tanto, la irrupción de la Visión en una nueva gama de frecuencias, mucho más allá de lo que puede ver el ojo, manifestándose por la percepción del Éter o de la Luz Supra Mental bajo forma de Luz blanca donde nada de lo que pueda pertenecer a vuestro conocido, a vuestro entorno, existe en esos momentos.
De alguna forma esta es una clase de salida de lo conocido hacia lo Desconocido, que ocurre de manera progresiva. Muy a menudo además, cuando la Consciencia vuelve a su estado ordinario, en ese momento, aquellos que viven la experiencia pueden plantearse, muy lógicamente, cuestiones en cuanto a la realidad de lo que es vivido, haciéndoles salir de su propia realidad que yo calificaría de ordinaria. Ese proceso está llamado a generalizarse. Por supuesto, la capacidad de vuestra Consciencia para tener, antes, establecidas las bases sólidas de acceso a eso Desconocido (en que lo que os es conocido, para vosotros que me escucháis o me leéis) y, que corresponden totalmente, a lo que se os ha dicho, en particular Un Amigo, relativo a la Consciencia Vibración. Así, las Vibraciones nuevas que aparecen en vuestras estructuras, incluso físicas, son los testimonios de vuestro acceso a eso Desconocido que se dibuja poco a poco. No iré más adelante hoy, sobre lo que desvelaré muy pronto, referente a la propia Consciencia en su exploración de ese Desconocido y el acceso a ese Desconocido, llamado el despliegue de la Luz Metatrónica y que se traduce por los funcionamientos nuevos de la Consciencia. Pero, tengo que precisar que existe un cierto número de elementos que son fundamentales en cuanto al acceso a ese Desconocido y a la vivencia de la Consciencia en lo Ilimitado, del Êtreté si lo preferís.
Primero, conviene ejercer ciertas características de la Consciencia limitada que permiten primero, desgajarse de alguna forma, de los condicionamientos de lo conocido. Los condicionamientos de lo conocido son infinitos. Son, primero, un montón de ataduras a todo eso que forma vuestra vida y vuestros condicionamientos en un personalidad, un rol, una función yo diría incluso, de actividades que realizáis apegándoos como si fuera la única verdad posible porque es la única accesible a la propia Consciencia limitada. Esas ataduras son infinitas. Un Arcángel os ha dicho que existían ciertas ataduras que estaban presentes en toda la humanidad porque están inscritas en la propia estructura del cerebro y en los comportamientos, por lo tanto que están grabados y son innatos, yo diría, en el funcionamiento de la  Consciencia en esta limitación. Liberarse de lo conocido es de alguna forma, aceptar con anticipación, los mecanismos de funcionamiento (aunque no sean conocidos perfectamente), del acceso a la Consciencia Ilimitada. Por supuesto numerosos escritos, en todos los tiempos, en todas las tradiciones, han insistido en la experiencia de algunos seres que han alcanzado esos estados desconocidos, habiéndolos vivido de manera más o menos intensa y habiéndoos aportado un cierto vocabulario que también, conviene superar intelectualmente. Ese vocabulario insiste siempre, pesadamente, sobre la noción de Ilusión de la encarnación, de la Ilusión incluso de este mundo, de la Ilusión de la persona y de la personalidad, de la Ilusión de los roles, traducido por una sola palabra, “Maya”. Esa palabra muestra que finalmente y en definitiva, la Consciencia vive un sueño, como tan bien han descrito los pueblos primitivos. Ese sueño despierto es, de alguna forma, una realidad que no tiene ninguna substancia espiritual sino simplemente, una substancia material con sus propias reglas, sus propios condicionamientos, sus propias limitaciones, inscritos incluso en las reglas sociales, reglas políticas, reglas económicas, reglas incluso llamadas de depredación, características de los mamíferos, porque el hombre es un mamífero, no lo olvidemos. Todo esto forma parte de las reglas del juego en un mundo en el que predomina lo que se llama la acción/reacción o, si lo preferís otro término también (que  está muy de moda en el ámbito de la limitación), llamado el libre albedrío es decir, la capacidad del ser humano de elegir, de emitir elecciones, siempre en esta limitación, llevándole a decir que es libre pero, es necesario no confundir el libre albedrío con la Libertad.
La Libertad de la que yo os hablo es la que se aparta de todo lo conocido y de todos los condicionamientos existente en el ámbito de la Ilusión, para permitiros en definitiva, penetrar espacios ilimitados de la Consciencia donde ninguna regla existente en este mundo puede perdurar. En efecto, existe una oposición fundamental entre el libre albedrío y la Libertad. El libre albedrío procede de algunos condicionamientos llamados karma, acción/reacción, que os hacen creer que las Leyes de Espíritu en los Mundos Unificados, son rigurosamente las mismas. Yo diría que las Leyes del Espíritu, en los Mundos Unificados son totalmente opuestas al libre albedrío y a la acción/reacción. En el ámbito de lo que os es desconocido por el momento, la única Ley en uso es la Ley de la Libertad o la Ley de Gracia o aun, la Ley de Acción de Gracia donde absolutamente nada puede ser apropiado, donde absolutamente nada puede ser personificado, donde absolutamente nada puede ser cerrado, lo que convendréis en que, es exactamente lo opuesto y lo inverso de lo que se vive en este lado de aquí (cuando estáis encarnados) o muertos, en la matriz. Efectivamente, tenéis todos, una identidad. Esta identidad está localizada en el tiempo y en el espacio. Está limitada por un límite corporal. Está limitada por límites mentales, los límites emocionales, los límites energéticos y, también, los límites causales correspondiendo al principio existente en el libre albedrío. Los Mundos Unificados (o el Cuerpo de Êtreté) no tienen nada que ver en absoluto, con todo lo que os es conocido como modo de funcionamiento en el ámbito de lo conocido. Las Vibraciones que algunos de vosotros en la Tierra, habéis comenzado a percibir desde hace unos años o más tiempo, os ha llevado de alguna forma a desengancharos progresivamente de lo conocido, para prepararos a vivir lo Desconocido. Esta preparación ha sido muy importante para muchos de vosotros porque os ha permitido preparar vuestra Consciencia a ese salto cuántico hacia lo Desconocido y hacia la Libertad y la Autonomía.
En el ámbito de la Acción/ Reacción no existe ninguna Autonomía y ninguna Libertad ya que esta Libertad está encerrada en una Ilusión dimensional en la que las reglas no son las reglas de los Universos más allá de la manifestación tridimensional. Así como se os ha dicho, penetrando el Cuerpo de Êtreté en su totalidad, os daréis cuenta de que no estáis ni limitados por un tiempo, ni limitados por un espacio y todavía menos por un cuerpo, ya fuera el de vuestro propio Êtreté. Esto supone un cambio radical de la Consciencia, que os puede llevar a experimentar ciertos miedos ligados a vuestros propios condicionamientos. Los miedos son la base de este mundo, ligados directamente, a la depredación y a la competición, ligados también, a la ausencia de pruebas de lo Desconocido (que se os ha ocultado de alguna forma, tanto en el seno de la Consciencia como de vuestros cielos), como las reglas de funcionamiento de la vida en este universo y, más particularmente, en este sistema solar. Así, el cambio de paradigma que viene a vosotros (y que como sabéis ahora, es inexorable y considerablemente próximo, en la medida de vuestro tiempo), no puede ser ignorado. Cada vez más seres humanos percibirán de una manera u otra (sea en sus sueños, sea en sus emociones, sea en su mente y en su propia razón), la transformación que está en curso que (como os ha dicho nuestro Comendador) puede expresarse según el punto de vista, según la visión de la oruga que ve su muerte o, según la mariposa futura que ve su Resurrección, su Renacimiento o su Libertad. Por supuesto, el ser humano ha recorrido (durante tiempos largos y lejanos) los caminos de la encarnación y, por lo tanto del libre albedrío (con las reglas que han sido cada vez más densas y cada vez más aplicadas), terminando por una privación total de la Libertad dimensional con el paso de los milenios (como de vuestra Libertad tan corta en este mundo tal como lo vivís al final del ciclo) por la restricción de las Libertades, sean las que sean, por el encierro y la necesidad de seguridad en el ámbito de esta prisión cada vez más consecuente, con reglas cada vez más rígidas, leyes cada vez más libertinas, llevándoos cada vez más a plantearos las cuestiones (al menos así lo esperamos), sobre vuestra propia condición en este mundo.
Todo el desarrollo (llamado tecnológico moderno, tal como ha sido realizado en esta Tierra desde la era industrial) ha contribuido larga y pesadamente a aumentar el encierro bajo pretexto de una Libertad y un confort de vida que de hecho, os han alejado aun más de la Dimensión del Espíritu, la Dimensión del Espíritu de la que no queda más que vago recuerdo (incluso en las religiones mejor organizadas), encerrándoos todavía más en la Ilusión y prometiéndoos un futuro mejor que no existirá ciertamente, jamás en esta matriz, de este lado del velo como del otro lado del velo. Así, no existe necesidad más allá de la Luz, de liberaros de lo conocido para recorrer en toda Libertad, lo Ilimitado de la Consciencia (llamado lo desconocido, por el momento para vosotros), en cualquier caso para aquellos que no accedan totalmente, a su Êtreté. Ahora, ¿cuál es la característica fundamental? (independientemente de la ley del libre albedrío, que existe en este lado de aquí, o de la ley de Acción de Gracia, que existe más allá de esta matriz y más allá de la muerte), la diferencia fundamental bien, ante todo, es que aquí en este cuerpo (como decía), y en esta Consciencia, vosotros estáis limitados por vuestras propias creencias, limitados por vuestros propios condicionamientos, por vuestras propias experiencias, que os han encerrado en las certidumbres o los miedos (y además, la certidumbre está hecha para luchar contra el miedo), igual que las creencias que, de hecho ocultan aun más, vuestra noción de gracia y vuestra posibilidad de acceso a lo Desconocido. La trampa más importante de esta matriz (en esos condicionamientos y en su Ilusión), es haceros creer que sois una persona (y solamente una persona o una personalidad) que vive una vida, limitada por un instante llamado nacimiento y otros instantes llamado muerte, durante los que se desarrolla una Consciencia que va a hacer elecciones, experimentar las cosas pero en ningún momento (incluso en un camino espiritual), podrá jamás, liberarse de ninguna forma, de esos condicionamientos y de esa ley de acción/reacción.
Entonces, de alguna manera se os ha animado (a través de algunas religiones y algunos condicionamientos llamados espirituales), a creer en el Espíritu pero un espíritu cuyas leyes serían las mismas, estrictamente las mismas que en la prisión. Esto es totalmente falso. La Libertad no tiene nada que ver con el libre albedrío. La Ley de Gracia no tiene nada que ver con la ley de acción y reacción. La acción y reacción además, como entendieron ciertos maestros del budismo, como comprendieron perfectamente, era totalmente ilusorio querer acumular o pagar el resultado del total de las acciones realizadas desde tiempos inmemoriales. Esto es simplemente, imposible. Entonces, algunos seres más allá del budismo, han conseguido realizar lo que se llama la Unidad es decir que, se han extraído literalmente de los condicionamientos en su totalidad. Se han extraído totalmente de lo conocido. Se han extraído de su propia persona, de su propia personalidad y, en ese momento, se ha descubierto lo que es realmente la Verdad más allá de la Ilusión de este mundo, sea de este lado del velo como en la muerte. Es muy difícil para esos seres, testimoniar con palabras e incluso con las Vibraciones, lo que es la Verdad más allá de la Ilusión porque, cuando se pone un nombre a una experiencia vivida, real, de la Consciencia, hay ya una falsificación por el lenguaje en sí mismo, de lo que se ha vivido. La Luz de la experiencia Unitaria no puede ser en ningún caso, comparable con la luz que veis con vuestros ojos o con el tercer ojo. No tiene en absoluto, la misma composición. No tiene en absoluto, los mismos efectos. No tiene en absoluto, los mismos límites que la luz tal como la describís, como la analizáis en este mundo o en el seno de la Ilusión del otro lado del velo cuando estáis muertos. Es por eso que desde el inicio de lo que os hemos dado, la palabra que ha sido elegida por los Ancianos y los Arcángeles ha sido la palabra Luz Vibral para diferenciarla bien de la luz ilusoria de este mundo, ya sea de este lado del velo, como del lado de la muerte.
Hoy, por la activación de algunos potenciales de Consciencia (todavía limitados en relación a lo que se va a desarrollar y desplegar), sois cada vez más a recorrer los espacios etéricos nuevos donde la visión del sol ya no es la misma, donde la visión de lo que vuestros ojos pueden ver con los ojos abiertos no es ya la misma. En efecto, hay (como ha dicho el Bien Amado Sri Aurobindo), una Efusión de Luz blanca que algunos ojos comienzan a ver ya que la matriz, de este lado del velo, esta vez (aquí donde estáis atrapados), está a punto de disolverse totalmente ante vuestros ojos. Es esto lo que se llama la Ascensión. Es esto lo que podría ser llamado, de otra manera, eterización del planeta y eterización de la Consciencia, que le permite encontrar, de alguna forma, su Autonomía, su Libertad y por lo tanto navegar hacia lo Desconocido.
Las trampas son muchas en este camino a tal punto que esto puede llamarse el Fuego del ego y además se ha llamado así por nuestro Comendador. Algunos seres, en efecto, han captado esta Luz Vibral, en sus momentos de descenso y de alguna forma, los han atrapado y encerrado  en su propio ego, tratando de (como lo hicieron las religiones del pasado), manifestar esta Luz y apoderarse de ella para su personalidad, lo que ha hecho decir a Sri Aurobindo (cuando fue San Juan), que serían muchos los llamados y pocos los elegidos, que esos llamados serían marcados en la frente mientras que los elegidos serían marcados en el Corazón. El Fuego del ego se va a traducir por una apropiación de la Luz y una reivindicación del ego a ser, de alguna forma, un servidor de la Luz. Vosotros no podéis servir a la Luz ya que sois la Luz. Así, pretender servir a la Luz o ejercer un rol sea el que sea, os lleva inevitablemente, a distanciaros de la Luz Vibral que habéis recibido. Esa es la trampa magnífica del ego que acontece en estos tiempos últimos donde, por miedo, el ego, la mente o lo emocional se van a apropiar de la Luz haciendo cualquier cosa que permitirá una cierta forma de continuidad de la consciencia limitada con un poco más de Luz. Lo que se desvela (a través del choque de la humanidad y del despliegue de la Luz), no puede en ningún caso, ser compatible con una persecución cualquiera de la personalidad, de un rol, de una función, de la mente, del ego, de lo emocional. Es un cambio total de vida llamado la Resurrección o el Renacimiento que no tiente nada que ver con cualquier condicionamiento religioso, social, económico, político, afectivo e, incluso en los roles que jugáis en una pareja o en una familia.
La Libertad no se puede ahogar por ningún lazo. La Libertad no puede entorpecerse por ninguna historia, ya fuera la más prestigiosa de este mundo que hayáis vivido en esta vida o en una vida pasada. Debéis pues, liberaros totalmente y prepararos a liberaros de cualquier identificación a lo que existe en lo conocido. Sin eso, no podréis ir con facilidad a lo Desconocido. Esto se ha llamado, por el Arcángel Anael, el Abandono a la Luz que hoy se os pide concretar en su totalidad. Ese Abandono a la Luz, comprended que no se trata de huir de vuestra propia vida, que no hace falta huir de tal trabajo o de tal persona sino, que es necesario al contrario, haceros cada vez más conscientes de eso Desconocido manteniendo siempre este cuerpo en el seno de lo conocido. La Luz Vibral, que se ha depositado en vosotros, en las diferentes Coronas, ha permitido facilitar de alguna forma, ese Pasaje de lo conocido a lo desconocido que, por el momento yo os preciso, no os es conocido todavía y no os es accesible todavía en su totalidad, salvo para algunos seres. No obstante, esta preparación ha permitido (para aquellos que lo han aceptado), despojarse de un cierto número de condicionamientos, esos condicionamientos que son ante todo, las creencias, sean la que sean, (las creencias en que vuestros hijos sean vuestros hijos, la creencias en que vuestra profesión es vuestra vida, las creencias en lo que abrazáis como país, como cultura), y la Verdad. No existe ninguna verdad en este mundo y no puede por tanto existir ninguna verdad en todo lo que conocéis en este mundo que es, repito, un sueño o una Ilusión, Maya. Esto no es una imaginación sino la Verdad última que tendréis que afrontar y vivir. Así pues, no podéis mantener cualquier angustia concerniente a este cuerpo (que es, también, una Ilusión)  por lo tanto en el que se realiza lo Desconocido por la Luz Vibral pero, os es necesario desincrustaros, literalmente, de todo condicionamiento y de toda atadura. Sin esto, no podréis penetrar lo desconocido. Esto parece muy simple pero, la trampa más importante se situará, siempre, a nivel de vuestro ego que intentará de una forma como de otra (mientras que no hayáis vivido vuestra Resurrección, mientras que no hayáis pasado la Puerta de la Crucifixión correspondiente a despliegue de la Luz tal como debe realizarse), no podéis estar seguros totalmente, de penetrar lo Desconocido.
Penetrar lo Desconocido requiere soltar la presa, totalmente, sobre eso que es conocido, eso conocido que es tanto vuestro propio cuerpo como vuestras propias concepciones pero también, vuestra propia historia que (en este mundo mismo) es una Ilusión, aunque pueda ocurrir en los tiempos antiguos o presentes, incluso si esto puede reflejar una cierta forma de realidad observable todavía (a través de datos arqueológicos u otros), ellos pertenecen de manera irremediable, a la Ilusión de este mundo. Es esto lo que necesitáis, hoy, extraeros totalmente para (eso esperamos, para la mayoría de vosotros) reuniros a las esferas de la Libertad, de lo Desconocido es decir más allá de la 3ª Dimensión y recorrer, en total Libertad, los estados multidimensionales o los estados de densidad diferentes de la vuestra. La trampa del ego es siempre limitar, recordad esto. Va a limitaros queriendo apropiarse, mientras que no seáis los servidores de la Luz sino, los Anclas de la Luz y a condición de haceros totalmente transparentes (es decir no reteniendo en absoluto la Luz) es así, como os hacéis vosotros mismos, Luz. Pero, haceros Luz no quiere decir no existir como persona localizada en este tiempo, en este espacio, esta edad, esta vida. Vosotros no sois esta vida que vivís. Mientras que tengáis la esperanza, o mientras que vuestro ego acaricie la esperanza de servirse de la Luz para transformar alguna cosa de esta vida, no habrá comprendido realmente gran cosa de lo que es el acceso a lo Desconocido cualquiera que sea la Luz Vibral que viváis en una de vuestras Coronas Radiantes. La única Puerta (como se os ha dicho), es el Corazón y seguirá siendo el Corazón y, cuando hablo de Corazón, no hablo de buenas acciones, hablo simplemente de establecimiento de la Corona Radiante del Corazón, de la Vibración del Corazón, del acceso consciente a la Unidad y al Samadhi tal como lo han realizado los seres cada vez más numerosos en esta Tierra y tal como lo han realizado los ejemplos en las diferentes corrientes tradicionales y culturales de este mundo encarnado.
La Libertad y la Autonomía requieren abandonarse y precipitarse, de alguna forma en lo Desconocido. Esto requiere transcender todas las ataduras, todos los miedos y sobre todo, lo preciso, toda atadura a vuestro ego y por supuesto, es en esta misma Ilusión, donde debe realizarse ese Pasaje y no en cualquier más allá situado del otro lado del velo, llamado muerte. Tenéis entonces que afrontar y vivir lo que viene de manera lúcida y consciente separándoos cada vez más de vuestra historia y de vuestra propia persona. Mientras que exista un resto de identificación a un rol, una función o una persona, no podéis penetrar los estados multidimensionales del Ser o llamados aun, estados múltiples del Ser. Los estados múltiples del Ser están ligados a la Consciencia Libre. No podéis nunca, experimentar esto mientras que estéis condicionados por vosotros mismos o por un sistema exterior sea el que sea. El choque de la humanidad corresponde a la revelación total de la Luz y al despliegue de esta Luz en vuestras estructuras, aquí mismo, ilusorias. De hecho, lo que se despliega es vuestro Espíritu, vuestra Consciencia Ilimitada y la Consciencia por supuesto, Ilimitada de la Tierra haciendo que, ella misma (efectuando ese salto cuántico), está a punto de disolver y desunir todo lo que pertenece al dominio de la Ilusión, de la compresión, de la falsificación. La Tierra pues, va a volverse, como vosotros, a volverse en todos los sentidos del término (físicamente, geográficamente), de igual forma que vuestra Consciencia, en definitiva, vive su última Inversión, su último Cruce, ligado al último cruce de la cabeza, desplegándose de ahora en adelante, en el cuerpo (tal como yo os daré algunos detalles), que os permitirán realizar (si aceptáis soltar todo lo conocido), vuestra transformación final y vuestro acceso a vuestro estatus de mariposa o de Semilla de Estrellas realizada. Pero repito, no podréis de ninguna manera, mantener lo que creéis ser hoy y lo que seréis mañana que todavía no conocéis. Es lo uno o lo otro.
Os corresponde pues, desde hoy haceros las preguntas adecuadas. ¿Qué queréis vivir? Si queréis vivir, repito, en una estructura de carbono con un poco más de Luz, os será hecho exactamente, según vuestra Vibración. Pero, no podréis pretender la Luz permaneciendo en este cuerpo de carbono. Así pues, os hará falta elegir entre la Vibración Ilimitada y la Vibración limitada. Esa elección, repito, no es una elección de la consciencia porque evidentemente, el ego va a decir siempre que escoge la Luz pero, a condición de que subsista y permanezca en el mismo estado. Ahora, el estado que viene no tiene nada que ver con el estado del ego. El ego es una ilusión creada por la Ilusión de este mundo que no tiene ningún substrato en los Mundos Unificados. En los Mundos Unificados no sois una persona. Evidentemente existe aun, una individualidad pero esa individualidad no se expresa a través de una persona o de un cuerpo limitado, sino más bien como una Consciencia totalmente liberada de todo obstáculo, ya sea la posibilidad de viajar en las diferentes densidades temporales, en los diferentes multiversos, en las diferentes Dimensiones, desde La Fuente hasta el borde de los mundos de carbono. He aquí lo que tenéis que integrar. He aquí lo que tenéis que revelar como desafío. He aquí la cuestión esencial que vuestra Consciencia debe plantearse en esta limitación: ¿queréis permanecer como ego o queréis haceros totalmente libres? No hay otra alternativa. El ego no puede nunca hacerse libre. Comprended y entended esto. El ego será siempre opresivo y limitador ejerciendo un rol, de un cuerpo limitado, de un tiempo limitado. El Espíritu es totalmente libre de todo eso. Simplemente, vuestra Consciencia está todavía, en gran parte sometida a esta Ilusión. La preparación Vibratoria (que espero que muchos de vosotros viváis), está destinada a haceros pasar más o menos fácilmente, según vuestra Vibración, a esos espacios unificados. Algunos de vosotros comenzáis a percibir esos espacios Unificados, sea como una especie de dilatación de la Consciencia, que no es ya consciente de ella incluso en este cuerpo (mecanismo que se aproxima a la obliteración de la Consciencia), y lleva a lo que se llama el 4º Estado de la Consciencia o Turya (estado Unitario) o aun, por la percepción (de manera lúcida y consciente), directamente, de los Éteres Unificados manifestándose por ejemplo, por la Visión del Sol azul o aun, manifestándose por la Visión de la desaparición de vuestro entorno con los ojos abiertos. Es como eso que se producirá efectivamente, el Pasaje de lo conocido a lo Desconocido. Hace falta ahora, en el fondo de vosotros haceros la pregunta y ver con Verdad,  dónde estáis.
El despliegue de la Luz en sí mismo (tal como debe intervenir), os permitirá ver clara y totalmente, lo que quiere decir que una vez más y un grado aun más importante, no podréis hacer trampas con vuestro ego. Sea que aceptéis vuestro ego o que lo rechacéis (pero, lo rechazaréis integrándolo) aunque no podréis ya mantener la Consciencia en los dos. Esto se hará cada vez más evidente para cada uno de vosotros que recorréis los caminos de la Luz Vibral, os convertiréis en Ilimitados o permaneceréis limitados. Y penetraréis cada vez más en las esferas de lo Ilimitado donde penetraréis más y más, en las esferas de la limitación cualquiera que sea la vivencia de la Corona Radiante de la Cabeza. Recordad que la Puerta de salida es y será siempre el Corazón a través de su Vibración, de la Luz Vibral cualesquiera que sean las 7 etapas existentes. Así pues, la Libertad y la Autonomía son vuestra Esencia, son nuestra Esencia y nuestra naturaleza. Os corresponde pues, adheriros no como se abraza una religión o una creencia pero, la adhesión no podrá hacerse más que por la vivencia misma de este acceso a lo Desconocido. Es a esto a lo que estáis comprometidos en las semanas que se abren ante vosotros y que van a poneros ante el desafío de pasar a ese Desconocido totalmente. Por supuesto, recordad que el punto de vista de la limitación será opuesto y estrictamente al contrario, del punto de vista de la Ilimitación. La oruga va a llamar a todo lo que va a ocurrir (y lo hace ya en la Tierra), una destrucción total de la vida porque no percibe la vida más que a través del filtro de la Ilusión. La mariposa, al contrario, va a llamar todas esas modificaciones de la Luz misma y de la densidad, una liberación de la verdadera Vida, es decir Resurrección o el Renacimiento. Respetad el punto de vista de la oruga. Respetad el punto de vista de la mariposa. Es a vosotros a los que corresponde determinaros, desacondicionaros, siendo lo uno o lo otro y, cada vez más,  os convertiréis en lo uno o lo otro, en Consciencia y con toda lucidez. 
No podréis hacer trampas con lo conocido y con lo Desconocido. Os convertiréis, sea en lo Desconocido, sea en lo conocido. Haciéndoos lo Desconocido, penetraréis cada vez más, las esferas del Êtreté (y de vuestra propia disolución de esta Dimensión en las esferas del Êtreté). En vuestros vehículos multidimensionales, más allá de los roles de la personalidad, más allá de toda función y de toda identificación a una función en el seno de la Ilusión. Cristo os lo dijo: “nadie puede conocerme si no renace de nuevo”. Este Renacimiento no es una reencarnación sino, verdaderamente, una resurrección en los Dominios del Espíritu. El Dominio del Espíritu os es estrictamente desconocido en encarnación. Esto no pueden ser más que proyecciones, proyecciones de construcciones mentales, imaginando, suponiendo, según lo que os es conocido, aquello que es lo Desconocido, lo que está más allá del más allá. Todas las construcciones  ligadas al conocimiento llamado esotérico, no son más que suposiciones que no tienen ninguna realidad y ninguna verdad cuando penetráis la Unidad si es que penetráis. Os es necesario pues, rechazar cualquier forma de conocimiento exterior, también toda forma de esoterismo, toda forma de espiritualidad, para penetrar de lleno, en la vivencia del Espíritu (es decir no estar en la aplicación de una espiritualidad procedente de lo conocido) sino, penetrar de lleno el Espíritu de Verdad es decir eso que sois en la Luz. Estos son los pocos elementos de interrogación que deseo daros, que verán por supuesto, grandes desarrollos de la Consciencia misma con el despliegue de la Luz en el que yo participaré a nivel humano en la vivencia de la propia Consciencia. Por supuesto, si tenéis hoy preguntas, a continuación y si hay tiempo, quisiera intentar dar más elementos que os permitan ir hacia ese Desconocido. Pero recordad que ninguna palabra puede traducirlo y que solamente vosotros podéis ir. Nadie lo puede hacer en vuestro lugar.
Pregunta : ¿lo Desconocido es conocido por nosotros como Semillas de Estrellas?
Mi Hermano, lo que tú percibes a nivel Vibral (en la Vibración de las Estrellas, por ejemplo), en la activación de algunos potenciales ligados a los chakras mayores (llamados, en este caso, Coronas Radiantes), sea a nivel del Sacro, de la Kundalini (llamado Canal del Éter), sea a nivel del Corazón o de la cabeza, te da una pequeña visión de lo que es lo Desconocido. Es la penetración de la Desconocido en lo conocido lo que justamente, permite tender el puente, un puente llamado Antakarana que permite entonces, ligar y reunificar el Espíritu. Así pues, sin conocer el Êtreté, hay la posibilidad para el ser humano (y ya desde hace mucho tiempo, mucho antes de este periodo de 30 años), la posibilidad de penetrar los estados de felicidad total llamados Sat Chit Ananda, como han descrito muchos seres que han alcanzado ese estado. Así el estado alcanzado en el propio cuerpo egótico, presente en este mundo, permite disolver totalmente, el ego, ponerlo al servicio del Espíritu incluso si el Espíritu no puede ser vivido en su totalidad. Esto cambia por el hecho mismo de la desaparición de la matriz astral colectiva, de la disolución de la Ilusión programada desde hace mucho tiempo (y que se realiza desde hace 30 años, como he dicho) y, sobre todo, desde las Bodas Celestiales. Así pues, lo Desconocido es conocido a través simplemente de la Luz Vibral que modifica (si lo aceptas), los comportamientos procedentes de tu propio ego, de tu propia persona, haciendo (como se ha dicho) que todo lo que pertenece a este cuerpo egótico (es decir el cuerpo de deseo y el total de los deseos) desaparezcan, progresivamente, de vuestro campo de Consciencia y de vuestro campo de interés. Mientras que exista un deseo, sea el que sea (sea de reconocimiento como persona, sea de permanecer como persona), mientras que exista un deseo de reconocimiento como ser espiritual en la matriz, no podéis alcanzar totalmente, lo Desconocido porque en ese momento, el ego se apodera de la Luz. La mejor forma de liberarse de esas trampas, totalmente, se va a realizar por el despliegue de la Luz. Pero, de ahora en adelante, algunos entre vosotros han tenido acceso, sea al Êtreté, sea a las manifestaciones directamente ligadas a las nuevas funciones espirituales llamadas los Nuevos Cuerpos (que no son más que una de las partes del despliegue de la Luz Vibral) que os permite, cuando llegue el momento, franquear el Rubicon para ir hacia lo Desconocido totalmente. La problemática mayor del ego, es que intenta siempre apropiarse de lo que se ha vivido en la Consciencia Unitaria para hacerlo suyo. Hace falta estar lúcido y perfectamente consciente de que el Fuego del ego no será jamás el Fuego del Corazón. El Fuego del ego es un Fuego que reivindica: “yo, yo, yo soy esto, yo hago esto”, mientras que el Fuego del Corazón sabe pertinentemente que no hace nada. Mientras que exista la más mínima reivindicación, incluso de la Luz, hay, segurísimo, persistencia del ego.
Pregunta: ¿yo he vivido un toque de Eternidad en mi individualidad. Es una Ilusión?
Hermano mío, puedo responderte lo siguiente: aquél que vive, aunque sea de manera fragmentaria, la disolución de la Ilusión y del ego, no puede plantearse la cuestión de la Ilusión de lo que se ha vivido. Solo el ego hará creer que era una ilusión. Aquél que se instala de manera más o menos constante, en su Unidad no puede en ningún caso, ser confundido con cualquier ilusión porque en ese momento, los factores del ego en este mundo, tienden a desaparecer ante la majestad de la Unidad. Así pues, no puede haber duda ninguna sobre lo que es vivido en el Fuego del Corazón. El que preguntará será siempre el ego, pero el ego en este caso, desaparece y desaparecerá, cada vez más, ante lo Ilimitado. Entonces, mientras que me plantees o mientras que tú te plantees la cuestión de la realidad de eso que se ha vivido, revela simplemente, todavía por el momento, la preeminencia del ego porque es el ego el que duda y jamás la Unidad. Comprended que no hay oposición (incluso limitación), esta oposición aparente entre lo que es limitado, conocido e Ilimitado, Desconocido, no es más que una apariencia muy relativa que mantiene precisamente, el encierro en el ego. Desde el instante en que el Corazón de una manera o de otra, penetra en el Fuego del Corazón, el Fuego del ego (porque es un vaso comunicante), desaparece. Ese Pasaje del ego al Corazón corresponde a la Puerta Estrecha de la Crucifixión y de la Resurrección en una segunda etapa. Hay por supuesto, en el momento del Pasaje en sí mismo, una duda última ilustrada también, de manera simbólica, por el Cristo sobre la Cruz. Es el momento en que hay que abandonarse totalmente a la Luz. Es el momento en que la Consciencia misma comprenderá que no tiene ningún rol en relación a la Luz si no es hacerse esta Luz y hacerse la Luz no es posible más que si hay parada de todo lo que es del orden emocional, mental, ataduras, creencias sin excepción, siempre manteniendo, por el momento, este cuerpo aquí. Existen testimonios de este acceso a lo Ilimitado o a lo Desconocido. Son los testimonios indirectos pero, al menos, la prueba formal de lo que es experimentado. Son las 12 Estrellas ante todo. Son las Coronas Radiantes: la de la Cabeza, la del Corazón y la del Sacro. Es el único medio que existe, yo diría, racionalmente, de saber que vivís esta transformación. Todo lo demás no es más que Ilusión. La reminiscencia de vuestras vidas pasadas, el acceso a vuestras vidas pasadas, la reivindicación de un rol en este mundo, como líder o como ser despierto, es una trampa mayor del ego porque, como había dicho también, durante su vida, el Maestro Philippe, es no siendo nada aquí, absolutamente nada, como sois todo más allá. Pero, si sois algo aquí, ¿cómo podéis ser algo allí? Es imposible. Dicho de otra forma (y espero que estas pocas palabras os hablen), mientras creáis poseer la Luz, es el ego el que os posee. La Luz os poseerá y os liberará desde el instante en que no seáis nada aquí. En otras palabras (y en vuestra terminología occidental), esto se llama la humildad y la simplicidad. No es una palabra vacía. No es un concepto vacío sino la estricta verdad. Comprended también que, cuando hablo de cuerpo de deseo, todos los deseos no van a ser contrariados porque, si os oponéis a vuestros propios deseos, los reforzaréis ineludiblemente. Pero, los deseos son transmutados realmente, no por vuestra voluntad, sino por la Luz en sí misma poniendo fin a todos los deseos ilusorios sin excepción, en grados diversos para cada uno, en función de su progreso hacia lo Desconocido.
Pregunta: ¿cómo encontrar la causa del desfase causado por el hecho de no estar en la Alegría viviendo el Fuego del Corazón?
Investigar la causa no quiere decir encontrar la explicación. La iluminación o la activación de lo que se llama Fuego del Corazón, corresponde en verdad, a la activación conjunta del 8º y del 9º Cuerpos (punto OD y punto ER), manifestándose por el encendido de la Corona Radiante del Corazón, ocurriendo (como ya se os ha detallado) en 7 etapas. La primera etapa no es necesariamente la Alegría. Corresponde a las primicias de esta apertura y se manifiesta a menudo por percepciones de compresión y dolores en la región del corazón o en torno a la región del corazón o arriba. El ego está todavía presente en ese momento. La Puerta Estrecha, el Pasaje real, total y definitivo del ego al Corazón se realiza cuando el ego está disuelto. Es en ese momento cuando la Alegría puede asentarse de manera definitiva. Cuando digo definitiva, no quiere decir que será permanente. Algunos seres han sido capaces de manifestar esta permanencia durante tiempos muy largos. El mejor ejemplo que daré es la vida de Ma Ananda Moyi. Pero, algunos seres han manifestado ese estado de Alegría en ciertos momentos dados de su vida pudiendo manifestar aun, cóleras cuando volvían a descender a la personalidad porque la Puerta Estrecha no estaba cerrada todavía. Estaba entreabierta, permitiendo que el ego pasara del ego al Corazón y del Corazón al ego. Es esta Puerta la que con el despliegue de la Luz, se va a cerrar totalmente, traduciendo entonces, la separación final de la Consciencia entre aquellos que viven la Consciencia de lo Desconocido (y penetrando en plena Consciencia y en plena lucidez) y aquellos que permanecerán en la Consciencia limitada, siempre,  dejando los mundos de la separación y de la Ilusión. Así, para responder, de otra forma a esta cuestión, si existe una percepción, incluso en las primeras etapas, de Fuego del Corazón, y la Alegría no está presente, es que el ego está en lucha contra el Corazón. La esfera de la Unidad vivida en Samadhi en la Consciencia Unificada (estado Turya, Sat Chit Ananda), procura una especie de distancia y no una indiferencia, a todos los juegos existentes en la matriz porque vosotros no estáis ya, identificados a vuestra persona, no estáis identificados ya a un rol, no estáis identificados ya a una función ni a cualquier ilusión presente en este mundo y esto procura un estado de Alegría. La Alegría es la Esencia misma del Espíritu. El miedo es la esencia misma del ego.
Pregunta: ¿cómo hacer entonces para disminuir ese desfase?
Abandonarse a la Luz. No hay otra posibilidad. Mientras que, no deis paso a la Luz, no podéis penetrar el Espíritu. Mientras que mantengáis una ilusión de persona, a través de sufrimientos pasados realmente vividos, estáis en el pasado, no estáis en el Aquí y Ahora. Si estuvierais totalmente en el Aquí y el Ahora,  vuestro corazón estaría saturado de Alegría, de igual forma que Ma Ananda Moyi o muchos otros. Así pues, no hay nada que hacer, porque el hacer se situaría siempre a nivel del ego. Ahora y cada vez más, solamente hay que Ser. Y Ser no se encuentra más que en el Espíritu, en el Aquí y el Ahora, no en contra del ego sino por el Abandono del ego a beneficio de la Luz. Esto es muy complejo, lo que digo, de percibir por el ego porque justamente, es el ego el que escucha. Pero aquél que vive, aunque solo sea en parte, lo Ilimitado, comprenderá fácilmente ya que lo vive, lo que digo. La Alegría solo puede existir cuando el miedo está ausente. Todo miedo, sea el que sea, es un condicionamiento  del ego y, por lo tanto, un no Abandono a la Luz. Mientras que creáis que dirigís, enseñáis, controláis la Luz, no sois la Luz, ya que evidentemente, estáis distanciados en relación a lo que consideráis como exterior. Permanecéis en lo conocido y por lo tanto, en la limitación, en el sufrimiento y en el miedo. Dicho de otra forma, el miedo ligado al ego, le encantaría desaparecer incorporando la Luz al miedo o a las Sombras. Esto es imposible. La Luz debe tomar todo el sitio, cazando todas las partes reptilianas de vuestro cerebro.
Pregunta: ¿cómo hacer en lo cotidiano, para realizar el Abandono a la Luz?
¿Qué es lo que no llega si no es el ego? Y el ego no llegará jamás. El Abandono a la Luz no es una voluntad. No es no hacer nada más. No es un trabajo con las propias Sombras aunque la Luz aclare las Sombras. Es la aceptación pura y simple, de la Luz. Solamente hay sufrimiento y alejamiento de la Luz por adhesión a eso que tú eres en verdad o en cualquier caso, a eso que tú crees ser en verdad es decir, este cuerpo, esta presencia en este cuerpo que de hecho, es una proyección de tu propio espíritu en una Ilusión en la que tú has sido atrapado. Es necesario ya aceptar este concepto.
Desde el instante en que tú aceptas totalmente este concepto, tomas ya una forma de distancia en relación a eso que se llama tu propia personalidad. Esa toma de distancia en relación a la personalidad, es ya una primera etapa hacia la crucifixión de la personalidad que no va a desaparecer. El Pasaje al Corazón hace simplemente, que aquél que conduce el vehículo no sea ya la personalidad sino el Espíritu. Pero al ego le gustaría apoderarse del Espíritu. Es además por eso que ha creado las reglas del Espíritu en este mundo llamado libre albedrío que no existe en absoluto en el ámbito de la Gracia.
Pregunta: ¿un sentimiento de paz profunda es lo que habéis llamado, ahora, lo Desconocido?
No. Eso son las primicias. Lo Desconocido os abre totalmente, del juego del ego y esto, no podéis ignorarlo cuando lo vivís porque es un cambio radical de percepciones, de concepciones pero, ciertamente, ante todo, de Consciencia. Todo eso que se vive en la matriz puede acercaros, por la Luz Vibral, a ese estado del que hablo. Pero, no puede estar referenciado en tanto que experiencia perteneciente a este mundo. Vosotros estáis en este mundo pero no sois de este mundo. El Reino de los Cielos es inexistente sobre la Tierra, ya que esta Tierra es una proyección que ha estado privada del Espíritu. Entonces, no podéis pretender encontrar el Espíritu totalmente, en este mundo, sino sobre este mundo. En este sentido, la Luz Vibral viene a liberaros.
Pregunta: ¿puede ayudarnos precisamente, a superar ese ego y esa mente?
Si se exceptúa mis palabras concernientes a la Consciencia pura, todo el Yoga de la Unidad, de la Verdad, (que os ha comunicado Un Amigo) y las Bodas Celestiales, concurren de manera formal, a haceros hacer este camino, cada uno a vuestro ritmo pero, comprended bien que lo que llega ahora es el despliegue de la Luz y que el despliegue de la Luz en sí mismo, va a realizarse totalmente para todo ser viviente, lo quiera o no, lo acepte o no. Entonces, no hay que preocuparse por la desaparición de la mente. Simplemente, las circunstancias de su desaparición serán profundamente diferentes según vuestra capacidad de extraeros o de mantener, lo que yo he llamado el Fuego del ego o los juegos del ego. A medida que penetréis la Luz Vibral, o aun más exactamente, a medida que la Luz Vibral os penetre, vuestra Consciencia vivirá accesos temporales a estados de Samadhi. Es en ese estado de Samadhi como tomáis consciencia de la Verdad, de la aserción de que este mundo es Ilusión,  no antes. Si no, no es más que una creencia, también mental. No podéis vivir más que la experiencia de la Ilusión y la experiencia de lo Desconocido y esto no está en función de un hacer del ego, sino al contrario. Es en ese sentido que la Luz Vibral tiene por vocación primera, con sus primeros despliegues (anteriores al despliegue de la Luz ahora), llevaros a vivir la proximidad de este Pasaje que es, de alguna forma, la última Puerta. Es el lugar en el que os despojáis de todas vuestras ilusiones, de todas vuestras pretensiones totalmente. De alguna forma, os despojáis de vosotros mismos. Vosotros aceptáis o no, no ser nada para poder ser todo.
No tenemos más preguntas, os damos las gracias.
Muy queridas Hermanas y muy queridos Hermanos, os transmito toda la Gracia que es posible transmitiros a través del cuerpo donde estoy. Os digo hasta muy pronto, para continuar de manera espero, más explícita, los diferentes Pasajes que se producirán con este último Pasaje de lo conocido a lo Desconocido, con el despliegue de la Consciencia Ilimitada, Sat Chit Ananda. Saludos y Bendiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada