AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 28 de noviembre de 2011

AA. ANAËL 20 noviembre 2011 con audio




Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Trascripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

 audio

Yo soy ANAEL Arcángel.  Bien amados Hijos de la Luz y bien amadas Semillas de Estrellas, que la Comunión, la Gracia, el Amor, la Verdad y la Unidad sean en ustedes y en nosotros.  No tengo una comunicación particular a establecer, a nombre del Conclave, hoy. Tengo sin embargo, como primer interviniente que especificar los diferentes objetivos concernientes a las diferentes Conciencias que intervendrán después de mí.  En eso que concierne al Melquizedec del Aire SRI AUROBINDO, el vendrá a entregarles los elementos importantes concernientes a la evolución de la personalidad en el Supramental, tal como eso se despliega hoy, y tal como debe conducir esta personalidad (que es vuestra, aquí, encarnada) a modificarse.  No a través de la aplicación de reglas, sino sobre todo a través de observación de las modificaciones de la personalidad bajo la acción del Supramental.  En eso que concierne a la intervención de la Estrella, NO OJOS les precisará esto que es la Visión del Corazón y como transformar la visión de los planos intermedios (llamados astrales) a fin de permitirles penetrar más adelante en el Êtreté, la Visión del Corazón y eso que concierne justamente al acceso a la Unidad.  MARIA, mas adelante, vendrá para pedirles prepararse para un compromiso Vibratorio mayor, concerniente al conjunto de las Conciencias, implicadas sobre la Tierra como en el Cielo, en la transformación de la humanidad, que está en vía de finalización.  Como Arcángel, vengo hoy, como un Ser y una Conciencia que viene a responder sus cuestionamientos y preguntas, concernientes, no a vuestros caminos personales, sino más bien al camino de la humanidad actual.  Y así, pues, instaurar hoy con ustedes más allá de mi papel de Arcángel de la relación, un espacio de Comunión, de Corazón a Corazón, a través de las respuestas que aportaré a vuestros cuestionamientos.  Así pues, estoy a su disposición, por la Vibración, por las palabras y por mi propia Presencia, para tratar de avanzar, junto, en eso que nos acerca, hoy, cada vez más.  Bien amadas Semillas de Estrellas, les escucho.

Pregunta: ¿en el proceso que viene, va uno a perder realmente el cuerpo físico?

Bien amado, ¿qué es lo que tú llamas perder?  A través incluso de lo intitulado de tu pregunta, tu consideras que quitar este cuerpo es una pérdida.  No hay pérdida.  La conciencia es Una, cualquiera que sea la presencia o la desaparición de este cuerpo.  La Unidad es un estado que transciende la apropiación de un cuerpo, la identificación hacia un cuerpo (de cualquier tipo, ya sea este, o también la apropiación en un único cuerpo, perteneciendo a una última vida) ya que ustedes están más allá, en Conciencia, más allá de este cuerpo.  Mientras que consideren que hay cualquier cosa que perder, no encontrarán la Unidad.  Eso no conduce a ignorar el cuerpo ni a rechazarlo, sino más bien a transformarlo, a fin de que devenga, por síntesis, el cuerpo de Êtreté.  El despliegue de la Luz, así como la activación de las distintas Puertas, presentes sobre este cuerpo, son justamente los medios que les han sido ofrecidos para re-sintetizar en alguna forma, incluso si la palabra no está adaptada, el cuerpo de Êtreté (Nde: ver la rúbrica “Protocolos a practicar”).  Así pues, la Conciencia viviendo la Unidad nada tiene que hacer de este cuerpo, ya que este cuerpo es un Templo, en el cual se realiza la alquimia, pero no es más que el despojo, cuando el cuerpo y la Conciencia devienen, y se vuelven unificados.  Entonces no hay paradoja, hay simplemente que comprobar, por ustedes mismos que el trabajo solo puede realizase, para ustedes quienes están encarnados, en este cuerpo, que es un Templo y un receptáculo.  Pero en un momento dado (ilustrando así lo que decía el Comendador) (Nde. O.M. AIVANHOV), devenir una mariposa necesita la apertura de la oruga, el rasgón del sobre del Corazón y el pasaje en la Nueva Conciencia.  Mientras exista un compromiso, mientras exista un miedo, relativo a este cuerpo, este no puede transformarse.  No hay pues pérdida del cuerpo, en el sentido como pueden oírlo, con la visión limitada de la personalidad.  Hay Transfiguración y Resurrección. Esto no es verdaderamente lo mismo.

Cuestión: ¿la Ascensión, concretamente, es una salida consciente del cuerpo?

Bien amada, hay tantas Ascensiones que seres humanos. El mecanismo individual de la Ascensión hace de ustedes un ser profundamente diferente, cuya Conciencia ya no se limita y cuyo cuerpo ya no se limita. Lo que corresponde a una transformación total, ya que se los recuerdo, están en este cuerpo, prisioneros, limitados, por el nacimiento y por la muerte. En los mundos Unificados, no existe muerte.  Este cuerpo, por Esencia, es el Templo, pero tiene la particularidad también de ser perecedero, y eso lo saben, aunque el ego y la personalidad se niegan a rendirse a la evidencia de que este cuerpo es perecedero, de una manera como otra. Esto participa de las leyes del encerramiento y las leyes del aislamiento de este mundo. Encontrar la Unidad no puede hacerse hasta que haya una desidentificación total con relación a este cuerpo. Numerosos de sus místicos, en toda tradición, les expresaron eso, ciertamente mucho mejor que yo, a través de sus experiencias, que vivieron en distintos tiempos de la historia de la humanidad. ¿Ahora, qué es lo real y qué es lo concreto? Mientras consideres que lo real y lo concreto se refieren a esta dimensión, no puede haber acceso a la Unidad. Creer que el mundo mejor corresponde simplemente, en este mundo, al cambio de normas, a sustituir a algunos seres por otros seres, asumiendo el destino de la humanidad, es estrictamente opuesto al principio de la Unidad. No puede haber Unidad, mientras haya aplicación de algunos principios que existen en este mundo, y resultantes del principio de falsificación Mientras existe una estructura, un ser, evolucionando por poder sobre esta conciencia, no hay Unidad. Por supuesto, la personalidad va a discutir sin final en este concepto de miedo, en este concepto de deber liberar algo o abandonar algo. Existen distintas maneras de comprender el mecanismo, pero no existe más que una manera de entenderlo, es vivirlo. Así pues, mientras exista una proyección a través de distintos mecanismos de Ascensión que se les enumeraron aquí hace poco tiempo, no viven la Ascensión, pero viven la proyección de su propio mental a través de interrogaciones vinculadas a los miedos subyacentes, cualesquiera que sean estos miedos. El principio de la Unidad es la trascendencia del conjunto de los miedos, la liberación de todos los compromisos, y la transformación de todo lo que está vinculado al encerramiento. Cuando la Conciencia vive la Unidad, realmente y en Verdad, no a nivel concreto de la realidad de este mundo, sino a nivel real, más allá de la ilusión de este mundo, no puede plantearse ninguna cuestión en cuanto al futuro de este cuerpo, ya que en ese momento, la Conciencia entiende y vive que ella no es este cuerpo. Mientras existan un miedo y una resonancia, presentes en la estructura física o en la estructura emocional o mental, no puede haber acceso completo a la Unidad. Ninguna lógica, y eso se les explicó ayer, puede explicar, racionalmente, lo que pasa, en el momento de la Ascensión. Sólo hay la Vibración, y una serie de marcadores correspondiendo al acceso a la Unidad (que serán aclarados por SRI AUROBINDO) (Nde: intervención de este mismo día), que corresponden a la realidad de lo vivido. La Ascensión no es un mecanismo mental. La Unidad no es la adhesión a un dogma, no es una creencia.

Mientras están en la creencia, hay proyección y no hay Unidad. La única manera de vivir el mecanismo es decidir su tiempo personal, bien más allá de la simple meditación, de alinearse sobre la Vibración, de vivir la Comunión y la Gracia. En ese momento, vivirán la Verdad. Mientras estén encerrados por sus miedos, o por sus proyecciones, cualesquiera que sean, no puede haber Liberación. El conjunto de los mecanismos Vibratorios que se vertían sobre esta Tierra,  a través de la Luz dicha Unitaria o Vibral, desde 1984, permitió poner en pie y elaborar una serie de procesos, destinados a amortiguar lo que SRI AUROBINDO había llamado el choque de la humanidad, aquí hace exactamente un año, permitiéndoles vivir, a partir del momento en que se abandonan a la Luz, a partir del momento en que renuncian a toda acción de la personalidad, el efecto transformante de la Luz. Pero mientras persistan a querer volver prisionera la Luz, no pueden ser Transparentes y no pueden vivir la Luz, enteramente. Las experiencias de Alineación que viven (que eso sea a 19 horas o en el momento que lo deciden), las experiencias de Vibraciones, de Comunión y de gracia, que pueden obtener en cualquier momento, son el reflejo directo de lo real, es decir, de la Inteligencia de la Luz. Ahora, retengan también que se les hará muy exactamente según su propia Vibración. Si existe un miedo de perder lo qué sea, entonces ustedes, no se enfrentarán a este miedo, en definitiva, pero en el momento colectivo de la humanidad, serán simplemente llevados allí donde les conduce su Vibración. Ninguna astucia mental, ninguna imaginación, ningún miedo podrá, hasta cierto punto, alterar lo que son.

Pero lo que son es función, no de sus creencias, sino de la ampliación, más o menos intensa, de su Conciencia. ¿Están en conciencia limitada, dividida, o penetran los espacios de la Conciencia Unificada, allí donde todo es Alegría, allí donde todo es Luz, allí donde no existe ningún miedo, ni ninguna proyección en cualquier futuro? Preciso que, durante este período, la intensidad sus cuestionamientos, Interiores y exteriores, solo corresponde, en realidad, que a mirarse, cara a cara, permitiéndose entonces, si tal es el deseo de su Conciencia, incluso dividida, de pasar o no la Puerta Estrecha. No habrá ningún juicio, ni de ustedes mismos, ni de cualquier autoridad exterior. El principio de la Luz es respetar la Gracia y la Libertad. A  ustedes les corresponde decidirse, no mentalmente, sino por la Vibración, si desean colocarse según el principio de la Acción de gracia, o según el principio de la Acción/Reacción. Recuerden lo que decía CRISTO: “los que querrán salvar su vida, la perderán”. Los cuatro Pilares del Corazón son los fundamentos incluso de la aceptación y la vivencia de la Unidad. No hay otro elemento que pueda intervenir.

Cuestión: ¿los cuerpos estando conectados a la Tierra, subirán al mismo tiempo que la Tierra?

Bien amado, no puedo sino responder a lo que ya respondí. Existen tantas Ascensiones que  seres humanos. Hace aquí una semana, una de las Estrellas les comunicó los distintos métodos posibles de la Ascensión. Se respetará cada ser humano, que lo quiera o no, en su libertad Vibratoria. Ahora, algunos subirán con este cuerpo, otro sin este cuerpo. Es la Conciencia (liberada de este cuerpo, estando en este cuerpo) que decidirá, no es ni el mental, ni las proyecciones, ni los deseos. Así pues, no se preocupen de los mecanismos de su propia Ascensión, sino vivan, desde ahora, lo que se les ofrece, a través de la Merkabah interdimensional colectiva, como la Merkabah interdimensional de la Tierra. Dándose a vivir, en sus espacios Interiores (de Alineación, de Vibraciones, de meditaciones), los estados Vibratorios particulares, conduciéndoles a la Unidad. Si tanto es que se abandonan, en estos momentos, a la Luz, que no busquen acaparar la Luz, ni dejen jugar a la personalidad, en estos momentos de Alineación. Porque no existe mejor preparación que esos momentos. No existe mejor preparación Vibratoria que los momentos de Comunión o de gracia, tal como se les comunicaron, a realizar, en ustedes, entre ustedes, entre las Dimensiones, entre los seres y las Conciencias que pueblan las otras Dimensiones. La instauración y la instalación del Canal Marial es, muy exactamente, lo que les permite encontrar el hilo conductor de la Vibración, uniéndoles a la Unidad. El despliegue de las Puertas Vibrales, en este cuerpo, son los puntos de sujeción de la Luz. Bien más allá del Canal del Éter, bien más allá de las Coronas Radiantes, del hogar del Sacro, permitiendo a la luz penetrar y de infundir directamente, el conjunto de sus células de este cuerpo, pero también su Conciencia.

Cuestión: ¿si algunas orugas se transforman en mariposas, las que no se vuelvan mariposas seguirán viviendo en esta Dimensión?

 En esta Dimensión no quiere decir sobre este mundo, puesto que este mundo donde están, asciende, de manera definitiva. La Tierra, llamada de tercera Dimensión, no existirá ya. Será pues necesario, que estas Conciencias que hicieron la elección de permanecer en cuerpos carbonosos, experimenten la Liberación, él cara a cara, y la Vibración con la Luz Unitaria, con el fin de conectarse de nuevo a la Luz. Cada Conciencia (y no cada personalidad) es completamente libre de establecerse en la Dimensión que es la suya, o en su origen estelar, o en su origen Dimensional. Pero puede también decidir, con total Libertad, seguir la experiencia, no de la separación, sino de lo que se llamó, entonces, la tercera Dimensión pero unificada. En ese momento no se encerrará la Conciencia, será limitada, pero ya no encerrada. Será tributaria de un cuerpo, y decidirá, en el momento que le sea propio, de liberarse de este concepto de densidad, llamado tercera Dimensión. La Multidimensionalidad se expresa a partir del momento en que la Conciencia no es ya tributaria, ni de un cuerpo, ni de un tiempo, ni de un espacio. Pero eso, su mental, su cerebro, no puede entenderlo, porque tiene la práctica de funcionar en una localización, en un cuerpo y en un espacio dados. Como eso se dijo: geolocalizados en el tiempo y en el espacio.
En los universos unificados y en los estados multidimensionales del ser, no existe ninguna localización, tal como pueden concebirla y vivirla en este mundo. De la misma forma que pueden decidir ir a tal lugar, para vivir tal cosa, sobre este mundo, allí donde están actualmente: deciden el lugar donde van en lo que nombran vacaciones, deciden (si las condiciones de la Acción/Reacción se lo permiten) establecerse en tal lugar. Todo eso será profundamente diferente, a partir del momento en que el lugar donde querrán establecerse no existirá ya, simplemente más. ¿Entonces en que se convierten? La irrupción del Supramental, la densificación del Supramental, en este mundo (que viven, de manera individual, y cuyas etapas anteriores han sido, como se los dijo el Arcángel MIGUEL, la Desconstrucción y luego la transformación final que están viviendo) hecho que vendrá de un momento a otro donde todo se borrará. Todo lo que es ilusión desaparecerá, enteramente. Si quieren mantener una determinada forma de geolocalización, a través de una estructura carbonosa llamada Unificada, deberán, efectivamente, en ese momento (que eso esté con este cuerpo o sin este cuerpo), establecerse en lo que se llama la tercera Dimensión Unificada. Eso no podrá realizarse en un lugar, Vibratoriamente, que no existirá ya.

Cuestión: ¿qué pasó el 10 de noviembre, entre MIGUEL y URIEL?

Bien amada, la nueva Tri-Unidad, en este pasaje, estaba constituida por la Vibración y la Conciencia de MIGUEL, de CRISTO, o pues de CRISTO/MIGUEL y de MARIA. Esto se llamó Nueva Eucaristía o Nueva Alianza, permitiendo realizar la Tri-Unidad, por lo tanto vuestra propia Unidad de Conciencia, en la nueva Dimensión. Lo que aparece, es el papel de Transparencia, vinculado, como ya se sabe al Ángel METATRON, que les entregó las claves Metatrónicas de la Liberación y la Libertad. Por lo que se refiere a URIEL, Ángel de la Presencia y la Reversión, permite el Último Pasaje y el Último salto que permite la Reversión y el Pasaje, de la personalidad egótica, al Corazón. No en un concepto, no en una idea, no en una emoción, sino en la Verdad de lo que debe vivirse. El paso de Antorcha es pues un paso Vibratorio, permitiendo alinearlos sobre la nueva gama de frecuencias, con carácter individual y preparando así, de esta forma, el pasaje a lo colectivo. Por su trabajo (como eso se dijo, en numerosas ocasiones) de anclaje y enjambraje de la Luz, realizan la base de la Nueva Jerusalén, en esta Tierra, permitiendo a la Conciencia pasar (sin daños, sin miedo, y en total Libertad) en los mundos unificados. Les recuerdo, para ilustrar eso, que el conjunto de los seres humanos viviendo una experiencia a las puertas de la muerte, o viviendo un acceso al Êtreté, les dicen muy exactamente la mayoría de ellos, la misma cosa: el infierno está aquí.  En otra parte está la Libertad. En otra parte está el Amor. El amor tal como lo viven, sobre este mundo, no es el Amor. No es más que el encerramiento, en una relación, en un afecto, en una necesidad de voluntad de bien, pero no es la Libertad, y aún menos la Liberación. El Amor es una Vibración, traduciéndose por lo que llamamos el Fuego del Corazón, que es el Fuego del Espíritu que vuelve Libre y los libera de todo encerramiento. Ahora, la Luz nunca les obligará a incorporarse a la Luz. Pero no pueden pretender ser la Luz y mantener cualquier ilusión. Eso era aún posible en el período de las Bodas Celestiales y aún hasta hace poco tiempo. Pero los días van a desarrollarse, y su Conciencia individual va a darse cuenta, a través de sus propias experiencias, que se acerca a un momento llamado la disolución o el éxtasis. Hay momentos en que penetran las esferas del Êtreté, por la Vibración y la Conciencia. En ese momento, no son más de este mundo. ¿Es una ilusión? ¿Es una Verdad? Todo depende de su punto de vista. Y son ustedes quienes decidirán, en su alma y conciencia, se puede decir, de establecerse en tal gama de frecuencias, o en tal otra gama de frecuencias. Nadie vendrá a ayudarles a pasar la Puerta. Nadie puede substituirles a esto que son, para vivir la Unidad. El Último Pasaje, que se lleva a cabo, corresponde al paso de la Puerta Estrecha, pero antes de pasar esta Puerta Estrecha, es necesario Liberarse, enteramente, internamente y en conciencia, de todo lo que hace obstáculo a la ligereza, de todo lo que hace obstáculo a la Unidad. Una vez más, la Unidad no es un concepto, es un estado de la Conciencia, pero este estado de la Conciencia va a convertirse cada vez más incompatible con la conciencia dividida de la personalidad.

Es eso que muchos de entre ustedes hacen la experiencia. Ahora, si no hicieron la experiencia, eh bien no planteen cuestiones, conténtense de avanzar en su vida y de vivir lo que tienen que vivir. El momento final, colectivo, de la humanidad les permitirá encontrar la Luz y se establecerán, en ese momento, en la Vibración en la cual están. No hay pues ningún miedo que manifestar. Existe una preparación exactamente que debe hacerse y esta preparación es Vibratoria. No se refiere ya, ahora, a las circunstancias de vida (el hecho de alejar a ustedes de tal o cual región, de reunirse con tal o cual persona) porque la Inteligencia de la Luz está, enteramente, actuando, que lo acepten o no. Ésta les pone frente a su propio Ser, en su devenir, en su Ser profundo, y en la realidad de su Conciencia, es decir, según su propia opinión.

Cuestión: ¿una elección hecha en conciencia puede ser frustrada por una elección de alma?

¿Bien amado, puedes  precisar lo que llamas una elección hecha en conciencia? ¿Dónde se sitúa la Conciencia? ¿En la personalidad o en el Êtreté? Existe una conciencia de la personalidad. Existe una conciencia del alma. Y existe una conciencia del Espíritu o el Êtreté. Son tres gamas Vibratorias completamente diferentes y paradójicas. Así pues, cuando dices: ¿“llevar una elección en conciencia”, de qué conciencia hablas? Todo ser humano, sobre el planeta, en cuanto existe un planteamiento llamado espiritual, por supuesto, quiere la Luz. ¿Pero querer la Luz, es Ser la Luz? Ser la Luz, es Abandonar, precisamente, toda voluntad. Es borrarse, volverse el más pequeño, volverse el más humilde y el más simple. La característica, esencial y principal, de la personalidad, es rechazar la simplicidad, es rechazar la evidencia y rechazar la Luz, porque la Luz implica, para ella, el miedo de la disolución, el miedo de la desaparición de este cuerpo, el miedo de todas las proyecciones de la conciencia, por lo que se refiere a lo que llaman, por ejemplo, la pareja, los hijos ¿Y con todo, cuándo dejan este cuerpo, por la Puerta de la muerte, qué permanece de sus compromisos, si no son sus creencias, puesto que el compromiso real no puede existir más, tal como existe en este mundo? ¿Entonces, cuál es la elección, en conciencia, que se enumera? Las elecciones de alma pertenecen a la Matriz. El alma es una creación de la Matriz. HERMANO K explicó eso, muy detenidamente, por lo que se refiere al alma vuelta, precisamente, hacia la encarnación, hacia la materia y no hacia el Espíritu. Cuando el Espíritu se revela y se vive, el cuerpo, el alma, no existen, simplemente, ya. Creer que el alma va a conducirles, sobre este mundo, a cualquier Liberación, es una ilusión que ha sido nombrada Luciferina por HERMANO K, (Nde: intervención de HERMANO K del 7 de julio de 2011), no teniendo, por supuesto, ya nada que ver con Lucifer, redimido desde hace tiempo. Pero esto corresponde al eje, alterado y falsificado, de la Luz, llamado ATRACCIÓN/VISIÓN. El hogar del alma, en relación con la Puerta AL (chakra de arraigo del alma) está en toma directa con lo que se llama la Puerta VISIÓN, situada en el hígado (Nde: ver rúbricas “protocolos que deben practicarse”). Mientras exista una proyección de la Conciencia, exteriormente, en este mundo, mientras crean ser tributarios de elección de alma, de contratos de alma, mientras crean ser tributarios de un karma, de un pasado, cualquiera que sea, fuera ayer o una última vida, no son Libres. Y no encontrarán la Libertad de esta forma. Esto resulta, directamente, de un conjunto de mecanismos vinculados a las leyes de la Matriz, a las leyes del alma, que no son las leyes del Espíritu. Las leyes de este mundo no son las leyes de los Universos Libres. Toda la sutileza de las Fuerzas de encerramiento consistió en hacerles creer, y de hacerles adherir, a estos distintos principios. El principio de reencarnación, que numerosos seres en búsqueda espiritual aceptaron como una evidencia (o porque era una creencia muy útil para explicar su problemática, o porque tenían acceso, realmente, a la memoria de sus últimas vidas), no es más que un encerramiento. No puede existir ninguna Liberación mientras no se revele el Espíritu. El alma tiene un bonito juego, hasta cierto punto, de hacerles creer que son tributarios de contratos, que son tributarios de afecto, que son tributarios de los errores que cometieron anteriormente. Cuando tocan el Espíritu, y cuando viven el Espíritu, todo eso desaparece, porque es sólo humo puesto delante de la pantalla de la Conciencia. Pero si su creencia, y si su vivir, están vinculados a estos contratos de alma, a estos impulsos del alma vuelto hacia la materia, entonces vívanlos.

Cuestión: ¿todas las manifestaciones sobre la nueva Tierra serán necesariamente ilimitadas?

Sí. En la medida en que, en cuanto se crucen las Puertas de la 3ª. Dimensión disociada (que es, se los recuerdo aún, su Dimensión de vida, cualquiera que sea su acceso al Êtreté), no existe ya ningún encerramiento posible, ni en un cuerpo, ni en una forma, ni en un tiempo, ni en un espacio, ni en una Dimensión, ni en un sistema solar. La Conciencia vive la Libertad total. El Espíritu es inmaterial porque no presente, en esta Dimensión. Es el principio incluso del encerramiento.

Cuando viven el Espíritu, son el conjunto de la creación y el conjunto de las criaturas, cualesquiera que sean. Es la conciencia dividida de la personalidad encerrada y de la propia alma, que hace creer que existen leyes, normas, jerarquías o cualquier cosa, privándoles de Libertad. El Espíritu es Libre, de toda Eternidad. No tiene ni principio, ni fin. No necesita de cualquier evolución puesto que es perfecto, de toda Eternidad. Sólo el alma y la personalidad creen, en este mundo, que existe una necesidad de evolucionar, una necesidad de mejorarse. El Espíritu no puede creer a estas cosas porque es la Verdad de la Conciencia que es perfecta, de toda Eternidad. ¿Entonces, cómo pueden concebir, o incluso creer, que tienen de evolucionar o que buscar cualquier cosa, puesto que la Unidad está presente, de toda Eternidad? Simplemente, es el acceso a su Unidad que ha sido limitado por una serie de principios de encerramiento, cada vez más, encerrándolos en la personalidad. No existe ninguna razón de mantener cualquier personalidad, cualquier alma, en los mundos de la Verdad, porque ya no están limitados absolutamente por cualquier cosa. No existe más barrera, no existe más encerramiento, no existe más de fragmentación. Eso es su Esencia. Eso es su naturaleza. Eso es su Verdad.

Cuestión: la Tierra ya vivió varias desapariciones en masa, de las Ascensiones…

No fueron Ascensiones. Fueron procesos de extinción masiva de toda vida que reproducían la Matriz. Lo que pasa, actualmente, no tiene ya nada que ver. La Atlántida no vivió la Ascensión. La Atlántida vivió su destrucción y el encerramiento en la Matriz. La prueba: están aún allí y fueron los que estaban en la Atlántida. El proceso actual no es una extinción, ni la reproducción de un marco de matrices que encierra. Es la Libertad y la Liberación. Pero, por supuesto, el que está encerrado en la personalidad, y que desea permanecer, llamará eso una destrucción y la muerte. Pero es sólo su opinión.

Cuestión: ¿podrían hablar del estado que consiste en convertirse en observador de sí mismo?

Bien amada, convertirse en observador de sí mismo no es colocarse como un observador, simplemente, que se observaría desplazarse y jugar en la vida. Es un mecanismo de la Conciencia que es mucho más sutil. Es el momento en que toman conciencia, real y concretamente, que no son ni este cuerpo, ni sus compromisos, ni sus niños, ni sus padres, ni este papel, ni esta profesión, que están bien más allá que eso. En ese momento, y solamente en ese momento, pasan a ser los verdaderos observadores, porque no se someten ya a esta conciencia fragmentada. No están ya bajo la influencia de su propio mental, de sus propias emociones, de sus propias heridas y sus propias creencias, porque no son ya nada de todo eso. Viven, en ese momento, real y concretamente, la Unidad. No es pues un ejercicio a practicar, al sentido donde podrían oírlo, sino una Reversión de la conciencia que les hace tomar conciencia de la ilusión de este mundo.

Tendrían hermoso decirles que este mundo es ilusión, y repetirlo sin parar durante 50.000 años, y no se moverá un ápice. Estará siempre allí. Es la conciencia que debe transformarse. Y la conciencia se transforma, cada vez más para un gran número de seres humanos, a través de lo que les dimos, revelado, y atraído su atención y su conciencia sobre lo que pasaba en este cuerpo. Porque este cuerpo, como lo dije, es el Templo en el cual se realiza la alquimia. Que eso esté a través de las Coronas radiantes de la cabeza, del Corazón, a través del despertar del Canal del Éter o el Canal del Kundalini, que eso esté a través de la Vibración de las células del cuerpo, en definitiva, el conjunto de estas manifestaciones (bien reales y concretas para los que lo viven pero que son una ilusión para los que no lo viven) va a llevarles a vivir la revolución de la Conciencia, que no es más que una reversión de toda proyección exterior (a través de los compromisos, los miedos, las creencias), a vivir la Unidad. He aquí lo que podemos decir.

Pero, mientras no lo vivan, todas las palabras que podrían aplicarse no tienen ningún sentido. Sólo tienen un sentido para el que los vive o que se acerca. No existe ningún mecanismo de pensamiento, ningún mecanismo de conocimiento exterior que pueda hacerles moverse un ápice para vivir la Unidad. Mientras crean eso, se les somete a las leyes del alma, a las leyes de la Matriz y a las leyes del encerramiento. Ninguna ley del encerramiento, incluso concebida e integrada, les permite superar el encerramiento. El objetivo de la Luz Vibral (a través de la Radiación del Ultravioleta, a través de la Radiación del Espíritu Santo, a través de la radiación LA FUENTE) sólo tenía un propósito desde 1984, desde las Bodas Celestiales: hacerles tomar conciencia de la ilusión de este mundo. No a través de mecanismos de pensamiento, no a través del hecho de querer trabajar sobre tal emoción o tal actitud mental o tal sufrimiento, sino de abandonarse a la Luz, como lo dije durante las Bodas Celestiales. Permitiéndoles entonces vivir la transformación inducida por su propio Abandono, su propia Humildad, su propia Simplicidad, su propia Transparencia. Los Pilares del Corazón (que se activan, para algunos de entre ustedes) son la prueba absoluta que lo que viven no es una ilusión puesto que lo viven. Y, por supuesto, el que no vive ninguno de los Pilares, el que no vive ninguna de las Coronas, no podrá sino refutar y rechazar eso. Y tendrá razón, porque no vive nada de todo eso. Entonces la Unidad no es un dogma, la Unidad no es una creencia sino es un estado de hecho, Vibratorio, que les conduce a vivir la Unidad, enteramente.

Cuestión: ¿esta pesadilla que vivimos, la encarnación, la quisimos, individual o colectivamente? ¿O se nos traicionó?

Bien amado, emplear esta palabra de traición nos reenvía a los hechos históricos extremadamente antiguos. Eso ya se desarrolló y se remonta a más de 320000 años, y a la llegada de algunas Fuerzas, llamadas a Arcontes, en este mundo, limitando la Libertad de conciencia. No cayeron, ya que ¿cómo lo que es perfecto, de toda Eternidad, podría caer en alguna parte? La experiencia de la encarnación (en cualquier caso para los que están presentes sobre esta Tierra, desde tiempo antiguo) no es más que un encerramiento para el cual no están estrictamente para nada. La particularidad de la conciencia es que cuando ella está limitada en su posibilidad multidimensional, poco a poco, sobreviene un mecanismo que yo prefiero llamar el olvido y no la caída (porque la caída es una culpabilidad que les ha sido dada en el momento en que no están estrictamente para nada en su caída) La problemática es la siguiente: la Luz Vibral, para muchos entre ustedes, sobre esta Tierra, puede llamarse el fuego del infierno, porque los acondicionamientos les hicieron llamara a la Luz: el fuego destructor. No es nada. Todo depende de la opinión. El que se encierra en la encarnación y las leyes del alma, no puede conocer el Espíritu. Y en consecuencia, la irrupción del Espíritu, o de la Luz Vibral, que no se buscó, que se manifiesta en su conciencia, se llama la destrucción, el fuego del infierno. Pero, para el que vive la Unidad, eso se llama la Liberación. Es bien el mismo mecanismo que está a la obra pero todo depende del grado de encerramiento de la conciencia. El olvido es un mecanismo terrible. La memoria es un mecanismo terrible. Y lo saben todos, con relación a sus últimos sufrimientos que vienen a interferir en su presente. El que está en la Unidad no tiene ya ningún sufrimiento.

Tiene, puede ser el recuerdo, pero no tiene ya el afecto, porque esto está superado, no por una voluntad personal sino porque, realmente, tomó conciencia que no es ni su sufrimiento, ni su alegría, ni su dolor, ni su placer. Que está sobre este mundo, como decía el CRISTO, pero que no es de este mundo. Consiguientemente, por supuesto, muchos seres humanos les dirán que la vida es espléndida sobre este mundo. Es su elección. Y es, hasta cierto punto, su Libertad. ¿Qué pueden hacer puesto que cada uno no puede salir del encerramiento sino por sí mismo? En los mecanismos de destrucción, la Matriz se reformaba instantáneamente a través de las leyes gravitacionales inducidas por estas Fuerzas Arcontes. En la actualidad, el proceso es diferente, porque las Fuerzas Arcontes no pueden actuar más. Se neutralizaron, en el Amor y en la Luz Vibral. Entonces, lo que viene, hoy, es la Liberación. Pero algunas conciencias, viviéndose en el alma o la personalidad, no pueden aceptar tal posibilidad. ¿Qué podemos hacer? La Tierra vivió innumerables transformaciones geológicas, de las cuales  lleva las cicatrices y las marcas. La personalidad, tan transitoria como sea, se vive como eterna. Es el principio incluso de la personalidad y el principio mismo del encerramiento. Por esta razón el choque de la humanidad y sus distintas etapas, que se les dieron he aquí hace un año, en este mismo espacio (Nde: intervención de SRI AUROBINDO del 17 de octubre de 2010), corresponden, enteramente, a esto que debe vivir cada humano. Existen muertes violentas, sobre este mundo, que no implican ninguna necesidad ni ninguna utilidad de preparación. Existen muertes lentas que requieren, para estas almas, una preparación y que pasan siempre por las mismas capas de denegación, de negociación y por fin de aceptación. Pero lo que viene, hoy, no es la muerte. Lo que viene es la Libertad y la Alegría.

¿Pero qué podemos nosotros si una Conciencia se encierra en el alma, en la personalidad, y no vibra sobre la frecuencia de la Libertad?

No podemos estrictamente nada. Pero, es necesario bien, que un día, la experiencia del encerramiento, querida por otra cosa que su propia conciencia, finalice, de una manera como otra. No pueden adherirse al hecho de ser Semillas de Estrellas, de ser Espíritus Libres y aceptar permanecer encerrados, en un cuerpo, en un esquema de vida o en una Dimensión. Pero eso, no pueden aceptarlo mientras no vivan el Êtreté. Las experiencias de muerte inminente que condujeron a algunos seres a salir, simplemente, de este cuerpo y a ver la Luz a lo lejos (para la mayoría sin penetrar en la Luz), bastan para cambiar la vida. Se imaginan bien, por lo tanto, que el momento colectivo de la humanidad (que corresponde al rasgón del Cielo y el momento en que la Verdad les aparecerá) les liberará, de una manera como otra, respetando al mismo tiempo su Libertad.


¿Podría hablarnos de la noche negra del alma y todos los seres la viven?

Bien amada, la noche negra del alma fue objeto de numerosas comunicaciones.  Me es difícil volver de nuevo sobre eso. Por el contrario puedo expresar, por relación al 2º. Aspecto de la cuestión: No, la noche negra del alma no es vivida por todos. O en todo caso, puedo decir que ella es vivida en diferentes niveles según la más gran facilidad para vivir la Vibración.  La noche negra del alma es justamente el instante donde el alma decide aceptar que todo, en este mundo, no puede ser más que negrura, que no existe ninguna esperanza de Liberación en este mundo.  Eso puede llamarse y manifestarse en el sufrimiento extremadamente agudo relacionado a la pérdida de una proyección, a través de un ser amado, por ejemplo, o la pérdida de un hijo o de un padre.  Un sufrimiento indecible invade en este momento al alma, que no tiene salida en este mundo.  Y es este momento que el alma puede retornar (y que no es siempre el caso, por supuesto) hacia la Luz, es decir hacia el Espíritu y salir en ese momento del encerramiento.  La noche negra del alma, cualquiera que sea la intensidad del sufrimiento que es propuesto (en el tiempo o en la intensidad, el mismo) va justamente a permitirles trascender los límites del alma y de salir, en Verdad del encerramiento. No hay  pues a medir ni a maldecir ese principio, sino bien de tomar hasta cierto punto los últimos mecanismos.  Esta noche negra del alma puede existir o no existir.  Puede tomar para algunos seres la forma de pérdida de un ser querido. Puede también tomar el aspecto de una enfermedad fulminante poniendo en juego, su pronóstico vital a muy corto plazo.  Este mecanismo que parece poner fin a la vida de la personalidad, los llama, precisamente a vivir la Unidad y la Verdad.  Mientras que ustedes no hayan vivido su propia Unidad, solo están sometidos a sus creencias, solo están sometidos a sus impulsos del alma, solo están sometidos a su historia personal en este mundo.  Pero están siempre sobre este mundo.  Vivir la Unidad les hace salir de este mundo, permaneciendo en él.  Es la Conciencia la que sale del encerramiento que vive aún, por un tiempo en este cuerpo y que ya no se identifica ni al alma, ni al cuerpo ni a la personalidad, ni a cualquier cosa presente en la superficie de este mundo.  Solamente en ese momento pueden vivir la Libertad, porque son libres.  La noche negra del alma contribuye a hacerles cruzar la Puerta Estrecha, en este 3er. Pasaje.  Para eso es necesario apoyarse en los Pilares del Corazón: La humildad, la Transparencia, la Simplicidad. En ese momento la Luz puede penetrar, yo diría, sin resistencia, en ustedes.  La mayoría de los seres que les hablan, como los Ancianos, han vivido durante su vida, esta noche negra del alma.  A través de la pérdida de un ser querido, como HERMANO K. O en una noche de angustia de muerte extrema, como UN AMIGO. O también meditando ante el sol, como el Comendador (Nde. O. M. AIVANHOV).  En ese momento, hay extracción total de la ilusión.  Sin embargo ¿esos seres se salieron del mundo? No.  Ellos pudieron intentar (cada uno coloreado por su vivir, por su cultura) expresar lo megos que pudieron en esta época, lo que era la Unidad.  Aunque algunos no han podido, comprender en ese momento lo que era la historia, es decir, no tuvieron acceso al principio de falsificación vinculado a Dios, Diablo o Yaldebaoth, y emplearon esta palabra, por supuesto, pero sin saber lo que había detrás.  Pero lo más importante no eran las palabras que empleaban sino el estado de conciencia en el cual estaban.  Hablo por supuesto del Comendador.  Añadiendo algunos elementos esto no es lo mismo para los seres que llaman de polaridad femenina, y en particular las estrellas que unas como los otros, para la mayoría de entre ellas, les dieron su camino y su última vida.

La naturaleza femenina (llamada así en este mundo) tiene mucha más facilidad para abandonar el poder puesto que la naturaleza masculina está vinculada al poder, a un lado dicho exteriorizado (llamado el yang si prefieren) pero que corresponde a un desequilibrio mucho más pronunciado que la naturaleza femenina, haciendo que la naturaleza femenina sea más apta, aún hoy, para encontrar la Unidad, para vibrar en la Unidad, mucho más fácilmente que el hombre.  Pero eso no es un factor kármico, sino precisamente vinculado a la polaridad masculina y femenina.
No tenemos más preguntas, les agradecemos.

Bien amados hijos de la Luz, bien amadas Semillas de Estrellas, doy gracia por vuestra acogida, por vuestra escucha y por nuestra Comunión.  Les ruego aceptar mi Comunión.  Hasta la próxima vez.

…Efusión Vibratoria…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada