AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 19 de julio de 2011

AA. URIEL 13 de Julio 2011 con audio



Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun 
Transcripción: Véronique Loriot

Traducción: Hedyn Núñez

http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Para escuchar el audio haz clic aquí


Yo soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien amados Hijos de la Ley de Uno, vuelvo de nuevo, con ustedes y en ustedes, con el fin de Vibrar el sentido de Ser y el sentido del Uno. A fin que juntos, reunidos y en comunión, vivamos la Esencia de Uno. Entonces, abramos. Abramos las puertas de nuestra comunión. Despleguemos la Vibración de la Esencia, la que conecta, unifica y libera el sonido del Uno, que es el sonido del Ser, ser Uno con el fin de vivir el Uno, sobrepasando la otra que no es otro que Uno, un otro Uno. Todos unidos y todo libres, conectados e inter-relacionados en la Libertad y la Vibración de la Esencia. Corazón a Corazón. Espíritu a Espíritu. Vibración a Vibración. De Esencia a Esencia donde ninguna distancia puede separar, dividir u oponer donde todo contribuye a la armonía de la Creación en el seno del  Uno.

Niños del Uno, juntos, despleguemos la Luz Vibral, en las Puertas, de nuestras Puertas que son vuestras Puertas. Entonces, juntos, elevemos el Canto del Ser, al sonido del Uno. UNO. Vibremos. Esencia de la Unidad, Esencia de la Presencia, Esencia de vuestra Presencia, que es mía como yo soy vuestro.

Hijos. Vibremos en esta Unidad, en este Amor, comunión eterna, sin final y sin principio, cantando el Canto de la alabanza, cantando el Canto de lo Sagrado. Niños del Uno, abramos la Verdad. La Vibración de cristal, la de la Esencia, canta y recorre, de Puerta a Puerta, el conjunto del Ser establecido en Uno, para que cada uno sea el Hijo de Uno. Vibración. Presencia. Fuego del Espíritu, abriendo, en ustedes como en mí, el Templo de nuestra Consagración, el Templo de nuestra Presencia, allí donde no existe ningún sentido y ninguna dirección ya que todo es sentido, ya que todo es Uno. Espacio infinito e indefinido de nuestra Presencia común, fuera de todo tiempo y todo espacio limitante. Juntos, Vibremos en la lengua del Verbo. Seamos el Verbo.

Niños del Uno, establecidos en cartas de Uno, cartas de Fuego, cartas de Verdad, cartas, no a escribir sino cartas a Vibrar, en el sentido de la resonancia de la Presencia donde ningún obstáculo puede meterse, con el fin de vivir en Todo y en el Ser. Con el fin de ser este Ser que es Uno. Hijos de la Verdad, inscritos en la lengua eterna, la lengua del Verbo, Fuego y cartas de Fuego, inscritas en la Vibración de cada uno, o en cada uno. Vibración. Abramos las Puertas, así como las Senderos los trajeron a cada Puerta del Uno. Las doce Puertas, reunidas en el Éter, abren las puertas de acceso al Uno, a fin de que el Uno se vuelva Uno, inscrito en cartas, en cartas blancas, las de la eternidad, esas del Cristo. Juntos, en comunión, en el espacio consagrado del Verbo, nosotros desplegamos la lengua Vibral, ese donde nada puede ser dividido, ya que es en el que se establece el Uno, el Ser absoluto incluyendo todos los seres y, por lo tanto, donde cada ser puede decir que Vibra en el seno de este absoluto.

Misterio, misterio de la creación reproducida en cada aliento, en cada ser. Esa es Verdad a Vibrarse, en la Conciencia, más allá de un límite, más allá de todo encierro. Niños, las Puertas de la Verdad, el Verbo porta la Puerta, el Verbo abre la Puerta y el Verbo es la Puerta, permitiendo, de Puerta en Puerta, de Dimensión en Dimensión, del punto del infinito a lo más distante de lo finito como del infinito, se despliega la Vibración Una, trascendiendo toda ley escrita en lo que no es el Ser, con el fin de ser, más allá de todo límite y más allá de toda carta inscrita. Ustedes son Niños de Uno, Vibración del Único, inscrito en cada Uno. Misma Esencia y misma Creación, lenguaje Vibral del Amor Uno, desplegándose en todos sentidos ya que allí es el sentido, ya que allí es el Único, ya que allí es la única Esencia posible para toda Creación, inscrita en la Libertad y la Verdad. Nosotros somos Uno. Comunión y Vibración. Amor verdadero. Amor donde es el ser instalado en el seno del Uno. Un ser. El Uno es ser. Vibremos al unísono del Amor Uno.

Puerta abierta para siempre. Puerta siempre abierta, para que los días ya no sean seguidos de noches, a fin que la noche del alma sea el despegue hacia el Espíritu, hacia la Verdad Una. Puerta del Ser llevando al Ser a su Unidad y a su Verdad. Corazones vibrando al unísono de la pulsación, continua y perpetua, de la Unidad. Escuchen y escuchemos el Canto del Uno, inscrito en el Ser eterno y en la eternidad, por medio del Éter no encerrado sino liberado por la Gracia del Uno, revelando y develando la Consagración y lo Sagrado. Uno.

Ser. Sagrado. Vibración donde toda Puerta canta. Y lleva la Esencia del Único. Vibremos en la lengua de Uno. Espada de Verdad abriendo la carne de la Ilusión para revelar la carne única de la Unidad del Espíritu. La Luz lleva la Luz y la Luz se convierte, más allá de la Puerta, en la eternidad de la Vibración de Uno. Ustedes llevan eso ya que eso es Uno. De lo que son, en verdad, el Fuego del Uno, manifestado y desplegado. Todo se abre ahora. Más allá de toda ilusión, en el momento presente, en el instante de aquí , por la Gracia de KI-RIS-TI, en Unidad y en Verdad. El Alfa y la Omega se juntan en el mismo Canto y en la misma Presencia del Uno en el seno del Ser. Entonces, se inscribe en cartas de Fuego la Presencia del Fuego, este Fuego ígneo que no quema pero calienta de manera permanente, para que el Espíritu, jamás  pueda debilitar a otro ser encerrado en lo que sea, con el fin de ser libre en la eternidad del Éter rencontrado.

Lenguaje más allá de las palabras. Lenguaje de la Unidad, el de la Verdad proclamada y declamada en la Vibración, en el Corazón del Uno, como en el Corazón del Ser, Vibrando entonces la pulsación del ser de Fuego, el ser que es Uno, permitiéndoles ser Uno, por su Gracia y vuestra Gracia, reunidas en la misma resonancia y en el mismo Amor, donde todo es dado, donde no se pide nada, donde se concede todo sobre la misma gama, la de la Vibración Una, donde nada se opone ya que todo es Gracia. Así es la Consagración del ser, y de su Unidad. Entonces, juntos y en comunión, en Presencia de Uno a Uno, despleguemos el Canto de la Verdad donde todo es acuerdo y donde todo se concede. De Puerta a puerta. De ser a ser. De Uno a Uno. De Corazón a Corazón. En Espíritu y en Verdad. Vibremos. En el silencio de la pureza.

Presencia y comunión. Onda. Onda de Paz, cantando el Corazón del Amor que es el del Uno. De Puerta a Puerta. Resonancia y Vibración. Niños del Uno, juntos, en la comunión y nuestra Consagración, digamos el Uno, más allá de toda palabra. Seamos Uno por el ser Uno, Unificados en la Verdad, en la Gracia de la belleza, la de la eternidad. Reunamos. Canto del éxtasis, de rencuentro, en el seno del Uno, donde la Ley de Uno es Amor. En el silencio, acojamos la Presencia. En el silencio, establezcamos el Ser de Verdad. Hijos Ardientes del Sol liberado, cantando lo Sagrado. Pulsación, llevando cada uno la Esencia del Canto, rebotando de Puerta en Puerta.

Amados del Amor. Nosotros somos el Único, en Verdad. Entonces, despleguemos las alas del despegue en la Libertad, aquí-mismo donde estamos, entonando, en cada Puerta, el Canto de la Resurrección. Juntos, Vibremos al Unísono del Canto de gloria de la Resurrección del Amor, en Uno y para el Uno. Escuchen y oigamos al ser que es Uno, que declara el ser en el seno del Uno. Así pues, de cada uno a cada uno, se establece la radiación de lo sagrado, la razón que no tiene razón, si eso no es Ser. Entonemos, juntos, el lenguaje Vibral de la Luz Una, que es Amor Uno. En el Fuego de la Alegría y la eternidad.

Soy el Arcángel URIEL, Ángel de la Presencia y Ángel de la Reversión, de ahora en adelante presente en cada uno. Amados del Amor, aliniémonos al Canto del Cristo. Casémonos en la Libertad. Escribamos entonces, en cartas de las estrellas, el Fuego en la alianza de Fuego, Nueva Alianza, la de la eternidad. Yo hago silencio, en presencia de la alineación a Su Presencia, para que se vierta el conjunto de las Gracias de Su Gracia. Juntos, acojamos. Juntos, Vibremos. HIC y NUNC. KI-RIS-TI. Alineados y Vibrantes. URIEL está en ustedes y les saluda, en ustedes, en cada uno. KI-RIS-TI. En Paz.

... Efusión Vibratoria…

Traducción: Hedyn Núñez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada