AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 14 de julio de 2011

AA. URIEL 6 de Julio del 2011 Autres Dimensions CON AUDIO


Canalizado por: Jean Luc Ayoun Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

 PARA ESCUCHAR EL AUDIO HAZ CLICK AQUÍ


Yo soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien-amados Niños de la Luz, juntos, Presentes los unos a los otros, voy a desplegar, en vuestra Presencia, por la Vibración de mi Presencia (más allá de las simples palabras, en Esencia), voy a revelar lo que debe ser desplegado, revelar lo que debe darse vuelta. Con el fin de ver la Verdad. Con el fin de comprender, en la Conciencia, porqué han estado invertidos. Con el fin de permitirles, si tal es vuestra Vibración y si tal es vuestra Libertad, de ver más allá de vuestros ojos. De Ver, por ustedes mismos, en vuestro Ser Interior. Por el despliegue del Espíritu en el seno del alma, por la Reversión de las fuerzas invertidas presentes en la Puerta VISIÓN, de ver la REPULSIÓN. Así, más nada podrá ocultárseles, sobre esta Tierra como en ustedes. El despliegue de la Verdad va a llamar y alumbrar la Transcendencia de toda cosa. Dónde la Sombra no tendrá más de lugar para ocultarse. Dónde la Sombra no tendrá más espacio para manifestarse. Que eso sea en ustedes, como sobre este mundo.

Entonces, juntos, Amados del Uno, escuchen el Sonido, escuchen el Canto, del despliegue de la Verdad. El Canto del alma. Aquél que los abre al Espíritu. Aquél que pone fin a la visión alterada. Con el fin de hacerles penetrar, en AL, y la Verdad de ER, más allá de la inversión y de la alteración.

Juntos, ahora, penetren estos Senderos, de la Luz de VISIÓN a REPULSIÓN, permitiéndoles ver, con el Corazón, lo que debe ser Visto. No la apariencia, y tampoco las imágenes, tampoco las proyecciones de vuestra presencia, sino, realmente, lo que hacía juego de vuestra Presencia, encerrándoles en la Ilusión, en la seducción y en los juegos permanentes. Así pues, por la claridad del Espíritu, el alma va a poder desviarse de lo que no es Verdadero, y darse la vuelta a la Verdad, de sí misma o del Espíritu.
Hijos del Uno, escuchen el Canto de la Verdad. El Ángel MÉTATRON, ANAEL y yo mismo, restauramos la Verdad. La de la Vibración inquebrantable de vuestra Unidad. La de vuestro Espíritu, mucho más allá de los juegos, mucho más allá de las imágenes.
Entonces, vamos, juntos, a resonar nuestra Presencia en VISIÓN, y en REPULSIÓN. Permitiendo ver, más allá de la imagen, más allá de los roles, y más allá de los juegos, la Estricta verdad. Así, percibirán y vivirán, la otra cara de la moneda. Esta moneda, que sólo se hace de oro y aparato, que sólo se hace de estratos y que no tiene nada que ver con el Espíritu. El Espíritu se despliega. El alma se abre a la Verdad. El Corazón puede por fin ver lo que le fue ocultado, por el hígado y por el encierro. Entonces, la Verdad aparecerá. Ella les salpicará de su Alegría. Los salpicará de Luz.

Pero, sobre todo, del Amor inefable de vuestra Presencia en vuestro Templo. El Fuego del Espíritu se despliega, desde ahora. Yo Abro la ruta. Yo Abro el espacio. Ese del Infinito, aquél donde nada de oscuro y nada de opaco puede persistir o existir. Donde no existe ninguna reivindicación, ninguna depredación y ninguna Ilusión. Entonces, juntos, cantemos el Canto de la Verdad. El de vuestra Presencia, en Su Presencia. El de su Presencia, nunca más separada, nunca más alterada.

Penetren, penetren ahora la Esencia de la Verdad, y la Esencia de la Belleza. No aquella que sus ojos veían, ni esa de los dramas que vuestros ojos percibían, sino esa de la Verdad, más allá de las apariencias. Más allá de los juegos de sombras y luces. Penetren la Esencia, penetren donde todo es Transparencia, donde todo es Cristal, donde nada puede alterar el resplandor de la Luz, el resplandor de la Verdad. Àbranse al alma. Que el alma se abre, y les revela, lo Vía, la Verdad y la Vista. La de la verdadera Vista, más allá de la Visión, esa que les permite vivir en la carne, así como en el Espíritu develado. Así, en Espíritu y en Verdad, en el Espíritu de Verdad, donde nunca más una Sombra podrá ser llevada. Nunca más, una Sombra podrá ser soportada, ni aportada. Serán Libres y Liberados.

Hijos de la Ley de Uno, es la Vibración CRISTO, KI-RIS-TI, trayéndoles al Êtreté y a la Verdad. Niños, juntos, recorramos los Senderos del Despertar verdadero, el de la Vía, la Verdad y la Vida. Dónde ninguna separación, donde ninguna compartimentación, puede persistir. Haciendo volar, en resplandores, el conjunto de las estrategias, de la Sombra y la oposición. Llevándoles a establecerse en la Morada de la Paz Suprema. Presencia y Unidad. Presencia y Verdad. Instálense en la Vía, escuchando Su Vía. Escuchando Su Verdad, que es la vuestra, para la Eternidad.

Hijos de la Unidad, el alma impulsa, en ustedes, la Luz del Espíritu. Permitiéndoles desviar el alma, de la seducción, de desviar el alma, de la Ilusión. Permitiéndoles liberarse, definitivamente. Permitiéndoles entender, con la Conciencia abierta, la ausencia de separación. Dónde todo sólo es Ilusión, en este mundo que recorrieron, valientemente, de vida en vida, sin perder jamás el sentido de vuestro Retorno, inscrito, en ustedes, por la Promesa y el Juramento.

La hora ha llegado, de ver. La hora llegó de levantarse, en Espíritu, y en Verdad. Salgan. Salgan del enterramiento. Salgan de la Ilusión, y penetren las esferas de la Alegría Eterna. Juntos, ustedes y nosotros, no haciendo más que Uno, en el seno del Ser dónde todo es Uno.

Niños del Uno, levántense, y despiertan, en ustedes, el Fuego del alma y del Espíritu. Viniendo a poner fin al Fuego de la Ilusión, al Fuego por fricción. Aquél que los atraía, en permanencia, a la visión alterada, a vivir la alteración. Impidiéndoles vivir vuestra alteridad.
La hora ha llegado, Niños de la Unidad, Hijos del Uno. Desplieguen la Verdad. Desplieguen la Luz. Aquí en este cuerpo, en este cuerpo presente. No hay otra parte, en el seno del Ser. Todo se devela y todo se Revela. No existe ningún pasado. No existe ningún futuro. Ya que todo está inscrito en la Eternidad de la Luz Presente. Y eso es ahora. Entonces, enciendan, enciendan, en ustedes, el conjunto de las lámparas. Enciendan, en ustedes, el conjunto de las Estrellas. Abran el conjunto de las Puertas, a la Eternidad.

Hijos del Uno, Hijos de la Verdad, juntos, yo canto con ustedes, por el Canto de vuestra Presencia, el Canto de la Libertad. Niños del Uno, escuchen, y juntos, escuchemos, el despliegue y el Canto del alma, magníficas trompetas, Elevándolos a la Verdad, al Espíritu. Preparando vuestro encuentro, con el fin de desposar, para la Eternidad y por siempre, la Luz de la Verdad.

Hijos del Uno, sean lo que son. Más allá de las velos. Y esto se despliega en ustedes, Elevando el Fuego del Espíritu, Elevando los Fuegos de la Libertad. Recorriendo los fuegos de la Ilusión y quemándolos. Para siempre. Haciéndoles retornar a la nada. Ustedes no son la nada. Son la Totalidad. Ustedes son Hijos de la Fuente, y son la Fuente Revelada, Develada a ella misma.

Humildad. Humildad y Simplicidad. Acepten de no ser nada, en el seno de la Ilusión, para para ser todo, en la Verdad. La Visión, la Vista real, les es ofrecida, más allá del Éter, dando la Visión del Corazón. Permitiéndoles percibir, en vuestro Templo, allí donde está la Verdad, y allí donde nunca ha estado. Más allá de toda creencia. Más allá de toda proyección. Más allá de toda condición. Más allá de todo infierno. Más allá de todo encierro. Vivan la Alegría, ya que eso es vuestra Esencia. Y la Presencia del alma, que se despliega, en vuestros Cuerpos, abran en ustedes las válvulas del Amor. De vuestra Presencia. A vuestra Unidad, a vuestra Verdad.

Juntos, comulgamos. Con el Ángel METATRON, pronto en ustedes, en totalidad. Comulguemos, juntos, el retorno del Uno, al retorno de la Fuente, en vuestro Templo. Trayendo la Transparencia y la Belleza de la Verdad. Más allá de la belleza opaca, de ese que los había encerrado. Más allá de la belleza de la Ilusión, conduciéndoles siempre a más densidad, siempre a más deseo, siempre a más insatisfacción. Las esferas de la Eternidad, las de la Unidad y la Presencia, no conociendo la mínima insatisfacción, el menor descontento, el menor deseo. Ya que no hay nada que desear, en la Verdad. Ya que todo está presente, en su totalidad.
Hijos del Uno, juntos, reunidos para siempre y Unificados en la Vibración de la Presencia, elevemos, juntos, la alabanza del Alma elevada. La Alabanza del alma Revelada, en el Espíritu, en el seno de la Verdad. E incluso en esta densidad, allí donde están.

 Àbranse, ya que el Espíritu viene a liberarles. El Espíritu es Verdad. El Espíritu de Vida, el que no conoce ninguna opacidad. Esta vida que no conoce ninguna Ilusión. Espacio de Verdad, donde ninguna densidad puede alterar la Alegría permanente que es vuestra Esencia y vuestra Naturaleza. Donde ninguna interrogación puede existir. Ya que, en la Verdad, ustedes son la respuesta, el principio y el final, el ALFA y la Omega, inscritos en la Eternidad. de vuestra Verdad, Verdad de la Fuente, Unidad y Vibración.

Niños, Hijos del Uno, juntos, acojamos el derrame del alma, en este mundo. Llamando al Espíritu, en este mundo. Despertando lo que se había escondido, y para siempre oculto. Para que, nunca, el menor juego Dual pueda enterrarlo, para siempre, en los meandros de la Dualidad.

La hora llegó de hacer el silencio. Silencio de las palabras. Silencio de los juegos. Silencio de las apropiaciones. Silencio de las proyecciones. Acojan la Totalidad, donde ningún deseo puede existir, ya que nada puede desearse. Ya que, en la Presencia, todo está allí, todo se consuma. Así pues, Él se los dirá, en vuestro Templo. Se lo anunciará, MARIA, Reina de los Cielos: todo está cumplido. Permitiéndoles resucitar, en la Vía, en la Verdad, en la Unidad y en la Presencia.

El flujo de la Luz, impulsado en el alma, no más desviada por las fuerzas opuestas, más bien Empujadas por la Verdad Ascendente de la Luz, dando la vuelta a vuestra Eternidad.

Oigan. Escuchen el Canto del Fuego del Espíritu, en vuestras células. Oigan el Despertador de la Verdad, en vuestra Conciencia. Dejénse saciar y aliviar, por el Agua de de lo Alto. Aquélla que hará que, nunca más tengan sed, ya que la sed no existe más. Aquélla que hará que nunca más tengan hambre, ya que el hambre no existe más. Aquélla que hará que nunca más, tengan el recuerdo de una gravedad cualquiera, ya que todo será borrado. Y todo será trascendido, en la Verdad de lo que ustedes Son.

HIjos del Uno, queda solamente pasar a ser lo que ustedes Son. Ahora, abran. Abran las compuertas del alma, esa que se despliega en AL, Elevándolos. Y permitiéndoles sobrepasar y trascender la Repulsión y la Atracción. Permitiéndoles ser Libre, ya que es vuesta Esencia, aquí. ¿Son Libres, de ser lo que usteds Son? ¿ Dónde tienen la impresión de una libertad? Cualquiera que sea la satisfacción de los deseos, no puede existir satisfacción real, ya que ella, está para siempre, quebrantada por el peso del deseo.
Entonces, Niños del Uno, juntos, despleguemos, en este Sendero, la totalidad de la Verdad, el Sonido cristalino del alma Despierta y Revelada. Eso es ahora. El tiempo ha llegado, ya que el Tiempo se ha cumplido: El de la Resurrección, el de la Unidad..

Niños, escuchen, juntos, en la comunión, y nuestra comunión, con el Espíritu de Verdad, preparando y abriendo la Puerta a Él que viene a asistir a vuestra Resurrección. Quien viene a pedirles salir del deseo, a salir de lo que es falso. En la Alegría, ya que eso es Alegría. El Fuego de lo Alto, el Fuego del Espíritu, es un Fuego de Alegría que llena todos los intersticios de las Sombras, todas las pesadeces, acumuladas por la experiencia de este mundo. Todo eso será quemado, por la Alegría y la Verdad. Todo eso desaparecerá, y no existirá ya más.

Hijos del Uno, la FUENTE viene a realizar, por el Ángel MÉTATRON y por su radiación, el de su Presencia, en todo el conjunto de los Universos y de las Creaciones, lo que lo había prometido. Jamás, ustedes han estado aislados. Nunca, no se los ha aislado. Sólo la máscara del sufrimiento, impuesta por el que los encerró, pudo hacerles creer, y hacerles vivir, el miedo. En la Verdad, en el seno de CRISTO, no puede existir ningún miedo. Ya que Él es la totalidad. Él es la Plenitud. Él es el Espíritu de Verdad, que debe desplegarse.

Acojamos, juntos. Y despleguemos el alma, el alma universal, que es Canto de Vida, acompañando el Espíritu, en los Mundos Liberados y Libres. Eso es ahora. Perciban. Acabada la Fusión de los Éteres, conduciendo ahora a la Luz Blanca. La de la Inocencia y la de la Potencia. Más allá de toda seducción. Mucho más allá de toda Ilusión.

Juntos, por mi Presencia y vuestra Presencia, vamos ahora a comulgar, en el silencio de las palabras y la Potencia de la Vibración de la Luz, Blanca, CRISTO.

... Efusión Vibratoria…

Hijos Ardientes de la Verdad, que el Fuego de la Verdad les entrega, de la ausencia Él, y de vuestra propia ausencia. Abandónense a la Luz, ya que es lo que Son, de toda Eternidad.
Hijos del Uno, realicemos, ahora, una parcela de iluminación. Aquél que debe elevar, en ustedes, el conjunto de vuestras células. Para la Resurrección, para la Eterización, y sobre todo para la Libertad de la Conciencia. Aquélla que no conoce ningún límite, ningún freno y ninguna alteración.

Ahora, juntos, ustedes y yo, por mi Presencia Total y Unificada, no en este canal sino en ustedes, directamente, Unifiquémosnos, en la comunión, ahora. Algunos momentos en el silencio, antes de la alineamiento de la Merkabah, Nave de Luz, de retorno entre ustedes. Jerusalem vuelve. Abran las puertas de la Verdad. Abran las puertas de la Vida. Acojamos, juntos.

... Efusión Vibratoria…

Despleguemos la Luz Una. Del Alma Elevándose al Amor.

... Efusión Vibratoria…

Entonces, convirtiéndose en vuestro propio APHA y OMEGA, recorrerán las Esferas de la Alegría, las de la Libertad. La separación no podrá ya manifestarse, de ninguna manera, si aceptan abandonarse a Él, y en consecuencia a la Luz.
Acoge
r. Acogerlo, en Unidad y en Verdad, con el fin de pasar a Ser. Fuego de Alegría, en la Conciencia y en los Cuerpos, aquí-mismo. Poniendo fin a la ATRACCIÓN - VISIÓN y a la REPULSIÓN. Libertad, reencontrada. Pulsación y Fuego. Presencia y Unidad. Amor. Amor Libre, el del alma vuelta hacia el Espíritu, no sometido a la Dualidad.

El Corazón se levanta, y se Eleva, en el mismo grado que se levanta y se Eleva en ustedes, el Fuego de la Alegría. Sólo, deben establecerse en el Ser. Sólo deben, pasar a ser Todo eso. Canto del alma y el Amor. Ahora.

A todos vosotros, los Amigos del Amado, les digo Paz, en el Fuego del Espíritu. Presencia y Unidad. Don. Don total. Transparencia total. Vibración. Unidad. Y Amor. HIC et NUNC.

... Efusión Vibratoria…

Amigos del Amado, y Amor del Amor, soy URIEL. Vibración y Silencio. En Eternidad de la Vida, y la Eternidad del Fuego. Estaré con ustedes, en la alineación, de Corazón a Corazón, y de Fuego a Fuego. Yo rindo Gracia, para nuestra comunión. Rindo Gracia, a nuestra Unidad. Amor del Amor. Vibración. Eternidad. URIEL les dice: hasta siempre, en ustedes y hasta siempre. Ya que, nunca más, estaré ausente. Hasta la próxima.

Traducción: Hedyn Núñez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada