AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

domingo, 21 de octubre de 2012

MA ANANDA MOYI Autres Dimensions 17 de Octubre del 2012

Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Amparo Iribas y Hedyn Núñez

MA ANANDA MOYI
17 octubre 2012

Yo soy MA ANANDA. Hermanas y Hermanos en esta asamblea, vengo a ustedes, como Estrella Al y vengo a expresar algunos elementos que irán continuando lo que yo les he transmitido, hace largos meses, concerniente el Fuego, el Fuego del ego y el Fuego del Espíritu: la Reversión y la Transformación del Fuego del ego (nombrado, también, Fuego Prometeico o Luciferino) en Fuego del Espíritu (en bautismo del Espíritu) (ndr: su intervención del 11 julio 2011). Y vengo a proseguir así pues esta intervención y vengo pues a hacerles vivir, más allá incluso de mis palabras, por el silencio, y la Vibración que reforzará cada frase de mi exposición, concerniente lo que puede ocurrir en la Morada de Paz Suprema. Lo que puede ocurrir cuando ustedes se colocan al centro del Centro, al corazón del Corazón, cuando el fuego alterado se ha rendido a su autenticidad y los hace experimentar el bautismo del Fuego: el Fuego del Amor que es Liberador y que se precipita sobre esta Tierra, en lo sucesivo, ahí donde ustedes están todavía presentes, en un cuerpo de carne. Permitámonos en primer lugar acogernos los unos a los otros, de Corazón a Corazón, de Canal Marial a Canal Marial, de Espíritu a Espíritu, y de Onda de Vida a Onda de Vida, bajo el abrigo del Manto Azul de la Gracia.

… Compartimos el Don de la gracia…

Voy (con mis palabras y las Vibraciones, de mi Presencia y de vuestra Presencia) hacerles comprender la conciencia que lleva estas palabras, esperando que esos elementos y esos consejos les serán provechosos durante el derrame del Fuego Micaélico acompañando el Fuego de la Fuente y el Fuego Solar. Estar ahí donde está el Absoluto, es estar al centro del Centro. Acercándose de ese centro del Centro, estableciendo vuestra Presencia, ahí donde no hay ni movimiento ni agitación, en esos instantes privilegiados de vuestra vida, se encuentran todos los recursos, todo lo que es necesario, todo lo que es suficiente para ese bautismo del Espíritu, del Fuego Micaélico, cuyas señales les han sido anunciadas (y están omnipresentes sobre esta Tierra, en lo sucesivo) por el Guía Azul SERETI.


Durante la superposición (o, si ustedes prefieren, la yuxtaposición) de vuestro cuerpo, de vuestras envolturas, sutiles y densas, con vuestro cuerpo de Eternidad, como con la Luz, se produce lo que es nombrado un Éxtasis. Este Éxtasis cuando hay, yo diría, una forma de aclimatación a esta novedad, a estas manifestaciones (que, para la mayoría de ustedes, son nuevas en el desarrollo de vuestra encarnación), constatan por ustedes mismos que incluso saliendo de esos momentos, permanece un sentimiento de Paz, un sentimiento de estar en el lugar justo. Y van a constatar, a medida que el Pasaje de la Puerta Estrecha, se realiza, a medida que la conciencia Unificada se abre a ese Fuego (independientemente de las manifestaciones Vibratorias), que se establece, en lo que ustedes son, un sentimiento de beatitud y de euforia incomparable y sobre todo que es totalmente independiente de las circunstancias de vuestra vida. Es aquí que se encuentra el poder del Amor. Es aquí que se encuentran la fuerza y la determinación de disolverse en ese Fuego que viene. Constatan que si ustedes se benefician de esos instantes y de esos momentos, los otros momentos de vuestra vida que, hasta el presente, implicaban la reacción y la reactividad de vuestra persona (cualesquiera fueran las condiciones, cualesquiera fueran los espacios donde se desarrolla vuestra vida ordinaria), bueno, van a constatar que esos momentos, incluso los más ordinarios y que, incluso, podían parecerles los más inútiles (como ciertas tareas cotidianas que llevan a cabo), van a llevarse a cabo a pesar de ustedes, con una gran soltura, una gran facilidad, incluso al final de momentos de ausencia, que no son, de hecho, más que la preparación a la última Unidad y al Absoluto. Constatan que hay, en este estado (que los acerca de un estado más allá de todo estado), hay una Paz indecible. Lo que yo he nombrado Shantinilaya es totalmente habitable, totalmente presente, incluso en las actividades más banales de vuestra vida.


Vivir Shantinilaya, es no estar más afectado por la persona, por el rol que ustedes juegan, por las funciones que ocupan, en cualquier sector de vuestra vida. La Paz otorga la Paz. La Alegría otorga la Alegría. El Amor alimenta el Amor. El que vive y que se acerca de esta Beatitud Suprema, constata, cada vez más fácilmente, que, cualesquiera sean los acontecimientos sobrevinientes en su vida, el fuego del ego no está más activo, que las cóleras tienen cada vez más trabajo para aparecer, que las reacciones inmediatas, habituales, en la vida ordinaria no están más presentes (o también no implican más atención o vigilancia de vuestra parte), efectuándose de manera ligera y alegre y serena. Cuando ustedes se acercan, cada vez más, de ese centro del Centro, constatan también que, cualesquiera sean las minusvalías que pueden existir en su cuerpo físico, éstas son menos absorbentes, menos hirientes, menos afectantes, como si lo que fuera vivido por este cuerpo, lo que fuera vivido por esta persona (en los diferentes momentos de vuestra vida), se desarrollara, efectivamente, en un estado diferente de vuestra conciencia. Vivir Shantinilaya, vivir este regreso del Fuego Micaélico y de LA FUENTE, en ustedes, los devuelve a lo que ustedes Son, a este Absoluto, a LA FUENTE, y es toda la persona, todavía presente sobre Tierra, que ve su vida profundamente transformada. Ustedes no dependen más de los acontecimientos, no están más afectados por los acontecimientos. El acontecimiento es vivido, y no es huido. Pero es vivido con la misma ecuanimidad, con la misma paz, cualquiera sea la naturaleza del acontecimiento, cualquiera sea la naturaleza de vuestras ocupaciones. La superposición de las diferentes Dimensiones y de las diferentes señales posibles, durante vuestras noches, en vuestras Comuniones, vuestras Fusiones, vuestros Alineamientos y vuestras meditaciones, los hacen descubrir que vivir la vida de una persona ya no representa para nada las mismas dificultades. Desde luego, la Inteligencia de la Luz y la Gracia, el Manto Azul de la Gracia, están en marcha pero de manera cada vez más evidente, para ustedes. En este estado, comienzan a sentirse ustedes mismos, comienzan a sentir la Verdad de este estado.

La Morada de Paz Suprema es nuestra Morada a todos. Solo la persona estaba aislada, y este aislamiento acaba. El último Velo que se desgarra les da a vivir esto en la intimidad de vuestro corazón pero también en todo lo que les queda para llevar a cabo con una más gran facilidad. Lo que era pesado les aparece como liviano: incluso si el peso no ha cambiado, el punto de vista que era el vuestro, no es más el mismo. Así, ponerse, colocarse, ahí donde está el Absoluto, se vuelve una evidencia. La Beatitud, o el Éxtasis, o la simple Paz, van a conducirlos a reafirmarlos en la Verdad de vuestra Eternidad. Shantinilaya no puede ser afectado, ni perturbado, por cualquier acontecimiento que sea. Esto no es una huida sino es justo la Verdad de lo que ustedes tienen que vivir. Para ustedes que viven (que eso sea antiguo o reciente) los mecanismos Vibratorios de la conciencia, constatarán muy rápido (reafirmando, en esto, lo que les había enunciado mi Hermana NIEVE concerniente al impacto de los elementos sobre vuestro medio de vida, sobre el espacio geográfico donde están) que ninguno de esos elementos puede alterar la calidad del ser que ustedes Son (ndr: sus intervenciones del 19 agosto y 1ero. setiembre 2012). Lo que es alterado, es la persona. Pero incluso si la alteración de la persona es importante, ustedes lo ven, lo saben, lo viven, pero no vuelve a salir ninguna afección, ninguna perturbación. Esto ya debe llamar vuestra atención sobre el hecho que, radicalmente, vuestro punto de vista ha cambiado, en los momentos donde ustedes notarán que frente a una situación inhabitual (cualquiera sea su contenido), ustedes no son más afectados. Ustedes actúan, pero esta acción será siempre fácil. Incluso un acontecimiento difícil no dejará lugar a cualquier emoción, a cualquier interrogación, y constatarán, con felicidad, que llegarán a mantener Shantinilaya, el Éxtasis, la Beatitud o la Paz, de manera cada vez más simple (sin incluso tener necesidad de alinearse o de meditar), traduciendo, por consiguiente, la interpenetración Dimensional, la superposición y yuxtaposición de la conciencia limitada con la conciencia ilimitada y quizá con el Absoluto de Shantinilaya. Es aquí que reside, yo diría, no el combate, sino la especie de desafío, para ustedes, que va a consistir (observando esos mecanismos y sobre todo viviéndolos) a definitivamente dejarse instalar en Shantinilaya. Constatarán entonces, en ese momento, que todo lo que vive la persona no es impedido de ninguna manera, incluso en los momentos donde la Luz los llama de manera intensa y donde la Luz los llama al reposo y a la inmovilidad. Más allá de esos momentos precisos, verán vuestra vida desarrollarse. Pero, desde luego, muchas cosas habrán cambiado, más allá incluso de la desaparición de todo lo que está ligado a la persona, de la desaparición del mental, de las emociones, del mantenimiento de la Paz. Aun cuando la persona está activa, constatarán también que numerosos elementos de este cuerpo y de fisiología corporal cambian.

La reversión del Fuego, el pasaje de la Puerta Estrecha y la rectificación del eje ATRACCIÓN/VISIÓN, hacen que la cantidad de Luz, de vitalidad, que está disponible, es muy ampliamente aumentada con respecto a lo que era vuestra norma. Desde luego, eso puede traducirse por dolores de reajuste, a veces muy intensos, sobre las Puertas ATRACCIÓN y VISIÓN. Pero constatan que pueden conservar el mismo humor, cualquiera sea la molestia. Y constatarán también que vuestras necesidades dichas fisiológicas (sea en sueño, en alimento, en reposo) se vuelven cada vez más limitadas, se restringen cada vez más. Eso es normal. El que es Liberado o que, en todo caso, se dirige hacia Shantinilaya (incluso no vibrando más que las primicias), va a constatar, ahora, que el conjunto de las necesidades fisiológicas se modifican grandemente. Entonces desde luego, algunos de ustedes tienen necesidad de dormir mucho todavía, y otros no duermen ya más (o muy poco). Eso forma parte del ajuste normal a vuestro cuerpo de Eternidad, al Absoluto o a la Última Unidad, o a la Infinita Presencia. Porque, cuando ustedes se colocan ahí donde Están, en Verdad, de toda Eternidad, no pueden ser más afectados por las contingencias de la Ilusión, de las resistencias. Ustedes no están más concernidos por eso. Las necesidades de alimento disminuyen fuertemente y además, lo constatarán por ustedes mismos, si persisten en comer con respeto a vuestras normas habituales o anteriores, serán afectados. Constatarán además que vuestro estado de vitalidad depende mucho menos de vuestro alimento y mucho más de vuestra capacidad para vivir los momentos de paz. Constatarán también, como lo ha dicho mi Hermana NIEVE, que las manifestaciones elementales, a nivel de los Triángulos de la cabeza, les informarán sobre lo que es necesario, para ustedes, como elemento. Y constatarán que este elemento los alimenta, desde el instante donde ustedes le otorguen la atención necesaria, por el llamado de la Vibración a nivel de los Triángulos elementales. Todo esto va a contribuir a modificar, profundamente, incluso ahí donde ustedes están todavía, los mecanismos de funcionamiento de este cuerpo, de vuestra conciencia, de sus aspectos los más sutiles como los más elevados.

Mucho más allá del llamado de la Luz, se trata ahora, de algún modo, de una integración siempre más impulsada, más importante, de la Luz Vibral. Y esta integración los conduce a manifestar (incluso en la vida más ordinaria y en sus actividades las más repelentes, hasta entonces) el mantenimiento de este estado de Paz, el mantenimiento de esta Serenidad. Constatarán que Shantinilaya (para los que lo viven) o la Alegría (para los que han establecido su Unidad), se volverá cada vez más evidente, independientemente de toda circunstancia. Eso aligerará vuestra vida, eso los aligerará, y eso los volverá cada vez más permeables y Transparentes. Si ustedes le añaden lo que ha dicho mi Hermana THERESA (la Humildad y la Simplicidad), entonces, vuestra vida (cualesquiera sean las circunstancias) se volverá totalmente diferente (ndr: su intervención del 15 octubre 2012). Que un acontecimiento feliz o infeliz o dramático sobrevenga, eso, de algún modo, no afectará más de ninguna manera Shantinilaya que ustedes Son. Esto se desarrolla en un período extremadamente breve: es una aclimatación nueva a la densidad de Luz, a la liberación de la Tierra y sobre todo al Fuego Micaélico. Las manifestaciones celestes, en número cada vez más intensas, no les plantearán ningún problema. Los movimientos de la Tierra, de las Aguas y del Aire (donde ustedes estén), no ocasionarán, en ustedes, ningún desorden, porque reconocerán, a través de ciertas formas de violencia aparente de los elementos, la restitución de la Luz, el regreso del Fuego original, del Fuego del Amor. Él les volverá cada vez más fácil ver más allá de la apariencia y vivir lo que vuestro Corazón les da a ver y no lo que vuestros ojos les muestran.

Shantinilaya, la Morada de Paz Suprema, o la Alegría, son los elementos que van a alimentarlos. Los otros alimentos se volverán cada vez más caducos y obsoletos. Ustedes se complacerán en alimentarse de esta Paz, de esta Luz. Ustedes se sumergirán con tanto más de felicidad en cuanto constaten sus efectos en vuestra vida ordinaria, en los momentos donde, muy lógicamente, el mental tenderá a imponerse frente a las interrogaciones con respecto a los elementos y a los acontecimientos de esta Tierra. Constatarán que, bastante fácilmente, podrán, en cierta manera, corto-circuitar esas interrogaciones, incluso esos miedos y esas angustias, debido a la presencia de esta Paz Suprema. En esos momentos, comprenderán también que no hay mejor manera de ayudar a las Hermanas y los Hermanos (que, estarán en las reacciones de la persona, en el sufrimiento) que estar en este estado para aportar ese bálsamo, mucho más que la simple compasión. Porque en ese momento, ustedes serán realmente eficaces, sin ningún deseo, sobre el conjunto del planeta. Porque lo que será posible ver, supera y superará, ampliamente, la acción de los Jinetes del Apocalipsis. Ustedes no serán más afectados por las convulsiones de las orugas, por las convulsiones de la Ilusión de este mundo, sino más bien aumentados por la acción de la Luz y por la acción de esta Paz Suprema, en ustedes. Es aquí que necesitarán hacer elecciones. La diferencia de vida entre el que está sometido a la persona, y el que está abierto a la Morada de Paz Suprema, se volverá cada vez más evidente. Los que, hasta el presente, podían burlarse de vuestros estados, de vuestras ausencias, de vuestras pérdidas de memoria, o de vuestro lado fuera de la vida ordinaria, van a deber rendirse a la evidencia, a medida de los días y de las semanas que llegan. Porque, independientemente incluso de sus angustias, de sus dolores, de su Choque, comenzarán a percibir, a pesar de ellos, la Luz que emana de ustedes. Y ahí, se encuentra el bálsamo: dejándoles ver que, cualesquiera sean las apariencias, hay Hermanos y Hermanas que no están afectados por esas apariencias, y permanecen en esta Morada de Paz Suprema, entonces, eso será, para ellos, una Luz en la noche. Eso será, para ellos, el momento de hacerse, quizá, las buenas preguntas, y de abrirse a la Gracia, en vez de ser afectados por este efímero que es quemado por el Fuego del Amor.

Obsérvense. Miren, simplemente, como el conjunto de vuestros funcionamientos ya se han modificado, y como esas modificaciones van a multiplicarse. Cuando nosotros les hemos afirmado que la Luz puede todo, y que la Luz Es Todo, ustedes podrán constatarlo de manera cada vez más evidente, sobre este mundo. Si dejan la Paz aumentar en ustedes, si no resisten, y no se oponen a lo que puede desarrollarse en ustedes (como entre ustedes, como sobre la Tierra), entonces, penetrarán a Corazón plenamente abierto en vuestra Eternidad. Percibirán claramente las causas y los efectos de lo que se desarrolla, sin tener necesidad de cualquier simbolismo, sin tener necesidad de cualquier interpretación. Porque, recuerden, las señales del Cielo y de la Tierra van a volvérseles visibles, donde estén. Las noticias estarán en ustedes, no estarán más sobre vuestras pantallas diversas y variadas. No tendrán que buscarlas, o que vivirlas, solamente, en meditación o en Alineamiento, sino eso se volverá vuestro cotidiano. Y, en el mismo cotidiano, hay ustedes, que se acercarán o que serán establecidos en la Morada de Paz Suprema, y hay Hermanos y Hermanas que, por negación, por Choque, por miedo, se pondrán en estados diametralmente opuestos a la Paz. Recuerden que es ahí que vuestra calidad de Ser, que vuestra capacidad, justamente, a no estar afectado por esos desbordes emocionales, mentales, y existenciales, vuestra capacidad para mantener la Paz (que se mantendrá, además, cada vez más fácilmente, por sí misma, en ustedes) hará de ustedes esos Liberadores de la Tierra.

Recuerden que más dejen obrar la Gracia, más dejen aparecer la Paz, más dejen vivirse el Éxtasis (sin buscar activarla, simplemente estando presente a ustedes mismos), más constatarán los efectos sobre vuestro medio ambiente. Y eso, de manera cada vez más amplia: no únicamente sobre vuestros allegados, sino sobre la naturaleza misma, sobre los acontecimientos mismos. Sin proyectar nada, sin pedir nada, y sin desear nada, la Gracia los pondrá frente a su evidencia. Ella los pondrá frente a esa felicidad. Esa felicidad que se alegra, no de las modificaciones mayores de las apariencias, sino por el hecho de que esas modificaciones mayores de las apariencias se acompañan del descubrimiento, cada vez más neto y preciso, de lo que se sitúa, justamente, más allá de las apariencias. Sean indulgentes, en esos momentos, porque, incluso entre los de vuestros Hermanos y Hermanas que son los más cercanos, hay quienes tenían otros sueños, otras proyecciones, otros ideales, que los que llegan. Desde luego, no tienen los medios, todavía, de vivir y de realizar eso que ustedes han realizado, pero esto es llamado a hacerlos vivir lo mismo que ustedes, incluso al momento último, ya que el Regreso de la Luz es para todos: no es para algunos seres, solamente, que habrían realizado una ascesis o un trabajo espiritual, sino es el conjunto de la humanidad, el conjunto del Sistema Solar, el conjunto de los planetas, que vive esto, ahora.

Los momentos están muy cercanos. El Fuego Micaélico se vierte, en este momento mismo. El Fuego Solar va a acompañarlo, lo mismo que el Fuego de la Tierra. Todo eso no son más las exultaciones de alegría. Solo la mirada separada y dividida llamará esto drama o derrumbamiento. No hay ningún derrumbamiento. Se trata de una Elevación, de un Regreso a la Verdad, y de la Verdad. Pero desde luego, los que no tienen la posibilidad, por el momento, de ver y de percibir eso, ustedes se figuran que no puedan estar más que en ese sobrecogimiento, a veces, en este pavor, en este miedo. No saben que, al Centro de ellos mismos, hay todos los recursos, que al Centro de ellos mismos, hay el Amor que viene a borrar el sobrecogimiento y trascender todo miedo.

Ustedes que tienen la posibilidad de establecer las Comuniones (entre ustedes, con nosotros), que viven el Canal Marial, el Manto Azul de la Gracia, o la Onda de vida, ustedes tienen algunas respiraciones por anticipado. Aprovechen estas respiraciones por anticipado para, siempre, colocarse ahí donde está el Absoluto: al centro del Centro, al corazón del Corazón. Y tendrán la sorpresa de constatar que esto no es una pérdida de tiempo, ni incluso, hablando con propiedad, una meditación, y tampoco solamente un Alineamiento sino, más bien, la fuerza misma de la Consciencia, la fuerza misma de la Paz, la fuerza misma de la Liberación de este mundo. Haciendo esta constatación, se les volverá cada vez más fácil no reaccionar al miedo, no dejar la persona retomar el control, en sus extravíos, y en (lo que es muy lógico) la desaparición aparente de la vida. Pero lo que viene no es la desaparición de la vida, pero sí la aparición de la verdadera Vida.

Y tengan la seguridad de que muchos Hermanos y Hermanas no conocen nada de esta verdadera Vida. Ellos han quizá leído, han quizá adherido, pero no han tenido la experiencia, la vivencia que ustedes tienen. Y en esa vivencia que ustedes tienen, cualquiera sea su importancia (que exista simplemente, en ustedes un temblor de una de las Coronas, que exista, en ustedes despertares de la kundalini, o que la Onda de Vida haya desplegado completamente el Corazón Ascensional), el resultado será el mismo: ustedes observarán, de manera cada vez más evidente, que todo está ahí. Y que, al centro del Centro, hay todos los recursos necesarios para este cuerpo, todavía presente, para vivir lo que hay que vivir. Y sobre todo, para alimentar, de esta Luz, el conjunto de la humanidad, no como un deseo, no como la expresión de una compasión, no como la manifestación de un carisma, pero sí como un estado natural. Donde no hay más que hacerse la pregunta de una acción justa, donde no hay más que hacerse la pregunta de lo que hay que hacer, porque en ese momento, ustedes vivirán el hecho de que Ser es lo mejor que hacer y que ninguna acción de vuestra persona podrá reemplazar este estado de Ser particular: el de la Morada de Paz Suprema.

Así que, tengan cuidado. No de manera obsesiva, sino simplemente vean directamente, el efecto que les proporciona vuestras Alineaciones. El Contacto con MIGUEL y MARIA (o con alguna de nosotras, los Ancianos o algunos Arcángeles), les dará a nutrirse de esta Paz. De la misma manera que vuestros Hermanos y Hermanas se nutrirán de ustedes: no de vuestra energía, ni de vuestra persona, sino de la Luz que emanan, cuando se vuelven Transparentes. Van a descubrir la realidad de la Transparencia. Descubrirán que incluso, un Elemento tempestuoso, incluso un Fuego, no los quemará, ni los desestabilizará. Desde luego, estas palabras, por el momento, pueden parecer quiméricas, si no lo han vivido. Porque yo sé pertinentemente, que en este país donde ustedes están, las cosas no son evidentes, todavía. Pero en muchos países en esta Tierra, en ciertos continentes, los cambios actuales en la Tierra, no son sólo evidentes, sino que reflejan también la apertura de la conciencia, y un acercamiento (en mayor número de Hermanos y Hermanas), a este estado de Paz, de esta Morada de Paz Suprema. En otros continentes, otros toman esto con más agudeza, con sobrecogimiento, por otra parte; muy lógico. Porque cuando un Hermano o una Hermana, percibe (sea cual sea la dureza de lo que viven, en el área que sea), que acercándose al Corazón, y viviendo, así sea una parte del corazón del Corazón, las reacciones habituales ya no están. Como los estados de ánimo habituales, en relación a lo que sucede, no estarán tampoco.

Lo que está en juego es, efectivamente, la Ascensión (o Traslación Dimensional). Ella les da ya a vivir, lo que hemos expresado acerca de vuestros contactos y manifestaciones de vuestro cuerpo, que puede dormirse o manifestar dolores. Y ustedes constatarán que cuando están en esta Morada de Paz Suprema, lo que sea que manifieste el cuerpo, agradable como desagradable, no les afecta. Hay, realmente una deslocalización de vuestra Conciencia, que se hará cada vez más flagrante. Y es precisamente esta capacidad de deslocalización, que hará de ustedes, seres, en estos tiempos, plenamente encarnados, completamente arraigados, plenamente Despiertos y completamente Liberados. Todo esto va a permitir la instalación, más allá del Canal de Marial colectivo, de Miguel en su totalidad, en esta Tierra.

La influencia del Sol, la influencia del Cielo y las radiaciones de la Tierra, se harán también, cada vez más evidentes. También constatarán que fuera de vuestros Alineamientos y de los horarios habituales (dependiendo de la región donde se encuentren, en la Tierra), que la Luz se manifiesta a ustedes, ya sea a través de la Corona Radiante de la cabeza, del Corazón, por la Onda de Vida, el Canal Marial, o cualquier otra manifestación Vibratoria, que se producirán incluso independientemente de estos estados Interiores, de Alineamiento y de meditación. Verán que se producirán, de forma instantánea, una fuerza y un humor no teniendo nada que ver con la vitalidad y el humor en el que estaban cinco minutos antes

El potencial resolutorio de la Luz les aparecerá cada vez más neto. No como un deseo, proyectando la Luz, sino simplemente recibiendo siempre más Luz. En estos tiempos, también es posible que vuestras necesidades (ya sea de comida o cualquier otra cosa) desaparezcan. No se alarmen: es natural. Y esto corresponde a la nueva fase, la Última fase, que se desarrolla a partir de los próximos días, como ha anunciado Sereti. Las señales, en ustedes se harán más importante, así como los signos exteriores sobre el mundo. Ustedes verán que hay una correlación entre, por ejemplo: una tormenta desencadenada, ahí donde están, y la activación del Triángulo del Aire. Y si la tierra tiembla, ahí dónde están, el Triángulo de la Tierra, tiembla también en ustedes. Y que cualquiera que sea la manifestación del Elemento, recibirán la Luz directamente, y no las apariencias.

Todo esto les aparecerá más claramente, y por lo tanto aclarará también, totalmente, lo que eran antes. Recuerden que no hay nada que hacer. Recuerden que solo hay que Ser, de alguna manera, un testigo y un observador. Hasta el momento que comprendan, que ya no hay más necesidad de ese testigo y de ese observador, porque ustedes mismos, habrán pasado a ser, la Morada de Paz Suprema. Y que nada de lo pueda estar ligado a la persona, como lo pueda estar atado a este mundo y a su transformación, puede alterar la Morada de Paz Suprema. La Liberación es justo aquí. La Ascensión (o Traslación Dimensional) es también exactamente aquí. Todo esto es de alguna manera vuestra preparación final. Esto aportará a algunos de ustedes que esperan una prueba más evidente, que la evidencia está ahí.
Entonces, ustedes se aligeran. Constaran que vuestra mente, podrá jugar menos sus trucos y llevarlos a cosas estériles, o a más preguntas. Sentirán que la Beatitud y la Paz crecen más y más, y que les resulta mucho muy fácil, aun sin pensarlo, establecerse en Shantinilaya, o al menos en vuestra Presencia. Recuerden que de vuestro estado de Presencia, o de Morada de Paz Suprema, derivan los nutrientes para llevar a cabo, lo que tiene que hacer, ya sea en lo ordinario de la vida, como en la Eternidad (que se fusiona, de alguna manera, en este mundo, con vuestro efímero). Sólo alguien cuyo punto de vista no está registrado en lo efímero, y que todavía no está instalado en la Eternidad, puede vivirlo de forma dramática. Pero, quien lo vive de manera dramática es la persona. Esto es precisamente para muchos Hermanos y Hermanas que duermen todavía, la oportunidad de experimentar este choque saludable. Y Despertarse a través de este choque, de su ensueño, y abrirse a la Paz (como ustedes lo hicieron, hace un tiempo, unos años atrás)

No juzguen ninguna circunstancia: eso ya lo saben. Tomen la fuerza allí donde ella está: en la Luz. Tomen la seguridad allí donde ella esta: en la Luz. Y vayan en Paz. La Paz estará al alcance de la mano, al alcance de la conciencia, a vuestra disposición (sean cuales sean las condiciones Elementales, y las condiciones de vuestro medio ambiente, independientemente de las condiciones de vuestro país o donde estén localizados). Estos son exactamente, los elementos que fueron dados por los Ancianos, ayer (ver: las intervenciones de UN AMIGO Y HERMANO K del 16 de Octubre de 2012), relativas a esta Ascensión. Sólo la persona considera que es duro. Sólo la oruga tiene miedo de su transformación. La mariposa, no.
Todo esto se desarrolla en el Interior de vuestra Conciencia. Incluso si el mundo en este momento, puede darles a sentir exactamente lo opuesto, por su decadencia, por su destrucción, y todo lo que ha creado y fundado la sociedad humana. Pero le recuerdo, que la sociedad es sólo un medio para preservarse, protegerse, porque el sentimiento de pertenencia a un grupo es importante para el ser humano confinado. Recuerden, él siempre necesita, referirse a una identidad, ya sea ella familiar, profesional o social. Todo esto se hará añicos, sustituido por la Paz, para el que lo acepte.
Instalémonos, un momento, a través del silencio de mis palabras y a través de vuestra Presencia, todos en esta Paz. Y luego, si tengo el tiempo y la oportunidad, veremos si tienen algo complementario que preguntarme, en relación a los mecanismos de la conciencia que se desarrollan desde ahora. Pero antes de eso, dejemos Ser lo que Es.

... Compartir el Don de la gracia ...

Hermanas y Hermanos en humanidad, los escucho ahora, si hay preguntas.

... Compartir el Don de la Gracia ...

No tenemos más preguntas, muchas gracias.

Por lo tanto rindo Gracia a vuestra bienvenida y a vuestra Presencia. Permítanme ofrecerles mis bendiciones. Les digo hasta una próxima vez.

... Compartir el Don de la Gracia ...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada