AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 28 de octubre de 2011

Acerca de la Frecuencia 11:11:11 por Abjini Arráiz /Gaia


Acerca de la Frecuencia 11:11:11 por Abjini Arráiz

(En memoria de Alberto Ferreyros y Alejandra Matiz amados hermanos)

Ya siento la llegada de la energía 11:11:11, en los últimos días me he encontrado con ella en varias ocasiones, como diciéndome, no te olvides de que estoy aquí. No solo eso sino que han sido ocasiones significativas, momentos de toma de decisiones o de sentimientos muy elevados de amor incondicional.

Puedo recordar cuando todo esto comenzó en mi vida con este número sagrado, cuando en 1992 comencé a ver el número por todas partes sin entender que estaba pasando hasta que mágicamente fue llegando la información. Fue solo en 1997 que pude viajar y compartir mi primer cilindro maestro en Montana, me quedo sorprendida como en todos estos años cada vez más gente ha sido tocada por esta energía, por esta vibración numérica de cambio.

Puedo sentir la vibración de los lugares sagrados donde asistí a las activaciones, en Australia, Irlanda, Perú, recordar la frecuencia del Cilindro Maestro, de esos grupos de personas vestidos de blanco bajo la guía de Solara alcanzando esa quimera de una frecuencia vibratoria que en aquel tiempo podía parecer una suerte de locura. Y aquí estamos ahora, con un número enorme de personas focalizadas en esa vibración, con la alegría que significa entrar en la armonía universal de la frecuencia.

Les comparto lo que Gaia dijo en una ocasión sobre este tema, leyéndolo sentí su voz cambiando y actualizando el tema, allí les va como lo reescribimos, con nueva información y especialmente con la emoción de la cercanía del evento tan esperado.

Gaia y el 11:11:11

Quiero hablarles de una historia que comenzó en el año1992, cuando la numerología de su cuenta del tiempo y las condiciones estaban dadas para que la frecuencia 11:11 pudiera implantarse en mi superficie. Algunas cosas tuvieron que pasar antes para que los Maestros de Luz dieran su permiso para que esto sucediera y para que un ángel encarnado recordara la Frecuencia que había venido a traer desde otras dimensiones, para que muchos recordaran que los números son también energía, frecuencias vibratorias, luz.

Una masa crítica importante se necesitaba para que el escudo blindado que se había puesto a la atmósfera energética terrestre pudiera ser penetrado por esos pequeños rayos de luz que como agujas se plantaron en sitos antiguamente conocidos por sus cualidades electromagnéticas como la planicie de Giza en Egipto, las montañas de la casa de Cristal en Australia, el volcán del Pululahua en Ecuador, el Lago Titicaca y muchos otros sitios.

Esa cantidad de personas necesaria fueron ustedes que manifestaran su deseo conscientemente de ascender a la luz. Y esto fue lo que pasó, que todos los factores nos comprometimos en un acuerdo consciente sobre nuestro deseo de ascender en la Convergencia Armónica de 1987 cuando se pidió a la Confederación de Consejos Galácticos que Yo Gaia fuera incluida en esta magna comunidad y de esa manera me permitieran elevar mi frecuencia aún más, para ahora juntos cambiar a nuevas dimensiones.

Después de eso comenzó un florecer, un cambio de paradigma que sigue hasta ahora, se comenzaron ha hacer nuevas terapias, a trabajar con cristales, con sonido, con energía, se reconoció la geometría sagrada como matriz de la creación, se hizo contacto con los cetáceos, se pasó a ser conscientes de la necesidad de sanar patrones emocionales antiguos, de conectarse con la naturaleza y buscar formas de vida sustentable, de la conscienca del agua, de mi conexión con ustedes.

Tambien se plantó la frecuencia 11:11. Y es esa frecuencia la que permitió subir un escalón más en este proceso de darse cuenta que ya tiene todo este tiempo.

La vibración del número 11:11 se ha encargado de despertar y anclar las nuevas energías para crear consciencia hacia lo nuevo, a una realidad dimensional donde la ilusión de separación se vea desdibujada por la Unidad que incluye a todos y cada uno de las criaturas, a todos mis cuerpos y a ustedes humanos que transitan el camino de la ascensión.

El 11:11 es un catalizador hacia la consciencia de unidad, es también un liberador de todo lo que ya no sirve, de todas las cosas que hay que dejar atrás a todos los niveles, las creencias, los objetos, las personas, los lugares, implica movilización y cambios. El número 11 en sí representa la disolución, la desaparición de algo para que surja lo nuevo.

El Portal que se presenta este mes que tiene tres 11 es esta energía potenciada la máximo, prepárate para cambios profundos especialmente en la forma como percibes, es un pasaje hacia una mayor sabiduría, hacia una realidad tan vasta como mi territorio, una realidad iluminada y brillante para llegar al territorio de tu corazón como centro unificado de luz, como estrella radiante.

Es también el pasaje hacia lo colectivo hacia la conexión en grupo, hacia el compatir la armonia y la luz. Alégrate de recibir esta energía transformadora que confirma una vez más tu decisión de ayudar a la ascensión planetaria, conéctate colectiva o individualmente a celebrar esta frecuencia divina.

Este portal tiene que ver con la expansión de tu corazón, hacia una energía más sutil y conectada, que incluye la polaridad y suma un nuevo elemento, la tercera fuerza, que en otras palabras es la expansión hacia el amor incondicional, hacia al amor mas extenso que incluye todo, como un proceso de sanación que se está dando a nuevos niveles y en muchas dimensiones gracias a los portales 11:11 que ya han sido activados.

El 11:11:11 es entonces una nueva oportunidad de conexión, de estar unidos en esa energía que ya se funde con todos mis cuerpos como un bálsamo sanador y que toca todo, especialmente a ustedes. Les recuerdo que nunca están solos, que yo velo por ustedes, que los maestros de luz, los ángeles asignados, los arcángeles están siempre acompañándolos, que pueden apoyarse en todos nosotros.

Volver a sentir desde la unidad del corazón donde se juntan lo masculino, lo femenino y la tercera fuerza es finalmente de lo que la frecuencia 11:11:11 se trata. Porque el corazón es la Puerta hacia lo divino.

Los amo, soy Gaia.

Abjini Arráiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada