AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 31 de octubre de 2011

ANAEL 24 octubre 2011 con audio



El peor de los personajes podrá hacerse el más santo de los personajes. El más santo de los personajes en devenir podrá renunciar a hacerse santo. Esto forma parte de los ajustes últimos de la Luz, que os conviene no juzgar, que os conviene no condenar sino simplemente asentir y aceptar ver cara a cara (sea en torno a vosotros, cerca o menos cerca).
Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

audio

Yo soy ANAEL Arcángel. Amados Niños de la Luz, amadas Semillas de Estrellas, que la Gracia, el Amor y la Unidad se establezcan entre nosotros. Vivamos en primer lugar, un espacio de Comunión.

... Efusión Vibratoria...

Amadísimos Niños de la Ley del Uno, mí venida entre vosotros está dictada por la asamblea de los Arcángeles, llamado Cónclave. Así, vengo a expresarme por mi Presencia, mi radiación y mis palabras, entre vosotros, a fin de explicitar lo que muchos de vosotros han comenzado (o van a comenzar) a experimentar concerniente a ese mecanismo de pasaje de la conciencia actual a la Conciencia nueva.

No volveré sobre los mecanismos de la Conciencia nueva, esto se os ha revelado y enseñado de diferentes formas. Yo no hablaré tampoco de vuestra conciencia actual, porque ésta, la conocéis. Pero desarrollaré sobre todo, lo que durante este periodo, pueden pareceros las etapas y los jalones concernientes al pasaje de la una a la otra. Pasaje que puede hacerse en los dos sentidos, por el momento. Pudiendo manifestarse en lo que vivís, como en vuestro cuerpo, como en vuestro entorno, por ciertas modificaciones más o menos agradables, más o menos felices que revelan el paso de la una a la otra.

El paso de la conciencia fragmentada a la Conciencia Turiya, se acompaña de ciertos mecanismos Vibratorios pero también por ciertos mecanismos que os ponen frente a lo que existe en vosotros todavía, que pacificar y liberar. La época de ese pasaje que estáis a punto de vivir, toma ahora su última vuelta, para que os ajustéis lo más cerca de la Vibración KI-RIS-TI,  de la Luz Blanca y de vuestra Unidad. Esto no será sin inconveniente, ya sea en vuestras estructuras, como también a través de las idas y venidas de vuestras diversas experiencias de conciencia. Así, durante este periodo, muy precisamente llamado Choque de la humanidad, se despliegan en vosotros, como fuera de vosotros, en la misma sincronía y en la misma manifestación, ciertos elementos que os llaman a volver a pasar la Puerta Estrecha, en ese tercer pasaje, recordando de alguna forma, el pasaje ligado a la Apertura de la boca, realizado por el Arcángel Uriel durante vuestro mes de diciembre del año precedente.

En adelante, vuestra conciencia va a experimentar las idas y venidas. Esas idas y venidas no son para muchos de vosotros, un descanso. Traduciéndose por supuesto, por desfiles de signos físicos muy variados, extremadamente intensos. Pasando por momentos de conciencia completamente obliterada, concerniente a la conciencia ordinaria, sin que por eso viváis la Conciencia nueva. Haciendo que os planteéis cuestiones sobre vuestras recuerdos, que os planteéis cuestiones sobre el mantenimiento de vuestras actividades, que os planteéis cuestiones sobre vuestro propio cuerpo y sus propias sensaciones, a veces invasoras, con modificaciones térmicas, dolores diversos y variados, que se localizan en la Puertas o en las Estrellas, así como la alteración de vuestros ritmos de sueño, percepciones Vibratorias que sobrevienen cada vez más fuertemente (independientemente de vuestros espacios de Alineamiento, de vuestros espacios de conexión y de vuestros espacios de Comunión). Esto puede manifestarse también en vuestra esfera psicológica, por resucitar los últimos engramas, ligados a los últimos miedos, esos llamados ataduras colectivas (ndr: ver rúbrica “protocolos a practicar”), pero de manera mucho más aguda, de manera mucho más intensa y breve que lo que algunos de vosotros habéis podido vivir hasta el presente.

Así, en este intervalo de tiempo y con los pasos, pueden manifestarse con una agudeza cada vez más viva, algunos elementos y sentimientos particulares, que revelan los diferentes miedos que todavía manifiesta la personalidad, en la conciencia actual y que de alguna forma, impiden vuestro acceso a la Conciencia nueva. La palabra clave de esos bloqueos temporales y limitados (aunque su intensidad pueda pareceros a alguno de vosotros, extremadamente difícil de superar) tiene por nombre “el miedo”. Los cinco miedos arquetípicos resultan directamente de vuestro encierro en esta ilusión, os ponen justamente, frente a los miedos de perder la mencionada ilusión. Sobre todo a aquellos de vosotros que no han vivido todavía, el acceso total a su Unidad en el cuerpo de Êtreté. Pero incluso para esto, existe un mecanismo de Paso en Revisión que os lleva poco a poco, a aceptar ver cara a cara, vuestros últimos miedos. A aceptar ver cara a cara vuestras últimas limitaciones, vuestros últimos encierros, para liberaros de manera total y definitiva, ante el advenimiento completo y colectivo de la nueva Dimensión.

Cómo sabéis y como os hemos repetido (hace ya muchos meses de vuestro tiempo Terrestre), los mecanismos de Ascensión están en marcha. Se han puesto en marcha a título individual, más o menos rápidamente, llevándoos y confrontándoos a vivir los últimos miedos. Pero hoy, esos últimos miedos están llamados a manifestarse en la colectividad humana, poniendo fin a la Ilusión pero también, poniendo fin a vuestras propias dudas y reactivando en consecuencia, todos los miedos inscritos en esas ataduras colectivas.

En primer lugar, el Pasaje de la Puerta Estrecha, el Abandono de la personalidad, el miedo de la pérdida material, el miedo a la muerte, el miedo de perder el cuerpo, el miedo de perder lo que es de este mundo. Viene después, el miedo afectivo en resonancia directa con el miedo de la privación afectiva, para aquellos que no conocen lo afectivo totalmente libre, de los Mundos Unificados y viven en el cuerpo e Êtreté. Viene después el miedo del Abandono y de la pérdida que os conduce en definitiva, a Abandonaros totalmente a la Luz, porque nadie puede luchar con su personalidad, contra el miedo al abandono y a la pérdida. Solamente el Abandono a la Luz total (tal como lo definí hace algunos años), os permitirá transcender este último miedo. Después se manifestarán el miedo a la muerte en sí misma y el miedo del fin en sí mismo. Esto os lleva a considerar y a concienciar en la conciencia ordinaria que la muerte no es un fin, sino más bien el inicio de un nuevo mundo, de una nueva Dimensión y de una nueva cualidad de vuestra conciencia, experimentando la libertad más absoluta de crear lo que os parezca bien, de ir donde os parezca, en vuestro cuerpo de Êtreté, para no estar ya limitado por cualquier encierro y por cualquier miedo. El resurgir transitorio, efímero, más o menos importante, puede traducirse por el despertar de algunos síntomas, en vuestros cuerpos.

Muchos de vosotros percibís las Vibraciones ligadas al Sonido de Cielo, las Vibraciones del alma, las Vibraciones del Espíritu, las Vibraciones del núcleo central de la Tierra, así como la Vibración de la ionosfera que se manifiestan en el cuerpo y revelan una revolución y un cambio completo de paradigma de vuestras vidas. Es a esto a lo que tenéis que hacer frente, no luchar u oponeros sino más bien, anclar todavía más la Luz e irradiar la Gracia, manifestar la Gracia y la conciencia de la Comunión. Únicos medios de extraeros y de extirpar los últimos miedos inscritos de manera indeleble en la personalidad, sean los que sean. Cualquiera que sea vuestra etapa de avance en el despliegue de la Luz Una y Unitaria, cada uno de vosotros debe despojarse totalmente de sus últimas ataduras, sean las que sean. Y esto debe vivirse en conciencia, a fin de liberaros aquí mismo, de todo lo que pueda representar un síndrome de duelo, sea el que sea, cuando llegue el momento, cuando la colectividad humana deba hacer frente a la llegada total de la Luz sobre la superficie de este mundo, desvelándoos la nueva banda de frecuencias de Vida y llamándoos a estableceros en la nueva Vida.

Esto está en marcha de manera individual, pero vendrá un instante y un momento, memorables entre todos, que permita a la colectividad (en su conjunto, humano y no humano) tomar conciencia de la Verdad de la Luz. Ese mecanismo del que no conocéis la fecha, como Él os dijo: “Él vendrá como un ladrón en la noche”. La Luz Cristo llegará en un momento preciso de esta época de la humanidad, en los tiempos extremadamente cortos en términos terrestres, que no debéis preparar por cualquier anticipación, sino más bien por una actitud interior justa y totalmente Unificada de vuestra Conciencia, haciéndoos aceptar ver y mirar vuestros propios límites, vuestros propios miedos, para entender que no sois ni esos límites, ni esos miedos y que la única forma posible y considerable de transcender esto es aceptar el paso de la Puerta Estrecha, vuestra propia Crucifixión y decir, como el Cristo: “Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu, porque todo está cumplido”. En ese momento, vuestra alma se volverá totalmente hacia la Vibración del Espíritu Unitario, la Vibración del Padre o de la Fuente, en vosotros. En ese momento accederéis al estado de la Unidad, en su más grande Gracia y en su más grande magnificencia. Todo no estará terminado por cierto, aunque todo está cumplido.

Os quedará por hacer un camino, durante un periodo muy preciso que permitirá a todos los Despiertos, estén donde estén en esta Tierra, recibir completamente los códigos Vibratorios que hacen generar la nueva Vida, sea la que sea vuestra Dimensión de destino (en cualquier caso, en los Mundos Unificados). Durante este periodo es cuando todos vuestros Hermanos y Hermanas, como os ha pedido María y como os ha pedido Miguel, van a tener necesidad de vuestro Amor, de vuestra Luz y de vuestro Servicio. No tenéis que decidir ayudar a tal o cuál (donde esté en la Tierra) sino, más bien, comulgar esta Gracia entorno a vosotros, provocar un impulso de Gracia, por vuestra simple Presencia amante, alineada en el Corazón, en la Vibración del Espíritu. Así, obraréis en vuestra última tarea en esta Dimensión que se acaba ahora, a grandes pasos. Los signos, como Miguel os ha dicho, serán innumerables en vuestros Cielos pero, de igual forma, en vuestros cuerpos. El aumento de los Sonidos del Cielo y de la Tierra, así como el Sonido del alma y del Espíritu, perceptibles por muchos de vosotros, son de ahora en adelante la señal que os dice que os preparéis a vivir lo que hay que vivir, para establecer de manera colectiva, la nueva Conciencia.

La preparación es ahora, nada que hacer con la fecha de mañana o pasado mañana. Os llama a Abandonaros a la Luz, a fundiros en la Unidad, a fundiros en la Gracia, en el Merkabah Interdimensional colectivo, a reunificaros unos a otros, en la Paz, en el Amor y en la Unidad. En estos tiempos problemáticos (en sentido de la personalidad individual como colectiva) es cuando deberéis mostrar y demostrar vuestra aptitud para vivir en la Luz. Permitiendo por vuestros pasos de la conciencia actual a la Conciencia nueva, entrar cada vez más en los dominios de la Gracia, en los dominios de la Alegría, en los dominios de la Unidad y en los dominios de la Fraternidad verdadera. Lo que os aparezca, en la Visión justa (sea la visión eterica, la visión del Corazón o cualquier otra visión ligada al acceso a la Unidad), debe permitir que permanezcáis estable (sea lo que sea, que se os revele,  sea a lo que sea que ataña a vuestras vidas). Cualesquiera que sean las personas que intervengan por la Visión justa, no tenéis ni que reaccionar, ni condenar sino simplemente Ser e irradiar en la Luz de la Unidad, la Presencia y la Gracia. Porque gracias a esta Presencia y a esta Gracia es cómo vais a poder establecer la Comunión y liberaros justamente, de lo que yo he llamado los últimos miedos colectivos, ligados a la colectividad humana.

Pasar de ese estado de la conciencia actual a la Conciencia nueva, con esas idas y venidas, es vuestro último desafío a realizar y a concientizar en este mundo, para vivir la Liberación total de la humanidad, en tiempos extremadamente cortos en términos humanos. Durante este periodo es cuando se os pedirá al máximo, recordándoos las palabras de Cristo: “a aquél que se le ha dado mucho, se le pedirá mucho”. Y lo que se os pide es haceros Transparentes a la Luz, estableceros más y más en los cuatro Pilares del Corazón, a fin de que la Luz abra y actúe a través de vuestra simple Presencia en esta Tierra, sin ninguna acción de voluntad, sin ningún determinismo y sin ninguna acción de la personalidad, en vosotros. Con esta condición es como os hacéis la Conciencia Luminosa de la Unidad, como el cuerpo de Êtreté se revelará a vosotros en su totalidad, en su Vibración, en su Alegría, en su Fuego, haciendo que preparéis, de manera anticipada e individual, la venida del mecanismo colectivo llamado Transcendencia de la humanidad. Las Bodas de Luz están irremediablemente en marcha. Ellas se manifiestan en vuestras vidas por la aceleración de un ciertos  procesos, tanto Vibratorios que revelan los ajustes últimos a realizar en vuestras vidas, lo que os permite estar los más cerca de la Gracia, lo más cerca de la Unidad y lo más cerca de la Verdad.

Durante este periodo os corresponde no buscar comprender, os corresponde no buscar exteriorizar cualquier reacción sino más bien, dejaros alimentar en la Luz Una, en la Luz de Gracia, en la Luz de la Verdad. Es la única forma en que os es posible devenir Transparentes y manifestar esa Transparencia. Esto demanda por vuestra parte, una Humildad y una Simplicidad a toda prueba. Esto pide por vuestra parte, un asentimiento a vuestra Crucifixión, haciendo que toméis conciencia de las ilusiones en las que estabais aun atrapados en este mundo, habiendo participado de todas formas, en una vida calificada de conciencia ordinaria y normal, en tanto que la Liberación no había llegado. Algunos de vosotros, entre los Despiertos, que habéis sido contactados por la Luz, le volveréis la espalda a su mirada y su conciencia de la Luz. En ningún momento debéis juzgar esto. Recordad la libertad absoluta de cada uno de vuestros Hermanos y vuestras Hermanas humanos, cualquiera que haya sido su camino hasta el momento. El peor de los personajes podrá hacerse el más santo de los personajes. El más santo de los personajes en devenir podrá renunciar a hacerse santo. Esto forma parte de los ajustes últimos de la Luz, que os conviene no juzgar, que os conviene no condenar sino simplemente asentir y aceptar ver cara a cara (sea en torno a vosotros, cerca o menos cerca).

Acordaros que la Luz confiere la Libertad de aceptarla, o de volverle la espalda. La Ley de la Unidad y los Hijos del Uno, no pueden más que aceptar esta Ley de Gracia, esta ley de libertad absoluta de cualquier conciencia.  Para vosotros es la única forma de renunciar a la Ilusión de este mundo. Para vosotros es la única forma de renunciar a todo poder sobre cualquiera, para manifestar vuestro propio poder. Ese de vuestra maestría de Luz, a fin de pasar de los Niños de la Ley del Uno, a los Maestros de la Luz del Uno. Así, realizaréis y finalizaréis vuestra Ascensión en esta Dimensión. En la medida de vuestra Transparencia, constataréis que en Verdad, os haréis Transparentes para aquellos que han decidido permanecer en las densidades bajas. Tampoco aquí tenéis nada que pedir, nada que juzgar, no tenéis nada con lo que estar en contra sino simplemente asentir a la Libertad de cada conciencia. La superposición de esta Dimensión con la nueva Dimensión o si lo preferís, de la conciencia actual con la Conciencia nueva, se realizará ahora de manera individual, de manera cada vez más evidente, pero también de manera gradual y cada vez más evidente para toda la humanidad, precediendo un poco la Estrella que anuncia la Estrella. Precediendo un poco los últimos vuelcos de este Planeta, que se evidencian en el acceso a la Unidad, en la eterización del planeta, en la sacralización del planeta y el retorno a vuestra Libertad y a vuestra Unidad.

Durante ei periodo crucial y último, de este último giro, es cuando contamos con toda la humanidad (Despierta o no Despierta a la Unidad) para decidir y asentir a la Luz. Porque nadie podrá sustraerse, nadie podrá evitar vivir la Boda de Luz, cualquiera que sea su futuro ulterior. La Boda de Luz se ofrecerá a cualquier conciencia, aunque por el momento sea la más alejada de la Luz, para marcar cada conciencia  con su sello de la Liberación y del retorno a la Unidad, posible a cada instante. Nosotros os damos las gracias en nombre del Cónclave, por haber obrado para anclar la Luz del Uno, por haber despertado las Lámparas (vuestros chakras), por haber iluminado vuestras Coronas y por haber despertado, aquellos de vosotros que lo habéis realizado, vuestra Kundalini llamada Canal del Éter. Queda ahora terminar la obra de vuestra Unificación, tanto a título individual como colectivo. Acordaros que, durante este periodo, la única cosa que se os pide, es manifestar el estado de Ser adecuado a la Gracia, el estado de Ser adecuado a vuestra propia Presencia, sin dirigir nada, sin comandar nada y sin pedir nada más que el establecimiento de la Luz, en vosotros. Durante este periodo es en el que se os demuestra (y se os pedirá demostrar) que la Inteligencia de la Luz está actuando, en vosotros como en este mundo, a fin de disolver de manera definitiva, las últimas Sombras en vosotros como en este mundo de superficie.

Todos vuestros Hermanos Intra terrestres, a través de su reunión geodésica de las veinticuatro Conciencias Unificadas, ahora han terminado su obra y han dejado actuar libremente, el núcleo de la Tierra, para restablecer a su origen las rejillas magnéticas en la Tierra, permitiendo la expansión final de la Tierra a nivel de su eterización, a nivel de sus cambios de forma, de sus cambios de continentes, de masas hídricas, así como su inclinación de polos, ahora en marcha. Bien amados Niños de la Ley del Uno, he aquí el anuncio formal que yo os retransmito, en nombre del Conclave Arcangélico, en este día preciso. Yo permanezco ahora, por supuesto, presente entre vosotros, no solamente por vuestro alineamiento cotidiano sino sobre todo y, tenemos tiempo, para responder a vuestra última cuestión concerniente a este proceso de Paso de la conciencia actual a la Conciencia nueva, a título individual como a título colectivo. Bien amados Niños de la Ley del Uno, os doy las gracias por vuestra escucha, os agradezco la Gracia de vuestra Presencia y yo estoy ahora, a vuestra escucha.

Pregunta: yo desearía daros las gracias a mi vez, simplemente.

La comunión es un agradecimiento dirigido a la Fuente, a la Unidad y al Amor, por la Gracia de la Luz. Que así sea y así es.

Pregunta: ¿los protocolos dados por usted y por otros participantes, siguen siendo útiles?

Bien amado, puede ser. Todo depende para cada uno, del lugar de vuestra conciencia donde estéis. Es por supuesto, lícito utilizar todo lo que os hemos proporcionado (en particular, los Ancianos y las Estrellas) concerniente a las diferentes técnicas, si se puede llamar así, que os permiten acercaros a vuestra propia Unidad. Lo que yo os pido simplemente entender, es que la Luz es omnipresente: ella está aquí. Os queda simplemente concienciaros y lo hacéis de manera muy simple, desde el instante en que vosotros mismos penetráis, de la manera más sencilla, la Vía de la Infancia y vuestra propia Simplicidad. Desde ese instante, no tendréis más necesidad de ningún ejercicio, de ninguna técnica, de ningún Alineamiento porque estaréis alineados, permanentemente en la Gracia y en la Luz. Pero no está prohibido, ni desaconsejado utilizar los medios que juzguéis buenos para acercaros a esta Gracia.

Pregunta: ¿podría precisar lo que vosotros llamáis: comulgar con los otros y con la Merkabah Interdimensional colectiva?

Amadísimo, las precisiones que yo daré son muy simples. Vosotros sabréis que comunicáis cuando viváis la Gracia de esta mencionada Comunión. Porque la Comunión es una Gracia. No es una decisión intelectual  o mental, que os lleve a decir: “voy a comulgar con tal conciencia”. Es simplemente la apertura a la Conciencia nueva, el Alineamiento a vuestra izquierda, de realizar esta Gracia de Comunión. Esto no es un protocolo o un ejercicio, sino simplemente, durante vuestros periodos de Alineamiento (ya sean colectivos a las 19 h, o durante vuestros espacios interiorizados), emitir, solo durante unos segundos, un acto de Gracia y de Comunión sin ninguna voluntad. Sea para toda la Tierra, sea eventualmente para una conciencia que haya hecho la petición  consciente, sea por una conciencia que no conocéis, o que conocéis, pero que no ha hecho la petición. Porque en ese momento, no se trata de una violación de la Libertad sino que se trata simplemente, de una proposición de Luz, sin pedir nada más. Si el contacto de la Gracia de la Comunión se establece, entonces lo sabréis instantáneamente por el Fuego del Corazón. Si esto no se produce, entonces cambiad de pareja o, si lo preferís cambiad de objetivo, siempre sabiendo que esta noción de objetivo no es de ninguna forma una acción de vuestra voluntad de hacer lo que sea, en el otro o al otro. No es cuestión de violación de la Libertad individual sino más bien, de una Gracia que proponéis a cualquier conciencia. Ésta, por supuesto es libre de aceptarla o rechazarla. De igual forma que desde algunos años, mucho antes de las Bodas Celestiales, los descensos de Luz se han acogido por un número cada vez más grande de seres humanos, sin saber ellos mismos que esto correspondía a la Luz. La percepción Vibratoria que ha llegado en un momento dado, les ha confortado en el establecimiento de esta Luz, de esta transformación en ellos mismos. Hoy, la transformación (acabada para muchos de vosotros) os conduce a poder vivir esta Comunión, a poder vivir esta Gracia, a proponerla sin indisponer. Es pues, justo un acto de conciencia, sin enredarse en ningún ejercicio, en ningún ritual, en ninguna proyección sino simplemente, una demanda a la Luz de establecer la Gracia, sin ocuparse del resultado. Pero si el resultado está, lo sentiréis instantáneamente, por un estado de Comunión de Corazón a Corazón. Del Corazón del uno, al Corazón de todos, y del Corazón de todos, al Corazón del uno.

Pregunta: ¿la utilización de los cristales sigue siendo útil hoy?

Amadísimo, no es posible responder de manera global a esta cuestión. Cada conciencia es profundamente diferente en su Despertar a la Luz. Algunos, repito, viven la Gracia sin incluso haber pedido nada. Y otros, perseveran en ciertos elementos de búsqueda, sin vivir la Gracia. Cada ser humano es diferente. La Gracia no se vive más que cuando los cuatro Pilares del Corazón se han instalado: Humildad, Simplicidad, Transparencia y Pobreza. Nadie puede penetrar en el Reino de los Cielos si no se hace como un niño. Todo conocimiento esotérico, todo conocimiento (en el sentido oculto) no es más que una proyección de la conciencia en este mundo exteriorizado y de ninguna forma, una interiorización de la conciencia. Esto se os lo ha dicho hace ya algunos años, el Arcángel Jofiel, y os lo han confirmado muchos Ancianos: nadie puede penetrar el Reino de los Cielos por el conocimiento porque el Conocimiento es Interior. Cualquier conocimiento exterior no es más que una proyección exteriorizada de la conciencia y no conducirá jamás a la Luz y jamás a la Unidad. Ella os aleja cada vez más. Los primeros serán los últimos. Los últimos serán los primeros. Felices los simples de Espíritu, el Reino de los Cielos les pertenece.

Pregunta: ¿la abnegación en el pasado, puede bloquear el acceso a la Infancia y la Simplicidad?

No existe ningún obstáculo de edad, de karma, de pasado o de futuro. La Luz de la Gracia está omnipresente, de ahora en adelante en este mundo. Cualquiera con el peor de los pasados puede hacerse un santo, tal como he dicho. Los únicos obstáculos se sitúan a nivel de la conciencia limitada o actual, es la que tiende a haceros creer que sois deudores de un error pasado, o deudores de una tara sea la que sea, lo que evidentemente, es totalmente falso.

Pregunta: ¿cómo definís la Pobreza?

Amadísimo, la Pobreza es sinónimo de Infancia. Es aquél que acepta abandonar todos los útiles de la personalidad, todos los conocimientos intelectuales, sean los que sean, a fin de volverse como un niño. Esta es la verdadera Pobreza, que no tiene nada que ver con cualquier estado financiero o económico.

Pregunta: ¿cómo hacer concretamente?

Aband0narse a la Luz. Abandonarse uno mismo. Aceptar morir, en la personalidad. Aceptar no ser nada, para ser Todo. No podéis ser Todo en el Cielo y todo aquí. Recordad al Cristo. Recordad algunos Ancianos que os han expresado de manera perfecta. Os han dicho todos aquellos que se han expresado, o aquellos que han dejado su testimonio: “lo que yo hago, vosotros lo haréis aun mucho más grande”, “lo que yo hago, lo hago porque soy el más pequeño entre vosotros, en este mundo”, “mi Reino no es de este mundo”. Mientras que exista en vosotros, una voluntad persistente en este mundo, no sois pobres. “nadie puede servir a dos maestros a la vez”. Es a esto, a esta Gracia, que viene a confrontaros la Luz, en su despliegue total sobre la humanidad. ¿Qué queréis ser? ¿Esta persona limitada? ¿Este cuerpo limitado? ¿O queréis ser la Totalidad? Pero no puede ser lo uno y lo otro. Es, o lo uno o lo otro. En este sentido, habrá rechinar de dientes. Todas las implicaciones de la perpetuación de la Ilusión, todas las implicaciones de la adhesión al mejoramiento de la personalidad, todas la implicaciones de la espiritualidad del alma (y no del Espíritu) harán rechinar los dientes en el momento en que la Luz se despliegue. Ese rechinar de dientes no es más que la distancia que cada conciencia ha puesto entre ella y la Luz. Todo lo que yo he podido expresar hace algunos años, concerniente al Abandono a la Luz, todas las enseñanzas transmitidas por la Estrellas y por los Ancianos, ha estado destinada en definitiva, a prepararos para las Bodas de Luz. El pasaje de la Puerta Estrecha, la Noche oscura del alma (tal como se ha expresado, desde hace unos meses), es la verdad estricta de lo que tenéis que vivir ahora. La Luz es un Fuego devorador. El Fuego del Espíritu os llama al Espíritu. Pero para vivir el Espíritu, no puede existir la mínima personalidad, el mínimo encierro, el mínimo miedo. Todo debe ser Abandonado y Crucificado, por el Espíritu. No podéis vivir y no podréis vivir, los dos a la vez. Será,  o lo uno o lo otro. Y de ese momento, de ese reencuentro último de la Luz colectiva con vuestra luz individual, resultará la frase que os hemos dado: “os será hecho muy exactamente según vuestra Vibración”. En ese momento preciso, algunos, sin ninguna preparación, pasarán la Puerta Estrecha. Algunos, a pesar de su preparación, no pasarán la Puerta Estrecha porque no es una cuestión de trabajo, no es una cuestión de veteranía sino una cuestión de Transparencia y de Claridad interior. Cada ser irá, muy precisamente, ahí donde le lleve su Vibración. Os hacéis co-creadores de vuestra realidad, de vuestra Verdad y de vuestro estado Dimensional. Comprended que la Luz, así como os hemos dicho, no juzgará jamás vuestro camino y vuestro destino en este proceso de Pasaje de la conciencia actual a la Conciencia nueva, a nivel del conjunto colectivo de la Tierra. Lo veis bien en torno a vosotros. Por todas partes en este planeta, por poco que os volváis hacia lo que pasa real y concretamente, muchos pueblos, ayudados o no, han querido los cambios. Muchos pueblos no quieren los cambios. Siempre ha sido así, incluso en la Ilusión de este mundo. Toda la cuestión está aquí: ¿“qué queréis ser”? Pero no podéis ser la Luz y ser la personalidad. La personalidad debe ser transmutada por la Gracia de la Luz y en su totalidad. Porque la personalidad solo se mantiene por la preexistencia del miedo, inscrita en vuestras estructuras y en absoluto en el Espíritu.

Pregunta: ¿esto significa que para alcanzar ese estado, es mejor no hacer nada?

Amadísima, esas son exactamente las palabras que se han empleado. No se puede hacer y Ser. Ahora, buscad el Reino de los Cielos y el resto os será dado por añadidura. No podéis hacer y Ser. Pero por el contrario, podéis Ser y hacer, a continuación.

Pregunta: ¿cómo Arcángel, tenéis realmente lo que nosotros llamamos alas?

Amadísimo, el desplazamiento interdimensional se efectúa sin ninguna ala. Pero la estructura de los cuerpos de Êtreté, sin ninguna excepción, incluye esas estructuras llamadas alas. Pero lo que vosotros llamáis alas (para volar, en este mundo, como los pájaros) están sin común medida con la Vibración de las alas. Las alas no permiten el desplazamiento. Son un medio simplemente Vibratorio que no está vinculado a una velocidad o un desplazamiento sino más bien a un cambio Dimensional, instantáneo. Los brazos y las manos para nosotros no son de ninguna utilidad, más allá de la quinta Dimensión. No tenemos nada que sostener ya que se nos ofrece todo.

Pregunta: ¿es posible como ser humano, sentir la presencia de alas inmensas?

Pero, amadísima, es la estricta verdad. La apertura de la puerta Ki-Ris-Ti de la espalda viene acompañada del desarrollo de alas etericas, para todo ser humano abierto, sin ninguna excepción.

Pregunta: ¿podría explicar la Transparencia?

Bien amada, la Transparencia es una cualidad Vibratoria de la conciencia que consiste en no detener nada, en no reaccionar a nada sino dejarse atravesar. En los mecanismos de la Transparencia, el impulso del Cristo es predominante. Les conduce a vivir esta Transparencia, procurando que la Fluidez de la Unidad se establezca, que las sincronicidades de la vida sean instantáneas. Nada puede  ser detenido por la personalidad que es transcendida por la Transparencia. Ningún obstáculo, ninguna enfermedad, ningún conflicto puede ser parado: no hace más que atravesar. Ya que, en ese momento, la Conciencia vive la Unidad y no puede identificarse con ninguna problemática, con ningún sufrimiento, con ninguna enfermedad y con ningún problema.

Pregunta: ¿qué llamáis la posibilidad de hacer, solamente después de Ser?

Bien amada, el hacer del ser humano desde la personalidad, es un conjunto y una consecuencia de acciones/reacciones. Trabajáis para tener dinero. Tenéis dinero para comprar comida. Tenéis dinero para cobijaros y podríamos multiplicar este ejemplo ad infinitum. Entonces hacéis, para tener. Por el contrario, a partir del momento en que se establecen en el Ser, y no en el hacer, nada os impide hacer pero las condiciones en las cuales hacen no son ya las mismas que antes. No hacéis ya, para  tener, sino que hacéis para Ser, aún más y en ese momento, la Gracia y la abundancia son el marcador de vuestra vida. No puede existir ya ninguna carencia, ninguna insuficiencia y ninguna privación. Ya que la Luz es abundancia, a partir del momento en que vosotros mismos sois Luz. Y es esta abundancia de Luz y de Espíritu lo que os permite vivir con la más grande de las serenidades y de manera más rápida posible, la Crucifixión, para renacer completamente en la nueva Conciencia.

Pregunta: ¿por qué se dice que María está en el Antakarana, a la izquierda?

Amadísima, el canal Marial de comunicación se estableció en el Antakarana, o puente de Luz uniendo el cuerpo, el alma y el Espíritu. Esta Cuerda Celestial es una comunicación interdimensional. Este canal Marial (o canal de las Estrellas) está vinculado a la activación de la Corona Radiante de la cabeza, en su totalidad. Se traduce en una comunicación entre este Antakarana (resultante de lo que se llama la ampolla de la clari audiencia), el punto IM (ndr: de la cabeza), el punto Unidad (ndr: de la cabeza) y el punto Unidad, del pecho. En ese momento, el canal Marial está perfectamente constituido, volviéndoles permeables a la Llamada de María, en el momento oportuno. Lo que está constituido en ustedes, de manera individual, está finalizando a nivel colectivo. Esto corresponde a la perforación de las tres envolturas aislantes de este sistema solar que en primer lugar, han hecho disolver el astral colectivo, el mental colectivo que está en curso y la esfera causal colectiva. El canal Marial es el mismo canal, sensiblemente, por dónde puede manifestarse el Ángel Guardián, sobre el hombro izquierdo. Esto se traduce para aquellos de entre ustedes que están Despiertos, en las dos Coronas Radiantes del Corazón y la cabeza, por la modificación muy clara, de los sonidos percibidos en las orejas.

Pregunta: ¿se puede haber vivido el pasaje de la Puerta Estrecha después de un periodo de desesperación durante el que uno se ha abandonado a “Dios”?

Ese ha sido el caso para algunas almas, en ciertos momentos. Pero es necesario diferenciar el Paso de la Puerta Estrecha por primera vez y el Paso de la Puerta Estrecha por tercera vez, donde la conciencia está establecida permanentemente, en lo que se llama la Conciencia Turiya o nueva Conciencia. El paso del que hablo no es el primer Paso, no es el primer Guardián sino que es el establecimiento de la conciencia de manera definitiva, en la Unidad. Y eso no puede cuestionarse, ya que la personalidad, el alma y el Espíritu que viven eso, están establecidos con certeza absoluta en su Unidad.

Pregunta: ¿una persona que acepta su muerte física hace el pasaje de la Puerta Estrecha?

Bien amado, aceptar la muerte no quiere decir aceptar la Unidad. Las almas que han vivido el Paso de la muerte (y en consecuencia que han perdido este cuerpo desde una serie de años) están en transición yo diría, esperando también, a su manera y en su esfera, el retorno de la Luz. Ya que sólo con el retorno de la Luz colectivo, tiene lugar la Crucifixión, con carácter colectivo. Las condiciones de la muerte habitual del humano, al final de la vida, no tienen nada que ver con el acceso a la Unidad. Sobre todo ahora. Todo dependerá, para estas almas privadas de cuerpo, de lo que ellas decidan en el retorno del Espíritu Cristo. Toda la humanidad será liberada, haya muerto o no, cuando llegue el momento. Pero una vez más, el destino de cada conciencia depende solamente del estado Vibratorio (para ustedes, aquí) de este cuerpo y su conciencia. Y para los que se ven privados de cuerpo, del estado Vibratorio del alma.

Pregunta: ¿las transformaciones de la Tierra se van a vivir por resonancia, en nuestro cuerpo?

Las vivís ya, algunos de vosotros. El último paso es la Crucifixión total, el baño de Luz final de la humanidad, llamado de manera humorística por el Comendador de los Ancianos, el asa-planeta. Todo lo que habéis vivido y viviréis hasta ese momento, no habrá sido ni será, más que una preparación para vivir el instante final. Comprended que es como si me pedís, en tanto que humanos que deben pasar por las puertas ordinarias de la muerte, si vais a llevar vuestro cuerpo en la muerte. ¿Qué podría responderos? El problema y el hiato enorme de la personalidad, es que ella es efímera y se cree inmortal y mientras que estéis en lo efímero, no podéis penetrar vuestra inmortalidad. Lo que es inmortal, no es la personalidad. Lo que es inmortal, no es este cuerpo. Lo que es inmortal, no es el alma. Lo que es inmortal es el Espíritu y solamente el Espíritu, correspondiendo o no a este cuerpo físico, no al alma, sino a lo que se ha llamado cuerpo de Êtreté. No podéis, como decía el Comendador, ser y seguir siendo una oruga con alas de mariposa: eso no existe. Vosotros sois o una oruga, o una mariposa y cuando llegue el momento, habrá que realizar: haceros vuestro propio creador de vuestra propia realidad. Esto no es una imaginación, sino un mecanismo que alcanza la totalidad de vuestra carne, de vuestro cuerpo y de vuestra alma. Recordad lo que os han dicho muchos místicos (entre los Ancianos o independientemente de los Ancianos). Recordad lo que os han dicho la Estrellas: todo lo que creéis que es verdad es un ilusión. La personalidad, el cuerpo en el que estáis es el Templo en el que se realiza la transformación. Pero si hay transformación de la oruga en mariposa, esto quiere decir que la oruga es efímera. Mientras que la mariposa espiritual es inmortal. Pero os es necesario dejar un estado para vivir otro estado. Y cuando digo que os hace falta dejar, no sois vosotros los que dejáis, es la Luz que, con su retorno, disolverá la totalidad de la Ilusión de este mundo. Y, según el punto de vista (como ha denominado el Comendador, según si vuestro punto de vista es el de la oruga o el de la mariposa), llamaréis a esto un drama o la Resurrección.

Pregunta: ¿las cosas serán más fáciles para aquellos que han muerto y no tienen ya cuerpo?

En absoluto. Algunas almas que han muerto a nivel de su cuerpo solo tienen un deseo, es el de volver a tomar un cuerpo en este mundo de carbono. No hay que creer que cualquier conciencia quiere volver a la Libertad. Toda conciencia aspira a un poco de libertad, siempre permaneciendo en prisión. Porque lo desconocido da miedo y el miedo está inscrito en el cuerpo, como en el alma.

Pregunta: ¿si no hay ni pasado ni futuro…?

Amadísima, esto no es verdad en el mundo en que estáis.

Pregunta: ¿…tiene usted la posibilidad de ver del devenir de cada uno?

A nivel del devenir de cada conciencia, hasta el extremo límite, la libertad es total. No podéis hacer superposición y adecuación entre el tiempo que vivís aquí, en esta Tierra y los tiempos Unificados. No puede haber coincidencia, exceptuado como hemos dicho y especificado hace poco tiempo, en el acercamiento de un calendario humano y de un calendario astronómico en resonancia con las fechas llamadas límite, correspondientes a los ciclos. Pero esto concierne a lo colectivo y no a lo individual.

Pregunta: ¿qué podría decir usted a alguien que empieza en este camino?

Que no hay nada que buscar. Que hoy, todo está presente en ti. Que no hay nada que comprender. Que no hay nada que practicar. Que no hay nada que buscar. Solamente hay que Ser. Y Ser significa: no existir más en el pasado, no existir más en el futuro, llevar toda la Conciencia, Atención e Intención al instante presente. Si tú llegas a hacer esto, en el espacio de una respiración, tú realizarás la Unidad, mucho más fácilmente que aquellos que buscan desde hace años. Así es el principio de la Gracia porque no hay nada que buscar que no sea ya. Ningún mundo, incluso falsificado, podría existir sin Luz y sin soporte de Luz. Cualquiera que sea el grado de apagamiento de la Luz o de falsificación, a través del eje de la falsificación, a título individual o colectivo (ndr: el eje de las Estrellas ATRACCIÓN/VISIÓN), la Luz siempre ha estado ahí. Pero hoy, está en abundancia y es por lo tanto mucho más fácil, a escala colectiva como individual, realizar la Unidad o realizar el Yo, o la Conciencia Turiya, o el Samadhi, o la Conciencia nueva. Dicho de otra forma: tú eres el Yo.

No tenemos más cuestiones, os damos las gracias.

Bien amados Niños de la Luz, comulguemos y demos Gracia, juntos, en Unidad de conciencia. Y yo volveré en unos instantes, a comulgar de nuevo en el Alineamiento a la Merkabah y a la Luz Una, en la Gracia del Uno, en la Paz del Amor y en la Vibración de la Luz Una.

…Efusión Vibratoria…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada