AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 29 de noviembre de 2011

MA ANANDA MOYI 27 noviembre 2011 con audio




Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Trascripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Audio

Yo soy MA ANANDA MOYI y los amo.  Hermanos y Hermanas, vengo a ustedes y en ustedes como Vibración de la Estrella AL. Voy a completar, a mi manera, por la Vibración de mi Presencia (en ustedes y para algunos de ustedes en su Canal Marial), a fin de Resonar y de Vibrar, en ustedes, el rol de la Estrella AL.

Esta Estrella AL, que porto en Vibración, corresponde, en ustedes al despliegue sobre la Puerta AL que es el momento donde el Fuego de la encarnación es remplazado por el Fuego del Espíritu.  El Alma, en ese momento, se desvía de las funciones limitadas de la vida, para abandonarse y permitir su Crucifixión y su Resurrección en los mundos de la Alegría, del Amor y de la Verdad.

AL es también una de las 5 Claves Metatrónicas.  AL es la terminación de este Pasaje del Ego al Corazón que permite vivir la Verdad, en totalidad, de vivir las Bodas Místicas con la Luz Blanca, con CRISTO. Este momento y este Pasaje corresponden precisamente al momento donde no tienen ya necesidad de realizar las idas y venidas entre la Conciencia dicha ordinaria y la Conciencia Turiya o Conciencia del Êtreté.  En ese momento, el alma se consume en la Alegría y el Fuego del Amor, dándoles a vivir eso que he manifestado durante mi vida: El éxtasis más perfecto y total, la felicidad más maravillosa que la Conciencia puede vivir en el momento de su Liberación.

Este abrasamiento (muchos de entre ustedes se acercan hoy en gran parte) a través de sus inmersiones en la Luz del Amor, a través de sus Alineaciones y a través de sus espacios donde la Luz Blanca los toma y los transporta, en Conciencia y en Verdad, en la Luz. Estos son esos instantes donde más nada existe que la Luz.  Estos son los instantes donde todo sentido de identificación desaparece. Este abrasamiento del alma corresponde al momento donde la Tierra vibra ella misma su abrasamiento de Luz. Todos ustedes están convidados, sin ninguna excepción a vivir eso.  Hoy (más que nunca, en términos Terrestres), no tienen gran cosa a hacer, exactamente Ser, porque este “exactamente” en realidad es de verdad la única Verdad.  El abrasamiento del alma por el Fuego del Espíritu: este momento donde eso que el Bien amado Juan ha llamado Cuerpo Causal, desaparece, descubriendo el alma y el Espíritu, es un momento que efectivamente será marcado con una piedra blanca, si se puede decir, en la historia de la Conciencia.

Lo que marca el Fuego del alma que se vuelve hacia el Espíritu (ese abrasamiento del alma), es la Alegría.  Una Alegría que crece y que viene a fundir todo eso que no es Esta Alegría.  Es el momento donde las experiencias que les resultan a vuestro propio ritmo, devienen el abrasamiento de la totalidad donde allí hay una irrupción total de la naturaleza de cada Conciencia, en la Luz, en Su Luz.  Es el instante del transporte Final del alma, en el éxtasis más absoluto, donde se vive eso que algunos de nosotros (Estrellas, como Ancianos u Otros) hemos descrito como el Maha Samadhi.  Es el momento de plenitud más absoluto en que no existe ya ningún intersticio para la duda, para otra cosa que la Alegría. 

Es el momento en que la Conciencia personificada vive su Trascendencia más total y donde nada más puede existir que esta Trascendencia total, dando a vivir la Alegría y el Fuego. Este Fuego que consume, enteramente, todo lo que no es Eterno, que consume enteramente, todo lo que no es él mismo. Hemos dicho que el Si era Alegría, que el Amor es Alegría y que la Luz es Vibración de Alegría.

Si están allí y si me escuchan, es que de una manera u otra, han vivido el acercamiento y sobre todo la Verdad.  Queda ahora establecer eso. Y ese momento será importante porque lo establecerán de Corazón a Corazón. La Comunión, en ese momento (tal como les fue presentada) se volverá perpetua y eterna.  Es el momento donde no podrán ya ir y venir, es el momento que ha sido llamado por algunos de nosotros, la Disolución en el único, en la Fuente misma de la Alegría.  Es un momento de reencuentros que prescinde de palabras. Y es por otra parte muy difícil hablar de ello, sin vivirlo.  Y el hecho mismo de describirlo no puede sino hacerles acercar, este estado, debido a mi Presencia en ustedes.

Tendré el privilegio de acompañarlos en la Alineación, al final de mi intervención.  Verán que la Luz y la Comunión, son el único consuelo que es verídico, real.  Es el único elemento que basta para satisfacer la totalidad de la Conciencia.  Como los Ancianos les han dicho y como nosotras Estrellas les hemos dicho todo está cumplido, todo está entregado, todo está dado. Esto que está en camino (si se puede hablar así) es la Alegría.  No hay nada más que la Alegría.  A lo mejor acogerán, a lo mejor se darán, a lo mejor serán colmados por la naturaleza misma del Amor.  Este Amor llamado de tantas maneras, es la Esencia misma de la Conciencia.

El Punto AL está vinculado, por eso, quizá lo saben, en el momento de la Transcendencia de la dualidad, al regreso hacia lo que se ha llamado (a falta de otros términos, en esta lengua), el Andrógino Primordial. Es el momento en que, con estupefacción, la propia Conciencia descubre que es la Totalidad, el Todo, que ella no está ya limitada por nada, de este mundo como de otros mundos.  Esta Alegría no es en absoluto comparable a nada.  Incluso el más grande de los placeres pudiendo existir en la encarnación, es absolutamente nada en comparación con lo incomparable. Este abrasamiento del alma es una dilatación ad infinitum, del Corazón y la Conciencia, donde, con estupefacción, todas las barreras, todos los límites y todos los velos, van a desaparecer.  Todo esto que viene desde hace poco tiempo o desde hace muchos años para algunos de ustedes, solo tenía por objetivo prepararlos, lo mejor posible para vivir este Andrógino Primordial. 

Es el momento donde se sumergen en la Unidad completamente, y donde no puede existir la menor dualidad.  El Cuerpo Causal en llamas.  Eso podría ser como un disfrute pero multiplicado por un factor inconmensurable y que sobre todo no está limitado a lo que sea, ni a cualquier causa, ni a cualquier objeto, o a cualquier sujeto.  Recuerden que, este momento, no tienen que buscarlo ya que él vendrá hacia ustedes, en el momento elegido por la Tierra.  Se les anunciará porque los Sonidos del Alma y el Espíritu se fusionarán con los Sonidos del Cielo y de la Tierra.

 Eso no podrá confundirse absolutamente con nada porque el Corazón estará en Fuego, porque el Cuerpo Físico estará en una Vibración inaudita y sobre todo esta Alegría crecerá, de momento en momento.  El cuerpo no podrá ya moverse, serán la Luz, totalmente, la Luz.

Lo que ustedes viven, los unos y los otros, incluso si eso les parece a veces difícil, solo es su preparación, la más adaptada al Amor para ustedes.  El abrasamiento de la Corona del Corazón, de la Cabeza, del Sacro, la activación del conjunto de las Puertas (como se activaron para ustedes, la mayoría de las Estrellas de la Cabeza, o algunas de ellas), esos mecanismos de Vibración que los aliviaron, la Bodas Celestes, las Marchas, las Bodas de Luz: todos esos elementos que han vivido, puede ser (a su hora, o ahora) son una invitación a vivir el UNO, a ser la Verdad.  Las Estrellas los acompañan.  Ustedes saben que solos pueden franquear esta Puerta, pero que no están jamás solos. Muchos de entre ustedes comenzaron a percibir de diferentes maneras la Luz Unitaria, las Conciencias Unitarias.

El Andrógino Primordial es el momento donde se funden en lo que no tiene fondo ni cumbre. Devenir el Todo, devenir esta Alegría, sin comienzo, sin fin, vivir el Éxtasis y el Intasis el más perfecto, es el devenir de cada uno.  Por supuesto, después de, como ya se sabe, cada uno será dirigido por su propia Vibración, hacia su ámbito de elección y predilección.  Vivir el final de la limitación es un momento que va a permitirles encontrar su Esencia principal, la que ninguna experiencia (en los mundos carbonosos, alterados) pudo permitirles llevar a su término. Este momento donde la Luz Blanca se despliega totalmente (no únicamente en el Cielo o en el Manto de la Tierra sino sobre el conjunto de las conciencias), es un momento único.

Vuestra preparación es, para eso, única, incluso si, los unos y las otras, por supuesto, hemos hablado de los Nuevos Cuerpos, de las Estrellas, de las Puertas, como testigos y marcadores de vuestra transformación de Conciencia.  Hoy, han llegado al límite máximo de esta Disolución del Cuerpo Causal.  Son conducidos, cada uno, a Vuestra Puerta, por vuestra Vibración.  Son conducidos, por ustedes mismos, a vivir este Fuego del Corazón, a integrarlo.  Diferentes nombres que ustedes dieron a los Arcángeles, van a corresponder, en totalidad a eso que viven y vivirán.

Los momentos de Comunión y de Gracia que han sido propuestos son, ahora, el medio privilegiado para franquear la Puerta. Van a vivir cada vez más el mecanismo de elevación y disolución de los velos, que los llevarán a reír, sin fin, porque el Corazón es una risa sin fin.  Todo eso que los Arcángeles, desde las Bodas Celestiales, les han dicho, todo eso que ha sido enunciado y anunciado por el Comendador de los Ancianos, como lo que estaba allí, antes (Nde: intervenciones de O.M. AIVANHOV y SRI AUROBINDO del 27 de Noviembre, en la rúbrica “mensajes a leer”) no ha sido enunciado y anunciado para hacerlos estar a la espera o esperar sino, más bien, para prepararlos a esta cita que ha sido inscrita mucho antes de su precipitación (voluntaria o no) sobre este mundo.  La Fuente había nombrado eso el Juramento y la Promesa.  Ustedes vuelven a entrar en este tiempo particular que va hacerles salir del tiempo.

Recuerden también que en este momento están, exactamente en su lugar para vivir eso.  Y a medida que el Abandono a la Luz, la Confianza en la Luz, se establezca y trabaje, en ustedes, a medida que ustedes tomen conciencia de la Verdad más absoluta de eso que les hemos dicho (no porque nos creen sino porque lo viven) y, viviéndolo, hacen suya esta experiencia porque es la única Verdad. La Luz les hace salir de todas las ilusiones, les hace entrar en la Completud.  El Fuego que los consume, solo consume lo superfluo y expone el Ser Conciente, el Ser Absoluto.

Como les hemos dicho (los unos y los Otros, las Unas y las Otras), estamos a vuestro lado y, también en ustedes.  Entonces, ábranse a nosotros, como nosotros estamos abiertos a ustedes, porque nosotros somos la misma Realidad, la misma Unidad.  Eso que he vivido, en mi última vida, lo vivirán.  Muchos de ustedes comienzan a dudar y a verificarlo.  Eso no es inaccesible, eso no es distante, pero eso está inscrito en este tiempo.  Este tiempo que no tiene fecha porque se aproxima, lo más cerca de ustedes, de cada uno.

Como les hemos dicho, son los Hijos del UNO, los Hijos del Único, son los Hijos de la Luz, las Semillas de Estrellas.  Todas esas palabras que cuando son vividas sin la Vibración y en el exterior no quieren decir nada, hoy toman todo su sentido, en Su Vibración.  Y eso es una Alegría, la sola y única alegría que no depende de nada más que de ella misma.  En el abrasamiento del Corazón en el Andrógino Primordial, se dan cuenta que la separación es una ilusión.  En definitiva, cuando les hemos hablado de este mundo como una ilusión, es la estricta verdad y solo la visión limitada de la persona, de la personalidad, podría dudarlo.  El abrasamiento del alma les restituye a ustedes mismos en vuestra unidad. Y eso (aún lo repito) cada ser tiene la posibilidad de vivirlo, porque no existe ningún sufrimiento, ningún castigo, ningún dios vengador exterior, ningún salvador.  Solo hay ustedes mismos. Solo hay la Libertad de ser por fin Libre, la Libertad de ser por fin Recurso, Reunificado.

Quizá, entre ustedes, hay ciertas Conciencias que se dan cuenta de que en nuestra llegada directamente a ustedes (en sus Alineaciones o ahora mismo), la Conciencia se abre más que nunca.  Les transporta a las residencias de la Alegría y la Eternidad, allí donde no puede existir ninguna carencia, ningún sufrimiento, ninguna oposición, y ninguna contradicción porque es nuestra Morada común, porque es nuestra Verdad común.  Y que la otra parte, el más allá, solo es otra parte más allá del Interior de cada Corazón, de cada Conciencia.  Cuando les hemos dicho por la Voz de los Arcángeles, que estamos al alba de un nuevo día y al borde de vuestra Dimensión, se dan cuenta (hoy y cada día más que nunca) que la distancia no quiere decir nada, que la separación solo existía simplemente porque habían olvidado.

Las palabras que les dirijo, van dirigidas al alma y a la Comunión de nuestros Espíritus.  Mis palabras son colocadas porque ellas permiten, en este instante de Comunión, vivir esta Alegría.  Entonces, pueden, quizá constatar que no hay necesidad de poner una distancia, de utilizar una herramienta, hay exactamente que Estar en el Instante.  Y que en este Instante, está inscrita la totalidad del tiempo y la totalidad de la Luz. Que el Fuego del Corazón es Alegría y Verdad, porque los Ángeles y los Arcángeles están todos en nosotros, porque la Fuente está allí, porque la Alegría está allí.  Entonces, la conciencia se abre cada vez más, a la Verdad que nos es común.  Entonces, la Vibración se coloca naturalmente, en el Corazón del Ser, en vuestra Presencia y mi Presencia, en nuestra Presencia común.

Amados del UNO, esta es la evidencia de nuestra Comunión.  Las palabras se convierten en música, se convierten en Canto del Alma y del Espíritu, Única Verdad.  La Belleza es la de la conciencia.  En estos instantes, tal como vivimos, no hay mas cuestión ni búsqueda, porque el Abrasamiento del alma, el Fuego del Espíritu, revelan la naturaleza ígnea de la Conciencia y, en estos momentos, somos UNO, somos (como diría UN AMIGO) de Corazón a Corazón, del Corazón del UNO al Corazón de Todos y del Corazón de cada UNO a cada Otro.  La Alegría se convierte entonces una evidencia que solo pide tomar todo el lugar, ya que no hay lugar para otra cosa que la Vibración de la Alegría, del Amor, de la Luz.  Las primicias de la Resurrección, los estigmas de la Ascensión, se viven (ahora, cada día) en cada respiración. Comulgamos en lo más íntimo de cada uno y, cada día comulgan en lo más íntimo de las Estrellas, de los Ancianos, de los Arcángeles y del conjunto de las fuerzas Unificadas en la Unidad.

La Alegría es la solución al estruendo de este mundo.  La Alegría es la evidencia de la respuesta a la carencia, al miedo, a la separación.  Cada uno, son llamados, a vuestra manera a establecerse ahora en la Verdad.  El tiempo de la Tierra (o tiempo colectivo) se sincroniza sobre el tiempo de cada uno, porque cada uno converge hacia la Madre Tierra. El Sol aquí responde. El Corazón en llamas.  La Alegría es el bálsamo. La Alegría es la única Verdad.  Fuego de Alegría y Fuego del Espíritu solo siendo Uno. En el que ha rasgado todos los velos de sus propias ilusiones, como las del mundo, no hay nada que destruir: hay ahora que elevar. No hay nada que construir, ya mas. Hay simplemente que aceptar ser esta Comunión y este Fuego. A lo sumo serán numerosos a vivir eso (a instalarse en eso), a lo sumo comulgarán en la Nueva Dimensión de la Tierra. Mostrándoles vuestra Alegría, dándole a vivir vuestro Amor y vuestra Alegría, mostrándole hasta cierto punto, vuestro acuerdo para el abrasamiento. 

Entonces, ella podrá, a su vez (porque es ella quien decide, pero es sensible a cada uno y a cada una), decidir establecerse en la Alegría.  La Nueva Alianza será entonces consumada y establecida.

Nosotros hemos siempre dicho que el Corazón era la respuesta.  No hay otra respuesta.  Que el Corazón era la Puerta, porque solo hay una única Puerta.  Entonces, nos acercamos siempre a su Conciencia.  Estamos, en ustedes para algunos de ustedes y muchos entre ustedes.  Lo que viene es Alegría y Comunión. No hay que dudar, en el espacio de la Vibración de lo Sagrado, porque en ese momento están llenos y saturados de Alegría. Los espacios y el tiempo de miedo y dudas no existen, simplemente ya.  Amados Hermanos y Hermanas permanezcan allí: en estas palabras, en este espacio de Comunión, en este espacio de Alegría y de Fuego.  A ustedes les toca decidir: ¿Quieren ser Alegría?  ¿Quieren dejar de manifestar el miedo y la carencia? ¿Quieren Realizar y Finalizar la Verdad de vuestra Conciencia? ¿Quieren seguir la Verdadera Vida? ¿Quieren ser el Templo de Su Presencia? ¿Quieren devenir UNO con todos los Unos, en las Dimensiones donde no existe nada más, en las Dimensiones donde no existe exclusión, ninguna sombra y ningún sufrimiento? Les hemos tendido nuestras manos y nuestros Corazones.  Hemos realizado eso que había que realizar. Ustedes han realizado, casi en totalidad, eso que había que realizar para recobrar la Esencia y la Libertad de vuestra Alegría, de vuestro Ser.

Amados del UNO, el tiempo de la Comunión del conjunto de las Conciencias de la Tierra, ha llegado.  Entonces ¿eso es mañana? ¿Eso es pasado mañana? No, eso es de inmediato ya que ustedes deciden y a partir del momento en que decidan, el tiempo de la Tierra, para ustedes, no es más una distancia ni una espera. No son más tributarios del tiempo de la Tierra, no son tributarios más de nada, excepto de vuestra Conciencia.  Entonces, que importa el tiempo puesto que todo está cumplido, para ustedes. Esto es posible hoy.  Muchas de las Estrellas tocan a la Puerta: a la Puerta del Corazón, por supuesto y también a la Puerta del Espíritu.

Hermanos y Hermanas bien amados, descansen en Silencio y en Comunión a fin de Comulgar aún más, cuando nuestros otros Hermanos y Hermanas aquí y en otra parte, sobre esta Tierra como en toda Dimensión, nos reunamos, juntos en el mismo Corazón, en el mismo Canto. Preparémonos pues a ser aún más concientes de la Alegría.

Me incorporo a vuestro corazón pero sin mis palabras, prosiguiendo la Vibración de la Alegría del UNO, en cada uno y en cada una. Amo a nosotros. Les digo en algunos momentos para comulgar, aún más ampliamente, en la Gracia, en la Unidad. Yo soy MA y sobre todo yo soy UNO, ya que yo soy Ustedes.

…Efusión Vibratoria y Comunión…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada