AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 17 de mayo de 2011

MENSAJE DE SERETI DEL 14 DE AGOSTO DEL 2008 con audio


http://www.autresdimensions.com
Canalizado:        Jean Luc Ayoun
Transcripción:   Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
 para escuchar el audio haz clic aquí
 Soy SERETI. Homenaje y saludos. Al principio de la vida manifestada era el Verbo. Al principio de la vida no manifestada estaba la forma. Toda forma es preexistente a la manifestación. Los estados multidimensionales de vida están todos sin excepción inscritos en una forma.  Los niveles más densos, llamados encarnaciones, son las formas más complejas. Los niveles dimensionales más elevados se resumen esencialmente en dos formas: triángulos y círculos. La complejidad de los niveles dimensionales es responsable de esta simplificación de forma.
Las formas más elevadas en vibración son las más ricas en memorias. Los conozco a todos, no en su individualidad personificada, sino en su Esencia, en su Luz y en su eternidad. La vida es un proceso gradual en el tiempo y en el espacio. Esta graduación de la vida pasa, en momentos dados, extremadamente rigurosos, por fases de inversión y simplificación de forma. Su Esencia se señala en adelante, en su individualidad, de la presencia de 4 columnas correspondiendo a formas de energía particulares que afianzan en ustedes las nuevas potencialidades. La gradación de vida es pues extensión infinita que se traduce en una contracción de forma.

La forma está indefectiblemente, en todos los espacios dimensionales, vinculada a los movimientos. No puede haber dimensión y vida sin movimientos.  Todo movimiento presenta las etapas sucesivas de expansión y contracción. La expansión permanente de vida se acompaña de una contracción equivalente de la consciencia.  Cuanto más se concentra la consciencia, más grande se hace la expansión. Hay por lo tanto movimiento opuesto de la expansión y de la consciencia.  La consciencia siendo la más grande es aquella que se concentra más.  Ella necesita entonces una simplificación de la forma a fin de dar cuenta de los múltiples campos de coherencia de lo vivo. La ultimidad de la forma, llamada Dios, es el punto.  El punto contiene en él la totalidad de los universos infinitos.  Toda forma que sube en gradación de consciencia sobre los espacios dimensionales va a ir hacia el triángulo y el círculo. Ustedes vienen del punto.  Ciertos de entre ustedes han transitado por las formas las más simples.  Ciertos, no.  Ciertos han pasado por las manifestaciones particulares llamadas, en este espacio solar, los gigantes, los Elohim y los Dioses.  Cada camino, cada consciencia, es única en sus desarrollos, en sus manifestaciones, en sus evoluciones.  Solo las formas y los ciclos son fijos. Ellos se definen por el primer impulso permitiendo al punto, pensamiento y corazón de Dios, de exteriorizarse en el círculo.  Las formas son basadas y creadas por distintas vibraciones de la Luz. Yo debería decir de las Luces.  Existe, en efecto, tantas Luces que dimensiones.  Según vuestra terminología, la Luz física no es la Luz astral.  La Luz astral no es la Luz causal.  La Luz causal no es la Luz de la quinta dimensión.  Las reglas de propagación de la Luz obedecen a las leyes inherentes a las dimensiones. 

Existen límites de propagación en velocidad, intensidad y dirección para las Luces.  Así pues, en encarnación, entre las gentes de todas razas y de todos orígenes, encontrar la Luz corresponde a la irrupción de la Luz inmediatamente arriba en el espacio dimensional de vida considerada. 

Las propiedades inherentes a cada dimensión de la Luz (y en particular de la dimensión inmediatamente superior a la encarnación), es de provocar una modificación brutal de los campos de forma y de eso que subtende vuestra forma en encarnación que ustedes llaman ADN.  La evolución es gradual pero cíclica.  Estos ciclos son definidos de manera geométrica según eso que podría uno llamar tiempo y espacio, no siendo asimilable a eso que podrían llamar vuestro tiempo donde los eventos, por naturaleza cíclicos, concernientes a los orbes planetarios y a las radiaciones de los soles, vienen a resonar juntos, permitiendo a la conciencia y a las conciencias en una forma, pasar a un nivel superior a ese en el cual evolucionaban.  Como ya saben, están ustedes en este momento. 

La particularidad de este momento está bajo la influencia de un cierto número de movimientos llamando a una destrucción de eso que está construido anteriormente. Eso es válido en los mundos de la encarnación como en los mundos de gradación dimensional mucho más elevada. La palabra destrucción no debe tomarse en una acepción polarizada negativamente. Muy al contrario.  Toda destrucción de forma consigue una nueva forma de la misma manera que, cuando vuestra Esencia abandona un cuerpo y una función de forma a la cual estaban adheridos por proyección al interior de ella, de su banco de memoria, saben pertinentemente que esta forma no es eterna.  De la misma manera, las dimensiones que a ustedes les parecen como no eternas, pero lo son.  Solo es la conciencia la que cambia de punto de vista.

Las leyes de la atracción, en vuestra dimensión encarnante, fueron que ustedes estén apegados a la forma.  Eso es querido pero ustedes están en el final de la forma.  De la misma manera que numerosas civilizaciones nacieron, han crecido y están muertas sobre este planeta, la humanidad tecnológica (donde han utilizado de manera abundante los recursos de la materia) hoy ha llegado a su término.  No deben estar apegados a las formas, cualquiera que ellas sean, también a la vuestra a la que crearon en los distintos campos posibles de la encarnación.  No se trata de ninguna manera de una tragedia (en el sentido donde sus ancestros lo entendían), aún menos de un castigo (respecto a las intrigas de algunos), más bien de un salto evolutivo.

No vean en ningún caso los errores probablemente cometidos por algunos, aún menos aquellos que ustedes se atribuyen a sí mismos. Estos no existen. Solo existe la expansión continua y la contracción de la consciencia.  Como lo han dicho y repetido de muy numerosos grandes seres venidos sobre este mundo: ustedes no son eso, ustedes creen serlo y entonces se apegan. La primera cosa que una Luz encarnada se apercibe en los mundos de la encarnación cuando ella deja la encarnación es que ella entra otra vez en verdad y que sale de la ilusión. Extraerse de la ilusión es el objetivo de la expansión.  La integración de un nivel (o de una gradación dimensional inferior a una dimensión dada) consiste en retirar de este la consciencia. Así pues, en la etapa llamada la muerte, piensan que son ustedes quienes se mueren pero en realidad se trata de la ilusión que muere.  Ustedes están en una matriz, no son la matriz.  La única realidad es la expansión de la Fuente.  La dificultad reside en el lado difícil de la desprogramación de eso que creen ser.  En el caso de la muerte eso es simple ya que el mundo desaparece de un golpe.  En el proceso de fin de ciclo, el mundo no desaparece, es el transforma ante sus ojos.

Están pues ustedes a caballo de dos posibilidades dimensionales y tienen la elección de seguir a una u a la otra.  No deben pues emitir absolutamente la menor inquietud o agitación por este proceso que llega ahora a su término.  Esos ciclos han estado grabados en todas las épocas para todas las civilizaciones habiendo dejado marcas en este planeta.  Corresponden a la precesión de los equinoccios, llamada en este sistema solar, la respiración de Brahma, durante 52mil años. Ustedes han acabado un ciclo.  El mundo manifestado también ha llegado a su término.  Este conocimiento existe desde siempre.  Las destrucciones son llamadas, las creaciones, desde el otro lado.  En estos períodos de cambios dimensionales cada cosa, cada ser, cada consciencia está en el lugar perfecto que ella debe ocupar.  No hay al respecto ninguna duda.  La duda, si existe, está ligada únicamente al miedo de la destrucción de la forma.  Las encarnaciones extensivas llevadas a cabo en esta dimensión resultan siempre de eso.  Una vez estando en el otro lado, las cosas se les aparecerán como eminentemente diferentes.  Eso que se expresa en ustedes como aprehensiones, duda, no son más que una parte limitada de su identidad.  Existe en ustedes los sectores de inmortalidad donde la consciencia es total, donde le conocimiento es total.  El proceso de despertar consiste en revelar y en develar esos sectores.  Esos sectores, independientemente de crear las condiciones de consciencia particulares vinculadas a la noción de alegría, de inmortalidad, de transcendencia, son por lo tanto los elementos que vienen, en el momento oportuno, a fin de hacer desaparecer el miedo a la destrucción que no existe en ninguna parte. La muerte, tal como ella es vivida en vuestras encarnaciones, corresponde a la desaparición de una forma o del mundo, permitiendo la salida de la matriz.  En cada salida de la matriz ustedes ganan en Luz, mismo si caen otra vez, ya que la experiencia está más allá de la connotación de felicidad o desgracia: ella aumenta, un poco, la cantidad de Luz.  El movimiento de la consciencia pedido en esos momentos de cambio de gradación dimensional que debe observarse es el de girar, lo más posible, vuestras actividades dichas de vida sobre vuestra interioridad.  Ustedes recordarán (eso es válido en vuestra civilización pero también dentro de otras civilizaciones, en ese mismo ciclo dimensional, hoy desaparecidas, mayas, aztecas, egipcios y bien otros) que esas civilizaciones han intentado, cada una a su manera, en el momento de su desaparición, de hacer creer al conjunto de las gentes que había otra cosa que lo espiritual. Eso es falso.  Vuestro mundo no escapa a la regla.  Ustedes están llenos de imágenes falsas.  Están llenos de deseos creados por todas partes.  Son alimentados con fantasmas aún más irreales que su vida.

El sentido del despertar de consciencia que permite la integración dimensional superior es de voltearse, de regresar hacia el interior.  Esta revocación hacia el interior no es solamente eso que llamarían meditación o rezo.  Es más bien una dinámica donde vuestra consciencia se vuelve hacia el camino interior en el sentido más amplio.  Eso se refiere tanto a algunas formas de sueños (que de hecho son la realidad) que vuestra aptitud para observarse, para observar la forma en que funcionan y a desacoplarse de las creaciones absurdas del final de ese mundo.  La solución es por lo tanto interior y exclusivamente interior.  El lugar de la supervivencia y de la memoria está en el centro de la forma que ocupan. Hay allí la totalidad de los mundos aún no revelados, y no en otra parte, sino en el centro.  Les corresponde a ustedes, por un acto de adhesión, de volver lo más pronto posible vuestra consciencia hacia el interior, en ese nivel está, la única llave posible para la gradación dimensional.  Por relación a esos mecanismos de los que acabo de hablarles, si hay preguntas que resten, de manera general y sobre todo no individual, estoy dispuesto a intentar responderles por un lapso de tiempo relativamente corto.

Pregunta: ¿cuál es la mejor manera de vivir esta revocación interior?
Es una gimnasia hasta cierto punto a la vez de su mental y a la vez de su conciencia. Concédanse momentos de silencio exterior. Concédanse momentos de repliegue de este mundo. No hay sin embargo que hacer nada en este mundo sino tomar conciencia de este interior. Todo se hace en sus vidas para alejarles del interior. Absolutamente todo. Eso se quiere. No se trata de cualquier fuerza que llamarían negra sino simplemente de una fuerza de resistencia, muy  lógica.

Pregunta: dijeron: “una vez del otro lado las cosas  aparecerán a ustedes como eminentemente diferentes”. ¿En qué serán diferentes? En su desarrollo, sus colores, sus formas, sus manifestaciones.

Pregunta: ¿en qué eso será diferente en el desarrollo? En el desarrollo de la vida ella misma. Pero todo será eminentemente diferente. Ninguna señal que conocen existe y con todo vuelven a entrar en ustedes. No puedo darles una descripción distinta de la descripción general que hice en cuanto al proceso.
Pregunta: ¿habrá seres de 5ª, Dimensión presentes para ayudarnos a comenzar esta nueva vida? Y bien de otros. En estos finales de ciclo solo hay los seres de 5ª, dimensión que cruzarán. No olviden que la gradación dimensional que les hace salir de esta dimensión de encarnación se acompaña de una desaparición total de lo que les impedía ver. Así percibirán, por distintos canales, la presencia de lo que es llamado  “hermanos del espacio”, “Intra-terrestres”, “arcángeles”, “ángeles”, bajo distintas formas, de distintas dimensiones, que serán visibles.

Pregunta: ¿Esta revocación realizada corresponde a reencuentros? Eso es la palabra totalmente adecuada.
Pregunta: ¿Es exacto que determinados Elohim habrían caído? Algunos de ellos, en esta encarnación, decidieron ir aún más lejos en el proceso llamado la caída pero que no es una caída al sentido donde lo oyen. Se trata de una pendiente en las esferas aún más encarnadas y aún más densas que las que ustedes experimentan. Sin embargo, la memoria de lo que ellos son, un día, en otros lugares, se revelará. No hay caída en sentido negativo. Así como usted cayó en esta dimensión. Esta caída no es ni un castigo ni una molestia. Es una experiencia

Pregunta: ¿Para vivir esta nueva vida necesitaremos un aprendizaje o eso será instantáneo? En todo nuevo proceso existe un aprendizaje. Sin embargo eso será, en cualquier caso, reencuentros pero de la misma forma que en cada despertar cada mañana, hicieron el reaprendizaje de lo que son.

Pregunta: ¿El cero matemático sería el arquetipo de Dios representado por el punto? Eso es el mejor enfoque en el mundo personificado en el cual viven.
Pregunta: hablaron “del Amor de Dios” y “el pensamiento de Dios”. ¿Son 2 esferas diferentes? Sí. Eso se incorpora a la interrogación anterior. Tienen lo que se llama la emanación más alta: en lengua sagrada eso se llama a Kether, la corona existente en los 4 mundos: mundo de las emanaciones, mundo de la creación, mundo principal y mundo original. Se podría pensar que eso es la Fuente. Pero más allá de eso se encuentra algo que se llama “lo que está más allá de la Luz: Ain Soph Aur”. Eso no puede llamarse diferentemente que “lo que está más allá de la Luz”. Se trata del pensamiento de Dios.
Pregunta: ¿toda creación y toda emanación desciende de este pensamiento de dios?
Sí.

Pregunta: ¿Es Ain Soph Aur  lo que debemos encontrar en nosotros mismos?Conténtense de encontrar su Fuente, es decir, Kether.
Pregunta: Dijeron “Tener conciencia de nuestra individualidad”. ¿Esta misma conciencia existe en la esfera del pensamiento de Dios? No puede ser diferente.
Pregunta: ¿Podrían hablarnos de Dahat? Es un lugar nada del cual puede decirse. No estoy  allí tampoco para expresarme sobre este concepto. Están en un final de ciclo donde muchas cosas vinculadas al conocimiento les aparecerán pero esperen  a que este conocimiento aparezca. No vayan a buscarlo exteriormente, ya sea en los libros, ya sea en los modelos, les repito que todo esto está dentro ustedes.
Pregunta: ¿Desde su punto de vista, qué es lo que obstruye hoy más el acceso a nuestra interioridad? Eso podría ser diferente para cada uno y cada una de entre ustedes. Sin embargo, reiteraría mi respuesta, al decir que el mundo está hecho para desviarles del interior y en particular el mundo tecnológico en el cuál viven.
Pregunta: ¿Podrían informarnos sobre la Jerusalén celestial?
Simplemente 2 frases: Jerusalén celestial es un arquetipo. Su aparición firma el final de un tiempo. Es la búsqueda de su eternidad y su Fuente. Es un vehículo transdimensional construido de tal forma que pueda aparecer a la conciencia en algunas fases, tal como eso estuvo en la inicialización de ciclos en el cual están, empezando hace 52.000 años.
Pregunta: ¿Este arquetipo se presentará bajo una forma particular? Se trata, por algunos lados, de lo que llaman la paloma o la Merkabah. Es una nave de Luz.

No tenemos más preguntas. Les agradecemos. Reciban homenaje y saludos. Terminaré sobre estas palabras: busquen dentro de sí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada