AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 22 de octubre de 2011

LORD METATRÓN –PARTE 2 DE 3 CON AUDIO LA ENERGÍA DEL 11-11-11


 
LORD METATRÓN – CON AUDIO  LA ENERGÍA DEL 11-11-11 Y SERIE DE ATLÁNTIDA PARTE 2 DE 3: LA VERDADERA LEYENDA DE LA CAÍDA Y LA SEGUNDA LUNA DE ATLÁNTIDA

 Para escuchar el audio haz clic aqui


Poseida y el Atla Ra

Una secta de sacerdotes-científicos altamente disciplinada y evolucionada tenía la sabiduría técnica y la pericia para manejar las retículas de energía cristalina. La gran mayoría de los de Atla Ra eran de la alta raza dorada, pero también había miembros de las razas bronceada, blanca, parda Lemuriana y cetácea.

En ese tiempo aún había Seres Cetáceos Delfines de nivel Avatar que caminaban en dos piernas. Éstos altamente benévolos Delfines se comunicaban verbalmente y respiraban aire de manera similar a la Humanidad.

Los Cetáceos Avatares tenían proyección aural Dorada; y son la fuente de los llamados 'Delfines Dorados'. Los Delfines Dorados eran los heraldos del aspecto llamado Matriarcal, una energía que llamáis Femenina Divina, aunque ellos eran principalmente sin-género en el sentido sexual físico del presente paradigma.

La secta de los sacerdotes-científicos era llamada Atla Ra.

El Atla Ra mantenía los más altos estándares de consciencia y eran capaces de vibrar continuamente en muy altas frecuencias de consciencia; en el 12º nivel dimensional de Luz y energía, y más arriba, permaneciendo muy puros y resonantes con el verdadero concepto de Unicidad del Creador/Dios. Ellos sostenían contacto telepático-dimensional superior con los avanzados hermanos de Las Pléyades, Arturo, Andrómeda y Sirio.

Los sacerdotes de Atla Ra eran altamente disciplinados, venerados y tradicionalmente separados, por encima y exentos de los controles gubernamentales; y consecuentemente mantuvieron por mucho tiempo el conocimiento y el manejo magistral de la tecnología cristalina, en las sabias y benévolas manos de la secta, aún cuando había involucrados algunos técnicos e ingenieros cristalinos procedentes de la población de Poseidón, quienes no estaban en la secta de Atla Ra.

Los Sacerdotes Científicos de Atla Ra eran tanto masculinos como femeninos; y eran capaces de tener vidas muy largas, tanto por medio de regeneración por poder mental, como por medio de tecnología de lo mismo en el Templo de Rejuvenecimiento. ¡Muchos vivían vidas en la misma biología durante 6000 años, algunos hasta 12.000 años! Tal era la tecnología preservada por esta secta sagrada.

Entre ellos había muchas almas brillantes. Las entidades que conocéis como Galileo, Isaac Newton, Einstein, Tesla, Edison, Marcel Vogel y Leonardo Da Vinci, estaban entre los de Atla Ra. Tyberonn y Oneronn fueron parte de este grupo de Sacerdotes Científicos que vivían vidas muy largas.

Muchos de vosotros, especialmente vuestros artistas, tienen grandes recuerdos de la ciudad capital de Atlántida localizada en la región de Poseida. Era llamada la Ciudad Esmeralda por causa del resplandeciente domo de luz verde proyectado sobre ella. Algunos de vuestros artistas sin duda han hecho representaciones bastante precisas de la ciudad. Era un exquisito prodigio de arquitectura, cultura e ingeniería; por mucho la más bella metrópolis que haya existido jamás en vuestro Planeta.

Era asombrosa. La ciudad, llamada también Poseída, como el estado, estaba compuesta por una serie de muros concéntricos y circundada por canales fluyentes de color verde mar. Estaba llena de Templos, Universidades, Teatros y Museos, bellamente construidos.

En el centro mismo había una colina; y encima de la colina el majestuoso y asombroso Templo de Poseidón, que era visible desde cualquier parte de la sagrada Ciudad Esmeralda. Dentro del templo había una masiva estatua de oro del Dios del Mar que lo mostraba conduciendo seis caballos alados hechos de platino extraterrestre. La estatua estaba embellecida con preciosas gemas de todos los colores y tipos.

El Templo era octogonal; y a lo largo de cada uno de los 8 muros, estaban construidos recintos convexos, con plataformas, con sorprendentes cristales que se erguían a 12 pies de altura y resplandecían como diamantes transparentes. Poseída fue la ciudad importante menos destruída por la desintegración en islas; y aún era de muy altas frecuencia y calidad de vida.

Aryan y el Complejo Industrial

Aryan era la más grande de las islas y la más poblada. Aryan era el centro comercial y ejercía la mayor influencia desde las perspectivas económica, agrícola y militar. Después del 2º Diluvio, Aryan fue significativamente dañada; y la infraestructura requirió una caótica etapa de reconstrucción. En el proceso, el estado resultó siendo controlado por una rica raza 'blanca' elitista, que obtuvo control sobre la economía, los poderes militares y el gobierno de la isla-estado, aún cuando la mayoría de la población era de la raza bronceada o roja.

En Aryan medró una corrupta aristocracia con mentalidad de poder, que buscó bloquear a la Ley del Uno y utilizar la tecnología Atlante para controlar el mundo, esto por medio de la utilización de la energía cristalina para armamento; y el uso de la ciencia genética para el desarrollo y retención de una raza inferior para servir como trabajadores y soldados.

La ingeniería genética estaba basada en Meruvia, en Aryan. Originalmente había sido usada con propósitos benévolos, para buscar la mejora de los vehículos físicos para quienes habían encarnado en cuerpos físicos que mutaban hacia abominaciones mitad bestia y mitad hombre. El trabajo genético había sido procesado y desarrollado en Aryan; y era usado para quitar apéndices, garras, plumas; y piel y escamas reptilianas.

Esto se hacía en el Templo de la Purificación, parecido a un centro médico especializado. De nuevo, hacemos énfasis en que durante la Edad Dorada de Atlántida su utilidad había sido bastante benéfica. Fueron hechos enormes avances genéticos y se llegó a gran comprensión de la clonación y del ajuste de limitaciones físicas para el mejoramiento, con utilidad ética y responsable.

En el caos del período de reconstrucción, la ingeniería genética llegó a estar bajo el control del grupo Belial; y entonces fue denigrada hacia usos corruptos de avaricia y poder. Comenzó a usarse la ingeniería genética para fines oscuros, para crear una raza de trabajadores-esclavos e híbridos de hombre y animal.

Tal como en la Alemania Nazi, eso fue presentado a las masas como el desarrollo de una 'raza pura'. De hecho, inicialmente muchos de los científicos genéticos fueron mantenidos ignorantes de los fines para los cuales estaban siendo usados sus investigaciones y su trabajo de desarrollo, hasta cuando esencialmente era demasiado tarde para detenerlos. Algunos de vosotros cargáis hasta hoy gran culpa como resultado de este trabajo.

La Ley del Uno y los Hijos de Belial

Este uso de la ingeniería genética para crear clases sirvientes, condujo a la gran escisión entre la Ley del Uno y los Hijos de Belial; estos últimos llegaron a estar tan fascinados y endurecidos por las ambiciones materialistas de la máquina industrial, que perdieron de vista la ética espiritual que había prevalecido en el continente de Atlántida durante la Edad Dorada.

Literalmente, fueron creadas cientos de miles de mutaciones híbridas para trabajar los campos; y fueron creadas monstruosidades con la mente controlada, para hacer robóticamente lo que les pedían sus 'maestros'. La sociedad agro-industrial de Aryan llegó a ser muy dependiente de ellos.

Las Almas quedaban atrapadas en cuerpos clonados llamados 'las cosas' y 'los otros', con lobotomías genéticas y con sexualidad y habilidades emocionales anuladas. Muchos que estuvieron atrapados en cuerpos monstruosos o en cuerpos humanos sub-inteligentes y andróginos, aún cargan ese horrendo dolor de estar aprisionados en cuerpos físicos que no les permitían aprendizaje avanzado, crecimiento espiritual, ni expresión emocional.

Os decimos que los seres a los que os referís como Pie-grande (Sasquatch u Hombre de las Nieves), son remanentes de mutantes gorilas-humanos creados con ingeniería genética por los Arianos, para labores pesadas.

Los poseidones del Atla Ra Espiritual y de la Ley del Uno se oponían enormemente al uso de la ingeniería genética para fines comerciales. La Ley del Uno la encontró como una forma de cruel esclavitud, moralmente aborrecible. La Ley del Uno siguió siendo una cultura nutricia, matriarcal, espiritual; mientras que la de Aryan se convirtió en una poderosa sociedad corporativa militar, dominada por la clase alta.

Durante varios milenios las dos ideologías permanecieron cerradas respecto a este tema; y las agencias gubernamentales estaban en un delicado impasse. Los de Poseida eran de naturaleza demasiado culta y gentil para intentar luchar con los Arianos y buscar educarlos e influír espiritualmente en ellos para cambiar sus maneras. Los Arianos, que sobrepasaban en número a los de Poseidón de 3 a 1, no se atrevían a atacar a Poseida no fuera que cortara la energía cristalina que suministraba a la nación.

Guerras Coloniales

En el ínterin se produjeron brotes de guerra entre los militares Atlantes controlados por los Arianos, pues las antiguas colonias de Atlántida localizadas en las áreas Mediterráneas rompieron sus vínculos tradicionales y desarrollaron sus propios gobiernos independientes.

Las colonias, particularmente las de Grecia y Turquía vieron el cambio de una utópica Atlántida hacia un estado militar-fascista controlado por los Arianos; y buscaron separarse. Aunque los Arianos tenían ventaja militar, los Estados Mediterráneos no sucumbieron; y se desarrollaron guerras coloniales regionales en las cuales ningún lado podía dominar al otro. Las facciones dentro de los Arianos buscaban usar cada vez más la energía cristalina para sofocar a los adversarios. Esto fue firmemente rechazado por la población de Atla-Ra y de la Ley del Uno de Poseída.

Los Arianos hicieron varios intentos inútiles de aterrorizar a los Poseidanos; y todos fueron sofocados. Los Poseidanos tomaron represalias desconectando la energía, negándosela a los Arianos. Los Arianos respondieron cesando el suministro de alimentos y de bienes manufacturados. Como consecuencia hubo un gran impasse.

El Congreso de Unificación Atlante

Con un esquema muy engañoso, disfrazado como un plan de unificación, los Arianos se aproximaron a los Poseidanos para la formación de un Congreso Nacional renovado para trabajar en sus crecientemente tensas diferencias y traer la armonía a Atlántida. Representantes de la Ley del Uno fueron enviados junto con representantes de los Hijos de Belial. El congreso se formalizó con igual cantidad de representantes de la dos partes.

En una corta directriz fue santificada una especie de federación con la promesa de mayor armonía. Durante varias décadas parecía que la promesa de cambio y mejoramiento podría surgir del Congreso Nacional. Los Poseidanos estaban animados y muchos de ellos bajaron la guardia. Los de Atla-Ra permanecieron cautelosos respecto a los motivos y sentían el engaño.
Inicialmente el Congreso Nacional mejoró las relaciones y fueron promulgadas muchas superficiales leyes menores que prometían que la unidad había sido puesta en movimiento. Pero los principales puntos de oposición, la esclavitud genética y el manejo de la energía cristalina siguieron sin resolver.
Sin embargo, entre los Hijos de Belial había surgido un carismático e hipnótico liderazgo que sedujo a las masas de Atlántida a creer que ellos eran la respuesta para que Atlántida volviera a su perdida Edad Dorada de prominencia y abundancia.

Los líderes de este grupo eran las almas que vosotros conocéis como Hitler y Himmler, de hecho la supremacía nazi de vuestra Segunda Guerra Mundial. Se formaron grandes legiones militares y obtuvieron ventaja en poder y persuasión política encubierta. Los mutantes híbridos fueron utilizados para aterrorizar a quienes se les oponían en Aryan y Og; y en una ocasión esto se intentó sin éxito en Poseida.

El poderoso contingente Ariano estaba constituído por maestros de la manipulación y de los medios de comunicación. Ellos presentaban bien pensados argumentos que enmascaraban sus verdaderas intenciones y prometían mutuo compromiso. La propaganda parecía bastante viable en la superficie y convenció a muchos, incluyendo moderados y algunos de la Ley del Uno en su esperanza de armonía.

En lo que parecía ser una gran oportunidad de solución, el grupo de Belial propuso una ley para poner a la ingeniería genética, hasta ahora controlada por el estado Ariano, bajo control federal; y en contraprestación, poner el sistema cristalino Poser bajo el control de una agencia gubernamental. Se produjo una gran discusión y hubo debates bajo un gran escrutinio nacional. Se dio un voto, pero fracasó en el voto congresional.

Seducción y Traición

Sin embargo, el astuto liderazgo de Belial ofreció un convincente compromiso que permitía que la ley fuera pasada sobre la base de que un consejo, conformado por 5 Poseidanos y 4 Arianos, encabezara una nueva agencia gubernamental para el control federal de la Energía Cristalina. El hecho de que se le diera a la Ley del Uno aparente control mayoritario del consejo hizo parecer el plan muy prometedor para la población de Poseída.
La ley establecía que no se hicieran cambios sin el consenso mayoritario del consejo, pero incluía la advertencia de que mientras los de Atla-Ra permanecieran en posiciones de mando departamental, no estarían exentos de los controles gubernamentales.

Se incluyó un programa de entrenamiento que permitía que los ingenieros de ambas partes, exceptuando Atla-Ra, fueran entrenados para aprender la compleja ingeniería. Inicialmente, a pesar de la desconfianza de Atla-Ra, el sistema pareció funcionar para traer más armonía.

Sin embargo, en el lapso de dos años las guerras del Mediterráneo rugieron de nuevo con total intensidad; y las colonias rebeldes parecían estar sacando ventaja. Se ejerció presión para usar los rayos cristal para propósitos bélicos so pretexto de la seguridad nacional. Se programó una discusión, debate y votación para el Consejo Gobernante. Se le vendió a la población la seguridad nacional; y un descarriado tipo de patriotismo manipulado barrió el territorio.

Luego el engaño tuvo su efecto. Para gran conmoción y disgusto de los Poseidanos, uno de la Ley del Uno, miembro del consejo, cambió de posición. Él ya no era de Atla-Ra ni de la raza Dorada. Él se había elevado políticamente como un líder carismático y confiable negociador, que había prometido lealtad a la Ley del Uno y ganado su total confianza. Él había sido el objetivo de los Arianos y fue seducido, víctima de sus ambiciones.

Como posterior secuela, este individuo sintió gran remordimiento y pasó subsecuentes vidas intentando corregir el error. Porque verdaderamente él no previó el catastrófico final; y se permitió ser ciegamente comprometido bajo promesas de poder y posición.

Queridos, así es la ilusión del poder. Veis que cuando uno gana poder, aquello que parece correcto puede ser una ilusión del ego. Cada uno de los que están en el camino de la Maestría eventualmente debe decidir entre el poder y el amor.

Incluso aquel que llamáis Hitler pensó que el escenario de la raza maestra permitiría un mejor futuro para la Tierra, con una suprema encarnación física como la eventual raza única, en la cual todas las almas encarnarían, reduciendo la enfermedad y eliminando la división racial al tener solamente una raza 'Maestra'.

¡Incluso el que llamáis Judas en vuestra alegoría bíblica pensó que poniendo a Yeshua Ben Yoseph bajo arresto, él se vería forzado a usar sus poderes divinos y revelar su Maestría al mundo! De hecho la paradoja es que lo que llamáis 'Poder', a menudo es el polo opuesto del Amor.

¿Veis cómo el ego y el poder pueden engañar? ¿Lo veis? El ego y el auto-engrandecimiento a menudo seducen incluso a Almas altamente evolucionadas; e inevitablemente conducen al colapso.

Así que por medio del control gubernamental 'legalizado', el uso de los conjuntos y retículas de poder cristalino cayó bajo el poder gubernamental de los Hijos de Belial; y tristemente eso no pudo ser revertido.

La Segunda Luna de Atlántida

La que fue conocida como Segunda Luna de Atlántida, las retículas cristalinas Poser y los cristales de fuego, quedaron bajo control gubernamental; y su uso fue alterado a medida que crecía el conocimiento Ariano de la programación. Inicialmente los de Atla-Ra fueron capaces de diferir su uso, pero con el tiempo fueron bloqueados.

Ahora, como mencionamos antes, la llamada segunda luna de Atlántida era de hecho un masivo satélite cristalino. Era de construcción Arturiana y manejado por los Sacerdotes Científicos de la Ley del Uno. El satélite cristalino era una enorme esfera no tripulada de brillante ingeniería, de aproximadamente 5 millas (8.05 km) de diámetro. Estuvo en uso desde la Era Dorada de Atlántida y sirvió para una miríada de propósitos benéficos. Amplificaba y controlaba los varios rayos cristalinos enviados desde los cristales de fuego, sanadores y energéticos.

Era algo así como un macrochip computarizado que refractaba, amplificaba y reflejaba poderosamente refinados rayos de energía para usarlos en agricultura, control climático, control de las mareas, templos de sanación, templos de regeneración; y en los mejorados sistemas de energía-ley generados por el sistema de cristales Poser. Se asomaba en el firmamento sobre Atlántida y parecía una luna dorada de 'cosecha'; y entonces era conocida como la segunda luna de Atlántida.

Una caleidoscópica banda de energía Arco Iris de plasma anti-gravedad remolineaba en torno a la esfera; y a menudo se parecía a la que ahora llamáis aurora boreal. La Luna cristalina satelital no orbitaba la Tierra, se movía como programada, auto dirigida, cambiando constantemente de localización para desempeñar su miríada de tareas sobre Atlántida, África y la costa oriental de Brasil.

Después de que la compleja Red Cristalina quedó legalmente bajo el control federal Ariano, el grupo de Belial integró el grupo de ingeniería con sus propios técnicos, reemplazando rápidamente a los jefes de departamento por los suyos propios. Atla-Ra intentó bloquear su intento de reprogramar el satélite para usos bélicos, explicando que sobrecargar el satélite disiparía el campo anti-gravitatorio que lo maniobraba; y se podría producir un catastrófico impacto.

Los científicos Arianos desacreditaron la advertencia. Algunos de los de Atla-Ra fueron amenazados y retirados, otros comenzaron a desaparecer misteriosamente. Muchos de los Poseidanos se sintieron intimidados e impotentes pues el consejo gobernante permitió que el satélite se convirtiera en un 'arma de defensa estratégica'; y ciertamente funcionó como fue programada; y trajo un rápido final a las guerras de rebelión.

Los científicos de Belial, con la aprobación del consejo, reprogramaron un sistema puente y comenzaron a enviar destructivos rayos de luz térmica usándolos para iniciar erupciones volcánicas y terremotos masivos en contra de las colonias y naciones que se rehusaban a acatar sus demandas. Fueron dirigidos a las áreas que ahora son Grecia y Turquía; y causaron gran devastación. Sin duda ello dio a los impetuosos Arianos la ventaja de batalla que tan fervientemente deseaban; y alegremente incrementaron su uso, con el apoyo de la mayor parte de la población.

El Comienzo del Fin

La Luna Cristalina comenzó a 'sobrecargarse', debilitando el campo anti-gravitatorio que la mantenía a flote. Los de Atla-Ra entendieron las implicaciones de lo que ocurriría pronto cuando la programación colapsara, pero sus súplicas al consejo continuaron siendo ignoradas.

Después de varios meses de prolongado uso bélico, el satélite comenzó a virar y cambiar erráticamente; y comenzaron a presentarse apagones de energía. Los incansables esfuerzos para corregirlo fracasaron. Se pidió a los de Atla-Ra que dieran apoyo para corregirlo, la mayoría se rehusaron. Algunos estuvieron de acuerdo en tratar de estabilizarlo para evitar el inminente desastre. Todos los intentos fracasaron. El consejo, sin creer que se caería, rechazó la sugerencia de incinerar el satélite para minimizar los efectos de un impacto, si ocurriera.

Reubicación de los Cristales

Tyberonn y Oneronn reunieron un grupo interno de leales entre los de Atla-Ra y la Ley del Uno, para planear una desconexión de circuitos e inminente reubicación de los cristales de fuego y energía en varias localizaciones 'seguras' antes del inminente impacto del satélite maestro. Esto se hizo con la tecnología y ayuda de los de Sirio B.
La reubicación de los preciosos cristales fue muy arriesgada; y requirió cuidadosa planeación y gran secreto. Tenía que hacerse antes de la caída de la 'segunda luna'; y sin que el consejo gobernante lo supiera.

Simultáneamente otros confiables miembros de Atla-Ra trabajaron furiosamente, precipitadamente y con precisión, reuniendo cristales registradores de datos, calaveras cristalinas y registros históricos grabados, para llevarlos a emplazamientos seguros en Yucatán, Alejandría y Gizeh. Esto fue logrado sólo parcialmente; muchísimo no pudo salvarse.

Atlántida tenía numerosos cristales de poder localizados en las cinco islas y a lo largo de rutas de relevo específicas del sistema laberíntico subterráneo. Los de Atla-Ra sabían que una vez que la modulada 'tarjeta madre' de la luna cristalina perdiera su campo anti-gravitatorio, caería con una enorme explosión que subsecuentemente produciría caos en los cristales mayores y en los de energía poser, creando explosiones secundarias catastróficas de tipo nuclear en horas o días después de la caída. Los de Atla Ra estaban muy conscientes de los terremotos y tsunamis que ocurrirían como resultado de ello.

Los de Atla-Ra con la ayuda de los Sirianos quisieron asegurarse de que los cristales maestros no serían destruídos ni usados para ningún propósito negativo posterior; y pudieran salvarse para una época en la cual la Humanidad pudiera usarlos para lo que fueron hechos. Ellos entendían que el poder requerido para transportarlos se perdería después de la caída; y se requería esa urgente expedición.

Siete de los enormes cristales principales y 2 cristales Arturianos ligeramente más pequeños pero increíbles, fueron reubicados en los sistemas de transporte de carga del sistema de túneles subterráneos con la ayuda de la Alianza Siriano-Pleyadiana.

Tres enormes cristales principales fueron ubicados en los campos cristalinos Atlantes de Arkansas, dos fueron reubicados en las granjas cristalinas subterráneas de Brasil en las áreas de Bahía y Minas Gerais; uno fue reubicado en un abismo subterráneo bajo el Monte Shasta; y el Gran Cristal de Fuego fue ubicado bajo tierra en un abismo bajo el Banco Bimini en el Mar de los Sargazos. Los dos sagrados cristales Arturianos fueron reubicados en los abismos bajo el área de Tiajuanaco, Bolivia, cerca del Lago Titicaca.

Todos los nueve fueron puestos en encierro dimensional, esencialmente desempoderados en un sueño energético, por medio de la tecnología de la Alianza. Muchos otros Cristales Maestros se perdieron. Los nueve que fueron salvados, fueron protegidos en relación con su prioridad e importancia. En vuestro léxico, el resto es historia, dolorosa pérdida de historia, desde la perspectiva de vuestra corriente principal. ¡La verdadera paradoja de la historia olvidada es que contiene las lecciones más plenas de propósito!

De hecho, después de pocos meses de ser utilizada con el mortal rayo térmico, la tecnología del gran satélite cristalino se sobrecargó, su cubierta anti-gravitatoria se debilitó; y cayó con la acelerada velocidad de un cometa masivo en una horrible explosión que devastó la mayor parte de Og; y debilitó críticamente la estabilidad tectónica de la placa Atlante, vaporizando masivas secciones de sustratos.

El gran satélite cristalino se despedazó en miles de millones de fragmentos cristalinos que ahora llenan las profundas trincheras del Atlántico. Masivas nubes de polvo y humo hicieron erupción, ocultando el Sol. Olas de terremotos y tsunamis devastaron la isla y enviaron grandes olas sobre dos terceras partes de Aryan. En minutos explotaron las restantes estaciones de energía, con la fuerza de bombas nucleares. Los restos de una de tales estaciones energéticas cristalinas se pueden ver hasta hoy en el área nordeste de Brasil llamada 'Sete Cidades'.

Atlántida, la costa oriental de Brasil y la costa occidental de África fueron devastadas por subsecuentes terremotos. El pánico y los estragos duraron tres semanas y las restantes áreas secas se sacudieron y masas de tierra colapsaron en el mar, creando enormes tsunamis. El puente de tierra que conectaba a Poseida y Og con Yucatán permaneció inicialmente sobre el agua y literalmente se llenó con cientos de miles de atlantes intentando escapar frenéticamente en un horrendo éxodo lleno de pánico. Todos los tipos de vehículos marinos se llenaron con los aterrorizados sobrevivientes refugiados.

Y entonces en una aplastante bocanada, las tierras restantes colapsaron hundiéndose en el mar. Los mares desplazados que llegaron a ser conocidos como la gran inundación, enviaron docenas de enormes tsunamis que se vertieron sobre Suramérica, África y Europa. Solamente unas pocas cúspides montañosas permanecieron secas en Atlántida. Pero los sobrevivientes quedaron perturbados, traumatizados, por todo el globo. Muy pocos lugares quedaron sin ser afectados. Había comenzado una espiral descendente.

Es una escena que durante muchas vidas ha plagado y oscurecido la memoria de muchos de vosotros, que sin duda fuisteis parte de ella. Queridos, es el momento de dejarla ir.

Intención y Bien Superior

Muchísimos de vosotros creéis que todo sucede como debería suceder, como está 'destinado' a ser. Queridos, eso es verdad desde una perspectiva superior, pero no desde la dualidad tridimensional. Sin duda ése no es siempre el caso. Las cosas suceden como suceden, como un conjunto de muchos potenciales. Y de hecho desde la perspectiva superior los eventos suceden de una manera que eventualmente se resuelve hacia el potencial más alto, pero no lo hace automáticamente.

Sois los libretistas y creadores de vuestros horizontes de acontecimientos. Pero Queridos, los acontecimientos no suceden en el bien superior hasta cuando creáis el bien superior. Ése es el acertijo de la Universidad de Dualidad de la Tierra. La caída de Atlántida no fue el bien superior; y no lo será hasta cuando lo recreéis como tal.

Si todo sucediera para el bien superior, vosotros no reencarnaríais. En la dramática escuela de la 'realidad' holográfica retornaréis y retornaréis hasta que lo aprendáis. ¿Comprendéis Queridos?

El tiempo y la probabilidad son una bella paradoja ilusoria... ¡Y por eso os decimos que la Era Dorada de Atlántida es realmente un horizonte de acontecimientos de vuestro futuro que introdujisteis en vuestro 'aparente' pasado!

Os decimos que vosotros los de la Ley del Uno estáis ahora reuniéndoos para un aspecto extremadamente importante de la Ascensión. Por eso sois atraídos hacia Arkansas, es la relevante compleción de un auspicioso y significativo contrato álmico. Es la liberación del pasado, porque al reuniros cambiaréis el 'aparente' pasado. El agudísimo dolor y la angustiosa culpa quemada en vuestros hologramas de tiempo desde esa era, serán cambiados, pero debéis hacerlo así en micro y en macro.

Se requiere compromiso para formar la armonía Cristalina, el bien más alto para la Tierra. Sin duda el pasado debe cambiarse para evitar que la energía y el trauma se desborden hacia el presente y el futuro, en términos lineales.

Os decimos que el evento que llamáis Segunda Guerra Mundial fue un desbordamiento de ese trauma, el conflicto Ariano. Os decimos que la tendencia hacia el gobierno corporativo-militar está aún con vosotros. Vosotros la podéis cambiar.

Pero no se terminará por medio del odio ni el temor, cambiará por medio del Amor. Os hemos dicho muchas veces que cuando el Amor al Poder es reemplazado por el Poder del Amor, dais un salto cuántico, cristalino. Pero sin fortaleza el Amor está incompleto. Os corresponde desentrañar la paradoja de la dualidad y subir hacia la vibración cristalina integral.

No terminaréis las guerras odiando la guerra, terminaréis las guerras amando la paz; y esto requiere fortaleza.

Fin de la parte 2 de 3. 


Canalizado por James Tyberonn
Tradujo: Jairo Rodríguez R.
http://www.jairorodriguezr.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada