AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 14 de noviembre de 2011

A. MIGUEL BODAS DE LUZ, BODAS DEL UNO 12 de noviembre del 2011 con audio


www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

audio

Yo soy MIGUEL, Príncipe y Regente de las Milicias Celestes.  Bien amados Hijos de la Ley del Uno, bien amados Hijos de Luz, que la Gracia sea vuestra Morada y que la Luz sea vuestra Eternidad.  Vengo a ustedes como anuncié y enuncié, a fin que el Pasaje de la Antorcha se realice y se haga oficial. Mi misión, como MIGUEL, Príncipe y Regente de las Milicias Celestes, como Elemento de Conciencia habiendo penetrado el Logos Solar, habiendo co-presidido el Cónclave Arcangélico, en este Espacio y Universo local, habiendo reunificado lo que jamás habría debido ser separado, va a poder dejar lugar al establecimiento de la Unidad, la Comunión y la Gracia, en la Eternidad de vuestra Presencia revelándose a ustedes mismos.  Así pues, dejaré lugar, en el Cónclave al Angel de la Presencia, el que revela y eleva devolviendo, permitiendo a la Fuente Una vivificar, fecundar y devolver lo que le pertenece: la Libertad de Ser eso que Son.  Bien amadas Semillas de Estrellas, por la Vibración Una del Logos Solar, por la Vibración Una de CRISTO MIGUEL, por la Asamblea de los Ancianos, por la Asamblea de las Estrellas, por la Fuente y por Metatrón, este mundo va a vivir su Comunión, poniendo fin a la separación de los Éteres y de la ilusión, así como a todo sufrimiento. 

Bien amados Hijos de la Ley del Uno, Ancladores y Sembradores de Luz, Semillas de Estrellas, la Estrella que viene les anuncia y les enuncia claramente el sentido de la misión de MIGUEL (que fue mía) permitiéndoles reconectar la fuente de vuestra Gracia, la fuente de vuestra Presencia, la fuente de vuestra Eternidad.  Hijos del Uno, Hijos de la Unidad, la Verdad establece su Reino, que es el vuestro para la Eternidad.

A ustedes les corresponde vivir el Fuego, a ustedes el corresponde vivir el Corazón, bien lejos de los riesgos y los condicionamientos de toda personalidad y de toda ilusión.  El Tiempo está realizado.  El tiempo pues vino de volver de nuevo, si tal es su Vibración, al Éter Unificado de la Fuente, prosiguiendo la experiencia de Vida, libre de toda traba, Libre de todo límite.  Libre, totalmente. Como Hijos de la Ley del Uno, hemos, todos, juntos, participado y realizado el regreso de la Unidad, de la Gracia y de vuestra Presencia.  La Luz habiéndolos ya llamado, o llamándolos, en los tiempos que están abiertos, viene a hacerles la pregunta, si no ha sido ya hecha: “¿Eres Luz?” “¿Eres Uno?” “¿Estás Unificado y en tu Verdad?” « ¿Quieres ser libre ya que esa es tu Esencia? » « Por la Vibración de la Presencia, por la Vibración de la Comunión, por la puesta en resonancia de la Merkabah interdimensional colectiva, con la Merkabah de la Tierra, solo queda por realizar ahora, en la carne, dentro de la ilusión, la totalidad de la Promesa y del Juramento, revelándoles (a la Conciencia y al Corazón) la Verdad de lo que son, la Verdad del: “Yo soy Uno”. Poniendo fin, de manera definitiva, final y terminal, a la exclusión, a la oposición, al sufrimiento, y a todo eso que no es verdadero.

Niños de la Ley del Uno, las Bodas de Luces y las Bodas de la Unidad ahora llegaron sobre esta Tierra.  Entonces, juntos, alegrémonos de este tiempo de Verdad, alegrémonos de este tiempo de Unión y Comunión. Juntos, participamos en la última Ronda, en el último Círculo, el que entrega y el que eleva, destacando todo eso que no es de la Ley del Uno, de sus funciones alteradas, a fin de vivir, juntos, la Comunión, en vosotros y por vosotros.  Gracia a vosotros, gracia a la Fuente Una, juntos, en este día y en este momento, abrimos mucho más que las Puertas del Cielo.  En este día, junto, acogemos la Estrella que permite a la Estrella venir a Unificar el Cielo y la Tierra en totalidad.

A la hora donde el Fuego de la Tierra se eleve, en vosotros, a la hora donde el Fuego del Éter queme, en vuestro Corazón y en vuestro cuerpo, la hora llegó de saludar a la Gracia.  La hora llegó de celebrar los Reencuentros: aquellos con vuestra Eternidad, aquellos con vuestro Êtreté.  Comunión.  Sol, Comunión solar.  Instantes de Gracia, abiertos en vuestra Eternidad, permitiéndoles por URIEL y por las últimas Claves Metatrónicas (vertidas mediante el Sol y la Estrella que viene, como por la Estrella que vendrá), de vivir la terminación de lo que es ilusorio. El regreso en la Eternidad, mucho tiempo prometido y anunciado, por fin verificado y Verdad. Eso, vamos a vivirlo juntos, que estén en este cuerpo o en la Conciencia pura, poco importa, ya que tendrán la misma Conciencia, desapegada de toda ilusión.  No por cualquier voluntad, sino por la evidencia misma de la Luz, en vuestro Ser, en vuestra verdad.

Hijos del Uno, del Corazón de cada uno al Corazón de todos, es tiempo de elevar la Vibración de la Luz, ya que esta ha penetrado el Canto de la Tierra y se eleva hacia el Canto del Cielo. Estén listos, teniéndose listos para vivir eso que está a vivirse. Cada uno en función de su Vibración, cada uno, en función de su Alegría y de su Eternidad. Acoger.  Acoger, a fin de pacificar eso que no está aún aclarado y que lo será, en totalidad, a fin de vivir la Ultima Boda, la Ultima Unión.  Comunión.  Comunión en el Amor, en la Unidad, dentro de una Conciencia que no tiene nada de limitado o de encerrado, en una Conciencia libre de ir en cualquier tiempo y cualquier espacio, en cualquier dimensión, donde nada es distancia, donde nada es separación, donde nada es ilusión.

Hijos de la Ley del Uno, se abre entonces, en este día, en grande, la posibilidad de Ultima llamada de la Puerta KI-RIS-TI del que vendrá, como un ladrón en la noche, que algunos de entre ustedes han percibido, que algunos de entre ustedes han integrado en el campo de su posible y en el campo de su Conciencia.  Hijos de la Unidad, la hora ha llegado de desplegar las alas, las que hacen de vosotros los Hijos Eternos de la Ley del Uno, maestros de la Unidad, maestros del Sí, Transparentes  y Humildes, Transparentes  y Simples.  La hora ha llegado de encender eso que no está despierto en la totalidad del Corazón Uno.  Del Corazón de cada uno, al Corazón de todos.  Del Corazón de todos, al Corazón de cada uno.  En esta Comunión de Luz magistral, elevando, siempre mas, la Vibración y el campo de lo posible, resumiéndolo en el conjunto de los posibles y de la Eternidad de los posibles.  Es en esta hora y en este tiempo, dejo lugar al Angel URIEL, libre entonces de seguir la Tierra en su Reversión, seguir la Tierra en su Fuego que se eleva.  La hora llegó de vivir la Libertad.  No como un espacio suspendido en el tiempo, sino más bien como un estado de vuestra Conciencia, como un estado de vuestra Vibración, que es la nuestra y que es la de toda Conciencia en los campos de la Eternidad, en los campos de la Fuente.  Niños, no hay mas velo para ocultar el Corazón.  No hay más espacio entre los Corazones del Uno y el Corazón de todos. Es a eso que comulgan en este mismo momento.  Es en eso que cada día de vuestro tiempo va a alejarlos del tiempo de ese día, a fin de hacerles entrar en el tiempo de la Eternidad, donde la distancia no puede existir, donde están por todas partes, porque ustedes son el Todo.  Acojamos la efusión del Logos.  Acojamos el Canto de Libertad del Cielo y de la Tierra.
...Efusión Vibratoria / Comunión...

Acojan mi Presencia, como yo acojo la Presencia del conjunto de los Hijos del Uno, sobre esta Tierra y en esta Tierra, en el Templo del Único, en el Templo de la Presencia.

...Efusión Vibratoria / Comunión...

Abran y desplieguen las alas de la Libertad.  Abran y desplieguen, en este Templo, la Conciencia Unificada.  Simplemente establecidos en el Ser.  Viviendo la Presencia, en el Fuego del Corazón y del Amor, viniendo a eterizar los últimos pesos, las últimas densidades.  Bien amados Hijos de la Ley del Uno, han elevado la Vibración.  Han afrontado el reto del retorno a la Unidad.  Han realizado lo que era justo y útil, exactamente, permitiendo en este día, rendir gracia al Canto de la Creación, permitiendo recrear la Unidad.  La Estrella ha respondido a la elevación de la Conciencia.  En estos tiempos, donde todo está cumplido, en nuestras dimensiones que serán vuestras, muy pronto, damos la bienvenida, nosotros Arcángeles, la Gracia de vuestro Corazón. Damos la bienvenida, nosotros, Arcángeles, la Libertad que es vuestra.  Damos la bienvenida en vosotros, la Conciencia liberada.  La terminación del derrame de las Claves Metatrónicas, bajo forma de efusión de Luz viniendo del Sol, como del Sol Central, por el flujo de radiaciones del Ultravioleta, por el flujo de las Partículas Adamantinas, viniendo a tapizar cada intersticio, donde la Sombra podría aún establecerse, aquí hace poco tiempo, permitió unificar los Éteres y realizar la Comunión y Gracia, del Corazón de cada uno al Corazón de todos.

El trabajo está realizado.  Esta Gran Obra, y sus diferentes etapas (dadas hace algún tiempo por el Arcángel JOPHIEL, antes de la llegada de las Bodas Celestiales), permitiéndoles, ahora, realizar la última etapa de la Obra: fusión en la Luz, fusión en la Unidad, fusión en la Eternidad. 

Alegría y Presencia.  Entonces, yo, Arcángel MIGUEL, Príncipe y Regente de las Milicias Celestes, les digo: « Hijos del Amor, eleven sin fin, hasta la Eternidad de las Dimensiones y de los mundos, vuestra Vibración”.  Los últimos frenos, en resonancia con los miedos, inscritos por el principio mismo de la transformación encerrante de esos cuerpos, no tienen en este día, ya curso, si tal es vuestra Intención, si tal es vuestra Vibración.  Todo está Presente, sin límites.  Todo está Presente, en este instante. Más ninguna cadena, más ninguna ilusión, como lo descubren y lo descubrirán, cada vez más, pueden limitar la extensión de qué son ustedes: La Alegría Eterna, el Sí y la Unidad.

Juntos, hemos fecundado y despertado la Naturaleza Esencial del Ser. En la hora donde la última Puerta se franquea (en su último Pasaje y en su última Verdad), se dirán, por la experiencia de vuestro vivir, que eso no es un sueño, sino mas bien que el sueño de la ilusión finaliza, liberándoles, por lo mismo, de los últimos compromisos y los últimos miedos. Porque la Luz, porque la Fuente y Lord Metatrón, vienen a llenarlos y saturarlos de la Alegría de la Eternidad.  Ustedes son la Alegría, incluso si esa aún no los ha tocado, ni aflorado. Eso es Verdad. Y eso es, desde este instante, accesible sobre la Tierra, a los Hijos de la Ley del Uno.  Al descubrir vuestra Presencia en este mundo, podrán, también decir y manifestar el: “Todo está cumplido”.  Resonando entonces en lo más profundo del núcleo de la Tierra, confirmándole, por vuestra misma Presencia, vuestro acuerdo a su Elevación. Ninguna resistencia puede permanecer en la Alegría del Uno.  Ninguna resistencia puede limitar la expansión del Sol y de la Luz.

Así pues, yo transmito la Antorcha al Angel URIEL, realizando así la Promesa y el Juramento. No busquen apegarse a eso que se aleja.  Acepten vuestra Libertad y acepten la Alegría, la Paz y el Amor, que es, se los recuerdo, la Esencia Ultima de vuestro Ser, de vuestra Presencia y de la Conciencia.

Yo soy el Arcángel MIGUEL, Príncipe y Regente de las Milicias Celestes, Vibrando en vuestro Templo, Hijos del Uno, del Corazón Ardiente del Arcángel al Corazón Ardiente del hombre.  Vibrando en el Fuego de Su Nombre, KI-RIS-TI.  Dándoles a vivir, si dan acuerdo, el Canto del Éxtasis, el canto de la Verdad.  Acoger, juntos, el Amor y la Gracia, y el instante único, donde la Conciencia Vibra al Canto del Uno y al Canto de todos.  Dejo lugar, en algunas respiraciones de vuestro tiempo al Arcángel URIEL, estableciendo en cada uno, el tiempo de su Presencia.  Amados del Uno, todo es Uno, ya que Todo está cumplido.  Me incorporo al Espacio Vibratorio del Cónclave Arcangélico que es vuestro Espacio Interior, donde la Ronda de los Arcángeles realiza, en la fusión de las Coronas, el Corazón.  Yo les saludo, con el Amor de la Fuente Una y dejo lugar, de inmediato, al Arcángel URIEL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada