AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 21 de octubre de 2011

CREYENDO EN LA ‘MAGIA DE TODO’ EL CONSEJO DE ELLA



Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Muchos siguen aferrándose con fuerza a lo que era y a lo que debería haber sido y a lo que pudo haber sido. Enfrentémoslo, queridos, las líneas costeras han cambiado y ya no pueden tomar el sol sobre las orillas del pasado. Ustedes son los magos y siervos de la Luz. Sólo ustedes contienen la magia de la posibilidad siempre cambiante. El resultado de toda acción es innumerable y no se puede contar con ello. En estos tiempos de cambio muchos han perdido de vista la costa y se revuelcan ahogándose en una poza de marea. Cuando los vientos del cambio soplen, pueden montarlos elevándose a nuevas alturas en deleite o permitirles que los mantengan cansados y agotados siempre luchando contra la fuerza. Ahora llegan a un lugar de lucha o entrega. Luchar aprieta el control, soltar relaja lo que nos ata y nos libera de la trampa. Hemos estado volando con fuertes vientos en contra durante tanto tiempo que hemos olvidado que podemos cambiar de dirección al volar y dejar que el viento de popa nos sostenga. Aquello que estuvo en contra de nosotros ahora nos apoya.

No apoyen aquello que no se conoce a sí mismo. Apoyen aquello que alberga todo conocimiento sin límites de tiempo. La presencia de la magia está viva y reside en la luz. Es ver a Dios con asombro infantil en todas las cosas y en todos los resultados. Es creer en aquello que no se ve pero se puede sentir en el corazón. Recuperen lo que alguna vez dieron por sentado. El universo deja instrucciones secretas a cada momento de su día. Vuélvanse inquisitivos por naturaleza; traten de ver lo que está a plena vista. Comuníquense con una expresión más profunda de la naturaleza. Ella los llama ciegamente para compartir su experiencia mientras cambia de traje y de escenas.

Se debe establecer un ritmo natural mientras van por el sendero sagrado de la vida, no como un extraño sino como un socio. Vean las cualidades mágicas de la vida y aléjense de aquello que los abruma. La naturaleza es una gran sanadora, observen la vida desde un ángulo diferente, y elijan según eso. Cuando ven por debajo de la superficie, ven con los ojos de Dios. Vean con una gran esperanza y un profundo saber. Conviértanse en videntes de lo que es invisible al ojo humano, pero no al corazón humano. Su forma natural de ser es el Estado de Gracia. Es lo que son naturalmente sin todos los instrumentos y los diálogos de ser demasiado humanos. El Estado de Gracia es lo que eran antes de venir a la Tierra. Es el punto de referencia entre cada encarnación. Es un lugar de descanso en su luz. Es el ritmo natural para ustedes. Es el ritmo del Creador que late en su interior, no con resistencia, sino con una entrega y un fluir como una cascada.

El estado de gracia dice: “Nos Rendimos”, no tratamos de luchar contra nuestro karma, nuestro pasado, nuestra familia o vida, sino que permitimos que nuestra esencia divina natural nos lleve más allá de la comprensión humana hacia un punto de reverencia, un punto de santidad y un punto de humanidad que está santificada y es sagrada. El estado de gracia dice “nosotros, la gente de la Tierra, ahora permitimos que la divinidad en nosotros nos lleve por encima de la oscuridad, no a través de la oscuridad”. Es permitir a su luz interior la libertad de estar en su estado natural de existencia, liberándola de las presiones y decisiones de ser humanos. Es regresar a sus raíces naturales. Un lugar donde confiar en el universo y aceptar que cualquier cosa que se emita como decreto emocional, decreto financiero, decreto energético o decreto personal, es emitida por la divinidad en su interior. En este estado de gracia, cancelarán la negatividad y se relajarán en su luz. Cuando todos ustedes suelten lo que los agobia, lo que los entristece, y permitan que las grietas en su interior sanen, entonces podrán enfocarse en el viaje de regreso hacia el amor.

Cuando se sientan presionados por su mundo, enfóquense de inmediato en lo que aman. Tomen esa vibración de lo que aman (ya sea una flor, una canción, un niño, un cachorro, una risita, una carcajada, un recuerdo) y colóquenla dentro de lo que les trae tristeza, lo que duele. El amor cambiará el contenido molecular de la experiencia en la que están sumergidos. Cambien las moléculas. Lo que ven como un obstáculo y como negatividad no es más que una esencia molecular que no ha pasado, gracias al amor, a un estado de gracia.

Ustedes son el director y el conductor del concierto de su vida. Comprendan que las moléculas de amor pueden disolver obstáculos y mover montañas. Nada es imposible cuando lo saturan con la energía viviente del amor. Invoquen inmediatamente a la energía de la gracia hacia algo que los entristezca y les duela. Entréguenselo a la divinidad dentro de ustedes y de la situación. La gracia es una energía más liviana e inmediatamente sentirán una elevación. No se están escapando de hacer su tarea en esa situación de aprendizaje, sino que están invocando un cambio molecular en ella mediante la esencia del amor.

Cambien todo lo que parezca ser un obstáculo. Cuando algo los enoje, inmediatamente entrénense para pensar en algo que les traiga alegría, algo que amen y luego vuelvan a enfocar esa energía en esa situación y la cambiarán. Derribarán las Murallas de Jericó con el resonar de su corazón y el resonar del amor. Es su deber, es su misión mantener una lista de amor. Todo lo que los haga sonreír, todo lo que traiga risa a su corazón y todo lo que los suavice. Mantengan una lista de amor. Acudan a ella cuando estén enojados, cuando estén tristes, cuando estén angustiados. Cambien su vida. Invoquen el estado de gracia en todo lo que atraviesen a diario. “Ahora invoco el estado de gracia en esta situación y ahora pido que las moléculas del amor la saturen.” Se sentirán edificados, sin sentir que se hunden en la desesperación.

Todo en su vida está diseñado de la divinidad y por la divinidad. Es una expresión divina de un aspecto divino de su ser que está pidiendo ser sanado, que está pidiendo ser aceptado, que está pidiendo amor. De lo contrario, no estaría bloqueándoles el camino. Cuando miran la tristeza en su Tierra y se sienten impotentes para cambiarla, piensen en algo que amen. Necesitan un punto de referencia. Necesitan que se les recuerde lo que les trajo amor la última vez que pensaron en ello, la última vez que lo experimentaron.

Cuando se cambian a ustedes mismos, cambian el resultado de lo que está ante ustedes. Su día debería ser un estado de gracia de 24 horas. El estado de gracia dice: “Confío en lo que tengo delante de mí. Confío en mis elecciones. Confío en Dios, confío en el mundo, confío en la Madre Naturaleza.” ¿A qué le temen más? Les temen a las personas. ¿Qué vive dentro de las personas, sino la esencia de Dios? No confían en la divinidad que hay en ellas, la que está a sólo un milímetro de la divinidad en ustedes.

Yo soy aquel al que se conoce como Metatrón. Observo las palabras de su mundo. Observo sus pensamientos. Soy el suscriptor de todas las expresiones verbales. Mi presencia se verá y sentirá más seguido en los tiempos que vendrán. Al invocar los estados de gracia comprendan también que dentro de ese contenido molecular de la Gracia se encuentra cada molécula de Luz. Con tan sólo usar la palabra gracia, decir gracia, hablar gracia, conocer a alguien llamada Gracia, invocan la presencia de la Luz.

Cada vez que se abre un corazón, se abren simultáneamente un millón de arco iris y un millón de rosas. En su imaginación no pueden comprender cuánto amor pueden contener, cuánto amor son capaces de sentir. Todavía le tienen miedo al sentimiento del amor. Lo crean o no, apenas están entrando en una esencia de amor que se pueda contar y medir. Yo, como toda luz y todos los seres de luz, estoy con ustedes continuamente. Somos uno. Sus corazones son pequeños y tiernos. Algunos de ellos están ajados. Pero nosotros los sostenemos como a un pajarito que se cayó del nido de la vida. Nosotros los cuidaremos hasta que se recuperen en la plenitud del amor. Me marcho.



EL CONSEJO DE ELLA
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

En la quietud de todo lo que son reside la verdad del corazón. Es dentro de la quietud que encontrarán la bioluminiscencia que necesitan para llegar a ser. La Luz dentro de la estructura celular de su ser cambia de luminosidad como un pez de aguas profundas. Visualicen a su ADN volviéndose bioluminiscente, resplandeciendo en el centro líquido de sus células, fluyendo y refluyendo. La luz que tanto buscan se ha activado. Han limpiado los desechos del campo de aterrizaje de su alma y de su yo. Les han anunciado a todos que el contenido molecular de su ser será luz. Han entrado en el centro del Universo que representan, deslizándose a través de las cadenas que han usado como adornos.

Somos el Consejo de Ella. Venimos del pasado y del presente simultáneamente. Nos hallamos en la intersección del tiempo esperando un portal para recordarles que en su interior están tanto ella como él, el Dios y la Diosa. Cuando la diosa (Dios en Nosotros) se activa, no tiene género ni especificaciones. Los portales del pasado ahora se cierran con gran rapidez. Ustedes miran hacia atrás (esperando no convertirse en sal) para descubrir quiénes fueron, pero todo ha cambiado, el paisaje se ha despejado mostrando una nueva orilla.

Cuando vinieron a la Tierra, le dijeron al Universo que eran capaces y que no se preocupara, que harían el trabajo. Al ser terrenales, cayó una gran densidad sobre ustedes. Su luz cambió y sus contratos se convirtieron en una carga. En esa carga, perdieron sus ansias. Perdieron su pasión. Perdieron su empuje. Descubrieron que muy pocas cosas terrenales los satisfacen. Quieren ser felices en su trabajo de luz. Quieren ser felices en su trabajo de sanación. Quieren ser felices en su vida, pero perdieron el entusiasmo. Han perdido su pasión. Estos contratos y cargas que llevan sobre sus hombros son como baldes sépticos de una vida oriental, llenos de lo que hay que eliminar.

Tratan de nacer de nuevo todos los días y sin embargo nadie aplaude sus consumaciones cósmicas, sus revelaciones humanas y sus logros. ¿Dónde está el aplauso? ¿Dónde está el reconocimiento que busca su alma? Una Gran Depresión ha caído sobre la raza humana, una tristeza planetaria, una rendición antes de que cambien las mareas. Esta energía proviene de un recuerdo del ADN de un tiempo alineado con las tres caídas de la Atlántida. Un tiempo en el que se esforzaron tanto por elevar al mundo, elevar la luz, elevar a otros al punto de seguridad, y no lo lograron. Vida tras vida, existencia tras existencia, se entregaron al 100% y no han visto la culminación del contrato.

Nosotros, el Consejo de Ella, les pedimos que lo lleven al límite una vez más. Les enviamos cometas, asteroides, erupciones solares y energías provenientes de estrellas recién nacidas. Les enviamos postales desde Sirio, desde las Pléyades, desde Arcturus y Andrómeda. Les enviamos los grabados del pasto verde y las canciones características de los pájaros. Lo hacemos todo por ustedes, para evitar que se rindan, porque ustedes son la esperanza del planeta. Ustedes son los que nunca se rindieron, aunque lo quisieran. En esta vida vienen a limpiar a nivel celular las tres caídas de la Atlántida. No sólo de la Atlántida terrenal, sino la destrucción de la Atlántida estelar y las energías que le acontecieron.

Les pedimos que sean los capitanes de su barco, los amos de su alma. No se supone que se hundan con el barco en esta encarnación. Ésta es la hora y el lugar que esperaban. El universo está a punto de destapar sus limitaciones y abrirse para que ustedes vean exactamente qué es necesario crear. Las vibraciones que les llegan ya causan confusión en el cerebro. Están oyendo muchísimos niveles de comunicación, están viendo muchísimos niveles de luz, están experimentando muchísimos niveles del corazón, están derrotando muchísimos niveles de oscuridad, todos en una misma respiración, en un mismo día, en un mismo pensamiento.

Cada singularidad que son está dividida en millones de componentes. Ésa es la cantidad aproximada de componentes que tienen en cada pensamiento. Cada uno de sus pensamientos lo toca todo. Todo a través de su pasado, todo a través de su sangre y su historia familiar, todo a través de las estrellas, todo a través del universo y de todo tiempo, todo espacio y todas las dimensiones. Ustedes son el lugar donde la vida se cruza con la vida.

Si pudieran ver el tejido de luz del que provienen, si pudieran conocer la historia de cada uno de ustedes, comprenderían que no hay fracasos, que no hay defectos. Siempre han aguantado hasta el último minuto y nunca se han rendido, ni siquiera cuando el universo no se mostró ante ustedes, ni siquiera cuando su pueblo no se salvó, ni siquiera cuando no pudieron sanar a su tribu, ni siquiera cuando ocurrió el desastre. Ustedes creyeron.

Sabemos que están muy decepcionados y enojados con el Creador. Sabemos que a veces sienten que sus plegarias no han sido contestadas. Sabemos que se sienten como si los hubieran descartado y abandonado, pero eso no puede ocurrir. Saben que nunca están solos. Les pedimos que lo lleven al límite una vez más por todo aquello en lo que creyeron alguna vez y todo lo que no pudieron demostrar. Somos el Consejo de ELLA. Estamos contenidos dentro de ustedes y ustedes están contenidos en nosotros. Nosotros somos un océano y ustedes son los arroyos y los riachuelos y los ríos y las lagunas a los que abrimos nuestros brazos y nuestros corazones. Les pedimos que cada vez que se cansen y quieran abandonar la Tierra, sólo piensen por un momento en la creación y la vean como un océano y se sumerjan en ella. Por un instante nada más, déjense ir, vuelvan a casa. Los dejamos con un conocimiento más fuerte que nada que hayan encontrado.

Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@Gmail.com
Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada