AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 9 de octubre de 2012

BIDI Autres Dimensions 5 de Octubre del 2012

 
Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez


BIDI
5 de Octubre de 2012

Y bien, BIDI está con ustedes. Los saludo. Y vamos a continuar, nuestros intercambios, si así lo desean.

Pregunta: ¿Qué ejercicios de respiración de Yoga puede pacificar la mente y lo emocional?

Hay innumerables. En cada Yoga se describen ejercicios de respiración, e incluso fuera del Pranayama. Ahora, considerar que el mental y lo emocional, que son parte de la Ilusión, estén calmados, muestra ya, que es la personalidad misma la quiere actuar contra sí misma: esto es posible. Pero la primera cosa a entender, es exactamente lo que acabo de decir: quejarse de su mente, quejarse de su emocional, refleja la implicación de la persona en los procesos molestos que se experimentan. Lo primero a realizar es un distanciamiento de estas emociones, estas actividades, que no pertenecen a lo que Eres. Esto es lo más importante. En un segundo lugar, puedes usar lo que mejor te parezca para actuar sobre ellos. Pero, ten en cuenta que, actuando sobre ellos, es darle algún tipo de importancia. El Yo, siempre está molesto por las emociones y la mente. Pero esto demuestra, que la conciencia está instalada en esta persona. Así que hay una identificación con tu mente y tus emociones. Hagas lo que hagas, ten en cuenta, desde ya, que no te pertenecen: ellos están ahí. Y estando allí, ellos se manifiestan. El que ha superado las emociones no es insensible pero, mira las emociones nacer y desaparecer, sin conservarlas, y sin ser afectado de ninguna manera. Está claro que necesitas reposicionarte al Interior de ti mismo. Esto significa que toda tu vida ha sido a menudo dirigida por las emociones y la mente (tanto en las alegrías como en las penas). Lo que perturba es la alternancia y las variaciones. Lo que perturba, es ser consciente de que algo es perturbado. Pero lo que será perturbado, es que siempre la persona. Mientras la toma de distancia no se haga a este nivel, se necesita una experiencia importante en la meditación, tales como técnicas respiratorias, para desincrustarse de algo que dirigió, con frecuencia, la vida de las personas. Cualquiera que sea la técnica, lo más importante no será jamás la técnica, sino ver realmente, lo emocional y mental, por lo que son. El distanciamiento, es un requisito previo para cualquier técnica. De lo contrario, por la dualidad misma: queriendo actuar sobre algo, tu actúas en contra. Y actuado en contra, te colocas de golpe, dentro de tu conciencia, y dentro de la dualidad. El Absoluto no tiene nada que ver con las técnicas de las diferentes bolsas en la Ilusión. Lo mejor es verificar por ti mismo, y constatar que desde que no alimentas algo, y pones distancia entre lo que tú Eres, las emociones así como de la mente, ellas desaparecerán como lo que son, es decir: exteriores a lo que tú Eres y sin ninguna consistencia. Toda emoción, toda sensación de ser invadido por la mente, no es de hecho, que uno solo y mismo miedo: el de lo Desconocido.
Pregunta: ¿La Virtud de la Gracia es trascender la mente, las emociones e incluso el Sí?
Yo diría, simplemente, que la Gracia te hace darte cuenta de tu Naturaleza, tu Esencia, y el Absoluto. Cuando la Gracia está ahí, no hay lugar posible para el emocional y el mental. No puedes Ser, vivir una Gracia, y la Morada de Paz Suprema, y expresar o manifestar, al mismo tiempo, un elemento de la mente o las emociones en el seno de lo que Eres. La Gracia toma el lugar, todo el lugar. Ella no lucha contra la mente, no trasciende la mente, ella la aniquila por completo. La Gracia no puede ser concurrente, añadirse o manifestarse al mismo tiempo y en el mismo espacio, que las emociones y la mente: es una o la otra. 

Pregunta: En meditación, llegar a dormir sin soñar, estando consciente, es acercarse al Absoluto?
Eso es estar en la Ultima Presencia. Cuando estás ahí, nada más, y sólo existe esa Paz y esa Beatitud, sin visión, sin meditación, sin percepción, entonces, hay Infinita Presencia. Pero no podemos acercarnos al Absoluto: ¿El Es o no. La gran diferencia entre la Infinita Presencia y el Absoluto con forma es que, en la Infinita Presencia, hay oscilaciones experimentadas como desagradables. El Absoluto sin forma pasa de un estado a otro sin ninguna dificultad. Lo que tú Eres en Absoluto, no puede ser afectado, perturbado, alterado por ninguna actividad de la persona. Lo que haga la persona, lo que haga esa bolsa, tu permaneces en el mismo Absoluto. Este no es el caso en Infinita Presencia. La meditación no permite ser Absoluto. Incluso dejar la meditación para aquellos que la practican, es lo que crea el Absoluto. La meditación concierne al Sí, y a veces al Yo, por desgracia. Pero el Absoluto no puede ser afectado por ninguna meditación. Esto no significa, por supuesto, no darte placer meditando. Pero la meditación nunca permitirá ser Absoluto, ya que precisamente el Absoluto Es, cuando hay abandono del Sí. Entonces, ¿cómo meditar sobre el Sí, vivir el Sí, en meditación, y Ser Absoluto? Es imposible. La investigación sobre quién Eres, traer a la conciencia los primeros momentos de Unidad en la infancia, son mucho más importantes que cualquier meditación. La meditación, después de un cierto tiempo, o la práctica habitual, siempre es narcisismo exagerado: la necesidad de contemplarse en esta Paz. Es la Ilusión espiritual. Hasta que se demuestre lo contrario, nadie, en cualquier lugar, ha sido Absoluto con forma, en el trascurso o después de una meditación. El Sí se logra a través de la meditación, pero ciertamente no el Absoluto que Es, justamente el abandono del Sí. La meditación, es considerar que hay un Yo y un Sí. Y por lo tanto la meditación permite encontrar el Sí: es el Despertar, pero en ningún caso, la Liberación.

Pregunta: ¿Cómo podemos profundizar en la conciencia del corazón del Corazón?

Este es el momento donde la Infinita Presencia descubre, en Sí, y para el Sí, y por el Sí, que el Centro está presente en todo lugar, no hay ninguna diferencia entre tal Centro y tal Centro, porque en definitiva son el mismo Centro, que es el Centro de Todo. El corazón del Corazón es inmediato al Abandono del Sí, se puede decir, es tocado: y queda para vivirlo. A partir de ese punto, no hay más posibilidad para la Conciencia Unificada, para el Sí, de identificarse con nada. También se produce una desidentificación del Sí. El Yo trae todo al centro de sí mismo. El Sí hace irradiar en el Centro, un elemento nuevo, donde el Yo ya no está. El Centro del Centro, es cuando el Sí comienza a no estar identificado en el centro de Sí. Es eso, el abandono del Sí y el descubrimiento (o redescubrimiento) del centro del Centro o del corazón del Corazón. Es a partir de ese momento, que se vive el Néctar.

Pregunta: ¿Qué hay que abandonar para encontrar el Absoluto?

Quién dijo de abandonar algo, excepto el Sí? El problema es, de perspectiva y de identidad, así como de identificación. Desde que el punto de vista cambia, desde que tu, ya no te identificas con nada, entonces el Absoluto está ahí. Pero, no se puede luchar contra el "yo", o incluso considerar combatir al Sí. El Sí desaparece por Abandono de toda reivindicación y toda justificación. Este cuerpo, esta mente, estas emociones son efímeras: déjalas vivir, ellas nada te han pedido. Eso no corresponde en realidad con abandonar todo. Abandonarse, no es abandonar las cosas externas.

Pregunta: Una experiencia de Unidad vivida tras haber obtenido una Gracia, es el preludio a la Infinita Presencia, ¿o es la Infinita Presencia?

Ambas son posibles. Pero a menudo, lo cual es característico de vuestro tiempo encarnado, es precisamente estas experiencias de Presencia o de Infinita Presencia, surgiendo por la Gracia, o por las primicias del Abandono del Sí. Esto se logra por la acción del Sí, por la Comunión con otros planos, o por un momento de angustia, el resultado es el mismo: el Núcleo Inmortal se localiza en el centro del Centro. Es de este fulgor, o de esta Gracia, que se hacen hitos o puntos de referencia. Que deben, ellos también desaparecer.

Pregunta: ¿Si uno se siente morir, no estando enfermo, se trata del pasaje en el Abandono del Sí?

Todas las condiciones para la Luz, son buenas, para empujarte a reconectarte a lo que Eres: como ya he dicho, sea eso la impresión de morir, la angustia, una Gracia, una Vibración, poco importa. La Luz actuará, de manera y por la forma, que sea más adecuada para ti. Como lo que han dicho los Ancianos, ustedes pasan de un estado a otro y, para algunos, de un estado a todos los estados. Todo paso requiere una muerte de lo viejo, que no tiene existencia en la Eternidad, si bien el Absoluto, subyace y engloba, al ser como al no ser. Debido a que uno u otro (ser y no ser), siempre se definen con relación al otro, manifestado o no manifestado: eso no relaciona al Absoluto. Hay una ruptura en alguna parte. Esta ruptura siempre será de vuestro lado, una ruptura de lo efímero, sin importar como suceda. Ya se trate de una angustia, una enfermedad real (o también ilusoria, pero que afecta a la bolsa), que esa bolsa esté presente o que la bolsa desaparezca, como tú lo verás, no cambia en nada lo que Eres. Sólo el apego narcisista a una identidad de evolución espiritual (que es una estafa), es el freno más poderoso a lo que tú Eres. La perfección no es mañana. La perfección no es de ayer. La perfección no tiene nada que ver con este mundo. Este mundo desaparece, es lo que hacen en meditación, pero esto es mucho más que la desaparición en meditación, yo diría, que es una desaparición lúcida, aceptada y Trascendida. Depende, en realidad, de ese mecanismo de aceptación, que precede al abandono del Sí. A medida que estos mecanismos relacionados con la conciencia, no parecen tan obvios, hay resistencia a lo que Eres, es decir, Absoluto.

Pregunta: ¿Qué pensar de una situación en la que uno no sabe quién es, o lo que debe hacer, o no hacer?

Justamente, no pensar nada. Porque, ¿quién quiere pensar algo, respecto a eso? "El Yo". Desde que hay des-identificación, como tú lo describes, sobre todo, no pienses. Vive lo que es. Sé lo que Eres. Precisamente cuando no hay más referencia, persona, identidad, acción, es el momento en que tu Eres. Así que, por encima de todo, no pienses nada. Porque el pensamiento no tiene que ver con el Absoluto. El siempre concernirá a la creación y a la manifestación del ser. Como ya he dicho, el momento en que no entiendes, el momento en que no sabes a que agarrarte, y que la mente no encuentras una explicación, entonces has llegado. Y lo que llama a este estado, donde el sentido de la identidad ha desaparecido, es sólo a vivirlo. La prueba está aquí, ya sabes, y expresa el hecho de que has experimentado esto, en un punto determinado: y demuestra que puedes existir fuera de toda Presencia de ti, y de cualquier acción en este mundo. Esta es la diferencia entre el sueño y lo que puede ser la Infinita Presencia. En estos momentos, no pienses: conténtate de vivir lo que está ahí, que es lo que Eres. Y no cuando pienses, ni cuando expliques, ni cuando comprendas. Es muy simple: la conciencia está ávida de percepciones, experiencias, de identidad, de unión, de Unidad, como de división y de separación. Lo que Eres es independiente del juego de la conciencia. Si, en algún momento, la conciencia desaparece, no hay más identidad, no hay más persona, ni más actor, ni más espectador. Esto es lo que tú Eres

Pregunta: ¿El centro del Centro puede ser llamado el punto cero?

No. El punto cero puede ser definido y localizado. En el límite, el punto cero sería el momento del Absoluto o Infinita Presencia, dándose cuenta del Absoluto. Querer encontrar un significado a las palabras que les damos, unos y otros (en Asamblea o no), para que pegue en tu propia experiencia, o en tu propia comprensión, no te hará moverte ni un ápice. Está ahí, es el mental, que tiene necesidad de estar tranquilo con lo conocido, con un punto de comparación. Mientras comparares, es la mente la que elabora estrategias. Es eso que se debes ver claramente. Todo lo que puedas decir, todo lo que puedas comparar, no es Absoluto.

Pregunta: La Ultima Presencia debe ser experimentada con regularidad, o el hecho de tocar la Ultima Presencia es suficiente en sí?

¿Comparado con qué? Si consideras que hay una meta, te equivocas. La Absoluta Presencia o Infinita Presencia, se experimenta una o mil veces, y no cambia nada lo que Eres. Puede haber una forma de auto-satisfacción del Sí, alimentado por el ego espiritual. Mientras tanto no seas nada, no puedes ser el Todo. Mientras hay una presencia, el Absoluto no Es, para ti (cada bolsa es diferente). Esto no es un pasaje: la Absoluta Presencia, o la Infinita Presencia, no es el Absoluto, así que esto no es un acercamiento. Algunas personas necesitan esta experiencia para abandonar toda experiencia. Otros vivirán múltiple veces la misma experiencia, sin cambiar nada en la experiencia. Pero el contenido de este tipo de experiencia no permite acercar lo que es inaccesible, excepto por la desaparición, por el Abandono del Sí, por la acción de la Gracia, y la aceptación de la desaparición. Acoger con beneplácito la Luz, aceptar la Luz, no es prueba de que se hicieron Luz. Hay un desarrollo temporal (y ustedes lo vivieron), la recepción de la Luz, de la Conciencia, del despertar del Sí. Pero Ser Absoluto, con forma, es ver claramente que lo que se desarrollaba, era una pieza de teatro. Entonces es cuando tú dices " eso basta". Es el momento en que llegas a esa noción de madurez, donde entiendes y captas perfectamente, que una experiencia en última instancia, no conduce a ninguna parte, excepto que mantener una forma u otra conciencia. Pero eres libre de seguir los experimentos hasta el infinito. Pero el infinito no es el Absoluto. El Absoluto no es el resultado de una acumulación de experiencias, o la intensidad de las experiencias. Ser Absoluto es salir de la persona, de toda personalidad, de todo Sí, de toda referencia, porque todo eso a sido percibido y experimentado como efímero. Una sucesión de efímeros no hará jamás la Eternidad, de ninguna manera.

Pregunta: ¿Vivir estados de disolución corresponde a vivir el Absoluto?

No harías la pregunta, ya que aquel que es Absoluto lo sabe al instante. No se pregunta para saber si tal desaparición a tal experiencia, es el Absoluto. Debido a que el Absoluto no puede dejan lugar a duda y a ninguna pregunta, cuando estás allí. Recuerda: tú has salido del personaje, estás fuera del teatro, del sillón de observador, has salido del teatro y te das cuenta de que no hay más teatro. Esto sobrepasa toda observación y cualquier cuestionamiento de lo que Eres. Todas las experiencias que están haciendo, y han sido explicadas (por los Ancianos, por las Estrellas, por los Arcángeles), los acerca a la Absoluta Presencia, los acercas al Sí. Pero vivir la Libertad y Ser Liberado, está más allá de todo esto, no como un rechazo sino, y lo repito indefinidamente, como un cambio de punto de vista.

Pregunta: Pasar de un punto de conciencia a un momento de no-conciencia, refutando este punto de conciencia, es una experiencia de Absoluto?

No puede haber una experiencia de Absoluto. Tu Eres, o no. Eso, no es en ningún caso, una experiencia. Es una certeza. Mucho más que una creencia, más que una fe. Has encontrado, en totalidad, lo que Eres. El Absoluto no será una experiencia, ni jamás un estado. Todo eso participa, como tú dices, de una experiencia. Las experiencias pertenecen al Sí. Y son incontables. Si durante la refutación, hay experiencia, y si la experiencia se mantiene, estés donde estés (en el yo, en el Sí o en ningún lugar), entonces el Absoluto está ahí. El Absoluto no puede confundirse con ninguna experiencia. Lo que sabes, es que cuando Eres Absoluto con forma, pasas a voluntad, en el Yo, en el Sí, sin alterar el Absoluto. Esto no corresponde a experiencias.

Pregunta: ¿Es el Sí que dice "es suficiente"?

Esto no cambia nada: ya sea el Yo o el Sí, hay un retroceso (si se puede decir), necesario. Es en este punto, que a menudo puede sobrevenir la angustia de la desaparición de la conciencia. En realidad, el Yo, el Sí o el observador, todavía están allí, pero eres tú quien has salido. ¿Es qué cuando sales del teatro y te das cuenta que el teatro no existe, y que el que actuaba en el escenario en algún lugar, a, desaparecido? No. Todavía estás dónde estás. Y eso es vivido por el Yo o el Sí, de hecho, como una angustia o aniquilación a veces extremas. Eso te muestra, justamente, que estás cambiando el punto de vista: es decir, que dejas la experiencia para entrar en la Verdad. Y cuando has entrado en la Verdad, en tu Verdad, no deja ninguna duda. Debido a que todas las experiencias vividas, todo lo que has experimentado en el Yo, no puede alterar lo que Eres. Antes, estabas sujeto al cuerpo, sujeto en el juego de la Acción - Reacción, y descubres la Gracia, y te das cuenta de que ambos no son la Verdad, pero que una te distancia, y la otra, puede producir, de manera aparente, un acercamiento. Pero cuando eres Absoluto, te das cuenta de que el acercamiento no ha existido jamás. Ya que eso, siempre ha estado ahí.

Pregunta: ¿La angustia del Choque de la Humanidad puede causar este reconocimiento de su estado Absoluto?

Pero, ¿qué es la angustia, si no una proyección de tu mente, porque tu defines la angustia del Choque de la Humanidad. El que espera, se prepara. El que sabe que va a morir de una enfermedad larga y dolorosa, tiene tiempo para prepararse para su muerte. El que muere en una vida normal, por la desaparición brutal de la bolsa, ¿se da cuenta siempre, que está muerto? No. Pero, ¿qué es lo que muere? La bolsa. Y qué subsiste por un tiempo: lo que se llama emociones, la mente, los pensamientos, las ideas. Las condiciones de estas emociones, esta mente, estas ideas, los condiciona (lo has adivinado), a eso que te enfrentas, es decir, lo que has creado o decretado. La angustia no puede ser definida como una aprensión de algo por venir. Puedo diferenciar formalmente: el miedo a la desaparición (cuando la experiencia del Sí o de la desaparición), no es una proyección de esta desaparición. El miedo es una secreción de esa bolsa, como la angustia, real, vivida en el momento de un evento determinado. Pero no de la proyección mental sobre un acontecimiento futuro. Incluso si tienes miedo a la muerte, si tienes un miedo real de la muerte, no sabes cuándo vas a morir, salvo si te anuncian una enfermedad, que pone en juego tu vida. Una vez allí, comienzas a preguntarte por la angustia de tu desaparición, porque lo vives, no porque la hayas proyectado. Esta es la diferencia. La angustia de la que hablo no es sólo una secreción de una proyección, sino la secreción de una experiencia, que va a derrotar (por lo menos, ese es su punto de vista), al Yo. Y que hace desaparecer el Sí, que es intolerable para el Yo, como para el Sí. El Absoluto no es, sin embargo, el resultado de la angustia, sino de entender y vivir esta angustia, proyectada o Real, no tiene ningún sentido. Precisamente porque es proyecta o experimentada. Ver esto puede ser llamado: un paso hacia la libertad.

No tenemos más preguntas. Muchas Gracias.

Así que, saludo a todas las bolsas, en particular, al Absoluto que ustedes Son. Y les digo: hasta nuestras próximas reuniones e intercambios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada