AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 10 de diciembre de 2011

GEMA GALGANI 4 de Diciembre de 2011.con audio





Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn Núñez

Audio

Soy GEMA GALGANI. Hermanos y Hermanas, en humanidad, dígnense acoger el Amor que nos unifica y nos libera. Soy, en este día, la tercera Estrella que interviene ante ustedes. Yo porto la Vibración de la UNIDAD. Ya tuve numerosas ocasiones, de expresar una serie de elementos relativos a esta Vibración. Intervengo pues, después de mi Hermana MA ANANDA y TERESA, con el fin de proseguir todo lo que puede estar en relación y en resonancia con el Amor, en el sentido Vibral, con el fin (por mi Presencia, por las palabras que expresaré y por nuestro intercambio), de permitirles acercarse y vivir, quizá, vuestra Resurrección en los mundos de la Unidad, la Verdad y la Belleza.

Más allá de nuestra Presencia común, vamos a intercambiar (como lo hicieron mis Hermanas, antes), con el fin, si eso es posible, de acercarse y vivir la Unidad. Así pues, más allá de vuestros cuestionamientos y preguntas, responderé por las palabras, pero por el Verbo, por la Vibración del Éter, de manera de hacerles conjugar el verbo Amar, en la Comunión de nuestra Presencia. A través de lo que tienen que pedirme, responderé por este Verbo, favoreciendo en lo posible, nuestra Comunión de unos con los otros. Posteriormente, impulsaré, por mi Presencia en el espacio de Alineamiento (y también por la Vibración de mis dos Hermanas que me precedieron), el proceso de Fusión de los Éteres, llevándoles a vivir el punto ER de la cabeza (en el cruce de la línea AL-OD e IM-IS, al nivel la fontanela posterior, en la cima de la cabeza) y del Corazón (sobre la hendidura del esternón), llevando (pienso, a un número de entre ustedes, aquí y en otras partes) a hacer la experiencia de esta Comunión con la FUENTE (que representa el punto ER del pecho). Estado de Gracia que permite conjugar la UNIDAD y el punto AL del Alma, en la misma Vibración, en el mismo Corazón, en la misma infinidad del Amor. Entonces iremos inicialmente y progresivamente, a acercarnos a la Esencia de la Conciencia. Escucho entonces todo lo que pueda concernir, para ustedes, el principio, el fundamento de la Unidad, de la Vibración y del Ser. (Se detallan todos los puntos en la rúbrica “protocolos”)

Pregunta: ¿El mundo animal sube también en Vibración? Amado hermano, no existe una Conciencia sobre esta Tierra (y dentro de esta Tierra), como en el conjunto de este sistema solar, que pueda substraerse a la Luz, al Amor y a la elevación  Vibratoria. Cada Conciencia, donde que sea que esté, en el reino que sea, se le ha ofrecido la Gracia de la Luz y, por lo tanto, la posibilidad de vivir la Comunión y la Unión en el UNO. Se trata propiamente hablando, de una Resurrección total del conjunto de este sistema solar, respondiendo (si tal es su elección) al recordatorio del Juramento de la FUENTE UNA, de permitirle alcanzar las esferas de la Libertad y de la Liberación a toda la Conciencia presente en esta Dimensión.

No tenemos preguntas.

Bien Amados Hermanos y Hermanas, voy pues a proseguir por el Verbo, dejándome guiar por nuestra Comunión, en el espacio de nuestra Presencia común. La Unidad confiere la Alegría, y es Amor. La Unidad, sobre este mundo, les hace penetrar en los espacios Multidimensionales, poniendo fin a la presencia de los velos y liberando, por lo tanto, vuestra Presencia que es Amor, dándoles a ver (a percibir y a vivir), la Vibración del Éter, de la Luz, dándoles a ver sin precipitarla, con majestad, con respeto, las Presencias de las Otras Dimensiones, esas de donde no existe ninguna separación y ninguna división. La Unidad refuerza vuestra Alegría, les hace trascender en Verdad, los límites de este mundo (como vuestros límites, y los límites de este cuerpo). Aportándoles la prueba innegable de la Verdad de las Otras Dimensiones y de vuestra Presencia tan esperada, dándoles a experimentar el Hálito de la Conciencia. Trayéndoles a des cristalizarse (a des localizarse) de la Dualidad inexorable de este mundo. Llevándoles a salir de la Ilusión de este mundo, a probarles que la densidad de la Luz es la única Verdad a la cual pueden ofrecerse (y ofrecer vuestra Conciencia), a esta Alegría inefable, perpetua e infinita, contrastando aún más con los límites de este mundo (y las leyes de este mundo donde están). Poniendo fin en Verdad, a todo encierro de la Conciencia, procurando también a vuestra Conciencia (aún limitada por este cuerpo y por las estructuras residuales de este mundo), a concientizar, por lo vivido y la experiencia (y no por cualquier creencia), el Amor sin límite. Un espacio donde no puede existir más la menor Sombra proyectada, la menor resistencia. Un espacio donde reina eso de lo que tienen sed, desde el tiempo de vuestras encarnaciones, dándoles a vivir la Luz, no en un tiempo alejado o en otra Dimensión, no para un después, sino para un presente.

Entonces, absorbiéndola y viviéndola se convierten en la Luz. Cada uno de ustedes vive a su manera, su Unificación con el Êtreté, permitiéndole incorporarse al Sí (en los ámbitos donde no pueden existir la menor competición, la menor ilusión, la menor proyección). Allí donde puede vivirse (más allá de todo velo) el Corazón a Corazón, haciéndoles descubrir, a vuestra  Conciencia estupefacta, la realidad de vuestra vivencia, la realidad de vuestras percepciones, inscritas en la carne de este Templo, de este cuerpo, donde se realiza su alquimia. Así pues, la Luz los conduce a la Unidad. Les lleva (y les transporta) a espacios, más allá de todo espacio, donde no hay nada que reivindicar, porque la evidencia es la norma, porque la Alegría es la constante. Al descubrir la Unidad, a vuestra manera (por el Despliegue de la Luz), realizan esta Fusión de los Éteres de vuestro cuerpo y vuestros cuerpos. El Espíritu muestra su majestad. Toman entonces, conciencia de lo Ilimitado de vuestra morada de Eternidad. Pueden decir, entonces, como CRISTO: “Yo y mi Padre sumos UNO”. No porque eso sea una creencia, sino porque eso es la Verdad que vive vuestra carne, vuestros ojos y sentidos y sobre todo vuestro Corazón. Los Ángeles aparecen a ustedes, no como una representación o una imaginación, sino como Acompañantes que bailan en torno y en ustedes. No hay más diferencia, entre Unidad, entre algo de lo alto y algo de abajo. Están en lo alto y están abajo, porque hay Unidad. Están adentro y están afuera, porque esta frontera no existe ya. Ustedes no son solamente ustedes: son también el Todo.


La Unidad da a ver y vivir los sentidos de la Creación, los sentidos de los Mundos y Dimensiones. Constatan, por vuestra experiencia, que cuando les dijimos que estábamos en el linde de vuestra Dimensión, es la Verdad, porque lo viven. No tienen ya nada que creer, porque la Unidad es evidencia, porque vuestro Corazón se enciende de un Amor infinito, porque entonces Vibran a esta última Verdad de lo que son, y de lo que somos. La Luz no tiene más color porque todo se funde y todo cuerpo representa y Vibra cada cuerpo, cualquiera que sea la Conciencia y cualquiera que sea su Dimensión. La Unidad es percepción de las otras Conciencias, y de las otras Dimensiones. La Unidad es la respuesta, porque viviendo eso, asumen entonces, que todo lo que estaba antes de eso (que sean la gloria o el sufrimiento), no es nada comparado a la incomparable Belleza de la Luz. Esta Luz, visible más allá de los sentidos, les da acceso al Éter. Serán, en ese momento, alimentados a saciedad, en profusión, por el Amor. Toman conciencia que cada átomo, cada partícula que los constituye, es Amor.

Ninguna de las Sombras puede desviar más el curso de la Conciencia Unificada (estas sombras que, aún un momento antes, podían resistir, por condicionamiento y por olvido, a la Verdad de vuestra Luz). No tienen ya nada que proclamar, más nada a declamar, porque ustedes Son. Realizando entonces, el Ser viviendo el Sí en su Êtreté, pueden decir como CRISTO: “Todo se ha cumplido”. Después de haber puesto vuestro Espíritu en el Corazón del Padre, en Unidad, comprenden, que no hay más distancia, que no hay más barreras, ni más velo, ya que todo es Transparente, comenzando por ustedes. Como el conjunto de las Conciencias viviendo en estas Dimensiones, captan y viven que no están ya separados, ni divididos ya que el miedo se desvanece, que son el conjunto de la Creación y la Vibración, que ningún límite puede imponerse a la Conciencia. De esta forma (superponiendo vuestro éter limitado al Éter Ilimitado), se realiza la Fusión de vuestra Conciencia a nuestra Conciencia, del Espíritu que anima esta Conciencia al Gran Espíritu (la FUENTE UNA) donde todos estamos conectadas y resonando en la Libertad más absoluta, en el respeto más total y en el Amor más auténtico. Es entonces, que entienden (porque lo viven), que no son, ni pequeños, ni grandes, ni nada ni todo, sino mucho más que eso porque todo es UNO. Entonces, en Unidad vuestra visión limitada, desaparece. Se les da a ver y a vivir la Gracia de la Luz, la Gracia de la Verdad, llevándoles, entonces, a considerar vuestro lugar sobre este mundo, y a estar de acuerdo a la llamada del CRISTO que viene a decirles: “Ama y sígueme" Entonces la Conciencia se descubre, a si misma en todo y en todos, en cada uno, en la misma humanidad no dependiendo ya del humano, sino de una humanidad inscrita en el conjunto de las Dimensiones, en el conjunto de los Mundos.

El Ángel les habla y los llama. Las Conciencias se rozan, se tocan, se penetran, sin alterarse. Así es la Unidad y el Amor. A partir del momento en que comienzan a vivir eso, a vuestra manera, descubrirán espacios que antes les parecían inaccesibles: paz y Bondad. Y sobre todo, a cada experiencia, reforzarán la propia experiencia y en consecuencia la Unidad, llevándolos a establecerse en este estado de Paz, en este estado de Comunión. No habrá ya nada que querer, más nada a desear, más nada a temer. Solamente a vivir la Conciencia sin límites, sin freno, y sin preguntas. Asumen entonces lo que son. Concientizarán, completamente las Vibraciones y las palabras de los Arcángeles, en cuanto a su manera de nombrarlos y de llamarlos, ya que estarán más allá de todo nombre y más allá de toda llamada, poniendo así, fin a la ilusión de encierro, y de cualquier límite. Vuestra Conciencia será entonces, cada vez más, un canto de alabanzas y acción de Gracia. El Sonido del Cielo y de la Tierra se volverá la melodía de los Universos, melodía de LA FUENTE, canto de la Unidad. La Luz blanca es vuestra morada. Ella es Creación, Infinita e Indefinida, no limitada por ninguna localización, por ningún tiempo, por ningún espacio, porque la Conciencia Unitaria es una Conciencia sin tiempo y sin espacio, puesto que todos los tiempos y todos los espacios son su Verdad. Trabajarán entonces, en los Talleres de la Unidad que consiste, simplemente, en estar Presente y en ser la Alegría. Serán entonces, liberados. Asumirán, que no hay nada que perfeccionar, porque el Espíritu y la Conciencia son perfectos, tal como son, desde la Eternidad, y que todas las experiencias son accesibles a la Conciencia. La Unidad viene a consumir, en definitiva, el conjunto de los límites resultantes de los velos puestos y opuestos sobre este mundo.

La Luz invita a cada Hermano y a cada Hermana, a cada minuto a convertirse en Transparencia, a no retener nada, si eso no es el Ser perfecto que somos todos. La Unidad será vuestra Alegría de cada momento. Son innumerables, en el espacio de esta Tierra, a concientizar eso, dándose a reconocer (más allá de toda palabra, más allá de todo parecer y de toda ilusión), porque viven la Verdad. No la Verdad personal de cada uno, sino la Verdad de la Luz que es UNA. Entonces podrán decir que el Amor es la única Verdad y que son amados, más allá de todo lo que pueden creer que es el Amor.

He aquí las pocas palabras del Verbo del Amor, traduciendo la Unidad que se instala. No, no sueñan, pero salen del sueño para entrar en la Verdad. No, no sueñan. No hay nada que perder, en el Amor. No, no sueñan. Lo que viven y Vibran, es la Verdad de toda Conciencia. Cuando los velos del sufrimiento y de la Ilusión se levantan, ustedes son mucho más que lo que podrían (u osarían) imaginar. No habrá más preguntas porque la evidencia será vuestra respiración, porque la evidencia será la Luz. Las últimas envolturas de los límites de este cuerpo que habitan, se desgarran en este momento, llevándoles (y conduciéndoles) a la Libertad de ser, el que no puede ser condicionado por alguien (o por algo), ya que su Esencia es Libertad y Luz. Y la Luz es Libertad, en la Unidad. Vivirán a vuestra manera, vuestra instalación en la Verdad, dándoles el bálsamo y el alimento para sentar con la Tierra, el tiempo colectivo a venir. Vuestra Presencia en la Unidad, en el Amor que viene a amortiguar y limitar el choque de todo sufrimiento de la persistencia de cualquier Ilusión, a la espera de que se establezca este tiempo colectivo de la Unidad.

 El estado de Ser que alcanzan, a vuestra manera, les consolida en sus elecciones, también en la Humildad y la Simplicidad de la Unidad. Vuestra mirada y vuestra Conciencia no podrán ya, jamás separar y dividir a quien sea o lo que sea. Descubrirán que vuestra sola razón, consiste en ser lo que son: Amor y Luz. Nosotras Estrellas, y el conjunto de las Luces que están a vuestra Puerta, les tenderán la mano del Corazón para celebrar, más allá de todas las Bodas, nuestros Reencuentros eternos, dándoles el bálsamo que vendrá a poner fin, por su Gracia, a todo sufrimiento, a toda falta, a todo problema. Ya que el Amor es la solución y es, sobre todo, un espacio donde no hay más lugar para cualquier problema. En este estado donde la Unidad se instala, dejarán instalarse en cada Hermano, en cada Hermana, lo que debe ser, por respeto de su Libertad imprescriptible y absoluta. Vuestra Presencia amante, será para ellos un bálsamo, como nosotros somos para ustedes (que aparecemos a vuestra Conciencia), el mismo bálsamo: el del Amor. Vuestros ojos y sentidos, en la Unidad, no podrán ya ser afectados, de ninguna manera por las zonas de Sombras persistentes de este mundo, porque se habrán convertido en Unidad, en la Luz del mundo, la Luz de la Belleza y de la Verdad. Concientizarán entonces, que la Vibración es también, un espacio de Paz absoluta donde, sólo la Conciencia es consciente de sí misma, como de toda Conciencia, más allá de toda distancia y de toda Dimensión y que la Libertad es el Fuego del Amor. La Unidad es el bálsamo y lo que viven es la prueba absoluta, para vuestra Conciencia, de la Verdad de la Luz, no como creencia o ideal, sino como Conciencia vivida y realizada. Poco a poco, se establecerán con confianza y certeza, en la Verdad. La Alegría es el motor. La Gracia es el impulsor. Es la hora de vivir la Paz de la Conciencia, de la Felicidad absoluta.

Hermanos y Hermanas bien amados, he aquí el Verbo que puedo añadir en la danza y la Vibración de la Unidad. ¿Tienen algo a hablar o decir? ¿Tienen algo que pedir?

No hay preguntas.
Amados hermanos y Hermanas, rindo gracias a vuestra Presencia, sobre todo a vuestra recepción y a nuestra Resonancia, en la Luz. Me retiro pues, algunos momentos, en vuestro Templo que es el mío, con el fin de vivir, durante el espacio de Alineamiento ( más allá de este espacio, aquí como por todas partes), por la Vibración de las tres Estrellas que los acompañaron: AL (MA ANANDA MOYI), PROFUNDIDAD (SANTA TERESA DE LISIEUX) Y UNIDAD (GEMA GALGANI), llevándoles a vivir la Fusión de los Éteres en el ER de la cabeza y el Corazón, como en el ER de cada una de las células de este Templo (de las que están a cargo) y que deben Liberar. Les digo hasta dentro de algunos minutos, con mis Hermanas, en ustedes como en cada uno de nosotros y una vez más, yo rindo Gracia a la Luz UNA, de Conciencia a Conciencia, en Espíritu y en Verdad. El Verbo, se hizo carne un día, para que esta carne se convierta en el Verbo. Esta Alquimia es exactamente lo que viven y que vivimos, con ustedes. Hasta algunos momentos.

... Efusión Vibratoria / Comunión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada