AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 23 de septiembre de 2011

AA. ANAEL 14 septiembre 2011 con audio


La Luz viene a tocar a la puerta...      Una Llamada que no vuelve de nuevo a tocar (como eso fue el caso anteriormente) a un alma particular, sino al conjunto de las almas presentes en la superficie de la Tierra. Esta Llamada, que resuena de distintas maneras, por la Puerta Posterior del Corazón (como sobre la Tierra, por los distintos sonidos, perceptibles en algunos espacios, como las modificaciones llamadas geofísicas del conjunto del manto terrestre), es, en efecto, multiforme, pero tiene el mismo objetivo, la misma finalidad: plantearles la cuestión de su Êtreté, de su Unidad


Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

para escuchar el audio haz click aqui
http://www.yakitome.com/data/1458055779/yak_Kgfg2eQ0x6qCKN7o_7bvz_4m8gTsQGh6FGXGPb_QJvED37QUHC4QUo4ox6TKo89LeJ5aMttB4O0lBbCk204OlQAcXnVl3Jtq9.mp3

Yo soy ANAEL, Arcángel. Bien amados Niños de la Luz, y bien amadas Semillas de Estrellas, que la Paz y el Fuego del Amor inunde vuestro Corazón. Vengo a ustedes, como Embajador del Cónclave. Abramos ante todo un espacio de Comunión y de Conciencia Unificada, antes de que les de mis Vibraciones y las Vibraciones que me llevan a ustedes.

...Efusión Vibratoria...

Bien amados Niños de la Luz y bien amadas Semillas de Estrellas, después de la apertura de la Puerta Posterior del Cristo, muchos humanos comienzan a vivir una reconciliación, una reconciliación con las otras Conciencias, la suya y la de otros, como las Conciencias que son cercanas a ustedes. Dándoles a probar, vivir y vibrar, los contactos que pueden parecerles fuera de lo ordinario. Que eso esté en sus noches, que eso esté en los momentos más convenientes o más inoportunos, muchos humanos en el mundo viven Estados no ordinarios.

Desde la apertura de la Puerta Posterior del Cristo (ndr: Punto KI-RIS-TI, entre los omóplatos) se realiza en ustedes la apertura de múltiples canales. Esos canales son ante todo los canales de comunicación. Canales de comunicación entre este plano (donde están) y los planos de la Luz. Esos canales son perceptibles. Están en otra parte, en algunos casos en resonancia con estructuras existentes como el Antakharana, como el canal del Éter o como las Coronas Radiantes. Las puertas que son desplegadas, en el despliegue de la luz, y que se pusieron a resonar y a vibrar, pudieron causar, en ustedes, tomas de conciencia y modificaciones corporales. Las que son totalmente reales. Las que se inscriben en vuestro programa biológico, permitiéndoles acercarse, todavía más, de eso que ha sido nombrado la Puerta Estrecha (ndr: Punto OD de la punta del esternón).

Se puede decir ahora, que en la superficie de esta Tierra, la Conciencia humana es llamada, de manera cada vez más fuerte, a abrir su Puerta y a recibir lo que viene a proponerles incorporarse. Este Anuncio, esta Promesa (realizada también por lo que llaman vuestras Escrituras, en sus lados no falsificados), les conduce hoy a una revolución Interior, llamándoles a mantener una conciencia o a permitir evolucionar e instalarse una Nueva Conciencia. Existe, en el Interior de cada conciencia humana, sobre este mundo, un cierto número de modificaciones. Estas modificaciones pueden ir en el sentido de realización de conciencia, como también eso que podría llamarse una forma de letargo o de ausencia de conciencia, incluso ordinaria. El conjunto de los signos biológicos, como de la Conciencia, así como los signos de la Tierra, así como los signos presentes en las distintas capas de la sociedad, no hacen más que traducir la llamada del Cristo.

Un Llamado que es ante todo Vibratorio, un Llamado que viene a pedirles si quieren Ser, si quieren pasar a ser la Luz, si quieren portar el Cristo enteramente, si quieren ser los Seres de pura Luz. Esta Llamada es bien real, cualquiera que sea la manifestación para cada uno de ustedes. ¿Ser y pasar a ser Cristo? El simple hecho de plantear esta pregunta, a su Conciencia va a traducirse por las modificaciones de equilibrio. Estas modificaciones de equilibrio son y no pueden ser más evidentes para cada uno de ustedes. Ellas son y no pueden ser más evidentes, también, en las diferentes capas de la sociedad. Ellas son también evidentes en las manifestaciones de los elementos de la Tierra y también del Cielo. La humanidad entonces vive una transformación. Esta transformación concierne, como lo saben, a la totalidad de la humanidad e incluso a aquellos que por el momento, no tienen ninguna conciencia o no quieren tener alguna conciencia.

La Luz viene a tocar a la puerta. Cristo viene a llamarles, uno a uno, pidiéndoles si quieren seguirlo, pidiéndoles si quieren imitarlo, preguntándoles si quieren desposarlo, con el fin de convertirse en él, es decir, por fin, de volver a ser otra vez, más allá de la apariencia de este mundo. Eso no va sin resistencia, eso no va sin cuestionamiento, ya que, por supuesto, esta Llamada no es trivial. No corresponde a una Llamada ordinaria, en la vida lineal, sino a una Llamada de lo Extraordinario. Una Llamada que no vuelve de nuevo a tocar (como eso fue el caso anteriormente) a un alma particular, sino al conjunto de las almas presentes en la superficie de la Tierra. Esta Llamada, que resuena de distintas maneras, por la Puerta Posterior del Corazón (como sobre la Tierra, por los distintos sonidos, perceptibles en algunos espacios, como las modificaciones llamadas geofísicas del conjunto del manto terrestre), es, en efecto, multiforme, pero tiene el mismo objetivo, la misma finalidad: plantearles la cuestión de su Êtreté, de su Unidad

Esta cuestión, pudo colocárseles, de manera violenta o silenciosa. Surge, en cualquier caso, en la Conciencia total de la humanidad (en lo que se podría llamar la noosfera, o una Conciencia global) quien, tal como un cuerpo con sus células, va a tener que modificar las normas de funcionamiento del conjunto de las células, a retribuir funcionamientos diferentes para un conjunto de células más bien que a otro.

Volver a ser KI-RIS-TI, volver a ser, como se los dijo uno de los Ancianos justo antes de mi, transparentes de Luz (ndr: intervención de un AMIGO, el 14 de septiembre 2011 de nuestro sitio), es pasar a ser, uno mismo, Luz. Volverse uno mismo Luz, es un estado de Vibración, es un estado de consciencia, es un estado particular, que se les explicó de distintas maneras. En la actualidad, la Conciencia realiza (en la noósfera como en el individuo) este sentimiento particular que, en este momento presente, les aparece como una inminencia. Entonces, esta inminencia, cada uno va a traducirla de distintas maneras, en su vivir, en sus sueños, en sus estados de ánimo. Esta inminencia se volverá cada vez más grande, cada día, porque existe, efectivamente, una serie de vencimientos particulares, vinculados a la Tierra como al Cielo, y que deben conseguir el regreso de la Luz. El regreso de la Luz es, para ustedes, la ocasión, si tal es su Conciencia, de participar en un mecanismo de transubstanciación: pasar de la oruga a la mariposa. Por supuesto, el estado de las distintas orugas es profundamente diferente y con todo, en un caso como en otro, que la inminencia esté vivida o no, la mariposa debe nacer. Las circunstancias del nacimiento resultan de su capacidad acoger la Llamada, acoger la Luz Cristo, en Unidad, en Verdad, y de pasar a ser esta Llamada.

Pasar a ser Cristo, es amar. Amar, bien más allá de los juegos de la persona, bien más allá del amor humano, bien más allá de lo que es posible vivir y probar, como humano. Lo que viene es, efectivamente, una Revolución, bien más allá de una Revelación. Revolución que viene a afectar a la puerta de la Conciencia ordinaria, viniendo a impulsarles a vivir la Verdad y la Belleza. Cada Conciencia humana personificada, dónde sea que esté en esta Tierra, donde sea que esté en su Conciencia, debe vivir esta Llamada, de la misma forma, en la misma intensidad, en la misma Revolución. Nadie podrá sustraerse. La manera de ver la Luz es, obviamente, muy diferente según si su Conciencia está de acuerdo con Cristo o está de acuerdo a otra cosa. Eso no cambiará nada en la calidad de la Llamada. Eso no cambiará nada en su pasar a ser.

Vivir Cristo y volverse Cristo y ser Cristo, es dejarse consumir en el Fuego Amor, es dejarse elevar en la Vibración del Corazón, es olvidarse de lo que son sobre esta Tierra, con el fin de encontrar lo que realmente son. Entiendan bien que la Luz nunca puede bajo ninguna circunstancia, ir contra el libre albedrío. Deben, ustedes mismos, colocarse más allá del libre albedrío, colocarse, ustedes mismos, bajo la acción de la Gracia. Es en ese momento que olvidan. Ese momento del pasaje de un eventual rechazo o una aceptación debe vivirse, para cada uno. Lo que viven no tiene nada que ver con lo que pasa en su Ser Interior. Aunque, por supuesto, las circunstancias de la vida en este período son profundamente diferentes, según los lugares de la Tierra, todo se juega en el Interior, más que nunca, diría. Las circunstancias exteriores sólo son las que les son las más ventajosas para tener acceso a su Ser Interior. Aunque eso pueda, a primera vista, parecerles en total contradicción, ya que no tienen, en la visión habitual, ninguna posibilidad, de juzgar o prejuzgar anticipadamente las circunstancias que viven.

Ser CRISTO, volverse CRISTO, es amar y es sobre todo ya no juzgar, ni a ustedes, ni a quienquiera, ni cualquier cosa. Es mantenerse en el Centro, mantenerse en el Corazón, expresar y manifestar la neutralidad y la Potencia del Amor. El Fuego que se vierte y que va a verterse, cada vez más, en (en su estructura biológica, en sus células, en su Conciencia), es el Fuego del Amor. Sólo, el Fuego del ego podrá llamar eso diferentemente. Volver a ser Cristo, ser Cristo, es el regalo total de sí, a este Fuego. Es la Recepción y el Don. Es la neutralidad. Es colocarse más en el Centro de su Ser, sin pedir nada, sin temer mas nada. Y simplemente Ser, como lo digo a menudo, HIC y NUNC, desconectándose de todo futuro, del momento que viven, desconectándose de todo peso viniendo a interferir (de su pasado, de su mental o de cualquier cosa). Vivir HIC y NUNC, Transmutar (en el Corazón) en Humildad y Simplicidad, es el garante de que el Fuego del Corazón los tome, los caliente y los transmute. Ya que, en definitiva, no es más que ustedes mismos encontrándose a sí mismos, pero ustedes mismos mas allá de toda proyección, más allá de toda ilusión, más allá de cualquier trampa y cualquier confinamiento. Ser Cristo, es vivir el paso de la Puerta Estrecha. Es vivir lo que (incluso falsificado) ha sido ilustrado por la vida del que los precedió sobre el camino de la vuelta al Amor. Volver a ser y ser KI-RIS-TI, es hacer el silencio, es ya no oír el Canto de la Tierra y el Cielo, no oír más que la Presencia de MARIA, no oír más que la Llamada del Cristo y penetrar, en confianza, en la Vibración de Fuego que está allí. Todo el resto, absolutamente todo el resto, se desplegará y se realizará, sin ningún esfuerzo, sin ninguna voluntad.

El reto principal, para volver a ser y ser KI-RIS-TI, es precisamente no hacer nada, de no querer nada y dejar trabajar a CRISTO, en ustedes. Una vez que tocó a su puerta, solo hay que acogerlo, no hay nada a desear y no hay nada a hacer. Entonces, podrá tomar posesión y retornarlos a ustedes mismos. Entonces, el mecanismo de la Liberación será, para ustedes, un mecanismo de éxtasis, total. No habrá más espacio ni lugar para cualquier cosa que su Presencia, que no es otra que vuestra Presencia. Pero, para eso, todo el resto no debe existir más y eso se realiza si lo viven, más allá del deseo: Aquí y ahora.

Los Pilares que se les dan, a través del último impulso del Cristo, estos Cuatro Pilares (ndr: ver rúbrica “protocolos que deben practicarse” de nuestro lugar), son indudablemente (aunque eso ya se les presentó y no se nombró así) el medio más seguro de vivir y de ser KI-RIS-TI. Humildad, Simplicidad. Esto se refiere tanto a su actitud Interior, como a su comportamiento exterior, cualquiera que sea su lugar y su estado. Teniendo presente, en la Conciencia, estas cuatro palabras: Infancia, Transparencia, Humildad y Simplicidad (ndr: los 4 Pilares), como estado, como comportamiento y como Actitud Interior, se establecerán ustedes entonces, y dejarán establecerse, KI-RIS-TI. Detenidamente les hablamos de la Inteligencia de la Luz, su tripartición, la activación de la Merkabah interdimensional colectiva. Les hemos señalado el acceso a esta Conciencia Unificada desbordada, en adelante, al horario asignado de su Alineación común (ndr: de 19h a 19h30, hora francesa al reloj) pero que conviene proseguir para el conjunto de sus Hermanos y sus Hermanas y para el conjunto la Tierra.

Recuerden, en los momentos que puedan parecerles oscuros o dolorosos, que tienen la capacidad, real, de crear, en adelante, por su propia Atención e Intención, en el centro de la Ética y la Integridad, en el centro del aquí y ahora, en la Humildad y en la Simplicidad, las condiciones de Transparencia para vivir la Infancia y el Nacimiento. La Resurrección, la Crucifixión, se vivirá según la mirada que darán a su propio vivir. Si la confianza en su Esencia, si la confianza en la Luz, si la Humildad y la Simplicidad están presentes en su Conciencia, entonces, Cristo puede nacer y la Puerta franqueada. No existe ninguna limitación distinta más que ustedes mismos, para vivir eso. No existe ningún obstáculo que pueda resistir, salvo si lo mantienen. Cristo viene pues a llamar, a cada uno y a cada una, a vivir su elección y su creación. En otras palabras, hay exactamente que mantenerse tranquilo, alineado y amante.

Cuando la Llamada resuene, no podrá existir, en cada uno, ninguna duda sobre esta Llamada, ninguna posibilidad de ilusión (vinculada a cualquier tecnología o a cualquier manipulación de quienquiera) porque vivirán la íntima convicción de la Conciencia de la Verdad de lo que viven. La Reconexión es un momento de gracia, a la condición de respetar los Cuatro Pilares. La confianza debe ser absoluta. La Luz actuará en lo más justo de las Acciones y de las Gracias, Si en esta Llamada (que es una Llamada preparatoria), acogen sin preguntas, sin interrogación y sin miedo, por su preparación, por su capacidad de recordar en ese momento, la Merkabah interdimensional colectiva, si recuerdan los Cuatro Pilares y si su Conciencia se alinea HIC y NUNC, entonces, volverán a ser Cristo, en lo más grande de las evidencias y en la más grande de las Alegrías.

No hay ninguna trampa, de ninguna naturaleza, viniendo de la Luz Una. La única trampa sería Interior a cada uno, en su propia resistencia, o en su propia interrogación, que no puede subsistir si mantienen consciente, en ustedes, la conexión a la Merkabah y los Cuatro Pilares del Corazón. No quedará ya, entonces, que por fusionar. Todo el resto no tiene que ser anticipado, ni proyectado, ni temido, ya que como eso se anunció, la Tierra ya nació en su Dimensión de Eternidad. Están ya liberados de su encerramiento solar, desde hace casi un año. Queda exactamente que concientizarlo, en Cristo y enteramente

El Fuego del Corazón va a nacer, por la Llamada Posterior y por la Puerta Estrecha, por la espada de MIGUEL, por la Nueva Eucaristía de la nueva Tri-Unidad, absolutamente, para cada uno. Hay exactamente, hasta cierto punto, que mantenerse tranquilo. El Abandono a la Luz se realizará entonces, sin que el menor elemento de este cuerpo en que viven, sin que el menor elemento de los mecanismos del pensamiento o las emociones, pueda alterar o modificar su programa, que les es propio.

La mayor parte de lo que teníamos que decir y crear, nosotros Arcángeles ha sido realizado. Se realizó todo lo que ustedes tenían que realizar, ustedes mismos. Ha sido realizado. Todo está efectivamente hecho. Muchas cosas van a resultarles, en adelante, cada vez más evidentes, que eso se refiera a su estado Interior (era pesado o ligero), que eso se refiera a este mundo. Entiendan que, sobre todo, no hay nada a hacer, sino exactamente Ser. Cristo no les pide nada más que ser Amor y Luz. Y eso se vive fuera de este Tiempo, decidiendo su tiempo, sobre la Tierra, como en ustedes.

He aquí el mensaje que el Cónclave Arcangélico (que se acaba muy pronto) me pidió transmitirles. Si, con relación a mis observaciones, existen en ustedes cuestiones, dejaré al Comendador de los Ancianos responder (ndr: intervención de O.M. AÏVANHOV, del mismo día). Me queda por darles la Comunión de mi Presencia y por permanecer, en ustedes, durante nuestro espacio de Vibración y Alineación, en Cristo y en Amor. Bien amados Niños de Luz, bien amadas Semillas de Estrellas. Soy ANAËL, Arcángel y los amo.

... Efusión Vibratoria…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada