AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

domingo, 19 de junio de 2011

UN AMIGO 16 junio 2011 CON AUDIO


Original  en francés
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
para escuchar el audio haz clic aquí

Yo soy UN AMIGO. De mi Corazón a vuestro Corazón, que la Alegría y a la Gracia sean vuestra Morada para la Eternidad. Hermanos y Hermanas en humanidad, vengo para expresar algunos elementos concernientes al pasaje del ego al Corazón, llamado según la tradición occidental, la Puerta Estrecha. Vengo a daros algunos elementos aptos para haceros integrar mejor y aceptar, eso espero, algunas Verdades que se desvelan en vuestra Consciencia en el periodo particular que vivís. La llamada de la Luz ha sido en efecto, lanzada a esta Tierra hace ahora algunos años. Ciertas etapas se han realizado en el seno de la humanidad, permitiendo terminar una situación particular que voy a intentar desarrollar.
El pasaje del ego al Corazón corresponde a un momento preciso en la historia humana. Ese momento puede llevar muchos nombres, según la vivencia de cada uno, según las culturas y las tradiciones de las que procede el alma que lo vive. El ego es una consciencia de tipo fragmentario, en la que lo propio es apropiarse, de alguna forma, de lo que se vive en todos los sentidos del término. La recepción de la Luz no escapa a este proceso que ha impulsado a decir al Amadísimo SRI AUROBINDO, cuando fue San Juan, que serían muchos los Llamados y pocos los Elegidos. En efecto, la Luz Vibral, con su retorno y sobre todo de ahora en adelante, se ofrece a cada uno en la humanidad. Recibir la Luz no es todo. Recibir la Luz no es una finalidad en sí, sino que es de alguna forma, un impulso que debe permitiros superar y transcender los límites de la Consciencia fragmentaria del ego, permitiendo estableceros en la Consciencia del Corazón, de la Consciencia de la Unidad.
En el ego existen algunos obstáculos que se presentan en la vida ordinaria de todo humano que busca con sinceridad, la Luz. El ego, como he dicho, funciona sobre un modo de apropiación. Esta apropiación existe en todos los niveles, en los chakras inferiores, y en todos los niveles de esta vida en este mundo en que la vida del ego no puede definirse más que en relación a una noción de un movimiento que va del exterior al interior, permitiendo apropiarse, tanto de una carne para nutrirse, que de cualquier carne o cualquier concepto que pertenece a la sociedad, de un modo físico o de un modo más sutil. Así es como los procesos de educación o un conocimiento aportado desde el exterior va a hacerse suyo. Así es para la mayoría de las relaciones humanas, basadas sobre lo afectivo que se apropian de algo que  estaba concebido o vivido como exterior a sí (o en cualquier caso, como algo que no penetra en el campo de conciencia).
La conciencia del ego es una conciencia aisladora y cerrada, en que todos los referentes y el campo de experiencia está basado justamente, en esta separación y  disociación existente entre uno mismo y todo el resto. La conciencia del ego es pues, una conciencia que distancia y separa, que os hace analizar y referenciar todo lo que llega a dicha conciencia, sea interior o sea exterior. De igual forma, la conciencia del ego va a clasificar de alguna forma, los elementos de la vida (cualesquiera que sean, y en todos los dominios de la vida), según un criterio muy preciso, que es el criterio de lo que es bueno y de lo que es malo. Evidentemente, para la conciencia misma del ego y para sí mismo. El bien de sí mismo se busca siempre, ante el bien del otro. Por supuesto, existen consciencias del ego de tipos diferentes que a través de la identificación a través de la mirada del otro (o dando al otro una parte de sí), buscan en la mirada del otro y en el comportamiento del otro, una apropiación mucho más sutil.
La conciencia del ego está separada y dividida permanentemente, analiza y discrimina permanentemente, lo que puede ser útil o lo que es inútil, lo que es agradable, lo que es desagradable. La conciencia del ego establece una barrera formal en un encierro muy real (dentro de un cuerpo, o dentro de un modo de funcionamiento, dentro de un modo incluso de interacción), en que todo se va a diseñar, a colorear en función de esta discriminación bien/mal, placer/displacer. La conciencia del ego está pues basada sobre un proceso de individualización y de individuación que es contrario a la Consciencia del Corazón. El ego siendo por definición, maligno, puede expresar totalmente el Corazón, expresar ciertos conceptos e ideales muy elevados, permaneciendo siempre a nivel del ego. El ego es en efecto, en la humanidad, el nivel de Conciencia Vibratoria más corriente. Lo que explica que siendo corriente y habitual, la Vibración no se percibe. El ego a veces, puede percibirse bajo la forma de una violencia, manifestándose en ciertas emociones, ciertas actividades mentales, ciertos placeres (o la inversa, según ciertos desplaceres).
La diferencia mayor con la Consciencia del Corazón, es que está es una Consciencia que roza los límites del encierro del ego, donde el ego desaparece para dejar lugar a ciertas características, no decididas por la mente o por el ego, sino más bien en resonancia directa con la desaparición del ego, llamadas el Amor en sentido Vibral. Esto se traduce entonces, por una desaparición de todos los límites y de todas las restricciones existentes en la propia percepción de la Consciencia. Manifestándose por la desaparición de todas las separaciones y de todos los controles de funcionamiento de la consciencia Dual.
La Consciencia de la Unidad o Consciencia del Corazón funciona de un modo totalmente diferente. Pasar de una a la otra, solo se puede hacer sin que haya realmente un Abandono de la conciencia del ego a la Consciencia del Corazón. Solo se puede pasar de la una a la otra cuando los mecanismos Vibratorios (y de la propia Consciencia que está asociada) sean puestos en manifestación y en concienciación. Los mecanismos de funcionamiento del ego están específicamente adaptados a este mundo de carbono y a las leyes que predominan. La Consciencia del Corazón es de alguna forma, absolutamente inadaptada al funcionamiento en este mundo. Porque pertenece al dominio del Espíritu y no al dominio de la carne. Y por lo tanto, la paradoja es que es necesario encontrar esta Consciencia en los tiempos que vivís para vivir de manera más suave e ideal, el periodo que se abre a vosotros, durante este verano de vuestro año. La Puerta Estrecha es la ilustración perfecta del pasaje del ego al Corazón.  Este ego al Corazón que no puede manifestarse más que cuando hay emergencia en el Interior de la conciencia ordinaria, de una Consciencia diferente, llamada Embrión Crístico o Cuerpo Crístico. Es en ese momento, y solamente en ese momento, cuando el fuego del ego (fuego vital, fuego inclinado a una necesidad de apropiación, una necesidad de posesión), va a ser reemplazado por el Fuego del Corazón que es en sí mismo, Entrega y restitución. Ese pasaje es de alguna forma, una verdadero Sacrificio cuyo lugar no está con seguridad en este mundo, sino más bien en las esferas más Etéreas y más elevadas, llamadas esferas del Espíritu. El Espíritu no puede revelarse en la carne (la Consciencia del Corazón no puede revelarse en la conciencia del ego), más que cuando el ego desaparece en Verdad y en totalidad. Y no cuando aquél que va a jugar el juego de cualquier Ilusión, intenta apropiarse de la Luz.
La Luz ha descendido a este mundo bajo diferentes olas. La primera tuvo lugar hace muchísimo tiempo, hace ahora casi una generación. Ésta se ha reforzado, se ha densificado, se ha acentuado por un proceso llamado Las Bodas Celestiales, que encuentra hoy su conclusión y cumplimiento en el retorno que vosotros llamáis la Luz Metatronica. El despliegue de la Luz Vibral es su conclusión. Ese despliegue no puede hacerse más que si el ego es totalmente Sacrificado: si hay una Entrega de sí mismo al Yo. Si no existe esa Entrega de sí mismo al Yo, si no hay Entrega de la conciencia fragmentaria al seno de la Consciencia Ilimitada, no puede haber pasaje de la Puerta Estrecha. Ese pasaje no puede realizarse más que en la desnudez de la Consciencia. Pura, liberada de todo obstáculo, de todo lazo, de toda atadura, de todo programa procedente de creencias, de condicionamientos, procedente de todas las ataduras posibles e imaginables en los que se ha amparado el ego para poder realizar su misión en este mundo (que es sobrevivir, alimentaros, encontrar relaciones afectivas, relaciones lo más placenteras posible, lo más agradables posible). Mientras que la conciencia sea dependiente de esta noción de agradable, mientras que la conciencia sea dependiente de ciertas satisfacciones, llamadas deseos, no puede haber realización de la Unidad.
Aunque la llamada de la Luz haya tocado vuestra puerta, no podéis penetrar el Reino de los Cielos sin haceros (como se ha dicho) como un niño. Un niño es aquél que vive, por supuesto, más allá de cualquier proyección. Con frecuencia e idealmente se sitúa absolutamente en el Aquí y el Ahora. De igual forma que la naturaleza no ha sido alterada en su Unidad. En efecto, un animal, un insecto, un vegetal obedece estrictamente a su programa de vida, sin salirse y sin alejarse. No puede además hacerlo. Por supuesto, el ser humano ha buscado siempre modificar esta naturaleza (hoy más que nunca), buscando modificar las reglas de funcionamiento. Pero si observáis idealmente, la naturaleza obedece en su quasi-totalidad, a un programa de vida establecido y preestablecido y no puede alejarse de cualquier manera.
El ser humano ha descubierto, en la matriz y en esta Ilusión, un principio llamado el libre albedrío. Este principio del libre-albedrío es una elección particular de la Consciencia que puede justamente en cada instante decidir por sí mismo un programa de vida. El programa de vida del ego no es el programa de vida del Corazón. El programa de vida del ego será siempre un modo de apropiación, un modo de apartamiento, un modo separativo, que os hace razonar y que os hace analizar cualquier cosa, siempre en relación a vuestra propia educación, a vuestro propio condicionamiento, cualquiera que sea. La Consciencia de la Unidad (o la Consciencia Cardiaca, o revelar la Consciencia KI-RIS-TI, el pasaje de la Puerta Estrecha), no puede hacerse más que si hay una Renuncia voluntaria y consciente de manera elaborada pacientemente, comprendida y superada, de todo aquello que justamente es un freno al acceso a la Luz.
El ego solo funciona por resonancia Sombra/Luz: la Sombra considerada como algo nefasto, la Luz considerada como algo mucho más dichoso. Ese juego de la Sombra y de la Luz en el seno de la conciencia del ego, no es la Luz tal como existe en el seno de la Consciencia del Corazón. La primera parte y el primer juego que va a jugar el ego, es apropiarse de la Luz Vibral que aparece en la Corona Radiante de la cabeza, entonces apropiarse de esta Luz para intentar hacerla funcionar según los principios de la Dualidad. Lo que evidentemente, es estrictamente imposible. Porque la Consciencia de la Luz Vibral no tiene nada que ver con la Sombra, ya que es en sí misma, despliegue en totalidad de la Luz, donde no puede existir la mínima zona de Sombra. Ahora, la conciencia del ego no funciona más que por alternancias y esos juegos de la Sombra y de la Luz permanentes, y existentes a cada instante y a cada respiración. El ego funciona en modo acumulativo en donde el movimiento se hace desde el exterior hacia el interior. La Consciencia del Corazón se realiza en la Radiación. En la Vibración. En la Entrega, el Abandono. En algo que no tiene que ver con el modo de funcionamiento habitual del ego.
La ley del libre albedrío, específica del mundo del carbono, ha sido alterada. Esta ley de acción-reacción, que funciona en todas las relaciones humanas (de la relación del ego con otros egos), en todas la leyes de la reencarnación, no existe simplemente en el seno de la Luz Vibral. Hay pues, una imposibilidad total de transferir las leyes de la materia (o las leyes del ego) al seno de las Leyes del Espíritu. La Ley del Espíritu, en lo que a ella respecta a la Consciencia Unitaria, está absolutamente vinculada con total libertad, a la Ley de la Gracia. La Ley de Gracia no tiene nada que ver con la acción-reacción. Todo en este mundo, donde todos hemos dado nuestros pasos, es un mundo en que toda acción es seguida de una reacción. Todo lo que se suelta, cae. El principio de atracción es un principio de atracción gravitacional. Manifestándose también en el Espíritu aprisionado y traduciéndose por ciertas acciones-reacciones ineluctables, para el total de conciencias que viven en el ego. Esto se ha llamado el libre albedrío, de lo que hace uso el ser humano sirviéndose exclusivamente de su ego. Esta reivindicación del libre albedrío, que es una de las especificidades de la conciencia separada, no puede en ningún caso llevaros a la Consciencia de la Gracia y a la vivencia de la Gracia. Hay en efecto, una oposición total, como lo he dicho, entre la conciencia del ego y la Consciencia del Corazón. De igual forma, hay una  oposición total entre la ley del libre albedrío y la Ley del Acción de Gracia.
La Acción de Gracia confiere la Paz. Confiere la Alegría. Lo que no es en absoluto el caso de la conciencia egótica, separada y distanciada. La conciencia egótica y separada se manifiesta permanentemente (incluso de manera no desvelada, en su totalidad, al ojo de la propia conciencia), sobre el principio del deseo, sobre el principio de una necesidad de llenar algo, ese vacío que se sitúa también a nivel del vientre e incluso del Corazón, en otros planos. Así, la conciencia del ego va a estar en permanente búsqueda, pero es el establecimiento de un estado profundo y opuesto (y yo diría incluso, diametralmente opuesto) a la conciencia del ego.
El ego hace de vosotros una persona identificada a un nombre, a un apellido, a una edad, a un sexo, a una función. La Consciencia del Corazón no es en absoluto nada de eso. No está limitada a esto sino que descubre cuando es vivida, aspectos totalmente  Ilimitados e inéditos, donde no existe ninguna necesidad, ningún deseo, más que el de Ser, en la Alegría del Corazón. Por supuesto, el ego por sí mismo certificará que busca el Corazón. Pero no para darse al Corazón, sino para apropiarse del Corazón para hacer perdurar la Ilusión de la personalidad, de sus roles, de sus funciones, de sus deseos, sean los que sean. El cuerpo humano en esta matriz es un Cuerpo de Deseo. Este Cuerpo de Deseo se manifiesta por pulsiones y deseos que pertenecen a la vida normal del ser humano en la matriz, pero que en ningún caso son el reflejo de lo que se llaman las Leyes del Espíritu.
Así pues, no podéis estar a la vez bajo la ley del libre albedrío y bajo la Ley de Acción de Gracia. De igual forma, a medida que avance el tiempo ante vosotros, vais a constatar, por vosotros mismos, que no podéis mantener la conciencia del ego y la Consciencia del Corazón. Esto será cada vez más lo uno o lo otro. Esto se ha explicado de diferentes formas desde hace algunos años ya, por el que no podía ser otro que nuestro Comendador (ndr: O. M. AIVANHOV, Comendador de los Melquisedech), referente a la separación de las humanidades, o como lo llamaba el Arcángel ANAEL, la decantación de las dos humanidades. Existe una conciencia que va hacia su densificación, hacia su precipitación y una Consciencia que va hacia su Liberación y su aligeramiento. La una hará perdurar el principio de acción-reacción y de insuficiencia (de necesidad de completamiento exterior), la otra se va des- identificar  estricta, realmente y en Verdad, de todas las nociones de deseos, sean los que sean. Por cierto, aquellos de vosotros que tenéis la suerte ya, de vivir la Consciencia Unificada, os dais cuenta de que todo lo que era del orden del deseo va muy a menudo a desaparecer. El primero entre los que va a desaparecer es evidentemente el deseo llamado deseo sexual (cuando estáis en periodo de actividad sexual), que no es otra cosa que la acumulación de un vacío, llenado por la relación con otro. Obviamente, el ser humano llamará siempre a esto un amor. Pero no es el Amor. El Amor no tiene nada que ver con relaciones vinculadas al Cuerpo de Deseo, porque el Corazón se basta a sí mismo. Evidentemente, mientras que os sea imposible vivir esto, os va a parecer no-posible. Y tendréis razón, porque la conciencia del Cuerpo de Deseo no puede permitir vivir la satisfacción de la Consciencia del Corazón, que es totalmente  independiente de cualquier proyección exterior (ligada a una actividad, una función, un rol) ya sea alimentario, afectivo, social, profesional u otro.
Obviamente, el impacto de la Luz en estos momentos, en el sentido Vibral, está totalmente destinado a haceros tomar conciencia en su totalidad de estas leyes. Estéis a nivel de la Consciencia del Corazón, o estéis a nivel de la conciencia del ego, que hayáis efectuado el pasaje de la Puerta Estrecha o no, todo esto va a aparecer cada vez más claramente. Vais a comprender unos y otros, en esta Tierra dónde está vuestro estado de evolución de Consciencia y de transformación de Consciencia, en relación a vuestros propios deseos, a vuestras propias proyecciones exteriores, a vuestra propia suficiencia o insuficiencia de Espíritu. La insuficiencia de Espíritu se traducirá siempre por una tristeza. Se traducirá siempre por una necesidad de compensar exteriormente un vacío Interior. Mientras que la Consciencia Unida a su propio Corazón Ilimitado, no tiene ya necesidad de ninguna compleción exterior. Lo que evidentemente, no es una renuncia a lo que sea, sino más bien una Lucidez real de los mecanismos incluso de funcionamiento de la Consciencia.
Es a esto a lo que estáis llamados de ahora en adelante, a tomar Consciencia. Es esto, de ahora en adelante lo que estáis llamados a manifestar. Lo que hasta el presente os parecía impensable, inimaginable o incluso irrealizable, os va a aparecer cada vez más claramente. De un lado la conciencia del ego con sus limitaciones, sus deseos, sus frenos, sus apetencias y sus rechazos. De otro la Consciencia del Corazón, con su Unidad, su Fluidez, su Ley de Atracción, su Ley de Gracia, reemplazando totalmente todo lo que estaba inscrito en el Cuerpo de Deseo. Esto está por realizar por supuesto, en este mundo permitiéndoos entonces, estableceros de manera definitiva en la Vibración del Fuego del Corazón, en la Fusión de los tres Fuegos y en lo que se llama el Fuego de la Tierra. Lo que os permite por el despertar del Fuego de la Kundalini, Fusionar vuestros tres Fuegos y ser reunificados totalmente: cuerpo, alma y Espíritu.
Por supuesto, el cuerpo o la personalidad misma en el Cuerpo de Deseo, va a estar persuadido de que ha llegado a ese nivel. Hay (como se os ha dicho por muchos intervinientes) un medio muy simple de saber si estáis en Unidad o si no lo estáis. La Unidad es un estado de Alegría, donde no existe ninguna cuestión. El estado de no Unidad o el estado de Ilusión, se traduce por un cuestionamiento permanente. El pasaje del uno al otro, es cosa que os interesa al más alto nivel pero, en ningún caso, un ego que pasaría al Corazón. Sino más bien, la Disolución de un estado de Consciencia que os permite nacer a otra Consciencia (lo que se llama el nacimiento del Embrión Crístico). Para esto debe existir una forma de Transcendencia de la materia una forma de Transcendencia del Cuerpo de Deseo, que debe conducir a vivir una forma de Compleción Interior, independiente de cualquier circunstancia exterior. Esto no hace de vosotros (en el sentido en que algunos han podido llamarlo) una retirada de este mundo sino más bien, un ser lleno por su propia Gracia, por su propia Vibración y por su propio estado Interior, de KI-RIS-TI. A partir de ese momento, la Unidad puede crecer en vosotros y el ego no puede ya imponer su ley. Esto también, quiere decir que el ego no puede combatir al ego. Porque combatir al ego quiere decir, reforzarlo sistemáticamente. Solamente elevándose Vibratoriamente (como os han dicho y demostrado de múltiples formas) podéis penetrar el santuario del Corazón.
La Puerta Estrecha es una llamada de la Luz por la frecuencia OD, para estableceros en el Corazón. Establecerse en el Corazón no puede hacerse más que por una Consciencia Lúcida centrada en el Corazón, donde ninguna manifestación ligada al Cuerpo de Deseo, puede interferir. Así, muchas técnicas, muchas escuelas, por todo el mundo, han introducido algunas técnicas, de yogas que os permiten (poco a poco o de manera más violenta) poner fin a la actividad del Cuerpo de Deseo. Algunas han sido más eficaces que otras. Algunas han sido más adaptadas a algunos que a otros. Las circunstancias que atravesáis actualmente, son siempre de naturaleza muy diferente. En efecto, estáis en un momento en donde la Revelación de la Luz y la llamada de la Luz comienzan de manera cada vez más evidente, incluso para aquellos que vuelven la espalda a la Luz. El ego va de alguna forma, a tomar conciencia él mismo, de su separación, de la existencia de otra Consciencia, de la existencia de otra Luz más allá del juego de la Luz y de la Sombra, en la Luz Vibral.
Así la Luz Vibral, por la activación y la puesta en servicio del Fuego del Éter y del Fuego de la Tierra, hará que el conjunto de la conciencia de la humanidad, a título individual y colectivo, sea confrontado totalmente al Fuego del Espíritu. Esta Revelación de la Luz final está ahora a vuestras puertas. Por supuesto, aquellos que tengan la capacidad de establecerse en el Corazón vivirán esto como una Liberación. Aquellos que permanezcan en el fuego del ego vivirán esto como un fuego destructor del ego, cosa que será en realidad y en Verdad. Siempre, el emplazamiento de la conciencia, en ese momento hará que la vivencia sea profundamente diferente. Si estáis encerrados, si estáis todavía en las limitaciones del ego, ese Fuego aparecerá como devastador, peligroso y poniendo fin a vuestra vida. Mientras que si vuestra Consciencia se sitúa en el Corazón, viviréis en Verdad y en Unidad vuestra propia Liberación de la matriz. Esto se ha llamado en diferentes términos: el fin de Kali Yuga, la Resurrección final, el Día del Juicio. Poco importan los nombres. De hecho se trata simplemente de una confrontación real y percibida (incluso por aquellos que lo rechazan), entre lo que se llama la Luz Vibral y la luz de la Ilusión. El fuego del ego y el Fuego del Espíritu van a encontrarse cara a cara. Estos son efectivamente, los instantes últimos que vivirá la humanidad, desde el momento en que la Luz Metatrónica se derrame en la Tierra y en vuestras estructuras.
La preparación que habéis hecho (de manera consciente, o si no de manera totalmente espontánea, algunos de vosotros), es igualmente para haceros vivir muy exactamente el nivel Vibratorio que tenéis que vivir en este momento. Algunos Ancianos os han dicho que os será hecho exactamente según vuestra Vibración o según vuestra Fe. No puede ser de otra forma. Es en ese momento, en los momentos que precedan el Instante final y durante el periodo que se anuncia, que vais a percibir, de manera cada vez más clara, la distancia restante por recorrer (que de hecho no es una distancia, sino un Abandono a la Luz) entre la conciencia del ego y la Consciencia del Corazón. Aquellos que viven la Consciencia del Corazón se identificarán sin ningún problema, al derramamiento y al despliegue de la Luz Vibral. Aquellos que reivindicando la Luz Vibral, viven aun el fuego del ego y la luz de la Ilusión del ego, tienen el riesgo de pasar por momentos llamados penosos, en el sentido emocional y mental. Donde el Cuerpo de Deseo al estar aun activo, se va a ver reforzado de alguna forma, en sus obstáculos. En efecto, el pasaje de la Puerta Estrecha cierra definitivamente las puertas de la encarnación, frenando de alguna forma (y en un modo de funcionamiento, cada vez más débil) los chakras inferiores, llamados Muladhara chakra (o primero, segundo y tercer chakras).
El pasaje de la Puerta Estrecha os permite establecer las nuevas Fundaciones, en la Jerusalem Celestial de vuestro nuevo Templo, en OD, en el nuevo Triángulo de Tierra, haciendo entonces desplegar en vosotros la nueva Tri-Unidad y los puntos correspondientes. La Tri-Unidad del Corazón se despliega lateralmente, y permite desplegar las nuevas estructuras del Êtreté, abandonando de manera definitiva, la conciencia limitada y fragmentada del ego. Por eso, es necesario que el Cuerpo de Deseo no esté en absoluto dominado, ni amaestrado sino Transcendido por la Luz Vibral. Siempre hemos dicho que solamente vosotros podíais hacer este pasaje. Y este pasaje está por realizar ahora, de manera que yo calificaría de urgente, porque estáis en tiempos más que reducidos, concerniente a la fase final del despliegue de la Luz. Pero aseguraos, porque cada uno va a ver muy claramente en sí mismo, dónde se sitúa. Es decir que hasta el presente, podíais equivocaros o aun equivocar al mundo. Pero de ahora en adelante, en muy poquito tiempo, no podréis equivocaros ni equivocar al mundo. Y sea lo que viváis, os hará falta asentir a lo que vivís. Sea en el Cuerpo de Deseo. Sea en el Cuerpo elevado del Êtreté, en la Unidad.
A esto es a lo que estáis invitados. Es a esto es a lo que os vais a someter no por un trabajo de la conciencia fragmentada sino más bien, por un despliegue de la Luz en vuestras propias estructuras que pertenecen a esta matriz. La iluminación de la Luz va a hacerse tal, que nadie podrá hacer trampas con CRISTO. Nadie podrá hacer trampas consigo mismo. Nadie podrá decir que está en la Unidad si no lo está. Porque esto va a hacerse cada vez más evidente, incluso para sí mismo, saber si estáis en la Unidad o no. Ahora, es necesario también comprender (y haciendo también, una relación con las frases pronunciadas por el CRISTO), que “los primeros serán los últimos”. Lo que quiere decir con esto (y como os han llamado los Arcángeles, las Anclas de Luz, lo pioneros de la Luz): de alguna forma, habéis obrado para el conjunto de la humanidad, en el sentido de Servicio real, que es  radiación y Amor, más allá de cualquier limitación del ego. Ahora, os es necesario a vosotros también en totalidad, pasar por esa Puerta, para desvelaros a vosotros mismos íntegramente. Recordad que esto no es en absoluto un trabajo y es exactamente a la inversa de un trabajo, llamado por los Arcángeles, Abandono a la Luz, que es Entrega de si mismo al Yo. Mientras que no viváis esa Entrega de sí misma al Yo, no podéis realizar el principio de la Alegría, de la Unidad, del Samadhi y del establecimiento de la Consciencia en el seno de lo Ilimitado.
El despliegue de la Luz va a ver también, el despliegue de vuestros Cuerpos de Êtreté para aquellos que todavía no lo han experimentado (y que no han los han sintetizado en este Cuerpo de Deseo), desplegarse y manifestarse en ellos. Así cada uno, real y concretamente se verá cara a cara sin ninguna posibilidad de huir, sin ninguna posibilidad de engaño, de sí mismo al Yo. Es así como se desvelará, para muchos, y para la mayor parte de la humanidad, lo que el Amadísimo SRI AUROBINDO llamó el Choque de la Humanidad, que ha comenzado a nivel geofísico sobre la Tierra. El despliegue de la Luz efectivamente, viene acompañado de ciertos procesos a los que asistís. Los Arcángles y las Bodas Celestiales (en particular MIGUEL), han hablado de deconstrucción llevando poco a poco a la desaparición de la zona astral colectiva, y después ahora individual. Es justamente la desaparición de vuestro astral individual  lo que va a poneros cara a cara con vosotros mismos. La desaparición de esta zona tampón, llamada astral o Cuerpo de Deseo, hará que os veáis tal como sois y no tal como creéis que sois.
Para algunos hay una adecuación total entre la Vibración del alma y la Vibración del Espíritu y la Vibración del cuerpo. Para ellos, esto se hará de manera totalmente natural. Para aquellos que todavía están alejados de ese estado de Unidad, esto podrá representar un último impulso, que les permita abrir su Corazón totalmente. Y para otros, esto será la cerradura de ese acceso a la Unidad pero siempre concurrirá, por el principio mismo de este cara a cara, a la Liberación de la matriz. Así, cada uno será probado por la Luz, será forjado por la Luz, permitiendo vivir a lo que está destinado por su propia Vibración.
Esto es a lo que estáis llamados a vivir. Esto se realizará desde que el despliegue de la Luz habrá sido realizado, en la humanidad y en cada individualidad. Vosotros estáis entonces llamados, como los Arcángeles os han dicho, así como MARÍA, a acercaros lo más posible a ese estado de Abandono a la Luz. Y la iluminación que se va a realizar, en la propia conciencia del ego ordinario, va a permitiros comprender las últimas zonas de Sombra que os animan, comprender los últimos obstáculos presentes en vosotros. Algunas técnicas que os han dado, permiten transcender y superar las ataduras colectivas, ligadas precisamente al Cuerpo de Deseo. Ciertos frenos y limitaciones han sido liberados por el derramamiento de la Luz Vibral en su triple componente. Pero, ilustrando lo que unos y otros os hemos dicho, solamente vosotros podéis penetrar el santuario del Corazón. Y esto solo se puede hacer por el sentido de Sacrificio  en el sentido más noble y más elevado. El acceso a lo Sagrado, el acceso a la Unidad es el Sacrificio del Cuerpo de Deseo. No por cualquier huida de la realidad. No por cualquier evasión de la limitación. Sino por el acceso a vuestra propia limitación total, en Verdad y Unidad. 
He aquí lo que el conjunto del Consejo de Ancianos me ha pedido transmitiros. Vamos efectivamente, por algunas intervenciones a prepararos, de la forma que nosotros pensamos que es más correcta, para el despliegue de la Luz Metatrónica. Pero yo pienso que la humanidad en su totalidad, va a darse cuenta muy pronto, cualquiera que sea su nivel Vibratorio, de cualquier forma de su lugar en relación a la Luz. Habrá pues, sea una identificación a la Luz Vibral, sea una no-identificación a la Luz Vibral. Habrá pues un pasaje de la Puerta Estrecha, en fase final, o un no-pasaje de la Puerta Estrecha. Pero recordad que cada cosa será, y cada Consciencia estará en su lugar preciso. Nada puede ocurrir que contraríe a la propia Consciencia. La Consciencia va a ser, de todas formas, liberada de sus limitaciones. Pero la forma en que va a ser liberada, por supuesto, influirá en vuestro Destino. No en el sentido de la matriz, sino en el sentido de vuestro Porvenir. Porque es vuestra Vibración la que decidirá vuestro Futuro. Y no vuestra mente, no vuestro deseo. Y diría incluso, sobre todo no vuestro deseo. El deseo del Cielo no conduce al Cielo. Conduce a un reforzamiento del ego. El deseo de Luz no conduce a la Luz, sino que conduce a un reforzamiento de la Ilusión de la Luz.
El mismo principio del Abandono a la Luz encuentra su explicación a través de lo que tenéis que vivir ahora. El despliegue de la Luz Metatrónica, como se os ha anunciado, efectivamente es la última etapa a vivir en el seno de esta matriz. Es en esos momentos que os será ciertamente, más fácil Abandonaros. Porque comprenderéis, incluso en la conciencia fragmentaria, lo que es el Abandono a la Luz, no en tanto que concepto, sino como percepción clara y precisa de lo que es vuestra conciencia egótica y de lo que es vuestra Consciencia Unificada. Las dos, por el cara a cara que será inducido, o permitirá ver en Consciencia, dónde os situáis. Y nadie podrá equivocarse en ese momento. Y nadie podrá cuestionarse. Porque la Revelación de la Luz es exactamente la misma, tanto para la Sombra y para los seres más opuestos a la Luz, que para aquellos que están más próximos a la Luz Vibral. La Revelación será estrictamente la misma para todo el mundo. No habrá ninguna diferencia entre unos y otros. Simplemente, vuestra capacidad de vivir la Vibración hará la diferencia en vuestro Devenir.
He aquí, Hermanos y Hermanas lo que los Melquisedech me han pedido transmitiros. Si tenemos espacio y tiempo, antes de nuestro alineamiento en el que permaneceré entre vosotros, quisiera aportar una aclaración suplementaria, si fuera necesario.
Pregunta: ¿después de la traslación, los 3 cuerpos, de deseo, de poder y emocional desaparecen? 
Están llamados a desaparecer, totalmente, en toda la humanidad. Ya sea por el Fuego de la Luz Vibral, que disuelve totalmente esos tres cuerpos. O sea por una transmutación experimentada en ese cuerpo. Recordad siempre que una franja menor de la humanidad está llamada a conservar, por un tiempo limitado, este cuerpo por ciertas memorias que deben ser transferidas. Recordad también que algunas almas han hecho la elección de ser transferidas con este cuerpo (siempre habiendo sido confrontadas a la Luz Vibral) en este Universo, con este cuerpo. Pero nosotros podemos decir que para el conjunto, la gran parte de la humanidad, esto será la disolución total de lo que pertenece al Cuerpo de Deseo y al Cuerpo de Ilusión.  Recordad que en el lenguaje metafórico de nuestro Comendador, esto se llama el pasaje de la oruga a la mariposa. Pero no podéis, como él os decía, mantener a la vez la oruga y la mariposa. La mariposa solo se hace mariposa porque la oruga desaparece. Pero es en la oruga que se elabora la mariposa.
Pregunta: ¿cómo acompañar a las personas cercanas que no entenderían esta clase de discurso, en el momento en que las cosas quizá difíciles aparezcan para ellos? 
Querida Hermana, esta es la paradoja. No podéis emprender los pasos de nadie. No podéis trasladaros a la Consciencia de otro ser humano. Recuerda también lo que he dicho: cada uno sin excepción, será confrontado exactamente a la misma Luz. Así, el cara a cara, se vive en soledad. De si mismo frente al Yo. No existe ninguna ayuda posible exterior. Porque la ayuda, en ese nivel, se traduciría por una voluntad de deseo y en todo caso, pondría en marcha el Cuerpo de Deseo. Solamente a través de vuestra propia radiación de Luz, podéis ser un testimonio de la Luz Vibral. Ahora, no podéis en ningún caso sustituir a otro. Sobre todo en estos procesos particulares de la Consciencia. Nosotros estamos aquí en un proceso de Transubstanciación total de un sistema solar. Aquellos que debían estar al corriente lo han estado. Aquellos que debían dormir hasta el final, e incluso después, ese es su camino.
Pregunta: ¿de qué sirve tener estas informaciones en relación a aquellos que todavía duermen? 
Querida Hermana, lo esencial del trabajo ha sido completado por vosotros mismos. En todo caso, hablo de aquellos que han sido despertados a su Unidad. Si este equipo de suelo no hubiera estado presente, el conjunto de la humanidad hubiera vivido el Choque de la Humanidad en fase final. Y ningún ser humano hubiera podido acceder a su Vehículo de Eternidad.
No tenemos más preguntas, os damos las gracias.
Queridas Hermanas y queridos Hermanos en humanidad, de mi Corazón a vuestro Corazón que la Paz y la Alegría sean vuestra Morada. Os digo hasta dentro de unos instantes, porque estaré presente en vuestro Templo, por resonancia y por Comunión. Hasta pronto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada