AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 18 de octubre de 2011

YESHUA - PREPARACIÓN PARA EL CAMBIO...TU LO CREAS TODO



YESHUA
PREPARACIÓN PARA EL CAMBIO
ESPERA UN MILAGRO TODOS LOS DIAS
Canalizado por Judith Coates Septiembre de 2011

Amado, tú eres uno de quienes se ofrecieron como voluntarios hace largo tiempo para estar encarnados en este tiempo, para llegar antes en el tiempo para pavimentar el camino y para estar aquí y ahora para lo que ha sido predicho y profetizado como el gran cambio en la consciencia colectiva.

Es un cambio por el que habéis orado, que habéis tratado de avizorar; y del que habéis hablado con los amigos, aquellos que te escuchen.
Frecuentemente habéis sido los maestros, aquellos que han sido reconocidos como la mujer sabia de la aldea, el monje sabio que sabía cómo entrar en otras dimensiones.

Tú has sido aquél que ayudó en el nacimiento de una nueva consciencia; no solamente dando nacimiento a seres físicos, sino a una nueva consciencia. Y entonces una vez más estás aquí para guiar a los hermanos y hermanas hacia la preparación para el cambio de consciencia.

Como ha sido profetizado, en los próximos doce a quince meses de vuestro tiempo va a haber muchos cambios, mucho que os parecerá muy diferente.

Miraréis retrospectivamente este tiempo y os preguntaréis: "¿Cómo pudieron producirse tales cambios?" Ahora cuando miráis retrospectivamente al último decenio, los últimos dos decenios, incluso cuatro o cinco decenios antes, podéis ver el cambio en el pensamiento de la consciencia colectiva.

En los próximos doce a quince meses de vuestra cronología, sucederán tantos cambios como han sucedido en los últimos cinco decenios. Así que agarrad vuestros sombreros, como dicen, porque día por día va a haber grandes saltos de entendimiento. Unos están listos para despojarse de su pesadez. Unos están listos para la paz. Unos están listos para conocer el Amor, para conocer relaciones elevadoras.

Ellos han estado implorando sanación.

Ellos han estado pidiendo respuestas para entender que la vida no tiene que ser tan dura como se lo ha sugerido el mundo; y tan dura como sus pares y parientes, e incluso amigos, les han dicho: "Bueno, así es la vida".

Ahora, en relación con la preparación para el cambio: en verdad, ya habéis estado haciendo mucha preparación. Os habéis estado despertando en las mañanas y habéis estado pidiendo ver milagros en el día. Habéis estado pidiendo conocer lo positivo de la vida y estar agradecidos por lo que hay en vuestra vida: toda la naturaleza, todos los amigos, todos los libros, todas las reuniones a las que os han invitado. Estáis descubriendo que estáis agradecidos por todo lo que sucede, incluso si al principio puede pareceros un poquito extraño.

Pero encontráis que todo trabaja en conjunto, como os he venido diciendo por un larguísimo tiempo, todo trabaja en conjunto para la realización de la redención (inglés: at-One-ment). Porque verdaderamente, solamente hay Uno. Todo lo que tu percibes es tú, porque lo estás manifestando. ¿Dónde existe eso?

Pregúntate:

¿Dónde existe todo verdaderamente? En tu percepción, en tu mente, en lo que ves. Estas proyectando lo que crees posible. Estas proyectándolo; y luego lo ves como si estuviera en un espejo regresando a ti; y dices: "Bueno, eso debe ser real, porque lo veo". Pero en verdad, primero tienes la idea; y la estás proyectando hacia fuera.

Así que mientras has estado cambiando; y lo has hecho, en tus mañanas cuando te despiertas, a lo largo del día cuando reconoces que quizá puedes ver las cosas de manera diferente, estás cambiando tus percepciones. Estás cambiando tu mundo, el mundo que te rodea, porque estás proyectando una imagen diferente de lo que puede ser.

Ensaya a ver si das la talla.

Cuando te acabes de despertar, di: "Voy a ver milagros en este día. Voy a ver felicidad, ligereza. Voy a ver amigos que quieren estar en el mismo espacio de Luz". Notas que cuando sostienes cierta idea, las cosas caen en su lugar milagrosamente, las cosas suceden apenas a tiempo por sí mismas, perfectamente; y dices: "Hola, qué bien. Eso me gusta". Sé consciente de que muy a menudo aquello que has pedido te llega.

Sé consciente de los pequeños matices de cada día, porque todos los días suceden milagros. Tienen que suceder, porque has puesto tu mente a ver milagros; y llegan porque los esperas. Ése es el ingrediente número uno para la preparación de este cambio: expectativa. "Espero ver milagros hoy.

Espero ver Luz hoy. Espero oír reír y sentirme gozoso".

Mantén positivas tus expectativas; y eso es lo que encontrarás en el día. Expectativas, expectación. Aquello que esperas, es lo que vas a ver. Te va a llegar. Ahora, yo sé que por largo tiempo habéis estado atrapados en la ciénaga de la situación mundial. Espera ver que allí suceden milagros, también. Espera ver a otros descubriendo que son verdaderamente capaces de cambiar su vida.

Yo sé que el mundo ha hablado de que hay muchos que están sufriendo. Habéis proyectado eso porque ése ha sido el viejo pensamiento generacional que os han enseñado sobre cómo tiene que ser el mundo. Cuando lo observes; y lo harás, di: "No, eso no es lo que espero ahora. Ése es viejo pensamiento generacional que he adoptado subconscientemente y esperado verlo, porque los padres lo esperaban".

Esto también es lo que han esperado ver los hermanos y hermanas con quienes creciste, tus pares. Y entonces lo ven. Pero tú estás entrando en un nuevo espacio. Y los hermanos y hermanas con quienes interactúas también están entrando en un nuevo espacio. Espera que ellos entren en un nuevo espacio, porque verdaderamente lo harán. Sólo están esperando un pequeño chasquido de los dedos para hacer el cambio.

Tú puedes hablarles del poder de esperar el bien.

Hace decenios teníais un dicho. Incluso se convirtió en un letrero en los parachoques: "Espera Un Milagro".Bueno, hazlo tu lema de todos los días. Espera un milagro. Y si quieres, puedes ser muy específico al respecto. "Espero un milagro en relación con el equilibrio entre las monedas de oro y la cantidad de trabajo que hago. Espero un equilibrio en mi vida". Y verás que eso llegará, porque pedirás verlo; y sucederá porque tú lo esperas.

Verdaderamente sólo hay Uno. Miras afuera; y por causa de que te han enseñado a ver muchos, ves hermanos y hermanas. Tu proyectas esta creencia. Pero verdaderamente, tú eres el Uno expresándose como los muchos; y eso en sí mismo es un milagro, que puedas realizar semejante expectativa, que veas cientos, miles o más individuos, aparentemente individuales, sobre la faz de nuestra sagrada Madre Tierra.

Pero detente un momento y pregúntate: "¿De dónde vino esa idea? Bueno, viene de mi creencia de que hay muchas personas habitando el mundo. Puede ser que yo pueda ver esto de otra manera. Puede ser que solamente haya Uno de nosotros. Puede ser que solamente haya el Yo, el Nosotros". Nosotros; comienza trabajando con la palabra Nosotros, porque tú estás unido con todos aquellos que estás viendo; y los estás viendo por creer en los muchos.

Así que comienza trabajando con "Nosotros". Nosotros sentimos paz. Nosotros somos felices. Nosotros somos iluminados. Y entonces llegas a un lugar donde comienzas a entender que la mente te está mostrando muchos porque te han enseñado que hay muchos. Pero puede ser que todo ello sea una proyección del Uno. Juega con esa idea por un tiempo y mira cuán poderoso eres.

A lo largo de los años te he hablado de cuán poderoso eres, cuán creativo eres, que tú creas todo lo que hay en tu mundo, en tu experiencia. Tú lo creas todo. Y si tú lo creas: ¿Dónde comienza primero? Comienza con una idea en tu mente. Entonces comienzas a esperar que las cosas van a ser diferentes. Las cosas van a ser fáciles. "Voy a tener todo lo que necesito".

Tú, como la Mente Una creativa que eres, siempre cuidarás de ti mismo. Puedes confiar en ello, incluso si tienes que llamarme y pensar que Yo hago milagros para ti. Los haré, pero verdaderamente es tu creencia la que los hace. Pero si quieres llamarme para que haga unos pocos milagros para ti, eso está bien, también. Estoy feliz de hacerlo. Es fácil.

Comienza a entender tu poder. Comienza a entender cuán Lumínico eres, cuán Lumínico es todo en el mundo, en tu mundo; puede serlo cuando proyectas Luz, cuando te sientes Luz. Luminosidad física, sí; incluso más luminosidad emocional; y entendiendo que: "Espero sentirme Luz. Espero que los hermanos y hermanas, pues aún veo el Uno expresándose como los muchos, espero verlos entrando en la Luz".

Cuando trabajáis con la expectativa, cuando trabajáis cambiando la creencia, es poderoso. Por eso puedo deciros que en los siguientes doce a quince meses vais a estar en un lugar muy diferente. Vais a ver vuestro mundo en una dimensión muy diferente, porque estáis proyectando lo que es el mundo.

Ahora, no te cargues de culpa por lo que te he dicho, ni digas: "Las personas de otros países están sufriendo porque es mi creencia que están sufriendo. Soy culpable". No, no lo eres. Y ellas no lo son. En verdad, no están sufriendo. "Oh Dios mío: ¿Cómo puede ser eso cierto? Mis medios de noticias me dicen que hay caos, hay levantamientos, los militares están haciendo cosas horribles. ¿Cómo puede ser cierto eso?"

En verdad, ellos no están sufriendo, excepto por lo que crees que están sufriendo. ¿Y si creyeras y esperaras que van a hacer la paz? Podría suceder; no solamente podría suceder, sucederá. Tiene que suceder, porque tú eres la extensión - como lo he dicho muchas veces - del Principio Creativo Uno.

Tú creas todo en tu vida. Así de poderoso eres.

La mente no puede asumir eso. No puede trabajar con eso; puede jugar con eso, lo puede tirar por ahí y encontrarle toda clase de objeciones. Pero cuando trabajas con el corazón, con el sentimiento de expectativa, entonces llegas a la verdad. Trabaja en amar todo lo que llegue a tu experiencia cada día. Ámalo, agradécelo; y date cuenta de que verdaderamente tú lo has puesto allí como un regalo.

Yo sé que el ego separado ha dicho muchas veces: "¡Ja, gran regalo!"; y que ha preguntado: "¿Qué vas a hacer con este regalo?" Pero todo es un regalo que te ha conducido hasta aquí y ahora, donde y cuando estás listo para oír que verdaderamente hay solamente Uno expresado como muchos, pues aún existe aquella creencia. Y la manera cómo estás cambiando en tu preparación para el cambio es con expectativa y con Amor, esperando que las cosas van a ser diferentes, esperando que vas a amar todo en tu vida.

¡Huy, gran orden! Parece ser grande, pero ya habéis dado grandes pasos moviéndoos hacia el espacio donde decís: "Quiero ver el bien en esto. Estoy dispuesto a ver el bien en esto". Ya habéis hecho grandes progresos. Así que cuando el ego separado os diga que: "Esa orden es demasiado grande, yo no puedo hacer eso, yo no puedo amarlo todo ni tomarlo como una bendición", tú tan sólo le respondes al ego separado: "Hola, pues Yo he estado haciendo eso. ¿Dónde estabas? No te diste cuenta. He estado entrando en un espacio de gran gratitud por todo aquello que sé que me estoy imaginando".

Trabaja en amar todo lo que ves, a todos los que ves.

Trabaja en, juega con, experimenta amarte, porque tú eres quien está creando. Tú eres el Maestro, como hemos dicho muchas veces; y tú has oído las palabras y has dicho: "¡Oh! Bueno, eso suena bien. ¿Pero cómo llegué a tener toda esta porquería en mi vida?" Bueno, es porque quieres crecer; y lo haces.

Trabaja con gratitud por lo que ves en tu vida; y luego trae eso de vuelta a casa para amarte; y di: "¡Hola! ¿Sabes qué hecho un buen trabajo en esta vida? He encarado una cantidad de desafíos, desafíos mundanos; y he podido ver el bien en ellos; quizá no inmediatamente, pero luego pude ver el bien en ellos". Porque verdaderamente habéis permitido la sanación en una cantidad de áreas, que cuando estabais en medio de ellas pensabais que no podría haber sanación; en las relaciones especialmente.

Y entonces vives en un lugar de gratitud. Vives en un lugar donde dices: "¡Huy! Debe haber un Plan Divino. Jmmm". Y entonces te acercas un paso más y dices: "Debo haber tenido una idea, un futuro Yo mío que iba a poder mirar en retrospectiva y ver la sanación en ello". Porque en cada momento tienes lo que entenderías como un concepto, un Yo futuro.

Juega con eso por un tiempo. Es poderoso. Juega a ser tu Yo Futuro.

"¿Qué va a estar haciendo mi yo futuro (y puede ser al día siguiente, o en el año siguiente, o en diez años)? ¿Dónde voy a estar? ¿Qué quiero estar haciendo? ¿Qué puedo crear?" Eso es poderoso; y es parte de la preparación para el cambio que estáis llevando a cabo. Amarte, estar agradecido por todo en tu vida, ver todo como un milagro, ser capaz de mirar hacia adelante al Yo Futuro; y decir: "Yo: ¿Cómo ves que lo estoy haciendo ahora?"

Ponlo quizá dentro de doce meses. ¿Dónde vas a estar dentro de doce meses? El ego separado dice: "Bueno, yo no sé". Bien, el ego separado no lo sabe. Pero tu Yo Futuro lo sabe; y existe incluso en este momento; y puedes acceder a él esperando acceder a él.

La comprensión de la expectativa transforma tu vida.

Acelera el cambio que ha sido profetizado. Tú crees en la profecía y sabes que algo grande va a suceder, porque ha sido profetizado por muchísimas personas; consecuentemente, tiene que ser cierto. Por supuesto, las muchísimas personas son proyecciones de tu creencia, pero eso llega de una Fuente Divina de ti que dice: "Es el momento. Ahora es el momento para conocer al Yo Uno, la Energía Creativa Una, el Uno que aún se está expresando como los muchos, nuestro Nosotros.

"Lo estamos haciendo realmente bien. Estamos trayendo milagros a la existencia. ¡Caramba! ¡Hola, eso es realmente grande! ¿Sabes que realmente estamos llevando a cabo el cambio?" Y eso es verdad. Así que les dices esto a los amigos. Algunos de ellos lo entenderán y se pondrán felices. Otros dirán: "Jmmm, eso es muy extraño". Pero todo está bien. Quizá tú los creaste para tener un poquito de retroalimentación.

Y a su tiempo vas a manifestar solamente a quienes estén en la misma resonancia que tú, porque tu creencia y tu proyección te van a mostrar solamente armonía.

Lo puedes sentir en el corazón. La mente algunas veces tiene pequeños problemas con ello, pero el corazón lo sabe. El corazón siente Amor, Unicidad. Y entonces el corazón instruye a la mente para que vea las cosas de manera diferente.

Quienes estáis leyendo esto habéis pedido ser los profesores principales, aquellos que saben que estáis proyectando lo que veis en vuestra vida. Es lo que esperas ver. Eres aquel que estuvo de acuerdo en asumir ese poder y en esparcirlo como semillas entre los aparentemente muchos; y vas a amarlos, porque los creaste para que estuvieran en tu vida.

Tú vas a decir (quizá en voz no muy alta): "¡Caramba! Yo os creé. Os veo como una extensión de la vida. Os veo con un cuerpo. Os veo pasando por las experiencias de la vida. Os estoy creando momento a momento. En verdad no hay separación; y vosotros realmente no existís, excepto mientras os veo y espero que existáis".

Y eso no anula su valor. Solamente lleva el sistema de creencias de vuelta a su origen, de regreso a la Mente Una que proyecta hacia afuera. En verdad, vosotros como individuos no existís, excepto mientras en vuestra mente está la creencia de que los otros existen. Así que si tú los estás creando, - y Yo te digo que verdaderamente lo estás haciendo - entonces hazlos como quieres que sean. Hazlos como amigos, felices, gozosos, queriendo hacer cosas contigo de una manera armoniosa para producir paz, para producir iluminación en el Mundo.

Si en verdad los otros no existen, excepto cuando los introduces en tu realidad - con "r" minúscula - entonces créalos como los bellos seres que la extensión del Principio Creativo Uno ordenaría que fueran verdaderamente. Óyelo bien. Vuelve a leerlo otra vez. Va más allá de la cabeza, pero es verdad. Estás creando todo lo que experimentas; y tú lo has oído antes.
Estás creando todos los amigos y los no-tan-amigos de tu vida.

En verdad, ellos solamente existen mientras crees que existen; consecuentemente, puedes verlos de manera diferente. Puedes esperar verlos de otra manera. Ahora, se requiere jugar un poco con ello, hasta que practiques, practiques y practiques. Pero no se requiere mucha práctica para que la moneda entre en la ranura; y tú dices: "¡Ah bueno! Entiendo; tengo una vislumbre de eso. Bueno; y entonces eso significa que puedo esperar ver armonía en mi mundo, incluso Amor". Y los verás.

El Amor te rodea por todas partes todo el tiempo. Es lo que verdaderamente eres: Amor encarnado, expresándose. Y cuando entiendes eso sobre ti mismo, comienzas a sentirte de manera diferente. Comienzas a saber que verdaderamente es el poder del Amor el que dicta a la mente lo que vas a esperar ver; y las cosas cambian rápidamente.

Por eso puedo hacer la predicción de que en los próximos doce a quince meses vais a ver grandes cambios. Vais a ver grandes cambios, porque vais a esperar ver grandes cambios. Ha sido profetizado. Un Maestro os ha dicho que va a suceder; muchos maestros, en verdad. Y vosotros vais a proyectar la creencia de que los cambios van a suceder. ¿Y qué veréis? Cambios. Los cambios que habéis implorado durante muchas vidas.

Ahora has pasado al lugar donde estás dispuesto a ver cambios. En otras vidas esperabas vivir la vida humana con todos sus desafíos, porque querías jugar en la caja de arena; querías saber cómo se sentía esa caja de arena en particular. ¿Qué color tenía la arena? ¿Era pesada? ¿Era ligera? ¿Era gris? ¿Era rosa? ¿Era arena verde? ¿Qué sucedía al lanzarla al aire? ¿Te volvía a caer encima o volaba hacia alguna otra parte? Tú querías conocer las diferentes cajas de arena.

Pero en el transfondo de tu conocimiento, incluso en lo que entiendes que son otras vidas, había un conocimiento, una esperanza de que llegarías a un lugar de comprensión de que la caja de arena era sólo una caja de arena, solamente un lugar para jugar; sin juicios, pero sólo un lugar para ser creativo. Y entonces has sido muy creativo. Y ahora puedes mirar retrospectivamente y bendecir cada creación.

Espera un milagro. Espera cambiar tu mente. Espera sentirte diferente sobre ti mismo. Espera asumir el poder de cambiar tus creencias; y luego busca milagros, porque estarán allí - pequeños y grandes. Y aquello que pensabas que era difícil, encontrará alivio al manifestarse la respuesta. Fluirá.

Cambia tus pensamientos y cambiarás tu realidad. Es así de fácil. Cambia tu expectativa y cambiarás tu realidad - con "r" minúscula. Y el poder de cambiar tu realidad - con "r" minúscula - proviene de la Realidad con "R" mayúscula, porque tú eres la extensión del Principio Creativo Uno. Tú eres energía. Tú eres Inteligencia. Tú eres el Flujo Divino de Ser desde antes que el tiempo comenzara.

Sois los creadores del tiempo. Y después de que el propósito del tiempo se haya cumplido; y eso puede suceder en los próximos doce a quince meses, siempre vais a ser aquello que sois ahora mismo: el Yo Divino Uno, la extensión de la Fuente Divina Una. Así que si eres eso; y Yo te garantizo que lo eres: ¿Por qué no ser feliz? Espera ser feliz; y lo serás. 

Entiende el poder de tu creatividad. Comienza a asirlo.

Comienza a comprender la Mente Una que eres. No tengas culpa, porque nada es juzgado, nada es juzgado. Todo sirve para la realización de la redención (Inglés: at-One-ment). Todo te trae al lugar donde estás ahora mismo, donde has asido una nueva idea, una comprensión de cuán poderoso eres.

Espera verme. Juega con esa por un tiempo. Espera verme en el cuerpo de Luz, como un cuerpo físico resplandeciente. Siénteme. Tomaré tu mano. Siente mis manos tomando las tuyas. Expándete ahora mismo y siente mi mano tomando la tuya. Siente la energía. Sabe que siempre aquel que Soy, tú lo eres.

Así sea.

Yeshua ben Yosef (Jesús).


Tradujo: Jairo Rodríguez R.
http://www.jairorodriguezr.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada