AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 30 de diciembre de 2011

Mensaje importante de recordar 27 Sept. 2011 MA ANANDA MOYI Autres Dimensions


  Mensaje importante de recordar

  Mensajes del Espiritu 2010 y 2011 de Odilia Rivera

27 Sept. 2011 MA ANANDA MOYI Autres Dimensions
Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com

audio

MA ANANDA MOYI 27 septiembre 2011
Yo soy MA ANANDA MOYI. Hermanos y Hermanas en la carne, os presento mis homenajes como Embajadora del Triángulo de Fuego. Vengo hoy, como Estrella, para intentar explicaros un mecanismo muy preciso, que continúa lo que MARÍA os ha dicho, hace poco tiempo, concerniente a la llegada de la Luz (ndr: ver las dos canalizaciones de MARÍA del 26 de septiembre, en la rúbrica “Mensajes para leer”, de nuestro sitio).

Todos sin ninguna excepción, habéis hecho vuestro camino, vuestra vida, buscando un bienestar, la Luz, la Verdad, el Amor. Hoy, cada uno de vosotros en esta Tierra, ha llegado a un momento concreto. En vosotros, se vive más o menos fácilmente, el proceso de asimilación de la Luz, en el Interior de vuestra conciencia, de vuestro cuerpo, en vuestra vida, en todas vuestras componentes de vida (tanto con vosotros mismos, como con este mundo y con vuestro entorno). Donde estéis en esta Tierra, sea la que sea vuestra edad, vuestras condiciones, cualquiera que sea vuestro estado y a todos los niveles, es muy exactamente lo que necesitáis vosotros, para vivir eso de lo que os voy a hablar.

La Luz que vivís de manera más o menos fácil, con estados Interiores más o menos justos, os llena de esta Luz para que viváis el Reencuentro con vosotros mismos, en tanto que Seres de Luz, Semillas de Estrellas, Niños del Uno, Espíritus de Fuego, Seres ígneos, KI-RIS-TI. Cualesquiera que sean las denominaciones por las que se pueda nombrar la Verdad de vuestro Ser, todos más o menos, habéis preparado lo que sucede en vosotros. Lo que ocurre en vosotros, por supuesto debe también suceder, de manera sensible y visible en la Tierra. Y lo que viene, os lo ha anunciado MARÍA y nosotros os hemos preparado, unos y otros, así como los Ancianos, los Arcángeles y por otras vías. Esta preparación fue para cada uno de vosotros, la ocasión de manifestar algunos cambios, comprender ciertas cosas, aceptar algunos elementos o rechazarlos, o no comprenderlos por el momento. Se os han dado un cierto número de enseñanzas que por diferentes yogas, (ndr: ver la rúbrica “protocolos” de nuestro sitio), por diferentes comprensiones también, os permiten acercaros a un Instante particular. Este Instante particular ha sido abordado de diferentes formas por los Ancianos, se ha tenido en cuenta un Choque de la Humanidad, se ha tenido en cuenta un cambio de Conciencia, un cambio de Dimensión. Lo que se enciende en vosotros o se resiste, debe llevaros a un momento preciso, a un momento particular. Algunos de vosotros han tenido necesidad de una preparación más larga que otros. Algunos Hermanos, algunas Hermanas, próximos a este acontecimiento, llegan sin tener ninguna noción concreta de lo que pueden representar las Estrellas, la Luz, poco importa. Estáis, repito una vez más, en el lugar exacto.

Llegará un momento, un Instante, del que nadie conoce la fecha, salvo Aquél que vendrá por la noche a presentaros a vuestra Luz. Y es aquí donde quiero llegar, estoy llamada a desarrollar esta noción de: decir “sí” a la Luz, y de lo que eso significa. Por el momento, habéis dicho “sí” en el Interior de vosotros (algunos desde hace mucho tiempo, otros más recientemente). Este “sí” a la Luz se ha traducido por ciertas manifestaciones, percepciones, modificaciones. Este “sí” a la Luz puede también acompañarse en el Interior de la Conciencia del humano, por un periodo más o menos traumático que se ha llamado Noche Oscura del alma, cada uno y cada una, teniendo que hacer de alguna forma, esta última puesta a punto, esta última limpieza de la Conciencia. Hemos hablado desde hace varios meses (y, en particular, desde este mes de marzo y abril), de algunos elementos de despliegue de la Luz, de Fusión de los Éteres, de transformación de vuestra Conciencia, de vivencias Vibratorias, todo un conjunto de elementos que van a su manera, hacia la misma dirección que es este Reencuentro con la Luz. Que no es un mecanismo Interior solamente, sino que será (como lo habéis esperado, comprendido) un mecanismo planetario.

Vuestra preparación fue más o menos fácil, más o menos cómoda y hoy es también, más o menos fácil, más o menos cómoda. Las circunstancias precisas de vuestras vidas, las circunstancias precisas de vuestro estado Interior, son precisamente hoy, el estado adecuado para lo que tenéis que vivir, un mecanismo que no os concierne ya individualmente, sino colectivamente. Ese momento colectivo que os ha anunciado MARÍA, es inminente. Por supuesto, inminente para nosotros quiere decir que ya se ha realizado, en su totalidad. Queda Concienciarlo para la colectividad humana, para la humanidad en su totalidad, a fin de que cada uno y cada una se encuentre en su propia Creación (si lo preferís, en su propio destino, aunque esa palabra no sea ideal).

Ciertamente, voy a intentar hablaros de ese mecanismo, de ese momento y de lo que se va a vivir en el Interior de vosotros mismos en relación a ese momento preciso, cuando llegue a la conciencia de la humanidad sobre la superficie de la Tierra. Ese momento está totalmente ligado, lo comprendéis, a la llegada masiva de la Luz Blanca, la llegada final de la Luz Blanca. Un conjunto de factores correspondientes a ese momento, sobre el plano observable. Están asociados por supuesto al Sol, a la Tierra, a todos vosotros, a todos nosotros, y también a los factores que vienen de mucho más lejos que vuestro propio Universo, de mucho más lejos que la propia Dimensión de vida de la Tierra y donde el total de planetas de este Sistema Solar y todas las Estrellas juegan un rol. Cuando ese momento llegue, será necesario efectivamente, prepararse a decir “sí” a la Luz. Se os han comunicado muchos datos a través de enseñanzas diversas y variadas: el Abandono a la Luz, las diferentes Marchas, las diferentes etapas de despliegue de la Luz y de apertura de Nuevas Frecuencias. No volveré sobre esto, porque es historia y es pasado, a día de hoy. Si no conocéis nada de esto, hoy, no es ya tiempo de interesarse en ello. Es tiempo exactamente de inclinaros hacia lo que Sois, de inclinaros sobre lo que vivís. Yo os recuerdo que la condición en la que estáis, es la ideal para vosotros, para vivir este momento.

Ese momento llegará en ciertas condiciones. Estas condiciones previas se os han dado hace ya largo tiempo: el Sonido del Cielo y de la Tierra, el Canto del cosmos y la Llamada de MARÍA. Serán de alguna forma, la última conminación a prepararos. Pero como sabéis, vuestra preparación Interior, ha comenzado ya desde hace muchísimo tiempo para algunos de vosotros (y para otros de manera mucho más reciente). Esto repito, pertenece al pasado, a la historia, pero no debéis preocuparos más que del día de hoy. La Luz va a venir a buscaros no solamente en vuestro Ser Interior, sino en la superficie de este mundo. Y la Luz es un Fuego, un Fuego de Amor, un Fuego que viene a Consumir la totalidad de lo que no es el Amor y la Luz, la totalidad de lo que es Ilusión, la totalidad de lo que es (como se os ha dicho) efímero. Ese momento sobrepasa todo lo que vosotros podéis imaginar, todo lo que podéis considerar o esperar. Porque cualesquiera que sean las imágenes, cualesquiera que sean las percepciones, cualesquiera que sean los sentidos, cualesquiera que sean los sueños, sea lo que sea que percibáis en la actualidad, en vuestro cuerpo, aunque sea vuestro acceso total y Libre al Êtreté, no tenéis las herramientas que os permiten, repito, poner en palabras y conceptualizar lo que se va a vivir.

Así que, es en relación a estos acontecimientos, este acontecimiento particular, puntual, que hace falta aprender a decir “sí”. Decir “sí” a la Luz, es asentir. Asentir a esta Consumición de todo lo que es la Ilusión, a ese Fuego de Amor devorador que viene efectivamente, en el sentido literal como en el sentido simbólico, a Consumiros: Consumiros en el Amor, en la Alegría, en una Verdad tan grande y tan incomprensible. Muchos elementos (jalones, si lo preferís) han sido planteados por vosotros, por nosotros, como por toda la humanidad. Recordad que, cualquiera que sea vuestro estado de hoy, es exactamente el estado ideal para que viváis lo que hay que vivir. No solo Interiormente, porque esto se desenvuelve en vosotros y os pertenece. Por el contrario, este acontecimiento pertenece a la humanidad como he dicho, totalmente y nadie podrá sustraerse, nadie podrá ignorarlo, nadie podrá evitarlo, nadie podrá desplazarlo. Esto se juega en este cuerpo, como sabéis, cualquiera que sea la conciencia que lo habite por el momento. Porque es en este cuerpo donde debe vivirse el mecanismo que se ha llamado Ascensión, Resurrección, Crucifixión. Como sabéis, los tiempos se hacen cada día más reducidos y debo decir que más allá de la esperanza, de la espera o del miedo, cuanto más se reduce el tiempo, más importante es, porque os da la ocasión de prepararos, todavía más y todavía mejor, a ese momento en que deberéis decir “sí” a la Luz.

En los momentos que precederán a ese Instante, todo se hará Luminoso, todo se hará Vibrante. Un poco como lo que algunos de vosotros viven en el Interior de su Conciencia y de su cuerpo: esta precipitación de Partículas Adamantinas (que algunos ven por la Visión Eterica, en el aire, en el sol, en el cielo en torno a vosotros, o en la noche) se va a precipitar de manera aun más evidente. Haciendo que incluso aquellos entre vosotros, que no tienen Visión Eterica, ni la Visión del Corazón, no puedan ignorar lo que pasa. La vivencia de vuestro momento, en este momento común, se hará por supuesto según vuestra capacidad en ese momento, de decir “sí”. Lo que quiero decir con esto, es que no tenéis que considerar ni l0s temores, ni las dudas, ni los miedos. Tenéis que ir más allá de esto, pero tenéis sobre todo que prepararos. ¿Prepararos a qué? No a mejoraros, no a buscar todavía más, sino verdaderamente, de igual forma que se anuncia a alguien que está a punto de morir, que va a morir, prepararos a revivir. Prepararos a encontrar la Luz, no únicamente en las Vibraciones de vuestro cuerpo, no solamente en las Vibraciones de vuestra Conciencia sino totalmente.
Esta preparación no es solamente Vibratoria, ahora. Es un mecanismo Interior que debe haceros aceptar soltar presa, Abandonaros y aceptar que la Voluntad de la Luz se cumpla, y que vuestra voluntad no pueda de ninguna forma oponerse a ese “sí” a la Luz. Si vuestro estado de humor, si vuestro estado de Vibración está marcado por el miedo, entonces os hace falta hoy, no buscar transcender esos miedos, sino trabajar exclusivamente en el Abandono a la Luz. Y cuando digo “trabajar” no hablo ya de trabajar, realmente, sino justamente, de dejar de hacer, para Ser. De dejaros obrar por la Luz, porque ella abre en el Interior de vosotros, por su Inteligencia, más allá de lo que vosotros podáis percibir y Vibrar. Lo más importante es pues, prepararos a decir “sí” a la Luz. Las Bodas de Luz, ese Instante común de la humanidad (que por el momento es individual) está llamado a hacerse la Bodas de Luz de la humanidad. Y como he dicho, nadie podrá sustraerse, nadie podrá evitarlo, esté donde esté en esta Tierra, esté en este cuerpo o esté ya del otro lado del velo, pasado por las Puertas de la muerte en el cuerpo efímero.

El “sí” a la Luz, es decir “sí” a la Consumición por la Luz, por el Amor, por la Alegría. Pero acordaros: no conocéis la Luz. Lo que quiere decir que la personalidad, las reliquias de vuestra vida en esta matriz, por medio de vuestra mente (de la propia personalidad, incluso refinada, incluso purificada y pacificada), que de alguna forma, vuestro estado mental va a estar también sometido a una ruda prueba. La preparación que habéis tenido (por los alineamientos desde hace un año, por la realización de la Merkabah Interdimensional Colectiva y vuestra capacidad de extraer la Luz Vibral) os ha acercado una vez más, a ese “si” a la Luz. Hace falta recordaros que vosotros no sois vuestros miedos, que todavía menos sois vuestro cuerpo, que no sois esta personalidad que piensa y actúa, que no sois vuestra vida que vivís aquí, que vosotros Sois mucho más que todo eso. Saberlo debe animaros a vivirlo ya, por vuestras propias Bodas de Luz, en la actualidad que puede realizarse el Pasaje de la Puerta Estrecha. Y debe también llevaros a esa Puerta en la que aceptáis quedaros desnudos, de desnudaros, de haceros esa Transparencia de la que hemos hablado, de haceros esa Infancia, esa Humildad y esa Simplicidad. Que haran, si os respetáis a vosotros mismos en el Interior de estos Cuatro Pilares, que no tengáis ya ninguna duda que os invada, no en vuestras propias Bodas de Luz (que os recuerdo que podrían seguir un calendario que os es propio) sino en el momento en que el calendario común se una a vuestro calendario individual. Entonces, en este momento, necesitaréis ser capaces de decir “sí”. Hará falta, en el espacio de una respiración (y cuando digo una respiración, ese tiempo os parecerá extremadamente corto), una respiración de la Tierra, es decir de hecho en algunas horas, y durante estas horas vosotros deberéis decir “sí”: dejar a Luz que os Consuma, fundiros en la Luz, no dar ya peso y agarraros a cualquier otra cosa que la Luz. No será ya tiempo de buscar lo que sea, no habrá ya nada que proteger, no habrá ya que hacer nada, exceptuado ese “sí” a la Luz.

Durante estos años se os ha dicho a menudo, que los primeros serán los últimos, y los últimos serán los primeros. Porque aquellos que vivan este momento último de las Bodas de Luz colectivas, en la pura Transparencia y Simplicidad de esta Vía de la Infancia, que no están al corriente de nada, vivirán quizá esos momentos de Gracia con estupefacción, pero sin oponerse. Recordad que los primeros momentos de ese contacto, en ese último aliento, son de alguna forma, condicionantes para vuestro Devenir en vuestra propia Creación. Vais a Crear vuestra propia realidad, que es función por supuesto, no exclusivamente de vuestra historia, no exclusivamente de vuestra búsqueda, no exclusivamente de lo que podríais estar tentados de llamar vuestra evolución en la Tierra, vuestros contactos con otros Planos, de otras Dimensiones (reales o supuestas). Pero retened que este mecanismo os va a llamar a no definiros más por cualquier cosa exterior a la propia Conciencia. Y la Conciencia, os lo recuerdo, no es ni este cuerpo, ni las emociones, ni la mente, ni la vida que hacéis en este mundo. En ese momento, hará falta hacer abstracción: no será ya tiempo de pensar en prever, proteger, responsabilizarse de lo que sea, sino que será tiempo de decir “sí” a la Luz y de dejar a la Luz transportaros a ese Fuego de Alegría, de Amor, de Liberación, en esa Respiración ardiente del Amor que Consume.

Por supuesto, la personalidad, en esos momentos, cualquiera que sea vuestro contacto con vuestro Êtreté, tenderá a empujaros a no ver la Luz y a conservar una visión de oruga, es decir a enfocar más que nada, vuestro propio fin, más que vuestro propio nacimiento en los Mundos de la Luz auténtica. No escuchéis nada de lo que pueda llegar como pensamiento. No escuchéis nada de lo que pueda decirse al exterior de vuestra propia Conciencia. No escuchéis a nadie. No escuchéis más que a vosotros mismos, no escuchéis más que a esta Luz que viene a consumiros en el Amor y la Alegría. Ese Fuego es un Fuego de Amor y el Fuego de Amor Consume. Os maravilla y es un Embelesamiento. Por supuesto, aquellos de vosotros que en ese momento tengan miedos, les hará mal estar enbelesados. Pero vosotros no sois vuestros miedos. En estos momentos, vuestra Conciencia, como os ha dicho mi Hermana HILDEGARD (ndr: ver en nuestro sitio la canalización de HILDEGARD DE BINGUEN del 25 octubre 2010), debe tender hacia ese Abandono último a la Luz, a ese Fuego. El Fuego que Consume, no os va a quemar, no os va a destruir. Viene realmente, a regeneraros en el Aliento del Espíritu, en el Aliento del Amor. Y es únicamente en este último aliento, si lo aceptáis, como podréis vivirlo totalmente, sin ninguna barrera. Alejándoos, en la medida de lo que sois o creéis ser en este mundo (de vuestra persona, de vuestra vida, de vuestros lazos, de vuestros miedos) entraréis en la Gracia, en las Bodas de Luz colectivas, de manera cada vez más Fluida. Lo que quiero decir con esto, es que solo los primeros instantes de esta última respiración pueden ser los actos de resistencia de la personalidad. Pero si vosotros mismos decís “sí” a la Luz, la personalidad no podrá ir más lejos para impediros Ser, en la Resurrección y en la Eternidad.

Seréis ayudados por supuesto, porque (como os hemos dicho) el Canal de Comunicación con las Estrellas está abierto. Seréis ayudados porque nosotros estaremos muy cerca de vosotros, esperando que franqueéis esta Puerta Estrecha, totalmente. Y si avanzáis francamente, nos percibiréis de manera cada vez más franca, también. Sois vosotros y vosotros solos (y esto también os lo hemos repetido muchas veces) los que franqueáis esta Puerta.

Entonces, algunos de vosotros tenéis la suerte de haber vivido el Impulso de CRISTO y sus Bodas de Luz, a título individual. Cada día de ahora en adelante, se va a reforzar ese estado de Bodas de Luz. Tenéis tanto tiempo como os otorga el fenómeno colectivo. Y recordad que cuanto más desfasado esté vuestro calendario Terrestre, más os deja la oportunidad de realizar el “sí” a la Luz, para prepararos. Porque nada será más importante que ese momento de Pasaje, ese momento de Reversión a la verdadera Vida, para condicionar lo que Sois. No es cuestión por supuesto, de salud, no es cuestión de edad, no es cuestión de karma, no es cuestión de cualquier preparación ahora, o de cualquier trabajo. Es cuestión de vuestra Conciencia y solamente de ella. Independientemente de cualquier atributo, independientemente de cualquier vestidura, de cualquier máscara. La Puerta Estrecha no se franquea más que si os hacéis como un Niño.

Os hemos dado los Cuatro Pilares. Más que nunca, esos Cuatro Pilares, están para enmarcar de alguna forma, vuestra Libertad de Pasaje. Pero sois vosotros los que pasáis. Y sois vosotros a los que me dirijo, no es la personalidad, no es el alma, sino que es, más bien, vuestro Espíritu, que es Uno, desde la Eternidad con la Luz y que ahora es tiempo de vivir.

Lo que viene es la Alegría. Lo que viene es la Verdad. Lo que viene es la Libertad. Vuestras Bodas de Luz se preparan en vosotros activamente: para algunos de vosotros, a nivel de las Coronas. Para otros, a nivel de las Puertas. Para otros todavía, por esa famosa Noche Oscura del alma que debe mostraros y demostraros ahí donde estáis, demostraros que habéis hecho una elección, real y efectiva, de vuestra Conciencia, a realizar. Sea lo que vayáis a realizar, el tiempo de esta última preparación es mayor. Ciertamente, en vuestra personalidad, como en vuestros diversos entornos, alrededores, sean los que sean, va a provocar yo diría, mucho miedo. Porque vuestra Luz crece, lo queráis o no. Las Partículas Adamantinas se hacen cada vez más presentes en el conjunto de vuestras estructuras. Y aquellos que rechazan la Luz, en torno a vosotros son sensibles también, ahora, a esta Luz. Y esto conlleva reacciones de rechazo cada vez más violentas, porque ellos no conocen ese Desconocido. En ese sentido, nunca hay que juzgar. En este sentido, cada vez menos hay que condenar o aportar negrura. La separación de las dos humanidades no es fácil, y sin embargo, esta separación es efectiva. No es un hecho de la Luz sino de la Conciencia que, debe ir Libremente, ahí donde se lleve. Se lleve entonces sobre la resistencia o sobre las Dimensiones que se han llamado Unificadas de tercera Dimensión, o se lleve sobre el Espíritu desembarazado de esta alma, Transfigurado, sois todos los mismos Seres de Luz. Sois todos y, nosotros somos todos, Hermanos y Hermanas. Nosotros somos todos, partes de la misma FUENTE y estamos ligados sin ninguna excepción, a la misma FUENTE. No puede ser de otra forma. Simplemente, la conciencia de unos y otros no tiene la misma Vibración y sobre todo no tiene la misma mirada.

Acordaros que algunos de vosotros, han estado encerrados desde tantísimos Ciclos, hace tantísimo tiempo, que no pueden imaginar por un instante que lo que vivís sea un proceso de Luz. Para ellos, la Luz representa una destrucción. Para ellos, la Luz representa la Sombra más total y el miedo más absoluto. Os hace falta entonces avanzar hacia vosotros mismos, mantener (yo diría) un cierto rumbo. Y que, sean los que sean los obstáculos aparentes que puedan existir, en el Interior de vosotros como en vuestra vida, no están aquí más que para fortificaros en ese “sí” a la Luz. Aunque hoy, no podéis comprender la lógica, ni vivir el Amor, esto concurre a establecer el Amor y a Liberaros totalmente. Os hemos dicho, hace algún tiempo, que ya no era tiempo de cambiar nada, sino que había llegado el tiempo de realizar lo que Sois. Las Bodas de Luz permiten esto a nivel individual, enteramente.

Recordad también que habrá momentos, hasta ese instante último, esa respiración última, en que las Bodas de Luz y la Luz os llamarán a vivir, todavía más Luz. En ese momento os corresponde a vosotros, no rechazarlo. Os corresponde a vosotros no interesaros en lo que es vuestra vida ordinaria. No renunciando, o encerrándoos, o aislándoos, repito una vez más, estando perfectamente Lúcidos en vuestra conciencia, de lo que se juega para vosotros. Necesitáis durante estos tiempos últimos, mucha compasión y mucho Abandono. Necesitáis mucha Humildad, mucha Simplicidad. Id hacia lo que es Simple cada vez más, porque lo que es complicado no es del orden de la Luz. Y lo que se hace complicado os llama a modificar urgentemente, lo que debe modificarse.

La llamada de la Luz y las Bodas de Luz, la llamada de MARÍA y la llamada del Cielo y de la Tierra se hacen de ahora en adelante, más y más opresivos. No son, repito, en el momento que hablo, colectivos. Hay signos precursores, que conocéis, que se os han dado, comunicado, pero vuestra Conciencia seguirá siendo vuestra guía más segura. Cada vez que alguna cosa os parezca opuesta a la Luz, decíos que es vuestra personalidad la que interviene. En ese momento, basta simplemente no identificarse nunca y dejar todavía más obrar a la Luz, porque viene a mostraros precisamente, lo que puede quedar de esta personalidad. Entonces, en ese momento, podréis decir “sí” a la Luz cuando llegue el momento, porque habréis de alguna forma, precedido a título individual, ese momento colectivo. Así, podréis penetrar a pleno Corazón, la Luz Blanca que viene a Consumir este mundo. Solo mirar a la personalidad podrá percibir los mecanismos terribles, que no son nada más que la atadura de vuestros ojos o de la personalidad a sus propias Ilusiones, o a esas Ilusiones comunes, yo diría.

Recordad que lo que viene es pura Luz y que incluso si no conocéis todo, y no vivís enteramente la Verdad, no hay nada que considerar de ella, porque es lo que vosotros Sois. Lo que viene a vuestro reencuentro, de hecho no es nada más que Vosotros mismos, en vuestra Eternidad.

Necesitáis también, durante este periodo, centrados en vuestros Cuatro Pilares, alinearos más y más en el Instante Presente. Por supuesto, hay seres que son capaces de encontrar muy fácilmente ese Instante Presente, y otros para los que es más difícil. ¿Cómo sabéis si estáis en el Instante Presente? Bien, en el Instante Presente, no hay ni emoción ni pensamiento, solamente hay Vacuidad, esa Plenitud, esa Vibración y esa Luz. Así pues, si hay pensamiento, si hay emoción, no estáis en el Instante Presente, estáis en el instante siguiente o en el instante antes. Entonces, rectificad el tiro. Dejad y pedid a la Luz que actúe en vosotros. Acogedla. Disfrutad los momentos en que ella os llama, aunque esos momentos no os parezcan los ideales o adecuados, son sin embargo esos momentos los que son necesarios para vosotros, específicamente. No os planteéis la cuestión, la Luz es Inteligente, mucho más que lo que vuestra mente o vuestra razón pueda identificar.

La Luz viene a reabsorberos. Y dejarse reabsorber por la Luz (es decir hacerse uno mismo esta Luz), es aceptar poner fin, conscientemente a todo lo que no es Ella, a todo lo que no es esta Vibración y esta Consumición. Como os hemos dicho, para nosotros todo se ha cumplido. Solo queda simplemente, ahora, alquimizar lo que está realizado en las otras Dimensiones, y lo que quede por realizar en la Tierra. El espacio y el Tiempo entre los dos es más y más limitado, más y más corto, a medida que el despliegue de la Luz, en vuestras estructuras y en el mundo, se realiza de forma más y más intensa.

He aquí, lo que puede representar ese mecanismo del “sí” a la Luz. Cuando llegue el momento, en ese instante preciso en que las Bodas de Luz colectivas reemplacen las Bodas individuales, según el grado de avance de cada uno de vosotros, recordad mis palabras: ir hacia lo Desconocido, Liberarse de lo conocido es asentir totalmente a la Inteligencia, a la Luz, al Amor. No guardar nada para sí, no imaginar nada, no proyectar nada, no considerar nada. Instalarse en el Instante Presente totalmente y vivir la Luz, vivir esta Consumición en el Fuego del Amor. Ya no es tiempo de buscar lo que sea. No es tiempo de encontrar lo que sea. Porque sois eso, sois Luz. Y la distancia entre la Boda de Luz que es propia a vuestro tiempo, y la Boda de Luz colectiva, esta distancia, este tiempo se acorta cada día un poco más. Haciendo que viváis lo que os acerca más.

Entonces, no juzguéis vuestras propias condiciones, no juzguéis a vuestros allegados, no juzguéis al otro, sea lo que sea. Porque su manera, su forma, en su resistencia o en lo que os muestra de Abandono más importante que el vuestro, es justo lo que tenéis que ver y reencontrar para, vivir también vosotros, las Bodas de Luz. La Humildad está a ese nivel. No está en la reivindicación de un título, no está en la reivindicación de una Vibración sino que está de ahora en adelante, en la instalación de la Conciencia en el Corazón, guiada por los Cuatro Pilares. En ese momento, los Hayoth Ha Kodesh (los Querubines) pueden intervenir y estabilizaros en el Corazón, y llevaros a la Luz que es vuestra. El Arcángel MIGUEL y el CRISTO pueden poner el toque final y cortar con la Espada lo que debe ser cortado, porque ese momento, es la prueba formal de que habéis dicho “sí”. Recordad mis palabras porque cada día, van a hacerse más importantes y más intensas en vuestra propia Boda de Luz.

Esto es lo que mis Hermanas me han encargado comunicaros, a la vez por palabras simples y por la Vibración. Nosotros tenemos todavía un instante para vivir en Comunión y en Presencia. Entonces, lo hacemos en silencio y si emerge una pregunta en relación a lo que acabo de Vibrar y hablar, por supuesto os responderé. Os escucho.

Pregunta: ¿el pasaje por la Puerta Estrecha puede hacerse por etapas antes de completarse?

Existe un último Pasaje, y este último Pasaje se hace de un golpe, de uno solo. Pueden existir las primicias, pero no puede haber (como decirlo) un llenarse poco a poco, del Corazón. Se hace de una sola vez, de una sola, cuando dejáis todo. Los tiempos de la preparación se han terminado. Las Bodas Celestiales se han acabado. Ha llegado el momento de finalizar en la Dimensión en la que estáis aun, lo que se ha realizado en las otras Dimensiones.

Pregunta: ¿podría explicar sobre la noción de « poner la otra mejilla »?

Poner la otra mejilla hace alusión a lo que decía el CRISTO. Lo que os ocurra hoy, es lo justo. Ya toque la Alegría y vuestro Corazón, o toque vuestro cuerpo (por una enfermedad), o toque a un allegado (por un conflicto), o toque a una pérdida, o que os toque a través de alguna cosa que os es ofrecida o quitada, esto no tiene ninguna importancia. Porque no sois ya, todo esto y todo lo que se produce está justamente destinado a haceros ir hacia vuestras Bodas de Luz. Durante este periodo preciso que se ha abierto (os lo recuerdo) desde hace muy pocos días, los Tiempos se han cumplido y sois vosotros los que tenéis que mostrar que vosotros os habéis realizado. Todo lo que no se haya dado, no habrá servido de nada. Recordad también lo que decía el CRISTO: “aquél que quiera salvar su vida, la perderá”. Lo que viene es la Vida Eterna, es el Agua de Vida, esa que suprime cualquier sed porque es la Eternidad. Es el Fuego del Amor, es a esto a lo que estáis convidados. No estáis convidados a vivir una pequeña experiencia. No estáis convidados a tener una experiencia de Luz. Vosotros estáis convidados a las Bodas de Luz. Es decir que estáis convidados a vivir vuestra Eternidad. Por eso, todo lo superfluo debe evacuarse, sea la que sea la forma en que se evacue.

Pregunta: ¿si todo se ha cumplido, por qué es todavía necesario decir “sí” a la Luz?

Todo se ha cumplido a nivel colectivo, sí, pero ¿lo que está cumplido a nivel colectivo, en otras Dimensiones, está cumplido para vosotros en la Tierra? ¿La Sombra ha desaparecido? ¿Habéis salido de la Dualidad? Hay que salir, y no podéis salir más que diciendo “sí” a la Luz.
No tenemos más cuestiones. Os damos las gracias.
Mis Hermanos y mis Hermanas, permanezco entonces con vosotros, en mi Presencia y la vuestra, en espacio de comunión. Yo os digo ahora, hasta pronto. Y acojamos ahora, juntos este espacio.
…Efusión Vibratoria…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada