AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 17 de octubre de 2011

MARIA REINA DE LOS CIELOS BODAS DE LUZ 15 DE OCT. CON AUDIO


Aquél que vendrá como un ladrón en la noche (porque él se los dijo) les anima a instalarse de manera cada vez más urgente, a vivir vuestro presente en el Presente. No observar al otro, o a lo que sea, con un juicio o con un partido tomado, cualquiera que sea, sino más bien de conectarse de Corazón a Corazón.
...intenten pensar algunos momentos en una persona, en dos personas, en un grupo de personas (un enemigo, un amigo, en el marido, en una mujer, un hijo, qué más da) pero despliegan, lo más posible, esta Gracia en los momentos de Comunión. 


MARIA 15 de Octubre 2011 con audio
Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez.

Para escuchar el audio haz clic aquí

http://www.yakitome.com/data/9214039895/yak_urWJ0ZGRoUTMY0a7BLVHXGv6hPRWfjeYeAmJnXYSBh589upFTm7tAVIle1GQa1lmqVCAExF_Es9Ffzv5zKWcWrBPO.mp3

MARIA 15 de Octubre 2011 con audio

Soy MARIA, Reina de los Cielos y de la Tierra. Amados hijos, todo mi Amor de madre está en ustedes y con ustedes. Vengo, este día, con el fin de hablarles de vuestra Unidad, de lo que Son, en lo más profundos de vuestro Ser, a través de vuestra Conciencia, a través de la Luz que se ha vertido durante este tiempo que acaba de pasar, en ustedes y en torno a ustedes. Y que se seguirá vertiendo hasta el momento en que mi Llamada resuene.

Durante este período, que puede parecer a algunos de ustedes un período de espera, es importante para cada uno manifestar lo que Son, es decir la Unidad, el Corazón del Amor y el Corazón del Ser. Cada día cada minutos de vuestra vida debe estar vuelta, en lo más perfecta de las Atenciones, sobre la Vibración que Son, sobre la Conciencia que Son, sobre la Atención que va a permitirles Concientizar, manifestar y absorber, cada vez más, la Luz. Con el fin de revelar, de develar, la Esencia de vuestro Ser, y también de comenzar a comulgar, más que comunicar, los unos con los otros. De la forma en que llevarán vuestra mirada, de la forma en que amarán eso que les enfrentará, en vuestra vida (cualquiera que sea o lo que sea), se derivará vuestra aptitud a estar, cada vez más, en esta Unidad. Esta Unidad que será, lo espero y lo esperamos todos, la manera para ustedes, de unificar vuestra propia Conciencia con el conjunto de las otras Conciencias en vía de Unificación. Como lo decía, entre los Ancianos, UN AMIGO: he aquí que ahora, evolucionan del Corazón del Uno al Corazón de todos, ya que el Corazón del Uno es de verdad el Corazón de todos (ver la canalización de UN AMIGO del 28 de Septiembre)

Así pues, si vuestra Conciencia está unificada, habrá en ustedes, de aquí en más una disposición particular, de comulgar directamente con el Corazón, de Ser a Ser. Ya no ser interferido por alguna imagen, ya no ser interferido por alguna visión, la que sea, ni ser interferido por una creencia, cualquiera sea, concerniente a un Hermano como a una Hermana que ustedes encuentren. Se les pide hoy, más allá de vuestros períodos de Comunión y Alineación de las 19hs. (hora de Francia), comenzar a comulgar, los unos con los nuestros. Esta Comunión se establecerá, devolviendo una sonrisa, devolviendo una mirada, o por una Atención que van ustedes a llevar los unos a los otros, con el fin de reunificarse, juntos.

Uno de los gobernadores de la Intra-Tierra les comunicó, aquí hace poco tiempo, una serie de elementos relativos a la Unificación de la Conciencia de la humanidad (ver la canalización de RAMATAN del 8 de Octubre, así como el folleto “Humanidad en Devenir” puesta en línea en nuestro sitio). Por supuesto, saben que sobre esta Tierra, cada Hermano y Hermana, cada Conciencia, tiene su propio camino, su propio Devenir, su propia Libertad. Pero para todos los de entre ustedes, quienes van hacia esta Comunión de Corazón, hacia esta Comunión Interdimensional, se les pide también, ahora y en adelante, poder constatar (por ustedes mismos, por sus vivencias, por sus experiencias) que les es posible y permitido manifestar esta Comunión, no sólo con nuestro Plano, con los Planos Multidimensionales, sino también, real y concretamente, de Corazón a Corazón. A partir del momento en que vuestra Atención se lleva hacia esta posibilidad, ésta se realizará más fácilmente. Dándoles a ver y dándoles a vivir que más allá de percibir al otro, podrán en Conciencia, convertirse totalmente, en el otro. No por una necesidad de ver, no por una necesidad de probar cualquier cosa, sino más bien por la Comunión de las Conciencias de uno al uno, permitiendo, en el Corazón del Uno, como en el Corazón de todos, encontrar esta Unidad de Conciencia extremadamente importante en esta Llegada del CRISTO.

Aquél que vendrá como un ladrón en la noche (porque él se los dijo) les anima a instalarse de manera cada vez más urgente, a vivir vuestro presente en el Presente. No observar al otro, o a lo que sea, con un juicio o con un partido tomado, cualquiera que sea, sino más bien de conectarse de Corazón a Corazón. Y eso es completamente posible y realizable ahora, puesto que, como ya lo saben, el conjunto de las barreras que estaban puestas en la Conciencia humana has sido, poco a poco y están ahora, casi enteramente disueltas. Muchos de entre ustedes comienzan a vivir los contactos con una de mis Estrellas o conmigo misma. Muchos de ustedes comienzan a ver cosas que no tenían la práctica de ver. Otros de entre ustedes, en sus sueños, en sus experiencias, comienzan a vivir estados no ordinarios de la Conciencia. Entonces, por supuesto, eso puede facilitar el resurgimiento de algunos miedos: el miedo de vivir el Abandono total a la Luz, el miedo de establecerse en este nuevo estado de Consciencia, que no es otro que ustedes mismos revelados a ustedes mismos, Fusionados en CRISTO, y Fusionados en el conjunto de las Conciencias que están esta Tierra y en otras partes.

La experiencia que tienen que vivir es exactamente la que es para ustedes, que es la mejor con el fin de permitirles volverse hacia vuestra Verdad. La Verdad es una y la Verdad, como lo decía mi Hijo, los liberará. Los liberará del Bien y del Mal, les conducirá a la Felicidad Eterna de vuestra Unidad. Para eso, vuestros Hermanos y vuestras Hermanas, cualesquiera que sean y cualesquiera que sean los papeles que tienen en sus vidas, están allí para mostrarles y demostrarles eso. Más allá de lo que les dan a ver, más allá de lo que puedan decirles, más allá de los comportamientos y más allá de todas las heridas del pasado. Es tiempo hoy de reconciliarse, ya que la reconciliación con el otro es también una reconciliación consigo mismo, y el otro es una parte de Sí mismo que aún no se ha Revelado a la Luz. Entonces, reconciliarse es posible gracias a la Comunión: Comunión de la Conciencia, Comunión de la Luz, Comunión de Corazón a Corazón. Lo que debe permitirles, progresiva y muy rápidamente, ahora, abolir todas las distancias de la separación de la personalidad.

Es durante este período de aprendizaje principal de la Unidad, que el CRISTO y que mi Llamada resonará, y que el CRISTO se manifestará a ustedes. Un números de entre ustedes comienzan a percibir, de distintas maneras, la Conciencia Una, la Conciencia de la Luz Blanca y el final de las separaciones, el final de los aislamientos en la personalidad. Por supuesto, no es fácil para todo el mundo, porque cada uno de ustedes puede tener sus resistencias. La personalidad, por supuesto se opone a eso, porque todo eso para ella, significa simplemente, su desaparición, su Transfiguración y su Resurrección. Lo que renace no es otra cosa que ustedes mismos, en otro nivel de sí mismos, que es el que comulga con la Verdad, que comulga en el conjunto de la Creación y al milagro de la Vida. Todo eso lo viven, cada uno a su ritmo y cada uno a su manera. Eso va a amplificarse de manera desproporcionada, en el tiempo que están viviendo. No se detengan sobre vuestros dolores, no se entretengan en los dolores de unos y otros, sino vean siempre a través del dolor, la Belleza, el Amor y la Perfección del Espíritu que anima ese cuerpo o ese dolor. El dolor sólo llama una cosa: al Amor y a la Comunión. Que sea vuestro o que sea de otro o de otra, es la única manera de curar el sufrimiento, es la única manera de curar la separación.

Los medios que les han sido aportados (por los Arcángeles, por los Ancianos, por las Estrellas y por mí misma) son las únicas oportunidades de vivir eso, en esta carne, y de no esperar una hipotética Resurrección, que ocurrirá en su tiempo, sino de prepararlos marcándolos en el Corazón de la Verdad de la Unidad. Para eso, deben estar vigilantes y atentos, no solamente ahora en esto que viven que es bien real, al Interior de ustedes, cualesquiera que sean las percepciones Vibratorias o de Conciencia que vuestro cuerpo experimenta y vive. Lo importante también, ahora, es abolir toda distancia y toda separación entre lo que se ha llamado Interior y exterior. Ya que en la Unidad, no puede haber ni distancia ni separación. No puede haber compartimientos, en lo que es dentro y lo que es afuera, ya que todo participa desde ahora de la misma Unidad, de la misma Comunión y de la misma Realización.

Entonces, vuelvan vuestra Conciencia, vuelvan vuestra energía, a la vez dentro y afuera, ya que ustedes Son a la vez dentro y a la vez afuera. Lo que vuestros ojos les dan a ver, lo que vuestros sentidos les dan a vivir, los encuentros que hacen (que sean de este Plano u de otros Planos) no son más que Impulsos que les permiten, en el Espíritu, reunirse aún más en el seno de la Unidad. Es así que se establecerá la Unidad de la Conciencia sobre la Tierra, es así como se prepararán lo mejor para la Ascensión final de la Tierra, para su Alumbramiento final. Todas las señales, como ya lo saben, están presentes en adelante, que eso concierna a las distintas capas de la sociedad, que eso concierna a las distintas capas de la Tierra, como a las distintas capas de vuestra Conciencia. Es tiempo ahora, de reunificar todo eso. Es hora de ir más allá de toda comprensión, pero de aceptar lo que debe vivirse. Y lo que debe vivirse es una Comunión, una Unidad y una Felicidad.

Recuerden que sólo, la forma en que observen algo, puede hacerles creer que hay un sufrimiento, puede hacerles creer que hay una resistencia o una oposición a la Luz. La Luz ha realmente invadido vuestro mundo (y va a invadirlo cada vez más) ya más nada podrá oponerse o resistir. Esperamos, todos nosotros, desde allí donde estamos, ese momento en que la Tierra pronunciará su “sí” final, con el fin de manifestar a vuestra Conciencia nuestra Presencia total, que eso sea en vuestros Cielos, al Interior de ustedes, como a vuestro lado.

Todo eso está en su lugar, por supuesto. Se lo hemos anunciado desde hace muchos meses. Todo eso se desarrolla bajo vuestros ojos y en vuestra Conciencia. Todo eso se desarrolla en vuestros sentidos. Todo eso se desarrolla en vuestra vida, cualesquiera que sean las experiencias que llevan actualmente. Todas estas experiencias, sin ninguna excepción (que sean las más felices o, desde el punto de vista de la personalidad, los más infelices), contribuyen a una sola cosa: hacerles Abandonarse, totalmente, a Aquél que viene a llamar a vuestra Puerta, y que ya está a vuestro lado para muchos ustedes. Todas las etapas que están viviendo se inscriben en un Tiempo particular, que es un Tiempo en que vuestra vigilancia, vuestra Atención y vuestra Intención deben estar enteramente, vueltas hacia la Luz, hacia la Unidad. Y en la manifestación del Amor del Corazón, del Corazón del Uno al Corazón de todos, del Corazón del otro a cualquier otro, porque el otro, no es otro que ustedes mismos. Esto no son vanas palabras, sino una experiencia que tienen que hacer, una experiencia que tienen que concretizar, una experiencia de Conciencia que tienen que vivir.

En efecto, como se los dijo, aquí hace poco tiempo, el Gobernador de la Intra-Tierra: vivir la Unidad es permitir a los que lo desean, vivir esta Unidad con ustedes. Ya que la Unidad es una Comunión, es una reunión de la Conciencia en el mismo Uno, en el mismo Amor y en la misma magnificencia. Y eso sólo puede vivirse si aceptan deshacerse de toda visión separada, donde el otro, no es más que algo que viene a atravesarse en vuestro camino, donde los acontecimientos no son más que acontecimientos contrarios a eso que ustedes Son. Todos los acontecimientos y todos los otros sólo son, finalmente y en definitiva, ustedes mismos. Es en eso que van a poder vivir la Comunión. Es así que van a poder establecerse, cada vez más firmemente, en la Conciencia de la tranquilidad y de la Paz, en la Conciencia de la Verdad. Y es también abriéndose a todos vuestros Hermanos y Hermanas, en la Comunión silenciosa, más allá de las palabras, más allá del contacto físico o sensorial, más allá de los grandes discursos, simplemente por vuestra Presencia, que van a poder establecer esta comunicación y esta Comunión de Presencia a Presencia. Y en esta Comunión de Presencia a Presencia, van a poder ampliar el campo de experiencia del Amor, para el conjunto de la humanidad. Van también ayudar, de esta forma a la Tierra a pujar su último grito de parto, permitiendo a vuestros Cielos modificarse y a nuestras Dimensiones de aparecer a ustedes, en plena Luz, en toda Conciencia y en plena Lucidez.

La Llamada que dirijo es una Llamada que, va dirigida a los de entre ustedes que me captan o que me escuchan, antes por supuesto, del momento en que el conjunto de la humanidad no podrá hacer otra cosa que oír lo que tengo que decirle. Estos momentos como ya lo saben, se acercan a grandes pasos, están ya allí. No es ni mañana o pasado mañana, están en el Eterno Presente. Y cuanto más numerosos sean a establecerse en este Eterno Presente, en Presencia de ustedes mismos, haciendo caso omiso de todo pasado, y de toda proyección en un futuro o en un pasado, más ustedes descubrirán una nueva aptitud a vivir, en Conciencia esta Comunión. Y es en esta Comunión, con ustedes mismos como con cada uno, que CRISTO y yo misma estamos Presentes. Es en ese momento que van a realizar que nunca han estado separados, excepto por los velos de la ignorancia, excepto por los velos de la mente y de las emociones generadas por la personalidad, y sobre todo por el miedo que la habita. Hoy, les pedimos vivir en el Amor y no vivir ya más en el miedo. Hoy, les pedimos vivir en vuestra Confianza y en vuestra Comunión.

Recuerden que cada Conciencia, cualquiera que ella sea, cualquiera que sea su camino hoy y cualesquiera que sean sus elecciones, es portadora en definitiva, de la misma Llama, de la misma Conciencia, y de la misma Unidad. Simplemente, la develación de la Luz y la concientización del Amor no son los mismos para todos, al mismo momento. Pero debido a vuestra capacidad para ir más allá de estas separaciones puestas por otros (de las barreras colocadas, a veces, por algunos otros), van a poder elevar la Vibración de la Merkabah Inter-Dimensional Colectiva y hacerla fusionar con el Merkabah de la Tierra, para que se eleven en los campos de coherencia de la Conciencia Unificada. Eso se desarrolla para mucho de ustedes, ahora. Les queda por comunicar eso, les queda por Comulgar eso. Y recuerden que eso no está ni en las palabras, que no está absolutamente en un contacto cualquiera que sea, sino de verdad en el Corazón. Y el Corazón no tiene nada que hacer de la distancia, el Corazón nada tiene que hacer del pasado, el Corazón nada tiene que hacer del futuro o de cualquier fecha. El Corazón sólo tiene que Ser: ya que Está desde toda Eternidad en el Momento Presente. Las condiciones óptimas que se crearon, desde hace muchos años, y ellas se refuerzan de día en día, para permitirles realizar, por la Atención y la Intención, esta Comunión de los Corazones. Y es en esta Comunión de los Corazones que van a reforzar vuestra propia Unidad, es en esta Comunión de los Corazones que van a poder, cada vez más, conectarse los unos a los otros y subir vuestro estado Vibratorio, de manera común.

Ya que no están solos. Están conectados, los unos a los otros, de manera indefectible. El Ser, la Unidad, no es algo que se realiza solo, aunque si en un momento dado, fue necesario cruzar uno mismo la Puerta. Las circunstancias de la Luz, hoy son tales, que basta poca cosa para que numerosos seres humanos, numerosas Conciencias crucen a su turno la Puerta, con el fin de vivir el Impulso del CRISTO que viene a llamar a la Puerta Posterior del Corazón. Es así que, las conciencias humanas, en su totalidad, nunca han estado tan próximas a este momento, de Despertar súbito y fantástico, que se produce en el momento en que la Gracia toca un ser humano. Ustedes están hoy, más allá de ser los Sembradores de Luz, ustedes han pasado a ser, diríamos nosotros, los Sembradores de la Gracia y la Gracia encarnada. Son la Gracia, entonces manifiesten esta Gracia en vuestra Conciencia, en vuestra Vibración y en vuestra Comunión en el conjunto de los elementos, en el conjunto de las Conciencias presentes sobre la Tierra y en otras partes. La Unificación de la Conciencia pasa también por el reconocimiento del Amor, más allá de los velos del sufrimiento y de la Ilusión, de Corazón a Corazón, de Conciencia a Conciencia, de planeta a planeta, de Sistema Solar a Sistema Solar y de Dimensión en Dimensión.

Lo que tienen a descubrir, y sobre todo a manifestar, es que cada día, existirá cada vez menos separación entre lo que Son, en Verdad, más allá de la Ilusión de este cuerpo, y lo que el conjunto de la Creación Es, es decir; un Canto de Amor. Las modificaciones de los Sonidos que oyen (el Sonido del Cielo y de la Tierra, que se vuelven cada vez más presentes, incluso en su intermitencia, en lugares muy diversos de la Tierra) son también un estímulo Vibratorio para ir hacia vuestro Abandono, ir hacia vuestra Crucifixión, que es en realidad el Despertar del Amor. No hay nada que buscar. Las circunstancias de vuestra vida se establecerán para facilitarles eso, a partir del momento en que den un paso Consciente y lúcido hacia esta Comunión de Corazón a Corazón. A medida que deseen, más allá de todo deseo, manifestar el estado de Ser de la Unidad, constatarán que en torno ustedes, los seres se abren y entran en Comunión con ustedes. Por eso la Comunión con el Sol, es importante. La comunicación y sobre todo, la Comunión con la naturaleza, no hay ya que pasar por suposiciones, no hay ya necesidad de pasar por rituales, sino simplemente de establecer como la sola Verdad que debe vivirse, ya que es la sola Verdad realmente.

Todo eso se despliega ante ustedes y en torno a ustedes. El mundo, por supuesto, vive transformaciones que arriesgan ser penibles, pero como se los decía mi Estrella TERESA (ver la canalización de TERESA de LISIEUX del 1 de Octubre), es en esos momentos que el humano, en esos momentos de indigencia, esos momentos en que parece que todo se pierde, es que precisamente todo se encuentra. Es el momento en que el ser humano tiene más facultad que abandonarse a la Luz. Entonces, sea lo que sea que llegue a vuestra vida, lo que llegue en vuestro cuerpo, o también en vuestro país o vuestro lugar, vayan siempre hacia la Unidad, vayan siempre hacia la Comunión, porque todas las soluciones se encuentran a ese nivel. Cualquiera que sea el sufrimiento, cualquiera que sea el miedo, cualesquiera que sean las interrogaciones, el Corazón es el medio de poner fin a todo eso, porque en el Corazón, no hay más interrogación, en el Corazón, no hay más sufrimiento, en el Corazón, no hay más separación. Y esta Comunión de Corazón, esta Unificación de la Conciencia es de verdad el medio que se les ofrece hoy, para establecer esta red infinita del Amor donde todo está conectado y Libre. Les queda Concientizarlo, manifestarlo, aplicarlo y ponerlo en acción. Toda acción que va a hacerles comulgar de Corazón a Corazón, es una acción justa. Toda acción que va a alejarlos, separarlos de cualquier cosa, o de quienquiera, no será ya justa.

Hoy día, es hora de vivir la Pacificación total: la de la tranquilidad conferida por la Unidad, la de la Consolación querida por el Amor. Esto es preliminar a la Concientización total de mi Llamada y a la Concientización total de la realidad del CRISTO, más allá de todos los esquemas establecidos, más allá de todo lo que ha sido insuflado por los dogmas y las creencias. Hoy, se les pide de nunca más creer a cualquier cosa, excepto a esto que viven en vuestro Corazón. Ya que vivir en el Corazón suprime las creencias, vivir en el Corazón y aceptar la Comunión de Corazón a Corazón, como la Comunión de los Santos o de Espíritu a Espíritu, va a volverles la tarea cada vez más fácil y cada vez más agradable, cualesquiera que sean las circunstancias de resistencia de algunos de vuestros Hermanos, cualesquiera que sean las circunstancias de resistencia pudiendo aún manifestarse en este mundo que desaparece. Ustedes serán bendecidos por la Gracia, y manifestarán a vuestro turno esta Gracia, que se bastará a sí misma (todo lo que ella afectará, todo lo ella que observará) para transformar lo que se debe.

Hoy, más allá de vuestro papel de Ancladores y Sembradores de Luz, más allá de vuestros períodos de Alineamiento y Comunión, se les pide Comulgar de Corazón a Corazón. Eso puede hacerse por cualesquiera que sean las palabras, cualquiera que sea la agresión, cualquiera que sea la oposición que pueda existir entre dos opiniones. Si guardan eso presente en el Espíritu, constatarán rápidamente que el conjunto de vuestra vida se establecerá en la Tranquilidad, en la Paz y en la Serenidad. Es así que guardarán vuestra Casa limpia, en estos momentos que vienen y que van vivirse en la Tierra.

Recuerden que como nosotros, ustedes esperan la señal de la Tierra. Por supuesto, existen fechas astronómicas, límites. También existen, manifestaciones y modificaciones del Cielo y de la Tierra, que son, actualmente muy perceptibles. Pero lo más importante hoy, es vivir vuestra Comunión, ya que es ella va a establecerles en la Gracia, y a permitirles manifestar la Gracia en cada gesto y en cada período de vuestros encuentros, de vuestros alineamientos e incluso de vuestras zonas de sufrimiento. Será en esos momentos de Gracia que constatarán la Acción de la Gracia, constatarán que ésta es capaz de acabar con todas las oposiciones y con todas las incertidumbres, así como con todos los miedos. Eso los consolidará en vuestra Presencia misma, en vuestra presencia en el seno de vuestra Presencia, en el Instante Presente que es la única Verdad. El pasado no será ya más que una niebla, el futuro no será más que una niebla luminosa. Todo el resto se instalará en vuestro Presente. Es de esta manera que se realizará lo que debe producirse.

Así pues, vayan sin miedo, vayan francamente y con Integridad hacia vuestra Comunión. En primer lugar en vuestro Corazón. Y a continuación la Comunión de Corazón a Corazón, y de vuestro Corazón en el conjunto de los Corazones, y de vuestro Corazón al conjunto del planeta. Eso les es abierto hoy. No hay ningún esfuerzo, ninguna meditación que deba realizarse, solamente hay que estar en Comunión y alineados consigo mismo, y en ese momento, mi Presencia estará a vuestro lado. Una de mis Estrellas los acompañará. Los Ancianos los acompañarán. Los Arcángeles estarán en ustedes, para establecer el Reino de la Luz Una. No tendrán nada que proyectar, nada a pedir, nada a desear: la Gracia es la respuesta total a toda oposición, a todo miedo, a todo sufrimiento, cualquiera que sea. Recuérdense de mis palabras, ya que es en este período, muy preciso, que harán la experiencia de eso. Desde el instante en que vuestra Atención, a partir del momento donde vuestra Intención es manifestar la Gracia, esa de la Comunión de Corazón a Corazón, ésta se establecerá. Recuerden: no existe ya ninguna barrera que los aísla, excepto las que puedan aún manifestarse en vuestras creencias, en vuestras emociones, por vuestros miedos.

El período que se abre es un período majestuoso, ya que está pleno de Gracia. Está pleno de esperanza, no de esperanza de un mañana mejor, sino con la esperanza del Instante Presente, que se establece en la Gracia y en la Unidad. Entonces, tengan presentes mis palabras en el Espíritu, en vuestros momentos de Comunión, en vuestros momentos de Alineamiento, en los momentos en que comulgan con la Merkabah Inter-Dimensional Colectiva. Tengan algunos minutos de pensamiento para el peor de vuestros enemigos, tengan algunos minutos de pensamiento para aquél, con el cual no solucionaron conflictos y oposiciones. Si llegan a Trascender las oposiciones (que en esos momentos de Comunión, eso será fácil), entonces la Gracia y el Perdón los invadirá, e invadirá también al que está del otro lado de este vínculo. Sustituyendo al vínculo de servidumbre por la Libertad de la Gracia y el vínculo de Comunión, en el Amor y la Unidad. Eso está abierto, ya que están en el Tiempo de la Consolación y están en el Tiempo que precede al Gran Anuncio. Entonces, les corresponde manifestar vuestra Intención.

Recuerden también la Humildad y la Simplicidad. Recuerden la Puerta Estrecha. Recuérdense también que la Unidad, que debe ser la base de cada una de vuestras relaciones: sólo la personalidad combate, solamente la personalidad encuentra para repetir una relación, cualquiera que sea. Sólo el ego quiere meterse a través de la Comunión y la Unidad, que está omnipresente sobre la Tierra. Por supuesto, lo que el mundo les da a ver (en sus características sociales, políticas, económicas y geofísicas) puede parecerles, en la mirada de la personalidad, es totalmente lo opuesto, o a la inversa. Algunos miedos pueden remontar en cuanto a vuestro propio devenir, en cuanto a vuestras propias preocupaciones de este cuerpo y de vuestra vida. Recuerden que el CRISTO, la Gracia, es la única certeza Interior con relación al desarrollo de todo lo que se produce en vuestro Presente. Es la única manera de prepararse para vivir vuestra Unidad en totalidad.

Entonces, la Llamada que traigo a ustedes, a vuestra Conciencia, es recordarles (a cada minuto, a cada respiración) el Amor, la Gracia y la Unidad. No solamente en ustedes, sino en el conjunto de la Creación. Si están en esta Creación que es la Tierra, aún en esa Dimensión, es que tienen que trabajar, y la única obra que tienen que manifestar, es crear esta Gracia y esta Comunión a cada respiración. Piensen en cada ser, cualquiera que sea, incluso el más abyecto según la personalidad, en la Gracia que puede comunicarse a este ser y a la Comunión de Gracia que pueden establecer con cada uno. No hay más barreras, los Planos separados se terminan, hay por lo tanto una Unificación de la Conciencia que está en curso. Esta Unificación, hay también que vivirla, mucho antes de la Ascensión, mucho antes del momento Último del Alumbramiento de la Tierra, ya que eso está abierto para ustedes. Y cada paso que dan, en vuestra Presencia misma, en cada paso que dan cada vez más, en esta Gracia y en esta Comunión, constatarán por ustedes mismos los frutos que generan, en ustedes como en vuestro peor enemigo.

El tiempo ha llegado de amarse los unos a los otros, en totalidad, no haciendo caso de ninguna separación, no haciendo caso de ninguna oposición, no haciendo caso de toda diferencia. Inúndense de Gracia e inunden de Gracia este mundo, ya que la Gracia está entre ustedes y la Gracia está en ustedes. Ella sólo tiene a ustedes para hacerla realidad a cada minuto, en cada respiración de vuestra Presencia, acelerando por tanto, los momentos de júbilo del Alumbramiento de la Tierra, y el momento en que dirigiré mi Llamada formal al mundo.

Entonces trabajen, no se detengan nunca, no paren de comulgar con esta Gracia, de establecer esta Gracia, de vivir en la Gracia. Envíen la Conciencia de la Comunión hacia ustedes mismos y hacia el conjunto de la Creación. No se separen más de lo que sea o de quienquiera, tanto como de vuestro medio ambiente más cercano, como del medio ambiente más amplio y el más alejado, dimensionalmente o del lado opuesto de la Tierra. Ya que todo es Uno, y eso es realizando, por la Conciencia de eso, que van a manifestar la Gracia. Y que esta Gracia va a poder afectar a algunos de ustedes, que aún no han sido afectado, o para los que no Vibran aún en la Gracia. Están, más allá de los Sembradores de Luz y los Ancladores de Luz, son los Proveedores de la Gracia. Son los que llevan la Palabra, pero no la palabra estéril, sino la Palabra de Vida, la que dice: Ama, ya que eso es tu única Conciencia, es tu única Presencia y es tu única Verdad. Poco importa lo que otro recibe o no (a vuestro modo de ver) ya que la Gracia es accesible a cada uno. Incluso el peor de los enemigos de la Luz es sensible a la Gracia, ya que la Gracia permite transformar la Conciencia y de Volver la Conciencia de un momento a otro. Los remito a algunas historias que han sido contadas, por los que siguieron a mi Hijo durante Su vida.

Ya que, a partir del momento en que aceptan la Gracia, ésta les inunda y les llena. Dado que son la Gracia, para los de entre ustedes que despertaron unas o más de vuestras Coronas y que Vibran en la Vibración de la Unidad, son de ahora en adelante la Gracia. Y por la Gracia, establecen la Comunión de Corazón a Corazón, del Corazón del Uno al Corazón de todos. Al colocarse en el centro de los Cuatro Pilares del Corazón, van a poder realizar esta Acción desprovista de toda acción/reacción, de toda voluntad de recibir agradecimiento o cualquier cosa, porque la Gracia es: un agradecimiento en sí misma. Por lo tanto, manifiestan la Gracia. Que el conjunto de vuestros gestos, que el conjunto de vuestros actos, y de vuestros pensamientos, que el conjunto de lo que Son no haga más que traducir la Gracia de vuestra Presencia. Para que el otro, encuentre la Gracia de su propia Presencia. Esto está ahora abierto, y es esto lo que les conviene realizar.

Los que tienen la oportunidad de conocerse entre los Despiertos pueden también, desde ahora, comenzar a agruparse en Conciencia, con el fin de manifestar la Conciencia de la Unidad, con el fin de conectarse en la Gracia. Ampliando, por la misma, la red de la Gracia para el conjunto de las Conciencias de la Tierra y para la Tierra misma. Permitiendo también reforzar nuestro Enlace y nuestra comunicación, por medio de la cual podremos, más firmemente, manifestar nuestra Presencia, manifestar nuestro mensaje y nuestra Intención. De todo Corazón, estamos con ustedes y de todo Corazón, les acompañamos en estos momentos. Como se lo hemos dicho, unos y otros, las unas y los otros: estamos en ustedes, estamos con ustedes y estamos a vuestro lado, con el fin de compartir y comulgar en la Gracia reencontrada de la Unidad. Dejen morir lo que debe morir, en ustedes como en otras partes. Dejen morir, también, en vuestro peor enemigo, esta animosidad que se eleva entre ustedes. La Gracia permite solucionar todo eso y les evitará entrar en la acción/reacción, con el fin de vivir la Acción de Gracia.

Es a eso que se les Llama. Es en ese momento, que el CRISTO vendrá como un ladrón en la noche, porque ustedes serán un número suficientemente importante de Conciencias sobre esta Tierra, que habrán manifestado la Conciencia de la Comunión, la Conciencia de la Gracia. Y en consecuencia, habrán reforzado la Conciencia de la Unidad planetaria. Es tiempo de poner fin a todos los diferendos. Es tiempo de poner fin a todas las cóleras. Es hora de poner fin a todo lo que no es la Alegría, a todo lo que no es Paz, a todo lo que no es Tranquilidad. Más allá de vuestros ejercicios, una vez más; más allá de todo lo que conocen y viven, vayan hacia esta Gracia, proclamen y declamen la Gracia, y háganla dar la vuelta. En ese momento, la Acción de Gracia se establecerá en ustedes, y por supuesto también en vuestro entorno, cercano o más lejano. Es eso que deben ahora, manifestar. Es eso que debe, ahora manifestarse. Es eso, que ahora debe Crearse. Se convierten, como se ha dicho, en los Creadores de vuestra propia Realidad. Y ésta Realidad es Única: ella es Amor y Gracia, ella es Unidad, ella es Presencia. Es eso que deben trabajar, y este “deben” no es un deber, es una certeza Interior de vuestra Conciencia, ya que constatarán rápidamente los frutos que eso aporta, al mundo como a ustedes mismos.

El conjunto de la Tierra se despierta, hoy. El conjunto de las Conciencias humanas, incluso en las vías limitadas de la reacción, se Despiertan en un movimiento que va a ir creciendo cada vez más, para el Retorno a la Unidad, la Vuelta a la Multdimensionalidad, el final de la ilusión, y el final del sufrimiento. Entonces, participen y aportan vuestra piedra de la Gracia, vuestra piedra de la Comunión, en el conjunto del edificio, ya que son, a la vez una piedra del edificio y la totalidad del edificio. Es tiempo ahora, de construir la Nueva Iglesia, la que los conduce a vivir la Unidad de la Conciencia y de la Gracia de la Conciencia, más allá de toda capilla, más allá de todo dogma y toda creencia, pero solamente en la vivencia real del Amor y de la Gracia.

He aquí el mensaje que tenía que entregarles, hoy. En poco tiempo, vendrá a ustedes el Arcángel MIGUEL ya que él también, como Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales, completará lo que les dije, a su manera (ver la canalización de MIGUEL del 15 de Octubre). Por mi parte, les transmito todas las Gracias posibles. Volveré en cuanto el momento sea necesario, con el fin de proseguir lo que les dije hoy. Si hay en ustedes espacios de cuestionamientos, y solamente con relación a lo que acabo de pedirles y de afirmar a ustedes, entonces, yo les escucho.

Pregunta: Usted evocó el hecho de agruparse entre Despiertos. ¿Qué conviene hacer?
Bien-amado, la reagrupación de los Despiertos es una reagrupación en Espíritu. El ignora la distancia. El ignora el tiempo. Basta, para eso, que piensen los unos en los otros, no para añadir un pensamiento hacia el cual vuelven a vuestra Conciencia, sino para emitir la Gracia. Eso funciona incluso para un Jefe de Estado, eso funciona para el peor enemigo y funciona, por supuesto, para todos vuestros prójimos. No pidan nada, no impongan nada, sino establézcanse en la Gracia y en la Comunión. La conducta a tener con relación a eso, es simplemente comulgar con la Gracia. No hay reagrupación en sentido físico, hay una reagrupación de los Espíritus, en la misma Intención. Estén seguros que a través de lo que dije aquí, muchos seres humanos sobre la Tierra van a comenzar a volver a su Conciencia en torno a ellos, sobre sus prójimos o sobre los menos cercanos, sobre sus enemigos, al otro extremo del planeta, y eso va a crear un campo de Gracia extremadamente particular.

Lo que conviene hacer, es emitir la Gracia, pedir a la Gracia y Ser la Gracia. A partir del momento en que se alinean, a partir del momento en que una de las Coronas Radiantes se activa, e incluso en los espacios de Alineamiento, intenten pensar algunos momentos en una persona, en dos personas, en un grupo de personas (un enemigo, un amigo, en el marido, en una mujer, un hijo, qué más da) pero despliegan, lo más posible, esta Gracia en los momentos de Comunión. Y constatarán entonces el efecto de la Gracia en vuestra vida, y en la vida de estos Seres. No hay sobre todo, nada que pedir para estos seres, ya que cada ser humano es libre, pero pueden proponer la Gracia. Ya que la Gracia hace su camino: la vean o no, ella estará activa, en cada Conciencia, así como sobre la Tierra. Elijan los momentos en que están en Paz y en tranquilidad, para reforzar esta Paz y esta tranquilidad, emitiendo la Gracia, llevando la Atención sobre alguien o algo, pero sobre todo sin pedir nada, con el fin de no obligar a éste algo o a ésta Conciencia. Sino simplemente emitiendo la Gracia y la Conciencia de la Comunión, dejando actuar a la Inteligencia de la Luz, en ese momento. Constituirán así una malla extremadamente importante, que se volverá, de día en día, y rápidamente, cada vez más perceptible. Permitiéndoles poner fin al aislamiento, de poner fin real y concretamente, al encierro de la conciencia disociada. Ayudarán así en el Alumbramiento final de la Tierra y ayudarán así a la manifestación de nuestras Conciencias en vuestros Cielos. El momento ha llegado de realizar eso, porque ustedes condujeron una serie de procesos, hasta el presente, que a su manera, actúo para llamar a la Luz Adamentina, a reforzarla, a condensarla y permitirle ser cada vez más importante. Deben, ahora, manifestar la Gracia, para ustedes y también para el conjunto de la Tierra. Entonces, demanden la Gracia, establézcanse en la Gracia y, ahí en ese momento Comulguen y eso será eficaz. Esto no es una proyección, esto no es un deseo o una voluntad, sino más bien, como lo dije, un estado de gracia y de Comunión.

No tenemos más preguntas, le agradecemos.
Amados Hijos, Hijos de la Gracia, toda la Gracia y todo el Amor está con ustedes, ya que eso es vuestra naturaleza. Volveré de nuevo, como lo dije, en un momento oportuno. Dentro de algún tiempo en este mismo día, se expresará el Arcángel MIGUEL, para otras informaciones Vibratorias. Por mi parte, los bendigo y Comulgo en vuestra Presencia. Hasta pronto.

… Efusión Vibratoria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada