AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 26 de noviembre de 2011

UN AMIGO 19 noviembre 2011 con audio




Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Trascripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com


  audio

Yo soy un AMIGO.  De mi Corazón a vuestro Corazón, que la Paz y la Gracia, el Amor y la Alegría sean vuestra Morada.  Hermanos y Hermanas, aquí presentes y en otras partes, vengo hoy, para intercambiar con ustedes, después de haberles dado un cierto número de elementos que, puede ser, ya entendieron por otros medios y que puede ser para ustedes representen alguna cosa fundamentalmente nueva.  Eso está inscrito en la consecuencia de los que se ha dicho por nuestro Comendador (O.M. AIVANHOV) y por HERMANO k.  Voy en efecto a mantenerles, por la Vibración y por las palabras, la noción la noción del Si, de Unidad y de Ser. A fin quizá de permitir mejor en ustedes, la asimilación de esto que es la Unidad, de esto que es el Si, el Ser y el Êtreté, más allá de toda comprensión, por el aspecto de la Consciencia, ella misma.

Después de haber terminado con las enseñanzas relativas al Yoga de la Unidad y la Verdad, trabajaremos, si lo quieren, con ustedes, ahora, bien para aportarles elementos Vibratorios relativos a la vivencia del  Sí, de la Unidad, bien más allá de las experiencias humanas ordinarias (incluso en lo que se llama el mundo espiritual). En la actualidad, lo que voy a decir sobre el Si prolongará, hasta cierto punto, lo que había sido dicho por HERMANO K relativo a la Liberación de lo Conocido y la penetración, directamente, en lo Desconocido. La Puerta, lo saben, todo el tiempo ha sido el Corazón. El Corazón, en su Fuego y su Vibración, traduciendo, en la conciencia, la acción del Fuego del Espíritu, debe hoy vivirse, bien más allá de todo mecanismo de comprensión, bien más allá de los límites refiriéndose a la vida en este mundo. Pero permitiéndoles, si tal es su Vibración, establecerse en los reinos de la Eternidad, en los reinos de la Unidad y en el acceso a sus numerosas Moradas, bien más allá de toda localización en un cuerpo, bien más allá de toda locación en un tiempo y en un espacio.

La Esencia misma del Ser es la Luz. La  Esencia misma de la Conciencia es la realización de su estado Eterno, la que consiste en revelar el Si, omnipresente, omnipotente, sin el cual ninguna vida no podría existir, incluso en este mundo llamado Maya e Ilusión. Ya que es el apoyo de toda Vida, y el apoyo y la Esencia de toda manifestación, cualquiera que sean las Dimensiones, cualquiera que sean los Mundos, cualquiera que sea el contenido. Entonces, por supuesto, sobre esta Tierra (y en toda tradición y toda cultura), todos nos preguntamos, sobre el sentido de la Conciencia, sobre el sentido de la vida, sobre el sentido de las experiencias mismas que la vida nos proponía vivir. Y viene, quizá, un momento en que es hora de deshacerse de todo lo que se conoce, penetrar en los espacios Desconocidos donde se sitúa la Verdad. Como lo había dicho CRISTO: “la Verdad no es de este Mundo”. Y la Verdad los sitúa en el Samara, en la Ilusión.

Haciéndoles penetrar de lleno, en Conciencia, lo que llamé el Samadhi (o también, vivir el Sat Chit Ananda), correspondiendo al establecimiento de la Conciencia en las Moradas de la Eternidad, en las Moradas de la Verdad y la Belleza, donde ningún sufrimiento puede existir.

Por supuesto, y para los que escucharon lo que dijimos, y que vibraron la quintaesencia, les fue posible, durante estos años, concienciar, por los mecanismos mismos de su Conciencia, lo que es la Unidad (en cualquier caso, lo que eran los elementos que podían acercarlos, muy en esta vida que viven). Muchos elementos se les han comunicado, por medio de lo que llamamos la Luz Vibral, la Conciencia de la Vibración, permitiéndoles acercarse, a lo sumo, de la Puerta Estrecha con el fin de realizar el Pasaje, en la Eternidad, en el Corazón, en la Verdad. Como nuestro Comendador se los dijo, han vuelto a entrar, desde hace muchos meses, ahora, de este tiempo Terrestre, en los mecanismos finales, individuales y colectivos, de la Ascensión, llevándoles para lo que llamo, por mi parte, una Translación Dimensional. Haciéndoles salir del encerramiento de este mundo, de lo Conocido, para hacerles acceder a las Moradas de la Paz Eterna, a las Moradas dónde sólo existe la Alegría, que es la Propia Esencia del Ser, la Esencia misma de la Conciencia.

Hoy más que nunca, el conjunto de los elementos que se les comunicaron, que les estuvo permitido vibrar y revelar, en ustedes, deben conducirles, si tal es su Vibración, a vivir el establecimiento en el Si, en la Unidad. Ya había mencionado, aquí muy poco tiempo, el principio mismo de mi acceso al Sí, en mi última vida sobre este mundo, y lo que eso representa en los mecanismos del establecimiento de la Alegría y la salida de la Ilusión (Nde: intervención de un AMIGO del 13 de noviembre, en la rúbrica “mensajes que deben leerse”). Hasta cierto punto, ilustrando lo que el CRISTO había enunciado, aquí hace 2000 años: “están sobre este mundo pero no son de este Mundo”. Transmitido, en otras palabras, por el Arcángel MIGUEL, por lo que se refiere a su papel de Sembradores de Luz, de Ancladores de la Luz, y de la difusión de la Luz, por la simple presencia de su Presencia sobre este Mundo, en este Tiempo tan particular (que, en mi tradición, llamamos el final de la Kali Yuga, el final de la edad oscura), para que la Edad de la Luz se establezca, para la Eternidad.

Un conjunto de señales y un conjunto de manifestaciones, presentes en sus cuerpos como en la conciencia, traducen las premisas del acceso a la Unidad. , Hoy, han llegado a momentos en que se les ofrece vivir, no solamente la experiencia de la Luz, no solamente la experiencia de la Llamada de la Luz, sino establecerse, enteramente, en la Luz y en la Eternidad. Esto corresponde a modificaciones y a una transformación radical de lo que es la Conciencia. No que la Conciencia nunca haya estado allí, puesto que todavía ha estado allí: así como lo dije de mi vivo, todavía lo ha sido allí, cualquiera que sea el grado de encerramiento y falsificación de este mundo, la Vida todavía ha sido omnipresente. Era simplemente necesario realizar un principio, que era el del encerramiento, con el fin de vivir la Liberación, vivir el final del encerramiento en el seno, estrictamente, de esta Dimensión carbonosa, y permitirles realizar lo que son, en todas las Dimensiones y no creerles privados de cualquier cosa.

Todavía ha estado allí, sólo esperando el Despertador, sólo esperando la personalidad (hasta cierto punto) esté transmutada por esta subida Vibratoria, por esta Transmutación particular del acceso sí. Los que marcadores (que enumeré) son el Samadhi tanto como la Alegría, y sobre todo, la capacidad de serlo que realiza eso, ya de no ser afectado por las circunstancias que limitan de la vida, permaneciendo al mismo tiempo, por el momento, en este mundo. Tras permanecer, por el momento (aún de manera temporal), en este encerramiento de la Conciencia.

La Conciencia, en los Mundos Unificados, no es ni tributaria, ni dependiente de lo que sea.  Ella es, en totalidad, Libre, en totalidad, libre de todo condicionamiento, libre de todo cuerpo, libre de toda densidad.  No existe ningún límite en la Conciencia del Sí.  Eso se traduce por la capacidad de la Conciencia a estar Presente, de manera simultánea, en todo Espacio, en todo lugar, en todo Tiempo (incluso ultra temporal) en toda dimensión, desde las Dimensiones las más densas hasta a las Dimensiones concernientes exclusivamente a LA FUENTE, más allá de todo antropomorfismo, más allá de toda Presencia en un encerramiento cualquiera (corporal, o de la Conciencia ella misma).  Esta Translación Dimensional se realiza hoy en ustedes. Existen numerosos marcadores y muchos testigos de que ustedes están en condiciones de vivir, cada vez más, si tal es su Abandono, si tal es su Renunciamiento a la Ilusión, para penetrar, de lleno, en los Mundos de la Verdad.

Recuerden que la Unidad es un estado de la Conciencia donde la Conciencia no es tributaria de ninguna persona, de ningún cuerpo, de ninguna historia, de ningún vínculo, de ningún compromiso y sobre todo, de ningún sufrimiento.  Esta palabra es esencial, porque en la encarnación, en este mundo, todos sabemos que el sufrimiento está omnipresente: a través de eso que es dado a vivir de la evolución de este mundo, a través de lo que les es dado a vivir, incluso en el interior de este cuerpo, a través del psiquismo, a través del propio cuerpo, el ser humano pasa su tiempo de un estado a otros, oscilando de humor en humor, de apego en apego, de ilusión en ilusión.  Este ciclo de ilusiones (llamado, por otra parte, Samara) los conduce a experimentar, sin fin, los principios de la ley del encerramiento, cuyo otro nombre es la ley de karma.  Para el Sí y la Unidad, el karma no existe.  No es más que un condicionamiento de la conciencia encerrada en la ilusión y tributaria de las leyes de la Ilusión de este mundo, a saber, eso que ha sido nombrado la ley de acción y reacción.  Hoy, les es propuesto, como eso ha sido dicho aún este día por HERMANO K (intervención del 19 de Noviembre en la rúbrica “mensajes a leer”) de acceder a la Ley de Acción de Gracia.  La Ley de Acción de Gracia se caracteriza por la Alegría y sobre todo por la ausencia total de todo sufrimiento.  Ya que la conciencia, en este momento, no puede ya ser identificada al cuerpo que habitan.  No puede ser identificada a cualquier vínculo, no puede ser identificada a cualquier historia, fuera ella de este cuerpo, o ella incluso del conjunto de la humanidad.

El Si es pues una Dimensión donde no existe ningún encerramiento.  El Si es pues una Dimensión donde no existe ya, precisamente, la dimensión en una Dimensión, es decir que la Conciencia es totalmente libre, totalmente liberada de toda dependencia.  Ella se vuelve independiente.  Ella se vuelve Libre.  Ella se vuelve sobre todo, esa Irradiación de la Alegría Eterna, haciendo que el ser no pueda ya ser afectado, incluso por la muerte de este cuerpo.  Existe, en efecto, un principio tanto de Abandono a la Luz que de Renunciamiento, haciendo que la Conciencia habiendo realizado el Si no pueda ya ser afectada por cualquier sufrimiento de este cuerpo, ni incluso por cualquier sufrimiento de este mundo.  Eso no quiere decir por supuesto que hay como un desinterés o una retirada de las cosas de este mundo, sino la Conciencia ella misma entiende, en ese momento, la Ilusión de este mundo, la Ilusión del sufrimiento, la Ilusión de la historia.  Todo se vive, no en desapego, como, como alguien que sobrevolaría la encarnación, sino que, al contrario, se personifica completamente y totalmente en el Presente, totalmente consolidado en este cuerpo, sabiendo que no es ni este cuerpo, ni esta historia, ni los vínculos, ni los acondicionamientos, ni cualquier cosa existente en este mundo.

Así pues, penetrar el Sí, es penetrar las Esferas Desconocidas, es sobrepasar y trascender todo aspecto limitante y condicionante.  Es no estar ya sometido a una cualquier imagen, a cualquier visión. Es no estar ya dependiente de cualquier emoción, ni de cualquier pensamiento.  Vivir el Sí, es establecerse en la Morada de la Paz Suprema, es poder a cada instante, en cada respiración, vivir el Samadhi, permaneciendo Presente sobre este mundo, y estando plenamente Conciente de este mundo, pero habiendo Transcendido los límites, los sufrimientos y el conjunto de las Ilusiones de este mundo que por lo tanto para la personalidad no son más que la única verdad, la única realidad posible y la única cosa que debe vivirse.

Vivir el Sí, es vivir (como lo saben) el Fuego del Corazón. Es estar Transfigurado, al nivel del Corazón por la Energía del Fuego de Krishna (que en Occidente ustedes llaman el Fuego de Miguel). Esto es lo que les permite establecerse en la Santidad, es lo que les permite establecerse en los Siddhis, es decir los poderes del alma (sin que estos poderes del alma tengan cualquier utilidad incluso para vivir el Si).  El Si, de hecho, es retirarse, concreta y realmente, de todas las Ilusiones y todos los encerramientos de este mundo, estando presentes sobre este mundo pero estando al mismo tiempo en todas las Dimensiones.  Por supuesto, existe los estados intermediarios de este Samadhi (eso que les ha sido explicado largamente), existe los estados múltiples del Ser permitiendo experimentar y vivir ciertas facetas del Ser.  Pero existe un aspecto último del Sí, que es la Realización que no existe ninguna distancia y ninguna separación entre la Vibración del Ser encarnado y la Vibración de LA FUENTE.  Esta les hace tomar Conciencia que son Todo ello, que son la totalidad, al mismo tiempo que Son únicos y que cada uno está Presente en el Corazón de cada uno.  No a través de los juegos de la personalidad, no a través de los juegos de poder (corrientes y habituales en la personalidad), sino mas bien, como principio real, vivido en la carne y en la  Conciencia.

La Realización del Si es un elemento que, cuando se instala, más allá de la simple experiencia de Comunión, va a permitirles vivir, en cada respiración este estado de Comunión, este estado de Gracia.  Es un estado donde no puede existir ningún límite, ningún sufrimiento.  No hay interrogación, ya que no hay preguntas, ya que todas las respuestas son encontradas en el Sí.
El Sí no puede ser una interrogación de lo que sea.  El Si no puede ser un cuestionamiento, sobre cualquier experiencia, porque el Si se basta a sí mismo, es la totalidad, es la Unidad y es el Todo.  Esta experiencia, son numerosos a ser Llamados a vivirla, a través del Pasaje de la Puerta Estrecha, a través de la Realización de los 4 Pilares del Corazón, que son (se los recuerdo): Transparencia, Humildad, Simplicidad y Voz de la Infancia (o Pobreza). En ese momento, serán consumidos por el Fuego del Corazón, serán consumidos por el Fuego del Espíritu. El Canal Marial estará enteramente constituido, permitiéndoles establecer por el Antakharana (o Cuerda Celestial) el contacto con las otras Dimensiones. 

No como un contacto como algo exterior a ustedes, sino permitiéndoles, realmente, tomar Conciencia de que Son la totalidad de las Dimensiones, que Son la totalidad de los Mundos, que no son solamente un fragmento o una parte del Todo, sino que Son en totalidad, el Todo, en su totalidad y en su integridad. El Sí, es también establecerse en este Espacio, donde el tiempo de este mundo no está ya presente.  El Si les permite de salir del tormento del sufrimiento, de lo efímero y de todo fin.  El Si es, en alguna forma, un nuevo Nacimiento, pero este nuevo Nacimiento a estado siempre presente. Todos nosotros se los hemos dicho en nuestra experiencia de Samadhi: que era algo que era y que solo esperaba el instante propicio, para revelarse,  develarse y vivirse. Ustedes están Llamados, individualmente y colectivamente a establecerse en esta Dimensión.

Entonces, por supuesto, existe un cierto número de obstáculos que hemos largamente detallado. Les hemos dado los elementos Vibratorios, permitiéndoles Trascender estos límites, en cualquier forma, de disolverlos en el principio de la Gracia, en la Alegría y en la Unidad.  Hoy, van a ser, cada vez más Llamados a vivir eso.  Y por supuesto, la personalidad no quiere morir.  Ella va, de cualquier manera a manifestar en un cierto momento, a medida de vuestra penetración en el Espacio Sagrado del Si, una gran angustia de Disolución, una angustia o un miedo de final. Y en realidad la personalidad vivirá su final, en ese momento, desde el instante donde ella no resista más, por el intermedio del fuego eléctrico, a la instalación del Fuego del Espíritu.  El Fuego del Espíritu es este que viene a consumar y Consumir el conjunto de las ilusiones (que eso sea ese cuerpo, que eso sea la personalidad a la cual se han adherido, que eso sean las condiciones mismas de vuestras vidas).  Y por tanto, no es el fin, ustedes lo saben.  El Comendador les ha hablado del nacimiento de la mariposa.  El les ha hablado de esta Elevación de la Conciencia en los Espacios donde no existe ningún límite, ningún encerramiento.  Y por lo tanto la personalidad va ha hacerlo todo, en el período que viven, para hacerles creer que eso es una Ilusión, que solo, ella existe (a través de esto a lo que ella se ha adherido, a través de sus propios encerramientos, sus propios límites, sus propios roles y sus propias condiciones).

Hoy, esto que está a descubrir, como se los ha dicho HERMANO K, les es totalmente Desconocido.  Todas las experiencias, dichas espirituales, que han vivido en esta matriz, y en este mundo, no son la Verdad (Eso también se les ha expresado): a través de la falsificación del Eje ATRACCION-VISION, el conjunto de las visiones, de las proyecciones de la conciencia, al exterior de si, no permitirá nunca realizar el Sí.  Al contrario, es necesario, detener, evitar proyectar cualquier cosa (o a quienquiera) al exterior del Sí.  Eso es la única manera de vivir el Si, de vivir el Corazón, su Fuego, su Purificación y su Trascendencia. Eso es un camino, no de abnegación, sino realmente de Abandono y de Renunciamiento, permitiéndoles realmente, de llevar a cabo el luto con lo que es efímero. 

No pueden penetrar en lo Eterno estando de acuerdo con lo efímero.  Ahora bien, cada ser humano sabe que este cuerpo y esta vida son completamente transitorios. Y con todo, la personalidad se niega a ver este efímero e intenta inscribir a través de una investigación espiritual, una consecuencia lógica de vidas, una consecuencia lógica de encarnaciones, una consecuencia lógica de acontecimientos (que nada tienen  de lógica en el estado Multidimensional del Sí y del Ser).

Todo eso se hace de manera más o menos violenta, más o menos a través de pequeños toques, según lo que son.  Deben darse cuenta quienes son, de manera más o menos violenta o más o menos rápida. Es en eso que cada ser, presente hoy sobre la Tierra, tiene su propio calendario.  Por supuesto, existen los eventos comunes, que están vinculados a los Nuevos Cuerpos (de los que hablé), que están vinculados a las Estrellas, que están vinculados a las Puertas del cuerpo ( NDR: ver la rúbrica “Protocolos que deben practicarse.  Protocolos Prioritarios”).  Pero más allá de los Puntos comunes de Vibración, su Conciencia es libre de acceder de distintas maneras. Para algunos, eso va a hacerse como un fulgor, en un momento dado (que puede ser haber llegado). Para otros será necesario esperar el último límite de la Ilusión de este mundo para encontrar su Dimensión de Eternidad.  Más allá de todo eso, entiendan que se trata de un simple juego de la Conciencia.  Y que ninguna Conciencia habiendo vivido la Libertad (habiendo vivido el Sí) no puede interferir con otra Conciencia, excepto por un principio de Comunión o de Gracia, que también les ha sido comunicado (ver la rúbrica “Protocolos a Practicar, Comunión de Corazón a Corazón”). Y lo que les permite vivir en otro estado del Ser, que, obviamente, prepara y anticipa y prefigura el establecimiento en el seno de la Verdad y de la Unidad.

En la actualidad, estos toques resultan cada vez más evidentes para la conciencia. Pudiendo, efectivamente, traducirse por los sentimientos de pérdida y de abandono que representan, en alguna forma y en definitiva, la manifestación de los últimos miedos.  Pudiendo, a veces, manifestarse todos juntos ya que, en efecto, pasar del uno al otro (de la conciencia limitada a la Conciencia del Sí ilimitado) necesita de realizar un cierto número de Reversiones (eso también lo saben).  Hoy están en la última Reversión, la que les permite vivir (si lo quieren a través de vuestro Abandono) este principio de Trascendencia, de Inmanencia y de Temporalidad del Sí, a través de la Puerta Estrecha. Se ofrece esto, por supuesto (como se los había dicho la FUENTE, y como por mucho tiempo  lo repetimos), a toda conciencia humana encerrada. Aún es necesario que tengan conciencia, aún es necesario que acepten hacer el luto de su personalidad, no porque ella deba desaparecer instantáneamente, sino porque debe ser invertida, totalmente, por la Luz.  Lo que de manera definitiva, pondrá fin a toda Ilusión, a todo sufrimiento y a todo sentimiento de encerramiento.  Por supuesto, el marcador (lo conocen) es el Fuego del Corazón y sobre todo, la Alegría que se instala cuando el ser realiza el Sí.  Porque realizando el Si, no hay cuestión, ni interrogación, no hay proyección de conciencia hacia el exterior de un mundo Ilusorio, no hay más imagen, no hay más la suposición, no hay más el vínculo.  Hay allí la Conciencia, en su majestad, despojada de todo estorbo, despojada de todo sufrimiento, de todo miedo.  Es esto a lo que son Llamados.

Por supuesto, las Vibraciones, que los recorren (o los recorrerán) se volverán los testigos privilegiados del acceso de vuestra Conciencia, y de eso que ha sido llamado la superposición de las dos conciencias. 

Recuerden, hace algún tiempo, nuestro Comendador les dijo que pasaban de un estado al otro.  Les dijo a continuación, que debían establecerse, cada vez más y más firmemente en uno u otro estado. Y que por fin, no podía ser cuestión de mantener los dos estados.  Y eso, van a darse cuenta, ya que van a vivirlo, ustedes mismos, en su calendario individual o en el calendario colectivo.  Cuando el momento final colectivo sea instalado, la mejor forma de vivir el Si, más allá de los Cuatro Pilares, es aceptar volver la Conciencia, enteramente, hacia el Ser Interior, esto es de aceptar Renunciar, también a toda investigación espiritual.  Ya que no hay nada que investigar que no sea ya.  En efecto, y paradójicamente, el Si no puede ser el objeto de una investigación.  No puede ser el objeto de una progresión, puesto que es perfecto, de toda Eternidad, y él les pide, simplemente, de realizarlo en el Instante, fuera de todo tiempo.  Mientras su conciencia esté persuadida de ser tributaria de una evolución, mientras que la conciencia esté persuadida de ser tributaria de una purificación kármica, mientras la conciencia se convenza de ser limitada por el cuerpo (o por una herida, cualquiera que ella sea), no puede vivir el Sí.  El Si requiere hasta cierto punto, una total desidentificación de todo lo que hace a la persona, en un momento dado de su vida, que eso sea la personalidad, los sufrimientos, el pasado, el futuro. La interrogación (incluso del devenir de este mundo) debe desaparecer para dejar lugar al Sí.

Llegará un momento donde la conciencia, cansada de buscar en el exterior y cansada de buscar los signos en el exterior, abandonará toda referencia temporal.  En ese momento allí, el Si podrá alumbrar totalmente.  Y en ese momento, se vivirá lo que se llama la Crucifixión y la Resurrección. El Si siempre ha estado allí. Mientras que yo lo diga como esto, y mientras no vivan la Vibración, por supuesto, no pueden concientizarlo.  Pero desde el instante donde estén establecidos en el Si, no podrán, en ningún momento, dudar del estado en el cual están, porque en ese momento, no existe ni visión, ni atracción, ni proyección, ni sufrimiento, ni pasado, ni futuro.

 La Conciencia está instalada, permanentemente, en el Eterno Presente.  Y pueden sumergirse a voluntad, en sus períodos de Alineación, como en todo momento.  Pueden también, para ciertos de entre ustedes, ya no ser dependientes de las pinzas en las muñecas y los vínculos de los tobillos que los encerraban en este cuerpo, permitiéndoles vivir, en este cuerpo o fuera de este cuerpo, la Vibración total del Sí.  Pueden en ese momento, fusionar con cualquier Conciencia.  Esta Fusión no es una fusión, en el sentido amoroso, no es una fusión de la personalidad ni una empatía.  Es una Fusión de Libertad y de Liberación que los lleva a establecerse en siempre más Alegría, y en siempre más Conciencia, donde (gradualmente o súbitamente) la conciencia se convierte el Todo.

Esta Inmanencia de la Conciencia (que deviene el Todo) no es un proceso evolutivo, es un proceso brutal.  Que debe vivirse a vuestro ritmo, pero que es, sin embargo, la irrupción de lo Ilimitado en lo limitado.  Y viviendo lo Ilimitado, toman entonces realmente conciencia de todo eso que han vivido anteriormente (cualesquiera que sean las intuiciones, cualesquiera que sean las imágenes, cualesquiera que sean los contactos), todo eso no era más que las etapas intermedias. Que ustedes no tienen que juzgar, ni condenar, ya que no hay nada que juzgar y a condenar (el juicio y la condenación no perteneces más que a este mundo, en el cual todos hemos estado encerrados).  La Vibración del Fuego del Corazón, la Vibración del Sí, es esto que los conduce a la Paz Eterna.  Dentro de este estado, no pueden preguntarse sobre el mañana de este mundo, no pueden preguntarse sobre la utilidad de una relación (que sea con un hijo, o un padre, o con un animal, o con una profesión). Son libres de todo compromiso y lo viven realmente como tal.

Ahora, por supuesto (como lo saben), el acontecimiento colectivo acercándose, muchos de ustedes comienzan a vivir las desconexiones de este mundo, tomando a veces pasos importantes.  Allí también, no puedo sino decirles que de nada sirve negar, ya que ¿qué quieren vivir?  ¿Quieren vivir la Luz, la Unidad, el Sí? O ¿quieren vivir la experiencia del alma, la experiencia de la materia, reproducir sin parar los ciclos de encerramiento en los Mundos Carbonosos? Les recuerdo, (como se los dijeron los Arcángeles) que este mundo está liberado enteramente.  Que todo se realiza en Niveles más sutiles, y que solo queda ahora por cristalizarlo sobre este mundo, a fin de que la Tierra ella misma, cuando lo haya decidido y elegido, viva su Ascensión final.  Ustedes participan en eso.  Vinieron para eso, en este preciso momento.  Y siempre hemos dicho que están en el justo lugar, en la justa edad, en la justa situación, para vivir lo que tienen que vivir. Todo eso que los aleja de esta Verdad, que les dirá al revés, no es más que el reflejo de la acción de vuestra propia personalidad, que tiene miedo de su propia Transmutación, y en definitiva de su propia Disolución.

En efecto, la personalidad tendrá siempre necesidad de apropiarse de la Luz, ella tendrá siempre necesidad de hacer suya la Luz, no para devenir Luz.  Ella tendrá siempre necesidad de visiones, tendrá siempre necesidad de experiencias, de confrontaciones. El Si no es eso.  El Si es un estado de Ser que nada tiene que hacer con cualquier experiencia en la materia, que nada tiene que hacer con cualquier limitación, de cualquier vínculo o de cualquier compromiso.  El Sí es Libre, enteramente Libre. No puede ser afectado por la muerte de este cuerpo, ni ser afectado por la desaparición de lo que sea de este mundo porque la Conciencia que vive eso está establecida en la Eternidad, y ¿cómo esto que es efímero podría tener una acción sobre la Eternidad? Así pues, como lo hemos dicho cuando vivimos, los unos y los otros: Nosotros no somos este cuerpo, no somos esta limitación, no somos este sufrimiento, no somos estas vidas pasadas, no somos incluso esta personalidad, que somos hoy. Hemos dicho eso, no para expresar una Verdad a adquirir, sino como la Realidad de lo que van a vivir, hoy, porque nosotros ya lo hemos vivido.

Así pues, vivir el Sí y la Unidad necesita de no ponerse ningún límite.  De amar sin condición y sin ningún límite.  No hay diferencia entre Amar la Sombra y la Luz, porque la Sombra es una parte constitutiva de este mundo, que tiene que ser Transcendida por la Luz.  No para ser vista como tal, sino para ser absorbida e integrada por vuestra Luz, la Luz del Sí.

Realizar el Si les hace salir, real, concreta y definitivamente de la Ilusión.  Salir de la personalidad les da a vivir, a través de la Visión dicha Etérica, o de la Visión del Corazón (bien más allá de la visión del tercer ojo), eso que Inmanente, es decir esto que está más allá de los sentidos, esto que está más allá de la acción-reacción.  Y viviendo esta inmanencia, en la Visión Etérica y en la Visión del Corazón, viven conscientemente, que todo está inscrito en la Eternidad y en el Eterno Presente.  Que no hay tiempo, que se desarrolla entre un pasado y un futuro, que hay solo el Momento Presente.  Y no están hay afectados, como decía HERMANO K, por cualquier cosa viniendo del pasado o viniendo del futuro.  En ese momento, la Conciencia del Si, se instala en el Eterno Presenta, en la Felicidad absoluta y la Alegría absoluta del Momento.  Independiente de toda circunstancia de vida, independiente de todo sufrimiento y de todo placer, ya que han Transcendido los límites de este mundo. En verdad, en ese momento, siguen el CRISTO, no para seguirlo, como un personaje histórico, sino que se han convertido en el CRISTO.  Es decir el Hijo Ardiente del Sol, aquel que ha Realizado el Sol, que a vivido la Unidad, que se instala en la Unidad, en todo privilegio, en toda Transparencia, y que no hay nada que esperar de este mundo (ni en el tiempo, ni en el espacio, ni de cualquier relación). Porque él está en resonancia con el conjunto de los Universos, el conjunto de las Dimensiones y el conjunto de la Verdad, donde nada es sombra, nada está alterado, donde nada está condicionado ni condicionante.

Vivir el Si, les da acceso a la Felicidad (esa que hemos llamado el Samadhi o Sat Chit Ananda), permitiéndoles también establecerse en esta Alegría inefable que es el Sí.  Ya que la Creación, más allá del encerramiento, solo es Alegría y Canto de Alegría.  Donde el silencio es también un Canto.  Donde la Verdad no puede estar encerrada, o limitada por cualquier condición, a cualquier vida, a cualquier forma o a cualquier universo.  En ese momento, ustedes Transcienden las concepciones pudiendo existir incluso en los Universos, al nivel mismo de eso que les he dado acerca de los chakras, las Coronas Radiantes: ustedes devienen la Vibración  es su Esencia.  La Vibración no está ya limitada en el Corazón, se vuelve vuestra Esencia, y vuestra propia naturaleza. En ese momento sabrán que están muy próximos al tiempo colectivo de la Disolución, porque no tendrán ya ningún lazo, estarán completamente Libres, completamente en la Alegría. 

No habrá nada que Realizar ya que tendrán todo Realizado. Entonces, el tiempo de este mundo les importará poco.  No habrá que buscar una señal exterior, ya que todas las señales  están presentes en el Templo en que se han convertido.  Y acogen, con la misma Gracia lo que afecta este cuerpo como lo que afecta a cualquier Hermano o a Hermana de la Tierra (bien más allá de la empatía y la compasión), ya que realizan las palabras del CRISTO en ese momento, es decir que lo que hicieron al más pequeño de vosotros, es a ustedes mismos que lo hicieron, y es a CRISTO que lo hacen.

Ponen fin a la separación.  Ponen fin, obviamente a todo sufrimiento.  Y sobre todo, ponen fin a toda Ilusión de creencia, en una personalidad o un cuerpo, o a cualquier otra cosa.  Para eso (por supuesto, se los hemos dicho), hoy no hay que hacer nada, ha exactamente que Ser.  Entonces, por supuesto, los elementos que he dado (concernientes a la Comunión, el Yoda de la Unidad y otros elementos) son puede ser las herramientas, que pueden serles útiles para su acercamiento a la Puerta OD, es decir de esta Puerta Estrecha.  Pero llegará un momento donde deben cruzar, solos, esta Puerta Estrecha. Ya que como se los hemos dicho, nadie puede cruzarla en su lugar.

Vivir el Sí, es Renunciar.  Renunciar a la Sombra.  Renunciar a la Ilusión. No combatiendo la Ilusión, no combatiendo la Sombra, sino estableciéndose en un estado de Ser donde no existe ninguna Sombra, ningún encerramiento, no existe nadie, y donde solo la individualidad está presente.  La Libertad es total, desde la FUENTE hasta las Dimensiones Carbonosas. La salida del encerramiento corresponde al Pasaje de la Tierra, también, en este estado Dimensional.  Eso será anunciado, por supuesto por lo que les ha sido dado por MARIA, por la Estrella que anuncia la Estrella (Nde: ver la intervención de MARIA del 9 de Septiembre en la rúbrica mensajes a leer), por las modificaciones de los cielos, pero que son, también, las modificaciones de vuestro Cielo Interior, es decir de vuestro pecho.  Todo eso en adelante es más o menos sincrónico.  Y cuando observen la sincronicidad entre lo que pasa en el cielo y al momento en que lo ven (ya sea por la Visión Etérica, por la visión normal de vuestros ojos, por la Visión del Corazón (, y que haya una sincronicidad con la vivencia Vibratoria de la Conciencia, en su pecho, sabrán, en ese momento de manera indudable, que han llegado a este momento colectivo final.  Por supuesto, las Estrellas durante mucho tiempo han hablado de su anuncio.  El Canal Marial (o canal del Antakharana) está constituido en totalidad para muchos de ustedes.

Entonces, como dijo nuestro Comendador, todo está Cumplido, en nuestras Dimensiones.  Y todo está Cumplido también, por supuesto de toda Eternidad, en ustedes. Resta solo develarlo, resta solo establecerlo, pero no a realizarlo.  Establecerlo es decir pasar de la personalidad al Ser.  Obviamente, tiene, como lo saben (puesto que están aún allí para escucharme), un camino a recorrer en este cuerpo. Nadie conoce la duración de este camino, nadie conoce el tiempo de este camino, sino es que efectivamente el Tiempo está Cumplido, y que de un momento dado a otro, será necesario que se realice, por eso, en la Dimensión que aún están.  Y esto es inminente.  Las señales son extremadamente numerosas.  Ellas están ante todo en ustedes, por las modificaciones incluso de su conciencia que se establece cada vez más en la Unidad, a vuestra manera. A ustedes les toca saber si deben resistir o Abandonarse. Pero cada vez más, se volverá evidente, según la propia vivencia de su conciencia que llevó a cabo sus elecciones, que llevó a cabo sus decisiones.  No por una cualquier voluntad de Luz, sino mas bien por la decisión de la Conciencia ella misma.  El testigo es el Fuego del Corazón y la Vibración de la propia conciencia.  En ese momento, estarán en este mundo pero no serán ya de este mundo. Habrán totalmente transcendido la Ilusión de la personalidad y de la vida que creen vivir, que no es la Vida.  La Vida es Una, la Consciencia es Una, pero la vida de la personalidad no es Una.  Ella está encerrada, dividida, fragmentada, enferma.  No es la Totalidad.

Entonces, habitúense a los Cuatro Pilares del Corazón, habitúense a los Cuatro Pilares de la Cabeza y alquimicen el conjunto. Prevean los momentos y los tiempos de integración, cada vez más intensos, según se los demande la Luz.  No resistan a la Luz, no hay obligación que valga en este mundo con relación a la Luz. Las fuerzas encerrantes les han siempre hecho creer que la Luz debía llegar sobre este mundo y que debían capturar la Luz para devenir la Luz sobre este mundo.  El conjunto de los intervinientes les han dicho (por supuesto) que eso era una visión completamente falta y errónea.  Esta Tierra ya vivió los numerosos procesos de final.  Este proceso de final es un nuevo Nacimiento, que no es el final de la vida por supuesto, sino el Renacimiento de la Verdadera Vida: la que no está ya separada, la que no está ya limitada, poniendo fin al encerramiento y a la Ilusión del encerramiento.

Todo eso se desarrolla en ustedes, en vuestro Templo Interior, como eso se desarrolla también en la superficie de este mundo.  Esto que sus ojos tienen que ver solo son las fases de Abandono o de resistencia.  Por supuesto, cuando la conciencia humana descubre la Luz, ella quiere apropiársela.  Entonces, ella quiere ser Libre, en este mundo. Y comienza a manifestar su desacuerdo con las leyes las más evidentes del encerramiento. Pero eso solo es una lucha, y no hace más que mantener la reacción.  Ya que solo tiene que establecerse, no tiene que luchar contra ni actuar contra. Tiene exactamente que Ser y Ser no requiere hacer nada.  Simplemente estar en la recepción y la acción de la Luz, que es una alquimia real.  Es la única manera de vivir el Sí. Nunca habrá otra, y sobre todo en estos tiempos ultra reducidos, que les resta realizar sobre este mundo.

Es hora de vivir el Si, si tal es vuestra Vibración.  Si acogen la Luz y si van hacia el Si, enteramente, constatarán, entonces que no tienen que abandonar este mundo porque no son más de este mundo. Y en este momento, estarán en totalidad, Liberados de todo sufrimiento de todo miedo, por ustedes mismos, es decir por el Sí.  No tienen que luchar contra tal sufrimiento, ya que no son este sufrimiento.  No tienen que luchar contra tal persona, ya que ella está en el Interior de ustedes (fuese el peor enemigo imaginado por la personalidad). No hay nada que rechazar, hay exactamente que ser y manifestar este estado de Ser.

Esto es a lo que muchos de ustedes van a ser llamados, cada vez más, justo al final de este año.  Por supuesto, los acontecimientos de este mundo no harán más que traducir también la irrupción de la Luz.  Que podrá manifestarse, cuando el Corazón no está abierto, por las acciones que pueden parecer en un primer tiempo, contrarias a la Luz, cualquiera que sea el nombre que les den.  En definitiva, absolutamente todo concurrirá a su manera, al establecimiento del Sí.  No duden. Cuando les hemos dicho que la Tierra estaba Liberada, en totalidad, esto no era una vista del espíritu.

Simplemente el Devenir Vibratorio y de la Consciencia de cada Hermano y Hermana, sobre esta Tierra. (O en el astral, que está en espera), es profundamente diferente. Ustedes devienen (como eso ha sido dicho) Co-creadores de vuestra Realidad.  Pero no pueden Crear la Unidad, la Belleza y participar en la violencia.  No pueden Crear la Unidad y participar en la Dualidad.  No pueden Crear la Alegría y participar en el sufrimiento.  No pueden Crear y devenir lo que Son, manteniendo la ilusión de eso que creen ser.  Y esto es todo eso que, en este momento va a aparecer cada vez más claramente, de manera cada vez más evidente, cada vez más lúcida, si es que aceptan de Ver, si tanto es que acepten Ver, si tanto es que acepten observarse.

He aquí lo que puedo desearles, concerniente al Si y a la Unidad.  Entonces, por supuesto, desde que hablé del Sí (incluso empleando imágenes, metáforas), en cierta forma.  Porque el Si es silencio, el Si no puede estar en ninguna explicación.  Esto es un mecanismo que no puede más que vivirse del Interior.  Yo puedo dar, les dimos, las bases, las premisas, los Pilares, las Puertas, las Estrellas.  Les hemos dado las enseñanzas permitiéndoles acercarse.  Pero ahora más que nunca, es a ustedes que les conviene efectuar este último paso y de cruzar la Puerta.  Si les digo eso es que ahora, cualquiera que sea su calendario individual, el cruce de la Puerta es inminente en ustedes.  Va cada vez más a devenir más urgente.  El Llamado del CRISTO se va a hacer cada vez más imponente.  La Luz Blanca va a invadir poco a poco, todo esto que es la Ilusión de este mundo.  Y van a asistir a la desaparición pura y simple de eso que no es Verdad, es decir de todo eso que es exterior, ya que nada existe al exterior.  También cuando hemos dicho que todo era Interior, no era una vista del espíritu.  Y cuando hemos dicho también que no hay exterior ni interior, es la Revolución última de la Conciencia que descubre y vive el Sí, que se establece en la perennidad, en la Inmanencia y en la Alegría total.  Y todo el Universo y toda la Creación está en ese momento, presente en la Conciencia, y no está ya limitada.

Aquí lo que se les ofrece, porque es la Gracia de la Luz.  No hay montaña que subir, otra que la que han construido ustedes mismos.  No hay purificación a hacer, otra que la que han construido.  Hay solo Ser.  Y esto no es simplemente una palabra, es realmente la Verdad de la Vibración del ser que vive el Sí.  No hay nada que buscar, no hay nada que ayudar, no hay nada que servir, si esto no es Devenir uno mismo el Servicio, volviéndose la Luz total.

No hay ninguna proyección de la voluntad hacia cualquier ayuda, porque la mejor manera (se los hemos dicho) de ayudar es de Ser.  Ya que desde el instante donde ustedes Son, ustedes son el Enlace de la Luz, ustedes son los Ancladores de la Luz y ustedes son un Faro para aquel que está aún en la duda y en el sufrimiento.  Y no podrán jamás convencerlo por una palabra, ni por una mirada, ni por un gesto, ni por un acto. Podrán simplemente proponerle el modelo del Si, a través de vuestra Presencia. Y el de aceptarlo o de rechazarlo.

En el tiempo cuando yo vivía, era necesario venir hasta mí, era necesario pensar de venir hasta mí.  Y eso fue el caso del Comendador como para otros Ancianos u otras Estrellas.  Algunas Estrellas, por otra parte, vivieron muy solas, y con todo su acción fue considerable, sin nunca haberse entrevistado con nadie.

Solo la personalidad es la que cree que ella tiene necesidad de ayudar a otra personalidad. Solo el ser limitado es el que cree que tiene necesidad de muestras y de demostrar eso que él es, al mundo. No es el caso, ya que a partir del momento en que la Conciencia se establece en el Si, trabajan de la misma manera que el CRISTO. Y no tienen necesidad de querer emprender alguna acción  que sea, porque son la Acción, en el ser que Son, y no en hacerlo.

 He aquí algunas verdades complementarias sobre el enfoque del Sí y de la Unidad.  Yo pienso que antes de nuestra alineación, donde permaneceré en ustedes y entre ustedes, en el Corazón de cada uno y en el Corazón de todos, si tenemos el tiempo y si hay cuestionamientos, únicamente por relación al Sí (y únicamente por relación a eso), entonces, los escucho.
Pregunta: ¿dónde colocar la creatividad entre el Sí y hacerlo?

Ser Creador no es ser creativo.  La Creación es un estado de Ser.  Cuando ustedes están en esta Dimensión, estamos todos persuadidos que hay una evolución y que hay una progresión.  Ahora bien el Espíritu está Creado de toda Eternidad.  No hay BID-Nang, no hay final,  Todo es Eterno. No hay expansión, no hay contracción, ya que todo está Presente en el mismo Tiempo. Entonces la creatividad, sobre este mundo solo es la proyección al exterior, y no es absolutamente el Sí.  Devenir k.o.-creador del Universo no es ser creativo, es devenir Creador.  Y ser Creador no es ser creativo: la única cosa que deba crearse es el Sí, pero no es algo que debe crearse desde nada, sino es algo que debe revelarse, solamente.  Es un cambio de mirada, un cambio de punto de vista.  Es pasar (como diría nuestro Comendador) de la oruga a la mariposa, y sabiendo que la mariposa ha estado siempre allí, de toda Eternidad.  Solo los sistemas de encerramiento (que les han sido desarrollados por mucho tiempo) dieron la Ilusión de lo contrario.  En tanto exista un atractivo (y es normal para la personalidad y el alma) en este mundo y las leyes de este mundo, no pueden conocer el Sí.  Es uno u otro.  Creer y esperar que el exceso de creatividad y el exceso de mejora de la encarnación y de progresión, les haga acceder el Sí, es la peor de las mentiras a que se haya sometido al ser humano.

No tenemos más cuestionamientos, les agradecemos.

Hermanos y Hermanas presentes, y en Presencia los unos de los otros, de vuestro Corazón a mi Corazón, de mi Corazón a vuestro Corazón, vuelvo de nuevo en algunos minutos con el fin de vivir nuestra Comunión.  Esta Comunión de Ser a Ser es una Comunión, en realidad al Si, a LA FUENTE, que les hace darse cuenta que no existe ninguna distancia y ninguna separación, en el Corazón de cada uno. Hasta luego.  Y les doy Gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada