AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 10 de noviembre de 2011

O.M. AIVANHOV 5 noviembre 2011 con audio



Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

audio

Y bien, queridos amigos, estoy muy contento de encontraros. Primero, os transmito todas mis bendiciones. Mi intervención, esta vez, se desarrollará como la última vez en que  he hablado, a saber, que tendremos dos partes. La primera de las partes: voy a continuar bajo otro ángulo, lo que he llamado la Gaceta de la Ascensión y la segunda parte, por supuesto, acogeré con gran placer las cuestiones que tengáis que plantearme, de una manera general.

Entonces, para aquellos que han seguido todo lo que he dicho, o que han llegado más recientemente, recordad que desde el inicio de este año, desde el mes de marzo-abril, he insistido sobre “que ahora era la Ascensión”. Evidentemente, desde hace muchos años, hablamos de ciertas Vibraciones, si se puede decir, de energías que los seres  viven, manifiestan, perciben, sienten en diferentes lugares. Además habéis oído hablar quizá, de ciertas cosas (como las Estrellas de la cabeza, la Puertas del cuerpo, las Coronas Radiantes, el Canal del Éter, el Fuego del Corazón), un conjunto de cosas que se han descrito de manera muy precisa y que acompañan a ciertos seres humanos, a ciertos Hermanos, ciertas Hermanas, a partir de las Bodas Celestiales y a algunos de ellos, desde mucho antes, antes incluso de saber de lo que se trataba. Hoy, yo pienso que es tiempo de poner un punto, yo diría, en las diferentes posibilidades de cada uno de vosotros, para situaros en el proceso que está en marcha. Mientras que más y más, se van ir dando un número de elementos que os van a hacer llegar, al menos así lo espero, a una comprensión de mecanismos concretos en la cabeza, a nivel de Sonidos en las orejas, a nivel del Corazón, sabiendo quizá lo que es, pero hay probablemente muchos, muchos seres humanos que viven esos síntomas, si se puede decir, que no pueden asignarlos a algo.

Entre las personas y los Hermanos y Hermanas que leen todo lo que decimos desde hace años, tenéis algunos que viven los procesos Vibratorios que han sido, repito, perfectamente descritos. Para esto, evidentemente hay una lógica Vibratoria, más allá del cuestionamiento mental, más allá de vuestra propia vida ordinaria, sea lo que hagáis en vuestra vida, tengáis la edad que tengáis, o la situación, porque vivís los procesos que describimos. Tenéis también, entre aquellos que nos leen, individuos que siguen de manera más o menos ávida, más o menos importante, todo lo que decimos desde hace algún tiempo y ciertamente, no viven necesariamente los procesos Vibratorios que describimos pero, al menos, encuentran un interés particular, quizá a otros niveles, de leer todo lo que decimos. Entonces hay también la situación de cada Hermano y de cada Hermana en relación no al lugar donde se sitúa la Tierra, sino al lugar donde se sitúa en relación a la exterioridad de la vida. Tenéis seres que están muy atentos a lo que pueda pasar a nivel del entorno, porque desde hace cierto tiempo, os decimos siempre que hace falta volveros hacia la Vibración Interior, pero decimos también, que hay una forma de sincronía, de simultaneidad que se despliega entre lo que pasa en el Cielo, en la Tierra y en vosotros. Entonces, aquellos que no viven esos estados Interiores de Vibraciones, van a buscar la correlación de lo que decimos en relación a lo que se despliega. Así que, la problemática es que, según el lugar en que estéis en la Tierra, las cosas que ocurren en la Tierra y en el Cielo, no son en absoluto las mismas. Siempre he dicho, desde hace muchos años, que Europa del Oeste era de alguna forma, no privilegiada (se puede ver bajo ese punto de vista, que sería mucho más un punto de vista de oruga) sino que está mucho más, como retrasada en relación a otras regiones del planeta, a nivel de la Conciencia individual como de la Conciencia colectiva. Y cuando hablo de Conciencia colectiva, hablo evidentemente de un conjunto de individuos identificados por las Vibraciones de una cultura, de un país, etc.

Después tenéis seres que, estén viviendo las Vibraciones o no las estén viviendo, tienen la impresión de no ver producirse las cosas. Viven en ellos las Vibraciones, viven en ellos los procesos de la Conciencia, pero esperan de manera a veces exagerada, un proceso exterior que una vez más, como hemos dicho siempre, solo depende en definitiva, de lo que quiera la Tierra. Esto lo hemos dicho siempre, invariablemente ubicando ese querer, en los primeros tiempos, en relación a la evolución de la Conciencia de los Hermanos y Hermanas, pero en un segundo tiempo en relación a los acontecimientos astronómicos, ciertamente. Pero en definitiva, el acontecimiento último lo decide siempre la Tierra. Así que, entre esos seres que Vibran o que no Vibran y que están vueltos hacia el exterior, pueden hacerse sus preguntas: “¿va a producirse realmente?”. Está un poco en contradicción, cierto, con lo que he dicho ya, desde el mes de marzo-abril de este año, cuando os he dicho que es ahora (cuando SRI AUROBINDO os ha hablado de la Fusión de los Éteres) (ndr: ver en particular en nuestro sitio las canalizaciones de SRI AUROBINDO del 30 de marzo y de IVANHOV del 2 de abril 2011). Entonces, en Francia hay quien dice: “yo no he visto la Fusión de los Éteres”. Hay otros lugares donde se ha visto. No puede verlo todo el mundo al mismo tiempo en la Tierra, en tanto que el proceso no sea (para este o para el otro, por cierto) entero y global, para la totalidad de la Tierra, es decir no solo en una colectividad, en un lugar u otro. 

Y, con estas preguntas van a aparecer cosas muy importantes. ¿Qué es lo que puede aparecer en relación a la pregunta de lo que pasa, fuera es lo que pasa dentro, para cada uno de vosotros? Sea que haya confianza, porque la confianza no es un contrato que firmáis con alguien (he hablado de contrato, en la última intervención y volveré a ello ciertamente) pero es un estado lúcido de la Conciencia que experimenta mediante las Vibraciones (independientemente de toda proyección, de toda visión en un futuro), un estado de la Conciencia que sabe pertinentemente que algo se está fraguando, desde hace años.

Hay signos, pero sabéis muy bien que esos signos no son vistos más que por aquellos que quieren verlos, porque aquél que está en la Vibración y en la Conciencia, yo diría, de la transformación, por supuesto que él va a ver el signo. Por el contrario, aquél que está en la negación de esos signos (y yo os remito para esto a lo que describió perfectamente, hace ahora un año, el Amadísimo Juan, sobre el Choque de la Humanidad (ndr: ver la canalización de SRI AUROBINDO del 17 de octubre 2010), hay seres que aunque les pongáis los signos delante de los ojos, no verán nada, porque sencillamente su Conciencia no está referida a esos signos. Entonces, me responderéis que los signos son los mismos para todo el mundo. Yo os contesto que los signos no son los mismos para todo el mundo. En relación a un acontecimiento por ejemplo, ha habido numerosos lugares en la Tierra, a partir de primavera en que las aguas se han vuelto rojas como la sangre. Esto lo describió perfectamente San Juan. Por supuesto, aquellos que lo han visto con sus ojos, en diferentes regiones, han visto el color rojo de las aguas y si son científicos, van a dar una explicación lógica, racional, a esto. Otros dirán: “es un signo”, porque está escrito por ejemplo, en el Apocalipsis de San Juan y esto les va a hacer resonar y Vibrar en la Conciencia. Entonces, ¿cuál es la razón? Y bien, tenéis todos razón, porque es vuestra actitud Interior la que da veracidad a lo que vivís, en relación a la resonancia de lo que pasa fuera. Cuando nosotros describimos algunos procesos, por ejemplo, la Fusión de los Éteres (la famosa Luz Azul), ciertamente cuando se ha producido, los hay que quizá han investigado lo que quería decir o a qué correspondía. Los hay que lo han vivido en el Interior, era la Fusión de las Coronas Radiantes, eran algunos procesos que se desarrollaban en la Conciencia. Pero de aquellos que vivían esto en el Interior, los hay que han querido encontrar la correlación en el exterior. ¿Qué representaba? Y después aquellos que no vivían nada en el Interior, han querido tener una especie de mecanismo de prueba de lo que nosotros decíamos, porque no tenían acceso a la Vibración o si no, porque teniendo acceso a la Vibración, tenían necesidad de una suerte de confirmación exterior. Nosotros os hemos hablado (el Arcángel Miguel, con las Bodas Celestiales) de los signos del Cielo. Los hay que os dirán: 

“no he visto jamás nada en el Cielo”. ¿Quiere eso decir que no haya pasado nada en el Cielo? No ha pasado nada en el Cielo para esa persona, en el momento en que ella miraba el Cielo, ahí donde estaba. Entonces, para ella hay dos posibilidades: sea que entre en la negación total, porque efectivamente, no ha visto nada y además, por mala suerte (no hay nunca mala suerte), no experimenta nada a nivel Vibratorio y a nivel de la Conciencia. Entonces aquí, ¿qué va a resultar? Personas que van volver a descender a la personalidad, en la cólera y el rechazo, diciéndose: ¿”Qué es lo que nos cuentan”? “Eso no quiere decir nada”. Pero claro que no quiere decir nada: para esa persona, no quiere decir nada.

Adonde quiero llegar, es que ahí donde se lleva vuestra Atención, ahí donde se lleva vuestra Intención se sitúa vuestra Conciencia. Y eso no puede ser de otra forma. He hablado también, hace más de un año, de la separación de las dos humanidades (ndr: tema evocado en la intervención de UN AMIGO, del 26 de mayo 2010). Eso lo veis vosotros quizá, de forma más o menos dramática, en vuestra propia familia o quizá si vivís los procesos Vibratorios, los procesos de apertura real de la Conciencia que os conciernen, aquél que está fuera (sea vuestro marido, vuestra mujer, vuestro padre o vuestro hijo), si no vive nada, os va a tratar de loco, os dirá: “tú tienes un tumor en el cerebro o si no, tienes verdaderamente un gran problema a nivel psíquico”. Tendrá razón, puesto que él no vive este proceso.

Entonces interesémonos ahora en aquellos que viven los procesos Interiores Vibratorios. Y entre éstos, vais a constatar que algunos de vosotros estáis en una especie, no de proyección sino de esperanza, porque los mecanismos que se viven en el Interior de vosotros pueden (y sobre todo hoy) hacerse totalmente desestabilizadores en vuestra vida ordinaria (no poder concentrarse, no poder realizar bien las tareas). Nosotros habíamos dicho que esto era normal. Pero vais a parecer un anormal, ciertamente, para aquellos que no viven nada y que están, cómo decirlo, insertos en la realidad tridimensional y que de hecho, les conviene. Recordad que es su Libertad. Pero el problema es que vosotros mismos, en relación a los eventos  exteriores, estáis en una especie de esperanza. La esperanza no es una espera (y empleo esta palabra a propósito), porque la espera es una proyección que os aleja de lo que sois, que os aleja del Sí mismo, porque salís del Instante Presente y al final, por supuesto, puede desestabilizaros profundamente, e incluso descentraros en relación a las Vibraciones. Ahora, vosotros podéis ser enteramente un ser que vive la Vibración, pero que no está en la espera sino que está en la esperanza. Esta esperanza en sí misma, no es nefasta, contrariamente a la espera, porque la esperanza se vive en el Instante Presente. No es una proyección en el mañana o pasado mañana. Algunos de vosotros que vivís esta esperanza, lo sabéis pertinentemente, aunque no queráis reconocer totalmente, que la transformación final está ampliamente en curso de terminación, aunque ahí donde estáis vosotros, podáis bañaros en un paraíso y encontraros por ejemplo, en un lugar del planeta donde no seáis afectados por ningún acontecimiento exterior (climático, económico, familiar, social, afectivo) y vivir al menos, esta certeza Interior de la transformación.

Esta transformación por supuesto, es como sabéis, el Paso de la Conciencia de una banda de frecuencia a otra gama de frecuencia. Sea con este cuerpo o sin él. Ciertamente, aquellos que están aterrorizados, porque están instalados en la personalidad, no pueden considerar cualquier transformación de la Tierra. Y eso lo observáis sobre todo, en los medios espirituales, porque esas gentes, como decirlo, se han inscrito en una marcha de transformación suave, gradual, normal, sin ningún golpe, de lo que pasa en la Tierra. Y en ese momento, no están más en la esperanza, están en una proyección de condiciones ideales que ellos quisieran ver establecerse, porque para ellos, el Amor (y la Luz) es un desvelamiento que no cambia en nada  la personalidad y además, muy frecuentemente constataréis que esos seres no viven la Vibración. Si les habláis del Corazón, os dirán que están en el Corazón. Pero experimentar el amor (o creerse en el corazón), siempre lo hemos dicho, no es vivir la Vibración real del Corazón. Es decir, el corazón en el sentido de aquellos que no están abiertos, es una proyección, una proyección amorosa, una proyección de un ideal, una proyección de mejoramiento de alguna cosa, en un futuro. Pero es siempre de manera muy suave, muy gradual. Eso se llama el libre albedrío. Así que, se va a plantear el problema de ¿qué es en lo que os vais convertir y qué es lo que estáis a punto de Ser hoy?  Por supuesto, esto está acercándose al Choque de la Humanidad. De igual forma, cuando se anuncia a un ser humano que va a morir (porque tiene una enfermedad que le condena a desparecer en un espacio de tiempo más o menos breve), por supuesto, en ese momento se ponen en marcha toda una serie de mecanismos que están asociados ¿a qué? Ciertamente, a la personalidad: al miedo a la muerte, al miedo a dejar a los otros, al miedo a lo desconocido. Todo un conjunto de miedos (una cohorte de signos, yo diría) que forman parte integrante de lo que se ha llamado la personalidad inferior o el Cuerpo de deseo.

La Luz ahora, ha inducido por su penetración en la Tierra, las percepciones Vibratorias, para algunos, a nivel de las Estrellas, a nivel de las Puertas, a nivel de la Conciencia en sí misma que se transforma. Ahora, cuando esta Conciencia se transforma, ella también se va a plantear la cuestión del mecanismo de supervivencia. ¿Qué es lo que sobrevive? Vosotros lo sabéis, es muy difícil para un ser humano, considerar su propia muerte, sobre todo en Occidente y el ego se cree eterno (y se vive como eterno). Se deja siempre para más tarde el momento de pensar en lo ineluctable. Porque no se tiene ninguna forma hasta el presente, cuando se está encarnado, de saber lo que hay del otro lado del velo. 

Por supuesto, hay testimonios de lo que pasa en el astral y hay testimonios, por experiencias particulares,  de seres que han vuelto a decirnos que aquí abajo está la Luz, que ahí abajo está la Alegría, que aquí abajo hay Amor. Sí pero yo os respondería que mientras que vosotros mismos no lo hayáis vivido, no son más que Creencias. Entonces, la personalidad es así (y mientras que no haya integrado la Luz suficientemente): el miedo se va a manifestar de diferentes formas. Y quizá, entre vosotros, a partir de la apertura de lo que se ha llamado, la Puerta Posterior del Corazón (la Puerta KI-RIS-TI), sabéis que la Luz ilumina la Sombra. Hace años, yo hablaba de poner el polvo bajo la alfombra, para no verlo. Después, yo os he dicho que ya no había más alfombra, así que había que ver el polvo. Después se ha dicho (y yo os lo he dicho también) que había que interesarse en la Luz, porque vuestro objetivo es volveros lo que sois la mayoría de vosotros que vivís las Vibraciones. Entonces, ¿Qué pasa cuando estáis en un estado de esperanza (que no es una proyección, que no es una predicción, que no es una profecía de cualquier acontecimiento que vaya a producirse mañana)? Porque la esperanza, os lo recuerdo, es una de las virtudes cardinales. Porque la esperanza conduce ¿a qué? Conduce a la Humildad porque la persona no sabe el momento en que esto se va a producir. Sabéis que es ahora y yo os lo digo, desde abril. ¿Qué es ahora, abril, hasta hoy? Incluida la zona de elasticidad de la que he hablado, hasta primavera e incluso la zona de la habló SERETI (ndr: ver la canalización de SERETI del 26 de octubre 2010), hasta julio del año próximo. Es un poco más de un año en vuestra vida para afinar lo que queréis Ser.

Entonces ahora, vais a decirme: “¿pero cómo saber lo que quiero Ser?”. Pues es muy simple. En los momentos de Alineamiento, en vuestras meditaciones, en lo que hacéis en Alineamiento, en Interioridad ¿os disolvéis en la Luz? o ¿estáis en la duda? Cuanto más vayáis hacia la Luz, menos cuestiones vais a plantearos porque la Luz os hace salir del tiempo. Os hace concienciaros de cuál es vuestra naturaleza y esta naturaleza es precisamente, la de la Luz. Y cuanto más os identifiquéis Vibratoriamente con la Luz, por la Conciencia, más serenos estaréis y más tendréis esperanza y certeza interiores. Y cuanto más estéis en la Humildad, más estaréis en la Transparencia, más estaréis en la Unidad, real, vivida Vibratoriamente, donde la Alegría os invade, donde no hay más cuestión. 

Y entonces, en ese momento, estáis preparados a franquear la Puerta Estrecha, cuando llegue el momento o desde ahora. Ahora, imaginad que vivís los procesos Vibratorios y que a pesar de ello, haya preguntas que aparecen: “¿sí pero lo que he visto, no es  verdad?”. “¿Sí, pero y si no pasa nada en la Tierra?”. Las cuestiones, sean las que sean, en ese momento: no estáis más en la esperanza. Penetráis la esfera mental de la personalidad y en ese instante, comienza un proceso que puede llevaros a dificultades, es decir que la Luz (real) que vivís en vuestros Alineamientos, la vais a utilizar para alimentar, no la esperanza y la Humildad y la Unidad, sino para alimentar vuestra propia mente. 

Y, en esos casos, ¿qué vais a constatar? Que van a resurgir los miedos, que las preguntas enormes (sobre la muerte, sobre vuestro cuerpo) os van a decir que os alejéis de todo eso. En esos momentos sois probados. Pero ¿quién os prueba? No hay un Dios ahí arriba que venga a juzgaros: es la Luz la que viene a probaros. ¿Sois vosotros la Luz o no sois la Luz? ¿Estáis en la identificación de la Unidad? ¿Estáis en el proceso de alquimia que os hace Ascender y Transcender los miedos? O si no, volvéis a descender a niveles mentales donde decís: “no es posible, todo va a continuar en la Tierra, todo va a pasar sin ningún problema”. “pero ¿cuál es el problema?”. Y ahí vais a hacer remontar todas las actividades mentales que os alejan de la esperanza. Y la espera va a desembocar ¿en qué? En la negación.

Pero por supuesto, como sabéis, cuando un chakra está abierto, no puede cerrarse. Entonces esto va a ir hasta los seres, los Hermanos y las Hermanas que van a hacer cualquier cosa para intentar no sentir más las Vibraciones, porque se han distanciado ellos mismos, de la Luz. Pero eso no es, repito, un castigo. ¿Qué quiere decir? Quiere decir simplemente que la personalidad, a pesar de la vivencia de la Vibración, no ha sido capaz de vivir la Luz. Pero recordad lo que os hemos dicho: “cada ser humano, en definitiva, en el momento final, encontrará la Luz”. Y por lo tanto el mecanismo llamado Ascensión, será común a toda la humanidad. Por supuesto, lo que es diferente es el establecimiento de vuestra Conciencia. ¿Se establecerá la Conciencia en la Luz Una? Y eso, algunos de vosotros lo vivís ya. Es la capacidad de no estar en absoluto, identificado en los momentos de Alineamiento (o repentinamente) a la pequeña persona, a este cuerpo, a esta vida, porque habéis penetrado ya los espacios de la Supra Conciencia y tomáis Conciencia de que este cuerpo (que es el Templo), que esta vida que lleváis, que aquello a lo que concedéis importancia, y bien, no es la verdad. Y sin embargo, hay que continuar como sabéis, jugando ese rol y ese juego. Pero en ese momento, sabéis que jugáis un rol y un juego, pero no sois ya ese rol y ese juego. Y, en ese momento y solamente en ese momento, no podréis ser afectados  por vuestras emociones, por la mente, porque habéis dicho “sí” a CRISTO, habéis dicho “sí” a la Luz y habéis dicho “sí”, por supuesto, a todo aquello que concierne al Corazón. Os habéis convertido en Simples, estáis en la Humildad y en la Transparencia. Ahí, habéis realizado lo que había que realizar. Y repito que en ese momento, absolutamente Todo está cumplido a nivel individual. Pero ese nivel individual (que es el vuestro quizá, ahora) es tributario muy precisamente, de las fechas de la Tierra. Entonces nosotros hemos dicho siempre: “no busquéis la fecha”.

Vosotros tenéis una fecha Interior y es de lejos, la más importante. Es el momento en que aceptáis totalmente haceros Luz. Ahora, si rechazáis la Luz porque tenéis miedo, no hay nadie a quién acusar: ni a la Luz, ni a vosotros mismos. Necesitáis también, aceptar realmente ser lo que sois, porque nadie puede decir: “quiero la Luz”. Ciertamente, cuando miráis a todos los seres humanos, todos ellos quieren la Luz. Y en todo caso, aquellos que no conocen la Luz (más allá de la luz del día, por supuesto), quieren todos, el amor, quieren todos, la felicidad, todos quieren una vida feliz, sin ninguna excepción. Las personas que desean una vida infeliz no son cuando menos, legión ¿verdad? Entonces, el ser humano siempre va a expresar una voluntad propia, pero la voluntad propia que es inducida, creada por el objetivo de vida, por la mente, por las emociones, no tiene nada que ver en absoluto con la Supra Conciencia. 

Por supuesto, tenéis seres humanos que van a entrar cada vez más, en mecanismos particulares en relación a la Luz. ¿Eso qué quiere decir? La Luz es más y más importante sobre la Tierra. Y la Luz penetra los cuerpos, penetra las Conciencias, pero penetra ahí donde está abierto. Es decir que si el Corazón no está perfectamente abierto, si los chakras de arriba no están abiertos y sois alguien que está en el poder, que está en el ego, la Luz va a penetrar en ese nivel. Y no necesariamente irá al Corazón, porque las personas no tienen los medios ¿de qué? De Abandonarse a la Luz. Porque tienen el hábito de dirigir su vida, de dirigir a los otros, de dirigir y conducir su vida en función de los deseos que se llaman Cuerpo de deseo, cualesquiera que fueren sus deseos, aunque fuesen espirituales. Y por lo tanto la Luz en ese momento, va a comenzar a ser derivada, por no decir desviada. Y ahí, vais a ver seres que van a manifestar emociones, por lo menos sorprendentes. Y vais a vivirlo en torno a vosotros. Va a ser muy difícil porque esos seres que reivindican la Luz, se dan cuenta de que lo que viven no corresponde a lo que habían proyectado. Mientras que aquellos que aceptan la Luz, se dan cuenta de que lo que viven corresponde totalmente, a su esperanza.

Recordad las tres virtudes que fueron dadas por San Pablo: la Fe, la Esperanza y la Caridad (la Fe, la Esperanza y el Amor, si lo preferís). Pero (lo hemos dicho, muchos) ¿cuál es el contenido de la cabeza de alguien, cuando habla de amor? De igual forma, empleamos todos, las palabras estando seguros de que tenemos todos, la misma comprensión y sobre todo, la misma vivencia. No hay nada más falso. Es por eso que desde hace tiempo, hemos insistido en la Conciencia/ Vibración. Vais a encontrar seres por ejemplo, que se han adherido a los textos, sea los que nosotros os damos, sea en los movimientos espirituales, religiosos o filosóficos. Se han adherido a conceptos y repetirán los conceptos, por ejemplo de Unidad. Os dirán que la Conciencia no está separada. Os dirán las mismas palabras que algunos de vosotros habéis podido decir. Pero ¿y el quid de la cuestión, entre comillas, como vosotros decís, de su Unidad? Es un concepto, porque no viven la Vibración. No puede haber Unidad total, sin percepción de las herramientas que permiten vivir esto, si no, eso ¿qué quiere decir? Quiere decir que esos seres han tenido una experiencia en un momento dado, del acceso a la Unidad (sea por una experiencia de muerte inminente, que ha sido incompleta, sea por la adhesión y una fulguración intelectual de adhesión, por ejemplo, al principio de la Unidad y eso les basta. Pero cuando la Luz llega al interior del cuerpo, no cambia nada. No porque os adhiráis al amor, el chakra del Corazón está abierto. No porque os adhiráis a la Unidad, el chakra de la cabeza está abierto, las Coronas están despiertas. Todo esto es intelectual y mientras que haya la mínima intelectualidad, mientras que haya, como decía HERMANO K, la mínima creencia en un sistema de valores, sean los que sean, no sois Libres (ndr: ver en particular la canalización de HERMANO K del 5 noviembre). Y yo añado, no sois Libres de vivir la Vibración.

El Abandono a la Luz es, efectivamente, aceptar que la voluntad del Espíritu se cumpla. Es no interferir con la voluntad personal, por el ego, por el deseo de Luz. Porque desear la Luz no permite abrir el Corazón, lo habéis comprendido. No porque imaginéis que la Unidad sea así, vivís la Unidad. La Unidad se vive cuando comenzáis a vivir la disolución real de la conciencia que se llama fragmentaria, en la Conciencia Unificada. Y eso es un proceso y un mecanismo real. No es cualquier cosa que está idealizada, pensada, imaginada, proyectada. Cuando vivís la Vibración, en ese momento estáis no en una espera, no en una proyección, sino totalmente, en la esperanza, porque vivís esto de manera individual en vuestro Interior. Y cuando vivís el acceso a la Unidad, ¿qué es lo que pasa, de manera total en el Amor y la disolución total del Cuerpo de deseo? ¿Qué va a pasar?: no tenéis nada que esperar, porque la esperanza os hace vivir la Unidad de la Luz, por la Vibración de la Luz y de la Conciencia. Entonces, en ese momento en que la Tierra viva ese fenómeno colectivo, mañana o dentro de 6 meses, o en un año, no puede afectaros de ninguna forma, porque en definitiva, es siempre la personalidad la que va a buscar los elementos de justificación.

Si vosotros vivís la Disolución, solamente hay que situarse en la Esperanza, en la Humildad, en la Simplicidad y es esto lo que vive el Corazón. Y cuando el Corazón se vive en la Conciencia, no hay nada que esperar, solo hay la Esperanza, en su sentido más noble. Pero mientras que estéis buscando algo fuera, es tiempo que no consagráis a vivir vuestro Ser Interior. En tiempos, los Dioses dijeron que iban a ocultar la Divinidad del hombre en el único lugar donde no pensaría en buscarlo, es decir en su Interior. Dicho hoy, significa, como decía CRISTO, “buscad el Reino de los Cielos y lo demás os será dado por añadidura”. Si vivís la Luz, si vivís la Vibración (sea de forma temporal o de forma más y más amplia) y bien, vais a daros cuenta de que todas las cuestiones desaparecen, porque como hemos dicho, la Inteligencia de la Luz, estará en marcha totalmente, en vuestra vida. No tendréis que preocuparos de lo que sea mañana, porque para la Conciencia del Corazón que vive la Unidad, mañana no existe. Es una verdad. Pero mientras que digáis: “mañana no existe. Yo estoy en el tiempo presente. Ayer, mañana, mis vidas pasadas no existen”, pero sea un concepto que no vivís. Porque si lo vivís totalmente, en ese momento, nada más de todo esto puede aflorar y perturbaros. Entonces si digo esto, no es por supuesto, para condenar algo, sino para decir a todos los seres que vivan las Vibraciones: es tiempo ahora de volverse Vibración.

No podéis (y os daréis cuenta, ahora, cada día) mantener más los deseos, por supuesto, pero incluso el sentido de vuestra identidad y vivir la Unidad. Repito una vez más, esto no os impide hacer lo que tengáis que hacer de vuestras responsabilidades. Ciertamente, si alguien quiere romper un contrato, es la personalidad la que rompe el contrato, con quién sea o con lo que sea. Os hemos dicho que no hace falta jamás, abandonar nada. Pero la Inteligencia de la Luz actuará en vuestras vidas, para haceros Libres. Pero no sois vosotros los que buscáis la Libertad. Es la inteligencia de la Luz, es la Acción de la Luz, en los diferentes sectores de vuestras vidas, la que va a haceros Libres. Pero no sois vosotros lo que os vais a Liberar. Si no, es aun un acto ligado a la personalidad y al ego. Por supuesto hace algún tiempo, muchos de vosotros habéis vivido lo que nosotros llamamos los impulsos del alma, a cambiar de lugar, a cambiar de profesión, a dejar de trabajar, a consagrarse a la Luz. Esos fueron impulsos reales. Pero hoy, todo está cumplido: la Ascensión ha tenido lugar en los planos multidimensionales. Se desarrolla aquí, en la Tierra a su propio ritmo, pero está totalmente terminada en otros planos. Ahora, si no sabéis donde vais, pero vais simplemente a lo que sois. Eso quiere decir que si estáis en la Vibración de la Unidad, viviréis la Disolución de la Luz. Si accedéis al Cuerpo de Êtreté, si el Canal Marial está muy desarrollado y percibís a vuestro lado, una Estrella, eso quiere decir que os reuniréis en los dominios Vibratorios de las Estrellas, en esas Dimensiones.

Ahora, aquél que se interroga y que vive la duda permanentemente, la angustia del sufrimiento de la duda: “¿es esto verdad?”, “¿no es verdad?”, “¿va a pasar esto o aquello?”, y bien, quiere decir simplemente que ese Hermano o esta Hermana no está suficientemente interiorizado para vivir lo que hay que vivir. La Luz es la Vibración de la Unidad, del Amor, de la Alegría Eterna. Entonces, la distancia que existe hoy, entre lo que sois en este momento preciso y la capacidad de fundiros en la Unidad, os muestra simplemente lo que hay que recorrer, o lo que hay que rechazar. Una vez más, nadie juzga a nadie, nadie viene a salvar a nadie. Es la propia Conciencia la que decide. Es la Conciencia misma que, según su Vibración, va a establecerse en su Atención y su Intención. 

Entonces, tenéis que saber si queréis estar en la espera y estar frustrado. Tenéis que saber si vivís la Esperanza, porque vosotros sabéis lo que vivís, como la única Verdad posible. Ahora, para aquellos que no experimentan nada de nada, esas personas se convertirán quizá en los primeros y con una aceptación total. Cuanto más estéis Libres de cualquier Creencia, más viviréis la Luz. Es ahora pero ¿en qué ahora estáis vosotros? ¿Estáis en el ahora del Aquí, de vuestro Interior, o en la espera de la Luz que va a venir por el Cielo? De ahí derivará todo vuestro devenir. ¿Estáis en la espera o estáis en la Esperanza? Todo derivará de ahí. Si yo digo eso, es que cada día, cada semana, va a apareceros cada vez más claramente. Yo diría incluso que eso os va estallar en la cara y no os inquietéis si, en vuestros entornos (sean familiares, profesionales e incluso a nivel de los pueblos), hay movimientos de revuelta, de revolución, que van a ser más y más importantes. Porque, como hemos dicho, la Luz se ha instalado en la Tierra y esta Luz, penetra ahí donde está abierto. No juzguéis tampoco a vuestros Hermanos y Hermanas que van a entrar en reacción, porque no tienen otro medio que reaccionar. La Luz ha penetrado. La personalidad va a vivir, de manera más o menos consciente, que hay en alguna parte, algo que no marcha. Y el ser humano que está en la personalidad, cuando algo no va ¿qué hace? lucha contra ello, trata de mejorarlo, lógicamente, su situación (sea afectiva, económica, familiar, social). Es totalmente lógico : acción/reacción.

Las condiciones de la Luz hacen que la propia Tierra reaccione. Por supuesto que lo veis. Son todas las modificaciones que ocurren en la Tierra. Los signos son numerosos para aquellos que se han despertado realmente, en la Vibración. Pero para aquellos que no quieren ver los signos, ¿por qué queréis que los vean? Porque para ellos, eso tiene una explicación racional, lógica, puramente humana, puramente material. Pero lo que no comprenden es que la Luz, es necesario que actúe en alguna parte: no es algo que permanece en los planos intermedios. Cuando vivís la Luz en vosotros, ¿qué vivís? Las Vibraciones. Entonces, aquellos que dicen « yo he visto la Luz » y no tienen Vibración, es una ilusión, es la Luz astral. Así que, si cierra los ojos y ve la Luz y se dice: “he visto la Luz”. Pero la Luz Vibral, no es eso. Es lo que penetra en el Templo y actúa en el Templo, más allá de la Luz astral, de la Ilusión que permite creer que ha llegado a algo. La Luz Vibral transforma la Conciencia y os acerca a la Unidad.

 Pero no en un concepto, repito, de alguna cosa que se vive realmente. Entonces, todo lo que he dicho, estéis en la primera fila de la escuela o en la última fila de la clase no tiene ninguna importancia, porque vais todos, estáis todos viviendo esto. Vais a pasar un día, a la Esperanza, otro día a la espera, otro día aun, cuando alguna cosa pase que no esperabais, vais a entrar en la negación de vosotros mismos. Pero todo esto forma parte de las oscilaciones de la Conciencia y de los momentos en que la conciencia del deseo puede aun manifestarse. ¿En qué momento la conciencia de deseo no podrá interferir más con lo que sois? Desde el instante en que estéis simplemente, más y más presentes en vuestro Corazón y no en una proyección (familiar, social, afectiva). No es cuestión repito, de abandonar a la familia, el trabajo, o lo que sea. Las disoluciones de contrato se harán cuando estéis instalados en la Luz. No sois vosotros los que actuáis. Y la Disolución de la Tierra, a fin de que viva su Ascensión y su nueva Dimensión, se produce exactamente de igual forma.

Así que, esto es lo que tenía que decir, en la gaceta de la Ascensión, porque es muy precisamente durante este periodo, del que os habla MARÍA (y nosotros os hemos hablado, hace poco tiempo), que se desarrolla todo esto en vosotros, en vuestra Conciencia (ndr: ver la canalización de MARÍA del 1 de noviembre). ¿Estáis preparados a haceros Luz? ¿Estáis preparados para dejar todo para hacer como decía Jesús: “Dejad a los muertos enterrar a los muertos”? ¿Estáis atados a cualquier cosa? ¿Hay algo que os ate? Por supuesto, el ser humano dirá “sí”, por ejemplo, “estoy atado con mis hijos” y dirá: “es el amor”. Pero no: es una atadura. El amor hace Libre y mientras que no seáis Libres, ¿qué quiere decir? Que no amáis. Es la personalidad la que ama y por lo tanto la personalidad, como sabemos todos, ama a través de lazos y no a través de la Libertad. Entonces plantearos estas cuestiones, si no sois Libres. ¿Qué quiere decir, si no sois Libres? Es muy sencillo: no vivís el Amor, creéis vivir el Amor. Ser Libre es vivir la Alegría. Ahora, ¿estáis en la Alegría, 24 horas de 24? Es en esto en lo que debéis estar Presentes: vivir la Alegría permanente, ya que el Amor es Alegría, la Luz es Alegría. Entonces, si no hay Alegría, si tenéis miedo de perder tal cosa o tal otra, si tenéis miedo de perder este cuerpo, si tenéis miedo de perder al marido, mujer o de perder la Tierra o de perder la Vida ¿dónde está la Alegría? Quiere decir simplemente, que no vivís la Unidad. No podéis mentiros más a vosotros mismos, no podéis ilusionaros más a vosotros mismos. Es muy exactamente el rol de la Luz y es por eso que habrá rechinar de dientes. Pero es justamente gracias a esto, a este rechinar de dientes, como vais a vivir quizá, el impulso a estableceros  en la Unidad y en la Luz, de forma más o menos violenta, en el caso de algunos. Pero repito, no es la Luz la que es responsable, son las resistencias del humano, son las resistencias de los Hermanos y Hermanas que han concebido la Luz como algo que mantenía una forma de statu quo, que no son capaces de imaginar que ese mecanismo de ilusión tiene un fin. Sea su propia vida, sea su propia pareja, su hijo o lo que sea, es el problema del ego. Él se cree eterno e inmortal, porque está atado. Y hoy, cuando yo hablo de los contratos, por supuesto que no os corresponde a vosotros, romper los contratos diciendo: “tú, yo te dejo, tú, yo te dejo, tú, yo te dejo”. Solo reforzáis la personalidad. Es la Luz la que hará que vuestra Conciencia sea libre. Pero ¿cómo es que la Luz puede actuar para haceros Libres si vosotros mismos estáis atados? He aquí la precisión que quería hacer en relación a los contratos.

Ahora, ¿cuándo va a ocurrir todo esto? Esto pasa ahora, en vosotros. Abandónate a la Luz y deja que la Luz te tome a su cargo, porque te hará Libre. Tú no puedes reivindicar la Libertad y estar atado. Os hemos dicho durante la deconstrucción, que todo lo que eran leyes del encierro de la Matriz estaba disuelto, que las últimas capas aislantes estaban a punto de desunirse. El Cielo se va a rasgar muy pronto (es la expresión que algunos de nosotros hemos empleado). Pero es la verdad. Pero ¿vosotros aceptáis dejaros rasgar, para vivir la Alegría eterna del Corazón? La cuestión está aquí. ¿Qué queréis Ser? Lo que queréis Ser no puede ser más que si asentís a la Luz y no si resistís. Entonces lo que veis en torno a vosotros, a través de vuestros allegados o vosotros mismos, son vuestras resistencias. Y las resistencias no son más que la traducción de los encierros ligados al miedo. No puede haber miedo y Amor, porque cuanto más aumente la Vibración, más habrá uno u otro. Pero cada vez menos los dos podrán yuxtaponerse. Hasta el presente, como decía, podíais tener todavía oscilaciones, alternancias, subidas y descensos pero os vais a dar cuenta de que esto es cada vez más intolerable. Y no es la Luz lo que es intolerable. Lo que es intolerable, es que vosotros mismos no estéis todavía posicionados totalmente, sea en un estado, sea en otro.

He aquí lo que tenía que deciros. Mis palabras no han sido, así lo espero, demasiado violentas para vosotros pero es la verdad exacta de lo que vivís en este mismo momento. Y lo que vivís es, muy precisamente, lo que tenéis que vivir. Esto también, os lo hemos dicho (se refiera a vuestro cuerpo, a vuestra edad, vuestras relaciones, vuestra implicación con la sociedad o en la economía). Todo, absolutamente todo lo que vivís, está exactamente en su lugar. Ahora, os corresponde a vosotros saber dónde queréis estar: en la personalidad o en la Unidad. Y cada vez más, esas dos Vibraciones de la Conciencia van a separarse, en vosotros como fuera de vosotros.

El Corazón es la solución, no es la comprensión puesto que la comprensión, el conocimiento, no se vive bajo un mecanismo intelectual externo sino que se vive en el Interior. Y no existe ninguna palabra que pueda traducir de manera perfecta lo que es el Corazón y lo que es la Vibración de la Unidad y la vivencia de la Unidad. Aquél que vive el Corazón, vive la Disolución Brahmánica. Vive la totalidad de los Universos, él es el total de la Creación, él es la Fuente, él es el niño, él es la anciana dama que viene a verle, él es los planetas, él es Todo a la vez. Es un mecanismo de Conciencia. Una concepción no será jamás la Verdad. La Verdad, es simplemente lo que puede vivirse, y no en la cabeza. Se os dice: “vais a morir en seis meses”. Vosotros os decís: « no, no es verdad ». Diréis que no es verdad pero es verdad. ¿Qué es lo que muere, puesto que sois Eternos? no es el cuerpo, no es la personalidad, no es la pequeña vida creada entre un intervalo de tiempo que se llama nacimiento y muerte. La Conciencia ilimitada no es nada de todo lo que está limitado. Entonces, creer que voy a abrir mi percepción, mi concepción, a todo el Universo: “eso es, he realizado la Unidad”.

 Ahí, yo responderé a esos seres, que se meten los dedos en los dos ojos y jamás eso, abrirá el Corazón. El Corazón es un Fuego devorador que os hace vivir el Sí mismo, la Unidad, el Êtreté. Fuera del Sí mismo, fuera de la Unidad, todo lo demás no es más que Maya, como dicen y repiten nuestros amigos orientales. 

Entonces, no podéis mantener Maya y vivir la Unidad. No es la Unidad lo que se va a vivir en Maya. Eso es para aquellos que tienen una visión donde tienen miedo de perder su Maya. Pero la Unidad no puede aparecer más que si Maya desaparece.  Y esto lo ha explicado HERMANO K en muchas ocasiones ¿verdad? Entonces, es a esto a lo que estáis confrontados y es a eso a lo que vais a deber responder, de manera individual y, en un momento dado, de manera colectiva. Y es verdaderamente, verdaderamente, como he dicho, en este momento. Cuando digo, en este momento, podéis rechazar este momento y decir: “nos cuenta cualquier cosa”. Si no lo vivís, esto será efectivamente, cualquier cosa, porque en el momento en que este proceso de transmutación final llegue, ¿qué es lo que os hemos dicho siempre?: “os será hecho, exactamente según vuestra Vibración”. Entonces, no tengáis ninguna preocupación, porque persistirá lo que debe persistir. Yo no puedo entrar en los mecanismos más precisos porque esto se desarrolla en la Conciencia y querer proporcionar una mirada exterior no quiere decir nada. Las mejores expresiones que hemos encontrado, es pasar del Cuerpo de deseo al Cuerpo de Êtreté, es pasar de la Oruga a la Mariposa. Son imágenes, si lo preferís, que hemos encontrado. Aquellos que me conocieron cuando yo estaba en este cuerpo de Omraam, saben pertinentemente que yo meditaba cara al sol naciente y que me volvía profundamente diferente porque alcanzaba mi Êtreté, en ese momento. Pero ¿cómo se puede transmitir a un ser humano, una Conciencia? 

Es por eso, por lo que no puede haber un Salvador exterior y por lo que hay justo, los modelos que hace falta hacer resonar. Es por eso que hay seres que han mostrado un camino, pero no podéis seguirles: podéis imitarles  haceros ellos mismos. Es por eso que necesitáis encontrar la Libertad. Mientras que no seáis Libres, el Corazón es una ilusión y, para vosotros esa será vuestra Verdad. He aquí lo que tenía que deciros y esa será por hoy, mi última palabra. 

Yo os transmito todas mis bendiciones y yo espero, hasta pronto. Portaos bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada