AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 24 de septiembre de 2011

MA ANANDA MOYI 12 de Septiembre 2011. con audio



www.autresdimensions.com
Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn Núñez.

para escuchar el audio haz click aqui

Soy MA ANANDA MOYI. Hermanos y Hermanas encarnados en la Tierra de la carne y la carne de la Tierra, reciban todo mi Amor y toda mi gratitud por vuestra presencia y vuestra escucha. Vuelvo a ustedes para intentar expresar, en palabras simples, de otra manera,lo que expresé aquí hace algunas semanas de vuestro tiempo Terrestre, lo que se refiere a la reversión del alma, y de la personalidad, hacia el Espíritu. Hoy voy a dilucidar para ustedes los mecanismos (al menos, eso espero), de la personalidad, en acción en este mundo, precisando lo que se juega dentro de cada Hermano y cada Hermana, en este tiempo que actualmente comparten sobre la Tierra y que es el proceso llamado Ascensión, Libertad, Liberación o Alumbramiento (que está actualmente en curso).

Podría traducir y aclarar eso por esta simple pregunta: ¿quieren consumir vuestra vida, en la personalidad o quieren consumirse en el Amor? En efecto, hoy más que nunca, la circunstancia precisa de vuestra vida, las circunstancias que van a presentarse a ustedes o que ya se presentan a cada uno, durante este plazo de tiempo, son
estrictamente las que corresponden, a la posibilidad de determinarlos a cruzar la Puerta Estrecha que los conduce al Corazón. O decidir con toda lucidez, de permanecer en lo que constituye los mundos carbonosos, llamados la personalidad. A través de la personalidad, aquí no hay ningún elemento peyorativo o negativo, sino simplemente, una polaridad del alma, vuelta hacia esta existencia de la personalidad o vuelta hacia el Espíritu. La personalidad va a conducirles a consumirse en el deseo, cualquiera que éste sea. Es un punto esencial que debe comprenderse y aceptarse, ningún alma puede obligarse ella misma a desviarse de la personalidad. Eso quiere decir que no tienen ningún medio de luchar contra los deseos. No sirve de nada querer ahogarlos ya que se presentarán, sistemáticamente de otra manera, ya que eso es la lógica misma de la personalidad y que se llamó el cuerpo de deseo.

Darse vuelta hacia el Espíritu, totalmente, es hacer abstracción, sin rechazar lo que pueda surgir del cuerpo de deseo, con el fin de sumergirse completamente en el cuerpo del Amor, en el cuerpo de la Gracia. Donde no existe ningún deseo, que no sea el de la Luz, que no es un deseo en el sentido de la personalidad. Eso ha sido llamado por mi hermana Hildegarde: tensión hacia el Abandono. Podríamos traducir eso, por esta simple frase y estas simples palabras. ¿Cada día de mi vida sobre la Tierra, hacia qué se vuelven mis pensamientos? ¿Cada día de mi vida hacia qué se dirige mi objetivo? ¿ Hacia dónde se vuelve mi Atención? ¿Es hacia la satisfacción de los deseos? ¿ O es hacia la satisfacción de las relaciones sociales, afectivas o prfesioneles? O es que violenta y progresivamente, toda mi personalidad de vuelve, de manera libre y constante hacia la búsqueda del Amor, en la búsqueda del Absoluto? En el primer tiempo de la personalidad que considera efectuar una búsqueda hacia el Absoluto, hacia el Amor, hacia la Gracia, este Amor y esta búsqueda se hacen al exterior de sí, adhiriendo a pricipios de deseos de la personalidad y se trata siempre de un deseo y no una tensión hacia el Abandono.


Hay un mecanismo, en la Conciencia, que se desarrolla más fácilmente, para algunos Hermanos y Hermanas encarnados. Se ha repetido que si dan un paso hacia la Luz, ella dará cien hacia ustedes. Lo que quiere decir que la Conciencia debe darse vuelta (sin negar, sin rechazar, los deseos) transmutando éstos, en el Fuego del Amor, alejando poco a poco, el fuego de los deseos. Por supuesto, para muchos Hermanos y Hermanas, el camino espiritual no debe molestar lo que esté establecido en la personalidad a saber; la familia, los vínculos de la carne o afectivos. Así, la mayoría de los humanos piensan, que van a poder llevar muy bien una búsqueda espiritual, manteniendo los apegos, de la misma manera en que controlan e imaginan su propia esfera de vida y sus relaciones.

Esto de lo que hablo, no corresponde a la mayoría de los Hermanos y Hermanas que están encarnados en la carne y que se desviaron por el momento, de la Luz. Aquéllos que ni siquiera prevén las opciones. Están integrados o insertados, si se puede decir, en su esfera de vida y contentos con eso, perfectamente satisfechos en la perpetua satisfacción del fuego del deseo. Recuerdan que su libertad es total. Hablo sobre todo de los que viven actualmente, esta tensión en dos direcciones diametralmente opuestas y que aún se plantean preguntas. El Fuego del Amor, está allí para tomarlos en su Gracia y no puede adaptarse a ningún deseo. Incluso en la ausencia de deseo.

Entonces cómo se puede desear vivir en la Gracia y manifestar deseos que pertenecen al mundo de la personalidad. Esto señala, que no se establece aún la transformación, en la Unidad. Eso, muestra también que la Corona Radiante del Corazón no está perfectamente construida y que cualquiera que sea la llamada de la Luz que vivieron desde hace algunos años (a través de la Corona Radiante de la Cabeza, del despertar de la Kundalini o por los impulsos del alma a cambiar vuestras condiciones de vida), observan que aún no activaron las Vibraciones que señalamos y yo diría, que son la marca de la Conciencia Unitaria. No puede haber Unidad sin Vibración. No puede alcanzarse el estado de Êtreté sin Vibración de las Coronas Radiantes, cualesquiera que sean los deseos que expresen y los ejercicios que practiquen. Si no hay Vibración, no hay Unidad. Y eso, numerosos Ancianos se lo han dicho

¿Entonces, qué se puede hacer? Sí precisamente a pesar de vuestra asiduidad, a pesar de vuestros ejercicios, y de todo lo que emprendieron como cambios, algunos de entre ustedes no acceden a este Fuego del Amor. Y eso es muy simple, eso se llama el fuego del deseo y el fuego de la personalidad. No vean allí un concepto peyorativo o negativo. Eso quiere decir simplemente que existe, en lo que son, en estos momentos que viven aún, una incomprensión, una no aceptación, incluso inconsciente y deben de alguna manera hacer el luto de todos vuestros compromisos, sin ninguna excepción. Comprender que este luto no debe hacerse en las decisiones de la vida, sino en los mecanismos íntimos de la Conciencia.

Recuerden también lo que se les dijo: “no pueden penetrar al Cielo si no vuelven a ser como un niño”. Si no pasan por la Humildad y por la Simplicidad. Si no vuelven a ser pobres en Espíritu. Si no siguen el Cristo como Luz Vibral Auténtica. Esto podría llamarse, los Cuatro Pilares que será desarrollado por el Arcángel. Hablo siempre de lo que es observable, por el ojo de vuestra personalidad. Por supuesto, muchos de ustedes que aún no despertaron las Coronas, constatan que existen deseos, y que éstos se refieren lógicamente (no vean ahí ningún juicio), a los vínculos que ustedes establecieron con vuestros ascendientes y descendientes, los distintos roles o las distintas funciones que tienen, en la vida.

Por supuesto, existieron algunos impulsos del alma, en estos años precedentes, que orientaron vuestra vida hacia una forma de liberación de algunas ataduras. Pero, las circunstancias actuales les llaman a mucho más que eso. Les llaman a la renuncia total del conjunto de los deseos, sin embargo ustedes no pueden renunciar al deseo por un acto de voluntad, ya que éstos se encontrarán en otra parte y de otra manera. No pueden efectivamente sino abrir el Fuego del Amor: el Fuego del Amor mismo, que vendrá a transmutar el fuego del deseo y que hará que, en un tiempo muy corto, si lo aceptan, la consumación en el deseo será remplazada por la consumación en el Fuego del Amor. El fuego del deseo se apagará. Entonces, el Fuego del Amor se encenderá y la Corona Radiante del Corazón se iluminará. Lo que ha sido comunicado por el Comendador (O.M. AÏAVANHOV), ayer y que será completado por el Arcángel ANAEL, también por mis simples palabras, correspondiendo en totalidad a este proceso. No hablo ya, de dar vuelta el alma (que estaba en los procesos de Atracción y Visión) hacia el Espíritu, sino dejar el Espíritu de la Luz CRISTO actuar en ustedes (eso se desarrolla en las canalizaciones del 11 al 17 de Septiembre de 2011), donde se resumen todos estos elementos en un protocolo.

Es otra octava superada. Desde que la Puerta Posterior de KI-RIS-TI (punto entre los omóplatos) se encendió, si se puede decir, hay una facultad para cada Hermano y Hermana, de orientarse hacia el Espíritu, no por una reversión del alma o del fuego Luciferino, en Fuego del Amor, sino por un acto consciente de la personalidad que va a aceptar ver sus propios deseos, cualesquiera que sean. No para encontrar la causa o los fundamentos, sino simplemente verlos y aceptar trascenderlos, no por una voluntad personal de querer obligar a un deseo emocional, un deseo sexual, un deseo financiero o profesional, sino simplemente para observarlos tal como son, y ver el lugar que ocupan en vuestra vida, en la personalidad. No como una búsqueda de justificación, ni una búsqueda de satisfacción, sino como un elemento metiéndose, literalmente, a través del Fuego del Amor. En efecto, no pueden y no podrán, eso se hará cada vez más evidente, dejar continuar el fuego de los deseos y penetrar el Fuego del Amor. La llamada de la Luz se vuelve tal, que ahora más que nunca deben aceptar observarse, como se les dijo y observar lo que actúa en ustedes, en el cuerpo de deseo.

Recuerden que existen apegos en el ser humano. Y existen apegos colectivos que hacen el juego de la encarnación y la falsificación en la matriz (ver en la rúbrica “protocolos a practicar: «liberación de los apegos colectivos»). No deben ustedes identificarse. No identificarse, no quiere decir rechazar, ya que lo que rechazan como lo dije, volverá de nuevo, aún con mayor fuerza, en medio de vuestra Conciencia y a vuestra cara, sino simplemente estar cada vez más lúcidos de lo que se juega en ustedes, a través de vuestras decisiones, vuestras acciones, a través misma de la forma de comportarse en toda relación y ante todo ser humano con el cual están en relación. ¿Qué buscan ustedes? ¿Qué desean? La Luz va a plantearles, dentro de la personalidad, esta pregunta.

Por supuesto, la claridad va a ser cada vez más violenta y cada vez más cruda, sobre los deseos y lo que los anima. Constatarán si lo aceptan, que eso que les anima, para los que aún no establecieron de manera permanente la Corona Radiante del Corazón, la Paz, la Serenidad y el Samadi, no hay otra causa que la persistencia de este cuerpo de deseo. El caso no es denigrarlo, ni negarlo. De no querer verlo, sino al contrario, aceptar que la Luz lo trascienda. Eso forma parte de la renuncia y el Abandono a la Luz. Pero esta renuncia no es una renuncia que sería un aislamiento, sino una entrada en la verdadera Vida, que es la del Corazón, en el Fuego del Corazón, que no tiene nada que ver con el fuego de los deseos.

Por supuesto, el conjunto de la vida (en particular, para los que alcanzaron una determinada edad) quizá a veces es más difícil porque existen hábitos, prácticas y algunos vínculos concibidos como indisolubles en vuestro sistema de creencias. Hay vínculos concibidos como evidentes e indisolubles (que se refieran a una casa o se refieren a un hijo) porque hay un sentido de responsabilidad, y una causalidad, detrás de este cuerpo de deseo. Pero, eso pertenece irremediablemente al cuerpo de deseo y no pueden penetrar el Fuego del amor dejando manifestarse este fuego del deseo. Recuerden que no pueden apagar el fuego del deseo por la negación de éste. Éste sólo puedes ser trascendido y transmutado por el Fuego del Amor.

No hay por lo tanto paradoja, sino simplemente, aceptar verse a sí mismos tal como son. No hay ningún enemigo exterior. Tampoco ningún enemigo Interior. Hay simplemente actitudes de Espíritu. Hay simplemente actitudes de comportamiento y acción que refuerzan vuestro cuerpo de deseo, o reforzar para hacer nacer el Fuego del Amor y el cuerpo del Amor. Y el cuerpo del Amor no es el cuerpo de deseo: el cuerpo de deseo les arrastra hacia la densidad, el cuerpo del Amor los lleva hacia la ligereza. Ningún deseo, incluso satisfecho, puede volverlos ligero, sino por el momento, pero eso terminará tarde o temprano por un entorpecimiento, por una densidad o por una gravedad. Observen en que se convierten las relaciones afectivas, cualesquiera que estas sean, cuando este vínculo se dilata o cuando uno de los dos muere, observan el sufrimiento que les provoca en ese momento. Obviamente estos vínculos de amor, inscritos en el cuerpo de deseo, no están sino vinculados a los deseos, a las creencias, a las convicciones, a la carne y vinculados a las costumbres. El Fuego del Amor les libera completamente: no les dice dejar a tal persona, tal casa o tal situación, pero les hace llevar una mirada muy diferente y sobre todo los hace libres, completamente liberados de todo lo que podía esclavizar o impedir vuestra propia Liberación.

En este tiempo particular que deben vivir (y que ya viven), todo en vuestra vida les pide tomar Conciencia de lo que anima aún a este cuerpo de deseo, de estos fuegos (generalmente encubiertos y ocultos) que aparecen en vuestras vidas y literalmente frenan, vuestro acceso al Fuego del Amor. Mientras exista el menor deseo y el menor fuego de deseo, no pueden penetrar el santuario del Corazón. Mientras exista un fuego de deseo presente, no pueden vivir totalmente, el Fuego del Corazón, pero no se dijo nunca que cuando se establecen en el Fuego del Corazón, no puede existir más deseo. Es una dinámica que calificaría de secuencial y temporal. Deben en primer lugar ver los deseos, aceptar que tienen deseos y entonces, si aceptan verse en la transparencia más total y aceptan ser transparentes, ustedes penetrarán en el Fuego del Corazón y en este Fuego del Corazón, el fuego de deseo será transmutado.

Entonces, podrán establecer relaciones ya sea con un lugar, con una persona, en la libertad más total, pero nunca antes. Para eso, deben aceptar la Humildad, la Simplicidad, hacerse pobres en Espíritu y volverse Transparentes, porque sin Transparencia, no pueden penetrar el Reino de la Transparencia que es el de la Gracia y el Amor. Es necesario aceptar que si hoy, a pesar de vuestra asiduidad, la Corona Radiante del Corazón no está aún activa, es que existen (necesariamente y de manera implícita y explícita, aunque de eso no tienen Conciencia, aún), manifestaciones del cuerpo de deseo. Es necesario, no negar este cuerpo de deseo, ni de rechazarlo, es necesario aceptar simplemente volverse transparente, aceptar estas presencias de diferentes fuegos del deseo y sólo entonces podrán realmente, cruzar la Puerta del Corazón y será realmente en ese momento, que cruzarán las Puertas de la Humildad, de la Simplicidad. Estos Pilares del Corazón van entonces, a permitirles vivir la efusión del CRISTO, vivir la Luz Vibral y la Presencia de María Reina de los Cielos a vuestro lado izquierdo o de una de las Estrellas. Cada una de entre nosotras puede en efecto, acompañarles durante este período, y participar a establecerles en el Fuego del Amor. Como se los dijo MARIA, un Canal ha sido abierto. Este Canal se abrió a vuestra izquierda y corresponde a la posibilidad de que una de las Estrellas o MARIA misma, venga a comulgar con ustedes, venga a asistirles de algún modo, no para hacer el Pasaje en vuestro lugar, sino para comulgar en vuestro Pasaje en el Fuego del Amor. Las palabras que les dije son muy simples.

El Arcángel ANAEL especificará por su parte, sobre estos Pilares y este trabajo de despliegue de las energías, y de la Conciencia directa de los Pilares de los Mundos que son los Hayoth Ha Kodesh, los Querubines, que velan toda transformación Dimensional de un ser vivo, en todas las Dimensiones cualquiera que sea el Pasaje. Esta reversión particular, que acompaña el Paso de una dimensión a otra, se inscribe en ustedes, ahora. Es por el despliegue final de esta Luz, en la Corona Radiante del Corazón, que se realiza el Fuego del Amor viniendo a poner fin al fuego del deseo.

Para eso, es necesario reconocer que el cuerpo de deseo, la personalidad, está aún bien presente en ustedes, como en todo ser humano. Se les pide no renegar de ningún deseo. Se les pide ver claramente y estar en total Transparencia con el fin de que el Fuego del Amor venga a tomarlos y levantar estos fuegos de deseo. Para eso, es necesario reconocer que están allí, reconocer que existe una personalidad que los atrae y los arrastra a manifestar (cualesquiera que sean los nombres que le den), la persistencia dentro de la materia: debido al miedo a la muerte, el miedo de perder algo, de perder tal persona, tal hijo, o tal padre, perder su propia vida o vuestro dinero.
Mientras eso no se supera, no pueden vivir el Fuego del Corazón. Como decía el Cristo: “será más difícil para un rico pasar por el ojo de la aguja, que a un camello”. La Puerta Estrecha no puede realizarse, ni vivirse sino cuando el Fuego del deseo se reconoce como tal y cuando dejan, realmente, actuar en ustedes, por esta Tensión hacia el Abandono, este Último deseo, de la noche negra del alma, hacia la Luz. Eso, todos lo vivieron o van a vivirlo. Cada uno está en una etapa de lo que acabo de describir. Eso corresponde estrictamente, a esto que JUAN ha llamado, aquí hace casi un año, el Choque de la Humanidad, que está en su fase más total yo diría, en su mundo. Las normas de la vida, en esta Dimensión van a cambiar y están cambiando.

Corresponde a ustedes definir si quieren formar parte de lo antiguo o formar parte de lo desconocido y de lo nuevo. Y como lo decía HERMANO K., volverse Autónomo y Libre, no puede hacerse manteniendo vínculos, los que sean, en este Mundo. Eso no quiere decir que deben convertirse en ermitaños, recluirse o aislarse del mundo, sino simplemente la mirada de la Conciencia debe cambiar, en Verdad, por la Transparencia, la Humildad y la Simplicidad más total, en la pobreza del Espíritu. Mientras no realicen eso, la Corona Radiante del Corazón no podrá jamás abrirse. Ella de abrirá como una flor y se activará instantáneamente, en este período que es el último de la Gracia, tal como la definió MARIA, hasta el final de esta dimensión, cuya fecha nadie conoce. Es durante este período que tienen que hacer (si no lo hicieron) este último Abandono a la Luz. Pero, recuerden que no pueden obligar a ningún deseo. Sino estar conscientes y estar consciente es aceptar verlos. Y eso no es velarse la cara, ni velarse a sí mismo. Es estar de acuerdo con todo lo que la vida les propone vivir, que eso sea una enfermedad o una pérdida fulminante: es en estas circunstancias que el ser humano debe subir en la Luz y no en la resistencia.

Recuerdan estas palabras, porque cada uno en su grado, cada uno en función de lo que vino a vivir, en este momento preciso de la historia de la humanidad, estarán frente a lo que tienen que enfrentar, no como trampa, no como castigo, no como retribución, sino solamente como un mecanismo íntimo, sobreviniendo en vuestra Conciencia, permitiéndoles (si tal es vuestro verdadero camino) salir del cuerpo de deseo y entrar en el cuerpo del Amor. Si no han sido llamados aún, van a serlo en los días, digo bien; en los días que se instalan ante ustedes y que de alguna manera toda la humanidad tendrá que vivir: es el Paso de la Puerta Estrecha, es la Noche Negra del alma, es el momento en que es necesario renunciar a la Atracción y a la Visión de Ahriman y Lucifer, como decía HERMANO K. Es el momento en que es necesario comprometerse. El momento en que es necesario (como lo dijeron varias místicas, en occidente) desposar el Cristo, como para una mujer, ser su esposo, convertirse en la Luz del mundo. No pueden ser una luz de este mundo y ser La Luz del mundo. ¿Dónde está vuestra Luz? ¿Está en vuestro cuerpo de deseo? ¿Está en la satisfacción de vuestros deseos, los que sean, o está en vuestro Corazón, que es la Liberación total? Pero eso no podrá ser uno y otro. Cada vez más, eso va a resultarles evidente, incluso para esos de mis Hermanos y mis Hermanas, que no lo perciben aún. Eso va a ser cada vez más flagrante, porque las circunstancias de vuestra vida, en esos momentos, son exactamente aquéllas que necesitáis para llevar a cabo esta decisión: la de establecerse en el Fuego del Amor o la de permanecer en el fuego del deseo.

Recuerden que no hay una solución superior a otra, sino que hay simplemente orientaciones y elecciones diferentes, pero que no pueden pretender a la Luz si se mantiene en ustedes, cualquier ilusión, o cualquier fuego del deseo. Corresponde efectivamente a ustedes, verse en la Transparencia más total. Corresponde a ustedes verse, en la Humildad y la Simplicidad. Es aceptar que no hay nada a comprender, que no pueden comprender y ser: es uno, o lo otro. ¿Hoy, quieren ser o quieren comprender? Ya que no hay nada que pueda comprenderse, en lo que concierne al Êtreté. El Êtreté es algo que se vive en el Fuego del Amor y de la Gracia y que no tiene ninguna justificación y ninguna explicación, que la renuncia al conjunto de los fuegos del deseo. He aquí algunas palabras que tenía que darles, a través de mi Presencia y mi Vibración. Tenemos aún un poco de tiempo y si existen preguntas con relación a lo que acabo de decir, y si puedo aportar más Luz, entonces lo haré con mucho gusto.

Pregunta: Podría explicar sobre la expresión: ¿“ser pobre en Espíritu”?
Hay un momento, mi Hermano, es que es necesario volver a ser como un niño y vivir las cosas como un niño. La Luz es para ustedes, desconocida. Es un descubrimiento y este descubrimiento sólo puede instalarse si aceptan dejarla trabajar. No son ustedes quienes deciden, en la Luz. No es la personalidad, ni el cuerpo de deseo, ni la mente, ni el intelecto que decide. Es la Luz que decide. Entonces, jugar el juego de la Luz, es volverse la Luz y eso no requiere ninguna explicación ni ninguna comprensión. Deben superar y trascender la fase de la comprensión, la fase de la explicación. Eso se llama también, el Abandono a esta Luz. Pobre en Espíritu, es aquél que acepta no dejar actuar ya su mente, no aplicar ya su inteligencia, no dejar actuar su ego, así sea el más espiritual, de entregarse completamente en la confianza más absoluta a la Luz. Mientras quieren controlar lo que sea, no pueden vivir la Corona Radiante del Corazón.

Pregunta: ¿El Canal para estar en comunicación con ustedes mismos o con otras Hermanas, se despierta en cada humano?
Desde la apertura de la Puerta Posterior del Corazón, llamada la Puerta KI-RIS-TI, existe un Canal que se constituyó, para todo el ser humano, pero eso no quiere decir que cada ser humano, sobre este planeta, es capaz de oír a la Hermana que está presente a su lado. Para eso, es necesario que la Conciencia haga este Abandono a la Luz. La personalidad no podrá nunca oír lo que dice este Canal, incluso si está presente. Este Canal va dirigido al Espíritu y para oírlo y vivirlo, de manera más consciente, es necesario haber penetrado el Templo del Corazón. Eso corresponde a lo dicho de otro modo, por algunos Arcángeles: que nos encontramos, de ahora en adelante perceptibles, en el lindero de vuestra Dimensión y cada vez más perceptibles. Pero el que se vuelva hacia el cuerpo de deseo no podrá en ningún caso oírnos, excepto en un momento dado, llamado el frente a frente, en el que MARIA se expresará al oído de cada uno. Pero antes es necesario hacer el trabajo y este trabajo no es tal, ustedes lo comprenden. Es solamente un cambio de Conciencia.

Pregunta: ¿La ausencia de miedo es un índice para superar lo que se tiene que superar para alcanzar la Luz?
Mi Hermana, todo lo que se opone al Amor no es más que el miedo y no otra cosa. Si no hay ya ningún miedo presente, no hay más obstáculo al Fuego del Amor.

Pregunta: ¿Qué pasa con el Fuego del Amor cuándo se tiene en su entorno seres negativos?
¿Cómo es que alguien estando establecido en el Fuego del Amor podría ser alterado por lo que sea del exterior? Eso es imposible. El único obstáculo es uno mismo. No hay enemigo, ni Interior, ni exterior. Sólo existe la personalidad y el ego. Mientras exista la impresión de un obstáculo exterior (que eso sea un hijo, un padre, que eso sea financiero, o que eso sea el cuerpo), sólo es una coartada encontrada por el ego y nada más.

Pregunta: ¿Cómo desarrollar y estabilizar el Fuego del Corazón?
Simplemente, dejar trabajar y aceptar siempre los Cuatro Pilares (o sea, Transparencia, Humildad, Simplicidad, Infancia) que son, los elementos que van a permitir mantenerse a este Fuego del Corazón. Recuerden también lo que ha sido dicho, por numerosos participantes (Hermanas, como Ancianos o Arcángeles): la llamada de la Luz va a ser cada vez más intensa, ella los tomará de improviso. En esos momentos será necesario demostrar a ustedes mismos, que aceptan y están de acuerdo con el Fuego Amor y que no sucumben ya al fuego del deseo. Recuerden que cada día, cada minuto, cada respiración, estarán cada vez más ante esta evidencia. Uno y otro no pueden ir a la par: ellos se alejan, de manera definitiva. No pueden mantener lo que sea de esta Dimensión donde están, en el Fuego del Amor. Esa es la última elección, que es el choque de la Humanidad, a través de las circunstancias ya sea de vuestro propio cuerpo, de vuestra propia familia, vuestro país, o en definitiva de la Tierra entera.

Pregunta: ¿En 3era. Dimensión, cómo responder a las consecuencias de sus actos y pensamientos?
Eso es una visión y una opinión de la personalidad. Cuando tú vives en la Gracia, en esta Dimensión, más nada de todo eso puede afectarte.

Pregunta: ¿Y si debemos asumir algunas cargas?
Mi Hermana; ¿quién dice: "debo”, si no es la personalidad? ¿Crees tú que cuándo yo vivía mis Samadhi, existía un “yo debo? ¿Crees tú que cuándo pasaba años en este estado de Alegría inefable, un cualquier “debo” podía manifestárseme? Eso muestra, simplemente, la diferencia de perspectiva. Eso muestra, de diferente manera explícita, lo que es el fuego del deseo (o fuego del deber) con relación al Fuego del Amor.

Pregunta: ¿Ningún deber, ninguna responsabilidad más debe entonces obstaculizarnos?
No dije todo eso. Dije simplemente que es necesario aceptar ver este “yo debo” como formando parte del fuego del deseo y en consecuencia de la personalidad. ¿Quieres tú vivir el Amor o quiere vivir el “yo debo”? No hay otra alternativa para poder salir de eso. No es cuestión de negar: “yo debo”. Lo dije y lo repito; es la Conciencia que cambia. ¿A partir del momento en que hay un acceso auténtico (y que se volverá permanente) a la Unidad, creen que la Conciencia Unitaria, creen que la Unidad y la vivencia de esta Unidad y el acceso a esta Multidimensionalidad, tenga algo que ver con las vidas que vivieron aquí, sobre esta Tierra? ¿Creen que eso tenga algo que ver con un sentido de responsabilidad, cualquiera que sea? Si eso creen, entonces quiere decir que dejan lugar al cuerpo de deseo y no al cuerpo del Amor. El cuerpo de deseo será una justificación y una explicación o una pretensión. El cuerpo del Amor es un estado de Gracia que se basta a sí mismo cada vez más, y no podrán estabilizar la Gracia si están en el “yo debo”. Es ahora que es necesario llevar a cabo las elecciones. Es ahora que es necesario llevar a término y a la concretización: o el cuerpo de deseo, o el cuerpo del Amor. Y uno no puede ir con el otro. Repito; no es porque van a deshacerse de vuestros compromisos, desviarse de vuestros hijos, vuestros padres, vuestro trabajo, que van a encontrar el Fuego del Amor. Precisé bien eso. Dicho de otro modo, mientras exista una esperanza colocada en este mundo, están en este mundo y no saldrán de este mundo. El Cristo se lo había presentado exactamente de la misma forma, con otras frases, con otras parábolas. Pero estas parábolas no están destinadas a ser virtudes teologales, sino a vivirse en vuestra vida, ¿si no cuál es el sentido?

Pregunta: ¿Lo que llaman cuerpo de deseo incluye el miedo, el deber y el deseo?
Es el conjunto de lo que se llamó el cuerpo de deseo, que detenidamente se explicó. El cuerpo de deseo, es todo lo que los mantiene en la ilusión de este mundo, es todo lo que se proyecta fuera de ustedes, ya que lo que se proyecta sobre vuestro ojo, sobre la pantalla de vuestra Conciencia no es más que el resultado de vuestras propias proyecciones. Nada llega por casualidad. Así pues, si la vida les da a vivir tal miedo, tal enfermedad, tal desorden, es que eso existe, irremediablemente, ante todo en ustedes. Este mundo, tal como lo viven, es una ilusión y con todo es en esta ilusión que debe encontrarse la Verdad. Por lo tanto mientras den peso a cualquier ilusión, a cualquier participación en este mundo (que no quiere decir, no participar, sino más bien estar, completamente Lúcidos y Conscientes), no pueden salir. Mientras exista una proyección, exista una atracción, o una visión de alguna imagen, o algún deseo, el que sea, no pueden penetrar el Reino del Corazón. CRISTO se lo había dicho: “busquen el Reino del Cielo y el resto vendrá por sí mismo". Corresponde a ustedes probarlo. ¿Cómo pretender vivir la Gracia y precipitarse a consumir un medicamento? ¿Cómo pretender vivir la Gracia y guardar dinero? ¿Cómo pretender vivir la Gracia y tener miedo de que un hijo o un cónyuge los abandone? Es imposible y eso va a aparecer ante ustedes cada vez más violento y cada vez más crudamente. Una vez más, no es ni un castigo, ni justicia, ni una retribución, sino simplemente la puesta en acción de la Luz, sobre este mundo. CRISTO se lo había dicho: “el que querrá salvar su vida, la perderá”. ¿Qué quieren salvar y qué quieren vivir? ¿Vuestra vida o el Amor? La llamada de MARIA se resumirá a eso, pero para entonces no tendrán ya tiempo de plantearse esta clase de cuestionamientos.

Pregunta: ¿Que es el “frente a frente”?
El frente a frente es el momento en que perciben la distancia o la coincidencia que corresponde a eso que proyectaron exteriormente y la diferencia o la coincidencia que existe con lo que son, en Verdad. En resumen, es el frente a frente entre el ego y el Espíritu. Ya sea que el ego haya sido trascendido por el Espíritu o ya sea que no. Los testigos serán la Alegría, la Paz y las Coronas Radiantes.

Pregunta: ¿No vivir los fenómenos que usted describe se relaciona con la Noche Negra del alma?
No. La Noche Negra del alma es algo más violenta y más profunda que el simple hecho de no sentir la Corona Radiante del Corazón. Es el frente a frente, llevado al extremo. Es percibir, donde está la Luz en Verdad y allí donde no está o allí donde ustedes están en Verdad: en la Luz o no en la Luz. Este frente a frente es también, como lo que ha sido llamado, por La Fuente misma, la Promesa y el Juramento, que restablece la conexión con el Espíritu, cualquiera que sea vuestro futuro o vuestro devenir, según la persistencia o no del cuerpo de deseo. La Noche Negra del alma corresponde también a la Luz, alumbrando las zonas de sombra. Si estas zonas de sombra se aceptan, pero si se las trasciende, al mismo tiempo, la Noche Negra del alma desaparece. Si la Noche Negra del alma dura, eso quiere decir que no hay transcendencia de las zonas de sombra y que éstas no quieren verse, en la Transparencia, en la Humildad y en la Simplicidad.

Pregunta: ¿Hay una diferencia entre la Crucifixión y la Noche Negra del alma?
Eso es diferente para cada uno, pero lo que se establece ahora, es un fenómeno colectivo, usted lo comprendió, que va a sincronizar el camino de cada uno, sobre la misma Verdad. Para algunos, eso será concomitante, para otros no. Pero cuanto más el tiempo Terrestre avanza, más este tiempo tiende a desaparecer. Esta distancia tiende a desaparecer entre los dos mecanismos.

Pregunta: ¿Por qué es tan difícil no chapotear en la dualidad?
Es muy fácil. Lo que es más difícil, es abandonar vuestra pequeña persona: que es el mismo principio que les conduce de lo que llaman la vida a la muerte. ¿Quién acepta su muerte cuándo ella le es anunciada por una enfermedad? A menos que pasen de muerto a la vida y con todo, no pueden acceder a la Autonomía y a la Libertad si no aceptan liberarse completamente, de lo conocido para vivir lo desconocido. Eso se llama (y se llamará siempre) el miedo, que se inscribe en los mecanismos mismos de sobrevivencia de la personalidad. Lo más grande de las paradojas de la personalidad es creerse inmortal, porque cuándo vuelven de nuevo en otra vida, ¿qué permanece de la personalidad que existía antes? Estrictamente nada. La personalidad tiene miedo de la disolución. Es necesario Abandonarse. Eso se llama la Crucifixión. Eso parece muy difícil, como tú lo dices, cuando uno está atrapado dentro. Mientras que es un mecanismo muy simple, en la Humildad, en la Simplicidad y en la Transparencia. El que dice ser difícil no es más que el ego, siempre el ego y siempre el fuego del deseo.

Pregunta: ¿Podría hacernos experimentar un espacio de Amor Incondicional?
Lo viven cada vez que estamos con ustedes. Lo viven cada vez que se alinean. Si no lo viven, es que existe dentro de ustedes, reticencias y miedos. Nadie puede cruzar la Puerta en vuestro lugar y para franquear esta Puerta, es necesario liberarse completamente, todo lo que pertenece al cuerpo de deseo. El Abandono a la Luz, es eso. Son sólo ustedes quienes pueden realizarlo, desde el Interior.

No tenemos más preguntas, le damos las gracias.
Hermanos y Hermanas encarnados en la carne de esta Tierra, en la tierra de esta carne, les propongo un espacio de Comunión entre nosotros y espero volverles a ver, y estar a vuestros dos lados, eso para algunos de ustedes.

... Efusión Vibratoria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada