AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

miércoles, 28 de septiembre de 2011

MARIA Bodas de Luz 26 septiembre 2011 - segunda parte con audio



Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Para escuchar el audio haz clic aquí

http://www.yakitome.com/data/9214039895/yak_hb8YXjOK_Z985UH9kNCEZra08n42r2kr9KC0ymn45LeVp46aWOdWwva3LpWjefGcSCkivAhNihuikc4J3N4timHrOPfmoGjdH.mp3

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Mis Hijos bien amados, vengo a la vez, para completar algunos elementos concernientes a la Gracia y, también en una segunda parte, si tenéis dudas, preguntas y todo lo que se refiera a lo que he dicho ahora, que os plantee problema, entonces intentaré, aquí, aportar una respuesta para vosotros.

Estáis llamados a vivir los tiempos de la Gracia (esto lo he dicho) por medio de las Bodas de Luz, del retorno del Cristo. A vivir en vuestro Templo Interior o en vuestro Corazón, el Pasaje de la Puerta estrecha y estableceros en la nueva Verdad de vuestra Eternidad. La Gracia es la Luz que se despliega. La Gracia, es vivir lo que las Estrellas y los Ancianos os han explicado, en relación a los cuatro Pilares de vuestro Corazón, que son de alguna forma, los garantes y los guarda-fuegos de vuestra Unidad, de vuestra Alegría. Esos cuatro Pilares, esas cuatro Virtudes, son verdaderamente los elementos, que durante este periodo, están ante vosotros y que debéis aceptar para vivir la Unidad, si tal es vuestra elección (ndr: los cuatro Pilares: Humildad, Simplicidad, Infancia, Transparencia, se han desarrollado en las intervenciones del 11 al 16 de septiembre, en la rúbrica “mensajes para leer” de nuestro sitio e igualmente en la rúbrica “protocolos”).

Por eso, necesitáis efectivamente, convertiros a vosotros mismos la Gracia. La Gracia no es cualquier cosa externa. La Luz que veis muchos de vosotros, aparecer en vuestros Cielos, no está en ninguna parte sino en vosotros. Es la misma Luz. Lo que veis fuera está también dentro: todo esto os lo han explicado los Ancianos. Entonces, voy simplemente a hablaros de mecanismos simples que hay que poner en marcha, en estos tiempos de Bodas de Luces. Muchas cosas efectivamente, en el Cielo y en la Tierra, van a cambiar, y en vosotros también. El obstáculo a la Gracia es por supuesto, el deseo (tan humano y tan lógico) de querer comprender, de querer explicar, de querer interpretar o de querer suponer. La Inteligencia de la Luz, como sabéis, os pide justo a la inversa de esto: a la vez, Abandonaros y sobre todo dejar hacer lo que se está haciendo en vosotros, como en este mundo. Por supuesto, la lógica formal de la acción /reacción, presente desde milenios, implica a vuestro cerebro y a vosotros mismos a querer reaccionar siempre, a lo que se manifiesta a vosotros. Esto forma parte por supuesto, de la evolución ordinaria de la vida, tal como la conocéis en este mundo. Pero como os hemos dicho, las leyes del Espíritu no tienen nada que ver con esta ley de acción/reacción.

Las leyes de la Gracia no son la ley de acción/reacción. Las leyes de la Gracia son la Inteligencia pura. Y para vivir esta Inteligencia pura y haceros vosotros mismos, esta Inteligencia pura, hay que aceptar a la vez, ser el más pequeño, ser el más humilde, estar en la pobreza de Espíritu, es decir, verdaderamente volverse como un niño que acepta lo que se vive, siendo totalmente en eso que vive y no en lo que podría aprehender o suponer por el momento siguiente o por cualquier regla (establecida por la sociedad, por las leyes morales o cualquier otra cosa). La Ley de la Luz es la Ley del Uno y la Ley del Uno no tiene nada que ver con todo lo que os atasca, con todo lo que os impide, justamente y a propósito, acceder al Espíritu. Vivir el Espíritu es precisamente, a lo que os llaman las Bodas de Luz. Y os llaman a vivir el Espíritu totalmente, o si no, a dar la espalda al Espíritu y a volveros verdaderamente, lo que sois en Verdad, en vuestra Vibración.

No podéis ya, a partir de hoy, estar en la Dualidad y estar en la Unidad. No podéis y participar en la acción /reacción y estar en la Unidad. Esto os va a aparecer (ya se os había dicho y os confirmo ese elemento) desde las 19 h esta tarde, desde mañana, en los próximos días, en términos de vuestro calendario. Vais a daros cuenta de todo esto, que lo que en vosotros funcionaba antes de una cierta forma, no podrá ya funcionar de esta forma. Que las cosas que estabais obligados a reprimir, a ocultar, no podrán ya ser ocultadas. Estaréis obligados, por la Inteligencia de la Luz, a manifestar vuestra Transparencia totalmente, o si no, a elegir permanecer en la opacidad y en la densidad. La Gracia, es abrirse a ella y hacerse a sí mismo esta Gracia. Es hacerse la Luz. Es expresar esta Humildad, esta Simplicidad, hacerse la vía de la Infancia, hacerse la Transparencia más total y esto, en cada respiración de vuestra vida que queda por cumplir en este mundo, en este periodo final.

Vosotros debéis poner de alguna forma, en práctica, todo lo que os hemos dicho y todo lo que hayáis podido Vibrar, que sea en una de vuestras Coronas, sea en la totalidad de vuestro cuerpo. Ahora es la hora de la transformación final de este cuerpo, en Cuerpo de Luz total. Y para eso, se necesita efectivamente asentir a la Luz, a su Inteligencia y, sobre todo a su Acción. Y dejar la Luz actuar en sí mismo, no puede existir más que si tenéis la más absoluta confianza y si dejáis obrar totalmente, la Luz en vosotros.

En resumen, no podéis elegir y dominar vuestro destino, si vuestro destino es convertirse en la Luz. En ese momento, es la Luz la que elige vuestro destino. Es la Luz la que os hace vivir lo que hay que vivir, para acercaros a vuestra Luz y a vuestra Gracia. Dicho de otra forma, no podéis encontrar la Gracia vosotros mismos. No podéis más que aplicar los preceptos, los cuatro Pilares, lo mejor y lo más exacto posible.

Acordaros de esta noción de Transparencia. Todos, cuando hemos estado encarnados, hemos tenido zonas de sombra, cosas que no habían sido comunicadas (a nuestros allegados, a nuestros hijos). Esto ya no será posible. No podréis ocultar nada, nunca nada debajo del cajón, cuando estéis totalmente sumergidos en la Luz. Y lo estáis ahora. Entonces, todos los comportamientos que no están en consonancia con esto deben ahora cesar y no sois vosotros, repito, los que debéis hacer cesar esto. Es vuestra aceptación de la Luz, en sí misma la que va a permitir la Acción de la Luz. No sois ya vosotros los que hacéis, es dejar hacer a la Luz. Y la Luz no tiene necesidad de vuestra intervención. La Luz no tiene necesidad de vuestra propia Inteligencia humana. La Luz no tiene necesidad de vuestras emociones, de vuestras decisiones porque ella es la decisión y ella es la última emoción que os conduce a la Gracia.

Dejar actuar a la Luz en sí mismo, es esto: es no reivindicar más, no estar en ninguna situación de poder en relación a lo que sea. Es dejar a la Gracia obrar. Y veréis en ese momento, como decía CRISTO, que todo se desenvolverá según el principio de la Inteligencia y que la Gracia actuará verdaderamente y reemplazará la acción /reacción. En estos tiempos extremadamente reducidos, muy pronto no tendréis y que plantearos la cuestión de cualquier entorno habitual porque todo va a hacerse extremadamente diferente, a vuestros ojos, a vuestros sentidos y en el propio desenvolvimiento de vuestra vida. La Gracia es aceptar todo esto porque vosotros aceptáis que en definitiva, lo que viene y lo que está aquí, es vuestra Liberación total de toda Ilusión, de todo encierro y de toda acción/reacción. Esto debe ser para vosotros, una gran Alegría. Sea lo que vayáis a vivir, en vosotros, en torno a vosotros, aceptadlo con la misma Gracia.

Vivir la Gracia es aceptar esta Humildad particular de rebajarse a sí mismo, no para buscar ser el más pequeño, sino sobre todo, para no buscar más imponerse o imponer. Simplemente Ser. Y Ser no puede acompañarse (os dais cuenta cada vez más) de ninguna acción, en la Dualidad. Los Ancianos os habían avisado, las Estrellas también. Los tiempos de vivir la Unidad a imagen de los testimonios que os han descrito algunas de mis Hermanas (como Gemma, como Sin Ojos, como Hildegard), es muy exactamente lo que vais a vivir ahora. Entonces, no podréis estar sumergidos en esta Luz y participar de cualquier forma, en otras cosas. Esto no es una elección. Esto se impondrá a vosotros. No hay que resistir a lo uno o lo otro sino simplemente, establecerse en lo que para vosotros es el lugar justo, vuestra justa Vibración. No debe haber ni remordimiento ni anticipación, ni arrepentimiento.

Solo hay que ser lo que la Luz os propone Ser. Solo hay que ser lo que la Luz os da a vivir, para Ser en la Gracia, o para ir hacia otro camino. Jamás os juzgaremos. Jamás os condenaremos, sea lo que tengáis que vivir. Lo que hayáis deseado manifestar y crear para vuestra realidad de mañana, esto será particularmente justo y totalmente adaptado a vosotros, a vuestra Vibración, a vuestra Conciencia, a vuestro destino. Dejad pues actuar a la Luz. Cuanto mejor la dejéis actuar, menos estaréis vosotros mismos en la acción/reacción y más os estableceréis en el Ser. Esto se hará cada vez más naturalmente, a condición por supuesto, que no resistáis, a condición por supuesto, que no os opongáis a lo que sea o a quién sea. Hace falta de alguna forma, que la personalidad capitule, totalmente. Esta es vuestra Crucifixión. Esta es vuestra Resurrección.

Tenéis que volveros como un niño. El os lo dijo: « nadie puede penetrar el Reino de los Cielos, si no se vuelve como un niño ». Y el niño no ejerce (por supuesto, en el niño ideal) ningún poder. Vive totalmente el instante. Y la Luz está en el instante, hoy, en este presente. Ella no estará jamás mañana. No estará jamás en una discusión con cualquiera. No estará jamás en las emociones. No estará jamás en las acciones en el seno de esta Dualidad, porque estos tiempos que vivís son tiempos que se acaban.

Lo que digo hoy, no era válido por supuesto, en los tiempos en que recorría con mis pies, esta Tierra. No era válido tampoco, hace algunas decenas de años. Los tiempos que vivís, ya desde hace unos años (y que tocan a su fin ahora), son tiempos extremadamente preciosos y extremadamente especiales. Os llaman a una revolución Interior. Os llaman a vivir de otra forma y a vivir más allá, a vivir en otro estado de Conciencia y en otra Conciencia, que no tiene nada que ver con el humano. Pero recordad lo que os decía Gemma: « no podéis haceros humildes sin ser totalmente humanos ». Convertirse el Ser de Luz que sois, totalmente, es aceptar vuestra humanidad enteramente. Y esta humanidad debe ser aceptada en su sentido más noble, y no en el sentido de la personalidad, que combate día tras día para su supervivencia. Lo que se os da hoy y se os ofrece y que vosotros os habéis ofrecido, no es la supervivencia sino la verdadera Vida, no es la acción /reacción sino la Gracia. Entonces, haceos esta Gracia porque está aquí. Estas son algunas palabras complementarias que tenía que daros en relación a mi intervención formal de esta mañana. Yo me expreso esta tarde, en mi nombre propio, en relación a mi experiencia y no en relación al conjunto de las Fuerzas Unitarias. Si tenéis ahora, en relación a lo que acabo de decir y lo que estaba anunciado ahora, con mi intervención anterior, os concedo con gran placer, mi escucha.

Pregunta: ¿cómo Abandonarse a la Luz cuando hay responsabilidades elevadas?

Bien-Amado, te responderé que esto es absolutamente imposible. Ahora hay que hacer elecciones. No hay otra alternativa. ¿Cómo se puede tener responsabilidades y vivir la Humildad? Es absolutamente imposible. ¿Habéis visto ya seres Despiertos en las esferas de responsabilidad ordinarias de esta vida (sea social, político o familiar)? Es imposible. Efectivamente ahora hace falta, tomar las últimas decisiones: la de la acción/reacción o la de la Gracia. Y ahí donde estáis hoy, unos y otros, es lo que tenéis que resolver como desafío. Aquél que es enteramente Libre ha preparado este momento desde hace mucho tiempo. Aquél que es prisionero de responsabilidades, de ataduras no ha preparado este momento, y sois vosotros mismos quienes lo habéis decidido. Nadie os lo ha impuesto. Pero ahora, sed conscientes de lo que está en juego porque esas apuestas son últimas, repito. No es tiempo de tergiversar. No es tiempo de acomodarse. Ha llegado la hora de permanecer oruga o verdaderamente hacerse mariposa. Y lo uno no puede ir con lo otro, es imposible. Acordaros también de lo que decía mi hijo: “muchos serán los llamados y pocos los elegidos” (tomado por San Juan). Él decía también: “habrá rechinar de dientes”. Y decía en fin; “aquél que quiera salvar su vida, la perderá y aquél que acepte perderla, la salvará”. ¿Qué es lo que se salva? Es la Vida, no este cuerpo, ni esta personalidad. Es la Esencia de la Conciencia misma. Vosotros habéis entrado efectivamente, desde hoy, en esta elección última. Algunos se han liberado. Otros se han acomodado en su camino llamado espiritual, a la vez con algunas Vibraciones pero también, manteniendo un statu quo en su vida. Algunos recibieron hace algunos años, los impulsos del alma para realizar ciertos cambios. Hoy, ya no es tiempo de cambiar lo que sea. Es justamente el tiempo de decir “sí” o “no”. Acordaros: la Inteligencia de la Luz, la Gracia de la Luz no tiene nada que ver con lo que realizáis como responsabilidades en este mundo. Todos los lazos que habéis creado en este mundo, no existen en la Unidad. Son una Ilusión más y un peso más. Evidentemente, esto era imposible de aligerar o de suprimir hace algún tiempo. Pero hoy, estos tiempos están revolucionados. Es necesario que vuestra Conciencia se determine totalmente y se haga enteramente Transparente. Si no, no franquearéis esta Puerta Estrecha. Es lo uno o lo otro y no puede ya ser lo uno y lo otro. Es esto lo que es necesario que aceptéis o rechacéis y simplemente decidiros. No es la hora ya de elecciones. Es la hora de puesta en acción de vuestra propia creación.

Pregunta: ¿la frase « Padre hágase tu voluntad y no la mía » debe aplicarse en cada instante ahora?

Esta frase concreta se aplica al alma. Hay otra frase que se aplica al Espíritu: “Todo está cumplido”. Y hay otra frase que se aplica a la personalidad: ¿“Padre, por qué me has abandonado"?. Elige la frase que deseas ver aplicada a tu Conciencia.

Pregunta: ¿cómo saber si se sigue la decisión de la Luz o la de la personalidad?

Hijo mío, no es algo que se sabe. Es algo que se vive. Elegir la Luz es elegir la Ligereza, la Alegría, la Paz, la ausencia de emoción, la ausencia de pensamiento. Si hay una pregunta, es que la elección no conduce ni en un sentido ni en otros. Hay también marcas (esto os lo han comunicado los Ancianos): las Vibraciones y, sobre todo el estado de vuestra Conciencia. Aquél que se ha aligerado, se hace ligero. Aquél que se ha recargado, se hace pesado, cada vez más ahora. Dicho de otra forma, la elección de la Luz no es algo para mañana. Si habéis elegido la Luz, la Luz está presente y está en vosotros porque sois la Luz de este mundo y en este momento, no puede haber más querer saber, no puede haber más cuestiones sobre las elecciones a hacer. Todo está cumplido. Recordad también, que vivir la Gracia es un estado de Plenitud que se acompaña de ligereza, de Vibraciones, de Luz, de Transparencia, de Humildad y de Simplicidad, donde no hay espacio para la mente, donde no hay espacio para las emociones porque éstas no están ya presentes. No son rebatidas o limitadas por lo que sea sino que son realmente desvanecidas, transcendidas por la Luz. Por eso, hace falta que la personalidad capitule, totalmente. Es la Crucifixión de la que hemos dejado constancia. No podéis Resucitar y realizar todo, si antes no habéis sido Crucificados. Aquí toma relieve todo lo que os había anunciado el Arcángel Anael, sobre el principio del Abandono a la Luz. Mientras que mantengáis cualquier cosa, no sois Libres. Mientras que creáis ser lo que sea, no sois Libres. Y por lo tanto es muy simple hoy, realizar lo que hace aun unas decenas de años, era imposible. Recordad: la Luz está omnipresente, solo os espera a vosotros. La Tierra está preparada ahora. Aceptad no plantear ya cuestiones. Aceptad simplemente, Ser y entonces os convertiréis en Creadores de vuestra Luz y de vuestra nueva Dimensión. No concibáis esto como un desafío o un combate porque no lo es. Es simplemente, una orientación más que otra pero que no depende, ahora, hoy, más de ninguna ascesis o de ninguna otra cosa que vosotros mismos, en vosotros mismos. Si no sois capaces de veros cara a cara, ¿quién podrá en vuestro lugar? Cuando os decimos que la Luz está aquí, a partir de hoy, totalmente, vais muy, muy rápido a vivirla, en vuestra carne y en vuestra Conciencia. Mi Hijo os dijo: “mantén tu casa limpia”, es decir vacía todo lo que impide establecerse Su Conciencia y Su Presencia y por lo tanto, estableceros en Él, como Hijo Ardiente del Sol. No podéis ser el Hijo Ardiente del Sol y la densidad de la Tierra porque esta densidad de la Tierra va a desaparecer también.

Pregunta: ¿para que la co-creación se instale, hay que cambiar forzosamente algo?

Lo que tiene que cambiar, es simplemente Ser Verdaderamente Transparente, verdaderamente Humilde, verdaderamente Simple y verdaderamente Pobre (ndr: en el sentido “pobre de espíritu”). Si eso cambia, CRISTO está ahí, enseguida. No está en términos de vuestro tiempo, un tiempo futuro. No es mañana, no es pasado mañana, no es en un año, es ahora. Por supuesto, aquél que lo realiza lo comprenderá porque lo vive. Aquél que no lo realiza no lo comprende, porque no lo vive. Y por lo tanto, aquellos que lo realizan y que miran atrás, os dirán, todos: es muy fácil. Solo no so desea. Todo depende, como dirían algunos Ancianos, del punto de vista. ¿Dónde os situáis vosotros? ¿Dónde está vuestra Conciencia? ¿Dónde está vuestro punto de vista? recordad lo que algunas de mis Hermanas os han dicho: no existe ningún límite, ninguna barrera, ningún obstáculo posible al establecimiento de la Luz, exceptuado vosotros mismos.

Pregunta: ¿si vivimos en la Ilusión que nosotros mismos hemos creado, cambiar de Conciencia en esta Ilusión, permite crear otro universo?

En absoluto. Cambiar de concepción, cambiar de visión no es Ser. Existen muchos Hermanos y Hermanas humanos que creen. Pero ¿el hecho de creer, el hecho de tener una mirada diferente, basta para ser diferente? A menudo, es seguro que no. Lo que se os pide hoy, es la frase que CRISTO pronunció: “deja a los muertos enterrar a los muertos y sígueme”. No hay alternativa. Solo hay que plantear su propia creación. Todo esto está terminado ahora. Mi Niño ya no es tiempo de pensar así. No es tiempo de elucubrar nada. Es tiempo de Ser y en absoluto de nada más. La mente buscará siempre mecanismos. Siempre va a buscar elucubrar. No es tiempo ya de todo esto. Es el retorno de CRISTO y no viene a deciros eso. Viene a cortar, con la Espada de Verdad, para aquellos que desean ser cortados de la Ilusión. No es un cambio de mirada o de concepción lo que va a cambiar lo que sea de tu realidad o de tu verdad. Esto hubiera podido ser efectivamente, algo válido y valedero, hace muchos años pero ya no ahora. Creer que la Conciencia se a trasladar, de este cuerpo ilusorio y efímero al Cuerpo de Etreté, simplemente cambiando de mecanismo de pensamientos, es una Ilusión más. No estáis y en los tiempos de la Conciencia y solo de la Conciencia, e instantáneamente. Pasa de un estado a otro no es ya un camino, no es ya una distancia sino que es verdaderamente una aceptación y un Abandono o no Abandono. Absolutamente nada más podrá reemplazar esto. Cualquiera que sea la forma en que la cabeza va a intentar de enfocar esto, no tiene en sí, ningún elemento de respuesta. Solo tiene cuestiones y jamás soluciones.

Pregunta: ¿podría explicar el proceso en curso?

Este proceso se os ha explicado, hace muchos años, por un Ser mucho más allá de este mundo y de estos universos carbonados. Este ser ya había planteado, de alguna forma, los elementos del cambio que vivís, desde hoy. SERETI os dio esto, hace casi 7 años (ndr; intervenciones de SERETI del 4 julio y 20 noviembre 2005, 14 agosto 2008, 26 octubre 2010 y 6 septiembre 2011, en la rúbrica “mensajes para leer” de nuestro sitio).

Pregunta: ¿qué hacer si se viven alternancias de momentos de alineamiento y de sufrimientos?

Mi Niño, aceptar el uno como el otro, es la clave. Porque tú no eres ni lo uno, ni lo otro. Tú eres mucho más que eso.

Pregunta: ¿y qué hacer de las formas de desespero que esto puede generar?

¿Qué es lo que está desesperado si no es la personalidad? ¿Cómo es que la personalidad, en sí misma, podría salir de esa desesperación, ya que ella misma es un desespero? La personalidad es efectivamente, la ausencia de esperanza. Incluso en los momentos en que cree en algo mejor, como sabéis, esto no es jamás temporal. La felicidad no es más que un espacio que se extiende entre dos desgracias. Todos hemos conocido esto en encarnación. Entonces, ¿qué quieres tú? Tu no eres ni lo uno ni lo otro. La Noche Oscura del alma se ha explicado ampliamente. El choque de la humanidad también. Todo esto se condensa, de alguna forma, en un tiempo extremadamente reducido. Sabed simplemente que si aceptáis la Gracia, os haréis esta Gracia. Que no hay nada que esperar, solamente hay que Ser. Si os fundáis totalmente, en el instante, no hay nada más que el instante. Y ahí, todo fondo desaparece. No hay más responsabilidades, no hay desespero, no hay más mañana, no hay más Luz exterior porque vosotros os habéis hecho eso. Es esto lo que viene a daros la Inteligencia de la Luz y el CRISTO. Entonces, vosotros debéis daros también.

Pregunta : ¿qué significa « darse »?

Es ser Crucificado, hacerse Transparente, establecerse en el Corazón, entre los 4 Pilares. Es osar Abandonarse a lo desconocido e ir a ese desconocido, con la confianza más absoluta. Porque aquél que bien a tenderos la mano, es CRISTO, la Luz Blanca. No podéis mantener nada que bien de antes. No podéis llevaros nada, si no es lo que sois, en Verdad, es decir el Amor. Y para esto, hace falta daros al Amor.

Pregunta: ¿el canal de vuestra Presencia, a nuestra izquierda, está ahora abierto totalmente?

Sí, aunque todavía, muchos Hermanos y Hermanas (en número cada vez menos importante) no perciban el canal. Pero es permeable, incluso para aquellos que no lo sospechan lo más mínimo. Dicho de otra forma, no hay ninguna posibilidad para que alguien en esta Tierra, pueda escapar al Canto de la Luz y al Sonido de mi Llamada. Yo os remito también, tanto a lo que dijo el Comendador de los Ancianos (ndr: O.M. AIVANHOV) que el que nosotros nombramos SERETI, sobre este periodo final.

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.

Mis Hijos bien amados, doy Gracia por vuestra escucha paciente. Doy Gracia por vuestras preguntas. Doy Gracia por vuestra Presencia. Y todo mi Amor va a estar en vosotros, durante el alineamiento de esta tarde. Yo os amo y os dirijo todas mis bendiciones. Os digo una vez más, como ahora, hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada