AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 20 de octubre de 2011

EL COSMOS DEL ALMA CAPITULO I



  El Cosmos del Alma Un despertar para la humanidad Patricia Cori. Prefacio y Capítulo I. Mayo de 2000.


El Cosmos del Alma Un despertar para la humanidad Patricia Cori. Prefacio y Capítulo I. Mayo de 2000.

Para escuchar audio haz click aqui
Sobre la Autora
Patricia Cori ha sido clarividente toda su vida. En su trabajo como sanadora ella centra su atención en liberar los bloqueos de energía y las formas de pensamiento negativo por medio de cristales, así como también del color y el sonido.

En 1995 fundó The Lightworks Association un centro de sanación que funciona también como escuela y biblioteca. Ella dicta talleres en Gran Bretaña, Egipto, Tailandia, Estados Unidos, Italia y Suiza.

Patricia se educó en San Francisco y desde 1983 vive en Italia. Ha estado canalizando a los Emisarios del Sumo Consejo de Sirio desde 1997.

Para más información acerca de sus cursos, seminarios y talleres, visite www.sirianrevelations.net

Prefacio
Este momento, la entrada al nuevo milenio, es un momento sin precedentes. Hoy tenemos a nuestra disposición muchas cosas que se habían guardado en secreto durante siglos. Hemos llegado. Estamos ante la puerta, a punto de dar vuelta a la llave y entrar.

Hoy en día están aconteciendo cosas extraordinarias con gran rapidez en el amanecer de la Edad de Oro de la Humanidad, y nosotros, los nuevos acuarianos, somos privilegiados. Están saliendo a la luz los misterios que hablan de la verdadera historia de la humanidad, y parece que estamos redescubriéndonos, desarrollando nuestras aptitudes y posibilidades como futuros pioneros de nuevos mundos en el espacio. Y si bien los nuevos y apasionantes avances de la ciencia y la arqueología son en general mas fáciles de aceptar que aquellos de la metafísica, ello no supone que necesariamente tengan mayor relevancia ni tampoco que haya una separación entre ellos, como estamos descubriendo.

No obstante, puesto que la existencia de voces canalizadas procedentes de la «sexta dimensión» pone a prueba aun a las mentes mas abiertas, ¿por que querría someterme a la critica y al ridículo inexorables que seguramente ocasionaría afirmando que la autoría de este libro pertenece a «extraterrestres» de otros mundos?

No piense el lector que no me he hecho esta pregunta una y mil veces en el transcurso de este año, mientras observaba como estas enseñanzas iban adquiriendo forma en la palabra escrita. En definitiva, confío en la integridad de la obra y en la intención que la secunda. Asimismo, es mi parecer que el contenido de este material llegara a los demás como la verdad que ya saben en su fuero interno, brindando esperanza y poder a quienes lean estas paginas.

Por añadidura, me sigo preguntando: ¿por que es mas difícil creer que un ser humano pueda captar y registrar ondas de pensamiento, que aceptar que una radio pueda captar y difundir ondas radiales?

Después del sobresalto, la curiosidad y el escepticismo iniciales de mi primera experiencia de trascripción de los mensajes de los Emisarios del Consejo de Sirio, me di cuenta de que no es mas misterioso que entrar en sintonía con otra frecuencia, con otra estación, por así decirlo. Sea cual sea la razón, parece ser que mis antenas captan una banda de pensamiento de transmisiones cósmicas que llegan a mi mente como las ondas radiales a un equipo estereofónico.

En definitiva, es un proceso simple y natural.

Los animales también lo hacen; tan solo carecen de nuestra capacidad de comunicar sus percepciones en forma verbal. Nosotros, la raza humana, somos capaces de recibir y transmitir pensamientos en muchos niveles, y tenemos el don de transformar dichos impulsos en palabras. Podemos comunicarnos entre nosotros por medio de di-versas bandas de frecuencia y, así mismo, poseemos la capacidad de comunicarnos —y lo hacemos— con seres situados en otros pianos de conciencia.

¡Olvidamos con demasiada frecuencia lo verdaderamente excepcionales que somos!

Mi labor con los Emisarios siempre ha tenido lugar en las horas antes del amanecer, cuando la interferencia de los campos de ondas electromagnéticas circulantes se halla en su flujo mas bajo, y la claridad de los canales es optima. Esto, según se me ha dicho, constituye la «hora violeta» deGaia y, por ende, desde los primeros días de las transcripciones de El Cosmos del Alma, he debido hacer ajustes en mi vida a fin de incorporar el madrugador reloj despertador galáctico: un sonido similar al de la sintonización de una emisora de radio.

Los mensajes comenzaban poco después de la aparición de esta interferencia estática en mi sueño. Me despertaban suavemente de mis mas profundos estados de sueno, iba a la cocina a tientas, ponía la cafetera, me dirigía al cuarto de la computadora y observaba al teclado cobrar vida con la obra que el lector tiene en sus manos.

La cafetera sigue encendida sin descanso, y otros proyectos han pasado al olvido en vista de que los Emisarios continúan transmitiendo su mensaje. Un segundo libro, Atlantis Rising, esta emergiendo del proceso. Sigo añorando una noche entera de sueño ininterrumpido, pero hoy en día me encuentro tan perpleja y entusiasmada como lo estaba la primera vez que hice contacto, y estoy «eternamente» agradecida de formar parte del proceso que trae estas enseñanzas —sus enseñanzas— al mundo.

En verdad, he estado comunicándome conscientemente con seres del espíritu desde tiempos tan lejanos de mi niñez como me es posible recordar, pero solo recientemente establecí la conexión. Cuando era niña, muchas veces me encontraba en medio del parpadeo de extrañas luces que anidaban en las hojas de los árboles de nuestro jardín; sin duda el tipo de cosas de las que no habla un niño.

Mi madre solía preguntarse como me las arreglaba para entretenerme sola durante tantas horas. No se imaginaba que me acompañaba un reparto de amorosos espíritus guía que me enseñaban a través de los juegos. No me imaginaba que estos serían tan solo los comienzos del contacto con seres extradimensionales que habrían de guiar mi ruta durante los anos por venir.

Ha sido una través fa maravillosa, sirviendo y aprendiendo de guías por demás brillantes, seres multidimensionales de gran compasión y sabiduría. Su mensaje es un llamado a la humanidad para que despierte, destinado a aquellos de nosotros que nos atrevemos a salir del molde de lo convencional.

Es para quienes cuestionamos y buscamos, percibiendo nuestro rumbo desde el corazón, reclamando el poder y la luz.

Si el lector es escéptico, como lo era yo, con respecto a las transmisiones canalizadas procedentes de otros mundos y dimensiones, recuerde esto: lo que aquí importa es el mensaje, no el mensajero. Abra espacio en su ser para creer en las posibilidades, no importa lo remotas que sean ni las repercusiones que puedan tener. Pruebe nuevas ideas y exprese su libertad. Al retar sus convicciones, amplía sus horizontes y abre las puertas de su mente.

Muchas son las voces que ahora nos guían a través de los portales, a medida que nos internamos muy hondo en nuestra memoria del futuro.

PATRICIA CORIEscriba de los Emisarios
del Sumo Consejo de Sirio
Mayo de 2000
Capitulo I
Hágase la luz

Y Dios dijo: «Hágase la luz», y la luz se hizo...

Sabed que sin la oscuridad no podría haber existido el contraste, no habría ningún punto de referencia en un pronunciamiento de semejante divinidad, y entended que el Creador, con igual omnisciencia, es tanto el Señor de la Oscuridad Sagrada como el de la Luz Bienaventurada.

In esta difícil época de transición, a medida que la conciencia humana esta disparándose violentamente hacia ambos extremos de los polos, el caos se ha manifestado como una constante en vuestro mundo. No obstante, en el interior de su fibra, en la agitación de su frenesí, se entrelaza el orden que subyace a toda la vida y la inteligencia del cosmos. Hay orden en el caos, por mas que se encuentre velado en los sutiles misterios de los ritmos ilusorios de la naturaleza, Una vez que entendáis e incorporéis esta verdad a vuestra conciencia, fluiréis tras el cambio, así como las hojas que al caer bailan y ejecutan piruetas en el viento.

La tecnología esta transmitiendo información desde todos los rincones del planeta Tierra con tanta rapidez, que esta haciendo cortocircuito en las redes neurológicas de vuestra mente. Llega en demasía, con excesiva prisa. Os están distrayendo para distanciaros de la visión universal, y estáis siendo programados para que percibáis a vuestro amo, la tecnología, como el Gran Libertador. No habéis caído en la cuenta todavía de que os estáis convirtiendo en esclavos de vuestra computadora y la matriz tecnológica de la «Red»?

La industria de la información se ha adelantado mucho a vuestra capacidad de concebir su impacto potencial en el futuro de todas las formas de vida en Gaia; mientras tanto, a vosotros os dan de comer en la boca solo lo que se percibe que inicialmente podréis asimilar que luego comprareis. Reconoced, sin embargo, que todo nuevo instrumento electrónico ya es obsoleto mucho antes de que los cajeros procesen sus facturas de tecnología punta, y de que Wall Street os prepare para el próximo nivel.

La información concerniente a la alianza del Gobierno Secreto con la inteligencia extraterrestre se filtra metódicamente de la misma forma, porque os consideran emocionalmente incapaces de entenderos con la vida extraplanetaria y con las implicaciones de la intervención extraterrestre en la Tierra.

Sin embargo, vosotros si entendéis..., porque sois la semilla de las estrellas.

Sois tantos los que ahora estáis reclamando vuestra sabiduría estelar, que los gobiernos y la jerarquía de la cual estos reciben sus mandatos sencillamente ya no os pueden seguir ocultando la verdad. Habéis ido mas allá de la búsqueda de indicios o pruebas tangibles y estáis volviendo a establecer la conexión con la inteligencia galáctica. Algunos de vosotros habéis ajustado vuestra frecuencia para servir de canales directos de las transmisiones procedentes de otras dimensiones, y ahora esto esta saliendo de las sombras del ridículo y la desconfianza a la conciencia predominante de los trabajadores de luz de todo el planeta.

Os estáis conectando nueva-mente con el Akasha —la sabiduría a la que accedéis durante toda la existencia—, y nos referiremos a esa sabiduría interior que se encuentra en el nivel mas profundo de vuestro ser como «el centro».

Empecemos por el nacimiento.

Vuestra conciencia de Dios ha sido tan distorsionada por las religiones de dominio masculino, que muchos de vosotros creíais que vuestro mismísimo nacimiento es un «pecado». Os han ensenado que sois culpables de nacimiento por la vergüenza y el pecado de la unión sexual de vuestros padres, quienes aun cargan con la culpa y la vergüenza del consumo proverbial de la manzana en el Paraíso: el «pecado original».

¿Pensáis en lo absurdo del «pecado original», y como los imperios religiosos se han erigido cimentados en la fe que les profesáis?

El bautismo, mediante el cual os limpian de la impureza de ese pecado, es una representación de esos rituales diseñados para programaros a fin de que creáis no solo que Dios yace fuera de vosotros, sino que al arrodillaros ante los administradores del Diosjuzgador tal vez se os conceda la absolución necesaria para pasar, a duras penas, por vuestra vida terrenal y encontrar el camino al cielo.

Os pedimos que os cuestionéis la hipocresía de cualquier religión que permita y fomente la unión sexual con el propósito expreso de tener hijos, en tanto que prohíba rotundamente cualquier otra expresión sexual, incluso en la así denominada santidad del matrimonio. A pesar de que la unión marital ha recibido la bendición, el niño debe ser bautizado para expiarlo del pecado de la creación.

¿No habéis tenido ya bastante de dicha manipulación religiosa como para cuestionaros su verdadera intención? ¿Como puede el nacimiento, el acto de dar la vida a través de la sagrada oscuridad del útero, ser sucio o impuro? ¿Por que la Diosa Madre tiene que ser virginal, cuando el milagro de la nueva vida, la manifestación suprema de la luz de Dios, se origina en la unión explosiva de la mujer con el hombre?

Al preguntaros como y por que habéis permitido que estos cánones religiosos alienantes os separen del proceso mismo del surgimiento de Dios en vuestro interior, iniciáis el proceso de eliminarlos, y de permitir y aceptar a Dios dentro de vosotros. En verdad, muchos de vosotros os estáis liberando del dominio del dogma y reconociendo vuestra divinidad, y os alabamos por vuestra valentía y por vuestra visión.

Ahora os estáis inundando de poder con una conciencia en ex-pansi6n que os muestra como vuestra ala centellea en los cielos nocturnos de vuestro ser al igual que las estrellas en el firmamento, y cuan glorioso es vuestro nacimiento en la realidad física. Muchos de vosotros habéis entendido, en tanto que otros aun estáis titubeando, perdidos en la confusión de los sistemas de poder de la Iglesia y la religión, los gobiernos y sociedades que se cimientan en vuestros sentimientos de vergüenza, culpa y enajenación hacia el Creador Original, el Todo-Lo-Que-Es, el Que siempre ha sido y siempre será.

Aun tenéis que imaginar cuan inmenso es el poder que reside en vuestra maestría de la sexualidad humana, pues ellos os han usurpado hábilmente el poder mediante hojas de parra y alegoría desprovista de nobleza. Ese recuerdo arquetípico del fruto prohibido y la desobediencia ha sido estimulado deliberadamente en vuestro interior en el transcurso de muchas civilizaciones sujetas a su control.

Sois las chispas de la llama, fragmentos del Absoluto, que decidáis ejercer el libre albedrío en vuestro descenso hasta la materia una y otra vez; sois dioses por derecho propio. Como seres conscientes, experimentáis y aprendáis la alquimia de trascender la materia y regresar al Espíritu, el verdadero propósito del ascenso por la espiral evolutiva hacia la iluminación. Por mas largo que sea el retorno al origen, en vuestra calidad de co-creadores os estáis uniendo para regresar a la Fuente en el ciclo perpetuo de la vida.

Imaginad... Así como los fulgores de ardiente brillo que en una explosión de resplandor se desprenden de vuestra Deidad Solar, y que al enfriarse lentamente adquieren la forma de cuerpos celestes en vuestro sistema solar, de igual manera se desprende de la luz toda la conciencia, y en su descenso hasta la realidad física adopta la «corteza» o cascaron exterior del cuerpo físico.

Tal como la conciencia divina de Gaia se expande hacia fuera desde su centro de fuego, impregnando todas las capas de su cuerpo y de su escudo etéreo —el ozono—, así también lo hacéis vosotros. Mediante esta metáfora de la conciencia del Espíritu/vida, os pedimos que ya que-de en claro la cuestión de vivir desde el centro de vuestro ser.

Podéis encontrar vuestro camino a través del laberinto de la realidad exterior y de las ilusiones de la apariencia regresando al centro, esa unidad perfecta de la oscuridad y la luz dentro de todas las cosas. Es el equilibrio yin/yang, el frescor nutritivo del magnetismo que acuna la chispa de vuestro resplandor electrizante. Es aquí donde reside el alma, y aquí y solo aquí encontrareis la verdad que os guíe a través de vuestras tormentas. Como un faro, es la señal luminosa de toda vuestra experiencia a medida que remontáis el oleaje de la tumultuosa travesía de la Tierra en su ascenso por la espiral evolutiva.

Mientras no regreséis a ese lugar del centro —la sede del alma—, os sentiréis temerosos y despojados de poder luego de la gran transformación que se ha iniciado en la Tierra.

En una posición de equilibrio y aceptación, reconoceréis la creación en el caos, el surgimiento de la luz desde la oscuridad repitiéndose una vez mas en el teatro de la vida. En vez de tener miedo y que os tiemblen las rodillas, os agrupareis formando tramas de diseños imponentes y colores brillantes: la Finísima Red de Luz. Reunidos con vuestra familia galáctica, tendréis la prerrogativa de experimentar directamente la perfección absoluta del despliegue de la creación —la explosión divina—, un fulgor que vosotros, como almas encarnadas, tendréis el privilegio de decidir experimentar corporalmente en un tiempo «futuro» muy cercano.

Dejad de lado vuestras imágenes del apocalíptico telón final. No os hacen ningún favor, y solamente alimentaran los miedos de aniquilación que os tienen sujetos a la oscilación cada vez mas amplia del péndulo emocional. Tenéis que ubicaros en el centro, en equilibrio, si vais a hacer que la energía circule correctamente por los circuitos de vuestro cuerpo. En el eje de la rueda giratoria, apenas sentiréis la fuerza centrífuga de las revoluciones de Gaia.

Como es comprensible, a medida que ahora atravesáis la gran división de vuestro marco lineal de tiempo —el nuevo milenio—, la humanidad esta experimentando una sobrecarga vibratoria de gran intensidad. La fuerza de dicha energía que circula en oleadas por vuestro ser os hará sentir, en ocasiones, como si estuvierais perdiendo totalmente el contacto con vosotros mismos y, en un sentido positivo, eso es precisamente lo que estáis haciendo al trasladaros mas allá de la experiencia sensorial y los confines del estado de conciencia tridimensional.

Vais a mudar la piel, por así decirlo, y dejarla atrás, porque estáis renaciendo en la quinta raza de la Tierra de los hombres y mujeres de Acuario.

Esta pasando el efecto de la anestesia, y la raza humana se esta viendo forzada a experimentar y sentir lo que esta sucediendo con Gaia y sus hijos. Os habéis insensibilizado de tal manera a través de las escenas de brutalidad, destrucción y oscuridad, os exasperaba tanto la explotación de los medios de comunicación, que el Poder se vio obligado a aumentar la frecuencia para poder llegar a vosotros.

Después de todo, si estáis tan drogados que sois incapaces de sentir miedo y desesperación, no pueden manipularos para que reaccionéis con mentalidad de masa. Sugerimos que consideréis esta situación como una causa verdadera del sufrimiento en el mundo; os lo venden y os lavan el cerebro para que lo compréis.

Una vez que os han programado para que creáis que Dios esta fuera de vosotros y que sois pecadores de nacimiento, espiritualmente sois propiedad del dogma. A partir de allí, es un juego de niños para la Autoridad manipularos con miras a instigar en vosotros modos masivos de comportamiento que son útiles para la elite de poder. Un ejemplo es el constante drama de la guerra que perpetran vuestros gobiernos.

Hoy son Yugoslavia y el Nuevo Orden Mundial quienes actúan el drama en vuestra paz mental. Las escenas se están intensificando, pero el guión de la guerra y la destrucción sigue un tema mas o menos recurrente. Hace poco tiempo os inflamaron con las primeras imágenes de otra guerra, el conflicto de Bosnia, a medida que la inquietud interna allí crecía hasta llegar a ocupar las noticias de primera plana en la prensa global. ¿Lo recordáis siquiera?

¿Cual fue el catalizador de la separación e ira que transformo a hombres pacíficos en bestias asesinas que mutilan a sus hermanos y asesinan a los niños, dejando a mujeres indefensas, violadas y derrotadas para siempre?

Vosotros, seres humanos conscientes, ¿entendéis realmente la semilla de esa conflagración? ¿Que mecanismos subrepticios se pusieron en marcha en Bosnia, incitando el gélido odio y la mas negra emoción entre seres que anteriormente habían conseguido vivir en coexistencia pacifica?

A medida que se intensificaba la situación, los indignados lideres de vuestro Gobierno de las Naciones Unidas evitaban cuidadosamente la intervención, mientras se oponían a los horrores de la guerra y la violencia, y, sin embargo, algunas de esas mismas naciones amasaban una fortuna con la escalada de la situación vendiendo armas y maquinaria de guerra a uno de los bandos, o a ambos.

Entretanto, os tranquilizaban mediante imágenes de vuestros lideres «en búsqueda de una solución pacifica», y muchas, tantas, conversaciones de paz...

Bajo la mesa, las armas se comerciaban rápida y frenéticamente, y vuestro mundo presenciaba impotente y desesperado la burda parodia de la condición humana. Tal vez recordéis vuestro horror inicial ante las escenas de mutilación y muerte que se transmitían; sin embargo, muy poco tiempo después os sentabais inconscientes trinchando vuestro bistec mientras fijabais la mirada en la sangre de los inocentes que se derramaba en vuestras pantallas.

Ahora, mientras tenéis la atención puesta, una vez mas, en los territorios de los Balcanes, los Guerreros del Orden Mundial han intervenido con armas de destrucción mejores y mas grandes que aquellas que vendieron al «hermano pequeño». En tanto que la humanidad teme que la intensificación del conflicto pueda llevar al invierno nuclear, tened la seguridad de que esa no es la intención delGobierno Secreto 1, la jerarquía de poder en el planeta Tierra.

Uds. bien, están usando el teatro de la guerra para poner a prueba instrumentos de destrucción mucho mis sofisticados que involucran la manipulación del estado de animo masivo y sistemas de control de las comunicaciones. Las bombas no son mas que un camuflaje y una distracción.

El complot ahora se esta intensificando y el peligro es inmenso; sin embargo, muchos seres humanos todavía prefieren meter la cabeza en la tierra del aislamiento egocéntrico esperando que los vientos glaciales de la crueldad del hombre soplen por un costado y se vayan; esperando que todo se resuelva, y que muy pronto esto también se convierta en las noticias olvidadas del ano pasado; esperando que el dolor y el sufrimiento nunca lleguen hasta el umbral de sus casas o invadan sus vidas personales.

Estáis tan bombardeados de imágenes de devastación, que os volvéis fácilmente insensibles y habéis aprendido a apagar vuestros sensores del dolor para poder hacer frente a todo.

Esa indiferencia es la verdadera razón de que la intensidad de la violencia y desesperación humana haya alcanzado un nivel tan insoportable. Ya no reaccionabais, y por eso ellos aumentaron la frecuencia, pues sin vuestro dolor y desesperanza no tienen poder sobre vosotros. Esto lo entienden perfectamente bien. Por ese motivo estimulan incesantemente vuestra preocupación y consternación por el posible desenlace fatal: el «telón final», una trama de aniquilación total y absoluta de la cual no hay salida.

Considerando que los alimentos que consumís están envenenados, que los ricos bosques de Gaia están desapareciendo, y que sus océanos están muriendo, se hace difícil vislumbrar vuestro retorno a la armonía.

Muchos de vosotros estáis por ahí, colgados de un precipicio, firmemente aferrados a vuestros cordones umbilicales emocionales —vuestro miedo, culpa e impotencia— esperando la caída. Sin embargo, sois cada vez mas los que ahora estáis experimentando la transmutación del caos al orden, una vez mas..., como en el principio.

Así como vuestra madre, desde la oscuridad del útero, se retorció y sacudió con el dolor de vuestro paso a través del canal de nacimiento, la Madre Tierra ahora esta estremeciéndose en la oscuridad de la noche, conforme se prepara para su renacimiento en el resplandor de la luz y su ascenso por la espiral de la evolución.


Mis mas sinceros agradecimientos a Lucía Montaño por la búsqueda de este material y por colocarle los audios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada