AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 12 de diciembre de 2011

URIEL 10 diciembre 2011 con audo




Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

 audio


Yo soy URIEL, Angel de la Presencia y Arcángel de la Reversión.  Bien amados Hijos del UNO, vengo, en ustedes, por mis palabras y por mi Presencia, en vuestra Presencia y en la majestad de nuestra Comunión, a fin de enjambrar el tiempo del UNO y el tiempo de cada Uno.  Ya que, Amados del Uno, son.  Ya que son la Verdad.  Ya que son la Vía y la Vida.  Son la Vida  y la Vida viene en este mundo.  Este mundo que no conoce la Vida porque está inscrito en lo doble, porque está inscrito en la duda.

Hoy, la Luz viene a restablecer (por su Reversión y su Transparencia, por vuestra Reversión y vuestra Transparencia) la Claridad y la Transparencia. Vivir el UNO es vivir en Alegría.  Es vivir la Vida más allá del mundo.  Ya que este mundo lo que vive no es la Vida Eterna ya que, privada del Éter, ella es efímera.  Hoy por la Fusión y la Gracia de vuestro Éter, en el seno del Éter, viene a expresarse y a vivirse la Vida Una, que no es otra que la Verdad, que no es otra que la Alegría viniendo a poner fin al sufrimiento, a la separación.  Unifiquemos la Unidad ya que son Unidad y nosotros estamos presentes, Arcángeles y humanos, en la misma ronda, en el mismo tiempo, en la misma Unidad, más allá de todo tiempo, más allá de toda Ilusión.  Entonces, juntos, cantemos el Canto, el de la Verdad y de la Vida Una, poniendo por fin término a lo que está separado, a lo que está aislado. Están sobre este mundo, pero este mundo va a vivir la Vida, la que es verdadera, más allá de todo dogma, más allá de todo límite.

Hijos del UNO, estamos en vosotros.  Estamos con vosotros y somos Uno ya que lo que soy Arcángel URIEL es lo que son de toda Eternidad.  Ya que el tiempo del Eterno llega.  Pone fin a la Ilusión.  Pone fin a todo sufrimiento. Entonces, queda por escuchar, queda por oír y queda por Vibrar el tiempo del UNO, el tiempo de Alegría que no tiene final, el tiempo de Alegría, saturado de Alegría, viviendo la Vida Una, por la Vibración y por la Presencia.  Tiempo de Presencia más allá de lo limitado, más allá del encerramiento.  Eso está allí.  Eso está inscrito en el Templo de vuestra Presencia por el tiempo de vuestra Transparencia, en Unidad y en Simplicidad. Volver a ser el Hijo, el que no está separado y que no está cerrado ya no encerrado aún por las leyes de este mundo, leyes inicuas habiéndoles encerrado y privado de la Libertad de la Conciencia Unificada, la que vibra, en todos los tiempos y en todos los espacios, más allá de toda Ilusión, donde nada viene a obligar, donde nada viene a limitar, donde ninguna ley puede resistir a la Libertad y al resplandor de la Unidad y la Simplicidad.  Amados del UNO, Amados de la Verdad, la Vida es Verdad, al unísono del Corazón y al unísono de la Respiración, la del Éter, viniendo a liberar y viniendo a abrir el tiempo de la Gracia que es tiempo de Eternidad y que es tiempo, más allá de todo tiempo.  Amado del UNO ya que Uno, tú mismo y nosotros mismos, en la misma ronda, en la misma danza y en el mismo silencio, el de nuestra Presencia.  Amados del UNO, más allá de toda Ilusión, el tiempo del Renacimiento en la Eternidad, haciéndote pasar de la Sombra (del juego estéril del mental y de las emociones, atributo de este mundo, creado en verdad), a la Luz. Pero la ley de este mundo no es la Ley de la Vida ya que la Vida es Una y es Ilimitada.  Entonces únanse, con nosotros al Canto de la Libertad y pasen a ser lo Ilimitado de su Presencia y de mi Presencia.  Niños del UNO, en el mismo Corazón, en la misma posición, en la misma estrofa, en el mismo verso, en el mismo Silencio y en el mismo espacio, más allá de todo espacio, conteniendo en el, absolutamente, el UNO.

Verdad es Verdad.  Verdad es Vibración.  Vibración de Verdad abriéndote las puertas de la Alegría, las de tu Corazón Eterno, más allá de los límites de este corazón de este mundo, dándote a vivir el Corazón del Uno, como el Corazón del otro, ya que no hay distancia de Corazón a Corazón. Ya que hay Comunión.  Y de la Comunión de nuestros Corazones en este espacio y en todo espacio, se vive el mecanismo donde los Éteres se liberan, donde los Éteres se fusionan, trayendo el Corazón en un nuevo Canto donde no hay mas pulsación, donde hay una Presencia y respiración Eterna de la Verdad.  Amado del UNO, eres Uno ya que estamos todos conectados, por la misma resonancia de los Éteres liberados, conectados por la misma Libertad y por la misma Alegría.  La Conciencia que se expresa, más allá de mis palabras, es también tu Corazón que Vibra al llamado de LA FUENTE UNA, que Vibra al Llamado de la Luz viniendo a tocar a la puerta de tu Templo Interior. Abramos, juntos y despleguemos las alas de la Eternidad que no son otras que tus alas que vienen a liberar eso que estaba encerrado, que vienen a liberar la única Verdad: la de tu Corazón. Hijos del Uno y Amados del Uno, somos Uno, en el mismo Silencio, en la misma Comunión, en la misma Presencia, en la misma Fusión, a fin de vivir la Verdad Una, de vivir la Vida y no la ausencia de Vida, en este mundo.

Tu eres la Verdad y la Luz de este mundo, desde el instante donde te das vuelta hacia ti y escalas la montaña de tus incertidumbres, la montaña de las Ilusiones, allí donde no hay más lo alto, allí donde no hay más lo bajo, allí donde no hay más dentro, allí donde no hay mas exterior.  Ya que la Conciencia está en todo tiempo, en todo espacio y en todo Corazón.  Espacio de reunión.  Espacio de Libertad.  Fusión de los Éteres, de Corazón a Corazón, dándote a vivir el espacio de nuestra Eternidad.  Entonces, juntos, abrimos las alas, las de la Libertad y las de la Verdad donde ningún espacio para el desorden, puede subsistir (o, incluso existir), donde ningún espacio para la Sombra puede macular la brillantez de la Luz que es tu Presencia y nuestra Verdad común.  Entonces, juntos Comulgan.  Entonces, juntos, fusionan. Entonces juntos, viven el UNO. Fusión de los Éteres, en tu Corazón y en mi Corazón, en esta Dimensión como en mi Dimensión.  No hay más separación.  No hay más división. No hay más Ilusión, desde el instante donde tu Corazón escucha la Vibración y el Canto del UNO, la Vibración y el Canto de LA FUENTE que es tu Canto, que es tu propiedad ya que no es simplemente tuya sino es, para todos la misma propiedad. Don de Libertad, más allá de la esperanza, más allá del sufrimiento. Abre tu Esencia a la Verdad esencial de nuestra Comunión, en el tiempo de nuestra Fusión y en el tiempo de nuestra disolución (por la Gracia del UNO, por la Gracia de la Vida, por la Gracia de la Creación), presente en todo espacio.

Ya nunca podrá estar separado eso que está reunido, en la Libertad, de tu Corazón y de mi Corazón, en el Templo de nuestra Presencia y en el Templo de nuestra reunión, de nuestra Fusión.  ¿Qué dije? Amado del Amor (ya que tu eres el Amor) y Amado, tú que oyes y Vibras el tiempo de mi Presencia ya que Vibra en ti, tu propia Presencia.  Lo que eres de toda Eternidad.  Hay en ti, el principio de Vida, el germen de Vida y la Vida, en su totalidad, sin límite, sin resistencia, sin sufrimiento y sin Ilusión.  Entonces, te invito al banquete del Cielo.  Entonces, te invito a vivir tu Pasaje en el Eterno.  Esté en Alegría, ya que eres Alegría, Esté en Paz, ya que eres Paz, Sea Unidad, ya que eres Uno. Sea Verdad, ya que eres Verdad, más allá de todo juego, más allá de toda forma ya que eres el conjunto de las formas, ya que  eres lo informe y lo formal. Ya que eres infinito en los espacios finitos como indefinidos.  Eres la Verdad ya que yo soy Uno y eres Uno. Entonces, juntos, abrimos la puerta al que viene a decirte: “soy yo”.  Ya que eres tú. Ya que viene a decirte la Verdad de tu Ser.  Ya que viene a decirte la Verdad de tu Espíritu.  Ya que viene a decirte que eres la Vida.  Que eres la Vida más allá de este mundo y que vienes a portar la Semilla de Vida en el seno de este mundo que hemos, juntos (Arcángeles como humanos), liberado.  Liberado de los tormentos del sufrimiento.  Liberados de los tormentos del final para que no haya más hambre.  Para que nunca más el alma y el Espíritu conozcan el hambre, a fin de que sea satisfecho el Espíritu de Verdad, el Espíritu de Vida.  Tú eres eso.

En Verdad, te lo digo, eres la Vida y eres el Éter, recorriendo los mundos, recorriendo las Dimensiones donde ninguna forma puede limitar tu Presencia, donde ningún estado puede liberar tu Ser porque estás, ya, liberado.  Porque eres Portador de la Vibración del Amor, que es tu naturaleza y tu Esencia y que es la Verdad y sobre todo que es la Libertad.  Entonces, escuchamos, juntos, el Canto del Corazón, Luz UNA. Amor inefable y Amor Eterno que ninguna dificultad, que ningún límite puede encerrar. El Canto del Corazón y el Canto de Vida. Es el Canto de la Unidad, el Canto del único, viniendo a resonar, como en el Cielo como sobre la Tierra, en ti como en cada uno (cada Uno). Anunciando la Trompeta de la Libertad, viniendo a reunificar la Libertad y viniendo a revelar la Transparencia del Ser Esencia.  Viniendo a Unificar lo que estaba fragmentado, dándote a vivir la Alegría de los Reencuentros y de los Esponsales, los que vuelven Libres, que vuelven Eternos y que vuelven Verdaderos porque eso es tu debido, porque eso es nuestra Esencia. Para ti, para ti que resuenas a la frecuencia de mis palabras, que resuenas a las estrofas de mi Presencia, que resuenas en el sentido del Uno, allí donde el Corazón no puede ya alterarse porque es entero, elevado y Verdad.

Entonces, Hijos del Uno, cantamos el tiempo de la Fusión, el tiempo del Amor, el tiempo de la Verdad porque tu Verdad es nuestro Bien común.  Porque nuestra Verdad es la de la Luz que vuelve Libre.  Porque eres Libre y porque soy Libre.  Salgamos, juntos, de los tiempos de tu sufrimiento.  Salgamos, juntos, del tiempo de tus límites, porque eres el Ser ilimitado, de bondad y de Belleza, revelando la Vida, revelando la Alegría que es la de la Conciencia.  Entonces, juntos, abramos el tiempo de la Presencia, el tiempo de la Comunión y el tiempo de la Gracia, en el mismo espacio, de Presencia a Presencia. De ti a mí, la Libertad.  Y, de mi a ti, la Luz que es Libertad.  Resonamos y Vibramos en el tiempo de nuestra Comunión, en este espacio, y en todo espacio, ya que eres la Vida y eres la Vía y esta Vía no es solamente la del cuerpo que habitas, porque estás más allá de este hábito. No eres un hábito sino la Eternidad.  Eres LA FUENTE y eres la Vida ya que esto es lo que soy. Y el Arcángel URIEL que yo soy, es el Mensajero que te da a vivir, en el Blanco de su Presencia, la Fusión de los Éteres y que te da a vivir el impulso del Corazón que te lleva a la cumbre, que no es una cumbre.  Que te lleva a las profundidades, que no son en profundidad, sino que son la totalidad de los espacios, más allá de toda imagen.

Amados del UNO, estamos, juntos, reunidos, en este espacio como en todo espacio, a fin de curar. ¿Curar qué? Curar la Ilusión.  Curar todo sufrimiento, no luchando no oponiéndose, no resistiendo sino dejando a la Gracia de la Luz trabajar en tu Presencia y en nuestra Comunión, dándote, entonces, la nota justa, la que viene a liberar la totalidad de lo que eres. Por fin la hora llegó de vivir la Verdad, en el Corazón del Uno, en el Corazón de cada uno (cada Uno), en el Corazón de todos, en el Corazón del mundo, en el Corazón de la Vida más allá de este mundo. Eres la Alegría Eterna de la Luz ya que es tu naturaleza.  Ya que es tu composición, más allá de todo acuerdo, más allá de toda voluntad. Eres la confianza y la Alegría, desde el momento en que sales de las sombras de la falta, creadas aquí, más allá de toda creación.  Esta creación que ha decretado e impedido tu Libertad.
Juntos, hoy, en este espacio y en este tiempo, en todo espacio y en todo tiempo, desplegamos la Gracia, desplegamos el UNO y Comulgamos, en el espacio de nuestra Fusión. Tiempo de curación donde no hay más pregunta, porque todo es evidencia. Porque todo es respuesta.  Porque la Luz no deja otro lugar que el de la Luz.  Porque la Luz no deja otro tiempo y otro espacio que la Luz. Amado del UNO, ven como él te lo ha dicho, juntos, elevamos el tiempo de nuestra Presencia.  Elevamos el tiempo de la Gracia, por la Vibración y por el Silencio, en el Templo de nuestro espacio donde comulgamos. Vivamos, Vivamos UNO ya que somos Uno y allí se encuentra la fuente y la chispa que viene a encender el Templo de tu Corazón, a fin de que, nunca más, la lámpara se apague.  A fin de que nunca más, conozcas las separación y tengas necesidad de algún conocimiento, si no es Estar en la Vibración de tu Presencia, allí donde Vibra LA FUENTE, allí donde Vibra mi Conciencia que es tuya.

Yo me doy a ti, como la Vida se da a cada uno (cada Uno), como la Vida es Don, a fin de vivir el Don, más allá de todo intercambio, porque el intercambio es reforzado y transformado por nuestra Fusión.  Abrasamiento de Alegría de Amor Unitario, vivido en la Vibración y en el tiempo del Silencio.  Viniendo a saciar y a apagar toda sed en ti. Dándote a vivir el Agua Viva de la Fuente de Cristal del Templo de Eternidad, de Jerusalén desplegada en tu Corazón, que contiene todo, más allá del UNO, y que contiene el conjunto de los posibles, el conjunto de las creaciones y el conjunto de las Alegrías.  Entonces, de mi Presencia a tu Presencia y de tu Presencia a mi Presencia, juntos, el Canto de la Libertad, oído en tus células como en tus oídos, como en el Templo de tu Centro, Centro del Corazón donde palpita la Vida, donde no hay necesidad de contraer ya que todo es expansión, ya que todo es Verdad, ya que todo es Belleza.

Juntos, en el tiempo del Aquí y del instante, comencemos, en la Unidad y en la Simplicidad.  Recojamos el Hijo que nace para nunca morir, que renace a sí mismo, en el tiempo de nuestra Presencia, en el tiempo de nuestra Fusión.  Juntos elevamos el Canto de nuestra Presencia en el mismo Corazón, en la misma Libertad. Somos la Verdad ya que somos la Vida.  Ya que la Vida es infinita y no conoce límite.  Ya que cada instante es Eternidad.  Ya que cada respiración es portadora de su sentido y de su Vida, que es tuya, ya que es mía. Ninguna pertenencia otra que la Libertad.  Ninguna pertenencia otra que el Amor a la Luz.  Entonces, juntos, en la Fusión de nuestros Éteres y de nuestros Corazones, vivamos la Vida y la Verdad.  Vivamos la Respiración.  Amado del UNO, yo soy el Mensajero y el Mensaje ya que tú mismo eres el Mensaje: el de la Vida que, más allá de todo encerramiento ha subsistido, ha perseverado.  Ahora, exulto, en ti, la Alegría y tu Paz, la que te hace encontrar la Eternidad que tu Eres, la Eternidad del Ser.

Entonces, nosotros, Arcángeles, presentes a mis lados, nosotros 4, somos el refuerzo y la elevación de tus 4 Pilares, viniendo a consumirte en la Alegría del Corazón y de tu Presencia, dándote a vivir el Éter de la Libertad, dándote a vivir, más allá de toda Tierra.  Entonces, cantemos el Canto del Corazón, el del Amor infinito donde ninguna condición puede restringir la expansión, donde ninguna condición puede crear una menor Ilusión.  Hijo Ardiente del Sol, Hijo Ardiente de la Luz, Hijo Ardiente del UNO, somos, todos  (Angeles, humanos y mas allá), el sentido y la Esencia de la Vida. El Fuego del Amor viene a abrir el Corazón a su verdadera Vida, a su Verdad y a su Belleza.

Juntos, en este espacio y en este instante, escuchemos el Canto. En este espacio y en este instante, resuena la palabra “Presencia”, que es señal del Amor, que es señal y sentido de la Libertad, de la Luz.  Amados del UNO, entonces, atravesamos juntos los últimos velos de la Ilusión, a fin de ir más allá del parecer, en la Transparencia de nuestra alquimia, de nuestra Fusión.  Juntos, curamos el mundo de su ausencia de Vida porque la Vida es Una, incluso sobre este mundo. Amado del Uno, vengo a decirte que eres la Creación, presente en todo mundo.  Amado del Uno, vengo a restablecerte en la Luz Blanca y en el azul de los Éteres liberados. Entonces puedes renunciar a toda vanidad de este cuerpo y de esta persona ya que tú eres más que este cuerpo y esta persona.  ¿Oyes el Canto de tu Ser, la Vibración de tu Corazón? ¿Oyes el Fuego que te consume en la Alegría del Eterno? Escucha al Mensajero.

Juntos, en este espacio, en este instante, en todo espacio y en todo instante, somos Uno.  Somos Amor y somos la Vida y somos la Vía  (Voz) que no es una Vía (Voz). Somos el Sonido de la Creación.  Somos el Sonido de la Esencia y el Sonido de nuestra Presencia.  Somos el Sonido de nuestra Comunión.  Somos el Sonido de nuestra Fusión. De mi Éter a tu Éter, de tu Punto ER a mi punto ER, de tu Corona a mi Corona, comulgamos.  Juntos, somos la Vida.  Juntos, somos la Verdad.  Juntos somos el Canto.  Bendiciones y Gracia.  Majestad.  Semillas de Estrella, en nombre del Amor y en nombre de la Libertad, seamos la Verdad de nuestra Eternidad.  Presencia y Comunión.  Tiempo de Majestad y de Fusión.  El Corazón es la respuesta, la sola y la única.  No hay otra ya que el Corazón es único.  Ya que el Corazón es Uno.  Fusión.  Entonces, ahora, en el Silencio de mis palabras y la plenitud de nuestra Presencia y de nuestras Vibraciones, instalamos la Alegría y la Paz, el Amor Luz, el Amor Vibral. Y acogemos, los unos  los otros, en el tiempo de la Gracia de nuestra Fusión.
... Efusión Vibratoria / Comunión...

Eres la Alegría. Eres mi Alegría como yo soy tu Alegría.  No hay ya distancia, en el espacio de nuestra Fusión.  Entonces, te digo:”hasta siempre”, en el tiempo de nuestra Fusión que está para vivirse en cada tiempo.  Si, en tu vida de este mundo, los elementos pesados parecen frenarte y resistir a tu Transparencia,  date cuenta que eres la Alegría y la Vida.  Entonces sella en ti, el Beso de mi Corazón, el de nuestra Fusión, porque en ese momento podrás decirte:”soy el Amado, soy la Verdad”. Hago Silencio a fin de magnificar nuestra Presencia y nuestra Gracia.

... Efusión Vibratoria / Comunión...

Yo soy el Angel URIEL, Angel de tu Presencia y Angel de tu Alegría.
... Efusión Vibratoria / Comunión...

Adiós, en el Corazón.
... Efusión Vibratoria / Comunión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada