AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 22 de noviembre de 2011

MARIA 20 de Noviembre de 2011. con audio



Original en francés
www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Trascripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez


Audio
  
 Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Bien amados Hijos, vengo a dirigirme a vuestro Corazón. Vengo a darles, más allá de mis Gracias una cita, una cita Vibratoria importante (ya que será la última de este año, en términos Terrestres), ya que como lo ven, en ustedes y en torno a ustedes, el conjunto de los eventos de la Luz están presentes, en adelante, con el fin de vivir lo que debe vivirse, con el fin de abrir en ustedes, la totalidad del Amor y de crear este Amor, por vuestra Presencia. 

La Llamada de la Luz va a pasar a ser cada vez más importante, en cada uno de ustedes y celebraremos juntos, en esta cita, esta última Llamada. Nos reuniremos todos, para eso, en Conciencia, en Unidad, en Comunión y en Gracia, con los elementos que se los dieron para realizar esta Comunión, el 17. día de vuestro mes de Diciembre, exactamente después de la fase de Alineamiento de las 19,30 (hora de Francia), en que el conjunto de mis Hermanas, el conjunto de las Estrellas, el conjunto de las Conciencias alineadas y unificadas se sumarán a esta Comunión particular, inaugurando el tiempo de la Luz. Como quizá lo viven, les es cada vez más accesible y fácil vivir vuestra Unidad, vuestro Amor. Desde allí donde estamos, cerca de ustedes y en ustedes, damos gracias por vuestra acción, damos gracias a vuestra Presencia. Conviene pues celebrar dignamente nuestra Alianza y nuestra Libertad. Al final de vuestra Alineación, tendremos una media hora de Comunión, de 19,30 a 20 hs. y entregaré, a  las 20 horas, lo que tendré para darles por el tiempo del final de este año.

Como se lo dijeron los Ancianos, todo se cumple, en lo más alto de los Cielos y en lo más alto de las Dimensiones. Esa Conciencia debe convertirse en la vuestra, ese es el caso, yo lo sé, ya que lo que nos da a ver nuestro Corazón es el Despertar total de las Conciencias, a la Verdad. Ustedes son cada vez más numerosos a vivir el Corazón, que eso sea transitorio o permanente. Son cada vez más numerosos a penetrar las esferas de la Gracia, de la Verdad y de la Belleza. Entonces, es hora de festejar eso dignamente: la Unidad, la Luz y la Verdad que se instala. Ella roza ahora, la conciencia ordinaria, toca vuestra vida y el conjunto de las vidas de este planeta.

El Sol participa, ahora activamente en vuestra Comunión y en vuestra Gracia. La Tierra vive también su Comunión con ustedes. La hora de la Libertad, la hora de la Alegría se acerca a grandes pasos, a vuestro Corazón, eso ustedes lo viven, por vuestros propios Estados, por vuestro propio Amor y vuestra propia Vibración. Una vez más, el conjunto de las Hermanas, de las Estrellas, rinden Gracia por la Belleza de vuestro Ser, la acción del Ser, y de la acción de la Gracia. Han trabajado y trabajan aún. A cada minuto de este tiempo que existe sobre la Tierra, nosotros ampliamos nuestro encuentro y el espacio de nuestro encuentro.

Existe una forma de júbilo que, quizá, comienzan a percibir, en la Paz de vuestro Corazón. Esta alegría no es nada comparable a una excitación, pero es de alguna manera, la justa retribución de vuestra acción, el justo resultado de vuestro Abandono y confianza en la Luz.

Vuestros Estados de Gracia, van a aparecer, y para los que lo viven van a intensificarse, consolidándolos en el lugar que es vuestro, en la Verdad que es vuestra. En este tiempo, no escuchen nada más que lo que les dice vuestro Corazón, ya que en la justa división de este tiempo, él es la justa Verdad de lo que debe vivirse. En este Corazón, él vuestro, hay todo el Amor de todos los mundos y de todas las Conciencias. Pueden hoy, mostrarse tal como son. Nada ni nadie puede juzgar vuestro Corazón. Nada ni nadie puede alterar lo que Son. Sean entonces justos. Sean entonces amantes, hacia todo y todas las cosas.

Algunos de entre ustedes asumen la Última Verdad de la Conciencia, dándose a vivir estos Estados donde no hacen ya más que uno con la Vibración Una, de la Fuente. No, no sueñan. No, no se imaginan nada. Es lo justo, porque es la Verdad que les hemos anunciado desde tanto tiempo. Durante este tiempo, conténtense de ser el Corazón ya que toda la satisfacción viene de allí. No juzgan absolutamente nada. No juzgan a nadie. Más que nunca. Conténtense de ser esta Paz, este Corazón, esta Alegría y este Amor auténtico y verdadero. Si se satisfacen con eso (que es en realidad, la totalidad de lo que se pide, por vuestra Conciencia), ningún desorden de este mundo puede alterar quienes Son. Eso, van a consolidarlo como una Verdad, esencial y absoluta.

Ha llegado el tiempo, por vuestra Presencia, de mostrar al conjunto de la humanidad esta Verdad que es una sola: la del Corazón. Tienen a la vez, el potencial y la responsabilidad. Sigan lo que son, es decir, la Luz. Cuanto más se sumerjan en lo que Son, lo que pueda producirse de manera exterior, aún presente en este mundo, no podrá afectarles. No hay otra fuerza que el Amor. No hay otro poder que el Amor. Y eso se les pide hora, mostrarlo y demostrarlo por vuestra Presencia. Estén en la Alegría. Estén en Comunión. Que eso sea con ustedes mismos, con vuestros Hermanos y vuestras Hermanas o con el universo.

Los espacios de Comunión van a crecer hasta tocar el Infinito, los Cielos y la Tierra, sin nada querer, sin nada pedir, sin nada rogar, porque ustedes son todo eso a la vez. Lo que me dijo y lo que les dijo nuestra Hermana, la de todos, SIN OJOS, se verá confirmado por vuestra propia vivencia. El Cielo se desgarra, dándoles a ver la Verdad, dándoles a vivir la Transparencia. Van a penetrar plenamente, espacios de Belleza insospechados, incluso en vuestros sueños más ocultos. Cada día que va a pasar, cada elemento de vuestra vida va a llamarles a eso.

Lo que sea que se desarrolle, según el ángulo de la personalidad, hay siempre otro ángulo que es mayor, y más vasto y más significativo, que es Amor. La Luz les invita a que establezcan, cada vez más en la Unidad del Corazón, en la Luz Una. Vuestra vivencia, vivencia de esta Tierra, les confirma la exactitud de lo que viven, de lo que es a vivir e instalar.

Esperamos que sean cada vez más numerosos, a unirse en este día de Comunión común de Diciembre. Recuerden que la única verdadera fuerza, la única verdadera potencia es la del Corazón, y que la única Puerta es el Corazón. Que en este estado, no hay nada que pedir, nada a rogar, porque todo es Conciencia y todo es Interior.

No les ocultamos, por supuesto, que vuestros Hermanos y vuestras Hermanas que tienen miedo de la Luz, esperan por supuesto, servirse de esta Luz para otra cosa. ¿Pero cómo podrían hacer otra cosa, en adelante con la Luz? Porque solamente el miedo puede aún conducir a algunas Conciencias a eso. Permanezcan firmes en vuestra Conciencia. Sigan permaneciendo firmes en el Amor. Sigan firmes en la Unidad. Y cada día, verán crecer vuestra Alegría. Cada día, verán crecer los momentos en que son Uno con el Todo. Acojan, a Corazón abierto, lo que pase. Cualquiera que sea el elemento de vuestra vida, remítanlo a la Luz, no como una demanda, no como un rezo, sino más bien, como la Verdad instantánea de la Luz.

Como se lo dijimos, cada uno y cada cosa tienen hoy su justo lugar. Y si están en el Corazón, en Verdad y en Unidad, nada puede perturbar la Paz del Corazón. Nada puede desestabilizar el Corazón. Todos deben vivir eso. Nadie es descartado de la Alegría de la Unidad. Todo es posible. Todo está en ustedes, en cada uno. Están ahora en Comunión. Nosotros lo sabemos, nosotros lo vemos. Esta Comunión se extiende, de Corazón a Corazón, con total Libertad. No tengan en cuenta lo que podría verse como farfullas porque todo se instala, realmente. La pureza de vuestras intenciones nos aparece claramente. ¿Cómo podría ser de otra manera, en la Alegría y en la Unidad?

No tengo mucho que añadir a lo que les fue dicho y dado, durante vuestras Comuniones y vuestras reuniones de hoy y de ayer.  Lo que les damos, no es más que el exacto reflejo de eso a lo que aspiran y lo que están estableciendo. No puedo pues sino rendir Gracia y comulgar, a mi turno con cada uno de ustedes, porque van realmente, a tomar conciencia, si ya no se hizo, entre los unos y los otros, como entre ustedes y nosotros, ya que no hay distancia, no hay diferencia y cuando la Conciencia vive eso, entonces sí, todo se cumple.

No hay ningún camino que recorrer. Hay exacta y efectivamente, que Ser. Eso no será ya para muchos de ustedes, una  palabra vana o una esperanza, ni una espera, sino una Verdad vivida. Cada día, son cada vez más numerosos a concretar eso. Entonces, detendré aquí mis pocas palabras ya que todo lo que tenía que decirles, es darles cita, ese día a ese momento, sabiendo que muchos de ustedes, de aquí allá, ya habrán tenido cita conmigo o con una de las Estrellas. Por supuesto, se darán cuenta, por ustedes mismos, que esto no es una proyección, ni un deseo sino la Verdad, porque el Corazón no puede mentir, porque la Luz no puede mentir. Establezcamos juntos, aquí y en otra parte, este momento de Comunión que prefigura el de nuestra cita. Me dirijo ahora a cada uno de ustedes, en esta Comunión. Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Comulguemos, ahora.

... Efusión de Energía/Comunión…

Les digo pues al 17, en nuestra Comunión colectiva. Y les digo a cada instante, en nuestra Comunión de Corazón a Corazón. Hasta pronto.


 NDT:  Las horas indicadas corresponden a la hora francesa. El vínculo Desfase de horario (http://www.lolo.free.fr/Divers/DecalageHoraire.html) les permitirá deducir su horario local.

 El 17 de Diciembre, la intervención de MARIA se hará en un marco privado y se difundirá dentro de las horas siguientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada